LA II REPÚBLICA Y… “MUCHAS OTRAS MÁS”

"PARTE I"

 

 

            ¿Si el hombre no sabe (ni quiere aprender) a gobernarse a sí mismo?... ¿Cómo va a saber gobernar a los demás?

            Pienso que sobre este punto de reflexión, podemos deducir los continuos y abundantísimos, casos de fracasos, de gobiernos; republicanos o no y por cuanto las similitudes de hechos que conozco, me confirman ello; puesto que el hombre en general, luchó y lucha por el poder. Logrado éste, degenera, se endiosa o lo endiosan, se inicia o aumenta la corrupción y al final… “todo lo conquistado se viene abajo” y cae en manos de otro continuador, que seguirá igual o parecido camino. Así lo dice la Historia.

            Me decido a escribir sobre “las repúblicas”, por cuanto en España, “el nefasto Zapatero”, actual Presidente de Gobierno, ha querido “desenterrar”, la no menos nefasta segunda República Española, pero no para que se sepa la verdad, “del antes, durante y después”; sino sólo y exclusivamente para atacar a quienes la derrotaron por las armas y más concretamente, a Franco y “el franquismo” (que hoy y afortunadamente ya no existe); sacando a flor de piel; todos los horrores que se produjeron en el bando franquista (que los hubo) pero no diciendo nada de los otros horrores del bando republicano, que igualmente los hubo abundantísimos. Por lo que sabiamente, este asunto, que “ya estaba bastante cicatrizado”, habría que haber fomentado su olvido y no como este nefasto gobernante ha hecho… o sea, abrir de nuevo viejas “y purulentas heridas tapadas con la costra del tiempo, pero aún y por cuanto viene ocurriendo, susceptibles de ser abiertas y que la pus siga agrandándolas”.

            Una vez la más terrible de todas las demagogias, surge desde el mismo poder dominante, precisamente con ese único fin… mantener el poder pase lo que pase y cueste lo que cueste… al final el miserable político que lo practica, sabe que él quedará impune y además, con las espaldas y el futuro muy bien remunerados[1]. Al final nada nuevo bajo el Sol… Y recuerdo al escribir el dicho que pronunciara “el rey Sol”… “Después de mi, el Diluvio”. Máxima expresión del egoísmo humano, pronunciado por quien se “cree el dueño de una nación y por designio divino”.

            Hablemos pues, de repúblicas; pero de todas y cada una de las repúblicas conocidas o “famosas”; y que como veremos, proliferaron y lo siguen haciendo… por todo el mundo conocido. Empecemos por las que “nos son” más afines y en las que se basa nuestra continuidad actual. Y recordemos, por cuanto y como primera figura de nuestro saber, lo requiere; puesto que se trata, nada menos que de Sócrates: que es asesinado por “su propia y minúscula; república ateniense”; y era considerado como el más sabio[2] de toda su época y además, pacífico en un grado máximo. Hablemos de todas las que “podamos desenterrar” y digamos lo que sabemos o creemos saber, sobre la base de los investigadores y arqueólogos; que tanto nos han dejado y no paran de investigar y descubrir… “pues ellos han averiguado hasta donde meaban y ciscaban en aquellas repúblicas”… “tales han sido las auptosias o disecciones que han logrado hacer, de los hombres de aquellas sociedades y sus comportamientos”.

            Resumo sobre la base de lo que he leído y el que quiera saber  más, que lea, puesto que  hay “montañas” de papel, escrito sobre todas ellas. Y yo no trato de “subirme a ninguna cátedra, que por otra parte me es indiferente y no la necesito”.

            Griega o “griegas”: Que en realidad fueron en mayoría, pequeñas repúblicas o “ciudades repúblicas”, que si  bien tienen un esplendor y “paren” los sabios, de que aún “nos alimentamos”. Como gobiernos, ya lo he dicho: llegan a la  iniquidad de condenar a muerte al más grande de sus hijos (Sócrates) el que es condenado a muerte, por que aquellos brutos, dicen que… “está pervirtiendo a la juventud”. Al final todas estas “mini-repúblicas”, acaban en manos de Alejandro Magno (“o el grande”), que es quién lleva a Grecia, al mayor esplendor o expansión que nunca conociera; por tanto terminan todas,  en  manos “de un dictador”; que muerto muy joven, deja “poderosos” a sus generales y más íntimos colaboradores. Todos ellos, “lucen corona” y tratan de afianzar sus dinastías y de república ninguno (que yo sepa) “quiere saber nada”. Luego “vendrán” los  romanos, pero ya en su imperio, e irán conquistando todo lo que queda de estas dinastías “reales”, de los griegos sucesores de Alejandro; incluido  el  Egipto de “los Tolomeos”.

            Etruria o Etrusca: Esta república, que se compone en su mayor esplendor o poderío, de “una docena de ciudades” y en cuyas “asambleas”, cada cual “toca su pito”; decae y se auto destruye y es rematada, por la que la va a sustituir, o sea la de Roma.

            Romana  o ROMA: Bien es cierto que recoge el saber de los griegos, el de los etruscos y de otros pueblos que va conquistando (destruye lo mejor de la sabiduría de Egipto y lo convierte en “simple granero imperial o provincia romana[3]”). Y es cierto también, que el modelo que instituyen, es similar al que hoy rige (“y lo de regir, es un decir”) por casi todo  el mundo;  ya  que se basa en un Estado centralizado; provincias, municipio, senado o parlamento y así hasta los concejales de  ayuntamiento; pero todo controlado desde la metrópoli. ¿Pero cuando llega su grado de  mayor poder e influencia en  el mundo? (que reitero aún sigue  influyendo en el resto del mundo, por sus leyes y normas)…  pues lo logra, con un emperador, al que incluso diviniza el “pueblo romano”; ya que es Augusto, el que logra dominar y gobernar, tras largos períodos de “guerras civiles” y masacres de todo tipo y así pasa a la historia, como “el más grande de los gobernantes del mundo de su época y posteriores”. “Se resume ello con su paz romana”. Tras él, vienen las perversiones, las decadencias de unos y otros (“salvo destellos”) y Roma, al final cae y “desaparece”, invadida por los denominados “Bárbaros del Norte”, que de republicanos tampoco tienen nada. Incluso y bastante después, la parte oriental, de aquellos bizantinos (que fueron imperio y no quisieron saber nada de república) y sus “famosas discusiones”, mientras los turcos se preparan para “acuchillarlos y hacerlos desaparecer”… y desaparecen totalmente, puesto que debido a esa debilidad; se imponen los nuevos “señores”, que amparados en su  profeta (Mahoma) imponen (no una república) sino otro imperio, donde el absolutismo es feroz y esclavizante y “deja en mantillas” al de los romanos, que indudablemente fueron grandes en muchas cosas.

            Y  así desparece la que fuera invencible “Roma”, que luego y muchos siglos después y en su territorio; nacen de nuevo “las ciudades  estado” y pequeñas repúblicas (salvo Génova y Venecia); que en realidad no lo son, puesto que son “estados” totalitarios y donde manda… “el de siempre”, o sea el dinero… que fue  el que en realidad mandó siempre  en  Roma… “si no, investiguen los capitales inmensos de los que llegaron a sentarse en la silla o “sillas” del imperio”… se asombrarán, de lo que llegaban a tener y como  lo emplearon.

          Y así y tras otros cuantos siglos, se llega a la nueva “unificación”, pero bajo el cetro de un rey, al que luego sustituirá un dictador (Mussolini) que es el que vuelve a situar a Italia, entre las potencias del mundo; ya que “su sueño”, era tratar de emular al fenecido “viejo imperio romano” y de ahí, sus expediciones y conquistas en Libia, Abisinia, Eritrea, Albania, etc. Tras él, efectivamente; viene “una nueva república”, pero la que resulta una especie de “olla inmensa de grillos” (o cosas peores)[4] y que termina con el último presidente (Berlusconi) el  que terminará ante los jueces por sus muchas fechorías. Tan hartos están los italianos de “gobiernos republicanos” (o  mejor dicho, desgobiernos”; que allí se ha acuñado una frase que lo dice todo… “Cuando mejor funciona Italia es… cuando el Gobierno está dimitido”[5]

            La Inglesa: Cromwell (Oliver). Se une a los sublevados contra la corona inglesa, siendo rey Jacobo I y llega al grado de teniente general. Destrozado el ejército realista, hizo condenar a muerte (“con ley votada en el Parlamento”) al citado rey[6]; proclamó la república (“que sin la tutela de Cromwell no funcionó”) y harto de ¡aquella otra olla de grillos”: logró entonces; que una asamblea de representantes, lo reconociese como Jefe de Estado, con el título de “lord  Protector”; que no era otra cosa que asumir todos los poderes estatales e instaurar una dictadura… pero que curiosamente, va a ser la base del naciente Imperio Británico (en su mandato arrebata entre otras, Jamaica: posesión española). Cansado del poder absoluto y habiendo vivido el fracaso republicano; restaura la monarquía, en el  hijo del que; él, “había destronado y mandado ejecutar”, pero teniendo en cuenta todo lo ocurrido deja las cosas bien hechas. Ya “el rey no será lo que fue y será controlado por  el Parlamento”; y así, sigue[7]… lo que… “ni es república ni monarquía y sí, tiene de las dos cosas”, o sea un híbrido que se va manteniendo, pero que ya “no tiene apenas nada”, del Imperio que iniciara “el citado lord dictador”… “pero les queda el imperio del idioma, hoy su principal fuente de  ingresos”. Todo ello se debe a un dictador.

            La Norteamericana EE.UU.: Que tras escindirse de su metrópoli inglesa, realizan una constitución, “cuasi perfecta” y primera republicana del mundo moderno: pero que mantiene un siglo la esclavitud “oficial”[8] y luego termina conquistando y sometiendo a infinidad de pueblos, que sojuzga; y que no deja realizarse por sí mismos[9] y… donde “el imperio es el dinero” (también lo era en la propia Roma como antes afirmé), que seguirá siendo lo que impulsa las insaciables conquistas, fomentadas por una avaricia enfermiza, que como en todas las repúblicas; engaña al pueblo y lo mantiene sujeto, con los “trucos” de los romanos y “su pan y circo”; o peor aún, con los engaños, que ya describiera mucho antes… Platón, con su mito de “la caverna” y las modernas drogas, en las que hay que incluir ese engendro de proporciones ya incontrolables y que se denomina… “deporte”… y que es una aberración de lo que los sabios griegos idearon, para que el hombre, controlara y diera salida a sus “fuerzas animales”… fuerzas que, desgraciadamente salen centuplicadas en esos “nuevos circos”. ¿Qué como máquina de guerra y poder, vencieron en la I y II guerras  mundiales… pero por qué intervinieron, para ayudar a los europeos de forma altruista y para derrotar “tiranías”? Puede que  en parte, pudiera ser, pero lo principal de ello, fue y como  luego se ha demostrado…  Consolidar el nuevo poder mundial en forma de un nuevo imperio. “Nadie en este mundo da  nada a cambio de nada”.

            La Francesa: La que surge tras los enormes abusos, de  unos “borbones” caducos; se  desarrolla, o mejor dicho “muere en el desarrollo inicia”[10];  puesto que, y tras aquellos ríos de… “sangre y cabezas guillotinadas”; termina en un dictador (Napoleón) y que es, el que va a iniciar el imperio francés, y que curiosamente… es el que hace grande a Francia… “la que le paga, como siempre pagan los traidores”.[11] Después viene “lo que viene” y se sostiene por lo que aquel genio creó y hoy, decadente en extremo, tras una serie de nefastos gobernantes[12]… “republicanos”, está en una situación, que ya veremos como sale de ella y de qué forma y manera… puesto que al parecer… “Francia es ya el cadáver de  Europa”.

            La de la Rusia soviética o URSS: “Éstos” y encabezados por (Vladimir Ilic Ulianov); más conocido como “Lenin”; y bajo las doctrinas de  Carlos Marx y Federico Engels; prometieron crear “el no va más”, para situar en niveles ni soñados; al oprimido “proletariado” y para ello, realizaron la de nominada “Revolución bolchevique”; bajo la bandera del socialismo y así ocurrió,  y tras derrotar a los Zares (cuya última familia fue asesinada, para que no hubiera rastro de “herederos”); fue constituida la “U.R.S.S.” (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) y lo que luego se convirtió, en una tiranía similar o peor aún, que la que los zares practicaron[13]. Tan es así, que al cabeza de turno, se le conoció como “el zar rojo”. Tirano y camarillas, que se daban “la vida padre”, mientras el pueblo vegetaba y poco más[14]. Pero no fue sólo el pueblo ruso y demás satélites europeos o asiáticos, conquistados por “el poder comunista”, los que sufrieron mucho más que los que “quedamos”, en el “odiado sistema capitalista” (“que también hubimos de pasar lo nuestro”); sino que todos y cada uno de los estados en que entró “la bota comunista”, no se han  empezado a recuperar, hasta que tras… “la deflagración del propio sistema, que fue destruido por sus propias fuerzas negativas[15]” (1989)… entraron; o volvieron de nuevo, al sistema capitalista y con ellos, todos los dirigentes “fanáticos” del comunísimo, que… ¡Oh maravilla y milagro!!... ¡¡Todos o casi todos y apropiándose de las empresas y bienes “del pueblo”, pasaron de la noche a la mañana; a ser capitalistas de primera línea!![16] No, no citaré ni a la  Cuba de Castro[17] (es el dueño de la isla y “capitalista” que aparece en las listas de “ricos del mundo”) ni a Corea del Norte o Siria[18]… éstos dos últimos, de tan socialistas como se han considerado, han dejado instituida la estirpe “real” (sin corona pero real)… puesto que hoy, “los soberanos”, son los hijos de los que instituyeron tan… “democrática y republicana forma de perpetuar la por otra parte, denominada república del pueblo y para el pueblo”[19]; o sea y lo de siempre: emplear al pueblo demagógicamente, para  llegar al  poder y luego instalados en el mismo, ejercer la máxima tiranía para perpetuarse en el buena vida y  que “trabaje la mas”. ¿El pueblo o los pueblos?... nunca “han pintado nada”; son y han sido siempre… “rebaños; llevados hábilmente a la estampida y al  matadero y sobre su sudor, sangre y lágrimas; erigirse todos y cada uno de los gobiernos iniciales, del signo que fueren… en esto, han sido igual, los reyes que los republicanos… al final todos somos paridos por mujer”. Finalmente, digamos que el actual primer mandatario ruso (“Putin”)… ha vuelto a adoptar o mantener, la “bandera imperial[20], o de los Romanov; e influenciado por lo que realizara el zar, Pedro I (“o el grande, de Rusia”) y como curiosamente, es nativo de San Petersburgo (que fuera, mandad  construir por Pedro I), creo que en el fondo de su ser,  Putin; ya  se cree el nuevo zar, “de todas las rusias y padrecito de todos los rusos”; tan es así, que ya ha entablado buenísimas, relaciones con el otro poder “de siempre”… o sea la iglesia Ortodoxa Rusa.[21]

            La de China: [22] o República Popular  China: Primero se proclama la misma y simplemente como República China, en 1911 y curiosamente; tras la decadencia de la dinastía[23], que la lleva al máximo esplendor y la deja, igualmente… en la peor de sus decadencias[24].

            Tras toda esa odisea; les vendrán las posteriores de sus guerras civiles y “hambres inmensas”; hasta que Mao Tse-tung y tras “su larga marcha”; consigue conformar la que actualmente es; “República Popular China”;  y que llega a tener hasta “su arsenal atómico, antes de cubrir las necesidades básicas del pueblo”. Pero  Mao no soluciona los enormes problemas de ese inmenso pueblo (hoy son más de mil doscientos millones de habitantes)… “puesto que  el comunismo no soluciona totalmente nada[25]”. Y así y tras serles devuelto Hong-Kong[26]; los goberantes chinos  y con la “lapidaria frase” del actual “emperador”, Deng Xiaoping (“no importa si el gato es blanco o negro… si caza ratones”)… se empieza a transformar el inmenso país y vuelve a lo que fue siglos pasados, o sea, a ser otro país capitalista… si bien mantienen “el barniz” comunista aunque este es eso sólo “un barniz”, puesto que hoy (lo he visto en un documental) el funcionario político, en una “empresa capitalista”; gana quince o veinte veces (o más) que los productores de “su empresa”, los que (hay que decirlo); pese a ello; “hoy comen mucho mejor y tienen mucho más que con el sistema comunista”.[27] Con  el control de “la producción y los salarios”, logran inundar los mercados, puesto que el pueblo chino, sigue siendo “lo dócil de siempre”[28].

            En resumen, que; al degenerar el Imperio (en el cual es precisamente, donde China hace inmensa y con un poder enorme, como primera potencia mundial, de su tiempo: Dinastía Tsing) “los nuevos mandatarios”; optan por el sistema “republicano”… y el que termina… con dos dictadores (Mao y Chiang Kai-shek): el uno que se queda como dueño de la inmensa China  continental y el otro que se hace, igualmente dueño, de Formosa e islas adyacentes; bajo  “el patrocinio del nuevo imperio norteamericano”. Es por lo que prospera enormemente bajo el sistema capitalista. La China “de Mao”, hoy; sigue siendo; una dictadura y que del más ortodoxo comunismo; ha pasado a un nuevo sistema, cual es… el que pudiéramos denominar cómo… “comunista-capitalista”. O sea que para crear “bienestar”; han tenido que volver al capitalismo, “similar” al del viejo Imperio (“pero sin mandarines imperiales”)… y donde hoy mismo, “los sueldos tienen distancias siderales entre unos y otros chinos”. O sea, “lo de siempre”.

            La de India o el Indostán del Imperio Británico: Puesto que es “la corona y el Imperio Inglés”, los que a lo largo de casi dos siglos, de dominación de ese  enorme “subcontinente”[29] y tras ir  “dominando”, a los varios cientos de  “reyezuelos”, en que se componía ese inmenso territorio; lo conforma como Estado (“o estados: no quiso que fuese uno sólo[30]”); “les da la independencia” y tras ella, se conforma lo que será en principio, la república de  la “Unión India y dos más”… Que de unión tiene poco, ya que muerto (“asesinado por un sicario de la república”) Gandhi, que fue el verdadero artífice de esa independencia. Las luchas intestinas, que desde tiempo atrás vienen provocando masacre tras masacre; desembocan en una  guerra fraticida que derrama ríos de sangre y se producen éxodos, de pueblos enteros; lo que representa caso único en los tiempos modernos. Todo lo cual termina (y lo de terminar es un decir[31]) en que hoy son tres los países, lo que entonces “eran uno sólo” y concebido por el Mahatma Gandhi; que se equivocó totalmente, confiando en “sus  herederos”; los que lo manipularon o emplearon miserablemente, hasta que lograda la independencia; consideraron que ya no era necesario… lo asesinaron.  No podían juzgarlo como hiciera Atenas con Sócrates… “simplemente le pegaron un tiro en la barriga”; y no tuvieron la piedad necesaria para esperar  su muerte natural, que por ley de vida; no tardaría en recibir… aquel anciano de setenta y nueve años. Para mi, éste crimen es igual  o similar, al que hacen con Sócrates o Cristo[32] “El gobierno mata a sus mejores hombres y ocurre siempre o casi siempre; puesto que a los gobiernos, no les interesan inteligencias claras y que con sus prédicas, enseñen a las masas a pensar como individuos y no como borregos”.

            Han transcurrido casi sesenta años desde aquellos hechos y… ¿qué ocurre hoy? Ocurre y ya es historia; que India y Pakistán, siguen en guerra desde entonces; que ambos ya tienen hasta “la bomba atómica[33]”; pero que pese al tiempo y a la independencia: social y económicamente han prosperado, “los de siempre”; siguen mandando “los ricos y poderosos”. El pueblo en masa, sigue en la miseria y lo más vergonzoso  aún, o sea; “que el sistema de castas” y que Gandhi quiso eliminar, sigue imperando y la más baja de ellas (los intocables o “parias”) siguen en ese atroz estatus social, del que y aunque lleguen a cargos políticos de relieve, reúnan fortunas destacables… pero, “la clase dominante y basado en una religión incomprensible”… en el tercer milenio de “la era de Cristo”; mantiene, las divisiones de hace milenios… ¿entonces, para qué han servido las repúblicas indostánicas[34]?... para nada, o para tan poco; que apenas si es significativo en la profundidad y dignidad del ser humano… puesto que… “lo primero que proclaman las repúblicas es; que todos somos iguales ante el Estado y sus leyes”. O  sea, una más de las innumerables mentiras y corrupciones, con que se gobierna.

            La de Alemania (Weimar): Y el consiguiente tirano (Hitler) y todo cuanto lió este loco sanguinario y que terminó en las masacres norteamericanas, sobre Hiroshima y Nagasaki, amén de otras ciudades europeas (alemanas) que fueron incendiadas y que ardieron como teas[35] “vivas” y otras muchas que sin ser devastadas así, lo fueron por las enormes cantidades de metralla que cayeron sobre ellas y las masacres consiguientes.

            Y he citado a las dos ciudades niponas, relacionando a Hitler en aquellas masacres, por cuanto si Hitler empieza la denominada  “gran guerra”, en Europa invadiendo Polonia. Como forma un “eje” con Mussolini y el Imperio Nipón. Este último declara la guerra a Estados Unidos y todo lo demás… “ya es historia sangrienta y que en la denominada II Guerra Mundial, llega a extremos aterradores[36]”.

            Pero antes de todo ello, recordemos la otra  “gran guerra” o I Mundial (1914 – 1918) y en la que va a quedar “aplastado” el Imperio Alemán y su Káiser[37]. Tras ello y en 1919, es sancionada la constitución y se forma la primera República de Alemania. Como  ello ocurre en la ciudad de Weimar; toma el  nombre de ésta ciudad de la Alemania oriental (Turingia). La mentada República, no logra “levantar a la sometida Alemania” y se debate en crisis  constantes y que llevan a las terribles devaluaciones de moneda y que sabemos… “para comprar un kilo de pan, se necesitaba igual peso en billetes de aquellos marcos, que llegaron a no valer nada o casi nada”. O sea, que la República  alemana, no es capaz de insuflar lo que el pueblo alemán necesita  y ella misma, crea “su propio caldo de cultivo para disolverse y desaparecer”, Así transcurren catorce años, en los que ya Hitler, ha sabido organizarse y preside el denominado  “Partido Nacionalsocialista” (su partido) y al frente del mismo y; “por las urnas” (no necesitó dar golpe alguno: “salvo los de las guerras internas”) llega al poder (1933). Al siguiente año, se hace  nombrar “Führer” o caudillo; instaura su dictadura con su único partido y empieza a operar, invadiendo “todo  lo que le dejan”… pero igualmente y antes de ello, ha sabido tomar las medidas que el pueblo alemán necesita, para seguir trabajando, crear riqueza e iniciar una prosperidad, que han perdido hace lustros. Todo lo cual, hace que “Hitler sea endiosado, por la mayor parte del pueblo alemán”; el que (en principio) no tiene ni la  más somera idea, de lo que éste hombre trama y que  va a afectar a todo el mundo[38]. Pero “el monstruo” (no lo olvidemos) “nace y se desarrolla”, sobre la base de unos gobiernos republicanos, desastrosos y que crean  el ambiente propicio, para que “el pueblo busque y reciba con los brazos abiertos “al salvador de turno”, el que es cierto… “de momento salva al pueblo alemán”… pero luego después, lo lleva a un desastre mayor que el anterior, tras la I Guerra Mundial, puesto que si en  la primera se pierden territorios y colonias; tras la II, van a perder gran parte de Alemania, que “se la apropia Rusia, o mejor dicho, “la URSS”; y que va a dejar lastrada a la nación alemana, durante más de cuarenta años. Pero Alemania “se va a levantar de nuevo”. Pero lo va a hacer, no por su propio esfuerzo (“aunque en gran medida lo sea”) sino por la ayuda y patronazgo del nuevo imperio mundial (“EE.UU.”) que, les “coloniza militarmente” y les ayuda a levantar sus industrias, imponiéndole también la instalación de la norteamericana. Y debido a lo admirable y disciplinado que es el pueblo alemán y como ocurriera en la nefasta época hitleriana… “en pocos años, otra vez se convierte Alemania, en una potencia mundial”… lo que curiosamente logra mucho antes, por cuanto al tener prohibido el tener un ejército propio; todos sus recursos van a ser para engrandecer a la nación sin las  enormes cargas militares y aún, teniendo que pagar las indemnizaciones de guerra que se  le impusieron y que las han pagado.

            Hoy esa II República, se mantiene aún boyante… “pero ya hace aguas, hace bastantes años y por cuanto, las cargas que han  ido imponiendo, los malos administradores de los inmensos bienes alemanes; no han podido (o sabido) equilibrar las consecuencias, de una población envejecida;  una falta enorme (desde hace muchos años) de natalidad[39], y de la enorme  cantidad de inmigrantes (hoy la mayoría, turcos musulmanes) y todo ello crea tensiones que ya veremos como acaban”… puesto que hoy, Alemania; ha sido denominada como “la locomotora de Europa”… y si esa economía se  viene abajo, el resto de europeos lo vamos a sentir…  “Esperemos que la disciplina alemana, vuelva a su lugar. Y al parecer, lo va a intentar, precisamente una  mujer”… la primera mujer que en toda la historia de Alemania,  llega al máximo  poder político…  “que  los dioses la iluminen”.

            ¿Qué no hay corrupción en Alemania?... Recordemos  lo ocurrido aquí en España con un embajador en la época socialista de Felipe González (el que recibiera “todo tipo de ayudas e inmensas cantidades de dinero: de su homólogo alemán, para poder llegar al poder en España”)… y  últimamente, el que ha sido; el último primer ministro de la República;  el que antes de irse, ya ha “solucionado su retiro”. Y hoy (“no nos asombremos, el capital no tiene bandera”) dirige, nada menos que la principal (o única) compañía que  maneja las inmensas riquezas en hidrocarburos, que posee “la Rusia de Putin”… o sea, lo de siempre… “todo se compra con dinero” (Aristóteles Onassis: y es parte de su lapidaria sentencia)…. Completa;, hay que añadir… “y lo que no se compra con dinero… se compra con más dinero”.

            Es cierto, sin embargo, que en la Alemania  “moderna”; no salen “a la luz”, muchos grandes escándalos, por lo que o no existen en cantidad… “o lo saben hacer tan tapado, tan tapado; que no nos enteramos de apenas nada”… pero y como dicen los gallegos sobre “las meigas” ( o brujas)… “haberlas háilas”.

            Y como final: la II República Española, que es lo que  motiva éste bastante largo; “y apretado boceto: que el que quiera puede ampliar enormemente”.

            Y es claro que en primer lugar, hay que citar “al nefasto Franco” y lo entrecomillo adrede, puesto que lo he dicho infinidad de veces y lo reitero hoy… ¡¡Franco no es una causa, sino el efecto de las causas que provocan y acumulan los malísimos gobiernos anteriores y que terminan con los de la nefasta II República Española!!... tras el que viene… “Lo que vino en tantos otros países” y de lo que aquí se ha dado un boceto muy extractado.

            Veamos de aclarar ello y ateniéndonos a los hechos generales; y olvidando los particulares… puesto que he de decir que yo… soy “huérfano” precisamente por esos nefastos hechos, que tantos españoles padecimos en uno u otro bando... ¿…?

            ¿Es Franco el que inicia y capitanea la sublevación militar?... ¡No!... luego entonces no es la primera figura que habría que citar, siempre que se hable de ello; y sin embargo y debido a la demagogia actual, es siempre el primero “en aparecer cuando se habla  del fracaso republicano”.

            Y no, “Franco es el tercer hombre (o general: antes de él hubo dos generales o “caudillos”)” y el que por “las circunstancias que fueren”; le ofrecen el mando y él lo acepta, tras haber intervenido como general y firmado documentaciones en nombre de “la República”… ¿Hombre providencial, según  algunos o maldito según otros?... “cada cual lo calificará según sus propias deducciones o más bien basado en sus odios o sentimientos afines[40]”, pero muy pocos entenderán que es un hombre, que por lo que sea… “Destino, Dios,  la casualidad, o como quiera denominarse”… “se encuentra en el lugar idóneo, en el momento oportuno y con la posibilidad de tomar una decisión, que es tomada con todas sus consecuencias”[41]; el resto ya es historia y mal que le pese a quienes no la entiendan… pues tristemente los hechos ya no tienen “vuelta atrás” y la verdad será la verdad, y más tarde o más temprano se sabrá, aunque sean extranjeros los que la certifiquen con toda fiabilidad.[42] Los españoles y más aún los nefastos gobiernos, no se preocuparán nada más que de lo que tratan siempre, derribar al que manda para ponerse el que está fuera del mando y “del gran pesebre nacional”… “lo de siempre”… Tristemente lo de siempre.

            Por ello y en lo relativo al “antes, durantes y después de  Franco”…  lo tengo reflejado en múltiples escritos y de diferentes formas o maneras; pero llegando a esa conclusión real y bajo mi leal saber y entender… como todo lo que he referido y que he leído y estudiado. Sobre la base de; mis propias experiencias (que son muchas y dolorosas) lo que han escrito otros… o lo que aportaron las investigaciones efectuadas por mentes privilegiadas y a las que debemos todo lo que sobre sus trabajos aportaron, detallando lo suficiente, para que nos “aproximemos a la verdad”… el que quiera verla… que hoy y pese a la enorme demagogia… está bastante clara.

 En mi web (www.jaen.ciudad.org); se pueden ver todos esos textos, sobre la realidad de aquella nefasta República… proclamada ilegalmente en 1931… Y digo y mantengo lo de ilegal; por cuanto el sistema anterior, no fue rechazado por el pueblo en forma “civilizada”; y  en un plebiscito como legalmente debiera haberlo sido. Como igualmente tampoco aceptó el impuesto por aquellos agitadores republicanos; que aprovecharon “la situación”, para conquistar el poder (que es de lo que se trata siempre)…  “el pueblo les volvió la espalda, tan pronto se dio cuenta de que; lo que  le habían prometido todo era mentira… puesto que era prácticamente, el clásico; “quítate tú para que me ponga yo” (o sea lo de siempre y muy viejo en la historia del hombre). ¡Y no… no trato de justificar y menos defender, a los también nefastos gobiernos de la monarquía borbónica, que fueron los desencadenantes de todo lo que ocurriría después[43], al huir vilmente; el cobarde Alfonso XIII, el que se marcha a Roma, a vivir “su dorado exilio”; y  deja a los españoles, al albur de “su negra suerte”[44]. Es por lo que mantengo “mi tesis”, que se sintetiza con la siguiente frase… “España y los españoles de su tiempo, tuvieron la desgracia de ganarle la guerra a Napoleón”.[45] Y es curioso… “no he oído ni leído,  el que nadie reparara en estos detalles históricos, por demás”.[46] Y  que yo “los veo” de una claridad y naturaleza que invito a que me sean refutados, con contundencia… no “con soflamas”.

Y  como final. Podríamos seguir hablando de  muchas otras repúblicas “más o menos modernas e incluso actuales”, pero considero no es necesario ello, puesto que sería decir las mismas o similares cosas; “salvo alguna excepción y que habría que examinar con lupa”. Que el interesado analice lo que sepa o investigue por  sí mismo lo que le interese… “hay campo inmenso y al alcance de cualquiera que quiera estar informado”.

             Todo ello nos dice bien a las claras, “las  inmensidades de latrocinios y todo tipo de corrupciones y degeneraciones”; que hay ocultas y que nunca se van a saber; puesto que el corrompido, ya procura  corromper a los suficientes y necesarios a sus fines, para que “pringados todos”; unos se tapen a  los otros: y eso lo estamos viendo desde que… “sabemos ver y analizar”.

LOS TRES PODERES DE MONTESQUIEU (Legislativo, ejecutivo y judicial); y que efectivamente y como democracia moderna: son el “menos malo de todos los demás sistemas de gobierno (como dijera o afirmara; Churchill[47])… ¿pero cómo pueden sostenerse y más aún… mantenerse?  Siempre tienden  a mezclarse y corromperse. ¿El pueblo? ¿Cuándo ha contado para algo, salvo en muy reducidas asambleas? Siempre ha sido dominado, corrompido, anulado, o incluso esclavizado y de múltiples formas y maneras… diciéndole que era libre. Y lo engañaron y engañan con el voto, el que se sigue comprando como en la Roma (que al menos dejó la estructura civilizatoria en que está montado hoy, casi todo el “mundo político”)… la última de ellas; la actual. El brutal consumo, los espectáculos masivos, el constante movimiento de “locas masas”… ¿Se volverá otra vez a lo que sabemos de Roma… a los gladiadores[48], a las carreras de cuadrigas[49], donde se llegó a matar al auriga que “no gustaba al emperador”[50]?… muchas de las cosas que hoy ocurren, son “calcadas” a lo que de esa civilización conocemos. ¡El hombre no ha cambiado, o lo ha hecho tan sutilmente que no se aprecian cambios notables!... es más, en muchos de los valores de aquellas repúblicas (que los tuvieron y “aún ellos nos alimentan”), estamos en muy preocupante retroceso… “léase y estúdiese la Historia y se comprobará con pasmosa facilidad”… lo que fue y lo que hoy es la realidad, pese a las apariencias.

    Como igualmente y en lo relacionado con ESPAÑA, léanse los artículos y comentarios, que tras éste mío, insertaré al final y en los cuales, no faltan los comentarios efectuados por mí, en el momento en que consideré necesario, entrar en este demencial, asunto…  “provocado (lo reitero) por el nefasto Zapatero “y su zapatería”; y del que hasta este momento; no “se baja”, puesto que anoche mismo pude ver un documental sobre la época final de Franco[51]… “y todo lo que se cuenta es lo negro negrísimo de esos cruciales momentos en que y es verdad… todos los que éramos conscientes de lo que nos esperaba… teníamos miedo de que volviesen de nuevo los fantasmas y las guerras fraticidas”. Por ello y cuando nos llamaron a votar para elegir nuevo  gobierno… “en mayoría  mandamos a las izquierdas y a las derechas, a la mierda… y  elegimos al “pobre Adolfo Suárez”, el que quiso instaurar un sistema equilibrado, pero al que no dejaron vivir, hasta que lo echaron… sus propios “afines”… el pobre, hoy padece una terrible enfermedad que lo tiene totalmente anulado de “éste mundo”, en el que vegeta. Por ello y para cerrar este crudo relato… quiero rendirle homenaje y agradecimiento (ya lo nombré en uno de mis poemas y nada menos que al día siguiente de aquella importante votación nacional[52]); puesto que entendí que aquel hombre (“renegado para los acérrimos de Franco”) era el hombre providencial, para en paz y concordia, reconducir a España… no lo consiguió y debemos sentirlo profundamente. Pero hay que reconocerlo por cuanto significó.

 

Antonio García Fuentes

 

En la ciudad de Jaén: “cinco o, seis días de Mayo del 2006: Después y necesariamente tuve que “retocar: siempre ampliando, no borré nada de lo escrito”.

********************************

 

ARTÍCULOS Y COMENTARIOS QUE ARRIBA SE CITAN:

****************************

II REPÚBLICA ESPAÑOLA Y FRACASO DE LA MISMA: GUERRA CIVIL CONSIGUIENTE;  LOS CUARENTA AÑOS DE FRANCO, ETC.

 

***********************************

          Acabo de leer en Minuto Digital (07-04-2006), lo que copio abajo y que debieran leer todos los españoles... "que sepan leer e interpretar", puesto que el gran problema español, no son  los políticos... el gran problema español, fue y sigue siendo, EL  ANALFABETISMO y algo peor aún... EL ANALFABESTIALISMO. Por ello los demagogos, tienen un amplísimo campo en España. Hoy no hay ni las hambres ni  las miserias que provocaron aquella terrible guerra  (1934/1939)... hoy "estamos hartos de pan y gambas... coches que ni soñábamos, pisos y casas, vacaciones, ríos de alcohol y drogas... no falta nada... SALVO LO PRINCIPAL: EDUCACIÓN Y FORMACIÓN INTEGRAL, LO QUE  NO QUIEREN LOS POLÍTICOS, PUESTO QUE UN PUEBLO  FORMADO  NO ES MANIPULABLE... "de ahí que todas las leyes de educación o enseñanza sean demagógicas"... ¡Dejen al verdadero MAESTRO QUE ENSEÑE LO MEJOR QUE SEPA Y DENTRO DE UN ORDEN CONSTITUCIONAL!  

Antonio García Fuentes

    

COPIA QUE ARRIBA SE CITA:

 

Editorial
ZAPATERO: EL DESASTRE POR MODELO

A juicio de Zapatero, "muchos de los objetivos y de las grandes aspiraciones" de la II República, a la que definió como un "período de sueños y lágrimas", están hoy en "plena vigencia" y con un "alto" grado de desarrollo. "Es un buen recordatorio para saber que la España de hoy mira a la España de la II República con reconocimiento y, sobre todo, con satisfacción y orgullo.

  Conviene pues recordar que algunos de los más grandes intelectuales españoles de la época, más que orgullo, sintieron vergüenza, y más que satisfacción sintieron repulsión por aquella II República que ante todo fue un gran desastre para España y los españoles. Un desastre que Zapatero parece querer rememorar.   



Conviene pues recordar que algunos de los más grandes intelectuales españoles de la época, más que orgullo, sintieron vergüenza, y más que satisfacción sintieron repulsión por aquella II República que ante todo fue un gran desastre para España y los españoles. Un desastre que Zapatero parece querer rememorar.

Pío Baroja:

“Cualquiera que observa la vida española podrá ver que los actuales desastres que se han abatido sobre el país tienen origen en ciertos tipos ambiciosos; oradores, profesores y periodistas mediocres, que, aprovechándose del ambiente, han acarreado en colaboración con una ilusa porción del pueblo, un movimiento que no han sido capaces de dirigir y que se les ha escapado de las manos. En cinco años de gobierno republicano todos estos vanos e ineptos pedantes han estado jugueteando con España hasta que la han arrojado en su presente tristísima condición” (1937).

Ortega y Gasset:
Una cantidad inmensa de españoles que colaboraron con el advenimiento de la República con su acción, con su voto o con lo que es más eficaz que todo esto, con su esperanza, se dicen ahora entre desasosegados y descontentos: ¡No es esto, no es esto! La República es una cosa. El radicalismo es otra. Si no, al tiempo (9-septiembre-1931).

Madariaga:
El alzamiento de 1934 fue imperdonable. La decisión presidencial de llamar al poder a la CEDA era inatacable, inevitable y hasta debida desde hacía ya tiempo. El argumento de que el señor Gil Robles intentaba destruir la constitución para instaurar el fascismo era la vez hipócrita y falso. Hipocrita porque todo el mundo sabía que los socialistas del señor Largo Caballero estaban arrastrando a los demás a una rebelión contra la constitución de 1931, sin consideración alguna para lo que se proponía uno el señor Gil Robles; y por otra, a la vista de que el señor Companys y la generalidad entera violaron también la constitución. Con la rebelión de 1934 la izquierda española perdió toda sombra de autoridad moral para condenar la rebelión de 1936.

Unamuno:

Cada vez que oigo que hay que republicanizar algo me pongo a temblar, esperando alguna estupidez inmensa. Una injusticia no, sino estupidez. Alguna estupidez auténtica, y esencial, insustancial, y posterior al 14 de abril. El 14 de abril no lo produjeron semejantes estupideces. Entonces, los más le los que votaron la República ni sabían lo que era ni sabían lo que iba ser “esta” República. ¡Que si lo hubiesen sabido…¡ Y no se hable de ideología, que no hay tal. No es sino barbarie, zafiedad, suciedad, malos instintos y, lo que es para mí al menos peor, estupidez, estupidez y estupidez (3-julio-1936).

La misma que Zapatero nos pone por ejemplo.

*************************************

FRANCISCO AYALA: Este centenario y acreditado escritor español, afortunadamente vivo y lúcido con una plenitud y sosiego sorprendentes; hace unas declaraciones a la revista “XL  SEMANAL del 19 Marzo 2006, que conviene leer en su totalidad, pero como este tema es el de la fracasado República española y consiguiente guerra civil; recojo lo que dice él y su entrevistador:

            “En la evocación de la guerra civil se mezclan los matices, el dolor personal y la ecuaminidad histórica, el orgullo y el abatimiento.  Durante la contienda fueron fusilados su padre y su hermano Rafael, otros familiares y amigos  como Federico García Lorca. Pero Ayala nunca ha alardeado en público de los sacrificios, más bien ha preferido enfriar las pasiones personales con una admirable objetividad histórica. “Se hicieron barbaridades en los dos bandos, una vez que estalló la guerra las situaciones eran incontrolables” – “Trabajé con Jiménez de Asúa y con Negrín,  pero cuando todo acabó, me alejé de cualquier sentimiento de venganza” – “me dolía de la catástrofe y de la muerte generalizada, de todos los muertos sin atender a bandos”. A Ayala le duele la catástrofe de 1936 como un enorme fracaso histórico (entrevistador)… “No nunca he sido nacionalista” – “Luego vino la guerra… el nacionalismo interior jugó a mantener el país al margen de la historia, en un tradicionalismo decimonónico. Era un falseamiento de la realidad” – “Siempre pensé que la patria de un escritor es su lengua” – “No seré yo quien desconozca las coyunturas políticas, pero es bueno saber que en los nacionalismos siempre hay gato o leyenda encerrada”. El viejo liberal que es Francisco  Ayala se defiende del dogmatismo y de las esencias, busca los  matices de las cosas, cree en  la política como un modo de intervenir en la realidad, haciendo compatibles los principios morales y las situaciones concretas” (entrevistador).

************************

LA MALA MEMORIA DE ZAPATERO

(Manuel Martín Ferrand: en ABC del 06-04-2006)

            “No es cosa a estas alturas, de insistir en los muchos males que con  mezcla de pocos bienes, trajo a  España la II República. De ella se deriva una tremenda  Guerra Civil que, a juzgar por la  insistencia revisionista de Zapatero, no ha debido concluir todavía, a pesar que los ciudadanos españoles, muy mayoritariamente, optaron por la mala memoria, hasta llegar al borde de la amnesia, como camino para cuajar los frutos de la Transición. Los españoles de hoy, contra lo que Zapatero dijo ayer en el Senado, no “miran a la España de la II República con reconocimiento y satisfacción”. Todo lo contrario, lo hacen con mucho recelo, dolor intenso y la irritada fatiga de saber que,  aún superada, sigue siendo un lastre para circular con mayor seguridad por las vías del futuro.

            Quizás como invitación al sentido común, tan escaso en la conducta de Zapatero, acaba de aparecer, en edición de Xavier Pericay y con prólogo de Valentí Puig, “La Segunda República Española”.  Es, con el sello de Destino, la antología de todo cuanto Joseph Pla escribió en los periódicos, especialmente en La Veu de Catalunya, a lo largo de los cinco años  en que fue corresponsal en Madrid, de 1931 a 1936. Quienes conocíamos estos textos, indispensables para tomar la verdadera medida a la II República y de su fracaso, los habíamos leído en catalán; pero  ahora y bien traducidos y en una inteligente edición, resultan especialmente aconsejables para que las nuevas generaciones, antes de formar criterio y dejarse seducir  por los infundados cantos de sirena de Zapatero, se acerquen al conocimiento de los hechos a través de la inteligencia y la percepción de Pla, dos veces –en castellano y catalá- la mejor pluma periodístic española del siglo XX.

            La teoría de Zapatero, la II República como luz de la vigente y renqueante democracia, supone el olvido sistemático y doloso de la media España que, aún no siendo la suya, existe y trabajó muy duro desde 1939 a 1978 para que la España de hoy   -reconciliada antes de las teorías presidenciales- fuera posible. Muchos quisieron renunciar a su propia memoria de ganadores y no se merecen ahora la imposición de los perdedores.”   

**************************

ZAPATERO Y LA  II REPÚBLICA

(Editorial en ABC del 06-04-2006: Fragmentos del mismo)

            “Realizó el jefe del  Ejecutivo en  el Senado toda una apología de la II República, a la que, a juicio de Rodríguez  Zapatero, la actual democracia española mira “con reconocimiento y satisfacción”. El período republicano, según esta peculiar retrospección, “iluminó” la Constitución de 1978 y “muchos de los objetivos, grandes aspiraciones y de las conquistas” de la II República están hoy “en plena vigencia y alto grado de desarrollo en nuestro país”.

            Las palabras de Rodríguez  Zapatero son la prueba de los perjudiciales efectos que produce el confundir la realidad histórica con la ensoñación, porque si hay alguna causa indiscutible el éxito constitucional de 1978 es, precisamente, la de no haber repetido los errores del pasado, incluidos los que alumbraron y jalonaron de forma determinante el período republicano hasta su fracaso definitivo – Tiempo de golpes de estado, revoluciones antidemocráticas y rupturas territoriales, la II República   a la  que ayer aludió Rodríguez Zapatero nunca existió más que como coartada falsamente historicista  para promover, en este momento, una serie de cambios políticos y sociales que están alterando gravemente el  consenso constitucional de 1978. Ciertamente si Rodríguez Zapatero ve en la España de 2006 una culminación  diferida de la  II República, será por que están en retroceso los valores de la Constitución de 1978.

            No en vano el jefe del Ejecutivo dijo de la Nación que era “un concepto discutido y discutible”; y no en vano su Gobierno está embarcado en un proceso de vaciamiento constitucional a través del proyecto del Estatuto para Cataluña”.

*********************

COMENTARIO: A la vista de todo cuanto este acreditado y  ya viejo intelectual español, dice; queda clara la perversidad de quién inmerecidamente ha llegado a ostentar la Presidencia del Gobierno de España. Y sostengo lo de perversidad e inmerecimiento, por cuanto un político, tiene que coordinar todo para que con la máxima paz y concordia, avancen de verdad las gentes a quienes trata de gobernar y este “presidente-plaga”, está haciendo todo lo imposible, para no sólo dividir las partes de España… sino lo que es mucho peor, a sus habitantes tratando de enfrentarnos a nuevos conflictos que ni imaginamos… “o queremos imaginar”…¡¡¿Por qué!!... La historia lo dirá, puesto que la misma recoge antes o después, los aciertos y  los desaciertos, los buenos  gobernantes, los ineptos, los perversos e incluso los tiranos.

AGF 10-04 2006

*****************************

UN TESTIGO FIABLE DE AQUELLOS DESASTRES ESCRIBE EN  EL 75º ANIVERSARIO DE AQUELLA DESASTROSA REPÚBLICA

¿Añorar aquella República…?

            “Ya vamos siendo pocos  los que podemos evocar, por vividos, los días de la  República, desde sus jubilosos inicios -cuando se presentaba, sin mancha original, como sugestivo horizonte de bienandanza- hasta su desastroso fin, tras la caída en picado del Frente Popular.

            Todavía hay jóvenes historiadores que se extasían refiriéndose a los días brillantes de la generación del 27, que identifican con la libertad republicana, olvidando que, efectivamente, se trataba de la generación del 27, y no del 31, y que sus mejores frutos los habían dado ya, sin tropiezo alguno con una censura inexistente (Romancero gitano, de Lorca, se publicó en 1928; Marinero en Tierra, de Alberti, en 1924; Cántico de Guillén, en 1928… por no hacer más que tres citas). No digamos la obra de los grandes ensayistas _la generación del 14-, empezando por Ortega…

            Yo viví aquel ilusionado advenimiento de la República en una remota localidad del Protectorado marroquí, en la que mi padre ejercía la función del gobierno –como interventor civil local- junto a un Abd-el-Krim –  primo del célebre caudillo rifeño- que a su vez en calidad de “bajá”, asumía esa misma función al frente de la población musulmana. Recuerdo con precisión el palacete de la Intervención Civil rodeado por unas “masas” –funcionarios y comerciantes de medio pelo- que el 14 de abril exigían se izase la bandera tricolor, gritando consignas extrañas -¡Viva la comuna! era la más repetida.

            Atento a su estricto deber –en cuanto representante del Poder legítimamente constituido-, mi padre se negó al requerimiento hasta tanto no recibiese órdenes del Ministerio de la Gobernación; y cumplió estrictamente su palabra: cuando  algunos exaltados pretendieron luego que se le procesara, por su resistencia a las exigencias del pueblo soberano, el Gobierno reconoció que se había limitado a cumplir con su deber, y le confirmó en su puesto (en 1936, idéntica actitud le valdría en cambio la pena de muerte).

            Los comienzos del nuevo Régimen fueron sin duda, ilusionados y felices. Incluso se pudo contar con dos “mártires” de la democracia, los oficiales Fermín Galán y García Hernández, fusilados – contra la voluntad del Rey, no lo olvidemos- por su insensata intentona republicana en Jaca (1930).

            Las cosas empezaron a cambiar en mayo, cuando la República desveló su faceta negativa: empezando por la bárbara ofensiva anticlerical, que implicó la destrucción de monumentos y joyas de arte irrepetibles - ¡aquella maravillosa Virgen de Belén, de Pedro MENA, convertida en pasto de las llamas…!-. Fue por entonces cuando Ortega, que había escrito cosas inconcebibles contra la presunta “barbarie” de la “dictablanda”, en su famoso artículo El error Berenguer, hubo de cantar la palinodia: “No es esto…, no es esto”. Pero el mal ya estaba hecho.

            Y a partir de aquí comenzaron a dibujarse las dos posiciones igualmente incompatibles con el normal funcionamiento de una auténtica democracia: las de unas derechas vinculadas al golpismo –la penosa “intentona” de Sanjurjo, en 1932-, y la  “atención al disco rojo”, que pronto sería el lema del “Lenin español” –Largo Caballero- Había dado la pauta Azaña con su insensata voluntad de radical ruptura, a la que su incondicional admirador Álvaro Albornoz haría eco con aquella desdichada frase: “No más abrazos de Vergara, no más pactos del Pardo: si quieren hacer la guerra civil, que la hagan…” (y por desgracia, la hicieron).

            Lo evidente, una vez aprobada la Constitución de 1932, fue la negativa fanática del centro-derecha (Lerroux-Gil Robles), y de la izquierda, orientada, desgraciadamente, por un  Largo Caballero obsesionado por el maximalismo de la revolución proletaria (frente al sentido de la realidad de Prieto), a  convivir alternándose en el Poder según la voluntad del voto ciudadano. ¿Cómo no recordar lo que supuso la réplica de la izquierda al normal acceso al Poder  -dada la composición de las Cortes elegidas en 1933- de tres ministros de CEDA?  ¡Nada menos que la apelación revolucionaria, con dolorosa incidencia en  Asturias, y el pronunciamiento decididamente secesionista de Cataluña!  ¿Hay alguna ejemplaridad en ello, para añorarla ahora?.

            Pero después de las elecciones de 1936, que dieron el triunfo al  Frente Popular, la situación en el país –en la calle-, convertida en ámbito para el insulto y la amenaza –yo estaba entonces en Melilla-, fue inenarrable. La ofensiva contra la Iglesia –era un riesgo para los sacerdotes hacer acto de aparición en público- se hizo cada vez más violenta; de otra parte, se movilizó a los adolescentes de la izquierda anarquista y socialista –los “pioneros”- para atemorizar a los chicos “burgueses”, asaltando e insultando a los que simplemente, íbamos correctamente vestidos. En las jornadas de Semana Santa (abril del 36) se me quedó grabada la “amable” tonadilla con que se nos obsequiaba a los católicos que acudíamos a las iglesias el Jueves Santo: “¡Os cortaremos la cabeza / empezaremos por el clero / que es el ánimo más fiero / que domina la nación: ¡revolución , revolución social!”.

            Pero recuerdo también las palabras de mi padre cuando se comentaba, en el seno familiar, la situación intolerable: “No os preocupéis. Si estos insensatos se lanzaran a la revolución, el Gobierno podrá contar con el Ejército para controlar la situación y asegurar la República”. Sino que fue el Ejército quien se lanzó a hacer su propia revolución; los militares leales, como mi padre, fueron eliminados; y el Gobierno no pudo superar el reto: tras tres años marcados por ríos de sangre, no sólo en las trincheras, sino en ambas retaguardias, la democracia –una auténtica democracia- hubo de aguantar cuarenta años a que la  estableciera… un Rey.

            ¿Es esa República la que el señor Rodríguez Zapatero exalta y añora…?

CARLOS SECO SERRANO

(de la Real Academia de la Historia)

(En diario ABC del 14-04-2006 – “tercera página”)

******************************

COMENTARIO:

            Lo que dice este académico de la Historia (que creo recordar, también lo es de la Lengua: “RAE”) con su autoridad intelectual, pero  más aún, con su autoridad de anciano y haber vivido aquellos trágicos años; me confirma plenamente, lo que desde hace muchos años, me venían diciendo otros ancianos, sobre la realidad de aquella época turbulenta y que desembocó en la tragedia que la generación posterior vivimos y padecimos como víctimas “indirectas”, de todos aquellos odios y revanchas que hoy los insensatos que dicen gobernarnos, quieren reverdecer y en grado preocupante, para seguir manteniendo, las “dos malditas españas que ya reflejara Antonio Machado en sus trágicos versos”.

            Seamos pues conscientes y “prediquemos y propugnemos”… ¡Un no va  más… ya está bien de odios, de guerras, de luchas intestinas y de derramamientos de sangre inocente…! Queremos seguir siendo españoles, pero bajo unas leyes y unos gobiernos “medianamente justos” (la perfección es imposible en la triste política de hoy) y que nos encaminen a verdaderas cotas de progreso  humano y no hacia los terribles enfrentamientos del pasado… recordemos una vez más, la sentencia terrible y archiconocida… “LOS PUEBLOS QUE NO CONOCEN SU HISTORIA, ESTÁN CONDENADOS A REPETIRLA”.

            Pensemos igualmente, que… “El mundo  está gobernado por la mentira” (Francois Revel (en su libro: El conocimiento inútil)… y que por tanto quienes ostenta el poder (“legítimo o no”) su principal obsesión, es mantenerse en el mismo y muchos lo  hicieron, lo hacen y lo seguirán haciendo… incluso a riesgo de provocar, “nuevos montones de cadáveres”… ellos en sus ansias de poder, su avaricia y todas las pasiones que estas “enfermedades” conllevan… no verán otra cosa que el “eternizarse” en ese maldito poder, que no sabiendo ejercerlo, producirá, siempre, siempre, siempre… más mal que bien… puesto que los insensatos no han pensado nunca que ejercer un cargo, es llevar una carga… puesto que cargo viene de carga… “y que mientras más grande o alto es el cargo, mucho más pesada y por tanto responsable es la carga que han de llevar”… y como no lo saben (o lo quieren saber) de nosotros depende el recordárselo “cada día que amanece”… sin otro afán que el procurar que “entren” verdaderos políticos, gobernantes y estadistas, para que  en verdad puedan ejercer noblemente  lo que ello es… puesto que no olvidemos, que… LA POLÍTICA ES EL ARTE DE GOBERNAR BIEN A LOS PUEBLOS.

Antonio  García Fuentes. Jaén 14 de Abril del 2006 (75” aniversario de aquella trágica República y de cuyo fracaso, nos vinieron “los 40 años de Franco”: lo que confirma mi afirmación, de que “Franco no fue causa… sino efecto de los malísimos Gobiernos anteriores, e incluso anteriores a “esa República”)

*************************

SETENTA Y CINCO AÑOS DESPUÉS

(Editorial en diario ABC 14 abril 2006)

            Hace setenta y cinco años que se proclamara en España la II  República. Tres cuartos de siglo constituye u n tramo temporal suficiente para  pasar del recuerdo a la historia y situar en ella aquel acontecimiento que desembocó, trágicamente, en la Guerra Civil. El régimen republicano, con una imprecisa legitimación electoral y  una adhesión popular en las grandes ciudades que se superpuso a la victoria cuantitativa de las candidaturas monárquicas en las elecciones municipales del 13 de abril de 1931, naufragó porque no se asistió de las ayudas de un sistema que nació con una vocación revolucionaria, después del llamado “error Berenguer”, con la “dictablanda”, y tras la dictadura de Primo de Rivera,  consentida por Don Alfonso XIII cuando ya la Constitución de 1876 se había agotado.

            La II República concitó en su momento todas las ansias de renovación, incluidas las que alentaban los sectores conservadores y liberales liderados por  Ortega, Pérez Ayala y Marañón, pero no supo encontrar en ninguno de sus convulsos capítulos el punto de consenso nacional adecuado para su perdurabilidad. La deriva republicana tuvo pronto hitos emblemáticos: desde la declaración independentista de la Generalitat de Cataluña hasta la quema de iglesias y conventos, pasando por una beligerancia antimonarárquica injustificada en la realidad sociológica y electoral de la ciudadanía española[53]. El deterioro del régimen se produjo casi en una progresión geométrica y devino en abierto desafío antidemocrático ante la intolerancia izquierdista de la alternancia en 1933 que propició la Revolución de 1934, antesala de una tragedia que se confirmaría el 18 de Julio de 1936, inmediatamente después del asesinato del jefe de la oposición, José Calvo Sotelo.

            La II  República platea, tres cuartos de siglo después, una cierta ensoñación en determinados sectores sociales en España. Tiene el republicanismo la  épica que acompaña a los propósitos frustrados que se presentan a la posteridad como oportunidades perdidas. Pero los mitos y leyendas que acompañan ahora al régimen republicano responden a una sectaria idealización de lo que en realidad ocurrió. Hubo desintegración, desgobierno, partidismo y a todo ello concurrieron unos y otros, incapaces de sellar –como sé ocurrió en la Transición de 1978- un pacto de convivencia y de integración nacionales. La Monarquía se retiró discretamente a un segundo plano  - el Rey se negó a “lanzar a un compatriota contra otro en fraticida guerra civil”-, mientras los grandes intelectuales del momento, los de la generación de 1914 y 1927, que habían eclosionado antes de la proclamación republicana y  protagonizado unas décadas brillantísimas en la literatura y el pensamiento españoles, volvieron grupas sobre su entusiasmo inicial  -“No es esto… no es esto”) y abandonaron la experiencia más traumáticas de cuantas se han ensayado en nuestra historia política.

            El Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, afirmó el pasado día 5 en el Senado que “la España de hoy mira con orgullo y satisfacción  a la II República”. No parece, sin embargo, que esa sea la realidad.  La España de hoy no vivió aquel régimen; la inmensa mayoría desconoce su trayectoria y los ciudadanos españoles disfrutan ahora de una democracia[54] en la que la Monarquía parlamentaria que encabeza Don Juan Carlos es una institución, de 1978, ofrece plena estabilidad, libertad y justicia[55] a un país que no mira al pasado, sino al  futuro, que no desea empantanarse en memorias históricas sectarias y vengativas, que ha apostado por la conciliación y la tolerancia[56]. Los españoles no quieren ningún ajuste de cuentas, sino disfrutar del orgullo y la satisfacción de un logro sin precedente; vivir  en democracia sin otros riesgos que los de un mundo en permanente transformación, en el que el futuro nacional, debe ser un proyecto compartido “de vida en común”. En  1931, no pudo ser; setenta y cinco años después, es ya posible.

********************

   14-IV-2006: Libertad Digital

14 de abril, un triste aniversario

EDITORIAL  

La izquierda de hoy, como la de entonces, sigue considerando la democracia como algo de "su exclusiva propiedad" y a la derecha como una opción política sin legitimidad para tener el poder emanado de las urnas.

El reconocido historiador británico Paul Johnson ya indicó que nuestra guerra civil había sido "el acontecimiento del siglo XX sobre el que más mentiras se han escrito". Buena parte de ellas se centran en la descripción de la época que la precedió, una Segunda República que se nos pinta con vivos colores como un jardín del Edén, con el fin de hacer resaltar más el blanco y negro con que se retrata la guerra, con unos malos muy malos y unos buenos muy buenos. La izquierda y la derecha, por dejarlo más claro, y para que no se pierda nadie.

Así, aquel habría sido un régimen de libertades que estaba llevando a cabo "un colosal impulso modernizador y democratizador", pese a "la desleal oposición de quienes creían, y siguen creyendo, que este país es de su exclusiva propiedad", según nos revela un ridículo manifiesto de nuestros titiriteros hecho público hace pocos días. La propaganda no puede ser más burda, por cuanto aquella república se caracterizó por ser construida por media España contra la otra media. "Todas las iglesias de Madrid no valen la vida de un republicano", afirmó el más famoso republicano, Azaña, en una sentencia repulsiva que resume bien aquella época. Lo más sagrado para al menos la mitad de España no valía lo que la vida, no de un español, sino de un español de la secta que había traído la república.

Y es que si en el nacimiento de la república colaboraron intelectuales y políticos que deseaban instaurar una democracia liberal, la iniciativa fue tomada, desde el mismo momento de la redacción de su constitución, por una izquierda que creía que el régimen era de su exclusiva propiedad. Si pronto comenzó la quema de iglesias, bibliotecas y centros escolares, la carta magna se impregnó no de laicismo, sino de odio a la religión. Por reseñar un ejemplo, muy apropiado para estos días, en 1933 se suprimió la celebración de Semana Santa en prácticamente toda España. Además, los elementos liberales que la constitución podía tener quedaron en nada con la aprobación de la Ley de Defensa de la República, que permitió al gobierno suspender incontables actos políticos de la oposición, además de cerrar unos 100 periódicos de derechas. Ese fue el impulso "democratizador".

En cuanto a los logros políticos de los gobiernos de entonces, cabe indicar que el bienio gobernado por la izquierda logró aumentar las cifras de huelguistas, parados y hasta de muertos de hambre. La reforma agraria, bandera de su programa, fue ejecutada con mayor eficacia por el posterior gobierno de Lerroux, pero no resultó eficaz en ningún caso. La ampliación en número de las escuelas públicas fue contrarrestada por el cierre de colegios religiosos, promulgado desde el más atroz sectarismo. Ese fue el impulso "modernizador".

Durante los cinco años en que pervivió la Segunda República, prácticamente todos los sectores políticos se alzaron contra ella. Los anarquistas, Sanjurjo y, sí, la izquierda, con el PSOE al frente, en 1934, en un intento de golpe de estado con el que, como afirmó Madariaga, "la izquierda española perdió hasta la sombra de autoridad moral para condenar la rebelión de 1936". Estando en el gobierno el Frente Popular, amenazados de muerte en el mismo Parlamento los líderes de la derecha, y asesinado uno de ellos, se alzó en armas parte del Ejército. En ese momento se inició una lucha en la que la tercera España, la liberal, no estuvo en ningún bando. El resultado de aquella guerra hubiera sido en cualquier caso una dictadura, ya fuera militar o "del proletariado", es decir, comunista al estilo soviético.(1)

Esa es la herencia que reivindica hoy la izquierda de Zapatero; esa es la bandera que colgarán, incumpliendo sino la letra sí el espíritu de la ley, de muchos ayuntamientos españoles. Y es que la izquierda de hoy, como la de entonces, sigue considerando la democracia como algo de "su exclusiva propiedad" y a la derecha como una opción política sin legitimidad para tener el poder emanado de las urnas. Así pues, creen oportuno reivindicar "los valores" de un régimen que consistió en expulsar del sistema a media España, pues ese es el objetivo que desean acometer hoy. Como sea.

COMENTARIO:
(1) Es muy agudo este párrafo, pues efectivamente... pensemos, que aquella República (ya comunista en grado dominante) hubiese triunfado y que hubiese podido sostenerse como régimen (no olvidemos que aquí el "padrecito Stalin", era casi como un "dios": muchos nacidos en aquella época fueron "bautizados (o mejor dicho, inscritos) con el honroso nombre de STALIN"... analicemos como HAN TERMINADO TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS LOS REGÍMENES COMUNISTAS EN LOS PAÍSES DONDE LLEGARON A IMPONERSE... y simplemente "sonriamos"... ¿Alguno de ellos... alguno... reitero... pasó al régimen siguiente, en la paz y concordia y con la cantidad de capital y bienes... que lo pudimos hacer los españoles que sobrevivimos a Franco?...¡¡ ESE CAPITAL AÚN NOS SOSTIENE... NO SE OLVIDE ELLO!!.

Antonio García Fuentes

 

******************************

14 de abril de 2006… La "segunda transición" de ZP o el cretinismo republicano

 

Infokrisis.- No estoy seguro de que la "república" sea un mejor sistema de gobierno que la monarquía. A fin de cuentas, todo depende de quién esté al frente. Está claro que la monarquía actual no tiene el fuste de los grandes reyes de nuestra historia y en cuanto a los republicanos, casi mejor no hablar. ZP ha iniciado una nueva estrategia política: la de caminar hacia la "segunda transición", esto es, hacia la república.

Los que se han manifestado el 14 de abril de 2006-04-14

Lo hemos podido ver todos en los medos de comunicación: si el “facha Martínez”, más o menos, tiene el aspecto propio de los años 40, los republicanos que se han manifestado hoy con la bandera tricolor son de la generación inmediatamente anterior. Hacia mucho tiempo que no veíamos tantas tantas canas en las calles de España. La república, en buena medida, es cosa de viejos. Y si la izquierda achaca al PP el no haber encajado su derrota –lo que no ha encajado, y no solamente el PP, sino muchos que no estamos en el PP- es que su derrota se haya debido a un atentado con 192 muertos, esa misma izquierda de gediátrico, setenta años después, todavía no ha encajado dos cosas, a saber: que la República constituyó un período negro en la historia de España y que el final de la República supuso la derrota de los republicanos.

Mal asunto éste, en el que un grupo de abuelotes y un político de escasos vuelos, el tal Llamazares que está más cerca del extraparlamentarismo a cada elección, ocupan durante varios minutos la primera plana de los informativos. Las banderas de la vieja república son como un atavismo en el que una izquierda que ha perdido el marxismo, que ha perdido a sus padrinos, que cuando ha tenido el poder ha hecho cualquier cosa menos política de izquierda, que se ha quedado sin proletariado, cuyos sindicatos, han pasado de ser “reivindicativos” a “de gestión”, esa izquierda hecha de fracasos, divorciados encanecidos, tripudos y barrigones, progres que, a falta de cualquier otro impulso, odian simplemente en todo lo que se han convertido y hechan la culpa “al sistema” (cuando el sistema son ellos), ocupas díscolos con uniformes casposos, colgados de todos los pelajes y republicanos que admitirían antes una monarquía catalana que una república española, eso y nada más es lo que hoy 14 de abril de 2006, es lo que ha apoyado en las calles de esta nuestra comunidad, a la república.

Vale la pena preguntarse como tan poco ocupó tanto lugar en los informativos. Se lo explicamos.

ZP o la política del abuelo cebolleta y su Segunda Transición

Hace ya casi un año que del “diálogo de civilizaciones” no se tienen noticias. Del talante tampoco. Sobre las demás promesas electorales de ZP, la de la retirada de tropas es la única realizada, salvo que consideremos que las tropas retiradas de Irak volvieron de tapadillo a Afganistán, esto sin contar con la “Alvaro de Bazán”, siempre dispuesta a franquear al portaviones de turno en su tarea de bombardeo de la frontera sirio-irakí. La paz con ETA, en el momento de escribir estas líneas, pende de un hilo y el Estatuto catalán ha tenido la rara virtud de no convencer a nadie, ni al PP (que se opuso siempre), ni al grueso del PSOE (que desconfía de Maragall y no digamos del término “nación” en el preámbulo y, sobre todo, de lo que pueda ocurrir cuando se aplique), ni a ERC (que se ha visto vilmente traicionada por un apretón de manos entre Mas y ZP),ni siquiera por CiU (que ya ha dicho que es un estatuto para dos o tres años). ¿Qué le queda a ZP para poner en su activo en las próximas elecciones? Apenas dos canales entregados graciosamente a Prisa y… poco más.

Así pues, nuestro hombre, en esta segunda fase de la legislatura ha decidido poner en práctica un ambicioso proyecto: la “segunda transición”. Si la primera supuso el tránsito del franquismo a la democracia, la segunda deberá suponer la marcha de la democracia formal a la república irredenta e imaginaria de su abuelito.

Zapatero ni vivió la guerra, ni ha leído nada absolutamente sobre la guerra, fuera de lo que cuatro abuelos más le debieron contar sobre la guerra. Así pues, en su mentalidad de progre, se ha abierto paso, a duras penas eso sí, el siguiente razonamiento: “soy de izquierdas, luego soy progresista; lo más progresista en los años 30, fue la república, luego hoy ser republicano sigue siendo figurar entre los más progresistas; y como la historia siempre progresa, el franquismo no pudo ganar la guerra, así pues, vayamos al punto de partida de la guerra civil: la república, y así borraremos nuestro pasado. Igual, hasta el abuelo resucita”.

No ironizamos: en realidad, solo gracias a las estupideces sin fin dichas por ZP en los días anteriores al 14 de abril, hemos sabido de sus “convicciones republicanas”. Lo que tenemos ante la vista, es una reforma constitucional –inevitable- que abrirá paso también a la república. Con esto, ZP cree que habrá concluido la “segunda transición”, la verdadera, la que se hizo sin la presión de los “poderes fácticos” y, por tanto, nos llevó al principio.

ZP niega la historia. La historia no se puede rectificar: es agua pasada. Hubo vencedores y vencidos. Y los republicanos lo fueron. Desde el 14 de abril tuvieron la oportunidad de arreglar este país. Y no lo lograron. Los cinco años de república fueron un sinvivir. Y aquí no hay inocentes: todos son culpables, empezando por los socialistas que no dudaron en alzarse contra la República. La República no modernizó como dicen hoy sus popes: encabritó y encabronó, nada más. Si unos no se hubieran alzado en armas contra la República lo hubieran hecho los otros. Hoy, todavía, los últimos mohicanos de la CNT siguen interpretando la guerra civil como una “revolución popular”… En la República, todos fueron culpables, como todos los bandos cometen excesos durante un conflicto armado. ¿Por qué lo vamos a negar?

Ahora bien, si lo que ZP y sus mariachis a lo Llamazares, lo que pretenden es resucitar el fantasma del guerracivilismo, que se vayan preparando, porque este país tiene mucho que reprochar –desde la democracia- a la izquierda: ¿a acaso ese anciano cínico, que de tanto en tanto la izquierda pasea por ahí, no ganó a pulso el título de verdugo de Paracuellos? ¿Y las checas? No fueron desde luego un invento del doctor Goebels. Y así sucesivamente. Así que la izquierda no levante fantasmas porque corre el riesgo de comérselos con cadenas y sábana.

Y en cuanto a ZP, los magros resultados de su gobierno, no van a poder ser cubiertos con una retórica guerracivilista que, si bien hasta ahora le ha rendido algunos resultados, no va a poder controlar.

El año pasado por estas fechas, un grupo de falangistas (o así), tiraba algunas mesas de libros y llamaba a Carrillo, asesino. Poco antes, el abuelo matarife había recibido un homenaje de ZP, y justo después, los izquierdistas de pro, habían acudido a ver como desmantelaban la estatua de Franco de la Castellana. Para ZP era preciso esconder las vergüenzas: la ineficacia de sus ministras de cuota, la estulticia que se había apoderado de exteriores, las medidas legislativas que solamente beneficiaban a minorías sexuales y, finalmente, el gran aborto que supuso la regularización de inmigrantes, el aislamiento internacional y las chorradas que en aquel momento estaba diciendo sobre el nou estatut… así que ZP, se le ocurrió que el “guerracivilismo” podía contribuir a desviar la atención a los problemas acuciantes que España tenía en aquel momento.

A lo largo de este último año, y a la vista de los magros resultados de su gestión y de que no pasará a la historia gracias a su propuesta de “diálogo de civilizaciones”, ZP ha improvisado una estrategia nueva: las reformas criticables, no lo son tanto, porque, en el fondo, la marcha del Estatuto Catalán, la negociación con ETA, no van a poder aplicarse sin una profunda reforma constitucional. Y, en sí mismos, estos elementos de reforma solamente pueden tener cierta capacidad de atracción en algunas regiones, pero, al mismo tiempo, generar hostilidad e inquietud, incluso entre la propia izquierda, en el resto del Estado; por tanto, ZP cree que va ser preciso añadir un nuevo elemento a la reforma constitucional que genere unanimidad, no sólo en sectores de izquierda, sino incluso entre aquellos votantes de centro-derecha poco identificados con la Casa Real.

Es evidente que la “monarquía” actual no se diferencia gran cosa de la república, tan solo el que el presidente de la República (sin poderes) sería elegido cada 7 años, mientras que el rey es a título vitalicio. Claro, pero, ZP no va a proponer una “república presidencial”, sino una república cuyo presidente tenga los mismos poderes que la monarquía, es decir, una institución que sea un cero a la izquierda. Para ese viaje no necesitábamos alforjas. Los presientes de Alemania, Austria, Italia, carecen de peso político, como las monarquías danesa, sueca, noruega o española, tienen la más mínima capacidad de decisión. ¿Para qué, pues, un cambio de monarquía a república?

Insistimos, lo importante no es cambiar la forma de gobierno, sino que en la cúspide estén personas con carácter, visión de Estado y voluntad de guiar a la comunidad nacional; y, en lo personal, no me importa si estos conductores de pueblos, aparecen en el marco de una monarquía o de una república. La cuestión es que aparezcan. Y desde luego, el gobierno ZP no es el caldo de cultivo más adecuado para que aparezca otra cosa que pigmeos políticos.

© Ernesto Milá – infokrisis – infokrisis@yahoo.es -   http://www.blogia.com/infokrisis

Viernes, 14 de Abril de 2006 21:03 #.

 

 

 

La República según Zapatero

 

(Manuel Martín Ferrand, en diario ABC del 14 abril del 2006)

 

            No es de extrañar que José Luís Rodríguez Zapatero, poseedor de una cultura de almanaque, sienta la  emoción del 14 de abril en el 75º aniversario de la proclamación de la II República. Pero ¿de qué república hablamos a la hora de los recuerdos? Hubo una liberal y burguesa, impulsada por José Ortega y Gaset, Gregorio Marañón, Salvador de Madariaga, Ramón  Pérez de Ayala… que no es, evidentemente, la que añoran y reivindican en su espíritu el hoy presidente del Gobierno y sus más radicales y fervorosos amigos separatistas. La otra República, la que terminó alzándose con el santo y la limosna, la rotunda y excluyentemente marxista que cuajó en el Frente Popular, la vertebrada por el PSOE, es la que inspira la memoria de Zapatero y, por ello, la que hoy impregna el sentimiento de aquellos que mantienen encendida una luminaria roja[57] con gorro frigio que muy poco tiene que ver con la realidad.

            Ser republicano es, por supuesto, tan serio y respetable como no serlo; pero centrar el espíritu de la República en el fracaso de la proclamada en 1931 es, muy en la línea española más clásica, como celebrar la batalla de Trafalgar. Sólo aquí nos complacen las derrotas y nos encandila regocijarnos en su memoria. La Ambición de una III República, una quimera que no parece latir en los pulsos ciudadanos, podría ser algo con sentido; pero la añoranza de la II, culminación de la desgracia nacional, sólo acredita en sus nostálgicos la incapacidad para liberarse de apriorismos y ver el pasado con la nitidez que exige el paso del tiempo.

            Decía Niceto Alcalá Zamora, ya en su exilio en Buenos Aires, que “cada cual suele llamar desgracia a las culpas propias y culpa a las desgracias ajenas”. Es el caso de un personaje como Zapatero que, propuesto a ser socialista, prefiere el modelo de Indalecio Prieto, o quizá de Francisco Largo Caballero, que el más asentado y democrático de Julián Bestéiro. Esa ensoñación, dicen que hereditaria, sólo acredita la incomprensión del pasado en relación a un mundo nuevo, el nuestro, en el que las radicalizaciones ya no tienen sitio y la izquierda encuentra dificultades para su propia definición en el ámbito de los países desarrollados.

            En la efeméride del 14 de abril parece claro que la República comenzó a fraguarse en septiembre del 23, con la dictadura de Primo de Rivera. No se puede renunciar a los supuestos democráticos ni por razones de fuerza mayor y la consecuencia inexorable termina siendo un reacción revolucionaria más o menos descarada en sus formas. Ahora, Zapatero, en un nuevo alarde de política-ficción, sin entender el tracto de la Historia y con el endeble punto de apoyo de una lágrima familiar, quiere centrarnos en una República que nunca existió y llegar a la canonización civil de Manuel Azaña. Sería divertido de no tratarse del jefe de Gobierno de un Estado que tiene las costuras flojas.

******************************

COMENTARIO:

 

“SORDOS Y CIEGOS POR CONVENIENCIA”

 

            Es cierto y al dicho hay que volver siempre… “no hay peor ciego que el que  no quiere ver… y peor sordo que el que  no quiere oír”; cito de memoria mientras escribo y sonrío tristemente, viendo el “panorama” que en uno más de los desastres del nefasto Zapatero, se empecina en presentar hoy (“75  años después”) y cuando ya la inmensa mayoría de testigos están muertos y enterados (afortunadamente) ese  “cuento” de que la II República fue algo sumamente importante y que “murió aplastada por los enemigos de la derecha”. Lo triste es que y pese  a la gran cantidad de testimonios y escritos de verdaderos intelectuales y por tanto… “no manchados de izquierdismo o derechismo”, se  empecinen los que  ni vivieron, ni se han preocupado de bucear en la verdad, ni aceptan otra cosa que lo que ya y premeditadamente, tienen “en su dura cabeza”… y fanáticamente (cosa muy peligrosa) quieren hacernos ver que lo blanco fue negro o viceversa. Es exactamente lo mismo que hasta hace pocos  años, los acérrimos franquistas, se empecinaban en mostrarnos a un Franco “cuasi divino” y sólo resaltaban lo positivo de tan largo gobierno (40 años) y que  nadie en su sano juicio puede dudar (a la vista está la España de la Transición y el por qué fue  ello posible)… pero sin embargo, aquellos acérrimos franquistas (hoy igualmente muertos  o callados) no decían nada de todo lo que  conllevó “la victoria del Caudillo”, para miles y miles; cientos de miles, millones de aquellos españoles, que no siendo afectos “al régimen”, cargamos con todas las cargas que nos quisieron imponer… no  hablemos de los miles y miles de muertos asesinados, que una vez ganada aquella guerra, Franco pudo (y no quiso) evitar, sembrando unas primeras  y necesarias “semillas de concordia”, que incluso empecinadamente “se las llevó a la tumba… con su… atado y  bien atado”, dejándonos en la peor de las indigencias cívicas, o sea, totalmente “analfabetos en política” y por tanto, fácil pasto para “la nube” de demagogos que en realidad “lo heredaron e hicieron fortuna sobre la base de esa demagogia”, que  aún y treinta años después nos sigue pesando como una losa enorme de plomo. Ese es para mi, uno de los “grandes crímenes del dictador”, al que ya le dediqué “un cuento”(“No les enseñaron a andar”) y que figura en alguno de mis libros editados hace ya 25 años.

            Desafortunadamente en la España de hoy, aparte de las inmensas mayorías  que “ni piensan, ni leen, ni meditan y menos aún, se preocupan de escuchar al que sabe y razona”… el resto y por  las causas que sean (“ninguna buena, pues todas son interesadas”) va como los personajes de mi cuento, con una “descomunal pierna o brazo izquierda o derecho”… dando bandazos y no queriendo de ninguna de las maneras avanzar a una concordia que y es incalificable que… “casi un siglo después aún no ha cuajado”.

            Hay que reconocer que pese a todo, existen unas minorías  “selectas” que se están preocupando de dejar constancia de “la triste verdad”, del… “antes durante y después de  Franco”, pero si desde  el propio Gobierno (con el poder que conlleva el manejar parcialmente los fondos y los  medios para (e imitando a Goebbels) tratar de convertir mentiras pestilentes en verdades, que  sólo van a aceptar, “los estómagos agradecidos o los que aún mantienen odios inexplicables ya”; y que ciegos a otros razonamientos procuran con su verborrea y gritos desaforados, tapar todo lo que no sea mantener todo ello en una efervescencia, que podemos pagar caro en el futuro… ¿Pues qué fue en realidad aquellos desastres, sino el mantener unas realidades  “contra natura” y que provocaron todo lo demás?... ¿Hay que volver a crear aquellos hediondos y mortíferos caldos de cultivo para que se reproduzcan hechos que ya debieran  haber sido superados?... ¿No nos basta con lo que recientemente hemos visto de esa atormentada zona balcánica, a la que otro dictador dio paz y prosperidad y que muerto él (Mariscal Tito) han vuelto  “a degüello”?... ¿No saben, “los que  en vez de pensar, siguen  embistiendo en España”… que esa misma zona, hoy sigue latente en odios y venganzas y que tan pronto, desaparezcan de allí, “las costosísimas” fuerzas e la ONU, volverán a degollarse nuevamente y sin piedad… salvo milagro hoy bastante lejano? ¿Qué se quiere crear o mantener en España… se lo preguntan y responden los que dicen gobernarnos?

            Sólo hay una esperanza… triste esperanza… y es que la juventud en gran medida (“por otra parte, harta de pan, drogas y muchos otros entretenimientos”) no quiere saber nada de política, la han apartado y  ella misma se ha enquistado en el no querer saber nada de los políticos españoles… ¿habrá mayor desgracia para un pueblo, nación o lo que sea ya esto, que hasta hace poco se denominaba ESPAÑA?

 

Antonio García Fuentes

 

Jaén:16 de Abril del 2006

****************************

[1] Desde los gobiernos de Felipe González Márquez (de triste recuerdo, por lo que pudo hacer y no hizo), ya éste (y para asegurarse la buena vida y de por vida), dejó legislado que, los presidentes de gobierno se jubilarían, con una buena paga vitalicia, con oficina y secretaría; coche oficial; igualmente vitalicios y algunas otras prebendas que no recuerdo en este momento. El interesado que vea “esa ley”, la que como tantas otras son “ley del embudo” ¡¡Pero eso sí, totalmente legales!! Aunque el pueblo, el manoseado pueblo, las repruebe y nunca las aprobaría. ¿Pues qué es un político, si siendo bueno, es simplemente un trabajador más y como tal debe ser reconocido?... pero no más.

[2] “Un discípulo de Sócrates, Chaerophon, pregunta un día a la Pitia (“Santuario de Delfos”): ¿Existe un hombre más sabio que mi maestro? La joven, que no conoce a Chaerophon, responde: “No hay nadie más sabio que  Sócrates”. Enterado este último de la respuesta, se asombra: “Sólo Dios es sabio”, dice, Y añade: “Si el oráculo pretende que yo soy el más sabio, yo, que  sé que no sé nada, significa que todo el saber humano no es nada”.

[3] ROMA, destruye todo lo bueno de la Egipcia (que también “vivían” en un grado de democracia y el pueblo era bastante libre (“pese a los  Tolomeos”) hasta que lo somete y esclaviza Roma). Egipto ya no levantará cabeza y “desaparece”, hasta que llega Napoleón (otro dictador) y sus “hombres sabios”, que rescatarán todo lo que sabemos hoy del enorme y viejo imperio egipcio y sus muchísimas dinastías de faraones. 

[4] Entre “las negruras republicanas”, citaré sólo un dato, por lo demoledor del mismo y que nos dice,  lo que existe “en las tripas de estos gobiernos, enormemente corrompidos”. “La Mafia apoya  a quienes tienen el poder: en  1993 comienza un juicio que dura hasta 1996, cinco ex presidentes de Gobierno, entre ellos Andreotti; y más de TRES MIL políticos y empresarios fueron acusados y procesados o condenados por corrupción y asociación con ella”. Visto este incalificable hecho concreto y que fue público y publicado… Debemos preguntarnos y pregutar… ¿Cuantas mafias hay en el mundo y en connivencia con los “democráticos” gobernantes, republicanos o no republicanos?... ¡Sí, debemos pregutar y airear todas estas basuras, aunque con la desesperanza de que  no va a servir para nada!... pero aún así, hablemos y gritemos, ahora que nos dejan. “Puesto que tras todos estos desastres, siempre volverán las dictaduras o las tiranías… es la constante en el  mundo y la Historia nos lo confirma”. Llegadas “éstas”; ya sabemos lo que ocurre… y los que las padecimos, mucho más. Lo triste es que “la Historia” no sirve para eliminar y prevenir esos hechos desastrosos.

[5] Cuando se instauró la “nueva” república italiana, tras liberarla los aliados de la II Guerra Mundial (los ganadores son cuatro imperios (EE.UU., Británico, Ruso-Soviético y Francés) y se empezaron a formar gobiernos; la mayoría no llegaban  “al año”; dimitían por múltiples motivos y vuelta a formar nuevo gobierno, puesto y como siempre, las luchas intestinas impedían otra cosa (ver su historia y se asombrarán).

[6] Y pese a “lo imposible que para la época pareciera”… es decapitado públicamente y ante el pueblo inglés, que sirve de testigo.

[7] Se ha dicho, que el rey  o la reina, caso de presentarles el  primer ministro, su propia condena a muerte, tendrían que firmarla, si ello viene respaldado por el Parlamento Inglés… ¿-?

[8] Lo que provoca una Guerra Civil, cuya  principal víctima sería aquel gran presidente (Lincoln) abolicionista; quién es asesinado por ello mismo. ¿Los esclavos negros?, seguirán siéndolo pero de otra forma. Y tras “otro siglo” de esa nueva esclavitud, tiene que venir Martín Lutero King (que igualmente será asesinado)… para “liberarlos”; pero aún hoy; y junto a la enorme cantidad de “hispanos”… “media Norteamérica sigue siendo discriminada y apartada de los blancos puros, que siguen dominando la  sociedad, sobre la base del poder del dinero”, por lo tanto “es una república sólo de nombre”.

[9] Su expansión se inicia comprando tierras a los países “vecinos” y colonizadores; incluso compra Alaska al Zar ruso. Luego se apropia de la mayor parte de la Nueva España o México, al que arrebata, la mitad o más de su anterior territorio y amparado en la debilidad de este. Luego se expande y “controla”, el resto de toda la América del Sur; la que en frase gráfica de no se quién, lo define todo, al afirmarse que: “América del Sur es como la trastienda de los Estados Unidos”.  Combate a España y le quita el resto de su imperio y sigue extendiéndose por el mundo, sobre la base de un enorme capital y otro enorme aparato militar; todo ello movido por los intereses de grupos capitalistas y que con tiempo han sabido ir controlando todas las riquezas que  necesitan, como mayor consumidor del planeta y así, hasta lo que en la actualidad “tienen liado”, en  Irak y Afganistán (guerras abiertas)… “simplemente para controlar el petróleo”, que los grandes capitales quieren someter “cueste lo que cueste”.

      ¿Su interior y su pueblo “o masa”?... ¡Pues prácticamente como en el Imperio Romano!... “pan y circo y poco más”. Incluso su ejército, salvo “las altas capas”; lo componen las partes más bajas de  la sociedad, las que y con enormes dificultades en la actualidad, alistan, presionando en la forma en que hoy se puede, sobre la base de publicidad y engaños mil, “que el soldado voluntario; no va a detectar, hasta que ya es demasiado tarde y está en uno de los múltiples frentes, del imperio… pegando tiros”. De  ello hay una larga historia, desde del desastre de Vietnam hasta nuestros días y hay montañas de documentación que  lo acreditan atestiguándolo. 

                Como igualmente la hay sobre “el gratuito” hecho de destruir con la bomba atómica, las desgraciadas ciudades niponas de, Hiroshima y Nagasaki… lo que se hizo, simplemente para decir al mundo y sus ya decadentes imperios… “quién sería desde aquel momento la nueva Roma”.

[10] Sobre la base de la… “fraternidad, igualdad, legalidad y dentro de la justicia y reconocimiento de todos los derechos del hombre” (todo fracasado), pero que “un quinquenio después, tiene que recogerla un dictador; y luego emperador coronado por él mismo (Napoleón I) que es quién consolida, interior y exteriormente lo que va a ser la Gran Francia”.

[11] Sabido es como termina el “gran Napoleón”, preso en una ignota isla del Atlántico, de donde regresa ya cadáver y entonces… es recibido por una multitud que en vez de aplaudir, debió llorar… y luego es “adorado” en un suntuoso catafalco, que hay que ver in situ, saber de su historia y allí… “sonreír con tristeza, pensando en el fin que tienen en este mundo, los grandes hombres”, que fueron los que aportaron pilares descomunales  para el avance y sostenimiento de las sociedades de su tiempo y las posteriores; curiosamente casi todos ellos… “fueron dictadores”. .

[12] El actual presidente (Chirac) según muchos comentaristas, debiera estar en la cárcel, hace ya muchos años y  el anterior, igualmente tiene  “un negro historial”. En resumen, que las corrupciones desde los más altos estamentos gubernamentales hasta los más bajos, es la enfermedad, que sin ser nueva… pero es la que acaba con todos los  gobiernos y en ello los republicanos, son mucho más débiles que el resto. Sin que yo quiera insinuar que los otros no las  tienen… “pero la destrucción viene antes, cuando todos mandan y todos se tapan en manada… eso es  lo más terrible de los  gobiernos”.

[13] En realidad extendieron el imperio zarista en forma brutal (ver la historia) y trataron incluso de inculcar su sistema “revolucionario”, al resto del mundo. Todo lo cual ha producido no ríos sino “mares” de sangre y retroceso de los pueblos a épocas peores de las que partieron con el comunismo. Caso destacable.  “la metrópoli comunista”… “Hoy Rusia es  un nido de bandidaje y tiranía, que  controla y exprime al pueblo aún  de forma más horrible en que lo hicieran los  últimos zares, coronados”. Puesto que hoy, Rusia; dispone de muchos más recursos y fuerzas que aquellos tuvieron.

[14] Hay “montañas” de documentación escrita, hablada e incluso filmada en cinta cinematográfica desde el principio, por tanto el que quiera saber más, tiene donde investigar; por ello ni cito ninguno de los libros en que me he documentado, ni tampoco los documentales filmados que he visto.

[15] Eran incapaces de producir sus propios suministros de primera necesidad y tenían que comprar excedentes alimentarios, al “odiado mundo capitalista” que se los vendía y más aún. Entraron en la carrera armamentista y espacial, compitiendo con  los  EE.UU. y para mí… “ello fue la puntilla que mató  al toro del comunismo en el mundo… puesto que simple e idiótamente, terminaron por arruinarse de forma total… y es cuando ya no pudiendo  más… se desflaga un sistema tiránico y sin otra base, que la fuerza bruta”.

[16] En mi visita a la parte comunista de Berlín y “alrededores” (1979) y diez años antes de la deflagración, ya pude apreciar que “el comunismo tal y como funcionaba allí” (Y ERA CONSIDERADA “LA PERLA DEL IMPERIO”) no era “lo que decía la propaganda, enorme y de  ámbito mundial que  mantenía la URSS”… “aquello me pareció, una gran cárcel”. Luego y varios  años después de la deflagración comunista; (1997) cuando visité Hungría, Chequia y Eslovaquia… fueron los mismos guía turísticos (que ya podían hablar sin miedo) y a mis incisivas preguntas, los que me dijeron y confirmaron… “el nuevo bandidaje y la apropiación de los bienes nacionales, realizada; por los anteriores y furibundos defensores de todo para el pueblo”… LA GRAN MENTIRA POLÍTICA.

[17] Simplemente hago reflexionar al lector; sobre la huída masiva de cubanos, que salen de allí “cuasi a nado”; y jugándose el pellejo, muchos mueren… “hoy casi la mitad de cubanos viven en el exilio”… “sólo esto retrata a la tiranía de Fidel Castro, que digan lo que digan y  la hagan como quieran… es un tirano”.

[18] Es enormemente curioso y aleccionador, como actúan éstos herederos, sobre todo el coreano, que obliga a adorar las monumentales estatuas de “su real padre”, amén de vivir como “le da la gana”, para ello es dueño de vidas y haciendas… como en la peor época feudal de que nos habla la historia.

[19] Como ha dejado escrito el insigne François Revel (recientemente muerto) en su obra; “El conocimiento inútil”… “El mundo está gobernado por la mentira”… y por ello recomiendo leer la extensa obra que este inteligente y liberal pensador,  ha dejado escrita… servirá “para todos los tiempos”.

[20] La “famosísima” de color rojo y con la hoz y el martillo, símbolo de… “la sangre, sudor, lágrimas y del trabajo del proletariado”… ha sido quitada de en medio para que nadie la recuerde, por cuanto “provocó en el mundo entero”. Y ya es perjudicial para el poder establecido, aunque  “sean los mismos”.

[21] O sea, volver a lo de siempre… “unión del poder de este mundo, con los que dicen representar al del otro” y entre  ambos, mantener “al rebaño de forma conveniente para que ambos puedan ordeñarlo”.

[22] Se pudo ver ello en la magnífica película, titulada, “El último emperador”. La que magníficamente realizada y documentada, nos dio una imagen de ese trascendental paso de la nación, más poblada de este planeta.

[23] Dinastía Tsing, que reinaron, desde 1644 a 1911.

[24] La que empieza con la denominada  “Guerra del Opio” (1839-1842) y tras la cual, Inglaterra le arrebata territorio y le impone condiciones y así, “todos los que pueden, le van dando bocados  a la inmensa China”, hasta que incluso Japón se incrusta en Manchuria y posteriormente presiona, hasta nombrar un gobierno en Pekín (Beijing). Posteriormente y tras la derrota nipona; será “Mao”, el que reconquistará la actual China, a la que aún le faltan la gran isla de Formosa y algunas otras adyacentes.

[25] Como ocurre con el comunismo ruso-soviético. Hay montañas de información sobre el chino y sus miserias. Igualmente las biografías de Mao Tse-tung, son abundantes en ello, es claro que las escritas por no comunistas o imparciales.

[26] Hong-Kong y como colonia británica, termina por ser uno de los mayores imperios financieros del extremo oriente. “lo que van a conservar en pleno funcionamiento los comunistas chinos, puesto que el dinero es el dinero… y todo lo demás es secundario y… necesita dinero”.

[27] Lo vi en un documental, en el que se reflejaba “una empresa” formada por pescadores, del norte de China, los que habían emprendido, “el cultivo” de almejas y sobre la base de ello; han prosperado lo indecible.

       No hablemos de la inmensidad de sus fabricados, que ya inundan todo el mundo y que sobre la base de “sueldos de miseria”,  China mantiene férreamente, con el sistema de control, “comunista”; que eso sí, lo van a mantener, si se sabe hasta cuando; puesto que ya lo he dicho… “El pueblo nunca pinta nada y como tal (ya lo dejó dicho el sabio Confucio… siempre seguirá a sus gobernantes; regenerándose o todo lo contrario y según obren esos gobiernos”.

[28] Y  al escribir esto último, recuerdo de mi viaje a México; estando en ruta y  en la Península de Yucatán, camino de una de las ciudades mayas, que visité… “en los tenderetes de aquellos indios mayas”; vi camisetas de algodón, muy económicas de precio y al examinar una de  ellas, pude leer su origen… “made in China”… o sea, que ni México, con sus bajos salarios podía competir con los precios de la industria de China… lo que nos dice bien a las claras, el poder de penetración de lo que producen.

[29] En su conjunto y sumados los tres países en que fue dividido (India, Pakistán y Bangladesh) superan a China en número de habitantes; puesto que hay que señalar que en 1937 Birmania se separa de del conjunto que conformara el denominado “Indostán”.

[30] Y se hizo lo que los británicos quisieron; los que hubieran seguido dominando todo el territorio, si no “nace el inmortal Gandhi”: ellos sabían que aquel inmenso y dividido territorio, por sí mismo y por sus habitantes, nunca hubieran llegado a esa independencia; sin “un Gandhi”. Los británicos, son maestros en las  intrigas, divisiones territoriales y enfrentar a sus enemigos entre ellos, para siempre; recoger el botín y explotarlo hasta agotar el filón. La historia está llena de esos hechos: el que quiera que busque datos, que los hay abundantísimos. Para mí, “fue el secreto” para que “esas islas” y sus pocos habitantes; lograsen consolidar el enorme imperio que controlaron; y de lo que aún les queda.

[31] Recordemos que, aparte del frente de lucha que existe, permanentemente en las fronteras hindúes y paquistaníes. Las guerras interiores y las masacres que con frecuencia, protagonizan, tanto hindúes como musulmanes y siempre, por “asuntos religiosos”; que indudablemente, son fanatizados por los clérigos de ambas religiones…  “las malditas religiones, que en vez de sembrar paz… fomentan lo contrario”.  Ese “odio a muerte fue, es y será por largo tiempo; una muy pesada carga para esas repúblicas”.

[32] Es el propio virrey (último) que el Imperio Británico tiene en India (Lord Mountbatlen), el que al recibir la noticia del asesinato, exclama las siguientes palabras que pasan a la historia… “El Mahatma Gandhi ocupará en la Historia, el mismo puesto que Buda y Jesús”.

[33] La bomba atómica es conseguida por India, antes que Pakistán; pero éste y visto el “logro militar” de su enemigo: uno de sus presidentes “republicanos”, dice textualmente… “Tendremos la bomba atómica aunque tengamos que  comer yerba”. Queda claro y rotundo, que éstos países, gastan en armamento enormes cantidades; mientras gran parte de sus  pueblos, viven en la miseria más atroz y… mientras escribo, me acuerdo de la Madre Teresa de Calcuta y lo que por “su obra”, sabemos de las condiciones de vida, de gran parte del “pueblo hindú”, Digamos que ésta “buena cristiana”, funda una obra que destaca, pero en India y resto de países indostánicos, hay “miles de organizaciones extranjeras”, que tratan de hacer lo que esos inútiles gobiernos no son capaces… o sea, simplemente dotar de “mínimos” necesarios, en alimento, medicina y formación social, a “sus súbdito” (que lo siguen siendo y algunos incluso “siervos”).

[34] Entre las tres repúblicas citadas, la que más miseria “atesora”, es la de Bangladesh, al menos por lo que se publica de su “renta per cápita” y situación precaria de vida, de gran parte; o la mayoría del  pueblo.

[35] Se habla mucho de las masacres realizadas por los nazis, pero poco o nada de las que realizaron “los aliados”, que incendiaban con bombas de fósforo, ciudades enteras… como por ejemplo, Dresde, que fue convertida en una “tea inmensa de fuego devastador”. Es lo de siempre, “la historia la escriben los vencedores y  luego pasado el tiempo, nos enteramos de lo que estos… también realizaron”.

[36] Se han dado cifras y se asegura que los muertos… pasan de setenta millones… añadamos a ello, heridos, inválidos, huérfanos, viudas y cuanto de consecuencias, trajo esa calamidad mundial.

[37] El emperador, o káiser, Guillermo II; una vez derrotado, abdica por imposición de los vencedores. Igualmente y mediante  el denominado “Tratado de Versalles”; se obliga a Alemania, a entregar todas sus colonias (que se reparten los vencedores), tiene que devolver los territorios de Alsacia y Lorena, a Francia; y se le imponen unas indemnizaciones importantísimas como daños de guerra. Todo ello va a crear un sentimiento de… “odio, dolor, ansias de revancha”, que dará lugar a lo que vino después (II Guerra  Mundial) y que en su momento  “capitalizará Hitler que sabe emocionar y mover a las masas alemanas, inyectándoles el sentimiento patrio, perdido por todos estos hechos”.

[38] Yo estimo que debió volverse loco y su buen gobierno inicial; en “un momento de locura”, fue cambiado y pretendió unas conquistas tan ambiciosas, que “ellas acabaron con todo su  imperio” (que llegó a tenerlo y dominarlo). Y digo y afirmo, lo de su buen gobierno inicial, por cuanto he oído a viejos alemanes, hablar muy bien de “su Führer” y de cómo salvó a Alemania y  los alemanes de la miseria anterior. He visto igualmente sus “Autopistas” (fue el primer gobernante europeo que las manda construir) e incluso, se preocupa de que el pueblo alemán tenga automóvil y “manda” idear un vehículo que reúna todas las cualidades necesaria, naciendo  el famoso “escarabajo”, el que incluso hoy en  día hace furor en los coleccionistas de sus modelos antiguos y se sigue fabricando… “debidamente actualizado y modernizado, pero sin perder su línea inicial”. Y en conjunto, hay que reconocer, cuanto avanza la industria,  el comercio, la investigación, etc. y que llega, a permitir a Alemania, volver en unos pocos años, a ser de nuevo… “una primera potencia mundial,  que va a aguantar seis años de durísima guerra y en frentes de combate, que con la imaginación simplemente… se puede valorar lo que todo ello costaría a aquel (por otra parte) terrible y destructivo III Reich (o Imperio) alemán… y que  nadie entienda en este comentario, el tapar… “ni uno sólo de los horrendos crímenes que en su nombre  fueron cometidos; fueran éstos sobre judíos (los que más han propagado sus muertos) o de tantos y tantos países (incluidos muchos españoles) que  soportaron, la implacable “bota hitleriana”… convertida ya, en un “monstruo capaz de todo lo que hizo”.

[39] En las dos visitas realizadas a la entonces República Federal de Alemania (1977 y 1979) me extrañé de apenas ver niños. Procuré enterarme de el por qué de ello y la respuesta fue la siguiente: 1) al trabajar la mayoría de mujeres alemanas, “no había tiempo ni ganas para traer hijos a este mundo”. 2) En Berlín y al notar la enorme cantidad de perros, que paseaban los berlineses y más o menos me aseguraron, que los berlineses y como consecuencia de la guerra y el cerco a que estaban sometidos… tenían miedo y no quería trae hijos, los que sustituían por mascotas animales, principalmente perros… ¿…?

[40] Sentimientos, muchas veces… “dictados por la panza y la cartera”; la limpieza de ideales es “cosa sumamente escasa y no sólo en España: es una enfermedad mundial”.

[41] No olvidemos lo que le ocurre a  los dos dictadores coetáneos a Franco… Mussolini es fusilado y luego escarnecido “colgado boca abajo” y Hitler, se suicida en su bunker, en compañía de los miembros más allegados a su persona y mando. ¿Si Franco en vez de ganar, pierde la guerra… qué le hubiera ocurrido?... no se necesita mucha inteligencia, para adivinarlo, viendo lo que le ocurriera “a los otros dos”.

[42] Para saber la verdad sobre el reinado de los “Reyes Católicos: Fernando de Aragón e Isabel de Castilla; yo mismo, lo mejor que he leído, ha sido escrito por un historiador norteamericano y de ello me hago cumplido eco, en mi artículo, dedicado al 500 aniversario de la muerte de Isabel la Católica. Aquellos “nefastos reyes” (para algunos); a mí me han parecido todo lo contrario… “pese a sus sombras, tuvieron mucha más luz y por ello entre otras muchas cosas buenas… “existe la España y su idioma”, que es de los  más importantes, en el actual mundo”.

[43] Leyendo la grandiosa obra de Vicente Blasco Ibáñez, nos enteramos de cómo “se consumía el erario público”, entonces… la mayor parte era para la monarquía, el ejército y la Iglesia Católica y es claro que para el resto de “nobleza de sangre azul, o de otro color,  si bien es el mismo y se denomina siempre DINERO”… el pueblo, en la más negra miseria, siempre y por ello pudieron lanzarlo “a aquel inmenso suicidio”.

[44] Hay un voluminoso libro (407 páginas) titulado: “El rey perjuro”, escrito por Rafael Borrás Beltriu, (acreditado escritor: ver su biografía): 1ª edición en marzo 1997 y una segunda al mes siguiente (que es la que poseo)… y en la que se cuenta todo lo concerniente a  éste  “huido”. Reproduciéndose en su interior el bochornoso documento que firma con toda premura y que tiene incluso tachaduras, hechas sobre la marcha y en el que se dice… “y, mientras habla la Nación, suspendo deliberadamente, el ejercicio del Poder  Real y me aparto de España, reconociéndola así como única Señora de sus destinos”… Vamos, algo así, como en tiempos atrás muchos, al dar la limosna al pobre de solemnidad, le decían “en tono piadoso”… “Dios le ampare hermano” ¿Y que “gente” así, tuviera en sus manos, los destinos de un pueblo… y desde la cuna?... ¿…?

[45] Puesto que con  Napoleón, hubieran  entrado en  España… “nuevos aires”, que vuelto el pernicioso Fernando de Borbón o “rey felón”, volvió el absolutismo, las negruras culturales y religiosas, las guerras civiles y masacres continuadas, la eliminación de todo tipo de “pensamiento libre y renovador” y así, de caída en caída… se termina en la peor de todas…  “las dos décadas de sangre, sudor y lágrimas y que yo estimo fueron; las que comprenden, desde 1931 a 1952… “Caída de la monarquía, guerras civiles y la peor  época franquista, que estimo, acaba, con la eliminación de aquellas horrendas cartillas de racionamiento, de las que guardo la  mía, como un tesoro “invalorable”. “Es a partir de entonces; y mal que le pese a muchos, cuando en España… “empezamos a comer, cenar e incluso desayunar, todos los días de la semana” ¡Y que  nadie me hable de milagro franquista… fue el continuo sudor de un pueblo que trabajaba, cuasi en “semi esclavitud”; y que fue el artífice de conseguir sus propios avances “sociales” y sin ayuda de nadie “de los que fuera de España gritaban como energúmenos”… ¿recuerda alguno aquella panfletaria emisora conocida como  “la pirenaica, o radio París, o la  BBC británica, “todos viendo la corrida en el ruedo nacional… Pero desde la barrera o en  los palcos para invitados de lujo!”.

[46] Como análisis comparativo, recordemos que Napoleón ni domina a  España, tampoco a Rusia, ni a Portugal…  “curiosamente, van  a ser los tres países más atrasados de toda Europa y por larguísimo período de tiempo; al que le siguen sus correspondientes revoluciones, dictaduras, masacres, etc.

[47] Fue uno de los grandes estadistas del siglo XX y el que llega a la vejez en un estado de bienestar, no muy excesivo, puesto que al morir, la viuda queda en estado bastante precario, como se publicó en su tiempo; por ello conviene leer  una buena biografía de este hombre, que fue galardonado con el Premio Nóbel… “ fue uno de los cuatro de Yalta, tras haber derrotado a Hitler”. Y al que los  ingleses deben infinito agradecimiento y reconocimiento pleno, hoy “seguro que lo tienen olvidado u ocultado al pueblo”.

[48] Se llegan a barbaries tales como la que cito: “Enobaldo enfrentó a cien osos de Numidia contra cien negros”… y había tres grandes “teatros” para las masas, en los que cabían 60.000 espectadores, en total; tales eran los de Pompeyo, Balbus y  Marcelo… el arte dramático estaba en decadencia, “el no va más era la lucha entre hombres, o entre hombres y fieras”… Son cosas para meditar…?

[49] Entonces también había “famosos” del pueblo, como hoy los hay; y se les facilitaba fama y fortuna, sobre la base de “envenenar” a  la plebe con los “siempre ídolos de barro”. Sólo un dato y que es histórico (puedo aportar “algunos más”)  “El auriga Diocles, unas 500 victorioso en aquellas  carreras de cuadrigas, se retira hacia  el año 150 con una fortuna de 35 millones de sestercios (que era “un fortunón”). Digamos igualmente que las apuestas, eran muy elevadas en cada prueba… “o sea, lo de siempre y es lo que ocurre hoy, bajo similares formas y maneras.

[50] Lo mandaron hacer,  Caracalla y Vitellius… “la tiranía instalada sin control alguno”.

[51] Lo pudimos ver en una de las televisiones “afines” a Zapatero y su Gobierno. El que igualmente está empleando todas las emisoras que controla, para difundir… “material similar y por tanto partidista totalmente”.

[52] Está publicado en mi libro: “Pensando en… Andalucía” (1986) y se titula: ¿Llegó la hora ya? Y fue escrito, recogiendo “el reto” que lanzara una cadena de periódicos que allí se citan.

[53] Hay que señalar que en esas elecciones sólo votan los hombres, el voto femenino se recoge a partir de la nueva Constitución, que ese mismo año se proclama y adopta. Nota de AGF.

[54]  En realidad “esto” que hoy padecemos no es una democracia, es una “partitocracia”, donde cada cual y donde puede, ejerce de “dictador”, por lo que vamos muy mal, empeorando todo ostensiblemente a partir de la entrada del “nefasto Zapatero”: nota de AGF

[55] Esto son palabras “vacías”; en la realidad se están “meando y cagando” constantemente en esa muy “manoseada Constitución”, de la que sólo se acuerdan para nombrarla unos y otros, luego  hacen  lo que mejor les viene en gana, ante la indiferencia de “la justicia” (adrede con  minúsculas) que no hace nada por que  en verdad sea respetada y por tanto cumplida, esa ley (se dice) “madre de leyes”. NOTA de AGF

[56] Eso era al parecer cierto, hasta la entrada del “nefasto Zapatero”, que con la fuerza que le da el poder y la complicidad de sectores capitalistas determinados, empleando el engaño y la demagogia, están tratando de “resucitar las dos terribles españas de que nos habla Machado en sus trágicos versos”. NOTA de AGF.

[57] Entre las insensateces o temeridades del nefasto Zapatero, hay una reciente, en la  que públicamente se manifiesta “ser rojo” (ser rojo en España es ser marxista-comunista) y hay que recordar que en PSOE en la inicial  época de la transición, y siendo secretario General Felipe González Márquez, renunciaron congresualmente al marxismo, por tanto lo dicho por el nefasto Zapatero, es algo… “anti partido propio”. Nota de AGF

 

 

 
ATRAS / PAGINA PRINCIPAL

 

Sigue en "PARTE II"