ATRAS / PAGINA PRINCIPAL

 DIÁLOGOS CON MI AMIGO EL LOCO

 En aquel manicomio...

(Continuación de: “Diálogos con mi amigo en loco” IV novela)

Antonio García Fuentes

 

(Iniciada el 05 de Septiembre del 2011 y terminada el 10 de enero del 2012)

 DEDICATORIA:

 

“A vosotros, locos de éste y otros mundos reales o imaginarios, los que habéis sabido subdividiros en esas dos mitades en que llega a componerse ese ser denominado humano, cuando ha alcanzado el suficiente grado de “locura”... y habéis tenido el valor de dialogar entre ambas, superado ya el abismo de la autodestrucción”.

**************************

REFLEXIÓN:

            “ A pesar de todo... hay que seguir transmitiendo ese saber que no se sabe nada... con ello se consigue cierta paz interior y la que ayuda a seguir viviendo y esperando el devenir sin temor alguno”.  (AGF: Jaén, 25 de Diciembre de 1997)

 

EL AUTOR

+++++++++++++++++++++++++++++++

 

 

INTRODUCCIÓN:

            Aún cuando esta novela tiene su contenido como tal, pero el autor hace recordar al lector, que este libro ocupa ya un cuarto lugar, que en serie de novelas, continúan la que se inició con el título de “Diálogos con mi amigo el loco” (año 1999) y que se inicia en un imaginario manicomio o centro para dementes especiales del mundo y que se conoce con el nombre de... “Lugar para la recuperación de la mente”; y el que su autor lo ubica en un lugar del sur de España, diciendo igualmente que existen otros dos establecimientos similares, uno en la cordillera de los Andes y otro en Australia; donde “los locos especiales” (por lo valioso de su mente) son acogidos por una organización muy poderosa que corre con todos los gastos, para un cuido máximo y que estos recuperen la cordura que por lo que fuere, perdieron por las circunstancias que fueren.

 

CAPÍTULO  I

 

            Y transcurrieron las calores de aquel verano del 2011 y llegó el otoño con sus temperaturas mucho más llevaderas; y en la primera semana del mismo, en el despacho de Julio sonó el teléfono; serían las diez de la mañana y como siempre que aquel aparato sonaba, su perro Ciro ladró avisando al amo... “por si no se había enterado de ello”.

            Julio agarró el auricular y tras el usual “dígame español”, oyó una voz al otro extremo del hilo que decía.

            -¡Hola amigo Julio!... ya he vuelto; y como le prometí de inmediato me pongo al habla con usted, para reiniciar nuestros diálogos... “bajo el olivo o dentro de casa, si es que el tiempo no nos deja estar a la intemperie”.

            Julio al pronto no supo que decir, puesto que aquella presentación y tan detallada, le había cogido de sorpresa; pero repuesto de ella, respondió.

            -¡Sea usted bienvenido... amigo Número trece! ¿Qué tal le fue el viaje a los Andes ecuatoriales?

            -Bien, muy bien... he tenido muy buena estancia y además he adquirido nuevos conocimientos, conviviendo con los indígenas de allí (o los descendientes que de ellos quedan hoy); he estado en sus selvas, he incluso trabajado con un grupo de arqueólogos, puesto que aquella zona, entre Ecuador y Colombia, tiene su historia pre colombina y como tantas otras culturas americanas, guardan sus misterios. Ya le contaré con detalle tan pronto nos podamos reunir... ¿cuándo empezamos?

            Julio pensó un momento y mirando al almanaque que tenía sobre la mesa, dijo.

            -Si quiere... por mí, mañana mismo que como miércoles que es, es uno de nuestros días designados para esos diálogos.1

            Al otro extremo del hilo telefónico se oyó la respuesta siguiente.

            -¡Magnífico! Ardo en deseos de hablar con usted, tengo mucho acumulado y espero que usted también hiciera acopio abundante... mañana a la hora de costumbre, irá a recogerlo Jules a su casa... ¿de la ciudad o del campo? Puesto que no sé si aún sigue usted instalado en su chalé.

            -No, ya las noches en el campo “son tristes”; hace una temperatura que por las noches no es agradable... y para mí estar en el campo es vivir en el exterior la mayor parte del día... y sobre todo... a la noche, reposar mirando las estrellas y fumándome un cigarro puro... estar encerrado, no me atrae y por ello, tan pronto empiezan a bajar las temperaturas y que ya tampoco invitan a darse un baño en la piscina... “recojo los bártulos mínimos que allí llevo y nos subimos a la ciudad”. No obstante sí que bajo un par de veces por semana, para cuidar mis plantas y cultivos y cuidando de todo aquello.

            Julio había respondido con aquel detalle, puesto que la ciudad estaba en alto y a casi seiscientos metros sobre el nivel del mar y el chalé lo estaba, a sólo trescientos cincuenta y pese a que distaba solamente algo más de seis kilómetros de la casa del viejo escritor. Era el efecto del escalonamiento y declives de las montañas que componían la denominada “Sierra Sur” y el macizo de “Sierra Mágina”; y las que escalonadas, iban bajando de nivel, con las consiguientes pendientes y declives (o lomas) que terminaban en el lecho del valle del Guadalquivir y por donde transcurría aquel importante río, cuyo cauce distaría de aquel chalé, unos veinte, o quizá menos, kilómetros, estimando ello en la línea recta.

            -De acuerdo, así pues, Jules le recogerá en su casa de la ciudad... ¿quedamos en ello?

            Julio aceptó y con aquella aceptación acabó la conversación telefónica. Colgado el aparato, aquel viejo intelectual y dirigiéndose a su perro, que expectante le miraba moviendo el rabo... le dijo (solía hablar frecuentemente con él y como si fuese “otra persona”).

            -Bueno Ciro... se acabó la vida rutinaria y la tranquilidad... “ya está aquí este otro loco”, para que sigamos “masturbándonos el cerebro”, cosa que si bien nos enriquecerá intelectualmente... pero... ¿para qué tanto remover las neuronas? ¿No te parece?

            El perro, al oírlo movió el rabo con mucha más rapidez, luego se acercó al amo y se levantó un poco apoyando sus patas delanteras en la barriga de Julio; el que sonriendo le acarició la cabeza, las orejas y le masajeó el lomo, sobre todo en la cruz, cosa esta que le agradaba al animal de forma inimaginable... sencillamente, eran las partes donde él no podía rascarse y agradecía aquellos masajes, que indudablemente le producirían... “un placer perruno”; puesto que y qué duda cabe, entre los sentimientos de los animales deben existir muchos similares a los de las personas. Acabados aquellos masajes, donde el perro permanecía apalancado al cuerpo de su amo, este le dijo.

            -Bien, Ciro ya está bien; déjame tranquilo, que he de preparar documentación para ir preparado mañana para esta primera serie de entrevistas; lo siento por ti, puesto que allí no puedes tú venir y has de quedar sólo aquí... pero ya estás acostumbrado; luego yo te compensaré alargando nuestros paseos cotidianos... ¿de acuerdo?

            El perro entendía muy bien a su amo, por ello y de inmediato... bajó al suelo y luego se marchó al patio, a estar allí junto a las plantas y flores en uno de sus rincones favoritos; aún hacía muy buen tiempo y se podía estar a la intemperie; puesto que si bien ya habían caído las primeras lluvias otoñales, pero en aquella latitud, las lluvias muy difícilmente se convertían en temporal de lluvias y por tanto a un día lluvioso, normalmente le seguía otro soleado; con frecuencia se alternaban lluvia y sol en el mismo día.

            Julio se sentó en la mesa de su despacho y empezó a remover legajos de papeles que ya tenía preparados sobre la mesa; puesto que él sabía (o intuía) que aquel extraño loco volvería de nuevo, como así fue.

            Terminada una primera clasificación de aquellos escritos, los colocó de forma fácil de encontrar y poniéndolos en un orden de prioridades; luego y como ya se iba aproximando la hora de la comida; llamó al perro y enganchándole la cadena, salieron a practicar el paseo de medio día; el que cumpliendo lo prometido al perro; Julio lo alargó un trayecto un poco mayor de lo acostumbrado, cosa que el perro agradecía puesto que con ello... “se le agrandaba su territorio”.

            Una vez terminado el mismo, Julio salió a la calle y fue a la cercana frutería y luego a un pequeño supermercado y en ambos establecimientos, realizó las necesarias compras que tenía que hacer para nutrir su pequeña reserva de alimentos; puesto que había de andar con cuidado para que no se le estropearan ninguno, cosa que le creaba malestar, cuando por descuido tenía que tirar algo a la basura... incluso el pan sobrante, lo llevaba cada mañana en su paseo matutino y que en solitario hacía (una vez cumplido el paseo con el perro) hacia determinados jardines capitalinos y donde sus habitantes (los gorriones) ya le conocían y esperaban el alimento que este hombre les llevaba; y el que solía aumentar con la miga de pan, que desechaba de la muy buena tostada, que con aceite de aceituna, pasta de tomate natural y un diente de ajo, y un vaso de leche con una bolsita de té y sin azúcar... tomaba en un par de “barecitos” (pequeños bares) cercanos; lo que alternaba una vez en semana, tomando churros fritos en aceite de aceituna, cosa que igualmente hacía en aquellas cercanías. Establecimientos (todos) del tipo familiar y donde se encontraba feliz, puesto que podía hablar tanto con los propietarios y algún camarero, como con muchos de los clientes, que desde años frecuentaban aquellos y por lo que se conocían; desarrollándose ese ambiente agradable que sólo se encuentra en este tipo de bares y tabernas que frecuenta el pueblo llano español y que igualmente ocurre en otros países... pero en España mucho más, puesto que este tipo de “foros ciudadanos” abundan una enormidad... cosa que ya hasta la gran población que aquí hay ya de extranjeros residentes (generalmente jubilados), entiende y en ella participa dentro de los límites que el idioma y costumbres marcan.

            Vuelto de aquellas compras, Julio se preparó su comida; la que se compuso de algún plato cocinado que alguna de sus hijas periódicamente le guisaba (dejándoselos en recipientes apropiados en la nevera y que luego él calentaba en el microondas) un picadillos de frutas y verduras como una ensalada o entrante y después una magnífica pera de otoño y procedente de “los pagos de aquellas tierras jiennenses”... regado todo con una copa de vino tinto, servido muy fresquito... una copa con agua abundante, donde había exprimido un limón, aprovechando (e incorporándolo) la pulpa e incluso las semillas... puesto que... “todo ello era muy bueno para el organismo”; según había leído en un libro que trataba sobre las muchas ventajas de tomar... “uno o dos limones diarios” para cuidar y conservar la salud del cuerpo, así como un diente de ajo crudo, cada día... “lo que también recomendaba en otro libro leído... un investigador alemán”.

            Y después de tomar los tres comprimidos del medio día y que como medicina, para prevenir la tensión, la glucosa y el ácido úrico... tomaba; limpió la mesa, fregó los platos y cubiertos y ya todo en orden... se recostó en su sillón, para ver los noticieros de la televisión, leer el periódico, acariciar al perro (el que ya se colocaba cerca de la mano del amo) y dar una cabezada o pequeña siesta, hasta que llegadas las cuatro de la tarde, emprendería el camino para ir a jugar unas partidas de dominó... “con sus amigos de la tarde”, en el “hogar del jubilado” y donde estaría un par de horas; regresando después, para terminar la rutina de cada día; la que terminaba con el tercer paseo al perro, que los disfrutaba mañana, medio día y al atardecer... luego la cena, el reposo de la misma... y a la cama, a leer uno de los libros que siempre tenía abiertos (siempre más de uno) y cuando acudía el sueño... a dormir. El perro igualmente y siempre pegado al amo, lo hacía en la alfombra que éste tenía junto al lecho.

            Entre estas rutinarias tareas, también entraban algunas horas para escribir, despachar correspondencia, leer prensa, enviar artículos... y “discutir en los foros donde participaba”, con sus escritos, los que recibían abundantes visitas; las lecturas de los libros, las dejaba para la cama... donde le sobraban horas, puesto que ya dormía poco.

            Y así amaneció aquel primer miércoles de aquella nueva temporada; Y a la hora prevista y ya paseado el perro, dejado provisto al animal de su comida y agua; y desayunado el amo (esos días tenía que desayunar en la casa; por lo que no tenía tiempo de ir a lo bares citados y tampoco de llevar las migas de pan a “sus clientes” los gorriones)... sonó el timbre de la puerta de la calle y abierta la misma, con el acompañamiento de los ladridos del perro, apareció en ella aquel ya conocido chofer (Jules) que del sanatorio venía a recogerlo, conduciendo aquel muy buen automóvil, con que siempre realizaban aquellos cortos viajes.

            -Buenos días Don Julio... ¿qué tal se encuentra usted? Ciro veo que está igual que siempre y los observo muy bien de salud.

            Aquel hombre y por cuanto ya llevaban dos años conociéndose, habló así con esta familiaridad a Julio y nombrando a su perro; estrechando (al propio tiempo) la mano del escritor; y de inmediato acariciando al perro, el que igualmente le había conocido y al verlo dejó de ladrar, moviendo el rabo en sentido amistoso, por lo que se dejó acariciar por Jules  con toda tranquilidad. Julio respondió diciendo.

            -Buenos días amigo Jules... bien, muy bien, nos encontramos muy bien; y por su aspecto observo que usted igualmente se encuentra en condiciones óptimas.

            Hablaron algunas palabras y frases más; todas ellas ya triviales y de pura cortesía; pasadas estas Julio dijo.

            -Cuando usted quiera yo y como siempre aguardo ya dispuesto a marchar.

            Dicho ello, y mientras aquel viejo escritor hablaba al perro recomendándole el que cuidase “la finca” y se portara bien... Jules se dirigió al automóvil (aparcado junto a la puerta) y abriendo la puerta de la parte trasera, esperó a que su pasajero entrara en la misma y se acomodase; tras ello y solicitada orden de marcha; aquel vehículo realizó el trayecto desde aquella calle hasta el sanatorio (situado en las vertientes de la cercana sierra) no tardando más de veinte minutos en llegar a la explanada de aquella gran construcción, en parte sanatorio, en parte club social y en gran parte una extensión de pequeños huertos familiares, que aparte de la tierra, contenían preciosas casitas de diferentes estilos, para que los allí residentes, pudieran vivir en contacto con la naturaleza y no acudiendo a las zonas hospitalarias, nada más que cuando la necesidad obligara a ello. Igualmente se les permitía una gran libertad para salir y viajar, previos reconocimientos exhaustivos para que todo les fuese con normalidad.

            -Gracias Jules... sobre la hora de costumbre volveré para que me lleve a casa.

            -Aquí aguardaré como siempre.

            Tras aquel escueto diálogo, el viejo escritor emprendió el camino hacia el hall de la recepción primero y luego recorriendo aquellos interiores y exteriores, llegar a la casita del aquel “extraño loco”, que un día le hizo buscar para hablar con él y como ya se relató en la primera de estas novelas. Como ocurrió la vez anterior, al mostrar la tarjeta magnética con que le habían dotado para identificarse, el empleado que allí se encontraba y conociéndolo de otras muchas veces, le sonrió rechazando la misma y diciéndole con toda la amabilidad que una buena educación permite.

            -No, no es necesario Señor Renón... puede pasar con entera libertad; usted ya sabe el camino y por tanto llegará hasta la persona que le espera.

            Julio guardó aquella tarjeta y dando las gracias se encaminó hacia la zona de huertos, donde llegó en breves minutos a la entrada de la parcela y casa del Número trece, el que ya le esperaba en pie, bajo aquel centenario olivo y al lado de aquella mesa, donde se encontraba el botijo de agua y junto a ella, las dos sillas de madera con asiento de anea, propiamente campesinas y de ese estilo rústico, empleado por los labriegos y que ellos mismos fabricaban desde vete a saber cuantos siglos atrás, pero que seguían siendo muy cómodas para permanecer sentados por largo tiempo, puesto que eran de baja altura y permitían arrellanarse en ellas con gran comodidad, puesto que todo el conjunto procedía de la naturaleza y por tanto no tenían el inconveniente de los plásticos, que recalentado el asiento suelen ser hasta enfermizas, por las alergias que producen en pieles muy sensibles.

            Se saludaron ambos amigos dándose un abrazo y estrechándose las manos, demostrando ambos igualmente, la satisfacción que experimentaban al reunirse de nuevo.

            Ya sentados uno a cada lado de la mesa, si bien de forma lateral y en la que permitía cuasi el estar frente a frente; se inició el diálogo, que como es lógico fue  en gran medida, el rememorar las vivencias de uno y otro en aquellos tres meses de ausencia veraniega.

            -¿Qué amigo Julio... como le fue en estos meses en que estuve ausente?

            -Yo y usted lo sabe... ya soy rutinario... “y como el Sol... mi rutina se sabe”; y usted lo es más, por cuanto ya hemos hablado de ello muchas veces. Yo con el calor tampoco viajo; por tanto poco le puedo contar de estos meses de “canícula andaluza”... usted sí que espero me cuente muchas cosas sobre esas zonas de Ecuador y Colombia, donde ha pasado el verano... cuénteme y así empezaremos con algo distendido, para no “calentar la olla” ya en el primer día... o al menos, no hacerlo en demasía.

            Aquel interno, oyendo aquellas manifestaciones de su invitado, sonrió ampliamente y tras pensarlo un poco respondió.

            -Yo y por el contrario, sí que he tenido cierta actividad allí donde fui, puesto que “aquellos mundos son muy diferentes a estos europeos nuestros” y allí, aún la población no ahoga a la naturaleza como ya ocurre aquí; además he convivido con pueblos nativos (o lo que aún queda de ellos) e incluso he investigado sobre su historia y cultura; también me he adentrado en alguna parte selvática y he convivido con aquellas gentes, que empujadas por los intereses del petróleo, ya rechazan en gran medida mucho de lo que les quieren imponer los blancos, puesto que están notando que incluso su medio de vida lo van mermando y envenenando, debido a las manipulaciones y conducciones petrolíferas, los gases que se pierden, les están ocasionando padecimientos y enfermedades que antes no conocían... allí y como en otras muchas partes del planeta, sobran muchas tierras, pero si todas se repueblan con “la plaga humana”... ¿qué ocurrirá? Aparte que ya se sabe y es reconocido, que los inmensos pulmones de las selvas sudamericanas, los necesita todo el planeta para que en ellas se siga produciendo el oxígeno que necesitamos todos y que con ello se palie el envenenamiento global que padecemos... pero los intereses de las petroleras y otras multinacionales, la explotación de maderas preciosas y muchas cosas más, mantienen un estado... “de guerra larvada y que como siempre la están perdiendo los débiles”; en parte por su debilidad, pero en mayor parte por la corrupción de gobiernos que se dejan corromper y en fin... lo de siempre y que usted como yo sabemos y debiera ser de dominio público.

            Aquí se detuvo, como invitando y así dar pie a su interlocutor para que interviniese; cosa que hizo.

            -Sí, globalmente no me dice usted nada que yo no sepa, pero puntualice por favor y detalle algo más lo que allí ha realizado, puesto que intuyo hay más... o quizá mucho más.

            Aquel “otro extraño loco” (puesto que los dos lo estaban bastante y como sus diálogos lo han demostrado ya) volvió a tomar la palabra y continuó diciendo.

            -Esas gentes pegadas a la tierra o a sus selvas, son sencillos, viven o aspiran a vivir con una limpieza que nosotros ya desconocemos o perdimos; pero y como ocurre desde que “los blancos” llegaron allí hace más de medio milenio; estos van empujando a los nativos o autóctonos y los van o absorbiendo... o eliminando; y no es una excepción, es la norma de toda la historia del hombre... donde unos grupos siempre han ido desplazando a los otros... de grado o a la fuerza. Por ejemplo, el pueblo Pasto, que es con los que más he convivido y que en su momento ocuparon una gran parte de aquellas tierras y que hoy ocupan Colombia y Ecuador... existen como tales, aún hoy y en un considerable número, pero ya asimilados a costumbres ajenas y aunque resistiendo, pero...?

            Otra nueva pausa que dejó en el aire la continuidad, por lo que Julio ya interesado en un tema concreto insistió.

            -No se detenga y sigan contando esas vivencias y cuente lo que sepa de ese pueblo, del que yo no tenía ni la más ligera referencia... ¿Quiénes son los Pastos? Los que al nombrarlos, me ha venido a la mente el “de los Partos”, que sí que están en nuestra historia2.

            Aquel hombre sonrió al oír aquello y tomando la palabra dijo.

            -Sí y es curioso, que a tantos miles de kilómetros y en Asia existieran aquellos históricos pueblos y que en América del Sur, existieran y aún existen, otros que se denominan casi de igual manera, puesto que fonéticamente se pueden confundir los nombres, como usted en realidad ha confundido o creído confundir, puesto que su memoria le ha llevado a los asiáticos y ya desaparecidos en la historia del hombre... pero Los Pastos americanos, en un resumen apretado fueron y son así.

            Dicho aquello y auxiliado por algunos apuntes que tenía a mano y junto a abundantes folios, situados en aquella rústica mesa; dijo cuanto sigue:

            -LOS PASTOS: Los pasto habitan en su mayoría en Colombia, en los resguardos coloniales de: Aldana, Carlosama, Córdoba, Colimba, Chiles, Mayasquer, Panam, Cumbal, Chiles, Potosí, Guachucal, Mueyamués, Ipiales, San Juan, Yaramal, Mallama, Guachavez, Túquerres y Yascual. También se encuentran en resguardos constituidos por el Incora y en predios de propiedad individual. Están ubicados en el Altiplano de Túquerrese Ipiales, en el departamento de Nariño, en límites con la República del Ecuador, a donde se extienden sus asentamientos. En la antigüedad su territorio ocupaba la mayor parte de la región interandina, desde la población de Ancuyá en la margen izquierda del río Guáitara, hasta el río Chota en el Ecuador. Bajo el termino “Pasto“ se agrupo a una serie de comunidades autónomas que convivían en estas zonas. Su población actual se estima en unos setenta mil individuos, si bien muy diseminados como se desprende de los datos geográficos que acabo de decir. Para los pasto, los mitos y leyendas de su cosmovisión se estructuran en una serie de oposiciones duales. Estos se recrean en la memoria y en la cotidianidad orientando el mundo y el comportamiento de las personas. Los primeros hombres surgieron de la unión entre el cerro de Cumbal y la laguna de la Bolsa. Cada comunidad se considera descendiente de una primera pareja de caciques ancestrales. La vivienda de tipo campesino, en general presenta una forma de escuadra, con cuartos (habitaciones) y cocina completamente independientes. La familia nuclear es el eje de la organización social en el interior de la vereda o sector. En la selección matrimonial el prestigio económico y las jerarquías de los clanes, juegan un papel importante. Es costumbre que la esposa se radique en la vereda o comunidad del esposo, en una nueva residencia. Aunque no es aceptado se da el amaño y el madre solterismo (madres solteras). El compadrazgo se considera una forma de relación dentro de la comunidad. Entre las comunidades de los pasto, el Líder y el Taita tienen bajo su cargo la gestión de los intereses de la colectividad. En cuanto a las comunidades que viven en resguardos, la autoridad está en la cabeza del cabildo. Sus integrantes se sienten sujetos a la comunidad y las fuerzas sagradas que otorgan el poder para gobernar. Este pueblo indígena vive principalmente de la agricultura y de las actividades pecuarias orientadas a la producción de leche y ganado lanar. Los territorios ubicados en las partes altas producen tubérculos como papa, oca, maíz, calabaza, arracacha, guineos, quinua, hortalizas, frutas y especies menores. En el clima medio cultivan plátano, café y caña de azúcar. Dependen principalmente de la mano de obra familiar y del trabajo comunitario -minga-. Para la venta producen quesos y otros derivados de la leche, dulce de caña y productos de la lana como cobijas y canastos de bejuco chilán. Pero hay más, mucho más, puesto que esta cultura desciende de otras mucho más antiguas y de las que se poseen cerámicas y otros útiles, que demuestran su avance como civilización, puesto que todo ello; Corresponde a tres tipo de vestigios arqueológicos localizados en los altiplanos de Túquerres e Ipiales en Colombia y del Carchis en el Ecuador. Como son los complejos culturales Capulí, Piartal y Tuza, los cuales han sido fechados entre 750 años después de Cristo y hasta la Conquista Europea... y hasta aquí llego con los datos obtenidos de diferentes fuentes, puesto que como se desprende de tan apretado resumen, se trata de una civilización más, que no ha podido desarrollarse por sí misma y ha sido conquistada o absorbida  por otras más potentes, o sea, lo que antes dije y que es una constante en toda la historia del hombre... el conquistador, tras conquistar impone pero también recibe enseñanzas y en la mezcla se va conformando una nueva etapa, hasta que llega la próxima fusión más o menos violenta; muchas veces sutil e inapreciable, pero que se va imponiendo... si no fuese así... ¿cómo hoy se beberían los refrescos de cola que los norteamericanos han impuesto en todo el mundo?

            Aquel hombre terminó así su discurso, empleando este gracejo y riendo de muy buena gana; pero fue una metáfora muy acertada, de cómo se imponen costumbres impensadas por los nativos de cualquier lugar y que sin embargo luego aceptan como lo más normal del mundo; en ese injerto o trasvase de unos a otros y a lo largo de toda la historia del hombre, que a la vista está, sigue igual marcha que siempre tuvo.

            Julio quedó absorto y pensativo al oír aquella disertación, por lo que cuando pudo “digerir” la misma dijo.

            -Me ha dejado usted sorprendido, al relatarme todo cuanto me ha dicho y que confieso, no tenía ni idea de ello... sí, de otras civilizaciones “más famosas”, y que se ubican o ubicaron en territorios que hoy son de Perú y donde floreció la más famosa de todas las del sur del continente, cual fue la Inca... pero es claro y ahora “caigo” (o recuerdo) los Incas o el Imperio Inca, es que también dominó todos esos territorios, según afirman los eruditos... sí, ha sido muy interesante su disertación que enriquece mi cultura; muchas gracias. Y ahora entiendo igualmente el que las dos localidades principales del área donde instalaron su residencia o sanatorio y donde usted ha permanecido en diferentes épocas; hoy y separadas por pocos kilómetros pero por una frontera que separa a dos países, en realidad sus orígenes son de igual procedencia, según se desprende de su relato... hoy sin embargo, son dos importantes ciudades; con sedes episcopales de una religión nacida en Asia y dominadas por un idioma y costumbres totalmente diferentes a todos esos datos étnicos o poblacionales que me ha dado... es claro que me estoy refiriendo a las ciudades de Ipiales3 y Tulcán4... curioso, muy curioso todo ellos... reitero mi felicitación querido amigo... cuénteme más cosas de allí, pues la verdad es agradable y distendido hablar de todas estas cosas.

            Aquel interno sonrió complacido al oír lo que su amigo le respondió y tomando de nuevo la palabra, dijo.

            -Por el momento no se me ocurre nada más, puesto que contarle cosas triviales o cotidianas, sobre mi estancia y pasar diario por aquellas latitudes, no lo creo interesante; pero en conjunto sí que le digo, que vengo con nuevas energías, con muchas y nuevas energías... aquellas tierras tropicales, sus montañas, su especial atmósfera o halo, influyen en mí muy positivamente y es por lo que cada año, llevo ya bastantes, paso allí algunas temporadas... el ambiente es diametralmente opuesto al europeo y pese a que aquí donde ahora vivimos usted y yo; está muy lejano de lo que ya ocurre en la mayor parte de la decadente Europa, que como todo el mundo, que se dice civilizado... “se está ahogando en sus propios detritus... naturales o artificiales”... qué razón tenía aquel jefe indio que en 1855 se dirigiera por escrito al entonces presidente de los USA... y del que creo ya hablamos en alguno de estos diálogos... ¿lo recuerda usted amigo Julio?

            -Sí, creo que hablamos de él... pero hemos hablado de tantas cosas, que ya no puedo precisar si leímos aquella famosa carta o no... pero indudablemente que la conocemos ambos... y sí, aquel jefe indio norteamericano, acertó plenamente... yo lo denominé hace ya muchos años como... el primer ecologista; puesto que la carta data de nada menos que de una época en que lo del ecologismo, ni se sabía lo que ello representaría no mucho tiempo después... pero esa cata y por descontado, debe ser leída muchas veces, por aquel que la conozca y luego darla a conocer cuanto más mejor5; hoy tiene aún mucha más vigencia que entonces, donde simplemente se rieron de ella.

            Julio guardó silencio y como invitando a su anfitrión a que reiniciara la charla, lo que éste entendió y seguidamente dijo.

            -Creo y considero que ya es el momento de iniciar nuestros diálogos y como lo que hemos hablado sirve como un preámbulo amplio para iniciar el siguiente tema, hablemos de él... de la súper población humana y sus consecuencias...¿le parece?

            -Sí, me parece y lo creo muy acertado, así pues inícielo usted puesto que ha sido idea suya.  

            -Le resumo en un corto discurso lo que yo estimo está ocurriendo y lleva ya demasiado tiempo: veamos como se lo plasmo de forma lo más concisa que sepa y pueda.

            Dicho ello aquel loco hizo una pausa como pensando lo que iba a decir y luego dijo cuanto sigue:

         -¿Hacia dónde va el termitero humano? Hace más de treinta años, ya escribía (yo) sobre... “el infierno de las grandes ciudades” (también pronuncié algunas charlas sobre el tema, algunas de ellas emitidas por radio) y en mis libros y artículos  están esos testimonios; pero las grandes ciudades siguieron creciendo y la población mundial igualmente; recientemente un amigo me envió un documental, con estampas y cifras que ya horrorizan... puesto que “todo tiene un límite”... y el aumento de la población lo tendrá antes o después... o “el termitero humano”, terminará por destruir su propio hábitat y con él se destruirá a sí mismo y en una reacción en cadena, que mejor no imaginar siquiera. O mejor imaginarla ahora y tratar de ponerle remedio.

            Por los datos que recibo y que son abrumadores; resulta que hoy China tiene la misma población que todo el planeta tenía en 1939 (72 años sólo... piense por favor); que la capital de México, tiene en su perímetro urbano, los mismos habitantes que toda esa nación tenía en el mismo año citado, o sea en 1939... que Tokio y su perímetro urbano, cuenta ya con casi cuarenta millones de habitantes; siendo la “ciudad” (si es que en esas magnitudes ya se puede hablar de ciudad civilizada) más poblada de todo el planeta; donde igualmente hay una docena de monstruosas ciudades, todas ellas rebasando los diez millones de habitantes.

            Se dejan por enumerar a otras muchas ciudades (puesto que sólo se reflejan doce); pero y por ejemplo, Moscú pasa ya de los diez millones de habitantes; no se dan datos de Londres, París, Estambul, El Cairo y tantas otras “horribles” aglomeraciones, que dejo al lector las enumere, puesto que hay muchos y grandes termiteros humanos a lo largo y ancho de todo el mundo; el fenómeno o enfermedad ha sido muy contagiosa.

            Por el contrario, las zonas rurales, van “muriendo”; puesto que a sus habitantes los obligan las necesidades (algunos también la ambición) a emigrar a “la gran ciudad”... “o al gran infierno”, donde pretenden mejorar y vivir... si eso es vivir y mejorar, que yo lo dudo; puesto que en la gran ciudad, se vive ya con un nuevo tipo de esclavitud y donde el simple traslado desde donde se vive (o vegeta) hasta el puesto de trabajo (aquel que ya lo tiene) puede suponer en sí mismo... “otra jornada de trabajo, por la que no se cobra y sin embargo se sufre y se llega hasta la autodestrucción anímica”.

            El documental muestra autopistas llenas de vehículos, pero de una anchura in imaginada, puesto que cuento en una de ellas... ¡¡Veinte carriles!! Y a los que hay que sumar, las aglomeradas arterias que “la auxilian” y que igualmente aparecen en la panorámica que ofrece dicha película. Playas donde... “yo pagaría por no ir a bañarme puesto que aquello parece algo parecido a un mosquerío en un muladar pestilente”... enormes edificios donde quizá, las abejas en sus “hexágonos”, viven mucho más holgadas que los desgraciados humanos que allí habitan; lo mismo digo de las inteligentes termitas, que van ampliando su termitero a tenor con sus necesidades, pero dotándolo de unas comodidades y resistencia, que aún ni ha logrado el “muy inteligente homo sapiens”. O sea que las termitas son los mejores arquitectos de este planeta, puesto que nadie (valorando su tamaño) ha logrado edificios/ciudades, tan grandes, altas y tan bien acondicionadas, donde incluso obtienen sus propios alimentos.

Por otra parte... En esos horribles “termiteros humanos” (enormes edificios cuadriculados y altísimos) los que allí viven... y que lo hacen (seguro) en la soledad más horrible y dentro de esos nichos; más parecidos a los de un cementerio de España (donde abundan tanto los nichos) que a algo que recuerde una habitación humana... es inimaginable la situación estresante que todo ello producirá en esos pobres seres que por lo que sea, decidieron ir a vivir allí... o allí nacieron y ya no pueden hacer otra cosa, sino tratar de sobrevivir en ese ambiente.

Curioso, tremendo y horrible (al propio tiempo) es el que por ejemplo... “en el mayor termitero de este planeta”, cual es hoy el modernísimo y avanzadísimo Japón... allí es dónde más gente (al parecer) se suicida; llegándose al extremo que en la juventud, que se supone es la época de más ilusiones, más pujanza y más deseos de hacer “un mundo mejor”... se llegan a poner de acuerdo varios de estos jóvenes y... “se suicidan en esa especie de sociedad limitada y en la que por unanimidad acordaron el suicidio conjunto y para marcharse juntos de un mundo que los ha hastiado”.

Yo no sé... “los que dicen dirigir al mundo” (políticos, religiosos, banqueros, especuladores y “otros que como estos son las fuerzas que mueven el destino actural”) qué están pensando sobre esto, puesto que desconozco el que alguno de ellos se preocupe por este problema (que lo es y grande) y de paso apunte algunas soluciones, convoque congresos de “inteligentes”; que en debate libre y abierto cada cual diga algo interesante y traten de ir eliminado este gran cáncer del planeta... puesto que cáncer es el... “aumento descontrolado de células, aunque en este caso sean células humanas, pero que se han deshumanizado”. Y a lo que hay que incluir la polución (envenenamiento) incontrolable en “la tierra, el mar (las aguas en general) y aire”. En el documental se aboga por ciudades de no más de quinientos mil habitantes... pero aún estas (y para mí) son ya cuasi inhabitables, puesto que yo que vivo en las inmediaciones de una que en la actualidad cuenta con sólo 117.000 (Jaén); ya y tras observarla con detalle; digo que es excesiva y que no debiera crecer más... abundando en ello y por hablar de algunas más conocidas y que son andaluzas como la anterior... Córdoba, Granada y Málaga... ya no merece ni el ir a visitarlas, por cuanto las aglomeraciones y el crecimiento de las mismas, ya les ha quitado el encanto que alguna vez tuvieron como verdaderas ciudades cosmopolitas y agradables de visitar... pero en estas como en todas las demás; la especulación feroz, soportada para que algunos hicieran capitales inmensos, provocó lo que ahora no es posible arreglar... pero lo peor de todo, es que... “el cáncer sigue creciendo... y ya se sabe que un cáncer si no se extirpa o cura, acaba con cualquier cuerpo vivo”... y en este caso el cuerpo vivo es; nada más y nada menos que... EL PLANETA.

            Llegado a este punto, aquel interno guardó silencio y mirando fijamente a su interlocutor, esperó alguna respuesta; la que tras una pausa un poco larga, llegó de esta forma.

            -¿Y qué puedo yo decirle sobre ese tema, salvo aceptarlo, asumirlo y darle toda la razón? (dijo Julio y continuó)... Aunque por otra parte, se afirma que el planeta aún y pese a lo mal explotado o administrado en que se encuentra; da lo suficiente como para que la humanidad pueda crecer aún mucho más, de los ya más de siete mil millones de habitantes con que cuenta en este año (2011) “que nos alumbra”... es claro, que ello es a costa de ir eliminando especies y que van desapareciendo o van a desaparecer, con lo que los desequilibrios que vengan tras ello, no son ni imaginables... puesto que de seguir creciendo el “animal humano”... terminarán por que, los que vivan en ese crucial momento... pueden acabar “comiéndose los unos a los otros”... y al decir esto, me estoy acordando de Malthus6 y sus profecías; y hay que decir que... entonces, Inglaterra contaba con algo más de nueve millones de habitantes. Sin embargo aquel cura anglicano se equivocó, o al menos lo hizo por estos dos siglos que han transcurrido desde entonces y donde la población mundial, “se ha centuplicado”... ¿Pero no sigue su profecía cerniéndose sobre el mundo que habitamos? Yo creo que sí; y es por lo que hay que ir previniendo los problemas que indudablemente se presentarán en un tiempo más o menos lejano y si la población sigue creciendo desordenadamente... puesto que hoy aún no es problema el cuido de la masa humana; puesto que lo demuestra lo que y curiosamente, en estos días y en la prensa provincial he leído; o sea que aquí mismo y en huertas o huertos rústicos y ancestrales, de estas mismas sierras que “tenemos encima de nosotros”... este verano se han obtenido calabazas de 150 kilos, tomates de 2 kilos sandías de 17. Y un calabacín de casi seis kilos de peso; por otra parte... La medicina conserva la vida en extremo: y lo demuestra el caso reciente de la hija de un vecino de mi calle, la que ya en estado avanzado del embarazo, pero lejos de su tiempo normal; a la criatura (un niño) se lo sacan a la madre (en operación cesárea, motivada por otros problemas graves que padece: altísima tensión arterial etc.) con seiscientos  gramos de peso; un mes después sale la criatura de la incubadora con 2 ½ kilos y de inmediato  ya lo sacan de paseo, puesto que “come, duerme y defeca bien”; por tanto se encuentra bien, dice el médico: la madre igualmente está bien y ha superado la situación crítica que la llevó al quirófano; que lo fue para salvar su vida y a riesgo de que el no nacido, no llegara a ser viable... sí; sobran alimentos y hay suficiente medicina, si bien los alimentos se encarecen por cuanto, los malditos especuladores que lo controlan todo con los modernos medios electrónicos y la falta de escrúpulos... y la sobra de avaricia acaparadora, lo permiten; cosa que como podemos comprobar por cuanto pasaba en la época de Malthus, también ocurría lo mismo y el acaparamiento y la especulación con los alimentos, era también una lacra de aquellos tiempos, como en realidad lo habrá sido en cualquier otra época anterior, en la que el ser humano pudo hacer cuentas y acaparar lo que pudiese para luego venderlo a mucho más alto precio... “o sea lo de siempre”.

            Terminó aquí Julio y guardando silencio esperó a que su anfitrión dijera algo, cosa que hizo de inmediato.

            -Aún así y pese a la impotencia que existe, al menos; nosotros y debajo de este centenario olivo, el que debieron plantar los hombres anteriores a la época de Malthus... debemos seguir estos y tantos otros temas... “algo me dice que alguien y en un momento que ni sabemos”, puede recoger nuestras ideas y continuar... “ninguna palabra bien dicha se ha perdido nunca y aunque no seamos profetas, pero tampoco somos idiotas... y como aquel loco de aquel manicomio al que preguntaron, al desarrollar una idea brillante y con ella sacar del apuro en que vivía su interlocutor, éste sorprendido le dijo... si él estaba allí por loco... este respondió de inmediato... sí por loco sí, pero no por idiota”.

            -Bien, pues continuemos, o mejor dicho, continúe usted y exponga la que tenga pensado, puesto que hoy la iniciativa es suya, ya que al parecer... “su caletre está pleno y funciona hoy a toda presión”.

            Con esta respuesta de Julio se estableció una larga pausa, en la que ambos dialogantes aprovecharon para beber agua de aquel botijo; calmada la sed, aquel loco interno en aquel sanatorio tomó la palabra y como recordando hechos vividos hacía mucho tiempo, pronunció el siguiente discurso.

 

 

II

 

         -Hace ya muchos años, posiblemente más de cincuenta; fui al cine a ver una cinta cuyo titulo me intrigó; resultó ser un documental italiano y que giraba con el nombre de “Éste perro mundo”; el mismo era una selección de “cosas” recogidas en los cinco continentes y las que cubrían un muy amplio espectro de lo que entonces ocurría en este pequeño planeta; pero no recogía ninguna guerra o tragedia, eran “cosas” y que cubrían desde lo absurdo a lo poético; pero que presentaba una postal estupenda, puesto que incluso aparecían unos nativos de Nueva Guinea, adorando la carcasa de un avión, caído en sus selvas y que para ellos... “representaba un envío de sus dioses”.

            Acordándome de ello yo hoy presento algunas postales de la actualidad.

            “Un hombre de Carolina del Norte que no tenía seguro médico admitió que recientemente robó un dólar de un banco para ser enviado a prisión y obtener cobertura médica gratuita. James Verone, un empleado despedido de Coca Cola, recientemente notó que tenía una protuberancia en el pecho y sufría de artritis y el síndrome del túnel carpiano. Sin seguro médico ni dinero para obtener asistencia privada, Verone concluyó que su mejor opción sería ir a prisión. Le dijo a un periódico local: “El dolor era más insoportable de lo que yo podía tolerar. Estaba frustrado con todo”. Desde que está en prisión, ha sido atendido por varias enfermeras y tiene una consulta con un médico el viernes”.

            Sí... querido amigo... "mi mente me traslada a la más miserable de las tribus humanas y en ella, seguro que este individuo, hubiese sido atendido "socialmente" por el chamán y su medicina, curándolo o mitigándole el dolor hasta que muriese"... la actual SUCIEDAD (que no sociedad), tiene aparatos "volando" ya incluso fuera del sistema Solar y sin embargo ocurren estas cosas y dentro de una de las más “ricas y poderosas (“suciedades”) del planeta”...  no entiendo nada.

            Busco la publicación donde aparece esa noticia (que es norteamericana y publicada en idioma español) y encuentro esta otra “perla”, que no es individual como la otra sino masiva y muy masiva; la que nos presenta otra realidad espeluznante.

            “Informe: cantidad de refugiados en el mundo alcanza el máximo en quince años. La cantidad de personas desplazadas violentamente de sus hogares por conflictos o persecuciones alcanzó en 2010 el nivel máximo en quince años. La Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas informa que la cantidad de refugiados trepó a casi 44 millones, y que el 83% de ellos se encuentra en los países más pobres del mundo. Pakistán, Irán y Siria albergan a la mayor cantidad de refugiados. Alemania es el país industrializado con mayor cantidad de refugiados, ya que da asilo a casi 600.000 personas. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, dijo: “Si uno ve lo que está pasando en el mundo de hoy, vemos una multiplicación de nuevas crisis desde comienzos de año, Costa de Marfil, Libia, Siria, Yemen. Y al mismo tiempo, parece que las antiguas crisis no terminan nunca. Por ejemplo, lo que está sucediendo en Afganistán, más de veinte años de combates. En Somalia, también veinte años de combates, en la República Democrática del Congo. Las nuevas crisis se multiplican, y las viejas nunca terminan".

            Tras esta horrible estampa; mi imaginación vuela a las muy cercanas costas africanas y piensa en los ya millones, que han cruzado a Europa de la forma en que han podido o los han dejado... de la cantidad de muertos que yacen en el fondo de sus aguas (sus huesos puesto que el resto ya se lo habrá comido “el mar”)... de las tumbas anónimas que hay en tierra; de los miles y miles de madres, padres, hermanos y otros parientes, que no volvieron a tener noticias de aquel aventurero que salió de la tribu, clan, barrio o familia... para “ir a la tierra de promisión para hacer fortuna y prosperar tanto él como los que dejaba atrás”. Y sin embargo en todos esos países hay riqueza suficiente para que sus pobladores vivan de forma... “decente” y manteniendo sus costumbres, aún cuando tengan que modificar algunos hábitos ya demasiado salvajes para los tiempos en que vivimos.

            Y finalmente pienso en “los ejércitos” de bandidos que hay en los cinco continentes y que explotando todos los recursos del mundo, son los verdaderos culpables de todo lo demás, puesto que estoy seguro que en este mundo hay de todo lo necesario y para todos, pero la odisea es el cómo lograr que equitativamente llegue a todos; por tanto lo que ocurre no es culpa del planeta, de ello no me cabe la menor duda.

            Pese a todo, las luchas por esas materias primas que dan el poder y la riqueza, seguirán devastando a pueblos, comarcas y zonas; obligando a sus habitantes a huir, si es que no los masacran allí mismo... y el mundo seguirá siendo... “un perro y asqueroso mundo, cada vez más podrido y corrompido”; puesto que en el horizonte no se ve ninguna claridad... “por tanto va a seguir lloviendo mierda”.

            Y va a seguir “lloviendo mierda” (y perdóneme esta quizá zafia metáfora) por cuanto los Estados, dirigidos por individuos de ya incalificable catadura, no producen nada más que problemas. Sólo se preocupan de los intereses (siempre materiales) de las camarillas dominantes, y sólo se preocupan de sortear el día a día; no se dedican estudios y por tanto recursos para prevenir futuro... o futuros a más largo plazo y tratando de crear una humanidad mucho mejor que la que ha resultado tras la gran plaga del... “brutal consumismo a que nos han obligado y que ya no se puede sostener”. Y ese es el punto crucial y tétrico en que hoy se vive y a lo que se ha llegado, por cuanto la imprevisión forzó a ello; también por cuanto todos los problemas los resumieron en uno... “satisfacer lo material, olvidando totalmente la parte inmaterial del ser humano”... y ese es el gran problema... la mayoría los han convertido en cascarones huecos... vacíos de contenido, puesto que el contenido son insatisfacciones múltiples de deseos no satisfechos... deseos que aún satisfaciéndolos no llenan al individuo y de ahí lo que hemos hablado hace sólo minutos, sobre los suicidios de Japón, que igualmente se dan en otros muchos lugares del mundo, mal llamado civilizado.

            Por todo ello podemos decir que...

            El Estado no crea riqueza verdadera, completa e integral, o no la crea como debiera y en la proporción debida; sencillamente, los que gobiernan el Estado, o son inútiles o se corrompen y entre una y otra cosa, hay que pensar en el nepotismo, el amiguismo, el enchufismo y todo lo que conlleva el llegar al poder y ganar... “legiones de parásitos”, se adhieren al Estado, o mejor dicho, al aparato del Estado y como los que lo gobiernan, lo hacen con total impunidad, el resultado es el que estamos padeciendo y que va a seguir por tiempo que ni se sabe; puesto que ni los que dicen llevar el Estado; en realidad ya saben que es lo que hay o no hay que hacer... “están todos como aquel fraile del convento... vengan días y vayan ollas... para lo que boy a estar en el convento me cago dentro”; tienen tal insensibilidad (puede que muchos miedos e incluso terrores a lo que aún esté por venir) que se quedan prácticamente quietos y en espera que los problemas se resuelvan por sí solos; pero no renuncian y dan paso a otros, aguantan hasta que los echan debido a las urnas... “o a tiro limpio”.

            Es incomprensible que con todo lo que ha ocurrido en España (y en tantos otros países dicen que desarrollados) no se juzgue a los autores de tan brutal y destructiva ruina; debida más que a otra cosa, a la dilapidación, al derroche, al en definitiva... no sólo tirar el dinero del contribuyente, sino lo que es aún más condenable, endeudarlo a él y a sus descendientes, por tiempo tan largo que ni se sabe su duración. ¿Para cuándo leyes que ajusten a todo este tipo de delincuencias? Son delincuencias sin tipificar y algunos ya hablan de instaurar leyes para ello... ¡¡¿Pero cuándo?!!

            Mientras, los autores... empezando por el principal culpable, cual ya no cabe duda (se lo están diciendo en todos los idiomas conocidos y escribiéndolo en infinidad de medios) es... José Luís Rodríguez Zapatero6 (“amén de sus legiones”)... al ser echado del cargo (“no se ha ido, lo han echado hace tiempo y de hecho esa es la verdad”) hay que pagarle una renta principesca, aparte de los servidores públicos que hay que ponerle alrededor, “para que ni le molesten las moscas”... mientras, aquí quedamos más de media España, empobrecida, arruinada, incluyendo a la mayoría de pensionistas, que habiendo cotizado durante muchos años, hoy perciben pensiones de miseria. Pensiones que y como ha ocurrido en Grecia, ya no tienen dinero para pagarlas, puesto que han llevado a tal estado de ruina a aquel país, que en realidad ha llegado a la quiebra... sin embargo los autores de ello, siguen cobrando sus enormes emolumentos y tratando de seguir endeudando mucho más a esta nación... que curiosamente es la cuna de toda la denominada Civilización Occidental... vamos como para “morir de risa”.

            Perversamente, estas “legiones” (meto a todos los partidos, pues en esto todos han callado y simplemente han abierto la boca y el bolsillo (aceptando), esperando con la panza, el resultado de estas injusticias) y en gran mayoría; no habiendo hecho otra cosa que apretar botones en el parlamento, aplaudir al jefe (“nada de líderes, un líder lo es para un pueblo, no para un grupo de aprovechados”) y hacer demagogia para engañar a todos los demás... se van jubilando, con las máximas pagas que permite el dinero público... y aquí no pasa nada; todo es legal y todo “bendecido”... pero esas leyes son aún peores que las de Dracón (puesto que en definitiva, este legislador trataba con ellas de regenerar a su república)... o sea draconianas, puesto que los que pagaremos el pato no se nos dio ni voz ni voto... ¿para qué?... el voto una vez cada cuatro año... “para que ellos hagan con el lo que les salga de los güenvoncios”.

            Y si unimos a estos desastres estatales, los que producen los monopolios, oligopolios, o grupos diversos “incrustados” en el dinero público; encontraremos la catástrofe actual, puesto que entre todos, lo que hacen es controlar al máximo el dinero del contribuyente y repartirlo (o repartírselo) mediante “leyes a medida” y con ello, lo que en sí es un robo descarado (“eufemísticamente dicen que malversación”) se convierte en... “la más limpia de las legalidades y que nadie va a juzgar como ello merece y por cuanto las blinda la impunidad ya preparada con premeditación y alevosía”.

            Por todo ello (deduzco) que con un impuesto único y bien dirigido; y el que no superase el máximo del veinte por ciento, un aparato estatal administrado por personal idóneo y bastante honrado; tendría más que suficiente para atender los gastos estatales e incluso para que el pueblo gozase de muchas más atenciones que hoy “sufrimos”. Y por descontado, presupuestos no sólo con déficit “0”, sino con previsión de ahorro, como reservas, para catástrofes u otro tipo de verdaderas necesidades nacionales. ¿Cómo puede permitirse un Estado, lo que no se puede permitir el individuo o individuos que lo conforman, que si se endeudan más de lo que pueden van a la quiebra y pueden terminar en la cárcel? No, no es explicable tanto latrocinio perpetrado y con toda impunidad.

            El Estado (su aparato) cuanto más reducido mucho mejor y por cuanto he dicho; los que dicen administrar el dinero público, malgastan y derrochan mucho dinero en cosas prescindibles; por tanto administrando mucho mejor les sobraría dinero; y de paso algo importantísimo; al pagar menos impuestos, el particular, la iniciativa privada, tendríamos más dinero disponible, con lo que aumentaría el consumo... EL AHORRO (que debe ser estimulado y premiado como el bien que es y representa); y se dispondría de más dinero para emprender nuevas industrias e impulsar las existentes y por cuanto (no se olvide ello) el que crea la verdadera riqueza y los más sólidos puestos de trabajo, son el pequeño y mediano industrial o comerciante, el autónomo, el emprendedor que por sí sólo es capaz de crear todo ello... no digamos si de verdad se le facilitaran créditos a quienes de verdad los merecen, por cuanto “saben multiplicarlos”.

            Para todo ello, se necesita legislar y hacerlo bien... “no pensando en los grandes negocios de los grandes depredadores, que son los que nos han arruinado”... mientras ellos se ríen de todos y cada cual “en sus nidos”... guardan, no sus tesoros, sino los nuestros y que nos han sido robados; puesto que robo es, digan lo que digan y lo hagan de la forma que quieran... el idioma español en esto como en tantas otras cosas, es contundente... “por ello se buscan palabras que enmascaren las verdades a decir”.

            Y lo más importante; estudiar bien a los sabios de todas las épocas y bajo esas enseñanzas (ya está dicho todo en este mundo) crear verdaderos planes de enseñanza integral, puesto que en la enseñanza y la formación del individuo, estará la solución a la mayoría de sus problemas... pero es claro, a los que gobiernan no les interesa la enseñanza y a la vista están los resultados.

            Al llegar a este punto, aquel “extraño loco” guardó silencio y tomando el botijo, volvió a beber agua, no sin antes ofrecer a Julio, el que con un ademán declinó el hacerlo; y tras beber y depositar aquel recipiente de barro en su lugar de reposo, dirigiéndose a su interlocutor dijo.

            -¿Qué le parece amigo Julio? Le ruego me diga algo y sobre todo aporte lo que pueda a este inagotable tema.

            Julio sonrió de forma enigmática al oír aquella respuesta que más era una súplica que otra cosa; y tras meditar un espacio de tiempo dijo.

            -No puedo añadir ahora mismo nada, a ese largo y contundente discurso por usted pronunciado; por lo que y de momento lo asumo como mío; pero como al parecer nos hemos desviado un poco y aunque luego volvamos al tema de los desgobiernos, puesto que tengo que comentarle el contenido del abultado sobre que usted me entregó al marchar; ahora prefiero aportar unos datos bastante desconocidos sobre el tema inicial de este diálogo; que hay que no olvidar era la destrucción del planeta por el propio ser más inteligente (así se le supone) que aquí vino a nacer... “el hombre”.

            Julio hizo una nueva pausa y luego continuó.

            -Se trata, nada más y nada menos, que incluso al mayor de los océanos del planeta, ya “le hemos enviado” unas cargas que ya veremos como logra descargarse de ellas y si es que ello es posible. Me refiero a los siguientes datos que he leído y que han sido publicados con todo lujo de detalles.

            Dicho ello aquel viejo y loco escritor, echó mano a un guión que tenía resumido y empezó a leer cuanto sigue:

            BASURAS EN EL OCÉANO PACÍFICO: En un muy acreditado periódico nacional7 se publicó cuanto sigue y a lo que yo he añadido algo de mi propio caletre: “Un nuevo continente sigue creciendo en el Pacífico. El ya llamado “séptimo continente” no es más, ni menos, que una enorme acumulación de basuras entre las costas de Haway y Norteamérica a merced de las corrientes oceánicas. En esa región giran en el sentido de las agujas del reloj originando una espiral sin fin, un poderoso vórtice que arremolina los residuos de plástico igual que el viento arremolina los papelillos en un rincón de la plaza.    En esta corriente, el Giro Subtropical del Pacífico Norte, lleva décadas captando desechos plásticos de las costas, amén de los producidos por la navegación, haciéndolos girar y empujándolos lentamente hacia su centro, una región de baja energía cinética en la que ya se acumulan seis toneladas de plástico por cada una de plancton. Se calcula que la basura que se pierde en el mar de Bering o en la parte oeste del Giro subártico terminará formando parte de esa gran placa de basura en el plazo de tres a seis años.             Por ahora, según datos refrendados por Greenpeace, la región acumula cerca de 3,3 millones de piezas de desechos, de todos los tamaños, por kilómetro cuadrado de superficie oceánica. Puede calcularse que su peso total ronda los 3,5 millones de toneladas, principalmente de plástico. La organización Algalita Marine Research Foundation (AMRF) estima que desde 1997 hasta hoy (2009) la placa de basura ha triplicado su tamaño y proyecta su posible superficie en diez veces más para 2003.             Ese gran basurero marino está formado por desechos plásticos y otros residuos que proceden de todo el mundo y que son arrastrados hasta ese punto por las corrientes oceánicas. Se calcula que ya hay más de 100 millones de toneladas de plásticos en los océanos. El 20 % proviene de fuentes oceánicas, como utensilios de pesca abandonados. El 80 % proviene de la tierra.

EXTENSIÓN: La “mancha” ocupa unos 2.200 kilómetros de largo por unos 800 de ancho; en total aproximadamente 1.760.000 km2 aproximadamente tres veces la superficie de la Península Ibérica (España, Portugal y Andorra)… o lo que igualmente equivaldría a la superficie aproximada que ocupa medio Europa del oeste. La capa de basuras alcanza en la mayor parte de su extensión los 30 metros de profundidad.

            No todos los plásticos flotan. Aproximadamente la mitad de ellos pesan más que el agua y caen hasta alcanzar el suelo oceánico, afectando su equilibrio ecológico. El plástico no es biodegradable. Lo que sí ocurre es un proceso de foto degradación, por el que el plástico se rompe en piezas más pequeñas, pero sigue siendo plástico. Un programa de la ONU para el Medio Ambiente ha estimado que cada 1,6 km2 de agua oceánica contiene 46.000 piezas de basura flotante. Menos del 5 % de los plásticos se reciclan, en la actualidad.

CUÁNTO TIEMPO HACE FALTA PARA QUE SE DESCOMPONGAN LOS PLÁSTICOS:  Un pañal desechable… 500 años.  Una botella de plástico  450 años.       La anillas de plástico de las latas… 400 años”.

¿Ante este desolador panorama, que decir, qué pensar, qué hacer? Sí, de momento debiéramos ya ser conscientes y no tirar nada por mínimo que sea, a otro destino que el contenedor para el reciclaje... ¿pero cuántos contenedores hay y en qué lugares del mundo se encuentran? Notemos que se afirma el que aún menos del cinco por ciento del total es lo que se recicla hoy en día y el proceso sigue en aumento... y los gobernantes lo que pretenden es que se aumenten los consumos de todo... “y caiga quién caiga? Y recuerdo haberle comentado, que en mi viaje al desierto del sur de Marruecos, me asombré al ver “bailando” sobre el mismo, grandes y negras bolsas de plástico ya reciclado y similares a las que empleamos para nuestras basuras echarlas luego al contenedor de lo orgánico... y de esto ya hace muchos años... ¿cómo llegaron allí?

Julio se detuvo aquí y esperó a que su interlocutor respondiera o dijera algo aportando sus deducciones; pero aquel hombre guardó un largo silencio y tras el mismo simplemente dijo.

-Otro gran problema mundial y por cuanto usted dice insoluble... no sólo insoluble sino que no hay esperanzas de que lo pueda ser en muchos... muchísimos años; pasemos a otra cosa y dejemos este tema... “sumido en las simas del más grande de los océanos de este planeta y en sus desiertos de arena”... ¿puesto que, qué podemos hacer usted o yo? Nada.

Tras esta respuesta se estableció un silencio sólo roto por el murmullo que en aquel entorno existía, de ruidos naturales y el que producían aquellos peculiares hortelanos y jardineros cuidando sus parcelas; transcurrido un tiempo quizá largo, de nuevo habló aquel loco residente allí, el que dirigiéndose a Julio le dijo, preguntándole.

            -¿No me ha dicho usted nada sobre el contenido del sobre que le dejé al marchar a mi estancia en los Andes... lo leyó y examinó concienzudamente? Le ruego me diga algo sobre aquellos textos, de unas nuevas leyes y que fui elaborando durante muchos años... sobre la... “Nueva forma de ver e imaginar la política”.

            Julio y tras oír aquella invitación en forma tan directa, carraspeó un poco y tras ello se tocó la cabeza, barbilla y alguna parte más de su cuerpo; cosas que hizo mecánicamente y como para ir reconcentrando pensamientos; y ver una forma de abordar aquel tan complicado asunto; tras ello se decidió a hablar y dijo.

            -Esos textos demuestran... mi querido amigo... “que usted está loco”, puesto que pretender que aquellos textos pasen a un cuerpo legal de leyes para que por estas se rija el comportamiento social de “las tribus humanas”... es algo tan inverosímil e irrealizable hoy, como lo ha sido siempre y lo va a seguir siendo por un larguísimo futuro... y ello y para mí, es fácil de dilucidar.

            Aquí se detuvo y tras una pausa continuó.

            -Y es difícil por cuanto (y lo hemos comentado aquí muchas veces ya) el ser humano es (somos) de carne y hueso; por tanto y aunque se hable de alma, espíritu, o de lo que seamos de substancia inmaterial (si es que en verdad tenemos algo de ello, puesto que muchas veces hay que dudarlo)... es lo material lo que impera y se impone en este mundo y lo que yo sinteticé hace tiempo con las palabras, “panza y bolsillo”. Ello obliga a dominar, puesto que no hay nada más que dos caminos... el dominar o el ser dominado... o dicho más sencillo... o trabajar para otro o poner a trabajar a ese uno para que lo haga para ti... debido a ello el equilibrio no es posible y por aquello tan viejo que en nuestro idioma lo define esta corta pero contundente frase... “el que paga manda” y suponiendo que se llegue a ese estado que ya es avanzado... puesto que suele ocurrir cosas peores, tales como que... “el que pega manda” y que defino así, por las diferentes formas que hay de esclavizar al semejante... cosa que aún no ha desaparecido de este planeta, sino todo lo contrario... si bien hoy se esclaviza de múltiples formas y no es necesario ni los grilletes ni el látigo, de la antigua esclavitud.

            Nueva pausa, nuevos carraspeos y nuevos movimientos de manos, llevándoselas a diferentes partes del cuerpo, lo que demostraba las tensiones interiores de aquel otro loco, de fuera del sanatorio; el que pasado un tiempo continuó hablando ante la actitud expectante que ya mantenía, el loco del sanatorio.

            -Por todo ello es imposible implantar leyes contundentes (por otra parte muy lógicas tal y como usted las plantea en esa “loca constitución”) puesto que una vez impuestas, es que las mismas tendrían que ser aplicadas hasta para el legislador... y a la vista de todo lo ocurrido y que sepamos... de la historia del hombre; “los legisladores legislan para otros...”; ellos siempre se quedan al margen y se establece lo que también en nuestro idioma español define muy bien las tres palabras que afirman... “ley del embudo”; en la que se entiende con claridad meridiana, que lo estrecho de la ley siempre lo sufrirá la masa y lo ancho, holgado, o sea la impunidad; quedará para el que teniendo “el hipotético embudo en la mano”, siempre lo usará, sin escrúpulo alguno y pase lo que pase... puesto que... “su panza y su bolsillo son antes que las del resto”... y ejemplos de ello ahora mismo los hay en abundancia enorme; incluso aquí en España... se llega hasta el que sentencias del denominado Tribunal Supremo... se dejan incumplidas y no pasa nada... recuerde lo ocurrido recientemente sobre la región española de Cataluña y antes en las provincias Vascongadas, donde los políticos que allí gobiernan, se niegan abiertamente a cumplir esas sentencias y no pasa nada... e incluso en individuos y grandes estafadores, como lo son (aún están vivos) los apellidados... “Cortina y Alcocer8: ambos de nombre Alberto”; los que condenados a prisión por el dicho tribunal, al final han retorcido las leyes y han logrado quedar impunes y más limpios que... “un bebé recién nacido tras ser lavado por la partera y entregado a su madre”, pese a que la condena fue por una estafa de una cantidad “estratosférica” en pesetas, puesto que el pleito a durado... “varios lustros”.

            Nueva pausa y nuevo silencio, hasta que de nuevo Julio volvió a tomar la palabra diciendo.

            -No... mi querido amigo... no ha llegado aún, el tiempo (que debe de llegar... “si es que alguna vez llega”) en que un juez se vea forzado a juzgar y tenga que condenar a su propio hijo si este resulta reo o culpable y además; ordenar que se cumpla la sentencia... que sea... y si no tanto, usted en su “Constitución de Leyes”, pide cosas similares... que como antes digo, ellas afectarían a “tantas panzas y bolsillos”, que por ello mismo no pueden ser aplicables... dicho ello, mi felicitación sincera por esos textos, que tengo guardados en lugar cercano a mis manos, para de vez en cuando, recrearme en su lectura y sonreír amargamente pensando en usted... y ahora mismo me estoy acordando de un texto, que yo escribiera hace ya... quizá más de treinta años, sobre la igualdad del hombre; lo que me ha venido a la memoria por el comentario sobre sus escritos y sobre esas leyes iguales para todos... el texto es largo y si lo estima oportuno, lo puedo buscar en el ordenador y lo podemos leer.

            Con estas palabras terminó su discurso aquel hombre, el que ya un poco relajado se arrellanó en aquella silla con asiento de anea, agarró el botijo y ofreciéndole primero aquella agua a su interlocutor (el que mecánicamente bebió), bebió de la misma y esperó la reacción de aquel otro loco, el que pasado un espacio de tiempo dijo.

            -Sí... lo sé... tras mucho tiempo y realizado aquel trabajo, yo me reía de mi mismo ante el espejo, pensando más o menos lo que usted y con la sinceridad que le caracteriza me acaba de decir... pero... y me lo pregunto... ¿por qué entonces esas fuerzas interiores que nos dominan, nos obligan a escribir... “esas locuras”?

            Cortó aquí la palabra y mirando fijamente a su interlocutor esperó respuesta; la que llegó junto a una sonrisa apacible de aquel otro loco, el que dijo.

            -Para ello no hay respuesta, recuerde el tópico de que... “cada ser somos un mundo... o quizá un universo”... y que quizá sea verdad lo que dijera aquel monje que promovió “La Reforma”... “somos marionetas, cuyos hilos mueve Dios”... lo dijo Lutero y de alguna forma es verdad... ¿pues quién nos mueve y para qué nos mueve?

            -Sí... mejor dejar por el momento este tema (del que seguro hablaremos en lo sucesivo y cuando surja la ocasión) y mejor “me refresca” usted la mente, sobre ese trabajo que me ofrece y que hizo hace ya tanto tiempo sobre... “la igualdad del hombre”.

            Julio (entonces) se levantó y sin decir nada, puesto que ya lo había hecho muchas otras veces y por ello se consideraba con entera libertan de hacerlo; simplemente con un ademán... marchó dentro de la casa de su anfitrión y sentándose en la mesa de éste, donde ya estaba conectado el ordenador; buscó su página Web y dentro de ella, el texto que buscaba; lo copió y obtenida la copia volvió a su silla y ya sentados bajo aquel centenario olivo... tomó asiento y disfrutando de una agradable brisa otoñal, empezó a leer el texto siguiente.

***************************

 

            LA IGUALDAD DEL HOMBRE: ¿Pero cómo se puede igualar al hombre? ¿Por arriba en lo elevado como pretenden los sabios? O... ¿Por abajo como pretenden los demagogos?

            El sabio pretende un hombre fuerte, solo, pero en armonía con el resto, rico en inteligencia, sano de cuerpo, no estático ni estatificado, evolucionante y ascendente siempre hacia lo que llama Dios.

            El demagogo pretende una masa homogénea, fácil y dúctil, simple y fácilmente excitable y, por tanto, muy manejable para lograr los fines pretendidos –por el demagogo- a través de esa igualdad, que preconizada sin base ni fuerza para convencer al inteligente, consigue lo que pretende, puesto que la plebe estará siempre dispuesta para escuchar la voz que anuncia indefectiblemente el camino fácil; camino en el que sólo confían los imbéciles.

            El grave inconveniente desde que el hombre habita este mundo es precisamente ese hombre masificado, la abundancia de masas y la escasez de individuos.

            Más aún, dentro de esos individuos, son más escasos los de mayor pureza, puesto que dentro de esas minorías existe en mayor abundancia el demagogo, el que con algo más de inteligencia que la plebe, usa ésta “en cabalgar a la bestia, y sin saber conducirla, termina agotándola, desbocándola y exterminándola”... Parece ser que siempre –o casi siempre- por su superabundancia fue así... ¿Seguirá siéndolo en el futuro?... Tal y como se ve el horizonte, pienso que sí; terrible y largo tiempo el que queda para que el hombre cambie, para que ese hombre pueda volver al orden natural y jerárquico que impera y domina en toda la Naturaleza, donde ni una gota de agua es igual a lo otra; ni una hoja del mismo árbol es idéntica a la otra del mismo tronco; ni aún siquiera encontraríamos dos piedras exactamente iguales, pues esa Naturaleza “rompe el molde cada vez que crea algo”. Entonces, ¿cómo encontrar dos hombres iguales?, si ni aún los engendrados en el mismo seno y de igual parto, lo son ni en lo físico y mucho menos en lo psíquico y espiritual...

            Simple y llanamente convenzámonos de que no existe ni existirán dos hombres iguales, por tanto al no ser posibles dos hombres iguales no puede existir la igualdad. Existirán grupos más o menos afines, más o menos parecidos, “más o menos iguales o semejantes en lo aparente”; pero a medida que se profundice, aparecerá la desigualdad que lleva al extremo de la lucha interna del individuo con su propio yo interior, cuerpo-alma, espíritu-materia, o como se quieran definir esas “dos mitades” en que a su vez se subdivide el propio individuo. He aquí lo hermoso de la diversidad humana, y si se quiere, lo terrible de la misma por su complejidad.

            “Por ello, el hombre no podrá ir BIEN en filas y menos en masas”; irá mejor en hileras, y éstas en conjunción y armonía buscando “la pirámide natural”; pues en una emocionante y a la vez simple definición, lo curioso es que hombres –y mujeres- sólo existen de dos tipos genéricos... “Los que nacen para mandar y los que nacen para obedecer”. Naturalmente me refiero a los dotados por esa “fuerza que desconocemos” y la que inmutable a todos y a todo, enriquece al individuo al nacer y lo sigue acrecentando a lo largo de su vida y durante toda su existencia, según se desarrolle la misma y por imperativo del propio esfuerzo individual, aún en base al soporte colectivo, puesto que sería absurdo negar, “que las piedras del edificio se mantienen sujetas, unas en base y sobre las otras”.

            Por ello, “el que viene a mandar o ejercer un mando en este mundo al final lo ejercerá”, pese a quién pese y pase lo que pase; su fuerza vital o inteligente –no hablo de la que emana del bruto-  se dejará sentir en el ámbito más o menos amplio que llega a dominar y la que –no se olvide esto- está en continuo crecimiento mientras la vida sostenga a este individuo, el que muchas veces “seguirá ejerciendo ese mando desde más allá de su propia muerte”. Éste es el mando positivo  y el trascendente (hoy se le denomina líder), y el que sin duda alguna hay que acatar y obedecer; el otro, el tiránico, el del bruto, o el del demagogo, se mantendrán efímeramente y será destruido por su propio impulso, destructor de sí mismo; tal y como ocurre con “el violento vendaval”. Por ello, aún teniéndolo que soportar con rebeldía –nunca con sumisión total- sus días o sus años estarán contados, puesto que mientras más violento e irracional sea, menos durará y antes se consumirá, bien en la propia antoconsunción o a través de la propia fuerza contraria que generará por la inmutable Ley de Causa-Efecto que todo lo rige con la implacable Justicia Universal.

            Vivimos hoy épocas de grandes y complejas muchedumbres de “fieles a lo absurdo”, de adictos al espectáculo de “moda”, el que preparado como conviene al demagogo, deforma más que forma, y embrutece más que dignifica a ese hombre masificado, el que, incapaz de pensar por sí mismo, se sigue dejando llevar por “el canto de sirena”, el que le produce ese refugio a su miedo y el que encuentra en “el no pensar”, puesto que a lo contrario le teme y puede que incluso le produzca terror o pavor.

            No se decantan líderes ni élites NATURALES, por cuanto lo complicado de la demagogia actual es enorme y envueltas en ella las grandes masas, son muy pocos los que se apartan del “gran escándalo”, para pensar y meditar sobre qué es lo que está pasando “aquí y ahora”.

            Por ello se está deformando tanto y a tan gran velocidad el conjunto de pueblos y civilizaciones que hoy “alumbran” –es un decir- al siglo XXI.

            Hoy, “los derechos abundan mucho más que las obligaciones” y –por ejemplo- un preso reincidente y ya convertido en escoria, suele “estar más protegido” que un hombre honrado, que obviamente es mucho más positivo –por tanto- para la evolución conveniente de la Humanidad. Se “procura” curar la drogadicción  y otras lacras con parches y remiendos, cuando lo lógico y, por tanto necesario, sería la erradicación total mediante medios que debieran ser sobrados. Los “parlamentos” están convertidos en una especie de “gallineros” donde –como en Bizancio- se sigue discutiendo sobre el “sexo de los ángeles”. Se está ya pensando en el avión del siglo XXI para reemplazar a las fuerzas de “defensa” de la Europa actual y, sin embargo, no son capaces “los europeos” de sacudirse tanta degradación y escoria como existe en este viejo continente, el que fuera cuna de las mejores civilizaciones y dónde –y como demoledor ejemplo de corrupción- se ha descubierto dentro de una valija diplomática  hasta a un ministro africano, el que así trataba de ser secuestrado hacia su país; no hablemos del conjunto de “líos a alto nivel” que aparecen en la prensa, los que nos dicen bien a las claras, “los que existen soterrados u ocultos y de los que nunca nos enteraremos. Por ello, uno, en su bien consolidada individualidad pensante, dice y se sonríe...

            ¿Éstos son los que van a educar y preparar a las masas para un mejor y más brillante porvenir?

            ¿Por dónde? ¿Por arriba o por abajo?

            ¿Con qué ejemplos se quiere producir el efecto de la emulación en las masas?

            Sonriamos tristes y escépticos  y esperemos el devenir del tiempo... “Quizá vengan los nuevos Dioses  y los nuevos héroes del Olimpo del siglo XXI”... Quién sabe lo que La Creación nos tenga reservado a los hombres que aspiramos a ver “ese tiempo igual” que se conocerá como el tercer milenio desde que se crucificara al Cristo, el que, desde luego fue “clavado en el madero” por cuanto ante todo y sobre todo fue un individuo singular... “Tan singular, que hoy hay cientos de agrupaciones o sectas cristianas que dicen seguirlo... amén”.      Torre del Mar, Julio de 1984

**********************************

            Terminada aquí la lectura; Julio se dejó caer en el asiento de forma casi desplomada; se sentía verdaderamente cansado por el esfuerzo que había realizado leyendo y al propio tiempo “sintiendo” todo aquel discurso dentro de sus insondables interiores; por lo que no pudo reponerse hasta que pasado un tiempo, pudo alargar la mano y agarrando el botijo bebió agua sin ofrecer siquiera, el recipiente a su invitado; el que lo miraba de forma compasiva pero guardando silencio... silencio que se prolongó unos minutos y que sólo era acompañado por los ruidos del entorno natural en que se encontraban ambos locos. Pasado este y por fin, el loco del sanatorio dijo.

            Sí... querido amigo Julio... sí... o sea “más de lo mismo”; puesto que todo se resume en aquellas palabras que algún otro loco dijera en el pasado y que siguen grabadas a fuego en la mente de cualquier pensador puesto que son insolubles... ¿por qué y para qué existo... de donde vengo y hacia donde boy?... Busquemos un nuevo tema y así terminaremos esta mañana una vez más y como decía una de mis abuelas... “con los pies fríos y la cabeza caliente”.

            Julio al oír aquello sonrió de buena gana y tras ello apuntó un nuevo tema diciéndole a aquel extraño Número trece y el que no consentía en desvelarle su verdadero nombre y apellidos... ¿por qué no quería hacerlo... qué quería ocultar con ello? Pensó y como infinidad de veces hacía; pero respetando aquello puesto que así se lo había prometido al comprobar el hermetismo de aquel individuo, que por otra parte le contaba confidencias “de confesionario”... pensó todo esto antes de tomar la palabra, luego dijo.

            -Tengo aquí un escrito que me ha llegado estos días, de una persona a la que conocí hace tiempo y que hoy jubilado y habiendo encontrado mi Web en la red y rememorando aquellos tiempos, empezó a escribirme y a leer mis artículos (también dice haber leído y tener alguno de mis primeros libros) y sobre uno de mis últimos artículos publicados, dice, opina, comenta, lo que sigue... mejor le leo los textos; puesto que de alguna manera, son complementarios a lo que venimos hablando esta mañana.

Dicho ello, Julio removió en su cartera y encontrando los textos que buscaba, empezó a leer cuanto sigue.

            “Apreciado amigo: Sigo leyendo los artículos que amablemente tiene a bien remitirme, lo cual le agradezco.

            Estoy básicamente de acuerdo en los variados contenidos de sus artículos, aunque en  alguno veo las cosas con otra perspectiva; como cuando ayer decía usted:

 

“¿Para cuándo leyes que ajusten a todo este tipo de delincuencias? Son delincuencias sin tipificar y algunos ya hablan de instaurar leyes para ello... ¡¡¿Pero cuándo?!!”

 

Permítame que le proponga reflexionar sobre una leve cuestión, con una pregunta: ¿Entre dos operarios de mecánica general, uno dotado de un completísimo maletín de herramientas de diseño y alta precisión y otro operario con una caja de herramientas “normales” de las de toda la vida, cuál de los dos reparará antes y mejor una avería doméstica o de automóvil?

            Yo creo, salvo mejor criterio, que seguramente será el que mayor habilidad tenga con el manejo de las herramientas, sean del maletín o de la caja azul de toda la vida,  aunque si el hábil tiene las mejores herramientas, entonces hará virguerías.

            Pues, estimado Julio, siendo las leyes simples herramientas, lo que hace falta es trabajar con ellas y de forma adecuada, cada una para su función.

            En España hay leyes a punta pala, incluso de sobra, pues muchas veces se producen conflictos de normas, entre la españilla que usted dice y cualquiera de sus cachos, EL PROBLEMA ES QUE NO SE APLICAN O SE APLICAN MAL. ¿Por qué? Porque los “operarios” del ramo (los jueces) o no tienen la habilidad suficiente o el conocimiento adecuado o se pasan de listos o de tontos y en vez de servir a la Justicia (única a quien se deben en su independencia), sirven a amos terrenales de poco fiar y eso ha cambiado poco desde que Quevedo escribiera su poema al tal Batino (se lo copio al final de mi escrito).

            Quienes deberían ser justos, independientes, indeformables e incorruptibles, son manifiestamente dúctiles y maleables (se dejan hacer hilos y láminas, como si fueran del mismo cobre con que lo mismo se hace un enchufe que una moneda).

            Los jueces deben conocer la ley y suponemos que la conocen, lo grave es que dan vueltas y revueltas para “adaptarla” a las conveniencias del poderoso, a eso le llaman los propios jueces, cuando hablan entre ellos, “tragar vara” y los hay que se lo tragan todo (con perdón).

            Los políticos, juran cumplir y hacer cumplir la ley desde sus cargos, por lo tanto se supone que saben lo que juran y si no lo saben que lo hubieran aprendido, que para eso han cobrado billetes a sacos.

            Casi todas las conductas corruptas que usted conoce, probablemente ya sean ilegales y estén tipificadas, por lo que todos esos corruptos que andan campando a sus anchas por ahí, deberían estar presos o al menos haber devuelto lo que han mangado (eso está tipificado desde finales del siglo XIX en el artículo 1902 del Código civil, es la llamada responsabilidad civil subsidiaria y vale en lo público y en lo privado).

Pero es que de los jueces debería haber otro buen puñado en el mismo lugar, por lo mismo, por no hacer lo que tenían que haber hecho: juzgar a los otros con una aplicación recta de la ley.

            El Estado (desde sus distintas Administraciones) se gasta cantidades ingentes de dinero en burlar la ley, con mil subterfugios (encargan informes e informillos, a abogados y abogadillos), para eludirla e incumplirla, sin tener en cuenta que cumplir la ley es más barato para todos.

            Si hay que cambiar alguna ley que la cambien, pero no hay prisa, habiendo como hay tanta ley y leyecilla oxidada por falta de uso.

            Recordemos el antiquísimo adagio: “la ley es tela de araña, pues la rompe el bicho grande y sólo enreda a los chicos”. Evidentemente contra el bicho grande deben aplicarse medidas preventivas y evitar que engorde o exista y, en su caso, debe ser cazado o eliminado con procedimientos adecuados a su tamaño y riesgo.

            En El Salvador, el arzobispo Oscar Arnulfo Romero comprobó que la justicia, como la serpiente, sólo muerde a los descalzos. Él murió a balazos, por denunciar que en su país los descalzos nacían de antemano condenados, por delito de nacimiento.

 

Reciba mi saludo más cordial”.

**********************

 

A UN JUEZ MERCADERÍA

 

Las leyes con que juzgas, ¡oh Batino!,

menos bien las estudias que las vendes;

lo que te compran solamente entiendes;

más que Jasón te agrada el Vellocino.

 

El humano derecho y el divino,

cuando los interpretas, los ofendes,

y al compás que la encoges o la extiendes,

tu mano para el fallo se previno.

 

No sabes escuchar ruegos baratos,

y sólo quien te da te quita dudas;

no te gobiernan textos, sino tratos.

 

Pues que de intento y de interés no mudas,

o lávate las manos con Pilatos,

o, con la bolsa, ahórcate con Judas.

 

Francisco de Quevedo y Villegas

********************

            A esta carta yo le respondo lo que sigue:

 

Estimado amigo Antonio:

            Agradezco sus correos, puesto que en ellos siempre aprendo algo útil o interesante.

            Dicho ello; debo decirle que en un largo poema y que titulé: ¡GUERRA A LA GUERRA!9, en uno de sus versos se dice... ¿quién quita la horca al que ahorca?... y esa es la cuestión; “la razón de la fuerza y no la fuerza de la razón”; la indefensión del ser humano... el que por otra parte, si pudiera coger “la horca”, cuasi seguro que obraba igual o de similar forma a que lo hacen los otros... o sea; que si alguna vez existe esa evolución predicada o preconizada... vistos los milenios que conocemos de la historia del “animal humano” sobre este miserable planeta (cuatro milenios como mucho)... y visto el que en este tiempo poco ha cambiado... me temo que serán necesarios muchos miles de años para que la justicia verdaderamente humana (¿Divina?), impere aquí... por tanto y como dicen que dicen los estudiantes... “ajo y agua”, que traducido es... “a joderse y aguantarse”... yo cada vez más me pregunto, para qué escribo y por qué lo hago... “si yo también soy de carne y hueso”... a pesar de ello, escribí una novela titulada... “Diálogos con mi amigo el loco”; que publiqué yo mismo y apenas se vendieron los ejemplares justos para no tener que ponerle dinero encima (1998)... y hace  menos de un año y en esos arrebatos de... “huída hacia ni se sabe donde pero sin salir de uno mismo”... continué los diálogos de aquellos dos locos y ya ando por la cuarta novela (casi 500 folios a un espacio, en total, pues al pasar los 200 procuro cortar el relato “novelado”, pero tan real y cruel como la vida misma)... y tengo temas para quizá una veintena... está claro que no serán publicadas ninguna (para mis temas no hay mercado: la masa lo que más miedo le da es pensar en la mierda que es)... pero ahí quedan... “si es que los archivos en el ordenador aguantan y la segunda copia que procuro guardar en otro lugar”... aunque después de yo muerto... ¿importará algo lo que ocurra a mi obra? Supongo que como la de tantos otros, será enterrada en el olvido... de cualquier forma, me sirve para sentirme vivo... como igualmente me hace sentir lo mismo, los artículos que escribo y que seguiré escribiendo (espero) aún bastantes años... “no sé estar inactivo y tengo que buscarme ocupaciones”, como ya creo que le dije... “hasta de hortelano que suda cuidando sus miserables cosechas... y que como esta misma mañana, para coger higos de una de mis higueras... he tenido que defenderme de las hormigas, que subiendo por mis piernas llegaban hasta mis nalgas, mordiéndome... puesto que es claro que estos insectos consideran suya la higuera y todos sus higos”... pero hasta de ellas aprendo y las admiro, por la fuerza que demuestran defendiendo lo suyo y aunque tengo que matarlas a docenas, simplemente frotándome mis lastimadas extremidades... al final les dejo sus higos, pero yo me llevo los míos... que pocos me llego a comer... puesto que los regalo a la familia y a los empleados del hotel... que por descontado, ignoran estas aventuras de... “uno de esos dos locos de los diálogos mentados”... en fin, aún me quedan muchas fuerzas... y lo peor es que ya duermo poco, cada vez menos... “esperemos que como al de la triste figura y según se dice en el libro... no se me seque el cerebro”... aunque si ello ocurre en una muerte rápida, quizá sea la mejor liberación.

            Un abrazo de su amigo y hasta la próxima:

Posdata: Los jueces también tienen panza y bolsillo... “y aparato genital”; y digo ello, por que conocí a un individuo, que se había metido a policía “secreta”, simplemente para ir a follar gratuitamente en las casas de putas... ¿cuántos, entonces y entrando a servir la ley, entran en realidad a servirse de ella? ¿Qué tribunal habría que emplear para juzgarlos? Esos dos locos en sus diálogos apuntan soluciones... ¿viables? Hoy no desde luego y ello es de una evidencia desoladora. Por otra parte puedo decirle y asegurarle que, teniendo amistad y confianza con un abogado y hablando de estos temas, le dije de sopetón... ¿Tú llevarías a los tribunales a un Juez, teniendo suficientes pruebas para ello?... categóricamente me dijo... ¡No!... ¿Y si fuese un cliente a tu despacho para que siendo él el acusador, le llevarías el proceso?... ¡No... tampoco!... Simplemente analicemos este hecho y el mismo nos dirá todo, “sobre los enjuagues de todos los que dicen servir o estar al servicio de la justicia”. Más repelente, canallesco o como peor se pueda calificar es lo que sigue; sé del caso de otro abogado que habiendo estado casado con una juez, por desavenencias, se separan y ambos siguen actuando en los mismos tribunales provinciales... pues bien, tras la separación y el divorcio, este abogado no gana ni un solo caso que presenta en esos tribunales... indudablemente es la “jueza”, la que moviéndose como un peligroso reptil en la sobra, le va minando todos los procesos y por las influencias que esgrima entre los “del gremio” (“hoy por ti mañana por mi), el resultado es el que me dicen... y es por lo que este hombre piensa dejar la profesión de abogado en tribunales y dedicarse a otra cosa. ¿Cómo habría que juzgar estos hechos? ¿Si este abogado “se cabrea” y le pega cinco tiros a la jueza... es condenable ello?

**********************

            Al llegar a este punto Julio se detuvo y alargando aquellos folios a su anfitrión, se los entregó sin decir palabra, esperando que éste opinase, cosa que hizo seguidamente diciendo.

            -Poco se puede añadir a lo que su amigo le escribe y lo que usted le contesta; es la realidad y ante ella, solo queda la impotencia que manifestamos; por tanto dejémoslo estar y al igual que ahora dejaremos estos diálogos por hoy; ya va siendo hora de descansar... y como hace calor... ¿le apetece una cerveza? Tengo botellas en la nevera y nos la podemos tomar aquí bajo el olivo, tranquilamente... nos caerá muy bien... “ya hemos bebido bastante agua del botijo... esta mañana”... ¿qué le parece amigo Julio?

            Julio oyendo aquel cambio y aquella invitación, no tuvo más remedio que aceptar; yendo de inmediato aquel loco a su casa y a los cinco minutos, volvía con dos botellas de “un tercio” de cerveza muy fría; trayendo junto a las mismas, un platito con aceitunas rellenas de anchoas, dos copas para tomar la bebida y el destapador para quitar el tapón corona, de aquellos embases.

            Y sentándose ambos uno a cada lado de la mesa, se fueron tomando aquella bebida con gran delectación y al propio tiempo que hablaban de cosas distendidas de la vida cotidiana en aquella... “factoría agrícola, cuidada por locos”.

            Así pasó una media hora, tras la cual, ambos amigos se despidieron allí mismo y Julio marchó al exterior donde le esperaba Jules el chofer y a pie del automóvil que habían puesto a su servicio para aquellos encuentros.

            -Hola Jules... siento que esperase un poco más de lo normal... hoy nos hemos alargado “más de la cuenta”.

            -No se preocupe usted Don Julio, entiendo que su cometido aquí no estará fijado al minuto ni de forma militar, es comprensible por tanto... dígame dónde le llevo.

            -Directamente a mi casa... Muchas gracias.

            No hubo más diálogo, subieron ambos al vehículo, este fue puesto en marcha y a los veinte minutos aquel viejo escritor, estaba en la puerta de su domicilio y oyendo a su perro, ladrar dándole la bienvenida aún con la puerta cerrada. Despedido el chofer con el oportuno agradecimiento y saludo cordial, Julio entró en su vivienda.

           

CAPÍTULO  III

 

            De la forma rutinaria y ya relatada, transcurrieron las cuarenta y ocho horas que se habían marcado ambos dialogantes, como espacio de descanso, para continuar con aquel nuevo ciclo; por lo que de nuevo nos encontramos a aquellos dos locos, bajo el centenario olivo y dispuestos a continuar con los mismos. Aquel día era viernes y por tanto la siguiente reunión no tendría lugar hasta el lunes; o sea que se tomaban de descanso, los martes, jueves, sábados y domingos; como convinieron al principio.

            -Buenos días amigo Número trece.

            -Buenos días amigo Julio... hoy ha refrescado bastante, al menos por estos contornos; anoche llovió en forma de nube y el agua caída ha hecho su efecto refrescante, cosa de agradecer, puesto que este verano ha sido fiel reflejo de la frase que alguien escribiera por aquello... “del largo y cálido verano”.

            -Sí, ha sido así y yo por ello he cogido alguna prenda de abrigo, puesto que aún sigue nublado y aunque lucirá el sol, pero hay que prevenirse y más a nuestra edad... de cualquier forma aún sienta el estar a la intemperie, por tanto prosigamos aquí fuera... ¿y las sillas? No están aquí junto a la mesa.

            -No, ayer e intuyendo el que podría llover las guardé dentro de casa, puesto que si se hubiesen mojado los asientos, al ser de anea... hoy aún no estarían secos; así pues, aguarde que ya mismo las saco de casa.

            Fue el insustancial diálogo de llegada y dicho ello, aquel loco del sanatorio, diligentemente entró en su casita y sacó las sillas, situándolas en el lugar de costumbre; también volvió otra vez y regresó con el botijo de agua; con lo que quedó todo preparado para aquellos inusuales discursos o diálogos, que dos mentes “calenturientas”, pronunciaban bajo aquel centenario olivo... “único oyente de tales discursos, de y para locos”.

            -Bien... ¿qué tema tocaremos hoy como primero de la sesión?

            Fue el anfitrión el que dirigiéndose a Julio preguntó y a lo que este respondió.

            -He preparado algo que creo suave y agradable, puesto que va encaminado a construir la ilusión, la fe y la confianza... ¿empezamos con ello?

            -Bueno, no me parece mal la entrada de hoy... veamos y oigamos lo que usted ha preparado sobre esos temas.

            Julio sin decir nada más, buscó entre los papeles que ya siempre portaba en su cartera y encontrando los que buscaba, se arrellanó en su silla y empezó a leer los mismos, ante la expectación de su interlocutor que atentamente escuchaba.

******************

            -La ilusión es para el espíritu, lo que los sanos alimentos y el agua son para el cuerpo, de ahí que un hombre (o mujer) sin ilusiones sea, “un cuerpo ya muerto”.

            Sin ilusiones no es posible la vida, al menos la vida positiva y dinámica que caracteriza al ser humano y que lo diferencia del resto de los seres vivos que habitan la Tierra. Sin ilusión “hasta desaparece de la mente el pasado, el presente y, por descontado no se vislumbra ningún futuro”.

            Nada positivo se ha hecho nunca en el mundo sin esa ilusión, la que como fuerza multiplicadora impulsa al individuo hacia metas ni soñadas por él mismo, antes de recibir ese... “efluvio que debe nacer en el seno de los dioses”.

            Por todo ello, grandes son los hombres y mujeres que saben insuflar, o mejor aún inculcar ilusión positiva en sus semejantes; pues ellos son los grandes Maestros en los diez mil caminos de la vida, para que ésta sea mucho más llevadera por el género humano.  Y no creamos y pensemos que este don está reservado sólo a los hombres que la sociedad considera “grandes”, puesto que aún siéndolo, no es exclusiva de ellos esa maestría. El Maestro (y adrede lo pongo con mayúscula) surge en cualquier “rincón”, donde exista una pequeña “tribu o agrupación humana”, y en ella ejercerá aún sin proponérselo esa Maestría de vida en la que los demás podrán beber, si así lo quieren. Lo que ocurre es que suele no verse lo que es positivo, por cuanto lo negativo, “es más fácil y brilla y atrae mucho más”, para desgracia del que se deja influir por, “las luces de bengala y las plumas del pavo real”.

            Hechas estas reflexiones y situándome en esta época “riquísima” en la que me ha tocado vivir, yo pienso que todo lo que está ocurriendo en el mundo es por falta de ilusión, por falta de fe en el hombre y el verdadero progreso del mismo. Imbécilmente todo lo que está ocurriendo, es por miedo, por ese miedo y el egoísmo que conlleva este padecimiento, el que como ambición desmedida; “es la planta parásita que está secando todos los verdaderos valores de una Humanidad que se nos muere”, y se nos muere la Humanidad por cuanto le han segado todas sus ilusiones y sólo le han dejado... “el veneno de los mil vicios”.

            Por tanto necesitamos verdaderas Escuelas de Hombres y Mujeres que sepan captar la Divina Ilusión y que sean igualmente portadores de esa correa de transmisión que les haga transmitir ese sentimiento imprescindible al resto de los hombres.

            ¿Qué hombres y mujeres nos están formando las otras escuelas, cuyos intereses son netamente partidistas y elitistas, en el sentido de crear una élite “privada” y al sólo servicio de los intereses particulares del grupo?

            Son algunas de las preguntas que hay que lanzar al viento y que “el eco” las difunda por el ancho mundo... puede que ese eco lo recojan Hombres y Mujeres verdaderamente dignos de denominarse con esas grandes palabras (HOMBRE-MUJER) y que ese murmullo se convierta en el clamor que necesitamos para que los valores positivos sean los que se impongan; y no precisamente sean impuestos por la fuerza, sino por la razón  y el inteligente discernimiento que debe caracterizar al ser que ya está en un buen grado de cultivo y madurez humana.

            Por tanto, todo aquel que tenga “una micra de esta buena semilla”, debe empezar a ejercer de Maestro, y debe empezar ya a transmitir el máximo grado de ilusión del que él mismo sea portador; pues curiosa y afortunadamente, la ilusión se transmite y al propio tiempo enriquece al que la posee por cuanto éste “da y recibe” al mismo tiempo, algo que él mismo necesita para su propio y verdadero enriquecimiento.

            Debemos reírnos de “los modernos cuervos y aves necrófagas” que asolan el mundo con sus absurdos y tétricos “graznidos”, debemos inculcar a todo aquel que quiera oírnos... la idea de que no, que el mundo no va a consumirse en el propio “fuego” que se ha creado encima de su propia corteza terrestre; lo mismo que tampoco se ha consumido “por las propias fuerzas telúricas que emanan de la Madre Tierra y de su magma incandescente, el que celosamente guarda en su seno y del que nos da pruebas cuando revienta un volcán o surge la indomable fuerza de un terremoto”. “El hombre y afortunadamente... es menos poderoso”.

            Debemos rebelarnos contra “los diez mil absurdos que nos rodean” y buscar sin violencia los verdaderos valores que nos son verdaderamente necesarios. Hay que tratar de ser o aproximarse al menos, al filósofo... “Hay que pensar y analizar mucho más el barril del sabio Diógenes que el Imperio de su coetáneo Alejandro”, sin caer en extremos que nos encastillen, en muros sin retorno.

            Hay que volver a practicar la amplia y sana sonrisa y dejar el rictus cuasi paralizante de la crispación que hoy invade la Tierra.

            Hay que procurar disfrutar de las cosas verdaderamente sanas y que tenemos a nuestro alcance y “olvidar” las que no podemos obtener, o las que pudiendo acceder a ellas nos perjudican más que nos benefician... ¡¡Hay que volver a vivir con ilusión!!

            Hay que saber renunciar a “los diez mil juguetes que se nos han impuesto y que no sirven absolutamente para nada, salvo para crearnos falsas necesidades-vicios y las angustias consiguientes al no poder “disfrutar” lo que psicológicamente se nos ha colocado en la mente”.

            Hay que procurar “girar al ritmo que lo hace nuestra propia Madre Naturaleza”, la que por mucho que la forcemos nunca acelerará “las vueltas del eje de la Tierra, ni las que ésta da alrededor del Sol”.

            Debemos, por tanto, adecuarnos “a la gravitación natural” y dejarnos del absurdo y pernicioso aceleramiento en que nos han sumergido “los dioses modernos”. Hay que trabajar –desde luego que sí-, pero no hacerlo de la forma esclavizante actual, donde el hombre (que tiene luz eléctrica las veinticuatro horas) es capaz de trabajar por causas absurdas, hasta que cae casi desfallecido; e incluso entonces, en vez de caer en el lecho buscando el sedante descanso natural, imbécilmente  toma estimulantes y drogas “legales” para mantenerse despierto y en acción... “Hasta los animales se reirían  de nosotros si supieran y pudieran hacerlo”.

            Hay que trabajar, sí, pero racionalmente y produciendo aquellos artículos o valores que nos son precisos y necesarios, material y espiritualmente; de ahí que el trabajo deba ser equilibrado con un “ocio constructivo” y verdadero “segundo trabajo”, puesto que el ocio debe ser el trabajo del espíritu y dedicado a la verdadera formación intelectual y espiritual que mejore al hombre y su entorno.

            Hay que trabajar y tratar de hacerlo en aquello que a uno le agrade, se gane más o se gane menos... si se consigue lo suficiente para vivir, ya es bastante, puesto que haciendo ese tipo de trabajo, el mejor sueldo será siempre la ilusión que se pone en el mismo y la que se recibe y acrecienta en dicha realización. Seguro que en ese camino se progresa y se perfecciona el hombre mucho más que en el trabajo mecánico para ganar más; pues inteligentemente el hombre debe aprovechar el medio digna y noblemente y no lo contrario, que es lo que está ocurriendo... que es el medio el que esclaviza al hombre, muchas veces sin que éste lo note y sin darse cuenta de la marioneta en que ha sido convertido.

            Por todo lo dicho y en lo tocante al dinero (“sublime palabra”) es el dinero el que tiene que servir al hombre y no el hombre al dinero, puesto que en el primero de los casos se da lugar para que el dinero sea vehículo de satisfacciones y felicidades y en el segundo, provoca frustraciones y desgracias inimaginables, puesto que nunca la cantidad guarda realmente relación con el apetito del ambicioso el que pasa a ser esclavo del dinero. En definitiva... “el dinero debe ser un medio... nunca un fin”.

            Analicemos todo cuanto nos rodea, hagámoslo sin prisa, pero sin pausa, busquemos lo que de aprovechable exista y desechemos sin reparo lo inservible... encontraremos LA ILUSIÓN VERDADERA y comenzaremos a reandar el camino en una senda mucho más positiva, mucho más bonita y placentera, más pacífica, más creadora y en definitiva... MUCHO MÁS HUMANA.

            Pienso sinceramente que es posible y sin mucho esfuerzo, sólo se necesita... “Romper algunas pequeñas ligaduras que no van a conmocionar al mundo ni a la sociedad, si de verdad sabemos hacerlo con inteligencia, fe... y, como no... con ILUSIÓN”.

**************************

            Llegado a este punto Julio guardó silencio, dando por terminada su intervención; silencio que fue roto por un fuerte aplauso, que su interlocutor y de forma súbita y espontánea produjo, asustando con el mismo a todos los pájaros que revoloteaban por aquella arboleda... y sin decir palabra y quedando pensativo por una pausa considerable, dijo preguntando.

            ¡Bravo por su magnífica disertación! ¿cuándo escribió usted ese discurso o tratado... tan “substancioso”, amigo Julio? Puesto que me parece muy elaborado y me da la sensación que todo ello no es de ahora o de hace poco; le ruego me aclare este pormenor... es simple curiosidad.

            Julio sonriendo y de paso alargándole los folios para que se los quedase, dijo.

            -No, efectivamente, esto no está escrito ayer, ni hace un mes... o diez años; ese escrito debe contar con al menos treinta años de antigüedad y fue escrito en mis mejores años como “emprendedor”... quise dejar un testimonio de lo mucho que yo veía se podía hacer y que sin embargo no se hacía apenas nada... lo escribí y guardé como tantos cientos (puede que miles) de folios que tengo escritos y guardados, pero por el archivo donde los he encontrado... deben datar de mil novecientos ochenta o quizá sean anteriores a esa fecha... debería contar (yo) entonces... quizá menos de cuarenta años... y mis metas materiales ya las tenía sobradamente cubiertas; era la época en que como una eclosión interior, me empezaron a brotar... “las otras metas”, que más que hacerme más feliz... me complicaron la vida y me la han seguido complicando hasta ahora mismo... puesto que aquellas insatisfacciones, crecieron, crecieron y siguen creciendo... ¿por qué será ello así?... no, espero me responda a esto, puesto que sé que no hay respuesta.

            Aquí se detuvo de nuevo aquel viejo y loco escritor y a lo que el otro loco del sanatorio añadió.

            -No no puede haber respuesta puesto que los medios necesarios para implantar lo que usted ha desarrollado, no son posibles en un mundo ambientado en lo material, en el consumo masivo de cosas innecesarias, en la provocación de luchas de sectores entre sí, o de guerras provocadas para obtener los materiales que “la brutal máquina que se ha creado”, necesita para seguir funcionando; por tanto y en concreto, consideremos todo cuanto ha dicho... “cómo unas locuras más de unos viejos locos que se reúnen a contarse sus locuras, bajo un centenario olivo en las vertientes de unas bellísimas montañas y aislados del resto de ese mundo, del que indudablemente huyen”... puesto que otra cosa no podemos hacer... ¿o nó es así querido amigo Julio?

            Sí... como casi siempre, lleva usted razón; dejémoslo estar, guarde usted esos folios y difúndalos según estime conveniente y oportuno... y prosigamos “sembrando”; siguiendo la enseñanza de aquel Galileo y el que predicara aquella parábola, donde era sembrado el grano en todo tipo de terrenos... “sabiendo que en mayoría no llegaría a fructificar”... pero confiando, igualmente... “en que alguno produciría cosechas quizá in imaginadas”. Por mi parte, y como ya creo haberle dicho en otras ocasiones... ese discurso es uno de tantos, en que en un momento de cualquier día... “la mente empieza a hervir y en ese hervidero empiezan a formarse imágenes que por la fuerza interior que desconozco... no tienes más remedio que traducirlo a palabras y estas irlas escribiendo... hasta que... “la olla deja de hervir”... señal inequívoca de que “el parto acabó”.

            Nueva pausa y nuevo silencio... en el cual y mecánicamente Julio agarró el botijo ofreció a beber a su anfitrión, que aceptó la invitación y luego lo hizo él, dejando aquel recipiente de barro en su lugar de reposo sobre aquella rústica mesa. Tras ello el Número trece, tomó la palabra diciendo.

            -Bien, prosigamos... y ahora me toca a mí plantear el siguiente tema y el que girará sobre la cosmética y el uso o abuso de la misma, sobre la base de los miedos y vanidades del ser humano; sobre todo en la hembra del mismo; la que ha realizado a lo largo de la historia todo tipo de experimentos y que recogidos por los historiadores o cronistas de la época, nos han llegado a través del tiempo... por ello sabemos lo de los baños en leche de burra de Cleopatra; que igualmente en aquella civilización, se empleaba una especie de pasta realizada sobre la base de habas secas y diferentes aceites o ungüentos, para con la misma untarse los pechos y que estos mantuvieran una turgencia que excitara al varón... aunque yo y tras observar a la mujer, pienso que... “la mujer se acicala no para excitar al hombre sino para causar envidia en otra mujer”... al menos eso pienso que realiza en la mayoría de ocasiones; por ello adopta la infinidad de extravagancias que ha adoptado a lo largo del tiempo; las operaciones a que se somete y que a algunas les llega a costar la vida, amén de las secuelas de algunas de ellas, que las dejan... “como pellejos curtidos”... Y qué decir de esa costumbre ya vieja en el tiempo de pintarse los labios y de diferentes colores, según marque la moda... algunas hoy se aplican un color incluso negruzco y que más que atraer supongo que repele a cualquiera medianamente sensible... pero y es curioso; he leído en alguna parte que ese pintarse los labios, empezó en los imperios persas; pero en aquellas épocas se desconocían las secuelas de los pigmentos que entonces empleaban y que algunos de ellos al proceder de minerales venenosos, terminaban por ocasionar padecimientos atroces a aquellas presumidas hembras de “la alta sociedad”, las que al pintarse los labios tenían que aparte de comer, salivarse los mismos y a través de ambas cosas, iban ingiriendo dosis pequeñas de venenos, que al irse acumulando en sus organismos; incluso llegaban a producirles la muerte y tras sufrir terribles dolores y padecimientos, que es claro que los médicos de aquella época no sabían deducir la procedencia de los mismos... de alguna manera hoy ocurre, por la súper abundancia de clínicas especializadas en... “remodelar la cara, cuello, nariz, nalgas, barriga, pechos y vete a saber qué más cosas, que la hembra insatisfecha pide y paga a buen precio, para tratar de nunca envejecer”... cosa que también ya va alcanzando a muchos hombres, que al igual que las mujeres... suelen tener en sus armarios, verdaderos arsenales de productos cosméticos para con ellos emular la debilidad o vanidad de las hembras; para con ellos emular la debilidad o vanidad de las hembras... “o de sus iguales, puesto que la homosexualidad en ambos sexos, se va extendiendo de forma ostentosa, puesto que incluso ya celebran un día al año para la exaltación de ello” y que titula... “El día Gay”.  Es curioso todo ello y al hablar de todo esto, me estoy acordando del resto de “la fauna” del planeta Tierra y en lo que se refiera a la de sangre caliente, sea de las especies de pelo o de pluma... la mayoría son bellas o bellísimas en su apariencia natural y si bien muchas de ellas emplean mucho tiempo en acicalarse; pero lo hacen por pura necesidad de supervivencia, puesto que mientras más limpias y acicaladas estén, mejor se defienden del entorno hostil en que siempre viven... pero “no emplean cosméticos”, les basta con lo que su propio organismo produce de productos o herramientas naturales... también los insectos han de cuidar su cuerpo y lo hacen de forma natural... pero el ser humano es algo ya asombroso... por aquello de “ir a la moda”... que como alguien que se hizo muy rico al ir instaurando nuevas modas, al preguntarle (creo recordar que era una mujer) lo que ella consideraba era la moda... simplemente y riéndose del mundo dijo algo clarísimo y terrible al mismo tiempo... “la moda es todo lo que pasa de moda”. Está claro y meridiano que en el cambio de moda, se mueven capitales inmensos y ese es el gran y absurdo negocio que mantiene la vanidad de quienes por disponer de dinero abundante, pueden aguantar ese acoso que impone la moda de... “invierno, primavera, verano y otoño... amén de mañana, tarde y noche”... como para mondarse de risa... pero es tan real como la vida misma.

            Al llegar a este punto aquel interno se detuvo, hizo una pausa y luego añadió.

            -¿Qué le parece este boceto amigo Julio... qué me dice usted sobre el tema?

            Julio sonriendo de buena gana y tras pensarlo un poco respondió.

            -Según mis propias deducciones... una de las mayores desgracias del ser humano, es la de no aceptarse tal cual la naturaleza “lo echó a este pobre mundo”; puesto que desgracia enorme es, el mirarse cada día en el espejo y encontrar defectos en lo que este le muestra; y que ello se convierta en una enfermedad crónica y la que nos debe dar lástima a los que de alguna manera; siempre hemos aceptado esa estampa con que la naturaleza nos dotó y a la que hemos procurado siempre sacarle el máximo partido humano, pero sin renegar nunca de “lo que nos diera esa fuerza inconmensurable que crea y destruye”... que se supone, “el por qué dota a unos de unas cosas y a otros de otras”, para que al final, todos recorramos “el triste camino que cada vida es”. Hemos cuidado la imagen y la limpieza del cuerpo, pero dentro de unas normas elementales para saber estar correctamente en cualquier lugar junto a otros congéneres; para lo que no se necesita mucho... que digamos. Reflexiono así, al recordar unos anuncios de cosméticos (cremas de “belleza”) insertos en una revista y cuyos “tarritos” (eso sí, con diseño de joyería o a todo lujo, aunque luego habrá que tirarlos a la basura) se ofrecen al no despreciable precio de 200 euros el de menor costo y 344 el que más. Todo ello, simplemente me de “la risa”; puesto que leo la literatura que acompaña a estas “especialidades cosméticas” y en ella ofrecen, lo inimaginable para la piel de la mujer (que generalmente es la que más consume de estos potingues, aunque ya también lo hace el hombre: como usted bien dice) que puede costear estos lujos, que una vez usados, generalmente la que los compra, se cansará de ellos y cambiará tantas veces como lo desee y pueda (según su poder económico) ya que “el espejo”, le irá recordando cada día, el que... “se nace para morir y que la piel envejece irremisiblemente y termina por convertirse en lo que todo ser que afortunadamente hemos llegado a viejo... sabemos”. Y no... No estoy hablando nada en contra de cuidarse con el cuido lógico, que una higiene inteligente recomienda y que la previsión aconseja; puesto que la epidermis, se cuida limitando “exposiciones idiotas a los rayos del astro que nos da la vida” (y algunas se tuestan imbécilmente al implacable sol, cuyas secuelas suelen terminar en el terrible cáncer de piel)... y alimentándose acorde con las verdaderas necesidades del cuerpo humano; puesto que como bien decía aquel químico, que nos daba lecciones en los congresos que a los vendedores nos daban cada año en Madrid... “sepan ustedes que el mejor cuido de la piel, parte desde dentro del organismo, que es el que aporta todos los nutrientes que esta necesita”... después, una crema nutritiva, “como la nuestra”, es más que suficiente; por tanto es bastante idiota el gastar cantidades enormes en otras cremas, que lo que más llevan... “es propaganda de milagros inalcanzables”. Palabras de aquel hombre, significando la realidad de un producto que vendíamos en España, pero que la multinacional vendía en gran parte del mundo y que era (y sigue siendo) una crema nutritiva, basada en los principios de la composición de la piel humana, en grado de grasa y humedad, para que esta crema (ya centenaria) sea aplicada a cualquier piel de cualquier raza humana... está claro, que la multinacional, investiga y añadirá o quitará productos renovándolos por otros, pero yo que la uso hace ya muchísimos años... “ y desde que empecé a afeitarme y los granitos de la pubertad me martirizaban el cutis”... le puedo decir, que aparentemente hoy es la misma que entonces y su color blanco como la nieve y aroma, es el mismo y además, no se corrompe o degenera fácilmente, por ello se vende en envases equivalentes... “a los de la mantequilla, por su volumen y peso”; puesto que es claro que sirve para toda la piel... “ano incluido”... y como la he venido usando tanto tiempo; seguiré empleando tan buen y económico producto, sin hacer caso de... “las maravillas que constantemente nos ofrece el mercado de la ilusión y las vanidades del mundo”. También y por cuanto de niño y como “chico para todo”, en una droguería perfumería... mi jefe que era bastante químico; y fabricaba una crema similar y a la que denominaba “Pielnácar”; la que se elaboraba en una batidora de confitería; y allí veía yo echar los componentes que conocíamos... “y los secretos que el químico sacaba de sus escondites” (no tenía laboratorio). Luego esta crema y entre “trabajo y trabajo”, a ratos me ponían a llenar pequeñas cajitas metálicas y otras no tan pequeñas, que vendíamos en la droguería, e incluso se enviaban a otras poblaciones... pero aquella crema, que también era buena... pasado cierto tiempo... “se enranciaba y sus productos se disgregaban”; no obstante tenía su mercado, por cuanto era buena (reitero) y su precio era económico y además, competía con... “la centenaria antes mentada”. Mi jefe también elaboraba cremas para “las señoras de más poder adquisitivo”, las que envasaba una dependienta que era la que mejor sabía realizar ello, en tarros más lujosos que luego estuchaba y eran precintados con papel celofán; aquella crema, llevaba “lanolina, colesterina y lecitina”; palabras mágicas en aquel pequeño mercado de capital provinciana y que hacían su efecto, para que las señoras pagaran por el tarro... veinte veces más que por igual cantidad de crema dedicada al “proletariado”; pero yo que veía “las cosas”... ambas eran primas hermanas... “sólo que unas llevaban huevos y grasa extraída de la lana de oveja y la otra no le echaban nada de esto”. Y por otra parte y observando a mi abuela, que como infinidad de mujeres de aquella época lo empleaban, cuasi como el famoso “bálsamo de fierabrás, del Quijote... suelo dar un consejo muy valioso... cuando coma tostadas, emplee aceite de aceituna (oliva) y se le derrame algo en las manos, no se las limpie... simplemente frótese las mismas y los brazos... puesto que por sí sólo... EL ACEITE DE ACEITUNA (virgen) ES UN MAGNÍFICO COSMÉTICO NATURAL PARA CUIDAR SU PIEL... “no digamos si se le añaden otros productos naturales”... hay variedad de fórmulas, pero como materia prima el “óleo de la diosa Atenea”... que fue la que les regaló el olivo a los griegos; es algo magnífico para el cuido de la piel, e incluso el pelo, que aquellas mujeres abrillantaban y cuidaban con este aceite. Y cuando se de un baño de agua caliente, vierta en la bañera con la primera agua que caiga, unos treinta centímetros cúbicos de este aceite de aceituna, corte la caída del agua y en la que ya hay; en el fondo, muévala o agítela de forma rápida, para que el aceite emulsione con esa agua; luego termine de llenar la bañera según su costumbre, báñese usando el producto que usted emplee... un buen jabón es suficiente; y terminado el baño, frótese con esa agua que hay en la bañera, después se ducha y una vez secado... pásese la mano por la epidermis y comprobará la suavidad de su piel... “pareciera como si una película de seda la cubriera toda ella”... es el efecto cosmético y medicinal de ese aceite de aceituna (mal denominado de oliva) y cuyo coste es ridículo. En fin, los cosméticos en muchos casos... son las cosas idiotas de esta vida, donde “lo más caro dicen es lo mejor” y no es así, ni mucho menos; hay recetas caseras sobre la base de ese aceite citado, que con limón, aloe vera y otros tipos de frutas o verduras, con los que se logran cremas enormemente eficaces y a un costo ridículo, comparado con esos potingues que les colocan a las mujeres (también ya a muchos hombres) a esos precios astronómicos a que antes me he referido... ¡Pero oh la vanidad y el presumir de haber comprado algo que la mayoría no puede pagar! Eso para algunos imbéciles o pobres diablos, debe ser... “el placer de los placeres”.

            Terminó aquí su discurso y aguardó para ver que añadía su interlocutor. El que sonriendo de forma extraña habló añadiendo lo que sigue.

            -Sí... el comportamiento humano es extraño y sorprendente muchas veces, otras es que es inexplicable; puesto que mientras usted hablaba, a mi mente han venido recuerdos de lecturas y de documentales... en las primeras, recuerdo haber leído sobre la brutal costumbre de vendar los pies a las niñas chinas, para que mantenidos así y con fortísimas vendas, sus pies no creciesen y se mantuviesen “diminutos”; por lo que hay que imaginar los padecimientos que producían a estas criaturas y que han sufrido por siglos, puesto que yo me los imagino simplemente por cuanto las uñas de mis pies al crecer, se introducen en la carne y me hacen sufrir lo indecible, y por ello he de ir con cierta frecuenta al callista o podólogo para que me las reconduzca... pero al crecer de nuevo, se vuelven a encarnar. Pues bien, aquella costumbre que debió empezar en la nobleza china, dicen que representaba para los varones, un afrodisíaco sexual, puesto que al realizar el acto carnal, aquellos deformados “piececitos” desnudos, eran motivo de caricias libidinosas y que excitaban a los varones del “Celeste Imperio”... también me he acordado de ciertas tribus salvajes, que se tatúan de forma horrible en gran parte de su epidermis, con procedimientos rudimentarios y por tanto han de ser dolorosísimos... pero con ello se acrecienta la belleza de la hembra y la virilidad del varón ante los de su tribu; hay aún alguna tribu en Papua Nueva Guinea, que adorando al cocodrilo, se hacen tatuajes imitando la coraza del dorso de estos reptiles; imaginemos los sufrimientos atroces hasta llegar a ello... no digamos esas mujeres que se colocan discos enormes en los labios, previo el agujerear los mismos e irlos acostumbrando a discos cada vez mayores, los que en otras tribus también se los colocan en los lóbulos de las orejas... ¡¡Y todo ello es considerado como algo que enaltece la belleza natural!!... ¿y cuántas cosas más se han realizado, se realizan y se van a seguir realizando?... sí, sonriamos y pasemos a otro tema, puesto que este, considero ya está agotado... ¿no le parece amigo Julio?

            Julio también sonreía de buena gana oyendo a su interlocutor, por tanto se limitó a asentir diciendo.

            -Sí... mejor dejarlo estar y pasemos a otra cosa... creo que ahora me toca a mí plantear el siguiente tema; veamos qué traigo en “la faltriquera”.

            Dicho ello empezó a buscar temas entre los papeles que portaba y encontrado lo que consideró apropiado para el momento, expuso el tema diciendo.

            -Hablemos de la mendicidad... de esa plaga, que como la prostitución, existe desde que el hombre se estableció en núcleos... “civilizados”; ¿le parece bien el tema?

            -Me parece... expóngalo usted y debatiremos sobe el mismo.

            Oído a su anfitrión, Julio expuso lo siguiente.

            -La mendicidad ha existido desde que existen núcleos habitados para sostenerla, puesto que el mendigo vive de lo que los demás producen, por tanto es un parásito social y una enfermedad crónica, que por lo visto no es fácil eliminar; y a la vista está que en épocas de abundancias máximas, los mendigos y pedigüeños pululan cada vez más, ya organizados y hoy incluso viajando en caravanas automovilísticas y como casas portátiles, como hacen un tipo de turistas con las posibilidades económicas que se lo permiten. Además llevan los atrezzos para caracterizarse como mendigos, puesto que lo que hacen en mayoría es eso y como profesionales de la mendicidad que viven de ello; para lo cual representan su papel teatral aparentando la tragedia humana, para enternecer a los incautos (que deben ser multitud) y obtenerles el dinero para ellos vivir bien y sin dar golpe con el esfuerzo que les representaría un trabajo regular y sometido a disciplinas que no aceptarían jamás, puesto que muchos o la mayoría, desde que nacen son educados para esa profesión que se transmiten como una más. Por ello cualquiera que piense y lo piense bien, antes de dar una limosna, puesto que está manteniendo a un parásito y el que lo seguirá siendo mientras logre lo que pretende, puesto que de ello vive. Además si el pedigüeño engatusa a un “cliente débil”; le sacará todo lo que pueda y sin escrúpulo alguno; sé de casos así y contado por un profesional de la mendicidad, que enviciado en las drogas, practicaba este negocio por cuanto le era mucho más rentable que trabajar para costearse la heroína o cocaína que lo destruyó. Los clásicos del denominado siglo de oro español, ya nos hablan de que existían en las ciudades españolas verdaderas bandas locales, que se apropiaban de las escalinatas o entradas de los templos y las que defendían con toda la violencia de que eran capaces, incluso luchaban entre ellos, por los peldaños más estratégicamente situados para abordar a los que visitando las iglesias, iban a confesar sus pesares y tras las oraciones, su alma se ablandaba y soltaban la limosna generosa en espera de que Dios se lo tuviese en cuenta. Se llegaba hasta la mutilación de miembros del cuerpo humano, aparte del fingimiento más lastimoso, para con ello ablandar “la bolsa” de aquellos temerosos de Dios y “sus infiernos”. Hoy todo ello sigue de igual o parecida forma y se sabe. Recuerdo cuando yo niño, que en muchas de las ciudades españolas y desde mucho antes, había a las entradas de las mismas, carteles de buen tamaño y similares a los que de porcelana, señalaban entonces los nombres de calles y plazas; carteles que avisaban de que estaba prohibida la mendicidad; por lo que cualquier mendigo o pedigüeño, era detenido por la policía municipal, llevado al cuartelillo y luego expulsado del municipio, salvo pena de cosas peores y más contundentes… aquello debía dar resultado, puesto que mendigos callejeros y pese a las épocas de penurias vividas en aquellas épocas de la pos guerra civil, apenas se veían… hoy en España son plaga. Y son plaga en España, no sé lo que ocurrirá en otros países europeos “del euro”; pero como no me llegan noticias y hoy se publica todo lo que resalta; deduzco que los tienen que tener mucho más controlados que aquí hacen los que dicen gobernar España y sus municipios. Aquí y por una permisividad incomprensible, se nos han llenado todas las zonas habitadas y también las menos habitadas, no sólo de mendigos y pedigüeños profesionales, sino igualmente de todo tipo de delincuencia (muchos de estos mendigos actúan también como ladrones) extranjera, que aquí encuentran unos paraísos muy rentables para ellos, puesto que y principalmente, aquí se nos han descolgado todos estos desechos sociales de la parte de la Europa pobre (hasta hace poco comunista: Rumanía y Bulgaria… dicen que principalmente) los que perfectamente organizados en clanes o bandas, campan por sus respetos y se extienden como algo indeseable por la mayor parte de la geografía española... Leí hace ya quizá más de diez años, que un alcalde de una población catalana, se los quitaba de encima, de una forma ingeniosa y eficaz puesto que, cómo muchos de estos justifican su mendicidad por la falta de trabajo; el tal alcalde, dispuso de un presupuesto para realizar obras de “pico y pala”, para lo que siempre tenía un tajo abierto. Avistado el “sin trabajo”, simplemente se le llevaba al tajo, se le daba un pico y una pala y se le marcaba el trabajo a realizar, asegurándole el jornal real y marcado por las leyes del trabajo… muchos es que ni terminaban la media jornada y todos al día siguiente habían desaparecido el pueblo; puesto que queda claro que esa plaga no quiere trabajar, lo que quiere es vivir a su aire y de esa profesión que ellos han elegido o adoptado por los motivos que sean. La mejor forma de eliminarla sería no dándoles limosna alguna  (que yo practico) y que considero es lo más apropiado; y así, al faltarles “la clientela”, tendrían que irse a otros lugares o empezar a pensar que no se debe vivir de la limosna desde que se nace hasta que se muere, como en gran cantidad esa plaga viene haciendo desde ni se sabe el tiempo y las generaciones que de ello han vivido. En cuanto a los delincuentes (de lo que hemos hablado ya pero que abundaré en ello tras esta exposición); aplicar leyes necesarias para que esa otra plaga se reduzca a los mínimos posibles si no es posible erradicarla totalmente; pero al ser humano y esto es lo esencial, hay que enseñarle desde niño que la vida es trabajo y responsabilidad y al propio tiempo inculcarles que vivir como parásitos, es algo tan deleznable que no cabe asumirlo por nadie y por mínima dignidad que tenga. En España existió una ley para vagos y maleantes, que instauró la II República y la continuó la dictadura de Franco, por cuanto la consideró de utilidad social; quizá fuera bueno el rescatarla, revisarla y aplicarla, añadiéndole lo del “pico y pala” de aquel inteligente alcalde catalán.

            Julio terminó aquí su exposición y tras ello hizo una pausa, para ver si su interlocutor añadía algo; pero el mismo se limitó a decir.

            -Termine usted amigo Julio y diga lo que antes a insinuado al prometer que abundaría en el tema de la delincuencia... veamos qué es ello.

            Oído ello, Julio hizo una pausa como rememorando lo que pretendía decir y tras ello dijo cuanto sigue.

            -No entiendo en absoluto, el que y por ejemplo, “una plaza carcelaria” en España, tenga que costar más que cuesta una vivienda familiar de tipo económico y de la que tan necesitados están aún infinidad de españoles... esa conclusión la saqué, al publicar el gobierno el costo de una moderna penitenciaría y la capacidad de la misma. Pero es más, es que a ese costo de “la obra muerta”, hay que añadirle luego el mantenimiento en hombres y pertrechos; llegándose a publicar que para la alimentación de los presos, el presupuestos estatal era superior al que dedicaban para los soldados del ejército acuartelados de forma normal; así es que bajo este prisma, veamos lo que yo puedo decir sobre... cárceles y penados:

            Al llegar aquí, aquel viejo escritor hizo una nueva pausa y luego continuó diciendo.

            -Cárceles y reos: La palabra reo en su acepción referida al hombre (puesto que como sabe hay un pez que lleva este mismo nombre), el diccionario de la Real Academia Española de la lengua, la define así: Persona que por haber cometido una culpa merece castigo”. Más claro y contundente no lo creo posible; ¿pero qué ocurre en la realidad española actual? Pues ocurre que el condenado por el delito que sea, es recluido y salvo el “castigo” de la reclusión... la condena parece ser que se traduce a... “no hacer nada”; lo que puede ser terrible para algunos, pero bastante cómodo para otros, puesto que mientras están encarcelados, sus problemas se acaban... por el contrario para el que está fuera de la cárcel y no ha delinquido en su vida, el problema es cada día que amanece, puesto que ha de pensar en si podrá cubrirlo con lo que gana, si encontrará trabajo, si podrá ser atendido en sus necesidades más perentorias, o del porvenir, etc. etc... en lo que el preso le gana, puesto que incluso después de la condena, “me han dicho que recibe un subsidio o paga mensual y como si hubiese estado trabajando en una empresa y esta hubiese cotizado por él”; puesto que lo que impera es la reinserción... ¿pero se reinsertan o la mayoría de los condenados y ya habituados a delinquir, o al salir siguen delinquiendo, puesto que en la cárcel igual han aprendido muchas más cosas del oficio? Las cárceles son en gran medida, “universidades donde se forman los delincuentes en todo tipo de delincuencia y lo que la excesiva inactividad de los presos permite con exceso”. Viejo es el lema aquel que asevera que... “la vagancia es la semilla de todos los vicios”.

            La realidad es que la población carcelaria ha ido aumentando en los últimos lustros de forma alarmante y así sigue; puesto que desde 1995 a 2010, prácticamente se ha duplicado el número de presos encarcelados y en la actualidad, estaremos próximos a los ochenta mil presos, reclusos, penados, o como se quieran denominar. Aumentemos la cantidad enorme de gentes que por delinquir debieran estar en la cárcel y como por lo visto es que ya no hay plazas para ellos, simplemente y tras las diligencias oportunas ante el funcionario de la comisaría o incluso el juez de guardia, los ponen en la calle. Por otra parte y si vamos retrocediendo en el tiempo y nos situamos en 1975/80; las cifras son enormemente más bajas (en 1980 había 18.500 presos: lo que demuestra el que se han cuadruplicado en 30 años y con similar población de habitantes españoles, puesto que el aumento poblacional ha sido de extranjeros en casi su totalidad) Todo ello nos demuestra que... “eso de la reinserción es más un buen deseo que otra cosa”. O sea y más contundente, que es un gran fracaso y por los motivos que sean, que yo no entro en analizar; pero que habría que analizar y estudiar a fondo, para tomar las decisiones que sean menester.

            Y como “los castigos” son prácticamente sólo de nombre; pues el delincuente habitual, ya cuenta con “esas vacaciones”, si es que lo pillan o cogen; que esa es otra, puesto que hay muchas formas de no entrar o de salir de la cárcel; y a todo lo publicado en prensa me remito... “las leyes en Españistán (antes España) son puros coladeros y  por los que se cuelan peces de todos los tamaños y de todos los delitos”. Y el delincuente habitual, suele saber de leyes mucho más que los propios abogados y quizá que muchos jueces.

            Quizá, si los castigos fuesen tales... “a lo mejor muchos se lo pensaban antes de entrar en la profesión de delincuente y mucho más si es que el tal nunca había delinquido”: Veamos lo que hacen en un Estado de la nación en que se nos quiere reflejar todo el camino a seguir... “por lo democrática, justa, liberal y todas esas mandangas”, que estamos ya hartos de oír, sobre el nuevo imperio. Me refiero a los Estados Unidos de Norteamérica.

            “Joe Arpaio, que es el sheriff  del Condado de Maricopa, en Arizona; y que sigue siendo reelegido período tras período. Ha organizado a los presos de la siguiente forma: Creó el campamento de carpas (tiendas de campaña) carcelario para evitar que Arizona gastara decenas de millones de dólares en la construcción de otro complejo carcelario. Ha bajado el costo de la vianda a treinta centavos y les cobra a los presos por su comida. Ha prohibido fumar y mirar revistas pornográficas en las cárceles, ha retirado los aparatos de entrenamiento y levantamiento de pesas, y ha cortado todo espectáculo cinematográfico, exceptuando películas clase 'G'. Dice: 'Están en la cárcel para pagar una deuda con la sociedad, no para criar músculos y asaltar a gente inocente cuando dejen la prisión'. Inició cuadrillas encadenadas (de dos en dos) para que los internos realicen trabajos en proyectos del condado y la ciudad, ahorrándole dinero al contribuyente; y de las que no se libran las mujeres, “para que no le acusen de discriminación”. Cortó el café porque tiene cero valor nutritivo y es por eso un derroche del dinero de los contribuyentes. Cuando los internos protestaron, les dijo: 'Esto no es el Ritz Carlton. Si no les gusta, no vuelvan'. Joe Arpaio, que obliga a sus presos a vestir de rosado y comer sándwiches de mortadela, no es condescendiente en absoluto: 'Los criminales deberían ser castigados por sus crímenes, no vivir a todo lujo hasta que les llegue la libertad condicional, sólo para que salgan a cometer más crímenes y volver para vivir a costa del contribuyente y disfrutar de cosas que los mismos contribuyentes no pueden afrontar para sí”. Este es un resumen muy extractado, de todo el régimen que este gobernante ha impuesto en su condado y todo ello dentro de las leyes del mismo, como es fácil de imaginar. En Noruega por el contrario, las cárceles son establecimientos mucho mejor dotados que muchos de los hoteles modernos españoles; y ello lo resumen estas palabras: “La prisión de Halden Fengsel, inaugurada hace un año, es una de las más espectaculares del mundo. Sin barrotes, sin guardias armados, con muebles de diseño... es casi un hotel de lujo”... Imaginen todo lo que quieran sobre muchas más “regalías”, y luego opine como mejor crea o entienda... “yo y por mi parte no entiendo nada”; pero ya el 24 de julio, escribí un artículo, para comentar lo realizado por el joven asesino noruego, que ha masacrado con toda la frialdad y premeditación habida y por haber a casi cien personas y ya en dicho artículo vaticiné lo que sigue.

            “Y no, no quería escribir de este terrible e incomprensible hecho; que (“metámosnolo en lo más profundo de nuestro caletre”) ocurre, dentro de la sociedad, más envidiable de todas las que hoy puede mostrar el planeta... puesto que sus habitantes, lo tienen todo, todo... por tener, tienen... “hasta petróleo de sobras”; y sin embargo en esa sociedad aparece “un bicho como éste” (ni digo el nombre puesto que pienso que si no hubiera nacido sería mejor) que además y después de todo lo que ha hecho (con toda la premeditación y alevosía inimaginable) cuando lo condenen, lo van a condenar como máximo a veintiún años de prisión; prisión que en Noruega, debe ser algo así, como vivir en un hotel de tres estrellas de España o Portugal... “con baño cerca de la cama y otras muchas comodidades, amén de vicios o si se quiere “necesidades vicio”. Confirmo que me  equivoqué en la categoría hotelera... el reportaje le asigna dos estrellas más.

            Julio terminó aquí su exposición y esperó a que su interlocutor dijera algo sobre el tema; cosa que hizo cuasi seguidamente, diciendo.

            -Sí... un delito tiene que conllevar un castigo apropiado al mismo y que debe ser lo más duro posible, para que el delincuente, sufra el peso del mismo, con lo que se le enseñaría tanto a él como a los que pensaran seguir esos caminos... “que el que la hace la paga” y debe pagarla (para mí indudablemente) como la hace pagar ese norteamericano que gobierna en es condado que usted ha citado... de acuerdo que ciertos delitos, deben tener ciertas consideraciones... y los de menor importancia (podríamos denominarlos así) debieran tener un período de castigo y otro de reinserción, si es que el penado era candidato a ello; puesto que ese noruego, del que yo también estoy informado por cuanto leí las noticias... ese bicho, yo lo mantendría en una penitenciaría de barracas o tiendas de campaña como las que ha citado arriba y que impone ese norteamericano... y anexa a cualquier cantera o mina; y obligándole a trabajar en ella de por vida puesto que un individuo así... no hay que devolverlo a la sociedad; que muera trabajando y trabajando duro... un ser así, hay que separarlo de la sociedad, reitero; de por vida... y es más; yo (gobernante) y como ha hecho ese Sheriff, haría publicidad de todos estos ya indeseables, para que la sociedad esté informada de lo que les espera a quienes cometan ciertos delitos... no a todos, quede ello bien claro, puesto que el que por su menor gravedad, sea candidato a la reinserción, hay que procurar que se reinserte... pero bajo ciertas condiciones que si procede las diré más adelante; ahora espero un poco, para dejarle a usted decir algo si así lo estima. Pero insisto, hay que hacer publicidad por aquello de que “el que avisa no es traidor” y por descontado que en las escuelas de todo grado y a partir de niños que ya “entienden y comprenden”, hasta llegar a las universidades... una asignatura siempre vigente y actualizada, tiene que ser, la enseñanza de los castigos que la ley aplicaría a todo tipo de delincuentes... “y de cualquier edad”; puesto que el que tiene edad para delinquir... tiene que sufrir el castigo correspondiente... así pues, espero su respuesta amigo Julio.

            -No... por mi parte no quiero perderme lo que usted está pensando decir ahora mismo... siga, siga; siga diciendo lo que se le ocurre... “al final esto son diálogos de locos y que no van a tener mayor trascendencia, que los oídos de este olivo que nos cobija”... “El mundo y sus suciedades (que no sociedades) van por otros rumbos, donde y por cuanto ocurre, al delincuente más que castigarle se le protege y mientras más alto o grande sea éste... mucho más”; es por lo que en vez de aminorar esta plaga cada vez es más abundante.

            Fue la rápida respuesta de Julio el que se inmediato permaneció expectante; por lo que su interlocutor siguió abundando en el tema.

            -La reinserción debiera ser algo muy serio y vigilado; puesto que si se pone en la calle a un individuo que no hizo nada en su vida, salvo delinquir... ¿qué va a ocurrir cuando de nuevo se encuentre entre la gente? Pues lo que viene ocurriendo, que delinque de nuevo y con métodos posiblemente más perfeccionados, por lo que antes hemos hablado de que, “las cárceles son academias para la enseñanza de la delincuencia”... ocurre también y con frecuencia, el que en esos permisos que les suelen dar de fin de semana... hay quienes delinquen o incluso han llegado a asesinar a personas... por tanto es temerario el dar permisos según a que individuos. Y aunque ello sea difícil de realizar pero... “mejor prevenir que luego lamentar”... un preso encaminado a la reinserción, debe haber aprendido bien un oficio antes de ponerlo en libertad y esta debiera ser una premisa a cumplir para cualquier delincuente y fuere condenado a la pena que fuere... el apéndice a la misma, debe ser el que antes de salir de la custodia estatal, ese individuo tiene que tener un oficio aprendido y por descontado, al salir hay que buscarle un trabajo para que “no pueda alegar luego tentaciones”; para ello tendría que ser advertido por escrito y firmando el reo, el enterado de todo ello, puesto que al reincidir las condenas han de ser más gravosas... ¿entiende usted Julio... o se lo explico más o mejor?

            Ante la pausa que siguió y dándose por aludido Julio replicó.

            -Sobre “el papel o la teoría”, todo eso que dice o decimos debiera y pienso que podría ser aplicable; pero hay que contar con la corrupción que suele haber en las cárceles, donde son los propios empleados o vigilantes, los que facilitan los medios para que esa corrupción no desaparezca, puesto que un empleado por bueno que sea el sueldo que cobre... “el soborno le puede hacer flaquear y es lo que ocurre”; puesto que por ejemplo, dentro de las cárceles, los presos con dinero abundante, disfrutan de todo... “o de casi todo”; las drogas y dentro de las mismas circulan, como “los refrescos sin alcohol”... pero dicho ello; siga aclarando eso que dice de la propaganda a realizar, si la haría fuera de las escuelas y también, lo que ha dejado sin aclarar, sobre la puesta en libertad de aquel que ya ha aprendido un oficio y es útil para desarrollarlo en beneficio de la sociedad.

            Aquí se detuvo y esperó las aclaraciones que pedía, que llegaron de inmediato.

            -Por descontado que y aparte de lo que he dicho de la enseñanza en todos los centros educativos de la nación; semanalmente se pasarían pequeños informes en forma de película, por todas las televisiones de la nación, para que la gente viera a los penados trabajar en trabajos duros y que supieran lo que les esperaba si imitaban a aquellos reos (de ambos sexos y por aquello de “la igualdad” que dice ese sheriff antes citado)... los que incluso, serían señalados (ocultándole el rostro, para reservar su identidad humana) en la parte en que estos llevarían un número de control y tras ese “flash”, la voz del narrador diría... “número tal su delito fue... y por el mismo tiene que cumplir tantos años de este tipo de trabajos y sin reducción de condena”... sería una forma contundente de prevenir la delincuencia... por aquel viejo y sabio dicho campesino que asevera que... “el miedo guarda la viña”... “el miedo a que el viñero estaría al acecho y con una escopeta cargada, para aquel que osara ir a robar el fruto de un trabajo esforzado y del que sólo sabe el que lo realiza”... en cuanto al ya preparado para ser devuelto a la sociedad... yo le haría firmar un documento, en el que más o menos se le indicara... “que habiendo sido preparado por el Estado para desarrollar un oficio útil... era advertido que si tras ello delinquía de nuevo, la condena que tal delito tuviese en el código en vigor, en su caso sería doblada y tendría que ser cumplida sin remisión de pena por cuanto como reincidente no la merecería... está claro, que para ello, ese penado saldría de la cárcel y sería destinado a un trabajo ya preparado, por el propio Estado o en colaboración con la iniciativa privada y por un tiempo garantizado (si cumplía con el mismo) por seis o doce meses... después y como “cada hijo de vecino”, que se las buscara como cada cual hizo y hace en su ambiente cotidiano. Y otra cosa muy importante, las condenas hay que imponerlas para que sean cumplidas, y no esa “tontería” que ocurre en España, donde a un preso le pueden sentencias a mil años de cárcel, cuando luego no cumplirá más de treinta o como caso extremo cuarenta años... las condenas hay que fijarlas con toda claridad y luego obligar a que sean cumplidas... incluso la de cadena perpetua, que como tal definición se debe entender, es entrar un día vivo en la penitenciaría y no salir de ella hasta que no saliera muerto... Por descontado que todo preso tendría opciones a una revisión de pena... pero caso de ser esta un subterfugio más para enredar y hacer perder el tiempo a jueces y fiscales... caso de comprobarse con total veracidad el que sólo era un subterfugio para ganar tiempo o una libertad inmerecida... el condenado tendría que recibir una condena adicional y añadirla a la que yo pesara sobre él.

            Aquí se detuvo “aquel loco del sanatorio” y mirando a Julio aguardó su intervención, la que llegó, mientras Julio sonreía de una forma muy especial.

            -Parecerá muy duro lo que dice... pero observando la plaga que ya nos asola; indudablemente hay que emplear otros medios buscando una eficacia que hoy brilla por su ausencia... sí; grosso modo usted lo expone de forma “salomónica” y dándole forma podría llevarse a códigos legales... pero no ha hablado usted de jueces, fiscales, abogados y otros auxiliares de esa justicia que tan poco hoy brilla en la sucia realidad que pacemos... diga algo sobre ello.

             Aquel interno y sin pestañear, repuso de inmediato.

            -Creo que ya lo dijeron y aplicaron los griegos en sus códigos o leyes... “el que conozca la justicia, ha de ser penado con doble pena a la que se impone al ignorante”; creo que es un equilibrio bastante justo, para evitar lo que está ocurriendo y las sorpresas que recibimos en los noticieros hablados o escritos y pese a que debe haber tanto oculto, que ni nos lo podemos imaginar... ¿qué le parece amigo Julio?

            Julio oyendo aquel fina... simplemente y sonriendo de forma especial, cerró el tema diciendo fuertemente.

            .¡¡Amén!!

 

CAPÍTULO IV

 

            Terminado aquí el discurso ambos “locos” recurrieron al botijo y bebieron agua; luego decidieron dan un paseo por aquellos andurriales y con ello “oxigenarse” un poco, según palabras del residente; luego volvieron a sus asientos y reiniciaron aquellos “locos diálogos”. Empezó a hablar el anfitrión y el que propuso.

            -Se me ocurre el que hablemos de los imperios pasados y presentes... puesto que es curioso; el primer gran imperio, que a mi entender fue el romano, nace en Occidente y el que al final ha sido el más influyente de todos, puesto que sus normas políticas se han ido implantando en todo el mundo (municipio, provincia, senado, etc.) y además fue el que más tiempo duró en la historia; ya que sus orígenes, se remontan a nada menos que siete siglos antes de Cristo y su final... que es cuando el otro imperio posterior (el turco) conquista Constantinopla y con ella arrasa el imperio romano en su escisión oriental... lo que ocurre el año 1453 de la nueva era... lo que grosso modo totalizan la friolera de veintidós siglos... pero dos siglos antes de la desaparición de Bizancio o Constantinopla; surge en la otra parte del mundo el que se considera fue el de mayor extensión de todos los datados en la historia. O sea y concretando, que el mayor imperio de Occidente le va a suceder otro aún de mayor extensión y en el extremo Oriente; luego van a ir “rotando” los imperios siguiendo la dirección del Sol (Este/Oeste), hasta llegar al último de ellos, cual ha sido y aún sigue siendo, el de los Estados Unidos de Norteamérica... ¿qué le parece el tema, le sigo contando el resto de lo que deduzco y que creo bastante curioso... puesto que el Imperio parece ser que vuelve a Oriente?

            Julio escuchó aquel muy concentrado boceto sobre el tema, pero conocedor de lo que aquel otro loco decía, le picó la curiosidad por saber hasta donde había llegado la calenturienta mente de su interlocutor; por lo que respondió.

            -Sí, hábleme de ello... pues aunque... “todo nace para morir”, pero siento curiosidad por saber sus deducciones y a donde nos llevan las mismas, en este “tremendo año dos mil once que ya camina para su ocaso a caballo de su otoño”... cuente, cuente amigo Número trece, soy todo oídos.

            Aquel extraño interno al oír a su amigo, sonrió ampliamente y haciendo una pausa, como para reordenar sus pensamientos, transcurrida esta, dijo cuanto sigue.

                        -Viendo u observando el maremágnum que han producido los grandes bandidos del mundo actual, conocidos como “banqueros o financieros”; con la complicidad, connivencia, o asociación de los políticos a los que en mayoría han comprado o sobornado... el poder Occidental va flaqueando y va siendo dominado por otros poderes que igualmente salvajes y devastadores, se van a ir imponiendo en un nuevo “desorden mundial”; que no orden, que nunca lo hubo salvo en aquel período del imperio romano con su “paz romana”, la cual también es discutible por cuanto millones de seres humanos vivieron en la esclavitud y sometidos a los poderes de los ricos y poderosos patricios romanos; que igualmente, se asesinaban entre sí, para obtener más riquezas y por ende más poder; para lo que tenían que emplear aquellos medios, eliminando competidores. Por ello... Sonrío, no sé si con delectación o estoicismo, pero sonrío al leer la noticia que le comento hoy; puesto que... “el planeta rueda y va dando la vuelta para volver al mismo sitio”; y al decir esto me acuerdo del Imperio Mongol y luego chino, que hace casi un milenio, dominó gran parte del mundo y su comercio... puesto que si bien los imperios se consiguen a sangre y fuego, luego se han de mantener con el comercio; y aquel “Gran Mongol”, de lo primero que se preocupó es de que las rutas del comercio fueran activas y bien controladas, limpiando de parásitos (bandidos) las rutas... puesto que el dinero llega y se va... sólo por las rutas del comercio... y su imperio producía mucho y ello había que venderlo imponiendo el peso de la dominación... “o sea lo de siempre”; puesto que la recesión actual, en gran medida es por cuanto la brutal sociedad de consumo la han detenido esos bandidos antes mentados y ahora no tienen ni idea de cómo reactivarla.

            Aquel hombre hizo una pausa y luego continuó diciendo.

            -Gengis Kan a principios del siglo trece, controlaba nada menos que treinta y tres millones de kilómetros cuadrados, que ocupaba una extensión que iba desde Corea al río Danubio; y contaba con una población calculada en más de cien millones de habitantes... o sea, el mayor imperio del mundo. Pero como todo pasa y se acaba... ello acabó con la decadencia China y que muy bien se refleja ello, en la gran película, “El último Emperador”; donde ese descendiente de “los hijos del Sol”, termina de jardinero y aleccionado por el régimen comunista, que le hace “olvidar” su alta estirpe... Pues bien...           Tras aquel gran imperio, se conformó el turco otomano, que como antes le dije, es el que acaba con el último reducto del romano. Después se va a formar el imperio español, “en cuyos dominios tampoco se ponía el Sol” y que cuando Felipe II y a través de la herencia de su madre, se anexiona, el imperio portugués; puede ser (no lo sé ni lo he calculado) que en extensión pudiera ser equiparable al de Gengis Kan. Después van a surgir el imperio inglés, el francés, el holandés, belga, portugués (que vuelve a ser recuperado por dinastía portuguesa) y por descontado el ruso... y más efímero el japonés... “los imperios y en general siguieron la ruta del Sol”; puesto que el último ha sido (como antes afirmé) el norteamericano... con lo que se completa “la vuelta al mundo de los imperios”.

            Nueva pausa y nueva continuidad a aquel interesante y muy concentrado discurso.

            -Pero como muy bien ha dicho usted con su frase, de que... “todo nace para morir”... Fueron cayendo todos (o debilitándose en extremo) y curiosamente vuelve el imperio al mismo lugar donde nació el primero; puesto que si hoy China no tiene los territorios que tuvo el Gran Kan; pero sí que controla una población, que hoy equivale al veinte por ciento de la población mundial... “y su comercio” (“los invasores chinos”) está establecido en gran parte del mundo, donde colonias que suman ya millones de chinos en su conjunto... son núcleos de poder económico que ni nos imaginamos lo que pueden controlar... “amén de las mafias chinas, que paralelamente (se dice) actúan” y que han ido introduciendo a “legiones de chinos”, que como modernos esclavos controlan unas minorías y las que los hacen trabajar en condiciones inhumanas; y de lo que nos enteramos, cuando la policía logra descubrir uno de estos antros, donde esos pobres esclavos permanecen... “como las gallinas en una granja”, o sea estabulados como animales y sin que apenas les de la luz del sol. Pero ojo a los chinos, que si bien fabrican montañas de “bagatelas”; también han realizado obras consideradas casi imposibles de realizar... y al decir esto, me estoy acordado de la presa de “Las tres gargantas10” y del maravilloso ferrocarril desde Pekín (Beijing) hasta Lhasa en el Tíbet, con un recorrido de casi dos mil kilómetros y cuyos “imposibles dominados”, bien merece conocer todo su desarrollo... que ya digo, fue considerado por técnicos occidentales como imposible de realizar11; lo que China no ha dicho es la cantidad de muertos que costó ese ferrocarril ni el dinero que allí gastaron; de cualquier forma, recordemos que en China... “cobran a la familia la bala o proyectil con que fue fusilado el delincuente condenado a fusilamiento”... y no pasa nada; tampoco pasa nada, si se realizan esas enormes obras y sin embargo la mayoría de la población china, no les llegan sus ingresos, apenas para consumir... “el arroz suyo de cada día”.

            Nueva pausa y tras ella continuó diciendo.

            -Y en ese rodar “de la bola del mundo”... se llega a la depresión que padecemos en “el hasta aquí riquísimo Occidente” (esperemos que no sea un colapso) de los poderosos de Occidente; mientras China y con su sistema moderno de... “Capitalismo/Comunismo”; y sobre la base de explotar a sus masas de semi esclavos y haber producido ya la colonización de todos los puntos del globo donde se abastecen de materias primas, las que necesitan para ocupar la gran industria que ya poseen... han llegado a ser... el mayor tesoro económico del mundo, el mayor prestamista del resto de países y por tanto, el que tiene el control de mucho de lo que va a pasar en un muy próximo futuro, según se desprende de esa noticia que leo y de la que le copio unos extractos, dejándole la dirección por si quiere leer el resto en la red de Internet: veamos.

            Dicho ello, sacó un papel que a tal fin tenía preparado y leyó lo que sigue.

            -“El momento de China ha llegado. La situación desesperada de la Unión Europea hace que el gigante asiático la tenga a su merced. El próximo jueves los BRICS, es decir, los principales países emergentes, se reúnen en Washington para discutir cómo intervenir en la crisis de deuda soberana. Pero una cosa está clara: el precio va a ser muy elevado. A la luz de los últimos acontecimientos, todo apunta a que si Europa no ha pasado ya por el aro de las exigencias chinas, le falta bien poco. Y es que ayer el director financiero del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, Christiphe Frankel, confirmaba a un diario brasileño que el bloque conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica ya habían comprado bonos del mismo”.

            Terminado de leer aquel papel, se lo alargó a Julio el que mecánicamente lo agarró; luego su interlocutor siguió con su discurso diciendo.

            -¿Qué va a ocurrir en el futuro? Pues lo que ha ocurrido siempre, que el poderoso impondrá sus condiciones y por tanto, nos invadirán aún mucho más... “los productos chinos”, que elaborados por semi esclavos, los producen a ínfimos precios y aunque su calidad no sea muy de fiar... “pero todo se andará”, puesto que van a exigir el trasvase de las más altas tecnologías; que unidas a las que ellos ya poseen pues imagine lo que quiera... y en fin... “que todo se puede comprar con dinero... que al decir de aquel pirata del Mediterráneo (Onassis) “en este mundo todo se compra con dinero... y lo que no se puede comprar con dinero... se compra con más dinero”12. Amén... ¿Pero es criticable lo que hoy hagan los chinos? ¿Qué hicieron con ellos los que los dominaron? ¿Recordamos por ejemplo “la guerra del opio13” que los ingleses mantuvieron para drogar a los chinos? Y hoy la solución no es la de otras épocas, o sea... ¡¡Las guerras!! Hoy los chinos son una potencia atómica y muy considerable, tienen el mayor ejército del mundo... y ya digo arriba, son el veinte por ciento de la población mundial... y según ya sentenció Napoleón... China es un país inconquistable... Por todo ello sigo riéndome como al principio dije... “puesto que alguno va a tener que comprar hasta la vaselina... antes de la posible y simbólica bajada de pantalones o bragas”. Por ello, por todo ello... ¡Civilización, globalización, democracia, justicia, igualdad! ¿Qué es eso? Sí, mejor seguir riendo... yo ya soy viejo y por lógica, poco me queda que estar en esta mierda de mundo, que al parecer no cambia ni va a cambiar en el transcurso de otros cuantos milenios... “las masas simplemente pasan de mano en mano o de dueño en dueño y como siempre ha ocurrido en este desgraciado planeta”... “han de servir al nuevo amo”.

            Al llegar aquí, aquel “loco del sanatorio”, se dejó caer en su asiento y con cara de circunstancias y una sonrisa irónica por demás, miró a su interlocutor esperando a ver y oír lo que decía o aportaba... su amigo Julio, el que de forma parecida y entendiendo la invitación a que era objeto, dijo.

            -Sí... y una vez más terminamos en el callejón sin salida... precisamente yo traía en mi cartera uno de mis últimos artículo (he escrito muchos a lo largo de estos años; pues mi intuición me anunciaba un final desastroso y no me equivoqué) y se lo boy a leer, puesto que considero encaja perfectamente en el tema que ha iniciado usted... veamos.

            Dicho ello; julio buscó en su cartera y en poco tiempo tenía en sus manos dos folios, cuyo contenido leyó de la siguiente forma:

         -¿Cómo es posible destruir tanto en tan poco tiempo? Es la pregunta que me viene rebotando en mi mente lleva ya bastante tiempo (varios años) y por mucho que me esfuerzo en encontrarle una respuesta, no me ha sido posible... ¿cómo en la que se dice la parte más rica del mundo puede surgir y avanzar la devastación social y económica que tenemos encima? ¿Cómo es posible que todos los que han propiciado y producido tamaña destrucción no estén detenidos, internados en cárceles y sin fianza, embargados todos sus bienes y en espera de un juicio sumarísimo y público? Ya en estos días en que escribo y en que el actual Papa ha estado en Alemania... metafóricamente los ha tratado de bandidos14... pero esos bandidos ignoran todo lo que haya sido su bandidaje y andan “como locos”, buscando soluciones pero ninguno y que yo sepa, predica con el ejemplo que de verdad ejemplarice a los demás para que les sigan o sigamos... ellos con sus apalancamientos, sus enormes recursos que les permite el dinero público que manejan a capricho... lo que tengan escondido en los paraísos fiscales, o superpuesto con los testaferros oportunos... andan, como decimos en España, “mareando la perdiz” y esperando –por lo visto- que las cosas se arreglen por sí solas. Y es curioso y desesperante al mismo tiempo, puesto que... “en ese mundo rico, sobra de todo; máquinas, dinero, alimentos, técnicas para solucionar todo lo que materialmente necesita el hombre y mucho más; pero está claro clarísimo, también sobran cantidades industriales de esos bandidos que ha nombrado el Papa, que acaparadores de bienes o fortunas inmensas, lastraron, lastran y seguirán lastrando el desarrollo de multitudes, que seguimos estando indefensas, ante las ansias de riqueza de esos (indudablemente) bandidos... “aunque también el Papa y dicho sea de paso, debiera hacer balance y ver qué es lo que pudo aportar o puede aún aportar el Papado; y no sólo en palabras, puesto que el Vaticano (y todos o la mayoría del resto de obispados de la Iglesia Católica) es (o son) en sí mismos un conglomerado de negocios enormes, entre ellos se dice, que el mayor terrateniente del mundo, es... “La Iglesia Católica” (en la red de Internet hay datos abrumadores y todos (pienso) no van a ser infundios); con lo que hay que recordar aquellas terribles palabras por su dureza... “una cosa es predicar y otra muy distinta repartir el trigo”. recordemos la película “Las sandalias del pescador”; y la que protagonizara aquel magnífico actor, ya muerto, cual fuera Anthony Quinn; el que encarna a un papa, verdaderamente renovador y donde aquel hipotético pontífice romano, dice en un discurso dirigido a todo el mundo... el que hay que vender hasta “la tiara papal”, para darle significado y contenido a las verdaderas prédicas de Cristo y tratar de remediar en lo que se puedan, las grandes miserias que hay en el mundo15.

            Por otra parte, en el mundo comunista y hoy transformado; ha vuelto el capitalismo más puro y duro, aún que el occidental y a la vista está el como viven la mayoría de los pueblos de Rusia, China y sus satélites... incluyendo a Cuba. De igual o parecida forma o manera, siguen en India, África, América del sur y en realidad, casi todo el mundo está... “carcomido por la misma enfermedad, cual es la avaricia, que ha llegado a grados incalificables”.

            Pero como soy español, vivo en España y padezco los males que aquí hay y que son abundantísimos; de nuevo he de referirme a una serie de trabajos, que D. Roberto Centeno, Ingeniero de Minas, economista y Catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid; nos viene escribiendo desde hace tiempo y con el titular tan significativo como es el siguiente: “El disparate económico”; y cuya última serie la pueden ver y leer en la siguiente dirección... pero antes de hacerlo, preparen una buena cantidad de tila y otros calmantes, puesto que pueden removérseles las tripas peligrosamente: les copiaré algo de lo que afirma y les dejo la dirección... http://www.cotizalia.com/opinion/disparate-economico/2011/09/26/como-se-arregla-espana-y-ii-6062 Vean algunas muestras de esos contenidos: Son párrafos “espulgados” del muy extenso y contundente trabajo, que ya digo, es demoledor. Vean y juzguen:

            “Resulta que estamos sin Gobierno hasta enero. La última canallada de Zapatero es alargar cuatro meses nuestra agonía; la situación empeora día a día, por lo que si con el país a la deriva  llegamos a enero, rayará lo milagroso. - He explicado que nuestro primer problema es el modelo de Estado, un océano de corrupción y despilfarro, pero existe otro que puede ser incluso mayor: el sistema financiero. - Pero esto es sólo la punta del iceberg. ¿A qué tiene que hacer frente la banca, que tiene un capital de unos 170.000 millones y unas provisiones de 90.000? Primero a  la morosidad, que no para de crecer: 147.000 millones oficiales y 250.000 millones estimados como reales. Luego la subprime española, la deuda de promotores y constructoras: 500.000 millones, donde no se podrán recuperar ni la mitad. - Añadan el capital adicional para cumplir Basilea II y el agujero de bancos y cajas se asemeja a la fosa de las Marianas. - En resumen, el saneamiento del sistema financiero es prioritario y España ya no tiene dinero para ello. Por tanto, los que vengan tendrán que averiguar la verdad primero, cerrar lo inviable y procesar a los culpables, empezando por MAFO por “incumplimiento grave de sus obligaciones”. - España debe estar preparada para una situación similar a la griega o peor - Estamos al borde del abismo y el tiempo se ha acabado. Hacemos agua por todos lados. O se toman medidas drásticas o en cuestión de meses estaremos igual que Grecia. Todos están jugando a tomar medidas parciales y esperar que escampe, pero no va a escampar, todo irá a peor. Los ingresos fiscales están cayendo un 24% frente a una previsión de subida del 9%”.

***************************

            Y digo yo... ¿Ante esta situación que hacer? Nada... vengo diciendo hace años que “nos estaban llevando muy deprisa hacia ninguna parte”... “que nos estaban empobreciendo cada vez más” (“nos han robado hasta la ilusión”)... “que estábamos indefensos”... y tristemente acerté plenamente... es más; considero que me quedé corto... muy corto; y a lo que ha venido escribiendo este muy inteligente técnico me remito, puesto que él y como tal maneja cifras que conoce; yo sólo era esa intuición natural que desde luego poseo muy bien desarrollada... Hoy lo único que nos queda, es que aquel que aún tenga dinero, que tenga cuidado con él y vea a quién se lo presta y si conviene prestarlo o guardarlo... “como dicen que hacían nuestro tatarabuelos... debajo de un ladrillo”... puesto que el dinero real y efectivo, hoy está en esos lugares denominados “paraísos fiscales” y que todos estos bandidos de hoy y de ayer, fueron preparando; precisamente para que en ellos su dinero estuviese seguro y desde esos lugares, hacer las incursiones especulativas y devastadoras, al igual que, aunque de otra forma, puesto que era robo directo, que es como los piratas o bucaneros, hicieron hace siglos... es por lo que siempre reitero... ¿en qué ha cambiado el ser humano?... “sólo en vestido y utensilios que emplea, por lo demás sigue siendo el mismo que siempre fue”.

            Aquí terminó su discurso aquel viejo y loco escritor, el que tendiendo la mano y portando en ella aquellos dos folios, los entregó a su interlocutor, el que recibiéndolos dijo.

-Sí... querido amigo Julio, sí... de nuevo nos situamos en “otro callejón sin salida”; puesto que amargo es reconocer la cruel realidad y el que no hay solución para ella... pero es lo que viene ocurriendo desde que el hombre escribe su historia sobre este planeta... “son ondulaciones donde pareciera que avanza, luego retrocede, se destruyen las civilizaciones y un vuelta a empezar, en la muy trágica obra teatral humana, que simplemente cambia de escenario, tramoya y vestimenta de sus desgraciados actores”... tratemos de buscar ahora mismo un tema diferente y que nos reconforte en algo, el sabernos pertenecientes a ese género... puesto que nosotros, somos similares a ellos y si bien no hemos realizado las cosas que criticamos... pero digamos como dicen que dijera aquel Cristo con su lapidaria frase, cuando precisamente trataban de lapidar a aquella mujer... “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”... espere, espéreme un corto espacio de tiempo, boy a buscar algo edificante a ver si lo encuentro en mis archivos... ya mismo salgo; mientras vea usted mi huerto... y si le gustan las peras o manzanas, recoja las que guste puesto que ya hay en sazón en mis frutales; llévese una buena provisión para su casa o despensa.

Dicho aquello, aquel hombre se levantó y con rapidez inusitada para su edad; desapareció dentro de su casita; mientras mecánicamente Julio se levantaba igualmente de aquella rústica silla que ocupaba y mecánicamente fue a ver los frutales que su amigo le había indicado y se entretuvo cogiendo algunas de aquellas frutas, que se fue metiendo en los bolsillos y algunas las trajo en las manos, cuando volvía al lugar de los diálogos... unos quince minutos después. Dejó las frutas en la mesa, junto al botijo de agua y esperó a su amigo “el loco”; el que al cabo de algunos minutos, salió de su hogar con algunos folios en la mano; y sentándose en su lugar habitual, empezó a hablar.

            -He encontrado algo que puede servirnos de lenitivo a ambos... Se trata de un escrito que posiblemente no conozcamos nada más que la persona que lo recibió y yo que lo escribí... fue escrito (junto a bastantes otros) en agradecimiento “al mejor regalo que yo he recibido en mi faceta de escritor”... y a él vuelvo muchas veces y cuando las fuerzas me flaquean; en su lectura encuentro siempre nuevas energías... espero que a usted le sirva, léalo y ya me dirá la impresión que le causa.

            Dicho ello aquel extraño loco, alargó a Julio un par de folios, que éste y muy intrigado agarró y de inmediato empezó a leerlos: su contenido es el que sigue:

            “Apreciada Viola:

 El ser humano necesita (necesitamos) comunicación;  sé que ello es difícil,  muy difícil,  pero  en tu caso y en relación conmigo, fue algo… inexplicable para  mí, puesto que te recuerdo que soy, “analfabeto oficial en  el reino de España” (no puedo justificar, oficialmente; ni la primera enseñanza elemental)… y sin embargo, una italiana que estudia mi idioma nativo en la prestigioso Universidad de Perugia, tropieza  con uno de  mis libros en aquella biblioteca (editados por mí mismo y que enviara como a tantas otras y como donación al departamento de literatura española)... y algo  le impulsa a realizar un trabajo  (posiblemente de los más ilusionantes de su vida: puesto que fue tu tesis final de carrera) sobre la obra de un escritor desconocido al que escribes y luego vienes a visitar a su propia casa o domicilio… algo pues, indica que nace, dijéramos por indicación de “los dioses”… un sentimiento de comunicación que asombrosamente llega hasta al punto de realizarse... personalmente. Desconozco la impresión o influencia que  ello te reportara  y si ello persiste o fue como la brisa o el viento… que llega y pasa y nada más. Pero  tú eres persona con sentimientos nobles y profundos o al menos así te catalogué y  mientras puedas, no dudes en comunicarte conmigo, quizá ello te pueda servir para algo útil en  momentos de tu vida y que necesites esa comunicación que  ni encuentras  ni encontramos, al menos los que somos un poco inteligentes  y quizá demasiados sensibles… “la masa y como las cotorras se entretienen con cualquier griterío y marchan en bandadas sin inquietudes y por tanto sin rumbo”. Yo sí he pensado en ti muchas veces  (pues te estoy muy agradecido por el gran regalo que me hiciste con esa tu decisión ya descrita) y espero seguir con ese sentimiento mientras viva; me escribas o no… pero no te apene el estar en soledad… “piensa que el Sol también está solo en  su inmenso espacio”… pero en soledad llega uno a encontrarse a sí mismo y ello, pienso… es una de las mayores victorias a conseguir  en este  mundo, puesto que cuando te encuentras a ti mismo… te reconoces  plenamente, te aceptas totalmente y esa plataforma es enormemente positiva  para todo lo que habrás de realizar, pese a esas incertidumbres que dices sentir y que todos tenemos… “y los que somos sensibles y profundizamos, mucho más”, pero… “esa es la salsa de la verdadera vida a vivir”.

       Por otra parte y para mantener tus conocimientos del  idioma español, te interesa mantener correspondencia con españoles, sencillamente para refrescar y estar al día de ese riquísimo idioma y el que evoluciona constantemente. Sobre ello y por si no lo sabes; ten siempre en tu ordenador la siguiente dirección:

*********************

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: DICCIONARIO AUTOMÁTICO:  www.RAE.es   Y Dicc. Panhispánico:  http://buscon.rae.es/dpdI/

*********************

Con  ello  y en pantalla, tienes siempre a mano los diccionarios mejores para interpretar de inmediato las palabras que no  comprendas.

            Hablas de sobrevivir… sobrevivir sobrevivimos todos y desde que nacemos  hasta que morimos, puesto que como dijeron los sabios hace milenios… “sólo tenemos el momento que vivimos”;  y es verdad; el pasado, pasado es… el presente está pasando velozmente y el futuro nadie lo sabemos; así pues vivamos el momento lo mejor que podamos y  manteniendo satisfecho el  yo interior; es suficiente. En cuanto al trabajo fijo, es algo  parecido; no hay trabajo fijo,  puede que “anquilosado sí”; y no te creo persona para anclarse a un anquilosamiento;  eres joven  aún y tienes muchos caminos por delante, está atenta y seguro que los encontrarás… pero sabe  ya, que hasta eso que te  atrae, te llegará a cansar y es que la vida es... “una busca continua de algo que ni sabemos”; por tanto vuelvo a la reflexión del sabio, vive el  momento y procura mantener tu conciencia tranquila en relación a tus hechos… mañana… “Dios dirá”.

            La ilusión hay que buscarla… te sugiero que madrugues y veas  salir el Sol en  lugar natural, oyendo  “el canto de  la  Tierra”; igualmente despide al  Sol a esa hora que se  va… y “oyendo igual concierto”; concéntrate en  tu yo interior y pide ayuda; seguro que “alguien” que ni vas a ver ni sentir, te enviará algo  positivo… huye cuanto puedas de esta brutal sociedad de consumo que os ahoga…  quizá encuentres algo mucho mejor. No olvides  que  el dinero es un medio… nunca un fin… “el dinero debe servirte a ti…  no tú  al dinero… se es muy rico con poco si se sabe serlo”.

           En cuanto a mi “carrera”,  yo sigo remando contra corriente y como siempre hice...  “me suelen disparar desde las dos orillas”… algunas veces, alguno se acerca y me anima a seguir remando… yo algunas veces pienso  en lo inútil de ese remar…  pero hago lo que en  el párrafo anterior te digo  hagas tú; también me concentro en mi mismo  muchas noches (ya duermo poco) y  con suma tranquilidad encuentro nuevas fuerzas y… sigo remando. Intenta hacerlo tú; nunca olvides que no tienes que dar cuentas a nadie  nada más que a tí misma.

        Con mi afectuoso recuerdo un abrazo y  mis mejores deseos de futuro… y no seas remisa  en escribir, la escritura en este medio es  la de los tiempos que  corren y esa escritura será viva o muerta, según sus contenidos… o sea igual que siempre  y desde que  el hombre aprendió a escribir.      

                                                                    26 de Junio del 2008”

 

            Leído aquel texto, Julio y con gran satisfacción se dirigió a su amigo diciéndole cuanto sigue.

            -Sí... su carta (que indudablemente debe ser en respuesta a otra recibida de esa mujer) es algo para leer y releer muchas veces; puesto que en la misma se traslucen unos sentimientos de una nobleza que honra a quienes los provocaron... por tanto cuénteme más cosas de ese episodio de su vida; del que indudablemente debe sentirse muy orgulloso y satisfecho... puesto que desde luego, ese es un regalo “que envían los dioses a muy pocos mortales”; cuente, cuente, cuénteme todo... que yo también participe de ese sentir... “o sentires que yo digo”. Pero déjeme que le de un abrazo como sentimiento fraterno de un amigo que le estima.

            Dicho ello, Julio se levantó, fue hacia su amigo el que igualmente se incorporó y se abrazaron efusivamente bajo aquel centenario olivo... “el que vio correr alguna lágrima por aquellos humanos ojos”. Después del abrazo se sentaron ambos y antes de ello, Julio pidió el quedarse con los folios, cosa que fue concedida por aquel verdadero amigo. Tras ello aquel interno siguió hablando.

            -Los hechos se inician en el año dos mil cuatro y se realizan o ultiman al siguiente año, en el que incluso se me invita a ir a pronunciar un discurso, en la presentación de la tesis; pero mejor le leo las dos cartas (recibidas por correo electrónico) en que iniciamos aquella relación... “o se las dejo y usted las lee”, puesto que como antes he dicho; siempre tengo a mano, copias para “alimentarme” en su lectura... puesto que si bien tengo escritos muy reconfortantes de personalidades españolas, entre ellas del Premio Nóbel Camilo José Cela y también del que fuera arzobispo de Madrid y luego Cardenal: Vicente Enrique y Tarancón... y muchas otras... pero esta, es especial, puesto que el que una joven estudiante extranjera te honre con esa deferencia... la verdad... valórelo usted que también me ha demostrado una sensibilidad extraordinaria.

            Dicho ello, aquel hombre fue a buscar lo que había prometido y ya con ello en la mano y en pocos minutos, volvió a sentarse en el lugar que ocupaba y trasladándole a su interlocutor aquellas copias, le dijo con plena complacencia.

            -Tenga usted, lea y luego me da su parecer. Pero al leer note que el ordenador de esta mujer carece de la “ñ” y por tanto leerá Espana, en vez de España, anos en vez de años y pequeno, en vez de pequeño ... no he querido rectificar el original, para que mantenga su pureza. Observe igualmente que le respondo al día siguiente de recibir su escrito.

            Julio agarró aquellas copias y leyó los textos siguientes:

***************************

 

Buenos dìas Senor Fuentes,

me llamo Viola Longo y soy una chica italiana de 23 anos. Estudio "Idiomas y literaturas estranjeras" en Perugia y estoy a punto de licenciarme. Hace un mes estaba en la biblioteca de mi universidad y casualmente encontrè su libro "Pensando en Andalucìa", decidì leerlo y me gustò mucho, desde entonces me interesè a su obra literaria y visitè su website.

Por eso he pensado tratar en mi tesis sus trabajos y me gustarìa mucho encontrarla para hacerle una entrevista. Estoy dispuesta en venir a Espana; para mi lo mejor serìa venir hacia final de septiembre\octubre asi que en este periodo pueda hacerme una idea màs general de su obra.

Espero vaya a leer mi carta y sobre todo espero que sea posible realizar este pequeno proyecto; perdone si mi lenguaje no es muy formal,

    muchas gracias por su atención.

                                                     Viola Longo   27 de Julio del 2004

 

 

Buenos días Señorita Viola:

               Me ha resultado muy grato al abrir el correo, encontrar el suyo de ayer, el que me complace plenamente y que paso a corresponder seguidamente.

               Estoy a su disposición para cuanto pretende, por tanto espero noticias en su momento para prestarle toda la colaboración que necesite. Yo vivo en Jaén, en el Hotel Europa (centro de la ciudad: sus datos están en mi Web en UN PASEO POR JAÉN); ya viajo poco y generalmente estoy aquí siempre, salvo escapadas que hago de unos días a la costa de Málaga, donde tengo vivienda. Jaén no tiene aeropuerto, el más cercano es el de Granada (95 Km.) y de cuya ciudad parten varios autocares en servicio diario Granada-Jaén. Salvo que su viaje lo piense realizar en automóvil. El FC. En Jaén, es limitado y deficiente, por lo que si optase por llegar en avión a Madrid, Sevilla o Málaga, igual existen autocares diarios que unen a Jaén; en este caso me inclino por Sevilla-Jaén o Madrid-Jaén.

            MIS LIBROS: En su momento fueron a todas las universidades de Italia, incluso la del Vaticano (igual que a otros muchos países, donde existen universidades con departamento de lengua española)...  fueron (digo) los siguientes: “Aullidos en Andalucía”(Los lobos de Sierra Mágina) (novela), “Monólogos en la Radio” (ensayo); “España aquí y ahora” (ensayo) y “Pensando en... Andalucía (poesía). El resto de mis libros no creo llegaran, salvo algunos casos excepcionales. En mi Web, existe un muy amplio exponente de mi obra posterior a esos libros y  el resto pues, siempre lo encontrará aquí en mi casa... hay “montañas de folios inéditos”. Mis libros, no han entrado nunca en los canales de “venta masiva”, pues mi aridez y crudeza, por lo visto hoy no tiene mercado, en un mundo donde lo que se venden son toneladas y toneladas de papel impreso, adecuado a las masas... y yo me conformo con el consejo de Horacio... “No pretendas que la multitud te lea... confórmate con pocos lectores”.

        Mi último libro publicado fue “La vida de un viajante”(novela), quizá en contraposición a “La muerte de un viajante” de Arthur Miller: en la misma se presenta el viajante europeo (español) en contrapartida del americano estadounidense.

        Si precisa un resumen de mis actividades, ya se lo  tendré preparado cuando venga y en fin, como reitero... colaboraré en su trabajo tanto cuanto pueda, esperando que en su momento me entregará una copia del mismo.

         Con mi agradecimiento y mis mejores deseos de futuro: le saluda muy cordialmente                                 

                                                                    28 de Julio del 2004

 

*****************************

            Leído todo ello, Julio devolvió aquellos documentos a su dueño y tras ello, preguntó de nuevo diciendo.

            -Hermoso, sencillamente hermoso... trato de situarme en su lugar y sentir el gozo que usted sintiera en ese momento... puesto que supongo sería así.

            -Sí que lo fue y mucho... además lo necesitaba en aquellas fechas, puesto que atravesaba una “mala etapa de mi vida”.

            -¿Qué le ocurrió?... si es que se puede contar ello.

            Tras esta nueva pregunta aquel hombre respondió con llaneza.

            -Ocurrió que... “aparte de los padecimientos del alma, que siempre he tenido y desde niño”; desde bastante joven... y siendo propenso a la hipertensión, ya en aquellas épocas y entrando en la vejez, se me acentuaron los problemas coronarios; y ello desembocó en una serie de hemorragias nasales, que me hacían padecer “los miedos” consiguientes, puesto que aquellas hemorragias, generalmente se me presentaban en las madrugadas y un par de horas antes del amanecer... y aún cuando, me las cortaban previos taponamientos (algunos horribles por el daño que te hacen al taponarte los conductos nasales y con la fuerza que han de hacerlo) pero aquello iba convirtiéndose en algo crónico; y aunque el médico me decía que... “tenía un seguro de vida al tener aquella parte débil en los conductos nasales” y lo que evitaba daños mayores; pero hubo que ir a que interviniera un equipo de cardiólogos y un otorrinolaringólogo, que al final “supo soldar la parte débil”, y lo que tras una abundante exploración, cateterismos y medicación, que tardó en acoplarse a mis necesidades; y luego la implantación de un “Stem” en una coronaria y... “algún pequeño infarto que también sufrí, puesto que lo detectó el electrocardiograma”... todo ello me dejó bastante debilitado o mermado en mis facultades físicas... tan es así, que se me reconoció un treinta por ciento de invalidez... y todo ello, “pasó su factura tanto al cuerpo como al alma”; luego me habitué a mi nueva situación... “y mi alma recuperó todos sus bríos... pero tardó su tiempo”. Por ello aquella inesperada buena noticia, me reconfortó en gran medida; si bien al mejor de los momentos de esa historia... cual sería, la presentación de la tesis doctoral en la Universidad de Perugia y a la que fui invitado... no me atreví a ir, por cuanto era en épocas de las calores veraniegas... e ir tan lejos y si me volvían aquellas hemorragias... no me atreví a ir, pese a haber sido invitado, como antes le he dicho... me contenté con escribir un discurso, el que fue leído en aquel acto... brillante para la protagonista, puesto que terminó su tesis con las máximas calificaciones doctorales... y luego me fue enviado el texto de todo ello, en forma de un libro muy bien encuadernado; firmado y sellado por las autoridades universitarias; el que luego podrá usted ver... si así lo prefiere... puesto que es algo de mucho valor para mí y por ello... “va con migo y siempre se encuentra donde yo estoy”.

            Aquel hombre se detuvo aquí y espero la reacción de su invitado, el que intervino diciendo.

            -Le agradezco a usted sinceramente todas estas confidencias que me hace y con las que me demuestra su amistad, de la que yo procuraré ser digno, correspondiéndole de igual forma... y sí, sí que quiero ver esa tesis encuadernada que le enviaron y ello por simple curiosidad, aparte de compartir con usted ese gozo... también quiero conocer el discurso de que me ha hablado... pero ahora me interesa saber el viaje que hizo aquella mujer, si vino a verle y qué ocurrió en el desarrollo del mismo... le ruego me lo cuente.

            El Número trece... sosegadamente y tras guardar una pausa respondió.

            -Vino aquella mujer; una bella y joven italiana, que se presentó en mi casa acompañada de un hombre joven de edad similar a la de ella y que me presentó como su novio (llegaron en la segunda quincena de noviembre del citado año) y los que aparte de venir a lo que a Viola le interesaba intelectualmente... aprovecharon para visitar también Córdoba y Sevilla y no sé si alguna capital más; estuvieron en Jaén dos días completos y parte de otro más... los que empleamos Viola y yo, en mantener unas largas charlas, grabación de entrevistas (vino con una grabadora), lectura de algunos de mis artículos; e incluso le dejé cintas casetes para que pudiera oír algunas de mis charlas y conferencias de las que guardo copias... las que me dijo, escuchó empleando incluso horas de la noche y madrugada; grabando lo que más le interesó de ellas... también les acompañé en una breve visita turística a la ciudad... puesto que apenas si salía de casa, por lo que ya le he dicho de mi enfermedad, que aún no estaba totalmente controlada. Y se marcharon satisfechos y contentos, en especial Viola, que me aseguró que había encontrado mucho más de lo que necesitaba para realizar su tesis, puesto que aparte de los libros que había encontrado en su Universidad y alguna otra de Italia, le entregué varios libros editados posteriormente... luego seguimos manteniendo correspondencia; y en una de ellas, me comunicó que había terminado con aquel novio y que se encontraba mal... creo que fue el motivo de esa primera carta que hemos leído y fue pasando el tiempo... pero antes de continuar con el resto del relato, iré a por el libro de la tesis y que usted quiere ver... aguarde un momento que enseguida vuelvo.

            Dicho aquello, aquel hombre entró de nuevo en su casa y varios minutos después estaba de vuelta, con aquel volumen en la mano y el que entregó a Julio, diciéndole.

            -Tenga usted, vea y lea lo que estime oportuno... “pero aquí mismo”.

            Julio sonrió al entender perfectamente “la indirecta” y agarrando con sumo cuidado aquel libro; observó que venía encuadernado en tela color azul obscuro; era de tamaño folio y observó que se componía de ciento veintisiete páginas; la portada y en letras grabadas en plata, se podía leer... “TESI DI LAUREA” Viola Longo”; en la primera página, toda ella dedicada a la testificación del documento, figuraba UNIVERSITÀ DEGLI STUDI DI PERUGIA, FACOLTÀ DI LETTERE E FILOSOFÍA; etc. figurando igualmente el sello a todo color de la universidad y el nombre de la “Laureando y el de la Relatore”(que también era una mujer); firmando ambas al pie de sus nombres y apellidos y figurando abajo la siguiente lectura: “ANNO ACCADEMICO 2004-2005”. En la siguiente página, una breve y cariñosa dedicatoria de... “la laureada”; y a continuación varios capítulos, divididos en apartados, donde se contenían todos los trabajos de aquel estudio... “sobre un “grande escritor”, según decía la laureada en su dedicatoria... Julio siguió hojeando aquel original libro, el que escrito en italiano, también tenía textos originales “espulgados” de la obra del escritor y los que venían en idioma español y de los que con la premura del caso, pudo leer algunos textos, si bien muy cortos. Efectuado ello, se levantó de nuevo de su asiento y mientras sostenía el libro con la mano izquierda, tendió la diestra a su interlocutor diciéndole.

            -Le reitero mi sincera felicitación y le estrecho la mano en confirmación de todo cuanto antes le he dicho... “son muchos los llamados y pocos los elegidos”; creo que usted es uno de los segundos... mi admiración sincera... le entrego su libro, pero le ruego lo tenga disponible, puesto que quiero irlo leyendo poco a poco... claro está que aquí mismo y bajo su presencia; puesto que este no es libro... “para prestar”.

            Efectuado todo ello, entregó el libro a su dueño y esperó a que dijera algo; cosa que hizo brevemente diciendo.

            -Muchas gracias querido amigo... sí, estará a su disposición y lo podrá ir leyendo en esos espacios que por descanso u cualquier otro contratiempo, yo se lo dejaré y usted la va leyendo según pueda... aunque si no sabe italiano, es claro que no lo entenderá.

            -Bueno... pero recuerde que... “Españoles e italianos... somos primos hermanos” y algo o bastante entenderé de esos textos, simplemente por asociación de ideas; pero sígame contando lo que ocurrió antes de ello y como se desarrolló el año que al parecer (así lo entiendo) transcurrió desde la primera carta hasta el acto universitario y que da lugar a este libro... también quisiera leer el discurso que usted envió, visto que por su enfermedad no se atrevió a asistir a tan memorable hecho (para ambos) cosa verdaderamente lamentable... puesto que allí, hubiera usted culminado el máximo gozo de un escritor, que como usted... “nunca escribió pensando en el dinero o la fama”.

            Aquel hombre sonreía verdaderamente satisfecho; su rostro se había transformado en el de “un niño grande” y ello se le notaba por cuanto rebosaba satisfacción en aquellos momentos... “en que dos locos habían llegado a un remanso de paz, que pocas veces a lo largo de sus vidas, habían encontrado”. En este estado y sin aún moverse de su asiento dijo a Julio.

            -Bien... puesto que me lo pide; sigo con el relato... Después de aquella visita hubo abundante correspondencia y todo se fue desarrollando tal y como lo había previsto aquella mujer... pero relatarle todo es imposible; mejor le facilito los textos más interesantes (yo creo) y con ellos considero que su curiosidad quedará satisfecha... tenga de nuevo el libro de la tesis y siga leyendo lo que estime oportuno, yo vuelvo a la casa y en breve le traeré los textos que considero son lo suficientemente explícitos como para acabar este tema... aguarde que volveré pronto.

            Dicho y hecho; por lo que transcurridos unos quince minutos aquel hombre volvió con unos escritos, que entregó a su invitado; diciéndole.

            -Tenga y léalos... si luego necesita alguna aclaración; me lo dice y trataré de satisfacerla; puesto que como verá, interviene la familia de Viola y son los que me invitan, a través de una hermana de la misma, que es quién de nuevo me sorprende con un escrito que no esperaba y que recibo el diecinueve de junio del dos mil cinco.

            Julio recogió aquellos folios, cuyo contenido fue leyendo despacio y con delectación; el contenido de los mismos es el siguiente.

***************************

 

            !hola! soy Giada Longo, la hermana de viola, la chica de Roma que ha examinado sus obras en el propio trabajo de fin de carrera en la universidad. Mi familia querrìa invitar a usted y a quién quiere acompanarla,  a la discusiòn del trabajo de viola, que serà el 29 de junio en Perugia. Nos gustarìa también que usted venga con nosotros después de la discusiòn a la fiesta de mi hermana que haremos la misma noche en un ristorante de Perugia.

Gracias por su atenciòn; le pido de no hablar con Viola de esto porque ella no sabe nada y su presencia serìa una sorpresa para ella. puede comunicar conmigo:

Espero su respuesta,

Carinosos saludos

Giada

*************************

Hola Giada:

         Ante todo manifestarle mi satisfacción y felicidad por cuanto me dice; y su invitación para asistir al solemne acto de la discusión del trabajo, sobre mi obra literaria que ha realizado su hermana Viola, como final de su carrera.

          Pero no puedo asistir al mismo, por cuanto mi enfermedad (cardiaca) me lo impide y de esa enfermedad sabe Viola, por cuanto le informé de ella... posteriormente se ha agravado y hace sólo tres semanas (la noche del 30 al 31 de mayo) sufrí un infarto, el que si bien no me ha dejado más daños de los que ya tenía, pero tras el oportuno reconocimiento del cardiólogo que me lleva la enfermedad, me ha prescrito tranquilidad y reposo y reforzado la medicación (“tomo una docena de comprimidos y debo llevar un parche de nitroglicerina de 15 mg.”)... no obstante, prescribir un plazo de tres meses (o antes si hay crisis) para nuevo reconocimiento de mis... “cuatro coronarias dañadas, por obstrucción más o menos severa”, y proceder en caso necesario a la intervención quirúrgica sobre la marcha... es claro que en estas condiciones es muy peligroso el desplazarme, máxime con las tensiones de los viajes, etc.

            Ruego lo comprendan y sepan que mis deseos serían estar con Viola y ustedes por múltiples causas humanas que fácilmente pueden comprender. Y en espíritu estaré con ella deseándole con toda mi alma, que el éxito corone todos sus esfuerzos.

            SUSTITUCION: Hoy tenemos el teléfono y el teléfono unido a la televisión (video conferencia), por tanto si lo organizan ustedes, mi palabra y mi imagen pueden estar en el acto y dedicarle un no muy largo discurso a esos hechos que nos honran a ambos. Caso de no ser posible ello, puedo enviarle a usted ese discurso antes del 29 de junio, escrito en español, claro está, puesto que es el único idioma que poseo. Y que alguien que domine bien mi idioma, lo lea en mi nombre.

            Con mi agradecimiento, mis cariñosos saludos y mis mejores deseos de futuro para todos ustedes:               Su amigo:    AGF                                             

                                                    (escritor y filósofo)

 

Jaén/España: 20 de Junio del 2005

 

NOTA: Sigo sus instrucciones y no digo nada a Viola.

 

 

¡hola senor!

Primero quiero expresar el desplacer que sentimos por su enfermedad y nuestros deseos por su felicidad y salud.

Le manifiesto nuestro agradecimiento por su respuesta y su idea; pensamos que telefonarle es demasiado complicado, pero si puede escribir un discurso en su lengua antes de aquel dìa, seremos muy felices de leerlo y si quiere usted hacerlo comprender a todos aquì en Italia puedo traducirlo yo misma en italiano porque estudio en la misma universidad de Viola.

Muchas gracias por su colabora, colaboración y sobre todo por la humanidad que nos ha transmitido en su respuesta; serà un gran honor para todos recibir el discurso escrito por usted.

Carinosos saludos

giada y familia

P. S. Perdone usted si no puedo escribir correctamente en su lengua pero mi ordenador no posee las letras espanolas.

 

Queridos señores:

        Entiendo y comprendo cuanto me dice Guiada en su escrito, de ayer... y al abrir esta mañana el ordenador, leído el mismo, me he puesto y he escrito el discurso, el que espero les satisfaga a todos. Del mismo pueden hacer copias y el uso que mejor estimen oportuno. Y es claro que tendrán que traducirlo al Italiano... me agradará recibir una copia de la traducción para mi archivo: muchas gracias. Con mis mejores deseos de futuro para todos, mis afectuosos saludos:

********************

NOTA: A continuación va el discurso citado; acúsenme recibo de inmediato, puesto que lo he hecho para que tengan tiempo suficiente: gracias.

 

DISCURSO DEDICADO A VIOLA LONGO: Con motivo de su fin de carrera.

 

A Viola Longo: Universidad de Perugia (Italia)

 

Querida Viola:

                       Aún cuando me dirijo a ti en primera persona... pero mis palabras van dirigidas a todos aquellos que te acompañan y las oigan; puesto que el hecho (para mí, insólito) que propicia la intercomunicación entre ambos, es algo bastante difícil hoy en día, en “un mundo” que viciado en la premura y las prisas, camina “muy deprisa hacia ninguna parte”; y en ese loco caminar, va dejando tras sí, la verdadera esencia y valores de ese ser humano que como creación maravillosa, formamos mujeres y hombres... y adrede cito primero a la mujer, por cuanto como “depósito de la continuidad de la vida”, es considerada por mí y desde niño, como la piedra angular de toda sociedad que verdaderamente progresa, puesto que la familia es la piedra angular de esa sociedad... que hoy decae de forma estrepitosa precisamente por no haber sabido conservar lo realmente bueno de la familia y derivar en un individualismo egoísta, preludio de muchas catástrofes, aparte de las que ya padecemos y estamos viendo a nuestro alrededor. Recuerda que tú has leído mi primera novela dedicada a una mujer enormemente vital y positiva pese a la dureza de su existencia; igualmente has leído relatos e incluso poemas míos, donde siempre he mantenido esa convicción... que me ha proporcionado mi larga marcha por mi ya larga vida.

            Viola: hoy es un día grande para ti... también para mí, por cuanto tus trabajos e inquietudes nos unen en lo más puro que contiene el ser humano... el alma o espíritu; que son los verdaderos valores o identidades de ese misterio maravilloso cual es el ser humano... te felicito con todas mis fuerzas y te deseo una larga vida, basada en la continuidad de tantas inquietudes que tu despierta inteligencia ha sabido encaminar hasta este momento... que la misma te lleve siempre hacia delante y sin meta final... pues lo digo en uno de mis poemas... “el final no es el final”. Antes que yo la dijo Pitágoras a sus discípulos... “No temáis a la muerte, es sólo un tránsito”. En cuanto al camino... un poeta español (Antonio Machado) ya lo señaló con toda claridad y amplitud en sus versos... “Caminante, no hay camino... Se hace camino al andar”. Con todo ello quiero no sólo animarte, sino igualmente prevenirte para los muchos obstáculos que encontrarás, puesto que la vida del intelectual (recuerda mi discurso La Misión del Escritor) es muy dura, a veces durísima... “remar contra la corriente de la vida en que ha venido a nacer y vivir... es siempre muy esforzado e incluso muchos sucumben; las masas y menos los gobernantes, quieren escuchar al verdadero intelectual y menos seguirle, en las indicaciones que de miles de formas diferentes transmitirá a lo largo de su vida.

            Pero. La inteligencia es como, “el agua que fluye sin parar”; se le pueden poner diques, pero al final rebasa éstos y termina por, “regar o inundar todos los campos”. Al igual que no existen barreras para “ésta agua”... tampoco las hay para la verdadera inteligencia, la que tarde o temprano se impondrá. Este es el sueño de todo idealista y pienso, que de todos aquellos que vivieron y viven, pensando en una Humanidad mejor. Prosigamos en esa línea y aportemos cada cual... “nuestra gota de agua”... pensando que el “cuerpo” más grande que hay en nuestro planeta es precisamente el mar... pues bien... el inmenso mar está lleno de sólo minúsculas gotas de agua”... pero maravillosamente unidas en una cadena eterna y que supone nada menos que LA VIDA. Ese sólo es el ejemplo divino para no desmayar nunca.

            Tu trabajo de fin de carrera sobre mi obra, seguro que habrá merecido una muy buena calificación de los “jueces” que lo hayan examinado... no tengo duda de ello por cuanto en la entrevista que mantuvimos aquí en mi ciudad, me convenció tu minuciosidad y detallismo en todos los temas tocados y tus abundantes notas, amén de lo que recogiera... “tu archivo cerebral”. Ardo en deseos de recibir la copia prometida, que espero leer en mi idioma, puesto que otro no conozco... muchas gracias. La guardaré como “la mejor joya que nunca me haya regalado nadie” y te escribiré cuando la lea y medite, ya que ciertos placeres hay que dosificarlos para obtenerles todo cuanto de bueno contienen para el alma... la que siente infinito no poder estar contigo en estos momentos... mi cuerpo enfermo la retiene aquí como ya sabes. En fin Dios “o los dioses”, ponen nuevas bridas a aquel caballo (“El caballo de los dioses”) ¿recuerdas el poema?... me han puesto muchas bridas y espuelas a lo largo de la vida, pero también me han dejado galopar libremente “en la gran pradera”... las inmensidades de la mente, junto al conocimiento de hombres y mujeres (muchos) en “ese galopar”.

            No quisiera morir sin volverte a ver... si es posible, vuelve a Andalucía y de paso me visitas... recuerdo que os fuisteis encantados de lo que visteis en esta vieja tierra, cuya historia se pierde en los milenios.  Confío en que me escribirás de vez en cuando: gracias.

            Poco más (pienso) puedo añadir a lo dicho... no pretendo cansar a quienes me oigan y quién quiera saber más, pueden leer mis libros si los encuentra, puesto que mi trayectoria como escritor, ha sido “sembrar al viento mis palabras”, las que afortunadamente recogiera Viola en una de tantas universidades donde mandase mis libros, puesto que mis libros no han estado apenas en la cadena de venta comercial... “mis temas no fueron considerados de interés por las editoriales a que acudí y hube de editarlos yo mismo”... me consuela ello sólo éstas palabras de Horacio: “No pretendas que la multitud te lea, conténtate con pocos lectores”.

              No obstante en mi Web en Internet, hay un abultado contenido con parte de mi obra y a la libre disposición de quienes quieran entrar en ella.

            Junto con mi personal agradecimiento tanto a Viola como a su familia por invitarme a estar personalmente en este acto... agradezco igualmente la atención a todos  cuantos han escuchado este pequeño discurso que como casi todo lo que he escrito... me brota del alma.

AGF

¡¡Gracias... muchas gracias!!

 

En la ciudad de Jaén/Andalucía/España: Mañana del día 22 de Junio del 2005

 

*****************************

Traducción al italiano que recibí posteriormente de Giada, la hermana de Viola:

 

DISCORSO DEDICATO A VIOLA: in ragione della sua fine degli studi

 

A Viola Longo: Università di Perugia

 

Cara Viola:

                  Sebbene mi dirigo a te in prima persona… però le mie parole vanno dirette a tutti quelli che ti accompagneranno e che le ascolteranno; premesso il fatto (per me, insolito) che propizia la intercomunicazione tra entrambi, è qualcosa di molto difficile oggigiorno, in un “mondo” che viziato nella fretta e nella furia, cammina “molto in fretta verso nessuna parte”; e in quel pazzo camminare, va lasciando tra sé, la vera essenza e i valori di quell’essere umano che come creazione meravigliosa, formiamo donne e uomini… e volutamente cito per prima la donna, in quanto come “deposito della continuità della vita”, è considerata da me e da quando ero bambino, come la pietra miliare di tutta la società che veramente progredisce, in quanto la famiglia è la pietra miliare di questa società… che oggi decade in maniera strepitosa precisamente per non aver saputo conservare quello di realmente buono della famiglia e derivare in un individualismo egoista, preludio di molte catastrofi, prescindendo da quelle che già soffriamo e che stiamo vivendo nel nostro circondario. Ricorda che tu hai letto il mio primo romanzo dedicato ad una donna enormemente vitale e positiva nonostante la durezza della sua esistenza; allo stesso modo hai letto racconti e anche miei poemi, dove sempre ho mantenuto questa convinzione… che mi ha proporzionato il mio cammino per questa già lunga vita.

                   Viola: oggi è un giorno grande per te… anche per me, in quanto i tuoi lavori e le tue inquietudini ci uniscono in ciò di più puro che contiene l’essere umano… l’anima o spirito; che sono i valori o identità di quel mistero meraviglioso quale è l’essere umano… mi congratulo con te con tutte le mie forze e desidero per te una lunga vita, basata sulla continuità di tante inquietudini che la tua vivace intelligenza ha saputo incanalare fino a questo momento… che la stessa ti porti sempre verso avanti e senza meta finale… poiché lo dico in una delle mie poesie… “ la fine non è la fine”. Prima che io lo dicessi Pitagora ai suoi discepoli… “Non temete la morte, è solo un passaggio”. In quanto al cammino… un poeta spagnolo (Antonio Machado) già lo segnalò con tutta chiarezza e ampiezza nei suoi versi… “Camminate, non c’è cammino… si fa il cammino camminando”. Con tutto ciò voglio non solo animarti, ma ugualmente prevenirti davanti ai molti ostacoli che incontrerai, poiché la vita dell’intellettuale (ricorda il mio discorso La Missione dello Scrittore) è molto dura, a volte durissima… “remare contro la corrente della vita nella quale sei venuto a nascere e vivere… è sempre molto valoroso e compreso molti muoiono; la massa ed eccetto i governanti,  vogliono ascoltare il vero intellettuale tranne seguirlo, nelle indicazioni che di mille forme diverse trasmette nel corso della sua vita.

                  Però. L’intelligenza è come, “l’acqua che scorre senza fermarsi”; vi si possono mettere dighe però alla fine sorpassa e finisce per, “irrigare e inondare tutti i campi”. Allo stesso modo che non esistono barriere per “quest’acqua”… neppure ci sono per la vera intelligenza, quella che tardi o presto si imporrà. Questo è il sogno di tutti gli idealisti e penso, di tutti quelli che vissero e vivono, pensando ad un’Umanità migliore. Proseguiamo su questa linea e … provochiamo ogni quale “la nostra goccia di acqua”… Pensando che il “corpo” più grande che c’è nel nostro pianeta è precisamente il mare… in quanto bè… l’immenso mare è pieno solamente di minuscole gocce di acqua”… però meravigliosamente unite in una catena eterna e che suppone niente meno che LA VITA. Quello solo è l’esempio divino per non scoraggiarsi  mai.

                  La tua tesi di laurea sulla mia opera, sicuramente avrà meritato una qualificazione molto buona da parte dei “giudici” che l’abbiano esaminata… non ho dubbi su questo perché nell’intervista che facemmo qui nella mia  città, mi convinse la tua minuziosità e l’attenzione al dettaglio in tutti i temi toccati e le tue abbondanti note, oltre a tutto quello che raccoglieva… “ il tuo archivio cerebrale”. Fremo nel ricevere la copia promessa, che spero di leggere nella mia lingua, dal momento che non conosco… molte grazie. La conserverò come “la miglior gioia che nessuno mi abbia mai regalato” e ti scriverò quando l’avrò letta e vi avrò meditato, perché bisogna dosare certi piaceri per ottenere da questi tutto ciò che di buono contengono per l’anima… colei a cui dispiace infinitamente non poter stare con te in questi momenti…  il mio corpo malato la trattiene qui come già sai. Alla fine Dio “o gli dei” mettono nuove briglie a quel cavallo (“Il cavallo degli dei”) ricordi il poma”… mi hanno messo molte brigle e speroni nel corso della vita, però mi hanno anche lasciato galoppare liberamente nella “grande prateria”… le immensità della mente, insieme alla conoscenza di uomini e donne (molti) in “quel galoppare”.

                    Non vorrei morire senza rivederti… se è possibile torna in Andalusia e di passaggio fammi visita… ricordo che rimaneste incantati da quello che visitaste in questa vecchia terra, la cui storia si perde nei millenni. Spero che ogni tanto mi scriverai: grazie.

                     Poco in più (penso) posso aggiungere a quello detto… non pretendo di stancare a chi mi ascolti e chi voglia saperne di più può leggere i miei libri se li trova, dal momento che la mia traiettoria come scrittore è stata “seminare al vento le mie parole”, quelle che fortunatamente raccolse Viola in una delle tante università a cui mandai i miei libri, visto che i miei libri sono stati a stento nella catena di vendita commerciale… “i miei temi non furono considerati d’interesse dalle case editrici a cui accorsi e dovetti editarli io stesso”… mi consola da quello solo queste parole di Orazio: Non pretendere che la moltitudine ti legga, accontentati di pochi lettori”.

                      Ciò nonostante nel “mio web in internet”, c’è un voluminoso contenuto delle mie opere e libera disposizione di coloro che vogliano entrare in essa.

          Insieme alla personale riconoscenza tanto a Viola come alla sua famiglia per invitarmi a stare personalmente a questo atto… sono grato ugualmente dell’attenzione di tutti quanti quelli che hanno ascoltato questo piccolo discorso che come quasi tutti quelli che ho scritto… mi nasce dall’anima.

                                                    Grazie… molte grazie!

AGF:

Scrittore e Filosofo

 

************************************

 

            Leído todo ello, Julio con gran satisfacción y ya sin decir palabra, se levantó del asiento y al devolver aquellos escritos... simplemente se le humedecieron los ojos y en aquel silencio abrazó de nuevo a su amigo... no pudo decir otra cosa que la siguiente y ello le costó un enorme esfuerzo, puesto que la emoción lo embargaba.

            -Reciba mi más profunda felicitación y sepa que comparto todo su sentir; lamentando que usted no pudiera asistir a aquellos actos... “sí los dioses le han puesto muchas bridas y riendas”... pero han sido lo suficientemente buenos, para dejarlo “galopar en la gran pradera”... que reflejara usted en aquel poema... “El caballo de los dioses” y que yo también he leído.

            Aquel otro loco y muy complacido por el desarrollo de aquel compartir de vivencias con alguien que merecía ello; sonriendo con gran satisfacción, se dirigió a Julio y le dijo invitándole.

            -Ya es tarde; se ha alargado más de lo normal nuestra entrevista de hoy... por ello le invito a comer y le ruego lo hagamos aquí, en el comedor del sanatorio... comeremos en comunidad con los residentes... no tenemos hora fija para ello, puesto que se nos dan dos horas para celebrar cualquiera de las tres comidas diarias... y por tanto cada cual acude cuando lo estima oportuno dentro del horario... ¿qué le parece?

            Julio al pronto no pudo reaccionar, puesto que aquello no lo esperaba; ya que intuía que aquel establecimiento, no daría cabida a extraños en sus partes más privadas... pero más por curiosidad que por otra cosa, vio la posibilidad de conocer aquellas dependencias y ya repuesto de la sorpresa, respondió.

            -Será un placer, comer con usted o ustedes esta comida de medio día.

            -Bien, pues aquí terminamos hoy los diálogos; espere guardo todos estos papeles y si quiere, déjeme su cartera la guardaré también y después de comer la recogerá aquí, donde nadie la tocará... esté usted seguro... “pues sé de los celos del escritor o artista”.

            Dijo aquello sonriendo y Julio le entregó la cartera de documentos que portaba y seguidamente marcharon hacia las edificaciones centrales de aquel conglomerado sanitario.

 

CAPÍTULO  V

 

            Fueron recorriendo despacio el trayecto que les separaba de las instalaciones del comedor y juntos llegaron al mismo, entrando seguidamente en un gran salón, decorado funcionalmente pero con buen gusto; y donde había varias docenas de mesitas, de dos, tres y cuatro plazas y en las que ya celebraban la comida del medio día una treintena de residentes, que o guardaban silencio o hablaban de forma tenue, puesto que aquel salón estaba ambientado con música relajante y la que invitaba a ser escuchada. Las mesas estaban vestidas con mantelería de hilo color crema; la cubertería era de acero inoxidable y con un diseño especial; igualmente la vajilla y cristalería era de una calidad destacable; las sillas muy cómodas y tapizadas en tela de hilo natural... y en cada mesa había en su centro un pequeño florero con flores naturales; igualmente estos floreros eran de diversos modelos. Había igualmente cortinajes, cuadros, lámparas y en definitiva; aquello no parecía un comedor “comunal”, sino más bien, un restaurante instalado por profesionales de buen gusto y para procurar que “los clientes”, se encontrasen con una comodidad similar a la de la propia casa.  Los comensales eran atendidos por camareros, perfectamente uniformados y que igualmente trabajaban en el mayor de los silencios, pese a la diligencia y buen hacer que luego pudo comprobar aquel invitado.

            El Número trece, llevó a Julio a una mesa que junto a un ventanal daba a los jardines del sanatorio y ya sentados en la misma, de inmediato se acercó uno de los camareros, el que en silencio les entregó una carta para que eligieran el menú que querían degustar... pues asombrosamente, allí se comía a la carta y con cierta variedad de alimentos, si bien todos ellos de esmerada y cuidada condimentación, pensando en la salud de los residentes, ante todo.

            Julio al recibir la carta, miró a su anfitrión como indicándole que le orientara sobre aquellos menús, lo que comprendido por aquel, sonriendo le dijo.

            -Se encuentra usted en el restaurante del sanatorio, elija usted carne, pescado, huevos, pasta, guisos... lo que usted estime le puede gustar, espero que lo que pida o elija... le va a satisfacer; tenemos un buen plantel de cocineros y ayudantes; así pues... “cómo si estuviese usted en viaje y viendo un buen restaurante decide entrar al mismo y probar de lo que allí se le ofrece”... no se prive de esa pequeña aventura... ¡Ah! Y pida igualmente agua mineral, vino o cerveza... ya digo... cómo si estuviese usted en un restaurante público. Este no lo es, pero sí que está pensado y costeado de forma y manera que los que aquí vivimos, no echemos de menos uno de fuera... y de muy buena calidad. Y no se preocupe, háblele al camarero en español, puesto que como mínimo sabe tres idiomas y entre ellos, es obligatorio el inglés y el español.

            Julio quedó sorprendido por tanta “largueza” y sonriendo igualmente a su anfitrión, le dio las gracias y volviendo a dar un repaso a la carta, se dirigió al camarero y le pidió un primer plato de menestra o panaché de verduras; luego eligió rodaballo a la plancha con guarnición de patatas hervidas y alcaparras; y nada más. Al “loco del sanatorio”, le pareció bien la elección y se adhirió a la misma, pidiendo lo mismo y diciendo al final.

            -¿De beber que le apetece amigo Julio?

            Julio sintiéndose ya mucho más cómodo y halagado respondió.

            -Yo deseo tomar una copa de cerveza fría y tirada al grifo, acompañada de unas aceitunas rellenas de anchoas; y para acompañar la comida un vino español, blanco y fresquito... a ser posible uno de Galicia... un “Albariño” de buena calidad... y agua... “a ser posible de la del manantial que hay cercano al sanatorio y donde me ha llevado usted a beber varias veces”... puesto que deduzco que... “más mineral que esa, que la vemos nacer antes de beberla, no creo la mejore ninguna embotellada”.

            Terminó con este comentario o gracejo, cosa que les hizo reír de buena gana a ambos amigos. Tras ello el Número trece dirigiéndose al camarero le dijo.

            -Ya ha oído usted, yo me apunto a lo mismo; así que por favor sírvanos lo antes posible lo que le hemos pedido: muchas gracias.

            Aquel camarero asintió y tras tomar nota de todo en la comanda, marchó, volviendo a los diez minutos con las copas de cerveza y las aceitunas; lo que como entrantes fueron degustando ambos comensales. Luego vendrían las verduras, que resultaron excelentes y tras ellas el pescado; ambos platos venían tapados con cubierta de acero inoxidable para guardar la temperatura y que no se enfriasen... y el vino, fue servido por el camarero y dejada la botella en un cubo con un poco de agua y hielo para que el resto guardase la temperatura apropiada. Comieron muy bien y acabaron con la botella del vino, la que les duró para acompañar el postre de casa, que fue... “un arroz con leche, canela y alguna corteza de limón”; por lo que fue ese ancestral postre que nuestras madres o abuelas, supieron elaborar desde tiempo inmemorial. Y ya terminada la comida, aún el anfitrión ofreció tomar café y copa; pero a ello Julio desistió diciendo.

            -No, muchas gracias; ya he comido y bebido bastante... y he de regresar a casa lo antes que pueda, puesto que en las comidas he de tomar unos medicamentos, que obviamente no he tomado aquí, por cuanto no lo tenía previsto y debo tomarlos al llegar... también tengo que pasear a “Ciro”... puesto que mi pobre perro, estará “desesperado”; ya que usted sabe que los perros son como... “los relojes que son puntuales” y el animal necesita dar su paseo y desahogar su cuerpo; espero lo comprenda usted; por tanto he de marcharme ya... esperemos que Jules esté disponible para llevarme, puesto que hoy hemos roto la costumbre.

            Al oír aquello, aquel hombre sonrió diciendo.

            -No se preocupe que Jules ya debe haber comido, está informado de que nosotros comeríamos juntos y seguro que ya le está esperando en el lugar de costumbre... así que, marchemos (yo le acompaño) puesto que sus razonamientos no admiten réplica.

            Y así fue... ambos comensales se levantaron, dieron las gracias al camarero que tan bien los había atendido y marcharon hacia la explanada del sanatorio, donde y como aquel interno había afirmado, allí estaba Jules y el automóvil. A pie del mismo se despidieron y quedaron para la siguiente entrevista, cuarenta y ocho horas después. Seguidamente el automóvil se puso en marcha y en el tiempo usual de aquel ya habitual recorrido, Julio se encontró a la puerta de su casa.

            -Una vez más, muchas gracias Jules... disculpe usted si hoy le he ocasionado la molestia de aguardarme a una hora no prevista... pero comprenda, que he sido invitado y no podía rechazar tan amable invitación a comer en “casa de ustedes”.

            Fueron las palabras de despedida aquel día y a las que el chofer respondió.

            -No se preocupe Don Julio... “yo estoy de servicio las veinticuatro horas cuando es mi día de trabajo”... “en nuestra casa” (como usted dice y es cierto) somos trabajadores convencidos de lo que hemos de hacer y lo hacemos vocacionalmente; por tanto esté usted tranquilo... si a usted se le tiene una deferencia... esté seguro que la merece y nosotros estaremos siempre satisfechos de concedérsela; cada cual en la medida en que podemos o nos es permitido, en el organigrama de “nuestra casa”.

            Fue la respuesta, educada pero firme de aquel hombre, que con ello demostraba que no era... “un cualquiera”. Al oírla tan clara y contundente; Julio le tendió la mano y ambos se las estrecharon con firmeza y en un silencio revelador, puesto que no eran necesarias más palabras.

            Sin más aquel viejo escritor, metió la llave en la cerradura y antes de abrir ya escuchó a su perro ladrar dándole la bienvenida y de forma necesitada, puesto que aquel animal necesitaba ya perentoriamente dar su paseo; por ello y seguidamente, tras dejar la cartera que portaba encima de una cercana silla, e ir de inmediato a tomar los comprimidos medicinales correspondientes a la comida del medio día... Julio agarró la cadena y enganchando la misma a su querido Ciro; ambos salieron a la calle para efectuar, el habitual recorrido por lo que el perro consideraba su territorio urbano. Efectuado ello, ambos volvieron a la casa para ya continuar el rutinario quehacer del escritor y al que siempre le seguía el perro con esa fidelidad y sumisión que sólo el perro otorga a su amo y al que considera como... “el jefe de la manada”; cosa que todos los amos no logran de sus perros; puesto que en “la ley perruna”, las categorías han de ser ganadas con autoridad plena y sin concesiones... “de ahí que muchos perros sean un problema para sus amos, puesto que no supieron educar al animal desde su época de cachorro, al menos en lo de la necesaria autoridad para ser obedecido en todo momento; cosa elemental y junto a la higiene a seguir para que el perro, siempre haga sus necesidades fuera de casa y para lo que hay que ir prevenido para recoger sus excrementos y depositarlos en el contenedor de basura o papelera más próxima”.

            El siguiente día y como “compensación a Ciro”; Julio desayuno temprano en su propia casa y luego subieron ambos en su automóvil y marcharon al campo; primero fueron a un descampado que solían visitar y allí soltó al perro para que correteara a sus anchas por aquel paraje, que era diáfano y por ello fácil para vigilar al animal, el que nunca se separaba más de cien o ciento cincuenta metros de su amo; por lo que de inmediato a que era llamado a viva voz o con un peculiar silbido... el perro venía a reunirse con él; tras aquel retozar y en el que Ciro parecía disfrutar lo indecible y su amo viéndolo; marcharon a su chalé y allí pasaron la mañana juntos y como siempre; el amo realizando labores siempre por hacer y el perro o bien a su lado, o ladrándole a cualquiera que pasase por la calle de aquella urbanización o se arrimase a la cerca de tela metálica que separaba la parcela del escritor, con tres vecinos de propiedad y a los que el perro ladraba indefectiblemente y sin que Julio pudiese nunca transmitirle que “eran amigos y no les harían nada”... pero el perro cumplía fielmente como guardián y defensor de su amo y su territorio... “puesto que la parcela indudablemente era también propiedad del can” y ya se preocupaba él de marcarla con sus orines y excrementos.

            Transcurrido el resto del día de la forma ya descrita aquí, o sea con la rutinaria marcha de un hombre ya en la ancianidad y que poco le atraen “las nuevas cosas”; llegó el siguiente día y de nuevo el coche en la puerta, Jules que viene a recogerlo y veinte minutos después, ya se encontraba en la explanada del sanatorio; pero aquel día los vientos soplaban del norte, estaba nublo y no era agradable estar a la intemperie; por lo que ambos amigos se trasladaron al interior de la casita; instalándose cerca de un ventanal el que les transmitía aparte de la luz natural, una estampa de aquellos cultivos y jardines que allí abundaban en aquella colonia ocupada por aquellos peculiares pacientes y que necesitaban cuidos especiales para “su mente” más que para su cuerpo.

            -Buenos día... amigo Número trece... ¿Nunca me va a decir su nombre?

            Fue el saludo de Julio al estrechar la mano de aquel extraño loco y amigo, el que celosamente no se identificaba, ni con su nombre de pila ni con sus apellidos. Éste al oírlo dijo sonriendo; lo que otras veces le había dicho y que era más o menos.

            -¿Y qué importa el nombre... cambiaría su afecto, respeto, consideración o lo que usted ya me tenga, si le digo que me pusieron de nombre Pedro, Nicolás o Estanislao? Dejemos que yo quede “sin nombre”; puesto que el nombre es como la vida algo transitorio y si como hemos hablado en otras ocasiones, estamos sujetos a la reencarnación y volver a la vida en infinitas reencarnaciones y tanto como hombre como mujer, puesto que el alma o espíritu, no tiene sexo... ¿cuál de los nombres podría identificar al ser, alma, espíritu o lo que seamos? No, prefiero y usted debe de preferirlo también, el que siga pensando en ese abstracto... “Número trece”; que es un número indeseado para los imbéciles y supersticiosos, deduzco por “los trece que hubo en la última cena de Jesús y donde uno de sus apóstoles resultó ser un traidor”... pero que es un número más y que por el contrario, a mí me resultó simpático y le diré el por qué de ello... “nací un día trece de agosto, me pusieron el nombre de un santo católico que todos los años en el calendario lo ocupa un día trece... y por capricho me casé (o casaron) en día trece y coincidiendo con el día del santo ya indicado... y la verdad, ese número me ha seguido muchas veces; puesto que hasta el número de la matrícula de mi primer automóvil, sumando los números, estos sumaban trece, puesto que fue el J-21523... y es más; el mayor negocio o empresa que yo puse en marcha... lo pensé inaugurar el doce de octubre, pero la autoridad provincial que tenía que venir a la inauguración se puso enfermo o se sintió indispuesto; “o no le dio la gana ir”... y decidí por imperativos del negocio, inaugurarlo al siguiente día, trece de octubre... “y aún sigue funcionando cuarenta años después, si bien ya llevado por mis hijos, a los que les fue regalado”... como una parte de la herencia del matrimonio y que recibieron en vida... en ello y es claro, fue conforme mi esposa; a nosotros nos quedó lo suficiente para vivir dignamente y sin que nuestros hijos nos tuviesen que pagar nada como renta o alquiler... ¿comprende usted ahora lo de elegir el número trece?

            Julio al oír todo aquello, quedó perplejo y como no tenía más remedio que aceptar o irse y dejar a aquel loco bajo aquel olivo centenario y en su casita y huerto; se limitó a asentir diciendo.

            -Sea como usted quiere... y trato de entender todas sus explicaciones o razonamientos... prosigamos pues con nuestros “locos diálogos”... ¿qué tiene usted preparado para el primer tema de hoy?

            Julio cerró aquella conversación así y guardando silencio esperó repuesta que no tardó en llegar.

            -He encontrado un texto que asombra por la antigüedad del mismo y el que someto a su análisis para que entre ambos lo desarrollemos, que en principio lo dudo podamos desarrollar... “es demasiado claro y a la vez profundo”... no obstante, se lo leo.

            Y sin más, aquel hombre sacó un papel tamaño cuartilla y leyó lo siguiente.

            -Hace casi tres milenios en la civilización China, se escribió lo que sigue: “Cuando cada ciudadano cuente como parte de la sociedad, y la sociedad pertenezca a todos por igual, los virtuosos y capaces serán elegidos para la acción pública. Los adultos dedicarán sus esfuerzos a las tareas usuales y la infancia será educada correctamente. Todos participarán en la responsabilidad social. Los recursos naturales serán utilizados para el bien común y no serán usurpados con fines egoístas. La gente procurará aplicar su habilidad en provecho público antes que en ganancias privadas. Será la Era del Gran Estado de Paz y Prosperidad”.

            Llegado a este punto, aquel interno “loco”, se detuvo, miró a su interlocutor con una mirada profunda y un gesto sonriente pero de sonrisa extraña y sin decir nada más, esperó la respuesta, que sin pedirla esperaba le llegase. Julio sorprendido por lo escueto o corto del texto simplemente pudo argüir.

            -Discúlpeme usted, eso que ha leído tiene tanto contenido que le ruego me lo lea otra vez y luego me de el texto, para ver que puedo yo decir sobre ello; de momento me ha dejado usted “planchado, grogui o como quiera pensar”; no tengo respuesta.

            Aquel hombre sin dejar de sonreír, leyó de nuevo el texto y lo hizo de forma mucho más pausada; luego sin decir nada más, le alargó el escrito diciéndole.

            -Tenga usted amigo Julio... léalo y luego puede quedárselo, pero una vez leído y releído si así lo prefiere, dígame algo.

            Julio agarró aquella cuartilla y efectivamente, tal y como supuso su interlocutor, la leyó una primera vez y luego la releyó dos veces más; hecho ello y guardando la cuartilla en su cartera o porta folios, dijo.

            -Es asombroso el que en tan poco espacio se pueda decir (o escribir) tanto; ese texto es una constitución, tan perfecta como “Los mandamientos de Moisés”, y las prédicas de Cristo, que ya dijo que “no venía a decir nada nuevo que no se hubiese dicho antes por otros sabios o profetas”...  ese documento es un hermosísimo resumen del texto de esas leyes mosaicas y en el que se ordena “amar al prójimo como a ti mismo” (de lo que luego quiero que hablemos, al igual que del amor, esa palabra tan poco explicada y que sin embargo tanto se nombra)... y es asombroso (reitero) por cuanto... con la imaginación, me traslado a principios de ese milenio antes de Cristo y rememoro las atrocidades que entonces se cometían en el mundo, según nos han contado los historiadores... y que luego se han seguido cometiendo hasta el día de hoy en que se siguen cometiendo... y ello no parece tener fin... de momento no sé decir más; ese texto es de lectura inacabable y seguro que no somos capaces de analizarlo... puesto que si, en esa lejana época y en China (que indudablemente es madre de civilizaciones, junto con la hindú y la egipcia) se escribió ese texto, ello requiere un largo período de estudio y perfección filosófica y por tanto humana, que debe arrancar desde muchísimos siglos anteriores... puesto que ese texto tan bellísimo, ha tenido que tener una elaboración de tiempo que ni imaginar podemos... ¿o no... querido amigo?

            Aquí se detuvo Julio y lo hizo por cuanto no podía decir nada más; si bien instintivamente volvió a sacar el texto del porta folios y lo mantuvo a mano, puesto que sabía que lo tendría que leer y allí mismo, más de una vez. Pero como terminó haciendo una pregunta, su interlocutor le respondió seguidamente.

            -Tenga usted presente, que los sabios chinos que conocemos por sus textos (de los que han llegado hasta nosotros) y en los que destacan Confucio, sus discípulos y algunos otros sabios, pero pocos... en estos escritos se habla, de antiguos reyes... o reyes sabios y que ahora mismo, no recuerdo si los datan (o no) en épocas muy anteriores y reflejadas en años de antigüedad; pero todo ello... a mí, personalmente... me indica que hubo épocas anteriores a las que conocemos y que fueron brillantes en civilización... que pudieron ser en China como en otros lugares del mundo conocido... “o desconocido”, recuerde lo que en Occidente tenemos con el enigma de “La Atlántida” y que los sabios griegos, datan en unos diez o doce mil años de antigüedad... y en la que según Platón (creo recordar en este momento) habla de que poseían... “naves voladoras” y un poder destructivo... que imaginando mucho, pudiera ser lo que hoy conocemos como “poder atómico”... y que pudiera ser la fuerza que destruyó ese continente, hoy sumergido (dicen) en el Atlántico y cuyos restos visibles (dicen) son las Islas Canarias y el archipiélago de las de Madeira y posiblemente las Azores. También hay enigmas en la civilización Egipcia, cuyas obras y realizaciones aún no saben explicar con certeza... y que igualmente en la civilización Hindú, en sus libros sagrados se habla de cosas inexplicables y que ocurrieran en tiempos remotos... puesto que en esos textos se habla incluso de “eones”... y un eón, lo fijan en muchos miles de años, si bien el tiempo no se determina, pero que indudablemente la palabra fue empleada por cuanto hablar de siglos ya no era suficiente para lo que quisieran explicar quienes aplicaron este nombre o denominación de tiempos anteriores. La verdad es que sabemos poco de la vida y obra que pudo realizar ese mamífero conocido como “ser humano”... y le recuerdo que algunos de los resto óseos de nuestros antepasados, los científicos actuales y sometiéndolos al análisis bajo el carbono catorce, fijan el que estas criaturas vivieron en la Tierra hace cientos de miles de años, puede que millones... y que su capacidad craneal, era (entonces) bastante similar a la que hoy poseemos y donde se encuentra nuestro cerebro... del que le recuerdo que según los científicos... “sólo hacemos uso de una mínima parte del mismo”; y puesto que con esa limitada capacidad o empleo... en la actual civilización... “se han mandado máquinas a Marte y mucho más allá y hombres a la Luna”... aparte de destruir ciudades en pocos minutos (recuerde Hiroshima y Nagasaki) ¿Qué pudo ocurrir en lo que generalmente se denomina como “noche de los tiempos”?... pero volvamos al texto y veamos que podemos añadir.

            Dejó aquí la palabra y con su silencio aguardó a que su interlocutor dijera algo y el que tras meditar un corto espacio de tiempo, dijo.

            -El texto para mí representa una época de gran brillantez intelectual, de gran o plena libertad de pensamiento; de gobernantes bastante justos, puesto que de no ser así, a los autores de ese texto... que aunque lo escribiera uno, pero ese pensamiento es de una muy larga elaboración y condensa en el mismo a muchos cerebros... esos autores (digo), hubiesen sido de inmediato ahorcados, degollados o cortada la cabeza, por el tirano de turno... que a lo que siempre ha temido... el tirano y... todos los tiranos; es a la palabra, al pensamiento libre traducido a palabras... el tirano teme mucho más a la palabra que al ejército enemigo... no olvidemos esto ni por un solo instante; así pues y termino... ese texto refleja una época brillantísima de la civilización china, pero de la que no hay textos por los motivos que sean y que siempre son los mismos o parecidos... puesto que... tras la brillantez de una época, le sigue otra de oscurantismo en la que gobierna la barbarie, cuyos jefes lo primero que hacen o mandan hacer es, la destrucción de todo lo que le antecede, en especial de los libros que y como tantas veces ha ocurrido, fueron quemados o desaparecieron por los motivos que fueren, cuando las continuas hordas bárbaras arrasaron una civilización... de hecho y en la nuestra, seguro que hay muchos más textos perdidos que encontrados o transmitidos, por los verdaderos héroes del progreso... que para mí no son otros, que los que saben guardar textos valiosos y procurar dejarlos en manos que les garanticen el que continuarán existiendo por tiempos muy lejanos. Es cuanto puedo decir en este momento. Todo ello no debe extrañarnos, puesto que hasta hace poco se han quemado libros en hogueras enormes y en la actualidad, si no se queman (que en algún lugar se seguirán quemando) sí que los que manejan a los pueblos, se preocupan y ocupan en silenciar a las mentes más claras y evitar por todos los medios que lo que fluye de sus cerebros, no vea la luz de la publicación escrita o sea difundido por las ondas hertzianas; o sea que en gran medida estamos como siempre han estado los pueblos... gobernados por la fuerza y por las mentiras necesarias para justificar esa tiranía. Por tanto (y termino) dejémoslo estar ese maravilloso texto, guardemos copias para difundirlas y entregarlas a quién sea digno de recibirlas y pasemos a otro tema... hábleme usted de “ese amor o amores” que en el transcurso de nuestro diálogo nombró.

            Julio guardó aquel texto y de forma definitiva, no diciendo nada de momento; luego agarró el botijo de agua, ofreció de la misma a su interlocutor, que aceptándolo bebió; luego bebió el escritor y tras ello habló cuanto sigue.

            -Si es el propio individuo el que muchas veces... “ni se ama así mismo”... ¿Cómo pensar en que está dispuesto a amar al resto de sus semejantes? Y demos por excluido el amor carnal, puesto que este como pasión o deseo... se significa en lo que una mujer “pública”, me dijo en una ocasión... “hay que ver con las ansias que os arrimáis al cuerpo, acariciáis nuestros pechos y separáis nuestras nalgas y luego tan pronto satisfacéis el deseo del sexo... con la rapidez que os retiráis; sois muchas veces casi igual que el ciervo o el macho cabrío... un empuje muchas veces efímero y pasado el ardor nada queda... y digo lo de casi, por cuanto esos animales, tienen fuerza para cubrir a varias hembras en pocas horas; vosotros tras el disparo primero, todo se acaba”.

            Aquí aquel viejo escritor hizo una pausa y luego continuó.

            -Y si he dicho que (y generalizando) el ser humano no se ama ni a sí mismo, es por cuanto ello nos lo demuestran, sus excesos y vicios perniciosos, que yo los veo como una especie de “lento suicidio”; ¿pues qué otra cosa son las múltiples drogas, los excesos en las comidas, esos absurdos que denomina como deportes de riesgo y las infinitas acciones que el ser humano realiza innecesariamente y en las que pone en juego su vida y sin utilidad para nadie?... Y no hablemos del suicidio directo y que se practica de forma variadísima; tampoco incluso lo del amor filial, por cuanto se da con cierta profusión el asesinato entre familiares, cónyuges, padres y madres que asesinan a sus hijos, o viceversa... o sea, hijos que son capaces de asesinar a sus propios padres... sí, la realidad es una y lo que nos quieren imbuir los creadores de religiones y también los poetas sentimentales, es algo que yo no he entendido nunca y por descontado... confieso que no sé entender que es lo que quiere significar esa palabra infinitamente repetida y que fonéticamente en nuestro idioma suena como... ¡Amor! Veamos qué me dice usted sobre ello, si es que puede aportar algo que me abra “horizontes que yo no he encontrado a lo largo de mi ya larga vida”.

            Aquí se detuvo aquel “loco del exterior y aguardó a ver que decía el otro loco del sanatorio”; el que de momento no supo que decir, guardó una larga pausa y luego empezó diciendo cuanto sigue.

            -Sí... en no muchas palabras usted a sacado “el meollo” humano de todo ello; pero ha olvidado el que también hay hechos incluso heroicos, de la mayor abnegación y que significan igualmente a muchos seres humanos... usted mismo, me ha hablado muchas veces de su propia madre y abuela... y por cuanto dijo y yo imagino; fueron dos seres abnegados y que sacrificaron una parte de sus vidas por usted y posiblemente por otros miembros de la familia... ¿No fue así?

            Aquí se detuvo aquel extraño Número trece y sonriendo enigmáticamente esperó respuesta de su interlocutor.

            -Sí; reconozco esos casos y de forma excepcional... pero le recuerdo que hasta los animales defienden con su vida a sus crías... luego llegado el momento, las dejan en libertad, incluso echándolos del nido o madriguera, para que ellos subsistan si es que pueden y por su propios medios, enfrentándose a lo durísima que es la vida en la libertad natural... o la que brinda la naturaleza; por tanto yo reconozco en mi caso esa primera etapa... pero en lo que yo quiero entrar y profundizar, es en ese tan cacareado amor entre los adultos. Así es que hábleme sobre ello y dejemos “a las crías” de los mamíferos que por puro instinto los padres cuidan en solitario o en manada... empujados por el instinto de proteger a la especie, que esta aumente y de paso se fortalezca. Pero es que hasta en esto de “la manada”, el ser humano no cumple ni como las animales... y hastiados estamos de ver los abandonos que las sociedades humanas, hacen de sus miembros más desprotegidos; que si no tienen dinero para cubrir sus deficiencias, defectos, minusvalías o invalidades... sucumben en la mayor de las miserias y abandonos; y este es un hecho (reitero) tan abundante que mejor lo dejo a su propia interpretación... puesto que yo lo resumo así... desde las guerras y sus destrucciones, las hambrunas consentidas o provocadas y así... hasta “la madre que abandona al hijo o al nacer lo tira aún vivo en una bolsa de plástico y lo arroja a un contenedor”.

            Julio se detuvo aquí y esperó respuesta, la que llegó con cierta rapidez.

            -No es fácil lo que usted me pide y casi me obliga a responder... pero como tengo textos sobre ello, puesto que a mí en tiempos ya me preocupó ello; hoy ya bastante menos; puesto que me limito a procurar no dañar a nadie y aguantar la vida lo mejor que sé y puedo... pero dicho ello... espere unos minutos y me siento ante el ordenador, busco esos textos y los imprimo; y a la vista de ellos... ya veremos si se puede dilucidar algo más convincente... aunque le anticipo que el tema es bastante peliagudo.         

            Dicho aquello, se levantó de su asiento y se acercó al próximo despacho y empezó a manejar el ordenador; mientras Julio recuperaba el texto que le había dado antes sobre la civilización china y fue leyendo y releyendo aquel corto pero enormemente interesante texto, el que le atrajo grandemente, por lo que no se cansaba de leer y releerlo. Pasados unos quince minutos volvió su anfitrión portando un cierto número de folios y al llegar le dijo; cuanto sigue.

            -Hace más de diez años y en unos foros de Internet donde sigo interviniendo casi a diario, expuse y plantee el tema del amor... surgieron algunos diálogos y tras ellos y cerrado el tema, prometí a mis interlocutores guardar todo ello para consulta posterior o incluso incluirlo en un libro... tenga usted léalos... he incluido al final un poema mío, por cuanto en esos diálogos se alude al mismo... ya me dirá lo que le parece, cuando termine su lectura.

            Dicho ello le alargó unos cuantos folios cuyo contenido es el que sigue:

         “Tema:   ¿QUE ENTENDEÍS POR AMOR? ¿EL CELO/PASIÓN SEXUAL? ¿EL PLATÓNICO? ¿EL FILIAL?: Hay una palabra, creo que bastante tergiversada (iba a indicar: prostituida) pues casi siempre que oigo, veo televisión, o leo de amor y amores... generalmente todos son relativos "a la entrepierna y algunos a partes cercanas a la misma"... entiendo que ello no debe ser amor, si acaso atracción sexual y que como todas las pasiones, suelen acabar muy pronto... me confieso un ignorante para definir esa que por otra parte se dice GRAN PALABRA... AMOR, la que curiosamente leída al revés dice o significa la palabra “Roma”; e indico ello  por decir algo más.
            Tras esta primera exposición empezaron a llegar respuestas de las que seleccioné algunas y son las que siguen.

RESPONDIENDO A SU GRAN PREGUNTA... AMOR Y ENAMORAMIENTO... HE ESCRITO Y PENSADO DEMASIADO SOBRE ELLO... AHORA LO ABORDARÉ DE ESTA MANERA: El amor es tendencia a algo o alguien que descubro como valioso. Amar es sentirse inclinado, escorado, verse empujado y tener predilección. El amor es atracción y afecto. Existen muchos tipos de amores: en las relaciones interpersonales, a ideales (la justicia, el bien, la belleza...), a formas de vida (estar en contacto con la naturaleza o las tradiciones), a los amigos, a una pareja o el amor a Dios. El enamoramiento es un proceso misterioso y complejo que lleva a alguien a pensar que merece la pena dejar de ser independiente para compartir la vida con otra persona. Empieza por la atracción y, a continuación, sigue un periplo muy interesante: tenemos hipotecada la cabeza, no dejamos de pensar en ella, la admiramos y percibimos entusiasmo por lo que enseña y esconde, muestra y sugiere. Por ello, donde más se retrata el ser humano es en la elección amorosa; ahí deja clara su identidad y sus pretensiones. Amar a otra persona supone la necesidad de salir de uno mismo y compartir la existencia con quién nos comprende. Refleja la condición menesterosa del ser humano. La primera atracción suele ser física (en Occidente, el hombre se enamora sobre todo por la vista [belleza externa] y la mujer por el oído[lo que oye decir del hombre]), destacando principalmente la cara, ya que todo el cuerpo depende de ella. La belleza exterior es algo ligero e impreciso que nos encanta, pero que tiene mucho de fugacidad. Las personas inteligentes no se quedan aquí, sino que después buscan la belleza interior, por lo general agazapada, que requiere casi de la labor de un espeleólogo para llegar a sus últimos reductos y encontrar ahí esa mezcla de equilibrio y plenitud. Entonces tiene lugar un ejercicio de exploración recíproca marcado por la atracción, que del plano físico pasa al psicológico y el espiritual. Los ardides y maniobras forman parte de la estrategia de la conquista, con sus reglas fijas y traviesas, que van tejiendo caminos nuevos e inesperados que obligan a un ejercicio de adiestramiento. Si la seducción es el mecanismo psicológico para arrastrar a alguien, sus leyes están presididas por el coqueteo: se juega con las palabras, los gestos, el silencio, las insinuaciones y los dobles significados. Toda conquista amorosa significa el triunfo de una determinada técnica psicológica. Los primeros síntomas del enamoramiento son los siguientes: trastorno de la atención, sentirse encantado, pensar con entusiasmo en la otra persona, deseo de estar con ella, vivencia de que el tiempo a su lado corre muy deprisa... Entre ambos miembros de la pareja se crea un campo magnético con tres puntos de apoyo: físico, psicológico y espiritual. La condición sine qua non para enamorarse es la admiración: descubrimos en la otra persona unos valores que nos seducen y despiertan en nosotros interés: una amalgama de gancho, señuelo y reclamo. La admiración puede tener muchas variantes, pero siempre ha de estar presente el carisma que nos cautiva y sorprende. ¿Pero qué es enamorarse? Es encontrarse a uno mismo fuera de uno mismo. Es decirle a alguien: "No entiendo la vida sin tí; tú eres parte fundamental de mi proyecto". Es la llama del amor que vibra y nos ilumina. La llama es la parte más sutil del fuego, que se eleva y levanta a lo alto en figura piramidal. Ese fuego original sostiene el enamoramiento y su zigzagueo se nutre del CONOCIMIENTO. Qué fácil es enamorarse y qué difícil mantenerse enamorado. Si el amor constituye el primer argumento de la vida, el segundo es el trabajo gustoso para que éste no se apague ni se lo lleve por delante la rutina o los mil avatares de la existencia. Los enamoramientos apasionados se dan, por lo general, en edades tempranas, mientras que los amores tardíos son más intelectuales y su curso más lento y gradual, hasta llegar a sedimentarse. El itinerario amoroso parte del enamoramiento, baja a la realidad con la institucionalización del amor y se prolonga en la cotidianeidad. Hay que tener siempre preparadas la estrategia para superar las dificultades y las crisis conyugales que, antes o después, harán su aparición como otro de los ingredientes de la vida afectiva. Quienes tienen una correcta educación sentimental saben en qué consiste LA ALQUIMIA DEL AMOR y se esfuerzan por ponerla en juego para que éste se vaya haciendo sólido, fuerte y bien compensado.

***********

Estoy de acuerdo en la mayoría de cosas que dice el señor Ulises, excepto en que el amor comienza por la atracción física, puede no ser así y tratarse de un amor en realidad muy durable (si se le puede llamar así), y tener bases aún más sólidas; claro, que esto no sucede muy a menudo en la sociedad actual, pero esto no lo hace imposible.
Quizá estoy alucinando, o sueño con un amor de cuento, pero creo y confío en que esto es posible. Y no me gusta que algunas personas tomen este tema tan a la ligera, ya que lo considero serio, y en realidad difícil de abordar, a pesar de estar tan trillado.

******************

Lo edité en el Foro hace tiempo con muy poco éxito, y creo que tenía que editarlo aquí. Definamos lo indefinible de la siguiente forma: El amor es la Intimidad existente entre dos personas cuyas recíproca Pasión crea, entre sí, un Compromiso.
De ninguna manera podremos hablar de Amor verdadero si en la pareja hay ausencia de Intimidad, Pasión o Compromiso, pues estos tres conceptos son las columnas que sostienen la mayor expresión de sentimiento positivo a la que el ser humano puede aspirar.

 UNO: Diremos Intimidad a la personal forma de vida obtenida por la pareja en la cual la Proximidad facilite la Comunicación necesaria para crear un Vínculo.
Proximidad es la sensación de intuir que la otra persona es afín a uno.
Comunicación es la facultad de manifestar, mediante medios orales, simbólicos e, incluso, subliminales, las reacciones producidas por efecto de la Proximidad.
Vínculo es la aureola que se desprende, en total libertad, de los efectos derivados de la comunicación entre las personas que se sienten próximas. Si la proximidad y la comunicación crecen, el vínculo se fortalece y, por tanto, la intimidad resultante adquiere una gran fuerza, esto es, puede sostener mayor cantidad de amor.
La Intimidad tiene sus razones de ser. Intimidad cuando uno sienta gran satisfacción por estar con el otro. Intimidad cuando ambos se sientan totalmente dispuestos a compartirlo todo de una manera completamente desinteresada, por el placer de dar. Intimidad cuando en la pareja exista un personal, secreto, libre e intransferible intercambio de emociones. Intimidad cuando la pareja sea consciente de que la comunicación que tanto les aproxima se desarrolla a niveles superiores, es decir, cuando la pareja tenga la certeza de que su vínculo en común es espiritualmente enriquecedor. Intimidad cuando haya libertad para saber compartir las diversas circunstancias ambientales, políticas y socio culturales en las que la pareja viva su sentimiento. Intimidad cuando uno pueda estar con el otro como si ese otro fuera uno mismo. Intimidad cuando ambos se sientan orgullosos al reconocer, entre sí, la valía que supone estar juntos.

DOS: La columna central que sostiene al Amor es la Pasión. Llamaremos Pasión al vehemente sentimiento provocado por la inefable conexión entre la Sensibilidad y la Líbido, esto es, el sentimiento que corona la Intimidad y que nace tanto del alma, sensibilidad, como del cuerpo, líbido. La pasión, al ser una perfecta comunión entre los sentidos físicos y anímicos, es un sentimiento tan fuerte como delicado, esto es, complejo, pues atiende a los más primarios instintos del ser humano. Llegar a la Pasión sin el preámbulo de la Intimidad es sólo concupiscencia. La sensibilidad es la propiedad de ser sensitivo, es decir, de poder estar siempre abierto a sentir con plenitud todos los sentimientos que capten los sentidos, tanto físicos como anímicos. La Libido es el organismo cerebral por el cual, mediante la recepción de estímulos eróticos varios, se desata el instinto sexual. Pasión cuando la pareja se encuentre bajo la íntima atmósfera de ambientes lo suficientemente estimulantes como para exaltar, en total libertad, intensos sentimientos. Pasión cuando la cláusula anterior genere una natural, sincera y desinteresada satisfacción por la íntima compañía. Pasión cuando esa satisfacción vaya intensificándose hasta provocar, recíproca y sanamente, una gran atracción física. Pasión cuando, mediante la comunicación entre las necesidades de ambos cuerpos y el cariño inherente a su íntimo vínculo, se obtenga una sensación grata, plena y enriquecedora: la de la vida sexual. Pasión cuando los distintos rituales de las manifestaciones sexuales exciten agradables emociones que compartir íntimamente. Pasión cuando el sentimiento sea lo suficientemente maduro como para que ninguno de los cónyuges esté dispuesto a tolerar los posibles obstáculos que pudieran interponerse en el buen desarrollo de su vida en pareja.

TRES: La tercer y última columna que sostiene al Amor es el Compromiso.
Definiremos Compromiso como el resultado final y positivo que produce la total unión de las características de la Intimidad y la Pasión, pues es imposible llegar a formular un Compromiso positivo y verdadero sin haber madurado en los dos otros estadios. Compromiso cuando cada componente de la pareja tenga la certeza de que su íntima y apasionada relación es algo que va más allá de un mero juego de sociedad. Compromiso cuando ambas personas sientan, cada vez, mayores deseos de aumentar su Intimidad, ya que eso beneficia a la Pasión. Compromiso cuando la pareja haya demostrado, tanto a sí misma como a su contexto social más cercano, que su unión como pareja es única, personal, positiva, viva y, sobre todo, sólida. Compromiso cuando la pareja sienta profundos y sinceros deseos de querer simbolizar su unión mediante cualquiera de los diversos medios que el sistema dispone para tal caso: rito religioso, matrimonio civil o concubinato. Compromiso cuando ninguno de los dos cónyuges pueda imaginar que la vida tiene sentido si la otra persona no vive a su lado, es decir, no depender, sino valorar. Compromiso cuando la pareja se sienta lo suficientemente segura de su íntima alianza como para asumir la responsabilidad que supone estar plenamente dispuesto a conservar su unión, fortaleciéndola con, por ejemplo, un hijo. Compromiso cuando la Intimidad familiar, la pasión matrimonial y todos los diversos efectos derivados de la completa unión, hayan realizado a cada persona como tal.

CUATRO: Queda pues dicho que el amor es la suma total de tres conceptos, la Intimidad, la pasión y el Compromiso. Dependiendo de la intensidad con que se desarrollen cada uno de estos conceptos, obtendremos distintas clases de amor. Así mismo, esos amores, pueden quedar estancados en sí mismos o derivar hacia formas de sentimiento más perfeccionadas. Ningún sentimiento es imperfecto, pero, desde luego, no es lo mismo un amor basado en un sólo concepto de la ecuación sentimental que un amor capaz de reunir en sí los tres componentes de la fórmula amorosa completa. Las formas más primarias de amor son las que sólo se fundamentan en un sólo componente. Así, el amor en que sólo exista Intimidad lo llamamos AMISTAD. En el que sólo exista pasión lo llamaremos ENAMORAMIENTO, y en el que sólo exista compromiso, MATRIMONIO DE CONVENIENCIA.

CINCO Y ÚLTIMO: Mucha mayor complejidad habita en los sentimientos asentados sobre ecuaciones sentimentales basadas en dos miembros, pues uno puede prevalecer sobre otro. Encontramos así el amor hecho de Intimidad y Compromiso, al cual llamaremos COMPAÑERISMO O AMISTAD INTIMA. Es, por supuesto, una forma elevada de amor, pero la ausencia de pasión lo empobrece. Otra combinación binaria en las formas intermedias de Amor es la que ofrece la suma de Intimidad y Pasión, que es de lo que se compone el AMOR ROMÁNTICO. En esta forma de sentimiento uno se siente atraído hacia el otro no sólo por la atracción física de la Pasión, sino también por la excitación emocional propia de la Intimidad. Es por esto que el Amor Romántico requiere gran atención por parte de la pareja, pues si Pasión e Intimidad se intensifican proporcionalmente, el Compromiso estará a punto para ser formulado. Por otro lado, si Pasión e Intimidad prevalecen una sobre otra, la relación estará destinada a desaparecer, estrangulada por sí misma. Por último, entre las formas intermedias de Amor encontramos la posibilidad de combinar la Pasión con el Compromiso, lo que tiene como resultado lo que se ha dado en llamar Amour Fou, sentimiento inestable que bien podríamos calificar de cinematográfico. Es vulnerable a la acción del tiempo, pues la ausencia de Intimidad afecta al crecimiento de la Pasión, que acaba por extinguirse. Cuando tan sólo queda el Compromiso es cuando muchas relaciones se vuelven problemáticas.

***************

Algunos cometen la locura de definir este asunto tan universal como indefinibles. Son siempre los mas sospechosos de no saber en realidad que es el amor.

***************

El amor se experimenta, no se explica.

************

A Ulises Reyes: Dellwood y otros: Muy bien por su amplia exposición de definiciones, por lo que queda claro que AMOR NO SIGNIFICA NADA, O BASTANTE POCO... SI NO LLEVA UN CALIFICATIVO BASTANTE CLARO Y CONCISO A SER POSIBLE. Me ha sido muy grato leer sus respuestas, que además guardaré en un archivo especial dedicado a esa palabra (amor) pues seguro que lo tendré que consultar más de una vez y si lo uso, tengan la plena seguridad de que citaré a su autor.
Por otra parte y ampliando cuanto ustedes dicen, EL AMOR ES TAN AMPLIO, QUE PUEDE LLEGAR AL AUTOENAMORAMIENTO DE UNO MISMO, lo que no tiene que ver nada con el mito griego de aquel “dios” que se miró en un estanque y se enamoró de si mismo (no recuerdo el nombre) el auto enamoramiento de que hablo es LIMPIO, PUESTO QUE ES ACEPTARSE TAL CUAL UNO ES, TAL Y COMO LA CREACIÓN Y LA EXPERIENCIAS DE LA VIDA LO HAN FORMADO Y CONFORMADO A LO LARGO DEL TIEMPO Y EL ESPACIO... ES EN DEFINITIVA, EL ENCUENTRO CON EL YO INTERIOR Y LOGRAR LA PLENA ACEPTACIÓN EN LA QUE SE ENCUENTRA UNA PAZ INENARRABLE... PUESTO QUE EN REALIDAD EL SER NO SABE NI EL MISMO, LO QUE ES... Y ELLO ES UNA MARAVILLA, PUESTO QUE LO QUE ANTES DIGO, EN REALIDAD NO TIENE BASE PARA LOS SENTIDOS QUE ENTENDEMOS COMO TALES, YA QUE EN ESE HECHO, ENTRA EN FUNCIÓN UN NUEVO SENTIDO INDEFINIDO E INDEFINIBLE... ¿VALE? Pues abundando en ese hecho... no se llega a entender como una superioridad de nada ni sobre nadie, al contrario, la elevación se inicia, cuando una vez enamorado sabes que cuasi no existes... que eres algo tan mínimamente significativo en el UNIVERSO, QUE INCLUSO LA MICRA O LA PARTÍCULA... YA TE SUPONEN UN ALGO MÁS GRANDE QUE TU MISMO... NO OLVIDEMOS QUE HABLAMOS DEL SER EN UN EXTREMO Y EN EL OTRO EL UNIVERSO... ¿QUÉ SOMOS?... NADA O CASI NADA... PERO MARAVILLOSAMENTE FORMAMOS PARTE “DEL TODO” Y EN ELLO... Y SIN EMBARGO, EXISTE UNA ESPECIE DE PLACER (por denominarlo de alguna manera) donde ya nada te da miedo... incluso el dejar de existir y no tener trascendencia, después de la vida que conoces... es de alguna manera, llegar a la máxima riqueza que puede atesorar el ser (denominado humano aquí en este plano) a lo largo de todo su existir y sentir, a través de esos cinco sentidos que está seguro que posee y EL NUEVO QUE HA SENTIDO EN ESE MOMENTO EN QUE SE LLEGA AL MISMO... EL QUE LUEGO DESAPARECE, PERO SE VUELVE A ENCONTRAR SI SE SABE (Y SE SABE) LLEGAR A ESE ESTADO EN EL QUE YA NO HAY PALABRAS NI PENSAMIENTOS... TODO ES PAZ Y CONCORDIA... HA DESPARACIDO EL TIEMPO EL ESPACIO Y SÓLO QUEDA UN “ALGO” QUE LO ABARCA TODO Y EN EL CENTRO ESTÁS TÚ. Tened presente que estoy escribiendo como me sale de la mente... y además, os muestro mi agradecimiento, pues sin sus escritos... EL MÍO NO EXISTIRÍA: Gracias pues:
Igualmente agradezco a Dellwood su amplio escrito exponiendo sus definiciones, que guardaré igualmente y obraré como arriba cito en lo de Ulises... gracias igualmente a todos cuantos han opinado u opinen... y sí; es un tema inagotable, puesto que como todo lo importante, se ve afectado por el momento emocional en que vives, cuando te decides a opinar sobre ello y es claro, en base igualmente a tus propias experiencias vividas.
Prosigamos con temas interesantes, sin olvidar este. Saludos cordiales a todos.

            Después de esta respuesta mía hubo otras y seleccioné las que siguen.

*************

Según yo entiendo el mito al cual te refieres es el de Narciso de ahí la expresión narcisismo para definir el amor a uno mismo o auto enamoramiento. Te dejo una cita de Marechal que habla sobre esto y que creo que toca de alguna manera lo que ya dijeron otros foristas sobre el tema. (De todas maneras comparto lo de Juliano en cuanto que el amor es difícil de explicar con palabras):

"Elbiamor hay dos Narcisos. Uno, asomado a las aguas exteriores, no ve sino su propia imagen reflejada en ellas, enamorase de su propia imagen, y al intentar alcanzarla muere por el amor de si mismo: es un Narciso que “no trasciende”. Pero hay otro Narciso que se “transforma en flor”: asomado a las aguas, este Narciso feliz no ve ya su propia imagen, sino la imagen del Otro, quiero decir que depone su forma de un día por la forma eterna de lo que ama: es un Narciso que “trasciende”. En definitiva, según lo has visto ya, todo amor equivale a una muerte, y no hay arte de amar que no sea un arte de morir. Lo que importa, Elbiamor, es lo que se pierde o se gana muriendo." Descenso y Ascenso del alma por la Belleza. Leopoldo Marechal : (Todo el ensayo es precioso pero esta frase en particular no se porqué me cala tan hondo. Será que no es sencillo lo que propone)

*******************

Mi respuesta a esta intervención:

A Sol: Sí, efectivamente, he comprobado y fue como dices Narciso, el que por rechazar amores de una ninfa; fue castigado por otros dioses, y convertido en la flor que hoy lleva su nombre. En cuanto a los dos tipos de narcisismo, pues la verdad no tenía ni idea del segundo; que dicho sea de paso me satisface, aunque hay que leerlo un centenar de veces más... gracias pues por el texto que me envías que pasará al archivo ya descrito y prosigamos en este camino, que ya entiendo es mucho más mental que físico y esperemos el devenir (o renovación) del tiempo y que es lo que resulta de “la crisálida actual que todos ocupamos individualmente, sepámoslo o no”... si entras en mi Web y en poemas encuentras uno que se titula (más o menos) BURBUJAS DE VIDA... te sugiero lo leas: gracias por todo.

 

POEMA:   SOMOS BURBUJAS DE VIDA

 

SOMOS BURBUJAS DE VIDA

 

Somos como burbujas,

como cuerpos impenetrables,

como “unos y solos”,

como islas en el espacio.

 

¡Si ni penetramos en nosotros!

¡Si ni nos conocemos a sí mismos!

 

¿Cómo penetrar en el otro?

¿Cómo saber lo que piensa?

¿Cómo saber lo que sabe?

¿Cómo amar y ser amado?

¿Cómo sentir su dolor?

¿Cómo hacerle sentir… el nuestro?

 

¿Acaso sé yo el azul,

del cielo que tú ves?

¿O el rojo color de la rosa

que miramos?

¿Ves tú el azul que yo veo?

¿Veo yo el rojo que tú ves?

 

¿Siento yo lo que tú sientes?

¿Oigo yo lo que tú oyes?

¿Huelo el mismo perfume que tú,

Aspiras de esta misma flor?

 

Creo o intuyo que no,

que somos diferentes todos,

que somos como burbujas;

frágiles, pero burbujas.

 

Quién sabe si somos,

cápsulas impenetrables

y las que sólo,

penetra… Dios.

 

Misterio, misterio, misterio;

maravilloso y terrible misterio.

¿Quién lo desvelará?

¿Será ello posible?

Quizá, alguna vez,

ocurra ello en…

la ETERNIDAD

 

17 de Abril del 1989

********************

 

            Terminado de leer aquel muy amplio estudio, resumen, desarrollo del tema amor... Julio no pudo decir nada de momento; dejó caer los folios sobre la mesa; agarró el botijo y bebió agua... de alguna manera lo que quería era ganar tiempo, coordinar sus múltiples pensamientos para poder responder algo a aquel “quizá no tan loco” y logrado ello, tras varios minutos, dijo.

            -Perdone que ni le ofreciera agua... he obrado de forma mecánica y es que la lectura de cuanto me ha facilitado, me ha dejado perplejo... “es usted un estuche” (que decimos por estas tierras cuando alguien se muestra tan prolífico y sorprendente) y cada vez que abre usted... “el estuche de su alma y que afianza con su inacabable archivo”; es como para esperar cosas como esta... donde tanto se dice pero que al final no se dice nada; puesto que lo que tratamos de dilucidar no puede ser generalizado; ya que eso es lo que se desprende de las diferentes opiniones... y sobre todo, en esos desgarradores versos de su poema, que los encuentro sencillamente maravillosos... y no puedo ni imaginar el estado de excitación anímica, que se los produjeron... puesto que si difícil es escribir en prosa... en verso, es algo que no se puede, ni se debe hacer, salvo en esos momentos en que el alma... “o los vomita o es que el cuerpo revienta”... lo sé por propias experiencias y en ello espero coincida conmigo... no con lo del significado de la palabra amor; puesto que ya hemos visto que definirlo es sencillamente imposible.

            Dicho ello Julio guardó silencio y devolviéndole los folios que recibió, esperó respuesta, la que de inmediato llegó.

            -No, no me devuelva esos folios; puede quedárselos... y por lo demás, coincido con usted incluso en lo de... “vomitar el poema”; puesto que sí, es así... es un parto muchas veces doloroso o dolorosísimo, pero que una vez realizado encuentra uno un bienestar indescriptible... a pesar de la rapidez, puesto que mis poemas brotaron con una rapidez pasmosa... ya digo y usted la captó... son como vómitos inesperados, puesto que esa es otra peculiaridad... “ni tú mismo sabes cuando se presenta esa situación”, que igual puede surgir a la luz del sol... o en la obscuridad de la noche y estando en la cama, más o menos tranquilo en el lecho de descanso... por lo que es verdad... “ni durmiendo se descansa, la mente sigue trabajando y es esa fuerza la que te despierta y te ordena... escribe... pero escribe ya mismo... o lo pierdes”. ¿Le ocurre a usted algo parecido?

            Julio no se sorprendió en nada y tras agradecerle el nuevo obsequio dijo.

            -Sí... a mí me ocurre igual... yo no puedo escribir cuando quiero y de lo que quiero y menos poemas... ello lo hago como usted dice y creo debe hacerse siempre... “cuando surge la llamada... o lo que los antiguos decían de la inspiración de las musas”.

            Dicho ello y como quiera que surgió una larga pausa y nadie decía nada, fue el interno el que hablando dijo.

            -Bien; dejemos este tema y pasemos a otro; considero que este queda agotado...¿le parece que sea así?

            -Sí... totalmente de acuerdo, pasemos a... “otra cosa mariposa”.

            Sonrieron ambos al reparar en el dicho jocoso y pasado ese momento, fue Julio el que apuntó un nuevo tema diciendo.

 

 

CAPÍTULO VI

 

            -Le propongo que hablemos de religión y empezando por comentar la reciente visita del actual Papa católico a España y luego a Alemania y entrando en las religiones que estimemos oportuno, puesto que todas o casi todas siguen siendo conflictivas y no logran implantar una paz y concordia promulgadas y predicadas desde ni se sabe cuanto tiempo... ¿qué le parece?

            -Bien, adelante, puesto que usted inicia el tema; desarróllelo.

            Fue la pronta respuesta del anfitrión o extraño loco del sanatorio. Por lo que Julio echando mano a su cartera, sacó unos escritos y antes de empezar a leer el primero, dijo como preámbulo.

            -Estos son artículos recientes y que he escrito y enviado a múltiples destinos para su publicación y difusión, sabiendo que en la mayoría de ellos los ignorarán o incluso los borrarán... pero ya hace muchos años que lo hago y muchas veces pienso que... “al menos los leerán en las redacciones y alguna siembra quedará en los cerebros que los lean”; aparte que en la red de Internet me leen muchos y aquí no pueden intervenir los cerrojos que en otros medios sí que imperan y como siempre, ciegan la salida a las verdaderas inquietudes humanas... curiosamente puedo decirle, que en media docena de “medios” de esta provincia y donde nací y vivo... los vienen recibiendo hace ya más de diez años... ¡Y no me publican ni uno! Cosa que ya me hace reír pero con infinita tristeza, por lo miserable del hecho, puesto que y como a todos los demás, mis artículos siempre fueron enviados de forma gratuita... digo todo ello, para que usted se haga una idea de la fuerza de voluntad que hay que tener para proseguir en esta aventura de... “difundir ese saber que no sabemos nada”.

            Aquí se detuvo aquel viejo escritor y mirando a su interlocutor y anfitrión, quedó en un compás de espera para ver si éste le decía algo; que sí que le dijo cuanto sigue; y lo hizo sonriendo de una forma comprensiva y bondadosa.

            -No me sorprende ello en absoluto... “lo que más se persigue y desagrada es enfrentarse a las verdades que creemos conocer... y esto alcanza a la mayoría de seres humanos... y más aún a los que tienen el poder o viven subsidiados por él; y hoy los periódicos, emisoras de radio y televisión... viven del poder y del dinero público, en mayoría”; por tanto le entiendo y comprendo... por otra parte lo que más envidia el ser humano, es la inteligencia y usted destaca en ello, lo que debe producir “ronchas dolorosísimas” a muchos pobres miserables y más dignos de desprecio y conmiseración que otro tipo de sentimientos... pero y por favor, lea usted el primero de esos artículos.

            Oído aquello, Julio agarró el primer folio y empezó a leer su contenido, que es el siguiente:

            El Papa, España y Alemania16: Los viajes papales, que iniciara y mantuviera profusamente el anterior Papa Juan Pablo II; para mi entender no son otra cosa que el promover la máxima propaganda para fomentar el culto católico, que en franca decadencia, sus dirigentes ven que, “la sangre no se renueva como sería necesario”, puesto que los seminarios no son nutridos con la profusión necesaria y también por cuanto las iglesias no se llenan como en tiempos ya lejanos y que yo mismo presencié cuando niño. Por tanto si en una organización humana, no entra la renovable sangre joven, el cuerpo va envejeciendo, languideciendo y terminará por desaparecer; es lo que yo estimo está ocurriendo en esa gran rama del cristianismo cual es el catolicismo; puede que también alcance a las demás ramas o sectas cristianas; pero de estas no tengo noticias para comentarlo.

            Es por cuanto “El Vaticano” ha de desplegar todo su poder e influencias (que siguen siendo mucho y muchas) para montar esos “grandes espectáculos”; presentando al pontífice romano, de forma similar a como se presentan “los modernos ídolos de barro”, en sus giras mundiales y que inexplicablemente (para mí) atraen y reúnen a miles y miles de jóvenes, en fiestas y jaranas, de difícil entendimiento por lo que de borreguiles son y donde la positiva individualidad del ser pensante está totalmente ausente... “la juventud en ellas, entiendo que lo que trata es de perderse y huir de su actual y preocupante realidad”; puesto que en mayoría se encuentran totalmente desorientados.

            Por lo antes dicho y con el poder de convocatoria que aún posee la Iglesia Católica; ha logrado reunir en Madrid una cantidad enorme de jóvenes (y no jóvenes) de la mayor parte del mundo, con lo que el actual Papa; Benedicto XVI, “se ha bañado en multitudes”; y El Vaticano ha logrado una muy eficaz propaganda, a poco o nulo costo y la que se ha difundido por todo el mundo, con lo que espera conseguir nuevos adeptos y nuevos discípulos que surtan o nutran los seminarios y noviciados de frailes y monjas, en la actualidad vacíos, semi vacíos o incluso cerrados.

            Pero esto y como antes dije, lo ha venido practicando el anterior Papa y con una profusión enorme (que dudo que el actual pueda soportar por su ya avanzada edad) y sin embargo, la Iglesia Católica y por cuanto se desprende de lo que se publica y lo que uno observa en su entorno... “no progresa, sigue envejeciendo”; y en mi provincia (que lo es igualmente obispal, o sede episcopal) ya hay sacerdotes que han de atender a tres o cuatro iglesias parroquiales y aquí, ya se ven, muchas “monjas” de piel oriental o sudamericana; lo que quiere decir que las españolas no tienen muchas intenciones de enclaustrarse o someterse a los dictados de las órdenes religiosas; por tanto “algo hay en esa Iglesia” (recordemos que hay cientos de otros ritos igualmente cristianos) que no funciona y por tanto la decadencia sigue y ya es manifiesta.

            Ya en mi libro, “España aquí y ahora” (1984 la 1ª edición y 1985 la 2ª) dediqué un capítulo a este tema, y el que titulé “Crisis de Religión”; puesto que ya entonces observaba desde bastantes años atrás, lo que al parecer se ha ido agudizando cada vez más y a la vista está, que los hechos lo han ido confirmando. Aquel libro, me preocupé personalmente de que un ejemplar como obsequio, llegase a todos los obispos españoles, e incluso a la biblioteca del Vaticano. Algunos obispos y algún cardenal, me acusó recibo del mismo... “la mayoría no”; por lo visto y como siempre... “el clérigo no se moja y nada entre las aguas más convenientes para sus negocios”.

            Y me preocupé de todo ello no por un placer o deseo destructor... no, en absoluto; yo hoy me considero como... “aprendiz de cristiano” (ser cristiano debe ser dificilísimo) y sigo pensando que El Cristianismo (adrede y con mayúsculas) puede ser la solución a muchos problemas que el hombre padecemos desde la noche de los tiempos... ¿Por qué?

            Recordemos que según se nos cuenta, al fundador, lo crucifican simplemente por cuanto las verdades que predica no interesan al poder establecido y es, “su propia iglesia o la iglesia de entonces”, la que agita las masas para que “lo quiten de en medio cuanto antes”; y si bien desaparecido el Galileo, luego se reorganiza su religión gracias a San Pablo, pero incluso después y ya establecidos en Roma, Tácito dice en su libro, “Anales”, lo que sigue y que demuestra que aquellos cristianos, seguían estorbando al poder establecido; veamos lo que afirma, “Publio Cornelio Tácito”, sobre ello.

            "Y así Nerón, para acallar esta voz y descargarse, dio por culpados de él y comenzó a castigar con exquisitos géneros de tormentos a unos hombres aborrecidos del vulgo por sus excesos, llamados comúnmente cristianos. El autor de este nombre fue Cristo, el cual imperando Tiberio, había sido ajusticiado por orden de Poncio Pilato, procurador de la Judea; y aunque por entonces se reprimió algún tanto aquella perniciosa superstición, tornaba otra vez a reverdecer, no solamente en Judea, origen de este mal, sino también en Roma, donde llegan y se celebran todas las cosas atroces y vergonzosas que hay en las demás partes”.

         Pero... ¿Cómo entender y valorar todo ello? Es simple, vea un ejemplar de la Biblia; da igual que sea la católica o la protestante; busque en el Evangelio de San Mateo, el denominado; “Sermón del Monte” (Considerado como el mejor discurso religioso, social y económico de todos los tiempos: mucho más completo que el que diera Buda en Benarés) lea con atención, luego vuelva a leer y trate de ir analizando punto por punto lo que allí deja dicho Cristo (Él no escribió nada); después mire en su entorno, desde “las cúpulas del Vaticano, hasta el feligrés que usted conozca de su parroquia”; y atrévase a analizarlo todo y situarnos en la realidad en que se vive hoy y se vivió durante muchos siglos... “entonces podrá entender mucho de lo que ocurrió, ocurre y va a seguir ocurriendo”... por aquello tan simple y fortísimo, que también creo recordar dijera El Galileo... de que... “una cosa es predicar y otra muy diferente el repartir el trigo”.

            Y por último y como he hablado de Alemania... un amigo me envía un vídeo, en el que aparecen gran parte de los obispos alemanes, que en fila esperan que se les acerque el Papa (que los visita en septiembre pasado) y sorprendentemente, al irles tendiendo la mano, muchos de ellos (muchos reitero) se quedan con los brazos caídos y no aceptan la mano del Papa... ¿Qué ocurre pues y ya, dentro de la Iglesia... se está fraguando un nuevo cisma o es que hay quienes “han leído” ese sermón antes mentado por mí y piensan en volver a los orígenes? Pueden ver lo que cito en la siguiente dirección:  http://www.youtube.com/watch?v=ygeG5WFzkV8&feature=player_embedded  

En esos menos de cuatro minutos, que dura la película, se aprecia con total claridad que más de la mitad de los obispos que están presentes, rechazan la mano del Papa y que si bien algunos inclinan la cabeza como saludando al pontífice, otros ni eso y algunos es que dan un paso hacia atrás. Por tanto que ello ocurra... “con luz y taquígrafos ante una iglesia tan secretista como es la católica, indica claramente que algo grande ocurre dentro de su seno”; y no olvidemos que la iglesia alemana, junto con la estadounidense, son las más poderosas (en dinero: según he leído) de las de todo el papado.

            Terminado de leer aquel primer artículo, el texto fue entregado por Julio a su anfitrión y aguardó en silencio para oír lo que este decía si es que opinaba; y efectivamente, tras recibir aquellos folios, éste dijo sonriendo.

            -Está claro amigo Julio... la Iglesia actual sufre una gran crisis y si bien la contienen por el gran poder que aún tiene y con el que, “comulgan” la mayoría de beneficiarios de ella; pues siguen aferrados a servir... “al señor que siempre han servido”, o sea al poder y el dinero... en esto tampoco escucharon al que dicen fue su Maestro y del que tanto hablan pero que tan poco imitan... puesto que recuerde usted que aquel dijo claramente que... “no se puede servir a dos señores”; y la iglesia y desde Constantino “el grande”17, se subió al carro del poder y aún no se ha bajado del mismo. Mientras ha habido enormes masas de ignorantes, han fomentado aquello tan viejo de... “hijos míos haced lo que yo os digo y nos os fijéis en lo que yo haga”; pero hoy la gente en general es mucho más despierta y quiere ejemplos más que prédicas... y lo primero que debiera hacer el Papa, es no vestir con el atuendo que viste, cuyo coste de cada unidad... “equivaldría a lo que varias familias de clase baja necesitaría para vivir decentemente durante varios meses” y no hablemos de las riquezas que tienen controladas y acumuladas... “contantes y sonantes, escrituradas como propiedades o en forma de oro, plata y piedras preciosas, amén de los enormes fondos de piezas de arte, puesto que la mayoría de iglesias católicas son verdaderos museos de arte”... ¿Para qué le sirve todo ello al verdadero Cristianismo... qué diría y qué haría de ello aquel Cristo que siempre vistió, comió y vivió como el pueblo al que predicó? Son cosas hoy tan claras que no se pueden “taponar” con prédica alguna... salvo la del ejemplo; y de ello la Iglesia está lejana... “puesto que sabe que el poder en este mundo sigue siendo el dinero y es claro que se sigue agarrando al mismo”... el resto... pues sí... “pero eso”. Otro obstáculo que cada vez se le antepone más, es la cerrazón en que hay que mantener el celibato, tanto en el hombre como en la mujer... y vuelvo a señalar al Cristo, el que no se metió “en estos berenjenales” y aceptó en su seno, a solteros, casados, viudos, e incluso y como sabemos, hasta a una prostituta... no dejando dispuestas ningunas “capitulaciones” para órdenes monásticas u otro tipo de secciones eclesiales o eclesiásticas y mucho menos ordenó el que fuesen erigidos ostentosos templos o santuarios para tantos santos y vírgenes... “el dijo clarísimamente... conmigo o contra mí” y se entiende claramente que el estar con él... era estar en la calle como uno más de la humanidad; tan es así que sólo dejo una oración... “El Padrenuestro” y como templo... “la bóveda celeste, puesto que su gran discurso, su “Constitución religiosa” la dijo a la intemperie y como ya hemos comentado... fue el grandioso “Sermón del monte”... el que y como usted ha dicho... es algo “imposible de cumplir por un ser humano”, de ahí que le entienda perfectamente cuando ha dicho que usted se considera como “aprendiz de cristiano”... en lo que yo también me identifico... “puesto que eso de repartir la fortuna, rajar la capa y dar la mitad al que tiene frío... amar al prójimo como a ti mismo”... eso no es trabajo para los hombres de carne y hueso... para cumplir ello... “hay que desprenderse tanto de la carne como del hueso... y aún así”... no sé, no sé... de momento me detengo aquí, prosiga usted con esos otros artículos que dice tiene ahí dispuestos. Aunque antes de ello y por cuanto me viene a la mente, le diré algo más y sobre los templos erigidos por el hombre.

            Dijo aquello y tras una pausa continuó diciendo.

            -Si bien he leído infinidad de textos sobre los templos dedicados a Dios o a los dioses... recientemente me han enviado un vídeo, en el que con todo lujo de detalles, se presentan algunos de los principales templos o centros religiosos, edificados en Asia; por el budismo y el hinduismo y asombra, tanta y tan asombrosa exuberancia de realizaciones, de costosísimos materiales (algunos están cubiertos de láminas de oro puro y adornados con piedras preciosas); en ellos se emplearon siglos, cantidades incalculables de hombres... para que luego y como muestra uno de ellos de los más grandiosos e inexplicables como son el inmenso complejo de Angkor18... “la propia selva de Dios los estuvo devorando durante siglos” y con lo que se cumple la inmutable sentencia de que... “todo lo que nace es para morir y todo lo construido será destruido”. También aparecen templos edificados en lugares insólitos por lo apartados o inaccesibles; cosa inexplicable puesto que el religioso debe estar con y entre los hombres a los que trata de inculcar las verdaderas prédicas de sus fundadores... y en lo oriental, como en lo occidental, esa enorme “obra muerta”, poca relación guarda con “la obra viva de la Creación o Dios”... cuando el templo natural, es cualquier lugar de La Naturaleza y como aún siguen empleando muchos “primitivos” (y no tan primitivos) seres humanos, que oran bajo un árbol, al pie de una montaña, o a pie de una playa marina o fluvial... o al borde de un acantilado... resumiendo, al lado de algo que su alma le dice que es algo natural pero que dimana de algo inconmensurable y de donde él mismo procede así como todo cuanto necesita vivir, buscando esa paz que no encuentra.

            Aquí se detuvo y Julio al escuchar todo aquello, asintió y sin decir nada simplemente echó mano al siguiente artículo y dijo.

            -Como hemos hablado de la juventud, le leeré algo sobre lo mucho que ya llevo escrito y mandado a publicar; le ruego escuche con atención.

            Y sin más, empezó a leer cuanto sigue:

            Una juventud arrinconada o destruida: Yo y hace ya mucho tiempo fui niño, luego adolescente y después joven... las tres etapas que recuerdo con gran claridad, fueron duras, difíciles y en algunas épocas incluso terribles (era la terrible posguerra “incivil española”)... puesto que las primeras luchas que conocí, simplemente eran para poder comer, vestir, dormir abrigado y bajo techo... ni teníamos opción (muchísimos españoles) a poder ir siquiera a una escuela estatal y menos privada... muchos aprendimos de... “Maestros aficionados y que daban clases nocturnas”; lo que no insta que para mí fuesen magníficos Maestros y los que me enseñaron todo lo necesario para y con mi esfuerzo prosperar bastante en la durísima vida a la que hube de enfrentarme.

            De miedos ni hablo (lo hice y con bastante amplitud en un reciente artículo)... pero curiosamente y en aquella durísima época que empezó a cambiar en 1953, cuando ya suprimidas las cartillas de racionamiento (que nos racionaban hasta el pan que comíamos y que no era siempre de buena calidad) y cerrado el pacto que los norteamericanos cerraron con Franco (fueron los USA los que vinieron a Madrid a pactar, por cuanto el territorio español les era vital para su expansión y control del comunismo; que ya controlaba media europa y amenazaba a la otra media y esto les preocupaba a los norteamericanos puesto que frenaba su expansión como imperio)... entonces, “la inteligencia acumulada sobre la base de pasar hambres y necesidades, que pasaron millones y millones de los españoles de entonces” (el hambre agudiza el ingenio)... aquella inteligencia, brotó como una bendición para todo el territorio nacional (separatismos incluidos que pese a lo que digan, vivieron infinitamente mejor que el resto, puesto que a Franco “también lo ordeñaron y bien”)... y aquel que junto a su inteligencia creativa, tuvo “cuatro pesetas” o la mínima ayuda de alguien y trabajó lo indecible (los bancos ni las cajas nunca prestaban a nadie que no tuviese garantías de sobras: o sea como hoy hacen)... “montó su chiringuito”, su modestísimo negocio de lo que fuere... y así, se pusieron en marcha miles, cientos de miles, puede que millones de negocios y que la mayoría prosperaron... destacando entre todos el gran complejo que el gallego Barreiros19, montó partiendo de una modesta empresa y cuyos avances en tiempos tan difíciles, preocupó hasta al gigante americano, (Chrysler) que vino, lo lió o engañó y luego hizo desaparecer aquella ya gran marca, puesto que les estorbaba en su mercado internacional... algo parecido a lo que ocurriera con los camiones Pegaso20 y su anexo de aquellos bellísimos automóviles de lujo y carreras... los gobiernos de Franco, en aquello fueron bastante idiotas; y se dejaron dominar por los extranjeros... claro que cosas peores hemos sufrido con estos “capullos” de la nueva ola... tras ser enterrado Franco, y que nos han dejado ya para el arrastre... cosa que el dictador no hizo, puesto que al morir dejó España bastante bien pertrechada y como nunca soñamos los españoles... y menos los que dicen que perdimos la guerra; pues estos lo pasamos infinitamente peor que los otros... aunque la guerra la perdió toda España, por cuanto se autodestruyó enormemente y de ahí todas las demás consecuencias o secuelas; que inexplicablemente han durado hasta “la devastadora estancia, de un tal Rodríguez Zapatero, que como presidente del gobierno, pasará como una plaga más, a la insólita historia de una nación que aún en los mapas figura como España”; esperemos que tras ésta última plaga, “las negruras de aquella guerra civil, queden por fin archivadas” y tengamos la suerte de que vengan a gobernar verdaderos estadistas y no las inutilidades que hemos padecido durante los ya casi treinta y seis años desde la muerte de Franco.

            Hoy y por cuanto se desprende de la parálisis actual; ni hay inteligencia, ni hay medios, ni hay capacidad, ni sobre todo... HAY ILUSIÓN; que es el peor crimen a cargar sobre “esa nueva ola antes mentada”, que ni me explico cómo tienen el valor o la poca vergüenza de subirse a un estrado y hablar del porvenir, puesto que el porvenir está hoy tan lejano, como lo estaba en 1939 (fecha en que entra a gobernar Franco) o quizá mucho más difícil aún... y lo dice, el texto que les copio a continuación:

            “EN EL ABISMO DE LA NADA: Tengo 23 años y he finalizado este año mis estudios universitarios. En este punto de mi vida, en el que debería acceder al mercado laboral, sólo puedo ver mi futuro como algo oscuro e incierto. Grandes esfuerzos tras una carrera y un máster para caer en el abismo de la nada. Puedo decir con vergüenza que pertenezco a la que llaman “generación perdida”.

             El escrito es mucho más largo y cruel; lo firma Sergio López Salas, en Cáceres y se publica en XLSEMANAL del 11-09-2011, por lo que lo pueden leer ya que está en la red, de Internet.

            Y es que hemos entrado, o mejor dicho nos han metido en un Estado inútil (en muchos aspectos se va pareciendo al comunismo) ya que... El Estado apenas crea nada bueno, todo es intervenir, intervenir, controlar... crear nichos para parásitos de sus nepotes o de su cuerda política; y un Estado así, ha llegado a ser el monstruo devorador de sus víctimas que somos el resto de los que estamos fuera de su aparato y teniéndolo que mantener, como los nuevos esclavos en que hemos sido convertidos.

            En la época en que antes cito de mi propia vida; y dentro de las miserias que había... pero había muchos caminos; los padres, las madres, hablaban con el tendero, con el dueño del taller, con las múltiples oficinas que había, con quienes tenían huecos para enseñar aprendices y allí colocaban a sus hijos (incluso diciéndoles: “si tiene que darle un tortazo por cuanto se lo merece, déselo, que si viene protestado yo le daré dos”)... y así, así, aprendimos infinidad de niños (también niñas, puesto que había talleres para ellas también) y nos hicimos profesionales y triunfamos en nuestra profesión... y muchos incluso llegamos a reunir unos bienes que ni soñábamos, al ser decididos y emprender negocios propios... “y sin tenerle que chupar el pirulí a nadie”... ya digo, había caminos, había ilusión y... “había cojones”. ¿Dónde está hoy todo ello?

            Sólo nos ha quedado un Estado parásito, que como una inmensa Hidra de millones de cabezas, todo lo quiere controlar y todo lo devora; y además los que dicen dirigirlo, ya no saben ni crear mentiras... “han acabado hasta con las mentiras”. El Estado hay que reducirlo, muchísimo y dejar a la iniciativa privada que ande (se mueva) con mucha más libertad que hoy puede hacerlo... y a aquellas etapas comentadas me remito y donde sin apenas papeleos inútiles, se podía instalar un negocio... “en el hueco de una escalera”, que es donde muchos empezaron, o en cuchitriles inimaginables.

            Y es triste tener que recordar aquellas terribles épocas, como mucho más favorables que estas que hoy dicen... “democráticas”; para que el verdadero emprendedor emprendiese negocios prósperos y que lo fueron para todos (no se olvide este detalle), puesto que la prosperidad genera prosperidad... “la miseria sólo miseria y es lo que tenemos por cuanto es lo que nos han dejado”, Esta partida de bandidos y mercenarios que han arrasado con todo... o casi todo y a la vista está, que hasta nuestra economía ya está prácticamente intervenida por Alemania y Francia, que son “los caudillos” de esa “Europa Unida” (EU) que no han sabido estructurar como tal y la que por ello mismo hoy se tambalea en su conjunto. Y se tambalea en su conjunto puesto que los que continuaron a los verdaderos estadistas de esta Unión Europea, no han sabido realizar esa unión y al pretender sólo los negocios de individuos o grupos de poderosos del dinero... van a terminar “con el invento”, que reitero; de haberlo planificado bien, sería una continuidad de lo que en la antigüedad fue el Imperio Romano, como unidad política, económica y por tanto comercial.21

            Al llegar a este punto Julio se detuvo y dirigiéndose a su anfitrión le dijo.

            -Le agradeceré su opinión sobre esta disertación, tan lejana pero igualmente tan próxima a la “religión”; puesto que religión y según oí explicar a un filósofo hace mucho tiempo es simplemente... “religar todos los saberes positivos que ha acumulado en sus experiencias el ser humano y aplicarlos a favor de una humanidad mejor”; y como apreciamos, esos saberes los anulan siempre los de siempre... lo que ya he repetido infinidad de veces... “la panza y el bolsillo”; la sed de goces o placeres y la avaricia de poder y dinero... que en realidad es lo mismo.

            Al oír aquello, aquel “otro loco del sanatorio”, soltando una risa extraña dijo simplemente.

            -Otra vez hemos entrado “en el pozo”, otra vez sus palabras simplemente nos llevan a ese túnel sin salida... por tanto, yo no añadiré nada más ... ¿para qué? Y como dijo al principio que traía varios artículos, siga exponiendo el siguiente y ya veremos si tras el mismo hay motivo para añadir algo más o contraponer opiniones contrarias... siga usted amigo Julio y gracias por sus lecturas, puesto que de ellas se aprende.

            A la vista de aquella nueva y contundente respuesta; Julio hurgó en sus papeles y encontrado el siguiente artículo que lo ojeó primero y tras ello, inició su lectura, cuyo texto es el que sigue:

            -Suicidio de jóvenes en España y otros países: Parece ser que se vive una época de tal vacío humano, que una importante cantidad de jóvenes, por el miedo que les da el porvenir (también el asco e impotencia que padecen) optan por el suicidio, como “vía rápida” para desaparecer de este pobre y podrido planeta; cuyos gobernantes (más bien son lo contrario y sólo desgobiernan) han convertido en un muladar; y ni las religiones (la filosofía ha desaparecido) saben otra cosa que o “atontar” a sus seguidores, o peor aún... “fanatizarlos en lo que pudiéramos ya considerar como nuevas guerras santas... que como las anteriores y con su “cree o muere”, han sido las peores plagas que ha padecido esta planeta durante muchos siglos”.

            He comentado en mis artículos, los suicidios que se producen en Francia, en Estados Unidos (USA) y Japón, dónde y en éste último país, es que ya se reúnen en grupos y se suicidan... “colectivamente”; por lo visto ya su impotencia o cobardía es tanta que han de animarse unos a otros para emprender “el fatal viaje”; lo que no deja de ser un fenómeno extraño, puesto que el suicida suele suicidarse en solitario y generalmente en un arrebato de... “lo que sea”, y ello pese a que lo pensase en ocasiones anteriores; pero reitero... el suicidio debe ser en un arrebato incomprensible para los que no nos hemos visto en esos abismos.

            Por mi parte no entiendo esas cobardes salidas de la vida; puesto que yo he vivido épocas de miserias y llenas de “miserables”; y nunca, ni personalmente ni en los entornos donde lo viví, el suicidio era notable y sólo lo había, por esas causas insólitas y que las tragedias del individuo, llevan a ese desenlace... pero ya digo eran “contadas”, por los mínimos casos que había. Y reitero, eran épocas durísimas para la inmensa mayoría de supervivientes de aquella cruenta guerra civil española, de los años treinta del pasado siglo, pero que sus efectos durarían muchos más.

            Ahora toca comentar los suicidios de jóvenes en la “españilla actual” (antes España y ahora algunos hasta la denominan ya como “Españistán”, debido a la decadencia que sufre y lo que es equipararla aún peor que a las tan criticadas “repúblicas bananeras”) y es que me llega un comunicado, que por lo sorprendente y desagradable hay que airear todo cuanto se pueda; puesto que ya hasta este apartado, lo ha ocultado el devastador Rodríguez Zapatero (actual primer ministro) y las estadísticas antes públicas, fueron “tapadas” según ese comunicado y de ello hace varios años: veamos.

“Pues bien, los suicidios de jóvenes en España van aumentando año tras año y es ya la primera causa de muerte juvenil. De hecho ya superan a los muertos por accidentes de tráfico. En el 2008 fallecieron 3421 personas por suicidio y 3021 por accidente de tráfico. Más o menos, nueve personas se suicidan al día en nuestras queridas Españas. Pero por cada una que se suicida hay unas 50 que lo intentan con mayor o menor fortuna. Y por cada una que se suicida hay unas 500 que acuden a urgencias por problemas de ansiedad, por problemas psicosomáticos (aquellos que dicen que les duele el pecho al respirar y lo que les duele es el alma de soportar tanta presión y tanta iniquidad). Y hay más. Están los suicidas de golpe, con decisiones que tienen fecha y hora y los que se suicidan por partes, a plazos, ingiriendo masivamente alcohol, desoyendo los consejos de sus médicos hasta acabar en el accidente cerebro vascular, la falta de riego cerebral y al final la demencia. Y esos, créanme son muchos más que los 3421 de que hablamos. También podemos hablar de los suicidios de adolescentes y de los infantiles. Piensen en el drama de una persona joven, con toda la vida por delante, que decide que es mejor no disfrutarla porque no hay nada que disfrutar. Si todavía no tienen suficiente horror con estas palabras, añadiré otras más. Hasta el año 2007 era fácil encontrar estadísticas de suicidio. Bastaba acudir a los “Boletines de Suicidio” del INE. Desde ese año se suprimieron y hay que buscar los datos en los datos generales de defunción”. http://www.cruzdesanandres.org/argumentario.php?id=259

            Dejo la dirección, puesto que lo publicado es mucho más extenso; pero es horroroso cuanto aquí se afirma; lo que demuestra que es mucho peor la crisis moral y humana, que la material o económica, con la que nos están asustando o incluso aterrorizando; posiblemente para tras ello... “apretarnos mucho más el dogal económico y que sigan aumentando a muchos millones los pobres de la tierra y que por el contrario sigan aumentando a miles los ricos, muy ricos, en este miserable planeta”.

            Hay que deducir por todo ello, que, “la gangrena ya imperante en las suciedades (que no sociedades) humanas”, es de tal calibre que no hay más remedio que hacerle frente y cada cual como pueda y reconstruir lo que se pueda y como siempre se ha hecho, individualmente y marcando el mayor ejemplo emulador y positivo.

            Los políticos ya lo hemos visto (no se necesita ver más) van en general a su panza y su bolsillo y mintiendo mucho más que hablando, van enredando cada vez más y sin atreverse a legislar (y que lo legislado se cumpla) para ir paliando tanta miseria como ya se ha acumulado en este miserable mundo, que ha llegado a tener tal cantidad de riqueza y de medios para poder progresar de verdad, que es inexplicable el cómo y el por qué, unas minorías se han adueñado de todo para... “no dejar vivir a nadie”. Puesto que esa es la deducción indiscutible... “hoy todo se puede solucionar y sin embargo es todo lo contrario”; sobran medios pero faltan cerebros y verdaderos estadistas, que inteligentemente y con la prudencia del buen administrador de bienes, adecue lo mucho que hoy existe disponible, para que sus beneficios lleguen a todo el planeta; lo que no quiere decir que se tenga que regalar todo y de forma temeraria.

            De las religiones mejor ni hablar, puesto que da la sensación que son unos meros negocios materiales; y sus dirigentes, están igualmente “envenenados por el atesorar riqueza y poder”; por lo que son aún más dañinos que los políticos mercenarios que se adueñaron del poder; los que como tales... “soldados en busca de botín, simplemente cumplen lo que sus ansias contienen y contenían cuando les encaminaron a la política”.

            Pienso ya con gran preocupación... que “o esto se arregla... o las guillotinas tan famosas de la tan famosa revolución francesa... van a ser como las maquinillas de afeitar actuales y manuales, en comparación con las que se podrían instalar “nuevas”... si “el volcán” que se está alimentando, no se tapa y neutraliza”.

            Los responsables/irresponsables que manejan el mundo (que no son muchos) tienen la palabra... “el resto y como siempre seguimos siendo carne de cañón”. Y pensar en nuevas revoluciones, es pensar en nuevas masacres, para que “los mismos de siempre vuelvan a ocupar el látigo del mando”... y afirmo ello, puesto que repasando la historia del hombre... “las revoluciones, todas terminaron en un quítate tú que me ponga yo”.

            Llegado a este punto, aquel viejo escritor se detuvo y alargándole el texto a su interlocutor, simplemente le preguntó.

            -¿Qué le parece el nuevo tema?

            Aquel otro loco y agarrando los folios que Julio le alargaba, reflexionó un tiempo y tras aquella corta pausa y de forma cansada dijo. Es para mí... un gran enigma el tema del suicidio, puesto que en los pueblos que denominamos como primitivos o atrasados, no existe el suicidio y por tanto no podemos achacar lo que entendemos como “miseria” (material o intelectual) sea la que provoca esa ya muy extendida enfermedad, la que a medida que avanza la terrible y denominada “sociedad de consumo”, avanza igualmente en “el consumo de vidas humanas por ese expedito sistema del suicidio”... por tanto no es la falta de medios, sino la sobra de los mismos lo que produce este cáncer terrible y del que poco se habla o escribe... también se están dando los suicidios en los componentes de “los mejores”, o mejor pertrechados ejércitos actuales. Sobre esto he escrito yo también y le boy a leer uno de esos artículos, que precisamente lo tengo a mano, puesto que estaba en los temas pendientes de tocar en nuestros diálogos... aguarde un momento.

            Dicho ello, aquel hombre hurgó en un montón de folios que tenía a mano y buscando entre ellos, con cierta rapidez encontró lo que buscaba y sin más leyó cuanto sigue.

         -Guerras, soldados y... suicidios: En las guerras, los que las provocan y mantienen, suelen recurrir a la heroicidad; buscan y ensalzan al héroe, el que suelen “fabricar” para estímulo de ignorantes o incautos. Tan es así, que cuando un soldado es muerto en un lugar de guerra, no necesariamente en acto de combate... cuando el féretro llega a su país (“no empleo la palabra patria, puesto que esto es desconocido para los culpables de las guerras”) los gobernantes, lo reciben con todos los honores, lo arropan los altos mandos del ejército, el jefe del Estado, ministros, jerarquías religiosas, etc. etc.; luego se hace una elegía genérica con un toque individual, se le cubre el féretro con la bandera del país, se le concede alguna medalla y... “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”. Nunca entenderé el por qué se le da más importancia a un muerto militar o de uniforme policial, que por ejemplo a... “un minero, albañil, camionero, pocero, electricista y otros muchos más, que pacíficamente también se juegan el pellejo en su oficio” (y en conjunto son los principales “obreros” que sostienen al país o nación y de forma muy principal o necesaria); puesto que oficio es el militar o el policial y al que no obligan a nadie a pertenecer al mismo... a ninguno de los que allí “se colocan”; muchos pensando en el poco trabajo y el sueldo seguro... “puesto que hasta  que alguno de ellos, llegue a líneas de fuego, la mayoría viven y mueren y son retirados del oficio bastante jóvenes y sin haber corrido grandes riesgos, para que y pese a ello cobren una buena paga de por vida, como jubilación que el resto de trabajadores no cobra”.

Hoy aún más, puesto que la mayoría de los que hoy están en países en guerra; están allí voluntarios y no por otra cosa, sino por cuanto la paga es mucho más suculenta y hay motivos de ascensos en el grado o jerarquía del soldado profesional, amén de la acumulación de medallas, que en España significa más dinero en la nómina de cada mes. Por lo tanto, lo de patriotismo y demás “cosas”, me permito dudarlo, por cuanto el ser humano y en mayoría... “sus ideales son su panza y su bolsillo”, como no me canso de repetir y perdonen la machaconería; pero es una frase contundente y clara para ser entendida por cualquiera..

            Afortunadamente, hoy y a pesar de todo lo que ocurre, de decadencia y materialidad... la gente (“la masa que es la que siempre sirve de carne de cañón y paga con ello el mayor tributo a las guerras que otros provocan y de hecho en las guerras actuales, mueren infinitamente muchos más civiles que militares”) piensa y deduce que, en la guerra no se soluciona nunca nada y que por tanto, ir a los ejércitos y menos ir a la guerra, es algo de siglos pasados; por ello los ejércitos “modernos”, se las ven y se las desean para completar las unidades o ejército, que cada “Estado Mayor Militar”, estima es lo conveniente para su país... “y para mantener la gran cantidad de jefes y generales que son necesarios para mandar tal ejército”; “cosa ésta a tener muy en cuenta, puesto que mientras menos tropas, menos generales, menos jefes y menos capitanes u oficiales subalternos... y lo más importante, “menos fábricas de armamento y resto de pertrechos de guerra, que son muchísimos a emplear y por tanto a comprar, aún en épocas de paz”.

            Y como y felizmente, “las levas obligatorias”; ya han desaparecido de la mayoría de países; han de mover y mover mucho... “el caletre militar”, para lograr que la juventud (“ahora de ambos sexos, cosa que antes ello era impensable”) se motive y se aliste en el ejército, para lo que “han de dorarle la píldora mediante engaños y pintarle unos paraísos, para ocultar los verdaderos infiernos a donde irán llegado el momento en que los necesiten para esos grandísimos negocios cuales son las guerras... todas las guerras”. Debieran tomar las medidas que hace ya casi setenta años tomara Costa Rica; país hoy modélico y que suprimió su ejército en 1948 y desde entonces mantiene una neutralidad ejemplar, no interviniendo en conflictos armados, del tipo que sea. Sólo mantiene dos cuerpos uniformados y muy limitados, la denominada Guardia Civil y la Guardia Rural; en total y en la actualidad unos seis o siete mil individuos, con lo que cubren las siete provincias en que está dividido ese modélico país, que con lo que se ahorró en ejército, lo pudo invertir en mejorar al pueblo, el que goza de una preparación que ya quisieran la mayoría de países “del ancho mundo”. Y Costa Rica, no es un país diminuto, puesto que tiene casi cincuenta y un mil kilómetros cuadrados; es ribereña a dos océanos y cuenta (y este es otro ejemplo mundial) con gran parte de su territorio, en forma de parques naturales y los que son cuidados con gran esmero.

            Pero los aún poderosos y que basan su poderío en la fuerza militar, actúan de la forma en que siempre han actuado estos a lo largo de la historia. Y para ello han de contratar mucha gente para nutrir sus ejércitos. Para ello montan campañas de publicidad “sugestiva” y presentando una irrealidad, que tan pronto “el ilusionado” ha firmado el “feliz contrato que le presentan” y al incauto (también muy necesitado muchas veces y por lo que se enrola para salir adelante) lo llevan a un campamento militar, se da cuenta de que ha sido engañado miserablemente; puesto que la vida militar, lo primero que te anula es la personalidad individual; y te convierte, en un simple número sujeto al ordeno y mando... militar; puesto que si ello no fuese así, no funcionaría ni un ejército... ni siquiera un pelotón al mando de un sargento “chusquero”; lo sé por la experiencia de mis dieciocho meses de servicio obligatorio, en el entonces... “Ejército del Norte de África” y en la guarnición de Melilla; entonces considerada como plaza fuerte... y que lo era, ya que allí estábamos... “como piojos en costura” (por lo apretados en el poco espacio); una división de hombres, que calculo estaría compuesta por diez o doce mil militares.

            Pero volvamos al... “banderín de enganche u oficina de reclutamiento”. Llegado y firmado el contrato, si el alistado no tiene que vérselas en una guerra... la cosa no puede ser muy grave, aunque en mi época también había suicidios, de los que nunca se hablaba oficialmente, pero que se cundía entre la tropa como “reguero de pólvora a la que se le pega fuego”; cuando un soldado y aprovechando un puesto de guardia, se pegaba un tiro en la soledad del puesto; o también al entregar la dotación de munición, se quedaba con alguna, puesto que ya tenía pensado el... “realizar el viaje” y en cualquier rincón del cuartel, “se pegaba el tiro”; cosa muy laboriosa puesto que entonces el arma reglamentaria, del soldado, era un fusil tipo Máuser, modelo 1942 y el que para accionar el gatillo y realizar el disparo, el suicida, tenía que descalzarse, meter el cañón por debajo de la barbilla y accionar el disparo, con el dedo “gordo” del pie... o sea, que tenía tiempo de pensar en no hacer semejante barbaridad y puede que por ese hecho, algunos desistieran de hacerlo en el último momento; cosa que nunca se sabrá.

            Pero si el recluta e imbuido por la falsa propaganda que le han presentado, lo sitúan en un “infierno bélico” (como hoy lo son Afganistán e Irak y algunos otros) su aguante flaquea y su personalidad se resiente en una rebeldía a la que no puede dar salida... y la salida muchas veces (y cada vez más) es emplear el arma que le han dado, para matarse a sí mismo; las que hoy son “ligeras y cortas y cualquiera tiene a mano una pistola, que antes y cuando yo cuento, eran armas sólo al alcance de los oficiales y algunos suboficiales.

Pero veamos algún suelto publicado y que nos confirma hechos que ya preocupan a los Estados Unidos de Norteamérica, puesto que aquí es donde se dan con cierta gran profusión los casos de soldados que se suicidan.

            “La negación de cartas de condolencia en los casos de suicidio cobró relevancia a nivel nacional cuando Gregg y Jannett Keesling, hablaron acerca del suicidio de su hijo Chancellor Keesling. Chance Keesling se integró al ejército en el año 2003. Luego de prestar servicio activamente en Irak, fue transferido a las Fuerzas de Reserva del Ejército norteamericano y llamado nuevamente para prestar servicio en Irak en el año 2009. Los años de guerra habían dejado sus huellas en el joven de veinticinco años de edad. Como me dijo su padre, Gregg: “Fue entrenado para la reconstrucción de Irak. Era un ingeniero de combate entrenado. Operaba equipos grandes y amaba dirigir esos grandes equipos. Sin embargo, al final, fue entrenado nuevamente como artillero táctico para sentarse sobre un todoterreno militar, un Humvee. Y todo esto, porque en realidad allá no se estaba haciendo mucha reconstrucción.”

            Reitero que éste es un episodio, pero por lo leído, hay muchos más y ello ya es preocupante para “los militares norteamericanos”. Pueden leer más información en esta publicación norteamericana y que se edita en español, la que no es la primera vez que toca este tema; puesto que los suicidios de soldados americanos cada año aumenta: http://www.democracynow.org/es/blog/2011/7/14/el_suicidio_de_soldados_y_la_poltica_de_condolencias_del_presidente

            Claro que los que declaran, provocan y mantienen guerras, van a lo suyo y de ahí el que cada vez, existan más artilugios no tripulados... “para matar a distancia”; pero por lo mismo, podrán matar y destruir (pero masacran más población civil que soldados “enemigos”)... pero nunca lograrán ocupar y controlar, como ha ocurrido en las dos guerras arriba citadas y es por lo que al final... “tienen que evacuar e irse los invasores”, que no son sólo norteamericanos, hay muchos más... incluso españoles, que ni sabemos el por qué están allí... “puesto que los no militares (que somos los que pagamos el gasto con nuestros ya confiscatorios impuestos) poco recibimos a cambio”; y pese a esa otra brutal propaganda del que se dice... “terrorismo mundial... que en realidad no sabemos quién o quienes lo provocan y mantienen”... ¿serán los mismos que provocan las guerras? Casi seguro que sí.

            Aquí terminó la lectura aquel “Número trece” y el que sonriendo de forma especial, entregó el texto a su interlocutor y amigo Julio, el que recibiéndolo y también sonriendo de forma socarrona, dijo.

            -Sí, la realidad que cuenta está clara y es admisible por demás... pero “como los políticos y hagan lo que hagan, no son juzgados ni se les piden las cuentas que debieran serles pedidas... ocurre lo que hace ya milenios dijera un pirata a nada menos que al “Gran Alejandro el macedonio”; el que habiendo su ejército apresado a unos piratas, uno de ellos fue preguntado por “Alejandro el Grande”, recriminándole su bandidaje en su oficio practicando la piratería. Pero aquel pirata dijo, más o menos (puesto que cito de memoria)...  “A mí me vas a ahorcar por cuanto soy un miserable pirata... ¿pero qué haces tú con tu ejército? Yo soy sólo un pirata y tú eres Alejandro el Grande... ¿de cuánto me apodero yo... de cuánto te apoderas tú en tus conquistas?

            Tras aquella respuesta y sin cambiar el rictus de su rostro socarrón; Julio preguntó a su interlocutor.

            -¿Qué le parece la reacción de aquel pirata “menor” ante un pirata infinitamente mayor, por cuanto, sencillamente tenía muchos más medios para robar lo que no era suyo?

            El Número trece, hizo una pausa y con similar rostro y quizá un poco más afectado; simplemente dijo.

            -No tenía noticia de esa circunstancia vivida por el tan famoso “Gran Alejandro Magno”; pero es contundente puesto que se da un calificativo real, a los ladrones del mundo y que genéricamente son iguales... o mucho peores los que más roban; prosigamos y le ruego continúe usted con el tema que tenga previsto, si es que lo tiene.

            Julio y sin  ningún preámbulo, dijo cuanto sigue.

            -Por todo ello, me he preguntado infinitas veces lo siguiente... ¿en qué ha cambiado el hombre, o ser humano puesto que englobo a los dos sexos? El que llega al poder, como bien supo sintetizar aquel pirata ante el hombre más poderoso de su tiempo; lo que ocurría entonces, es lo que ocurría muchos siglos antes y luego ha seguido ocurriendo y sigue ocurriendo hoy mismo... ladrones y bandidos abundantísimos, que luego la historia (que no se olvide, siempre la escriben los vencedores) nos presentan como grandes seres, pero ocultando sus miserias. Hoy y al contrario de entonces, donde muchos de ellos perdían “el cuello” al ser derrotados; hoy no nos queda ni “aquel consuelo”; hoy se roba impunemente y es más... los responsables de tanto robo, ni dan la cara siquiera... “permanecen es sus despachos u oficinas totalmente resguardados de los rigores de esas guerras o depredaciones; y en las que tantos son expoliados, arruinados, desposeídos de todo o casi todo y muchos de ellos asesinados con la mayor impunidad”; por lo que esos crímenes de hoy, son mucho peores (para mí) que en aquellas épocas, en que al menos el caudillo o “jefe de banda”, tenía que ir al frente de sus huestes y jugarse el pellejo, como de hecho se lo jugó aquel “gran Alejandro”, el que muere en su última batalla y al frente de sus tropas... “gentes, o gentuzas”; puesto que hay que ver con la imaginación a aquellos guerreros de entonces; empleando toda su ferocidad. Veamos lo que hoy ocurre.

            Tras este resumen el viejo escritor empezó a leer lo que sigue:

            -En política no hay delincuentes: Por tanto tampoco hay delitos... los políticos son unos santos varones, “o santas vírgenes”, que cumplen las leyes a rajatabla y es lógico que nunca los condenen, hagan lo que hagan... y es claro que así nos va al resto de la sociedad... convertida ya en una especie de amalgama borreguil y a la que se trata como a tal... y además, los grandes hechos delictivos, se nos presentan como... “lo más natural del mundo”. Caso que “los desmanes políticos” lleguen a los tribunales; las leyes que existen, son “como la plastilina que los niños emplean en los juegos escolares”,  y como la misma, se estira, encoje, se redondea, alabea y en fin... y al final se tira a la papelera, cuando ya esté excesivamente sobada... así, los jueces y fiscales (“los más altos y los que más cobran del Estado que los mantiene”) hacen sus fallos “plastilíneos”, realizan sus mejores “bizcochos” y los individuos que la prensa que se atreve a decir “cosas”, presentaban como reos, candidatos a largas penas y condenas... ¡¡Salen absueltos y más limpios que un diamante recién pulido!!

            Así ha ocurrido en Francia, con el que fuera presidente de aquella república (Jacques Chirac) y que desde los años noventa (más de veinte años atrás) le vienen tapando corrupciones penadas por la ley de los modernos galos (los de la...libertad, igualdad, fraternidad) y que al final, sentado en el banquillo de los más altos jueces republicanos... la sentencia, le resulta favorable y lo dejan más limpio que... “cuando hiciera su primera comunión”.

            Si nos fijamos en otro caso tan reciente como este y producido por “otro francés” y político de tal altura, como para ser pretendiente a la presidencia de la república; ocurre lo que sigue:

            “El examen médico realizado a Nafissatou Diallo horas después de ser presuntamente agredida por Dominique Strauss-Kahn el 14 de mayo en Nueva York concluyó que esta empleada de hotel fue violada, informa este martes el semanario L'Express, citando el informe de un hospital neoyorkino. "Diagnóstico: agresión. Causa de las heridas: agresión, violación", detalla el documento, que aclara que Diallo llegó en ambulancia y acompañada por un policía al servicio de urgencias del hospital St Luke's Roosevelt de Manhattan a las 15H59. (Mucho más detallado véanlo aquí) http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?498840

            Pues bien, a éste “salidos sexual” y que tiene antecedentes numerosos; le han dado “la vuelta a la tortilla” y los norteamericanos, lo envían “sano y salvo a su dulce Francia”, donde otra “doncella”, lo tiene demandado por cosas parecidas... y allí está, riéndose de las leyes norteamericanas y no digamos de las francesas... con lo que el tal político, sigue en sus trece... y quiere (y volverá) de nuevo volver a la política de primera fila y seguro que lo admiten, para que siga haciéndose “mucho más rico”, de lo que lo es este despreciable individuo, que además “dice que es socialista”; vamos como para mondarse de risa.

            Recordemos también, “todos los líos y procesos”, del Presidente de Italia... “un tal Berlusconi”; que al igual que a todos los demás, no le tocarán ni a “un pelo” y pese a los varios procesos que ya tiene en los tribunales italianos.

            Y si esto ocurre en “la Francia revolucionaria”; en la republicana Italia y en la “puritana Norteamérica de los USA”; ya me dirán lo que puede ocurrir en el resto y entre ese resto, en la España actual, que ya y en la red, también la conocen como “Españistán”. Recordemos algo.

            Lo del “GAL” y en tiempos de Felipe González, luego “lo del Faisán” donde se presumen pringados altos empleados públicos (no hablemos de la Masacre de Madrid, donde y en la red hay escrito ya un proceso paralelo, en espera de que se abra y aclare la realidad de esos asesinatos en masa; cuya verdadera autoría está oculta y no se preocupan de buscarla) lo de José Bono (que fue ascendido a nada menos que para presidir el Parlamento), lo de Manuel Cháves (veinte años mangoneando en Andalucía) y su hija (o hijos); lo de catalanes y vascos (la ley se acata pero no se cumple; y muchas cosas más)... ¿y cuántos cientos más, todos ellos pegados a la política? Terminando por el actual presidente José Luís Rodríguez Zapatero; el que por todo cuanto ha realizado, arruinando a España... debiera ser juzgado severísimamente y condenado como esos hechos merecen, simplemente empleando “la justicia natural” y sin embargo, se jubilará al dejar el cargo, con una paga abusiva por lo enorme y unas prebendas anexas, que son de bochorno... “y aquí no ha pasado nada”... nosotros a pagar, a éste inútil devastador y a los miles y miles que estamos pagando. Puesto que estamos pagando hasta el sostenimiento de la banda de asesinos nacida y mantenida en las provincias vascongadas y aún, estos grandes delincuentes, se permiten actuar de la forma siguiente:

            Julio hizo una pausa y continuó su relato:

            -Lo que ha ocurrido en estos días de octubre nos lo confirma por cuanto digo a continuación y considere que es una mínima muestra de lo ya ocurrido:

            - Nación, país... “o gran merienda de negros”: ¿Qué es España en la actualidad? Lo primero que hay que preguntarse es si en realidad existe ya España; puesto que han ocurrido “tantísimas cosas”, que hay tema como para una gran biblioteca “de los desastres”; el último que sepamos, es una banda de asesinos (no otra cosa son los de la ETA) convocando “una conferencia internacional”, en Guipúzcoa; y en la que le hablan de tú a Francia y a España... y a la que acuden cargos de gobierno como si tal cosa... cuando se entiende que habría que detener a los allí reunidos, simplemente por “causa común, complicidad, ayuda, o lo que sea, a esa banda que como tal está fuera de la ley”. Para esa reunión se presta incluso “un palacio público” y se invita, a una serie de títeres desprestigiados totalmente y los que (se dice) les han pagado, cantidades exorbitantes y las que directa o indirectamente, nos las han sacado al indefenso súbdito español, que como los siervos de la gleba, nos hacen pagar todo, sin darnos cuentas de nada.

            Pasando al asunto del dinero “español y público”, leo lo que abajo sigue, sobre ese “banco de bancos” (Banco de España); en el que “sus mandamases” y por lo que denuncian los propios inspectores del mismo... “hacen lo que les viene en gana y aquí no pasa nada” (Roberto Centeno y como catedrático de economía, ha escrito que hay que procesar al Gobernador actual (junto con otros) por una serie de actuaciones que igualmente ha detallado en esa serie (muy dura) hacia el comportamiento general de la política española; que el citado mantiene y que se titula “El disparate económico”)...

            “No es la primera vez que los inspectores del Banco de España elaboran un comunicado. Pero en el actual contexto cobra más importancia que nunca. Los inspectores han redactado un escrito en el que cuestionan abiertamente la labor del gobernador Fernández Ordóñez. Y no sólo eso. Se desmarcan de la actuación del regulador en cuestiones tan sensibles como la permanencia en el cargo de Alfredo Sáenz tras ser condenado en firme por el Tribunal Supremo o el papel del banco central en el asunto de las indemnizaciones a ex directivos de las cajas de ahorros. El comunicado ha recibido ya el visto bueno de la asamblea de inspectores -un colectivo formado por unos 250 profesionales- y lo más relevante, según uno de sus impulsores, es que los encargados de fiscalizar las cuentas de las entidades financieras se desmarcan de las actuaciones del regulador. Según sus palabras, “una cosa es lo que hace el Banco de España y otra bien distinta la inspección”.

         Otro botón de “sucia muestra” de  en lo que han convertido a la antes España; “hoy españa o españistán”; es el siguiente.

            “El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, tiene a su servicio un 'mayordomo' particular en el Palacio de Cibeles, Antonio Jesús I. R., cuyas funciones se limitan a servirle el café y la comida cuando el edil desayuna o almuerza dentro del ayuntamiento. El consistorio madrileño es el encargado de costear los 37.780 euros brutos anuales que cobra el “responsable de asistencia ceremonial” del alcalde de Madrid, un cargo eventual que el edil creó mucho antes de 2003, cuando todavía presidía la Comunidad. El 'mayordomo' llega a su puesto de trabajo vestido de calle y, una vez dentro del Palacio de Cibeles, se viste como un auténtico maître: chaqueta negra, pantalón gris con raya diplomática y corbata gris. (El Confidencial 20-10-2011)

         Observe, que los tres casos que cito, uno lo logra “una banda de asesinos, pero que con artimañas y connivencias bochornosas, traidoras, destructoras de cualquier orden... o como se quieran denominar; llegan a donde quieren o han querido. El siguiente caso es “algo” de lo que ocurre en el organismo estatal y que fuera creado para regular la buena marcha del dinero y las finanzas nacionales. Y el tercero ocurre en el ayuntamiento más endeudado no sólo de España, sino de toda Europa.

            Tras de estos tres “desmadres, desastres, o yo que sé”; hay tres fuerzas políticas; una los separatistas de las provincias Vascongadas, otra el partido aún en el gobierno y cuyos desastres, son algo así... “como la caída del Imperio Romano, pero en lo ibérico solamente”; y el tercero, corresponde al partido que pretende gobernar tras de este (si lo votan, que según las encuestas va “a arrollar”) y que al alcalde con mayordomo y a tan alto precio, lo quieren nombrar como ministro de uno de los más importantes ministerios con que cuenta lo que... “aún sea la españa actual”.

            Merienda de negros y según la RAE; significa lo siguiente: Confusión y desorden en que nadie se entiende. Por tanto lo que está ocurriendo aquí, es bastante mayor de lo que “la docta casa” designó para ello... ¿Cómo –pues- calificar al gran desorden que ya impera aquí y qué nos espera con ello en un futuro; “más negro que la panza de una olla”? Frase (última) que tomo de mi queridísima abuela materna... “felizmente muerta de muerte natural y antes de que empezara la gran era de los enormes desastres que padecemos en Españistán”; puesto que fue “ennichada” en noviembre de 1973.

            Tras este discurso el escritor realizó una nueva pausa para seguir diciendo.

            -Explicado está la enorme clientela que ha tenido la política, tan pronto murió Franco y su dictadura y se dio paso a “lo que sea ya esto que nos ha arruinado”; las multitudes de ineptos que apegados “a la chaqueta”, del jefe o jefecillo más inmediato, se agarraron a ella y empezaron “su gran carrera”; puesto que vieron en ello el maná seguro y la impunidad que se ha ido imponiendo y que hemos ido viendo a lo largo de lo que va ya camino de nada menos que... “dos generaciones”. Puesto que en el año 2011 (“que nos alumbra”) se cumplen los treinta y seis años, de que fuera enterrado aquel dictador... “que al menos al morir dejó una España en una prosperidad nunca vivida a lo largo de toda la historia de este incomprensible y desgraciado país, casi siempre mal o peor gobernado”. Por ello, por todo ello. ¿Estudiar a fondo una verdadera carrera (u oficio) útil para el individuo y la sociedad que lo conforma? ¿Emprender un negocio para sudar tinta en el mismo y con posibilidades de arruinarse gastándose todo lo que se tenga y más? ¿Ponerse a trabajar para ganar un sueldo que apenas da para vivir? ¡¡Ni hablar de ello!! Fue mucho mejor... “lo que en metáfora cito de agarrarse a la chaqueta del jefe o jefecillo”... luego, tratar de situarse bien apegado al dinero público... “que con éste se compra todo, todo, todo, y como muy bien dejara sentenciado Onassis, con su terrible sentencia de para qué servía el dinero en este miserable planeta”. Así la política  (que debe ser el arte de gobernar bien a los pueblos) se ha convertido en el cáncer exterminador que ya es. Por tanto termino como empecé... ¿en qué ha cambiado el ser humano?

            Aquí termino su discurso aquel viejo y cansado escritor, el que esperando respuesta, simplemente alargó aquellos folios a su interlocutor y para que los leyese luego, guardase o hiciese lo que mejor le viniese en gana. Su interlocutor agarrando aquellos escritos, dijo de forma un poco extraña.

            -¿Entonces que hacemos... tiramos la toalla y nos rendimos? Habrá que seguir escribiendo, hablando, pensando y tratando de hacer pensar a los demás... no se me ocurre otra cosa... y por otra parte, estoy seguro que usted y yo... es que ya no podemos hacer nada diferente en los años que nos queden de vida... ¿No le parece amigo Julio?

            Julio al oír aquello, antes de responder agarró el botijo de agua y bebió... después y pidiendo disculpas por aquel acto que realizó de forma mecánica, alargó aquel recipiente de arcilla a su interlocutor, el que igualmente bebió de aquella fresca agua; tras ello y no sin hacer una pausa Julio respondió diciendo.

            -Acierta usted y no, no tiraremos la simbólica toalla que se tira en el cuadrilátero donde se destrozan dos boxeadores y ante el agotamiento de uno de ellos, su preparador tira la toalla dando por acabado el combate y aceptando la derrota de su pupilo... no; y no sé explicar el por qué de ello... “esto nuestro y que sentimos, ya es como una terrible droga que hemos de soportar hasta la muerte”... y aunque pareciera que yo siempre escribo de lo más duro que veo y observo... pero como simbolicé en una de esos dolorosos poemas que escribo cuando mi alma lo necesita, he de seguir como dicen aquellos versos, que “dijeron al viento lo que sigue”... “El cóndor es el ave que más alto vuela, sin embargo ha de bajar, para comer lo que en el suelo se pudre”... y no me pregunte el por qué de estos versos, puesto que yo tampoco sé el por qué los escribí en aquellos momentos, más trágicos que felices; mis versos me los dicta “algo o alguien que tiene mucha más fuerza que yo” y al que no me puedo resistir cuando él dicta esa rodeen de vomitar un poema y de lo que ya creo haber hablado con usted... y (reitero) en ese seguir, me surgen otros artículos diferentes, más escasos, pero que también escribo, aunque insisto en lo que encierran las frases que dediqué al cóndor y su alimento; a mí me repugna lo que se pudre en el suelo de este planeta, pero “algo me dice que he de recogerlo y airearlo para el que no lo viera o viese repare en ello”... le leeré algo diferente y que creo es mucho más dulce o edificante.

            Dicho aquello, Julio buscó en el legajo de papeles que ya y abultando llevaba siempre en su cartera y encontrado lo que buscaba dijo.

            -Lo escribí en marzo de este año y en ese escrito (que fue publicado) se dice... La España que debiéramos querer: Mi reciente artículo, “A años luz de Francia”; ha provocado en muchos de mis lectores repulsa; en algunos una repulsa extrema, puesto que en su fuero interno, dicen que late “lo de ser español”. Me han llamado algunos, incluso afrancesado; sin saber (supongo) que a mucha honra lo fueron españoles famosos como Francisco de Goya y Lucientes (que hasta en el apellido tenía luz inteligente)... y otros muchos destacados de su época, que incluso pagaron con su vida, el haberse manifestado en contra de la decadente y corrompida españa (sí con minúscula) de su tiempo. Todo ello me hace reír, recordando mientras lo hago, a otro rebelde español, cual fuera Larra (“con su vuelva usted mañana”) y el que como sabemos, para librarse de aquella españa, tuvo que él mismo, pegarse un tiro y así poder irse de aquí; “lo de la frustración amorosa por lo que se lo achacan”, para mí, fue la última gota que colmó el vaso, el que ya tenía bastante lleno desde muchos años atrás, viendo el panorama desolador, de “una gigantesca tortuga que es lo que era aquella españa y sus aún grandes colonias”.

            Alguno de ellos y más ecuánime y realista me dice: “José I habría sido un dirigente modernizador, ilustrado y tal, pero también los primeros Borbones lo fueron. Felipe V y Carlos III introdujeron importantes mejoras respecto al modo de gobernar de los Habsburgo. Sin embargo la dinastía napoleónica , tarde o temprano, al igual que los Borbones, habría terminado degenerado a medida que se hacía más española y menos francesa. La desgracia de España son los españoles, no que por avatares históricos hayamos tenidos unos reyes y no otros supuestamente mejores”. Y a lo que simplemente cabe decirle, “amén”, pero añadiendo por mi parte...

            Cuando una especie degenera, hay que reintroducir “sementales” de otras latitudes para que revitalicen "al rebaño"; y ese fue el tiempo perdido con no aceptar a José Bonaparte, como tampoco después se aceptó a Amadeo de Saboya, el que tras aguantar aquí un poco, se fue asqueado de lo que aquí vio y sufrió... aquí, todo lo innovador no interesaba (creo que aún perdura ello), pero no al pueblo (el que yace en su ignorancia supina) sino a las clases dominantes, puesto que a los tontos o idiotizados, se les maneja mucho mejor y así seguimos... Prueba de ello, son las recientes encuestas (internacionales) de cómo va la educación, formación y preparación de los españolitos de hoy y en tiempos llenos de “progreso”, según nos han dicho hasta la saciedad, los inútiles de hoy.

            En lo único que hemos rebasado a franceses, alemanes y otros, es en lo idiomático y ni esto se defiende en muchas partes del seno de esta absurda españa, que incluso combate para destruirlo, lo más valioso que hoy tenemos, o sea el idioma ESPAÑOL; el que “se ríe de todos puesto que avanza mundialmente y por su propio impulso dominante”..

         Puesto que España fue la primera nación que como tal se constituyó en Europa y desde entonces, tenemos un idioma nacional (EL ESPAÑOL y no castellano como los capullos siguen queriendo defender) exportado a muchos países... por tanto lo que hemos de hacer es regenerarnos, superarnos y sin creernos únicos, pero sí lograr ir en vanguardia del resto de las naciones importantes del mundo, ya que España puede llegar a serlo en todos los campos del saber... no hablo del poder militar, hoy no necesario como en aquellas épocas del esplendor del Imperio... eso se denomina simplemente ...¡DIGNIDAD NACIONAL! que hoy la quieren llenar sólo con el fútbol y otros juegos de pelota. o “sin pelotas”... mientras la gran masa y los políticos, sí que “se tocan las pelotas”. Los políticos se ríen de todos nosotros, se gastan el dinero público en lo que les da la gana y de forma parecida a como lo hacían, aquella otra plaga, de la época arriba indicada y en la que según datos, el presupuesto lo consumía la casa real, el ejército, la iglesia y la clase política, mientras el país apenas si tenía caminos, carreteras y enseñanzas dignas de denominarse así; lo que terminó por “explotar, en la maldita guerra que dio lugar a Franco, el que como militar y continuando lo que ya dejara trazado su antecesor Primo de Rivera... trató y logró en gran medida, actualizar a aquella españa (también con minúsculas) al menos en lo material e internacional; la enseñanza y como siempre ha ocurrido aquí, con los máximos tapones, vendas y aislantes, para que el pueblo siga... aprendiendo lo que interesa al que gobierna”.

            Y así hemos llegado a la situación calamitosa actual y de la que ya se ha dicho todo, pero el nuevo inútil (similar al rey felón de aquella época) aguanta “en su palacio” y si pudiera, lo haría como aquel despreciable Borbón... hasta morir en la cama que le pagamos en la actual sede “del nuevo rey laico”... la Moncloa.

            Mientras el pueblo siga gastando todos sus recursos en tonterías y no preocupándose de cultivar su intelecto, seguirá siendo un rebaño fácilmente controlable como siempre lo ha sido, manden unos o manden otros... pero lo terrible, es que ese pueblo ha tenido dinero abundante lleva ya más de medio siglo y sigue estando más embrutecido que cultivado y ese es el problema, el gran problema... por tanto que no se queje ese pueblo, que lo que le ocurre es debido a su indolencia y... falta de responsabilidad; la libertad verdadera, como todo hay que ganárselo uno mismo... “aquí nadie da nada a cambio de nada” y a la vista están los resultados y aún así... “el pueblo sigue durmiendo y aparentemente muerto”... esperando siempre, que alguien le solucione sus problemas... todos sus problemas.

            Al llegar aquí, aquel viejo escritor dejó caer sus brazos y guardando silencio, dio a entender a su interlocutor que nada más y de momento, pensaba decir; con lo que dio a entender que esperaba una respuesta y la que no tardó en llegar. Por lo que aquel “otro loco del sanatorio dijo”.

            -Muy buen relato, usted tiene recursos y sus discursos llegan a cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad... usted sabe “meter o colocar palancas” que hacen mover el yo de esos, posiblemente pocos pero que no le quede duda alguna, que su siembra es efectiva, por tanto no desmaye. Con los pueblos ocurre lo ya muy repetido, o sea que aquellos que no conocen su historia están condenados a repetirla, no igual con la exactitud de los hechos que ocurrieran pero sí de forma análoga y con arreglo a los tiempos de cada período de su historia... y eso está mucho más anquilosado en nuestra España... y ese anquilosamiento va a durar lo que ni se sabe. Y curiosamente, usted es nacido en un territorio muy rico en historia... ¿por qué no me habla algo de ello, aunque ya lo hiciera cuando subimos a visitar la fortaleza o castillo de Jaén y visitamos su Museo Provincial, la catedral y algunos otros lugares?... y a propósito de ello, tenemos que descansar de estos diálogos y viajar algo por estas tierras... hablemos de ello tras lo que ahora me diga usted sobre mi pregunta concreta sobre la historia.

 

 

CAPÍTULO VII

 

            Julio al oír aquello, dijo sonriendo...

-Precisamente y hace muy poco y para contestar a algún “discutidor de los foros en Internet”, sobre la historia, hice un artículo sintetizando algo (muy poco) de lo que aquí en el sur de la “Ibérica Península”, ocurriera hace ya mucho tiempo; lo busco, se lo leo y luego le entrego la copia como de costumbre, espero le agrade escucharlo.

Dicho ello, el escritor buscó en su “archivo ambulante” (puesto que archivo era ya aquella cartera de mano, que día a día iba aumentando de volumen) y encontrado lo que buscaba inició la lectura, cuyo contenido es el que sigue.

            -Jaén... uno de los cuatro reinos de Andalucía: Como nacido en la capital del también conocido como “El santo reino” y harto ya de que trozos de España, con mucha menos historia que este territorio donde nací y habito; nos estén “abofeteando”, con “sus historias”, manipuladas siempre... escribo hoy y a mis más de setenta y tres años... sobre la historia de mi tierra madre. Y lo hago no de forma concentrada sino... “concentradísima”; el que quiera saber más que busque, hay mucha historia acaecida en estos hoy casi 13.500 kilómetros cuadrados de territorio, hoy hispano y antes de otros conquistadores o soberanos autóctonos, muchos de los cuales pagaron con su cabeza el defender estas tierras... como dato significativo; la ciudad que hoy se conoce como Jaén... “ha tenido siete nombres datados en la historia”; Elinga, Auringis u Origen, Advinge, Flavia, Geen o Yayyán, Hadira y luego Jaén... “y ya se sabe que para cambiar el nombre de una ciudad hay que conquistarla, eliminar a los más destacados habitantes de la misma,  pasar a cuchillo a la mayoría de la población... o venderla como esclavos”; de todo ello mis antepasados debieron de pasar lo suyo; Roma la conquista, tras conquistar la principal plaza cartaginesa en Hispania, cual fuera Cartagonova (Cartagena); puesto que tuvo que levantar el sitio de la hoy Jaén, por la fortaleza de sus defensas y la bravura de sus defensores... pero volvieron después, lograron vencer, arrasaron y a los supervivientes y el botín recogido, fue transportado a Roma y paseado en triunfo, como solían hacer los romanos para señalar sus grandes victorias; los supervivientes fueron allí vendidos como esclavos; o sea que la última plaza fuerte cartaginesa/ibera conquistada fue la que entonces debió figurar con uno de los tres primeros nombres que arriba se citan, puesto que el cuarto, “Flavia”; ya es romano y la ciudad es convertida en municipio, lo que ya también nos dice de su importancia, aún después de ser arrasada y tras ser repoblada por los nuevos conquistadores... larga historia tras aquellos hechos memorables y que en parte es conocida; puesto que aquí y por destacar su importancia; existió una de las principales juderías del sur; y “los judíos en cantidad, son sinónimo de que aquí tenían riquezas que les hacían mantenerse y prosperar, incluso en población”. Y así... hasta que incluso en el siglo XIX, se dice que la mayor parte de la provincia era propiedad, de un centenar de terratenientes... o familias herederas de la última conquista, la cristiana... todo ello motiva el que hoy falte una población que duplicaría los habitantes actuales... y que tuvieron que emigrar, a consecuencias de... “tanta riqueza acumulada en pocas manos”, pero los que emigraron lo hicieron tristemente, por hambre. Jaén estuvo equiparada en habitantes a la provincia de Sevilla... pero Sevilla y como capital regional prosperó y Jaén fue todo lo contrario.

            Si nos remontamos muy atrás en el tiempo y cuando (por ejemplo) gran parte de los pueblos de la península Ibérica y al norte de nuestra frontera natural, cual es la cordillera Mariánica o Sierra Morena... aquellos pueblos vivían en chozas, comían carne cruda o semi cruda, bebían incluso sangre caliente de los animales que cazaban y por descontado, deberían entenderse con “gruñidos” o muy rudimentarios idiomas; “por aquí abajo”, existió un gran reino o pequeño imperio (Tartesos o Tartessos) cuyas leyes se escribían en verso y parte de aquel territorio (luego reino) era la hoy provincia de Jaén; en gran parte luego, cubierta por la civilización de los Íberos o Iberos; que nos dejaron tantos testimonios (amén de dos alfabetos: el íbero y el túrdulo o turdetano) que en los infinitos yacimientos arqueológicos aquí localizados, han aparecido las mejores (o de las mejores) piezas de lo que fueron aquellas civilizaciones... solo citaré “una cabeza y torso” de guerrero íbero (hoy en el Museo de Jaén); cuyo estudio me permití hacer, quedando maravillado no sólo de la perfección escultórica, sino de la perfecta armadura que protegía a aquellos guerreros; y la que basada en las defensas de los crustáceos, permitían la mayor movilizad en la lucha, la mayor defensa de las partes vitales y el menor peso posible para tan gran “arma defensiva”, puesto que era de cuero endurecido, lo que les daría una gran ventaja sobre las defensas al uso entonces y que eran de bronce... las armas ofensivas eran igualmente muy avanzadas en su tiempo y de hecho, la espada corta que adoptó el Imperio Romano, está basada en la temible “fálcata ibera”. Un texto sobre esta formidable arma, de la que como aquellos guerreros, “no había dos iguales”, es el que sigue: “Causó el pánico en filas cartaginesas y romanas que tuvieron que proteger sus escudos ante el formidable corte de la fálcata”.Este arma era fabricada por una especie de “orfebres” que conocían una técnica especial para trabajar aquel acero y el que terminaban personalizando la unidad, para que el poseedor de aquella temible arma, supiese siempre... “que era suya y había sido fabricada especialmente para él”; todo ello y simplemente empleando la inteligente imaginación; nos dice que aquí hubo civilizaciones muy avanzadas para su tiempo... pero que al ser dominadas o arrasadas... y como tantas a lo largo y ancho del mundo; fueron desapareciendo.

            Aquí en este territorio (hoy provincia) tuvieron lugar tres de las batallas más importantes que han acaecido en Occidente; una la de Baécula o Bécula; donde se dirime el poder cartaginés con el romano, en “las guerras púnicas”; otra la de Las Navas de Tolosa y donde se le da el golpe mortal al Islán, para que desaparezca de Europa; y la tercera, la de Bailén, y donde es derrotado por primera vez el invencible ejército de Napoleón... mucho antes, por aquí pasó Aníbal y pactando con uno de los muy ricos reyes de entonces, casa con una hija de éste, a cambio de recibir plata para pagar a sus tropas, igualmente recibe tropas nativas y bien pertrechadas, e igualmente... pertrechos de guerra... puesto que iba o se preparaba para asaltar a la propia Roma, tras pasar por la cordillera de los Alpes; todo esto nos dice lo que había aquí... puesto que hasta las hoy ruinas de Cástulo, ciudad importante y donde confluían las vías romanas, asentada en las confluencias del Guadalquivir/Guadalimar (no sé como lo llamarían entonces); aquellas corrientes de agua permitían la navegación fluvial y en esas ruinas hay los restos de lo que fuera puerto fluvial; si bien es posible que los últimos tramos navegables lo fueran por el sistema de “la sirga”. En definitiva, este territorio fue durante muchos siglos una zona estratégica y disputada por sus muchas riquezas.

            Después de la conquista romana (que como todo vencedor arrasa los vestigios de los vencidos) y siglos después por los vándalos y visigodos; se establece el Califato de Córdoba, que si bien se dice fue musulmán, pero estudiosos afirman que ese califato llega a tal esplendor, por cuanto recibe la inteligencia y arte de los andaluces de entonces y cuya población era numerosísima, puesto que los musulmanes (incluidas las tribus bárbaras norteafricanas que estos trajeron) nunca pasó del diez por ciento de la población nativa, la que estudiosos fijan incluso con un detalle esclarecedor... “cinco por ciento de árabes y un nueve de los componentes de las tribus antes citadas” ... de hecho aquí aquellos musulmanes hasta comieron jamón, bebieron vino e incluso a éste, le hicieron poemas que aún hoy podemos leer...”cosa extraña puesto que estos manjares los prohíbe  El Corán de Mahoma...  para mí el renacimiento europeo, se inicia en Andalucía y concretamente en Córdoba, con la fabulosa ciudad de Medina Azahara. Debiendo señalar que cuando en el resto de Europa,  “no se bañaba la gente y estaban comidos de piojos”; aquí el baño era algo así... “como hoy la ducha cotidiana”.

            Aquí existió un idioma propio y derivado del latín (mozárabe) y hay testimonios incluso más antiguos del que se dicen, “lugar de nacimiento del castellano”; puesto que hay un denominado “calendario de Córdoba”, que datan en el S.IX y otros testimonios de que aquel idioma, convivió con el Árabe, que empleaba la clase dominante y musulmana, principalmente. Y ello es de una lógica aplastante por el tiempo que hay entre la caída del imperio romano, hasta que llegan los nuevos invasores.

            Destruido el Califato, que lo destruyen los fanáticos integristas musulmanes de la época y que en oleadas llegan desde el norte de África; esté se subdivide en coras o reinos independientes; y es aquí, y en el siglo XI cuando nace el Reino de Jaén, cuyo territorio era similar al que hoy ocupa la provincia; teniendo también algunos enclaves en la hoy provincia de Córdoba... luego y como reino siempre; pasa al reino de Granada, puesto que el fundador de la última dinastía “musulmana” y granadina, fue Alhamar (al que le debemos la famosísima Alhambra); el que antes de ser rey de Granada, lo fue de Arjona (donde nació) y de Jaén, capital del reino o cora musulmana.

            Llegan de nuevo los cristianos (y digo llegan por cuanto antes de los musulmanes aquí había cristianos y varios obispos) y conquistan Jaén, pero no a sangre y fuego, puesto que Jaén no fue conquistado (era una plaza demasiado bien fortificada y pertrechada, con incluso abundantísimos manantiales de agua dentro del recinto), sino que por pacto con su dueño, el rey de Granada, lo cede sin lucha a cambio de un vasallaje y así evita mortandades inútiles... el rey cristiano (Fernando III “el santo”) mantiene la capital aquí y la hace sede episcopal de casi todo el reino (El Arzobispo de Toledo, era propietario de ciertas partes del reino por anteriores conquista)... estamos ya en el siglo XIII y este reino cuenta con bastantes fueros concedidos por los reyes, que siguen considerándolo como “el reino de Jaén”; y sus heraldos lo tienen que nombrar en las solemnidades reales, “con nombres y apellidos”, puesto que se trata de un reino muy valioso en muchos sentidos... “fue frontera con el Islam durante nada menos que 246 años”; más que de historia, los Estados Unidos (USA) tienen hoy como nación... por ejemplo. Jaén en el S XIV, era una de las más importantes plazas en defensas y habitantes, no sólo de las de toda España, sino comparada a muchas otras de toda Europa. Fue el cuartel general de Castilla, durante todo ese tiempo y hasta que se conquistó Granada; de aquí partieron innumerables expediciones de acoso.

            Y como reino de Jaén, se mantiene oficialmente hasta que España es dividida en provincias y lo que ocurre en 1833. “Dos milenios después de que este territorio ya figurase en la historia mundial por hechos acaecidos antes de Cristo”.

             Digamos como contrapartida, que los tan “guerrilleros e insaciables” vascongados, vascones o vascos, presumen de un país inexistente, puesto que “el País Vasco”, ni existe ni existió nunca; por tanto hoy siguen siendo tres provincias vascongadas, que en su conjunto geográfico, “cabrían en la mitad del territorio de esta provincia” (Francia tiene otras varias; o departamentos; y algo también en Navarra) y que no tuvieron otros dueños (o políticos) que “los Señores”... puesto que fueron señoríos (no llegaron ni a condados) y no muy bien avenidos entre ellos; por lo que se supone que, “se apegaron a la corona de Castilla”, precisamente para contar con más fuerza... y por cierto es un Señor de Castilla el que funda su principal ciudad (Bilbao). En cuanto a Cataluña (Antes Marca Hispánica y por tanto feudos de allende Los Pirineos) no pasaron de condados; y si de mano, puesto que luego pertenecieron al reino de Aragón y del que adoptaron las famosas barras, que no son catalanas sino aragonesas; por tanto “esas historias que se han inventado los más o menos separatistas vascones y catalanes, son de una falsedad que mueve a risa”; puesto que la realidad histórica está datada y bien datada, en libros escritos por muy acreditados historiadores o investigadores.

            Es por lo que con mis deducciones “un poco locas”, vengo diciendo y escribiendo hace ya tiempo que... “España es un queso de muchas leches... y que muchas de ellas, tristemente son... malas leches”; y está claro el por que nos va mal... ¡Con lo bien que nos podría ir a todos si todos pensaran en el todo y no en el propio ombligo”... puesto que si todos nos fijamos en nuestro propio ombligo... el de Jaén, está datado en la historia, nada menos que tres siglos antes de Cristo... y en su escudo actual, figura, hasta la lectura de... “muy noble y muy leal ciudad de Jaén... etc.”; por tanto podemos presumir de... “un ombligo muy especial y muy viejo en la historia, de lo que hoy sea lo que antes se denominó España; y mucho antes Hispania”. Pero precisamente por lo viejos que somos los jaeneros y jiennenses, en el tiempo y la historia... “aquí hace mucho tiempo que nos dedicamos a vivir y dejar vivir a los demás”; cosa que igualmente se practica en el resto de Andalucía... bastantes guerras tuvimos en el pasado... y nuestros genes, quizá por ello mismo... “ya están curados de espanto”... quizá por ello mismo, en esta muy rica tierra (sobra dinero cada año y no saben invertirlo “los nativos”; por lo que “se pirran” vascos y catalanes en venir por el vil metal, que aquí sobra) hoy se da la mayor producción de aceite de aceituna (mal llamado de oliva) y el que como materia prima, tiene múltiples aplicaciones, amén de las alimentárias, que es por la que más se le conoce... pero ese aceite que es un zumo natural y único... contiene más, mucho más, y se está investigando, con bastante éxito en la Universidad de Jaén. “A lo mejor alguna vez aprendemos a explotar y controlar nuestras riquezas (“Jaén no es sólo olivos, afirmé y fue escrito y divulgado”)... puesto que hoy somos lo que yo denomino como... “la colonia de la colonia”; y en especial nos colonizan intereses vascos y catalanes... amén de los madrileños e incluso lo sevillanos... de ahí... “lo de colonia de la colonia”.

            Y por descontado que somos “de los más exprimidos”, por la voracidad política y que casi siempre ha asolado a los territorios hispanos, en especial los del riquísimo sur... “ese es un cáncer ancestral”; pero no por ello, armamos bandas terroristas ni ya nos preocupa gran cosa... ya digo; “no somos revolucionarios”... pero lo peor de todo es que tampoco somos... “reevolucionarios”, que sería la mejor  revolución, si le aplicamos las dos “ee”; pero esto es mucho más complicado y ya lo he escrito otras veces; y hoy no tengo gana de ampliar el discurso... que como siempre... “se lo llevará el viento”.

            De momento y con los inútiles políticos que dicen “representarnos”, poco estímulo esperamos recibir, puesto que estos de hoy... “como los de la época de los Reyes Católicos... van a lo suyo, a su panza y a su bolsillo... “particulares”, claro está. Pero Jaén y sus riquezas siguen estando aquí... “alguna vez despertarán sus nativos y sabrán aprovecharlas, adecuándolas hacia un verdadero progreso integral, del que tristemente tan lejanos, aún estamos hoy”.

Llegado a este punto, Julio guardó silencio, dando por terminado su discurso y alargándole el texto a su interlocutor (como ya era costumbre en el intercambio de escritos); aguardó para ver si éste decía o añadía algo; y efectivamente.

-Sí, amigo Julio... la historia de los vencidos, cuesta mucho de rescatar y por el contrario las de los vencedores, es más fácil escribirla como a ellos les conviene, cosa que los miserables políticos actuales y en esos reductos... “separatistas de pacotilla”; aún mucho más; puesto que llegados al control del dinero público, transforman las realidades históricas para “alienar” a los que dominan, y a los que producen más daño que beneficio, puesto que la verdad no hace nunca daño, si de verdad se asume con la entereza que se deben asumir los hechos constatados y que por ello son difícilmente discutibles; pero emplean la demagogia para “envenenar al rebaño”, mientras lo explotan inmisericordemente... en fin, lo de siempre. Lo positivo es unir y no desunir, pero ya se sabe el viejo y maldito dicho y hecho... “divide y vencerás”; y España sería un gran Estado si de verdad hubiese unión, que es más, debiera comprender incluso a Portugal y ese reducto montañoso cual es Andorra... “la geografía así lo dice y ello simplemente se aprecia viendo el mapa de Europa”,

Aquí hizo una pausa aquel “loco” y acariciándose la barbilla, luego siguió diciendo.

-Le felicito por ese resumen realizado de su tierra madre y el que le honra; puesto que algo de ello, hemos hablado en nuestras charlas formales e informales y como estuve con usted en el museo que cita; pude apreciar por los vestigios allí atesorados, que aquí hay mucha historia... sencillamente por cuanto, al ser tierras muy ricas y de riqueza natural y explotable... “cuando una fanega de cereal, una arroba de aceite, una cabeza de ganado, maderas, aguas abundantísimas y por si fuera poco... yacimientos de plata y otros minerales”... eran las verdaderas riquezas... aquí, los que lo poseían tuvieron que defenderlo a vida o muerte, puesto que las invasiones desde el norte o desde el sur, debieron ser abundantísimas y feroces... y todo ese peso histórico, que debió ser enorme, fue aplastando a los que aquí fueron naciendo ya con el yugo del vencedor sobre su ser ha debido ser monstruoso; y el resultado es el que es... “puesto que todo se transmite a través de los genes”; y esa es la sabiduría que subyace en este sur, hoy conocido como Andalucía... la que si bien fue siempre conquistada, pero al final... “se convierte en conquistadora”; puesto que los que aquí llegan y se asientan... generalmente no quieren irse más... y como ejemplo, hoy tenemos a la innumerables colonias de extranjeros que a lo largo y ancho de Andalucía, existen y que pacíficamente vinieron a quedarse aquí... e incluso hasta morir aquí.

Aquí se detuvo aquel hombre y creyendo que el tema se había cerrado con aquellas palabras; pero Julio tenía algo más que añadir y tras agradecer aquella felicitación espontánea que su amigo le había otorgado, dijo.

-Sí, puesto que si bien me he referido sólo a mi provincia, pero como Andalucía tiene ocho, debo añadir cuanto sigue y por cuanto lo creo muy conveniente en este momento: He leído recientemente un libro muy interesante sobre Andalucía y "sus cosas" (Con permiso... ¡Viva Andalucía Libre!: de Tomás Gutier (Tomás Gutiérrez Forero)... en el que todo se encuentra muy bien explicado, razonado y dicho con esa fuerza que debiéramos emplear todos los andaluces, si es que de verdad lo somos y nos sentimos como tales... pero pongamos los pies en el suelo de Andalucía y preguntemos... ¿Cuántos andaluces hay hoy? Muy pocos, poquísimos y por ello los valores andaluces, son "valores arqueológicos"; o sea que como todo lo arqueológico, tuvo un valor pero desapareció con quienes supieron dárselo... "aquel guerrero cuya estampa o efigie, está en el museo arqueológico de Jaén" (civilización Ibera o Íbera, que no fue la primera: como ya hemos comentado). Es para mí el paradigma de lo que fue esta tierra  y lo que hoy no es...

Es, por ejemplo; lo que fueron los egipcios de sus grandes civilizaciones... y los que hoy viven en el Egipto actual, la mayoría afectos a los ritos musulmanes y que como demostración de in civilización; recientemente, han asesinado a casi una treintena de cristianos coptos, a los que les hacen la vida imposible, siendo los coptos, muy anteriores a los islámicos, en aquel territorio. ¿Qué tienen que ver estas masas de hoy a aquellos otros que dejaron tanto, tan bien hecho y tan enigmático? Nada, absolutamente nada... más o menos es lo que ocurre, aquí en Andalucía; poco queda de aquellas grandezas... y rescatar aquello, costará no una generación sino vete a saber cuantas... y suponiendo que las masas que han de colaborar quieran hacerlo, puesto que hoy esas masas, "con el pan y fútbol, las romerías a vírgenes y santos (rememoraciones ancestrales de otras similares y de tiempos remotos, pero dedicadas a “otros dioses”), las procesiones de Semana Santa y otras... y algunas otras cosas así, tienen más que creen necesitar, puesto que sólo piensan en su panza y en su bolsillo; y la historia y el pasado de su tierra, la inmensa mayoría, es que ni les pasa por la imaginación saber no sólo lo suficiente, sino un somero resumen de lo que aquí hubo y ocurrió.

Ahora “andan los musulmanes” queriendo reconquistar lo que con el nombre de “Al Andalus”, consideran fue suyo... y no piensan, que aquí había mucho más de lo que ellos (o mejor dicho sus antepasados religiosos) dicen que trajeron; puesto que la civilización que aquí había a su llegada, era mucho más antigua y sabia que la que brotó en los áridos desiertos arábigos... y fue por ello, el que fuera aquí, donde “lo musulmán”, tuviese el esplendor cultural que tuvo con el Califato y que no se dio en ninguno de los territorios que los predicadores conquistaran para imponer las enseñanzas de Mahoma y su libro sagrado...?

            Pensar en los políticos que aquí “viven y que cobran buenos sueldos, por unos servicios que no nos prestan”... es pensar en lo imposible y a la vista está; somos la región que más representantes tiene en los principales parlamentos y sin embargo ello no sirve para apenas nada; aquí da igual que mande “una testa coronada”, una dictadura o un “engendro democrático como el actual”; aquí el político está al servicio de Madrid y punto; sin embargo catalanes y vascos... “vuelven loco al gobierno central, tan pronto este se debilita lo más mínimo”; y saquean el dinero público imponiendo su fuerza transitoria, puesto que lo del separatismo es “el arma guerrera”; pero ellos saben mejor que nadie, que necesitan al resto de España, tanto como a su propia tierra, puesto que de “su colonización económica vivieron y siguen viviendo” y es claro que su principal mercado, peligraría si es que de verdad se separaran del conjunto.

            Pensar por otra parte, el que estos inútiles políticos “regionales”; van a instaurar un sistema de enseñanza, donde se enseñe de verdad, lo que fue este territorio en cultura y riquezas de todo tipo y que aún hoy, es el que situado en un punto estratégico y mundial, para pactar “con las potencias que en cada momento interese”; sólo esgrimiendo ello ya tendría una rentabilidad enorme... pensar en ello, es pensar en imposibles; aquí ya digo... “a sus órdenes y lo que usted mande jefe; usted colóqueme a mí, a mi cuerda, a mis nepotes y no se preocupe de nada más... los borregos andaluces se conducen mucho mejor que los otros... los de la lana”... aunque y generalizando, en la actualidad... “el rebaño borreguil se extiende por todo lo que aún sigue siendo España y de ahí los abusos que han cometido los políticos y la ruina que nos han colocado; y sin responder de nada de los infinitos latrocinios que han cometido, en ésta época que sin escrúpulo alguno dicen que es una democracia”.

            Si con los pueblos se hiciese lo mismo que con los árboles, que... “se cuidan, se podan, se riegan, se curan y se van seleccionando para que cada año den mejores frutos”; como ocurre aquí en Andalucía con el árbol emblemático de la misma; el olivo... hay olivos centenarios e incluso puede que queden “milenarios”; que siguen dando buenos frutos cada año, sencillamente por cuanto se les cuida, se les poda para que el nuevo ramaje de más y mejor fruto; se le quitan las varetas para que no lo deformen, se le curan las plagas... “se le mima en una palabra”; y es por ello que, el mejor aceite de aceituna (que no de oliva) de todo el mundo, se obtiene en Andalucía y principalmente en mi tierra de Jaén, por cuanto aquí abunda “un olivo especial”, (variedad Picual) y el que supieron seleccionar la gentes de aquí... ¿pero qué se ha hecho de los hombres (machos y hembras, claro está) que nacieron y nacen en Andalucía?... “una inmensa granjas de hombres y mujeres para la emigración y a la que acuden siempre los mejores cerebros, que se van a beneficiar a otros territorios”.

A la vista está; y salvo una minoría, que aquí aguantamos y quedándonos aquí, incluso aquí nos realizamos, pero somos... “tristemente muy minoría”, y la que supo ahondar en las raíces de esta milenaria tierra... “la más vieja y cultivada de todo el oeste europeo”... minoría que es la que grita, escribe y piensa, pero es como ya fuera dicho... “es predicar en el desierto”. “Un desierto que inexplicablemente se da en la más fértil de todas las tierras de Europa”. ¿Los políticos de hoy y de siempre? (reitero) ¡Pues como siempre... a su panza y su bolsillo! Lo demás poco les importa; y reitero... “a la vista está”. ¿Para qué ha servido la autonomía política... para seguir siendo “el culo del pepino español”? Y empleo ese símil por cuanto es sabido... “que el culo del pepino tiene un sabor muy amargo”.

Así es que sí... ¡¡Viva Andalucía libre!! Pero libre de parásitos, e inútiles que no tienen la más mínima idea de dónde están, de dónde nacieron y qué y quienes fueron sus antepasados, de los que aún se conserva la primera ciudad de todo el Occidente... hoy se denomina Cádiz... antes tuvo otros nombres... y antes que Cádiz incluso hubo un imperio “aquí abajo”... dónde sus leyes se escribían en verso (como ya he dicho antes)... y su comercio llegaba “al préstamo de plata”, a los propios griegos... y todo eso y mucho más se sabe... “está en los libros; e incluso en La Biblia”. Donde en el reinado del “sabio Salomón”, se citan unas minas que aún siguen explotándose en la provincia de Huelva... donde y curiosamente, los técnicos norteamericanos del Espacio... están estudiando un río, por cuanto en sus aguas encuentran explicaciones a lo que sus aparatos espaciales, les han informado del planeta Marte. Recordemos igualmente que la principal base militar del sur de Europa, del actual imperio (USA) las tiene instaladas en Andalucía... son dos, una aérea en la provincia de Sevilla y otra Naval, en Rota (Cádiz) y lo que confirma cuanto antes he afirmado sobre la gran estrategia mundial que es Andalucía; ribereña a los dos mares más importantes del actual mundo y puente a un continente con un porvenir inmenso en el futuro y cual es África... ¿Pero todo ello de qué nos sirve a los andaluces... que no olvidemos somos la región más extensa y poblada de las de toda España? Y con todo cuanto antecede, creo completar lo que antes consideré incompleto... ¿No le parece así... amigo Número trece?

Al oír aquella pregunta directa, aquel hombre sonrió y alargando la mano agarró el botijo y se lo ofreció a Julio para que bebiese agua, diciéndole.

-Tome, beba y aplaque “esa sed que parece que en muchas ocasiones le devora”; cálmese y beba... luego beberé yo... y mientras pienso, lo que debo decirle sobre su muy buena exposición del tema que ha tocado.

En silencio ambos bebieron agua y tras ello aquel loco dijo.

-Me ha hablado usted ya tanto de su tierra madre, que la verdad, pienso que me debe llevar a algunos lugares, que yo conozca algo in situ de esa tierra, tan cantada y tan poco conocida y que ahora comprendo, que cuando usted se encargaba de un centro privado y mantenido por socios y con poco capital disponible... usted lanzara aquellos eslóganes publicitarios para que las gentes viniesen a visitar esta provincia... pues recuerdo aquellos, ya que me los dijo usted y se me quedaron grabados por lo contundentes, tan inexplicables aquel día que me los comunicó, pero tan comprensibles al ir conociendo cuanto usted me ha contado de su tierra... puesto que aquellos eslóganes impresos en la pequeña propaganda inicial fueron... ¡Jaén no es sólo olivos! ¡Venga a Jaén... conózcanos! ¡Jaén es la gran desconocida de Andalucía! Y es verdad, ese Jaén, que como usted dice en su poema... “Éste Jaén que es corto hasta de nombre – Y que tiene de todo, de todo, de todo. – Menos jiennenses”... es algo insólito y que “enterrado por la desidia en el olvido tiene mucho que contar al mundo actual”; así pues hagamos planes para visitar algunos de esos lugares... y no se preocupe, que “la casa pone el automóvil, chofer y los gastos de viaje”; si bien han de ser viajes de ida y vuelta, aunque tengamos que madrugar... no creo que sin salir de la provincia tengamos que hacer noche fuera... ¿qué le parece amigo Julio?  Así alternamos estos áridos discursos “para locos” y nos oxigenamos viendo estas tan viejas y ricas tierras; y de paso rememoramos lo que usted sepa de cada lugar, puesto que oído cuando dice, presumo que debe usted saber mucho más y saberlo yo me será interesante.

Dicho ello aquel hombre guardó silencio y sonriendo, se levantó y dándole una palmada en el hombro, le estrechó la mano felicitándole con toda sinceridad; tras ello se sentó, mientras Julio reaccionando, simplemente dijo.

-Cuando usted quiera y lo del viaje y gastos; bueno, por comodidad de ambos, si nos llevan mejor, pero algunos viajes los haremos en mi automóvil, si no le parece a usted mal, puesto que yo puedo conducir y lo hago bastante bien y de paso también puedo conversar... aunque reconozco que... “que es infinitamente más cómodo el que nos lleven, por la libertad en cuanto a señalarle cosas en los trayectos, y que conduciendo yo, ello no sería posible, por lo temerario”; pero sí acepto encantado.

Aquel interno “loco” y que en realidad era un miembro destacado de aquella extraña y poderosa organización internacional que sostenía aquellos tres sanatorios (recordemos que había uno en Sudamérica en la cordillera de los Andes y otro en el norte de Australia)... sonriendo con franqueza, respondió a Julio lo siguiente.

-Sé que usted viajó mucho “buscándose la vida como viajante en una época de su vida” y que según sus palabras... “llegó a tener el culo pelado de tanto posarlo en aquellos automóviles y en aquellas terribles carreteras, muchas de ellas aún terrizas y llenas de baches; por lo que incluso tenía que llevar un tubular para mitigar los dolores de cintura”; por tanto, reconozca que es mejor que lo lleven a uno que llevar uno a los demás; así pues y sin que esto sea despreciar su automóvil; iremos en el del sanatorio y nos llevará Jules u otro de los chóferes que aquí hay en la plantilla... nosotros iremos en los asientos de atrás... “y como van los obispos y cardenales de los ricos territorios eclesiales”; así podremos departir, discutir, admirar, señalar lo que nos parezca del horizonte que se nos muestre en cada momento y en una palabra... gozar del placer de viajar, como se debe viajar y más aún a nuestra ya provecta edad... ¿no le parece amigo Julio? Su automóvil lo dejaremos para alguna excursión de cercanías y que entonces, sí... aceptaré el mismo con gran satisfacción.

Julio sonrió muy complacido al oír aquella disertación tan lógica y acertada, que no tenía réplica para exponer lo contrario; por ello y tras aquella franca sonrisa, respondió.

-Sea como usted quiere y dispone... indíqueme qué viaje le atrae en primer lugar y lo podremos realizar pasado mañana, si así usted lo quiere; a mí me es igual; pero necesito un día de antelación para disponer mis cosas, cumplimentar mi despacho y asegurarme que a mi perro lo atenderá alguno de mis hijos o nietos; así pues dígame si lo programamos así y el lugar que le atrae.

Aquel hombre asintiendo complacido, simplemente dijo.

-Como hemos hablado de Aníbal, su casamiento con la hija de aquel reyezuelo y de la ciudad de Cástulo; quisiera fuésemos a ver esas ruinas y si da tiempo a algo más; ya lo resolveremos sobre la marcha.

-Bien; entonces en vez de venir aquí pasado mañana, ustedes me pueden recoger a la hora de costumbre en mi casa; puesto que en menos de una hora estaremos en las ruinas de Cástulo y como el tiempo es soleado y otoñal, simplemente con algo de abrigo por si allí hace fresco o las humedades del río molestan, será más que suficiente. Tras la visita a esas ruinas, podemos visitar el museo arqueológico de Linares y quizá algo más. ¿Le parece bien?.

-Sí... encantado; yo y como usted... “disfruto todo el año de vacaciones y mi tiempo me lo marco yo”... somos por tanto dos seres muy privilegiados o muy favorecidos por la “diosa Fortuna”.

Con aquel diálogo, terminaron la sesión de aquel día y cumplimentados los tiempos de despedida y dando un lento paseo, ambos amigos se encaminaron a la explanada del sanatorio, donde Jules aguardaba cerca del automóvil; y el que de inmediato se apresuró a dirigirse al mismo y esperar la orden de partida.

-Bien amigo Julio; hasta pasado mañana en la mañana y en que iremos a recogerle a su casa.

-Hasta entonces pues... y lleven calzado y ropa como para andar en el campo, aquellas ruinas, aparte de muy expoliadas, están muy abandonadas y habremos de andar por... “campo sin labrar” y en un terreno endurecido por bastante desnivelado.

Se estrecharon las manos y de inmediato aquel automóvil llevó a Julio a su casa, donde y como siempre, su fiel Ciro le esperaba con la consabida ansiedad por salir a la calle a dar su habitual paseo.

El tiempo transcurrió de la forma rutinaria en que ya vivían “amo y perro” y así llegó la mañana y hora acordada, para realizar aquella excursión de turismo histórico.

 

 

CAPÍTULO VIII

 

            Amaneció aquel día, entre nublado y raso, corría un vientecillo bastante fresco, por lo que Julio se abrigó con un jersey y sobre el que se colocó una cazadora, llevando igualmente un pantalón de pana y unas botas que ya tenía bastante usadas y por tanto “bien domadas” y las que empleaba cuando sacaba al perro al descampado para que el animal realizara sus correrías con mucha más libertad.

            A la hora fijada, se presentó el automóvil, el que conducía Jules y el que traía igualmente a aquel “Número trece, de aquel extraño manicomio”. Se saludaron y de inmediato empezó aquel viaje; y ya el automóvil en marcha, Julio habló.

            -Yo no he desayunado, pensando en que como pasaremos por Mengíbar y allí hacen unos churros estupendos, pensaba invitarles a desayunar café con leche (o chocolate si así lo prefieren) y esos ricos churros, fritos en buen aceite de aceituna, que allí hacen... y si no les agrada esta “masa frita”, pueden tomar alguna otra cosa, como tostadas, por ejemplo... es un puesto o modesto establecimiento, bastante antiguo y que ya frecuentaba yo, hace cuarenta años cuando actuaba como viajante... ¿qué les parece?

            Ambos acompañantes asintieron y aceptaron la invitación, sin oponer reparo alguno; por lo que en menos de veinte minutos, el automóvil estaba detenido a la entrada del citado pueblo y donde aquel “famoso tallero” (churros o “tallos” que en esta provincia así se denominan y por tanto el que los hace, es el “tallero y el local la tallería”). Aquel hombre que Julio conoció en aquel ya lejano pasado, ya no estaba allí; habían pasado los años y ahora eran sus hijos los que llevaban el negocio, pero “la fórmula familiar de aquel producto” continuaba, por lo que los tres viajeros, degustaron unos buenos vasos de buen café con leche y abundantes churros o tallos; lo que les dejó plenamente satisfechos; continuando el viaje de inmediato  y comentando el buen y típico yantar mañanero.

            -Están estupendos estos “tallos de masa frita” y si bien no deben ser ligeros de digerir, pero como espero andaremos bastante, el organismo “los quemará con facilidad”.

            Fue el Número trece el que dijo aquello, a lo que Jules el chofer añadió.

            -Sí, es algo que yo no conocía y la verdad me ha gustado mucho... muchas gracias Don Julio; y tomo nota para cuando pase por aquí en hora de desayunar; seguro que si puedo y me lo permiten los viajeros que lleve... desayunaremos aquí.

            -Sepan ustedes que este puesto se abre al amanecer y que se mantiene abierto hasta las once de la mañana, aproximadamente; por ello tomen nota... y por mi parte quedo muy satisfecho de haber acertado: gracias por sus comentarios.

            Fue el corto diálogo tras el desayuno: y ya el automóvil de nuevo en la autovía, pasado el río Guadalquivir (muy cercano a aquel pueblo) Julio dijo de forma espontánea.

            Por estas llanuras que se ven hacia el norte... se dice tuvo lugar la Batalla de Baécula o Bécula; batalla de igual nombre a una ciudad que aquí existió y que hoy no se puede situar en la geografía, puesto que desaparecieron hasta las ruinas... otros investigadores, la sitúan, más al este pero igualmente cercana a las márgenes del Guadalquivir... de cualquier forma y manera... la realidad, es que aquí en cualquier lugar que se excave, aparecen restos arqueológicos y gran cantidad de monedas; por lo que ya existe una “policía” especializada en ello y que persigue a tanto y tanto “buscador furtivo” como hay y que siempre hubo por aquí; por lo que hay colecciones privadas y piezas en museos, en número y valor incalculable... hoy todo lo que se encuentre, tiene que ser entregado a las autoridades, pero aún así, el furtivismo continua y hay verdaderos profesionales dedicados a ello... todo lo cual demuestra que aquí en todo el valle del Guadalquivir y comarcas colindantes, hubo actividad civilizatoria que ni conocemos... o se conoce a grandes rasgos solamente precisamente por esos pequeños o grandes hallazgos arqueológicos; y también, por lo que dejaron escrito los viajeros e historiadores de la antigüedad.

            Sus acompañantes oyeron aquello y guardaron silencio; luego se fueron abstrayendo en la contemplación de aquel  “interminable mar de olivos” y el que continuaba ininterrumpidamente.

            Varios kilómetros después de cruzar el río, derivaron por una carretera secundaria y que llevaba a Jabalquinto y Linares; en uno de sus recodos, apareció de pronto un castillo no muy grande, pero muy bien conservado... se trata del Castillo de Tobaruela y cuya edificación sorprendió al Número trece, el que de inmediato preguntó por aquel edificio, que curiosamente seguía estando habitado22.

            -Qué bonita estampa... ¿podremos entrar a visitarlo?

            -No es visitable, puesto que –seguro- pertenecerá a los herederos de aquellos conquistadores castellanos que se repartieron, todas o las mejores tierras de la entonces cora musulmana o antiguo reino de Jaén... por lo que mejor es pasar de largo; o si lo prefiere y como ya hemos pasado, le dice a Jules que de la vuelta y volvemos para intentar la visita; pero me temo que los “guardeses” que ahí debe haber, estarán solos y sin permiso de los dueños, no creo posible la visita... usted decide.

            -No, mejor continuar puesto que esta visita no estaba programada y ahora me explico el por qué de ello, puesto que usted sabía que era propiedad privada... ¿pero cuántos castillos o fortalezas hay o hubo aquí en su provincia? Pues ahí en Mengíbar, he visto otra gran torre o fortaleza y en lo que conozco a través de las carreteras, aquí son abundantes estas fortalezas.

            Julio sonrió y de inmediato dijo.

            -Recuerde cuanto hace dos días le hablé de estas tierras... recuerde que en una sóla época concreta, hay nada menos que 246 años en que son tierras fronterizas con el reino musulmán de Granada (1246/1492) (en su tiempo uno de los grandes reinos, no sólo de España sino de toda Europa); por tanto estas muy ricas y feraces tierras habían de ser defendidas, de las incursiones o razzias que ambos bandos realizarían en tan larguísimo período; de ahí el que aquí proliferaran cuasi como “las setas en un bosque húmedo”... las fortalezas, castillos, torres de vigilancia y diferentes tipos de defensas... tan es así, que esta provincia ha sido catalogada, como la de más densidad de castillos y fortalezas de las de toda Europa; si bien, muchas ya son simples montones de piedras o ruinas abandonadas, puesto que fueron derruidas y sus piedras aprovechadas para otras construcciones; pero aún hay muchas en buen estado y otras que han sido reconstruidas o se van reconstruyendo, cosa que por lógica ha de ser de forma muy lenta por lo costoso de la misma. Aquí hubo “gente de guerra en abundancia que ni sabemos”; baste decirle que hay datos históricos de que la ciudad de Jaén, en el siglo XIV y según escritos que aún existen... “cuenta con treinta y cinco mil almas y cinco mil acémilas” (dice ese texto) y además se sabe, que los grandes delincuentes e incluso los condenados a muerte; si aceptaban el ser combatientes en estas zonas de frontera, su pena les era conmutada por el servicio de armas, al rey o a la nobleza, según la jurisdicción del penado... ese tiempo aquí, debió ser terrible u horrible, para sobre todo los campesinos y labradores... simplemente imagine usted lo que aquí ocurrió... “es quizá por lo que aquí hay una palabra ambigua y que no compromete nunca a nada; es la palabra... “ea”... la que igual vale para dar un pésame, una felicitación, o cualquier otra cosa, puesto que con ella no se compromete nunca nada... es lo que me explica la pasividad actual de todas estas gentes... “sus genes están tan machacados o destrozados que su rebeldía se perdió en la noche de los tiempos”... y como aquí hay riqueza de sobras y mejor o peor pero van viviendo, pues... ¡Ea!

            El Número trece, sonriendo abiertamente, miró a su amigo y palmeándole en el hombro, simplemente dijo.

            -Comprensible todo y todo lo que aquí ocurrió y sigue ocurriendo; lo ha explicado y lo explica usted muy bien todo; usted ha vivido y sentido, y sigue sintiendo su tierra; lástima que no abundaran los hombres como usted y no sólo aquí.

            Transcurrió un espacio de tiempo y silencio hasta que en un momento Julio y dirigiéndose al chofer dijo.

            -Jules, estamos ya cerca de Linares, vaya más despacio y procure reparar en una señal de carreteras que indica la dirección de las ruinas de Cástulo... entre por ella y vaya con cuidado, puesto que es una carretera en peor estado que esta comarcal que llevamos y por su estrechez y pavimento hay que ir prevenido.

            Llegados al punto en que aquella dirección estaba indicando las ruinas; el automóvil entró por la misma y tres recorrer un corto trayecto por aquella mala carretera, desembocaron en las proximidades de las ruinas de Cástulo, a las que llegaron,  andando a campo abierto y como ya había previsto Julio.

            Pero ¿Qué fue Cástulo… o mejor dicho, la ciudad de Cástulo? Veamos: Cástulo, antigua ciudad iberorromana, se encuentra a 7 kilómetros de Linares, junto al río Guadalimar, emplazado sobre una meseta. Es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la provincia de Jaén.  Los investigadores deducen que las terrazas del río Guadalimar ya fueron frecuentadas por cazadores del Paleolítico Medio. Los orígenes del asentamiento estarían datados en torno al tercer milenio a.C.,[1] vinculados a la llamada cultura de los silos, momento en el que pequeños grupos de campesinos practicarían una agricultura itinerante en torno al río. Se dice que, el río, era navegable desde aquí, y donde existía un puerto fluvial o embarcadero bien acondicionado y realizado con obra de mampostería; de aquí se navegaba, continuando todo el curso del Guadalquivir (del que es afluente) hasta su desembocadura en el Golfo de Cádiz, si bien en algunos tramos, se navegara por el procedimiento de “la sirga”. Ello nos dice que hubo un comercio importante, puesto que estaban conectados con el mar. Todo ello es de lógica, por cuanto aquí hubo mucha riqueza y lo dice la historia. Durante el Bronce Medio (metal que lo inventan en Tartessos más al sur) es cuando Cástulo comienza a tomar una entidad importante vinculada económicamente a los ricos yacimientos de metales de Sierra Morena. Entre los s. X y VII a.C. Cástulo es una extensa y rica población. De estas fechas son los restos conocidos como el Templo de la Muela. Se trata de un edificio que podría identificarse con un palacio aristocrático, lo que nos habla ya de una cierta complejidad social. Durante esta época Cástulo se considera como un núcleo avanzado de la periferia de Tartessos, de ahí que los colonizadores griegos y fenicios se interesaran por la zona. La mayor importancia  tiene lugar en el período ibérico, cuando Cástulo es considerado uno de los oppida más importantes de la Alta Andalucía. Los oppida eran poblados situados en lugares altos y fuertemente amurallados[2], con calles y manzanas perfectamente delimitadas. De esta época sea tal vez la primitiva muralla, de la que apenas quedan restos. La que aparece en la actualidad sería más moderna, de época de inicios de la conquista romana. El Cástulo ibérico llegó a ser la capital de la Oretania, el más extenso oppidum de la Península. Fue también una de las escasas ciudades ibéricas que acuñaron su propia moneda, lejos de los núcleos costeros en contacto con los colonizadores del Mediterráneo Oriental. Un momento especial de la ciudad de Cástulo es también el que se produce en el s. III a.C. durante los enfrentamientos entre Roma y Cartago en la Segunda Guerra Púnica. Cástulo, en un primer momento se alía con Cartago, alianza sellada con el matrimonio entre el general Cartaginés Aníbal y la princesa castulonense Himilce. Sin embargo, en los últimos momentos del enfrentamiento Cástulo se decanta por apoyar a Roma. Esta potencia, que en principio no tenía como objetivo su expansión en la Península Ibérica, estableció como estrategia el convertir nuestro territorio en escenario de las operaciones bélicas, para aflojar la presión que Aníbal ejercía sobre la Península Itálica. La guerra fue ganada por Roma y así, merced a su cambio de alianzas, Cástulo se encontró en el campo de los vencedores. Éstos concedieron a la ciudad privilegios que le permitieron mantener prerrogativas sociales y políticas, así como el control económico sobre los yacimientos metalíferos (ricos en la codiciada plata) de Sierra Morena Oriental... Julio va pensado en todo ello, mientras andan el no corto trecho que los separa y marchan para ver, estas desoladas ruinas, que se encuentran totalmente abandonadas; sin vigilancia ni cerca que las  proteja; por lo que sonríe y se sitúa con el pensamiento, no sólo en el hoy, sino en el ayer; e imagina todo lo que de aquí debió desaparecer. Hoy quedan restos aún importantes y de una fortaleza constructora enorme, por su construcción de sólida piedra. Se conserva alguna bóveda, algunos restos importantes y sobre todo, observan enormes losas de suelos o solerías y pavimentos; e imaginan todo cuanto aún debe haber enterrado, por “el polvo que el viento arrastró durante tantos siglos de abandono”. Caminan, en silencio; hacia el talud de esta bastante grande meseta y que termina dando vistas al río, el que abajo se encuentra a una considerable profundidad; por lo que es fácil imaginar aquí, un recinto fuertemente amurallado para defensa, de lo que debió ser una gran ciudad, como la historia testifica. Aquí luce un espléndido sol y ello invita a deambular, y tras estos paseos y un poco cansados, los dos amigos se sientan en unas grandes piedras y charlan un poco sobre el tema. Jules el chofer, les ha seguido de cerca y se mantiene a prudente distancia, pendiente de alguna llamada o ayuda que pueda prestar. Entonces, Julio tomando la palabra pregunta a su compañero.

            -¿Qué le parece esto que estamos viendo y pese a su desolación?

            Aquel hombre no respondió con rapidez; antes miró de nuevo a todo aquel entorno y girando el cuerpo a izquierda y a derecha... y tras ello dijo.

            -Poco queda aquí de las pasadas grandezas de esta ciudad; pero simplemente viendo los vestigios que aún hay, ellos y por sí solos denotan que –efectivamente- esta debió ser la gran ciudad que los datos históricos han recogido... desde que nos separamos antesdeayer; he consultado (vía Internet) y he leído mucho sobre “éste solar”, el que como tantos otros históricos, fueron abandonados por vete a saber qué causas; y luego con la acción del tiempo, “desmoronados o derruidos” y sus piedras llevadas a otros lugares; y no sólo al cercano Linares, sino que se habla que de aquí fueron llevadas piedras a Úbeda, Baeza y otras poblaciones; y con ellas, se construyeron muchos de los palacios y templos que hoy se admiran como nuevas obras del arte arquitectónico de otros tiempos posteriores; pero aún aquí, deben existir muchas cosas interesantes por descubrir, pero para ello habrá que escavar una gran extensión de terreno, ya que los límites de esta antigua metrópoli, los ha borrado el tiempo con su implacable manto. Por mi parte nada más que decir, sólo reconocer que usted no exageró nada al contarme cosas de esta tierra, que indudablemente... “su piedras e historia, nada tienen que envidiar a las tan famosas e investigadas piedras de la hoy Italia, Grecia y otros países de Oriente Medio... aquí hubo civilización equiparable y puede que en algunas cosas... incluso superior a esos lugares”.

            Dicho ello aquel hombre guardó silencio y Julio tampoco quiso decir nada; puesto que para saber más, estaban los libros y los archivos; por tanto la visita estaba ultimada y por ello mismo y tras una media hora de reposo, ambos viejos se levantaron y fueron a reunirse con el chofer; y seguidamente los tres desandaron el camino y volvieron al automóvil, el que de inmediato y siguiendo las instrucciones de Julio, los llevó a la ciudad de Linares; deteniéndose el vehículo cerca del Museo Arqueológico de la ciudad. Allí bajaron los dos escritores y el chofer marchó a aparcar el vehículo, donde buenamente pudiese y con orden de aquel interno “loco”, de volver al museo y esperarles en la puerta del mismo hasta que terminaran la visita que pensaban realizar y que no sabían cuanto les llevaría. En el corto trayecto, Julio tomó la palabra y fue diciendo a su acompañante cuanto sigue.

            -El museo que veremos se encuentra muy bien instalado en un sólido y bastante grande edificio de hace siglos, con diferentes estancias y varios pisos[3]; y donde vamos a poder ver, algunos restos de lo que han podido encontrar o recuperar de tanto expolio como antes he mencionado. Aún así el museo es digno de  visitarse y apreciar lo que allí se muestra; lo que conociendo lo que se sabe de la historia, ayuda mucho más a valorarlo como merece todo ello.

            Sin más, llegaron a la portada de entrada de aquel palacio y sin prisas y sin apenas hablar, visitaron todos los fondos arqueológicos allí depositados; lo que les llevó casi dos horas; tras ello y ya cansados, salieron a la puerta y donde encontraron al fiel Jules, al que siguieron hasta donde había aparcado el automóvil; pero al paso y viendo un templo bastante grande, el Número Trece se interesó por el mismo y tras ordenar nueva espera a Jules, ambos “turistas” se dirigieron hacia la entrada de aquella gran iglesia. Se trata del principal templo de Linares; o sea, “Santa María la mayor”[4].  Y una vez entrados en el mismo, logran que el párroco (o arcipreste) de la misma, los atienda y visto el interés que muestran los visitantes; este sacerdote, muy amablemente, les va mostrando todo el contenido de tan gran iglesia o templo; digno y representativo de una ciudad como Linares, que en su momento y cuando sus minas estaban en pleno apogeo, llegó a tener más habitantes que incluso en aquella época, tenía la capital provincial; poseyendo incluso, red de tranvías, sede del Banco de España y creo recordar que la primera sucursal del que fuera uno de los más importantes bancos españoles (“Banesto: o Banco Español de Crédito) la situó en esta ciudad; sólo ello nos da una nota significativa de la  importancia industrial y minera de aquel tiempo. Sin embargo su historia no es muy larga y el Ayuntamiento y en su web la resume así[5]; Linares, por tanto; nace pujante gracias a la explotación minera, de los siglos XIX y XX, antes era un territorio perteneciente al municipio de Baeza, que lo denominaba genéricamente como... “Los leñares de Baeza”, quizá de ahí derivara el actual nombre.

Terminada la visita, salieron a pasear por la amplia plaza que hay ante el citado templo, el que queda realzado mucho más por una gran escalinata. Bajaron la misma y se recrearon admirando el monumento y todo el entorno de esta gran plaza, que se encuentra muy limpia y cuidada y el sol que hace (dentro del templo hacía ya frío) los invita a tomarlo con tranquilidad. Pasado un tiempo prudencial, marchan hacia el automóvil y subidos al mismo y antes de arrancar el motor; Jules preguntó, ya que pasado un tiempo prudencial no recibía orden de marcha.

            -Disculpen ustedes... ¿dónde debo dirigirme?

            Al oír aquello, Julio respondió de inmediato.

            -Perdone usted Jules, estaba ensimismado; pero como es aún temprano y hay tiempo antes de la hora de comer, ponga el coche en marcha y vaya buscando la salida hacia la autovía, dirección que indique, La Carolina o Guarromán; a través de ella iremos viendo algunos “restos” del antes importante coto minero, aquí existente y el que cubría varios municipios, si bien “la capital minera” estaba aquí.

            Dicho ello y sin objeciones en contra; el automóvil fue puesto en marcha y siguiendo las señales viarias, pronto estuvieron en la salida que señalaba aquellas direcciones. Y como Julio había señalado, fueron viendo al paso las altas torres de ladrillo que señalaban la bocamina o pozo, que cada una ventilaba en su tiempo; pudiéndose ver igualmente, aquellos otros esqueletos metálicos, que en su tiempo fueron los soportes de las gigantescas ruedas o poleas que accionaban la subida y bajada de los ascensores; y al lado de los mismos o muy cercanos, las grandes acumulaciones de los escombros (escombreras) que como materia estéril, ni era capaz de sostener los yerbatos o yerbas silvestres que arraigan en cualquier lugar, por su esterilidad.

            En el trayecto ambos escritores fueron comentando todo cuanto se les iba ocurriendo, sobre aquellos enormes “esqueletos”; consecuentes de unas explotaciones que en su momento fueron muy rentables, pero que fueron no siéndolo paulatinamente y por mor del agotamiento de los filones, lo costoso de las extracciones; o por cuanto los nuevos materiales de amianto-cemento y los de plástico, inutilizaron el abundantísimo empleo del plomo “argentífero” (de ahí lo de la plata anexa al mismo) para múltiples usos de la época... plomo hoy proscrito hasta en la munición para la caza, puesto que el plomo es un contaminante. Pero en su época aquel “coto minero” fue de una importancia mundial como demuestra el dato siguiente: “Las fundiciones eran las instalaciones industriales en las que se obtenía el metal de plomo a partir de la galena. En el Distrito llegaron a convivir cinco fundiciones importantes en Linares y otras tres en La Carolina. Una de las más importantes fue la Fundición de la Tortilla, perteneciente a la Compañía Sopwith. Se abrió en 1874 para procesar el mineral de las minas de dicha compañía y ya en 1885 era considerada como la más avanzada y completa fundición de plomo de Europa. Hay datos que desde 1821 había fundiciones y por tanto explotación minera en esta comarca”.

            Se aproximaban a la autovía de Andalucía-Madrid y antes de llegar a la salida, Julio indicó al chofer.

            -Jules, tome la dirección Bailén-Córdoba-Sevilla; puesto que iremos a comer a un lugar cercano a donde tuvo lugar la famosa “Batalla de Bailén” y donde por primera vez fueran derrotados los ejércitos napoleónicos. Se trata de una sorpresa que les tenía reservada, para que celebremos la comida en un lugar histórico.

            Aquellas instrucciones fueron seguidas al pie de la letra y tras entrar en la autovía, cruzar por las cercanías de Bailén y luego seguir por la  autovía, hasta que encontrado el lugar en la margen derecha de la misma y donde había un mesón de carretera, instalado en un viejo edificio de piedra, en cuya lonja o entrada había algunas grandes palmeras y bajo las cuales, Julio había comido en época de buen tiempo y cuando ejerció de viajante... afortunadamente el mesón seguía existiendo y poco había cambiado en sus instalaciones, por lo que y como seguía haciendo buen sol y allí hacía una temperatura agradable (es la zona más cálida de la provincia y donde se cultiva incluso el naranjo) comerían en el exterior; y esta vez lo hicieron los tres viajeros en la misma mesa y por indicación de aquel extraño “Número Trece”, que en la otra ocasión en que comieron juntos, ordenó al chofer que comiese en mesa separada y a cierta distancia de... “la jefatura”, puesto que estaba visto que aquel hombre ostentaba algún cargo importante en las jefaturas de aquella extraña pero poderosa organización.

            Tomado asiento, se les acercó un camarero para atenderles y comunicado al mismo sus deseos de celebrar allí la comida del medio día; éste les trajo una carta con el menú; pero antes de que esta llegase a las manos de los comensales, Julio dijo sugiriendo un menú y los motivos del mismo.

            -Nos encontramos en un lugar histórico; esta fue “la casa de postas”, entre Bailén y Andújar, en la ruta desde Madrid a Cádiz; de ahí el nombre de este restaurante; pero el hecho histórico, es que fue aquí, donde se enfrentaron el general vencedor y el vencido y aquí tuvo lugar la rendición de las tropas napoleónicas, capitaneadas por el famoso general Dupont; el que tuvo que entregar banderas y estandartes, amén de armamento y pertrechos al vencedor y firmar igualmente la rendición en las condiciones que le fueron impuestas1... por todo ello, les propongo que comamos un menú de aquella época y en la que tan poca variedad debía haber en una ruta, para caminantes, gentes a caballo u acémila, y de las rutas de las diligencias o coches de viajeros de la época que por aquí circulaban, teniendo que cambiar los caballos en aquellas “casas de postas” y de la que ésta puede ser la única que se conserva en todo el territorio nacional. Aquella ruta estaba tan bien señalada, que hoy por aquí y “a dos pasos” circula la autovía de Andalucía y la que como aquella ruta, nace en Madrid y termina en Cádiz; felizmente no expropiaron estos terrenos y por ello se ha conservado este hito histórico.

            Aquí se detuvo Julio, disfrutando al ver las caras o rostros de sus acompañantes, los que quedaron mudos del asombro o de la sorpresa recibida. Repuesto de ello, el Número Trece, dijo.

            -No esperaba yo esta tan enorme y muy grata sorpresa, amigo Julio... que reservado ha sido usted; y la verdad lo celebro infinito, puesto que no sabe la situación de bien estar que ahora invade todo mi ser... “puesto que con la imaginación, aún podremos oler aquella pólvora y demás olores que aquí debieron imperar por mucho tiempo”... sí, comamos lo que usted diga... usted ya sabe lo que pedir... pida con entera libertad.

            Julio miró a ambos y convencido de que había acertado, dijo al camarero.

            -Nos trae sopa de ajo y después “carne de monte”: vino de la tierra, buen pan amasado a mano y un buen plato de aceitunas aliñadas, a ser posible de “cornezuelo”... y el postre ya lo pediremos después... “por favor”... hace muchos años que no como aquí, pero hoy traigo a estos amigos, que vienen desde muy lejos y espero se lleven un buen recuerdo de esta casa... gracias.

            El camarero, sonriendo complacido, simplemente dijo.

            -No se preocupe, que todos ustedes se irán muy satisfechos de esta casa.

            Y así fue, primero llegó aquella sopa de ajo; comida campesina de poco coste en su elaboración, pero que tan sabrosa seguía estando por lo ancestral de sus orígenes y que servida bien caliente, les supo a gloria... luego llegaron tres grandes platos de “carne de monte” (carne de ciervo, gamo o jabalí) procedente de la cercana “Sierra Morena” (en cuyas estribaciones se encontraban los viajeros) y la que igualmente, era un guiso, de vete a saber cuantos siglos de historia; el que logrado con trozos de aquellas carnes, aceite de aceituna, vino y yerbas aromáticas de la sierra; y los aliños que fueren y que sólo las cocineras (o cocineros) sabían, todo ello cocía en una bien lograda cocción, donde la carne se ablandaba manteniéndose jugosa y terminando en una salsa, deliciosa para mojarla con buen pan... “y a ser posible cogiendo la sopa de pan con los dedos y tras empaparla bien en ella llevársela a la boca”... y tras ello un trago de vino... y si había, unas buenas aceitunas de cornezuelo, aliñadas igualmente con aquellas yerbas antes mentadas, amén de ajo... que poco falta en casi todas los aliños y guisos andaluces.

            Comieron con muy buen apetito y quizá hasta demasiado, pero la ocasión no esperaban repetirla en mucho tiempo; y como se decía allí en aquella tierra... “un día es un día”; al llegar al postre, no tenían gana de nada, pero Julio apuntó.

            -Pediremos unas naranjas o granada y si no hay... melón, que seguro que sí que debe haber aquí, pues los guardan de los que aquí cosechan y dejan colgados para el invierno... esas tres frutas, van estupendamente para después de una comida así... refrescan el organismo y ayudan a digerir... si después apetece tomaremos café.

            -No... con la fruta nos daremos por satisfechos... no conviene cargar más al organismo... “yo ya he comido y cenado aquí”.

            Fue el Número Trece el que respondió... el chofer simplemente asintió y con cara de satisfacción, simplemente puso sus dos manos en el vientre, como diciendo sin palabras, que él también quedaba bastante lleno; aunque prudentemente sólo tomó un vaso de vino. Y así terminó aquella gran comida y la que en aquella ruta y en aquel terreno, se estaría sirviendo en aquellos mesones desde ni se sabe cuantos siglos atrás... puesto que aquellas carnes, una vez “mareadas” y preparadas con todos sus aliños, se guardaban conservadas en orzas de barro, que curiosamente también se fabricaban en la cercana Bailén.

            Ya en la sobremesa y tras degustar la fresca fruta, que consistió en granos de granada y trozos de melón, todo muy bien presentado en rústicos cuencos de barro; el chofer discretamente se ausentó de la misma y simuló ir para ver algo en el automóvil, que estaba aparcado a unos cincuenta metros y así dejar hablar a los dos comensales sin un testigo que pudiera resultarles molesto. Fue cuando aquel “loco del sanatorio”, empezó a hablar.

            -Amigo Julio, no sabe usted la gran satisfacción que me ha proporcionado al traerme a estos lugares y donde se demuestra mucho, o todo... lo que la historia antigua cuenta de estos sitios y la que se completa con esa cruenta batalla ya en tiempos contemporáneos; en la que se demostró que Napoleón no era invencible... ¿pero se sabe con seguridad si fue aquí o por aquí el teatro de tan gran batalla?

            A esta pregunta Julio respondió.

            -No lo sé exactamente, pero sí que en la cercana ciudad de Bailén (tiene título de ciudad, creo recordar que precisamente por esos hechos; por lo que también se concedió el ducado de Bailén, al general Castaños) se celebra cada año, la conmemoración de tales eventos y que tuvieron lugar el diecinueve de julio de 18191; en dicha conmemoración asisten representantes del ejército español; una representación del ejército francés y muchos no militares, pero que con uniformes de la época, incluso con piezas de artillería de aquellos tiempos, simulan la batalla y es todo un acontecimiento que cada año toma más preponderancia, al conmemorar aquel evento de la denominada “Guerra de la Independencia”... y que poca independencia aportó al pueblo español... por cuanto le explicaré si es que le interesa mi opinión; aunque quiero recordar que algo hablamos ya de ello... ¿fue así?

            Julio guardó silencio y esperó la respuesta de su amigo, la que llegó de inmediato.

            -Ahora mismo no recuerdo ello, hemos hablado ya tanto y tan largo y de tantas cosas, que es imposible acordarse de todo y en un momento determinado; por tanto siga diciendo lo que iba a decir; ya convinimos o reconocimos que en estos ya tan abundantes diálogos, habría algunas reiteraciones, pero si son positivas... “nunca lo bueno y abundante puede ser malo para nadie”.

            Tras esta rápida respuesta, Julio continuó diciendo.

            -Pues para mí estuvo claro tan pronto me “empapé” de la triste y desgraciada historia de la España de los siglos diecinueve y veinte, hasta la llegada de Franco y su dictadura... puesto que si en vez de ganarle la guerra a Napoleón; España la hubiese perdido y el hermano del “Gran Corso”, José Bonaparte (que está en la historia de España y reconocido como José I)... hubiese continuado como rey; al ser persona culta y curtida ya en otros gobiernos; e igualmente influido por la experiencias francesas y las innovaciones que su hermano impuso para bien de Francia (“y de otros: su código de justicia aún hay que estudiarlo en las universidades”)... imagino que los españoles de entonces y todos sus descendientes, hubiesen ganado muchísimo más que con los nefastos “y podridos Borbones”; que por el contrario, regresaron y fueron aclamados como no merecían... con ellos volvió el absolutismo; hasta instauraron de nuevo el tristemente famoso “tribunal de La Inquisición”... el pueblo siguió sumido en la ignorancia, cuando no en el bestialismo... hubo infinidad de guerras y revueltas; se perdieron los enormes territorios de ultramar, que aún cubrían inmensos territorios por gran parte del mundo... y así, dando tumbos y de desastre en desastre, se fueron acumulando “odios y rencores en cantidades inimaginables”, hasta que llegó la terrible guerra civil, que empezó nada más ser impuesta la segunda república (“pues fue impuesta por la fuerza”, sin que el cobarde de Alfonso XIII se opusiera a nada, “era un podrido más”) en 1931; puesto que tras esa imposición, empezaron los disturbios, siguieron los abusos, a estos los asesinatos; hasta que llega el levantamiento militar (puesto que en ese momento ya España era más un satélite comunista, afín a la Rusia de Stalin que una república, que nunca fue democrática) y que a pesar de que contaba con muchos menos medios que el gobierno republicano; dirigidos por Franco (gran estratega militar y que luego lo es también económico y social) logran vencerlos y se instaura la dictadura, si bien sin nunca renunciar al título de... “Reino de España”; y en cuyo período el pueblo español logra un desarrollo económico y social (no político por estar prohibidos los partidos, salvo el del caudillo; denominado “El Movimiento”) ni soñado por los que vivimos el largo período (1939/1975) hasta el final del mismo... y que luego los que lo sucedieron, lo han “quemado, destrozado, arruinado y de nuevo la miseria ronda a muchísimos españoles”; que de alguna manera nos hacen “volver al pasado”... en fin y termino... supongo que todo lo demás lo sabe usted como yo... ¿no es así?

            -Sí... le entiendo... le entiendo perfectamente y asumo y acepto cuanto dice.

            Fue la escueta respuesta de aquel hombre; el que dicho aquello y girando el cuerpo, miró hacia donde se encontraba Jules y haciéndole una señal, le ordenó que viniese; cosa que aquel empleado hizo con rapidez; y el que al llegar, preguntó.

            -¿Dígame usted?

            -Vaya y pague la cuenta y tan pronto termine, marcharemos hacia Jaén... ¿No le parece amigo Julio?

            -Me parece bien... como usted ha dispuesto, aunque me agradaría el que hiciésemos dos visitas, ya de regreso a casa.

            Jules el chofer marchó de inmediato a cumplir la orden recibida; dejaron pasar un tiempo prudencial y al ver salir al chofer del interior del mesón, ambos amigos se levantaron de la mesa y empezaron a acercarse al lugar donde se encontraba aparcado el automóvil; pero al propio tiempo hablaron cuanto sigue.

            -Julio; dice usted de hacer dos visitas más... explíqueme cuales son, puesto que ello es una nueva sorpresa para mí.

            -No le dije nada, por cuanto no sabía el tiempo de que dispondríamos ni el clima que nos haría, pero como todo va bien... he pensado en que visitemos una bodega de vinos que  hay en Bailén... y luego ir a visitar un museo de un pintor (famoso en mi tierra) y que en su pueblo natal... el municipio, le dedicó un edificio para en él mostrar su abundante legado de pinturas, que son muy dignas de ver y admirar... fue un pintor clásico y que vivió hasta hace muy poco... su nombre fue; Francisco Cerezo Moreno1... y como ahora son (dijo mirando el reloj) menos de las cuatro de la tarde y tenemos tiempo, pues iremos a ello y a ver si logramos que nos abran el museo, puesto que creo recordar que sólo es visitable por las mañanas y no todos los días... ¿le parece bien?

            -¡Claro que sí, usted sabe organizar un viaje y me lo está demostrando!

            Fue la exclamación risueña y agradable que aquel hombre dedicó a su amigo. Sin más subieron al automóvil y siguiendo las indicaciones que Julio fue dando al chofer, llegaron a la bodega o cooperativa vinatera, que elaboraba los vinos de Bailén; allí entraron y visitaron la bodega muy brevemente y de paso, Julio adquirió dos embalajes, cuyo contenido eran tres botellas de vino cada uno; y tras pagarlos, alargó la mano y ofreciendo uno de aquellos envases de cartón, dijo a su amigo.

            -Tenga usted... es un obsequio; y así podrá degustar el mejor vino de esta bodega, un tinto que lleva el nombre del vencedor en la batalla de Bailén; de ahí que el nombre del embotellado, lleve el de, “Duque de Bailén”.

            Con sorpresa por lo inesperado, “aquel otro loco”, alargó la mano y cogió el embalaje por las asas que portaba el mismo y ya repuesto de la sorpresa, dijo.

            -Muchas gracias amigo Julio... ha sido una muy grata sorpresa más; lo acepto y será “degustado y bien saboreado”, en nuestra casa y con quienes son merecedores de beber este vino, tan gratamente obsequiado... después, es posible que mandemos comprar de estos vinos de la tierra; de los que en verdad le digo... no tenía noticia de ellos; y el que hemos tomado en la comida, me ha resultado bastante bueno y agradable por su sabor.

            Julio muy satisfecho y oyendo aquella respuesta, añadió.

            -Si, lo entiendo; aquí no hay grandes producciones de vinos en la actualidad; en el pasado sí que las hubo, pero el olivo fue avanzando en detrimento de la parra... o la vid; pero aún se elaboran vinos, en Torreperogil, Pozo Alcón, Andújar,  Pegalajar, Frailes, Porcuna, Lopera y puede que en algún otro lugar que desconozco, amén de donde nos encontramos ahora mismo... pero son producciones no muy grandes y que generalmente se consumen en la provincia, o en el mismo pueblo que las produce; pero como hay buenos vinos, ya se empezaron a embotellar; y los terrenos dedicados a la vid, van en aumento y aquí se producen vinos incluso para copeo y equiparables a los de Jerez, o Monitlla/Moriles... “otra riqueza más de esta muy desconocida provincia andaluza”.

            -Muy bien por su exposición... tratemos de ir conociendo todos esos vinos en sus lugares de origen; puesto que esta salida de hoy; hay que repetirla de vez en cuando; yo lo estoy pasando muy bien.. ¿Y usted Jules, que tal va pasando el día?

            El chofer que les acompañaba en ese instante, sonriendo y sorprendido por la pregunta dirigida a él; simplemente dijo.

-Muy bien, muy bien... es muy grato estar con ustedes; puesto que no sólo disfruto de cosas que nunca pensaba degustar, pero es que además, con ustedes se aprende mucho... y ello es aún más interesante que... “los goces materiales”. Por favor, denme esos embalajes y los llevo al coche.

Fue la respuesta y solícita ayuda que aquel buen empleado mostró en aquellos momentos; por lo que Julio al entregarle su paquete, dijo.

-Jules; cuando lleguemos a casa... abra ese embalaje y quédese con una de las botellas que contiene, que con mucho gusto le ofrezco y que le ruego acepte como un pequeño obsequio.

-Muchas gracias Don Julio... así lo haré.

Sin más, volvieron a tomar el automóvil y recorrieron aquellos alrededores de la población por donde se encontraban y donde igualmente abundaban las industrias de la cerámica; con tal profusión que aquel “loco” del sanatorio, preguntó.

-Se ve una actividad enorme y de cerámica para la construcción, puesto que sólo se ven ladrillos y similares; y en cantidades verdaderamente industriales; hábleme de ello Julio y así me entero de más cosas.

Julio al oír aquel requerimiento empezó a relatar lo que sigue. 

-Bailen tiene cuatro riquezas principales y todas importantes... puesto que al ser un cruce de caminos (norte/sur, este/oeste) su situación estratégica se prestaba al comercio y a la explotación de las corrientes viajeras que por aquí y desde la antigüedad debieron circular con gran profusión. Así aquí ha abundado siempre “las casas de comidas y las de alojamiento”; yo recuerdo haber comido en una de ellas y que incluso instalada en el centro del pueblo, se denominaba (no sé si seguirá existiendo) “El Cruce”¸ puesto que estaba situado en una esquina de esa “cruz” que conformaban aquellas antiguas vías ya referidas y en cuyo entorno se fue conformando este pueblo, que ha llegado a tener gran importancia en la economía provincial. Al ser estar tierras igualmente ricas en tierras fértiles, aquí de siempre hubo muy buenas producciones agropecuarias; igualmente y al ser gran parte de sus suelos de una muy rica arcilla; aquí se desarrolló una industria de cerámica, fabricante de múltiples recipientes para el uso humano e industrial, puesto que aquí se fabricaron hasta grandes tinajas para guardar el aceite y el vino; amén de útiles para la cocina y el aseo de una variedad muy grande... “aún recuerdo desde mi más lejana infancia... las voces de los buhoneros, que cargados en recuas de burros esos útiles o tiestos (lebrillos, tinajones, platos, fuentes, ollas, orzas, macetas, etc.), los voceaban por las calles del pueblo y los vendían directamente a las amas de casa o a quién se los comprase”... aquella primitiva industria alfarera, fue derivando hacia los materiales de construcción modernos, de los que aquí se producen cantidades industriales y que se venden por gran parte de España; por lo que aquí hay una importante flota de camiones de gran tonelaje, amén de los que de fuera vienen... en menor medida, pero sigue en activo la cerámica ancestral y ya mentada; y la que ha ido derivando en la modalidades que marcan los tiempos, pero sin dejar lo clásico... antes (en las carreteras anteriores a las autovías) había muchos e importantes puestos de venta de todo ello, en la propia carretera... hoy supongo deben estarlo en las denominadas “áreas de servicio”; pero aquel encanto de entonces desapareció, puesto que no hemos visto ni uno a pie de carretera... debido a todo cuanto le cuento grosso modo, esta fue y sigue siendo una de las importantes ciudades industriales de la provincia y que tiene “vida propia”; al contrario de lo ocurrido con Linares... que desaparecidas las minas, languideció y a duras penas va manteniendo el puesto de hoy segunda población (por habitantes) de toda la provincia; y digo ello, puesto que tras aquella desaparición, estatalmente fueron instaladas múltiples industrias, pero estas no fructificaron como para enraizarse en la ciudad y alrededores, como para mantener la pujanza que en sus tiempos tuvo y que ya le comenté esta mañana.

Así y con esta y otras conversaciones, fueron regresando hacia la capital; y a la altura del río Guadalquivir, cuyo cauce se encontraba cercano; también aquel  “invitado” reparó en la gran industria papelera instalada muy cercana al río, inquiriendo en ello por la extrañeza de aquella gran industria y tan cerca del caudal del río, donde igualmente existe una central eléctrica inaugurada en la época del reinado de Alfonso XIII y la que alimenta el río. Posiblemente por esa cercanía, la papelera se encontraba allí, puesto que el alimento energético lo tenía muy cerca... ante tal interés Julio dijo.

-Aquí también se instalaron diferentes industrias de lo que se denominó en tiempos de Franco... “el Plan Jaén”1 y que fue el intento de industrializar parte de esta provincia, por la enorme emigración que sufrió, tan pronto se mecanizaron las labores del campo, “y el tractor eliminó al mulero y al jornalero”; pero aquel plan y como suele ocurrir con todo lo que promueve el “Estado Español”, sirvió para poco y quizá sólo sirviera para que muchos hiciesen fortunas con negocios más o menos sucios... “en fin lo de siempre y que en estos tiempos posteriores se ha realizado de forma descomunal y a lo largo y ancho de toda España”... pero algunas industrias subsistieron (sobre todo cooperativas agrícolas) y aunque pocas o mínimas, otras industrias también; la papelera es una de ellas... ¿qué ha contaminado al Guadalquivir... y cuántas más contaminan las aguas de España? Posiblemente ya no contamine, por cuanto hubo sus “guerras” y supongo habrán obligado a depurar “los venenos que estas industrias desprenden”... pero ya sabe usted... “que todo es posible en España y si hay dinero importante por medio”. Hoy esta papelera está  dedicada a la obtención de papel, sobre la base del reciclado del mismo y que depositamos en los contenedores; algo útil, puesto que no hay que talar árboles. Y por la importancia de esta industria, aquí deben llegar no sólo de los contenedores provinciales, sino de otras provincias más o menos lejanas.

Tras aquella exposición surgió un espacio de silencio; muy poco puesto que en breves minutos, Julio y dirigiéndose al chofer, dijo.

-Jules, vaya pendiente de los indicadores y siga los que nos lleven a Villargordo, que es donde nos dirigimos y que ya está muy cerca de aquí.

Efectivamente, quince minutos después y tras salir de la autovía y luego girar a la izquierda atravesándola de nuevo por un viaducto; se encontraban en el pueblo, tras recorrer un tramo de varios kilómetros de carretera comarcal, pero bien asfaltada. Ya en el mismo, se dirigieron al ayuntamiento y localizaron el puesto de guardia de la policía municipal; donde se detuvo el automóvil y de él bajaron los dos amigos, entrando en la dependencia policial y tras saludar al policía allí presente, Julio habló con él.

-Venimos con el deseo de ver el Museo de Francisco Cerezo Moreno.

-Pues vienen mal, o en mal momento; se encuentra cerrado y hasta mañana no lo abren... nunca se abre por las tardes; lo siento.

-¿Pero puede usted localizar a la persona encargada del mismo y podemos hablar con ella?... hemos realizado un largo viaje y aunque yo soy de Jaén, pero estos señores son “extranjeros” y vienen con la intención exclusiva de ver la obra del pintor... Este señor (señalando al amigo del sanatorio) es erudito en pintura (además de escritor) y tiene verdadero interés en ver la obra, puesto que ha visto algunos cuadros en Jaén y... aunque tengamos que pagarle un extra a ese cuidador o portero; quisiéramos hablar con él y tratar de que nos dedicase... no más de una hora, para ver lo principal; por favor, vea de localizarlo y que podamos hablar con él.

Fue el corto diálogo que tuvo lugar en principio; luego hubo que insistir, pero al final, aquel hombre comprendió que la situación era especial y se avino a hablar con la persona encargada de abrir y cerrar el museo; por lo que agarrando el teléfono marcó un número, habló con alguien y explicándole todos los pormenores, al final dijo sonriendo; bien; tratándose de cuanto ustedes afirman, esa persona vendrá y les atenderá, esperen un momento.

Ante aquellos razonamientos y comprensión del “municipal”; en no más de quince minutos, se presentó la persona encargada del cuido y vigilancia del museo, la que resultó ser una señora, que con toda educación y cortesía accedió a la petición, y no aceptando pago alguno por el especial servicio... “puesto que ellos se sentían honrados por mostrar sus tesoros”. Dicho y hecho. Julio invitó a aquella mujer a subir al automóvil, la que aceptó indicándoles el camino, mientras con un gesto indicaba al gendarme, que fuera con ella para “acompañarla” o que avisase a un compañero para que le sustituyese mientras tanto... lógico ello, puesto que “mejor prevenir que lamentar” y aquel gendarme llevaba pistola y esposas en el cinturón del uniforme.

Visitaron el museo con la premura que marcaba el tiempo, que se alargó a hora y media; puesto que los contenidos eran abundantes y muy dignos de ver con el detalle que merecían; quedando maravillado aquel “otro loco”, de lo que se había encontrado en un rincón de aquella provincia; por ello al salir, agradeció efusivamente la atención a tan amable cicerone, la que no aceptó pago alguno... pese a que a la salida se le insistió en ello, por cuanto y como dice el dicho popular... “el tiempo es oro”; pero aquella persona y el guardia que la acompañó en todo momento, se sintieron pagados con  las muestras de agradecimiento de aquellos visitantes y quedaron satisfechos sólo con ello y por cuanto entendieron que era un servicio que prestaban, para difundir aquel museo por “tierras lejanas” y lo que redundaría en posiblemente una cantidad de visitas que no podían imaginar; puesto que como ambos visitantes, se identificaron como escritores, dieron por sentado que escribirían sobre ello y publicarían algunos artículos o resúmenes detallados de todo lo que había visto... y así sería.

Sin más se despidieron estrechándose las manos y todos sonrientes y contentos, cada cual marchó para su lugar de destino... y tras subir al vehículo, en breves minutos, de nuevo estaban entrando en la autovía aquellos inoportunos visitantes a un museo cerrado, pero que fue abierto gracias a esa... “idiosincrasia andaluza que tan cordialmente suele acoger al forastero y... como corresponde a la gran vejez de los ancestros de estas tierras, siempre acogedoras con el forastero que viene en son de paz”.

Y así y sin más entretenimientos, llegaron a la puerta de la casa de Julio; el que antes de despedirlos dijo.

-Esperen un momento por favor... entro y “guardo al perro” para que no moleste; puesto que quiero mostrarle (y si usted lo autoriza, también a Jules) los dos cuadros que poseo del pintor, cuyo museo hemos visitado... y el que conocí y nos relacionamos durante bastantes años hasta su muerte... “él me seguía desde mi época de comentarista de radio en la emisora provincial” y luego le gustaba leer mis  libros y artículos, habiendo asistido igualmente a algunas charlas o conferencias que yo pronuncié; incluso me hizo el favor de presidir el jurado, cuando creé el “Premio Jaén de Artesanía Artística”.

El Número trece no dijo nada, simplemente se dejó llevar y aguardó a que entrase y saliese de nuevo de la casa , Julio; el que en pocos instantes estaba fuera y les invitaba a pasar... Jules no hizo intención de entrar, pero “su jefe” le indicó que podía entrar y lo hizo entrando el último y tras cerrar el automóvil.

Recorrieron al hall de la casa, algún pasillo y pasaron por algunas habitaciones; sorprendiéndose el Número Trece, de la cantidad de cuadros que allí había colgados; casi todos pintados al óleo, aunque también había acuarelas y otros estilos; por lo que sorprendido dijo.

-¡Caramba Julio, tiene usted aquí otro museo para usted solo!

-Bueno... me ha gustado de siempre la pintura, pero clásica... y según he ido creyendo oportuno, fui comprando y durante muchos años... llegando a llenar toda la casa y también tengo bastante en el chalé e incluso en el piso de la playa... me recreo en verlos y me hacen agradable el ambiente... la mayoría son de pintores de esta provincia, a cuyas exposiciones o talleres fui invitado... y como no me era muy gravoso... pues compraba, siempre o casi siempre compraba... “era una forma de también colaborar ayudando a mi tierra y la que tanto me ha dado a mi... justo que yo le devolviese algo”... ¿entiende?

-Perfectamente amigo Julio... le entiendo perfectamente... demuestra usted lo que yo intuí antes de conocerle y al leer sus escritos... usted tiene “sentimientos” y estos son bastante humanos.

Llegaron al lugar donde aparecía un cuadro cuya firma estaba bien señalada; se trataba de un retrato y al que Julio señaló diciendo.

-Éste fue el primer cuadro que tuve de “Paco Cerezo” y asómbrese... fue un regalo del pintor, el que dijo que quería hacerme un retrato... puesto que al terminarlo, me lo entregó y no me quiso cobrar nada... simplemente me dijo, “enmárcalo tú que el lienzo te lo regalo yo”.

Aquel hombre se quedó mirando al cuadro, luego miró a Julio y ello lo repitió varias veces; tras ello dijo.

-Pero yo no veo parecido de este hombre del cuadro, con el Julio que veo hoy ante mí... o usted ha cambiado mucho, o aquí hay algo que yo no entiendo; puesto que este hombre representa unos cuarenta años, o cosa así... y aunque trascurriesen treinta años, sus facciones serían parecidas a las que usted muestra hoy... y no lo son... ¿por qué?

-No lo sé (dijo Julio con sonrisa extraña) estuve posando varias veces en su estudio y nada ví del cuadro hasta que me lo mostró, terminado... yo tampoco me ví reflejado en el cuadro, pero como antes de hablar me dijo que me lo regalaba... pues aquello, me cerró la boca y jamás le dije nada sobre ello... ¿fue ese el Julio de efectivamente unos cuarenta años o algunos más que él vio? ¿o es que al ver el poco acierto del retrato, prefirió regalármelo y así cumplir? Ya digo, nunca lo supe, pero ahí queda ese cuadro y su historia; de cualquier forma es un cuadro muy bien realizado y “el sujeto” tiene personalidad... y es curioso, puesto que el pintor también hizo buenos retratos. Pero efectivamente, vea usted ahora una fotografía en tamaño grande que tengo aquí al lado y que data de esos mismos años, cuando yo era presidente del “Club 63” y la que me hicieron por encargo del club, para “la galería de presidentes” y en ella verá... “que son dos Julios muy diferentes... salvo en lo abundante y negro del pelo”.

Aquel hombre simplemente sonrió al ver la fotografía y con sinceridad, dijo.

-Yo tampoco lo entiendo”; pero como usted dice... fue un regalo y de un pintor bastante celoso y que supongo cobraría bien sus pinturas.

-Sí... puesto que en una exposición posterior y sobre aquellas épocas, puso a la venta un número reducido de cuadros, por cuanto necesitaba dinero para algo especial y ya me ví obligado a comprar uno, por el que me cobró trescientas cuarenta mil pesetas; que entonces era una cantidad importante... y que no me pesó pagarlas y hoy menos... pues vea usted que bodegón tan precioso y tan bien realizado.

Efectivamente pasaron al despacho del escritor, donde y en lugar preferente se encontraba este bodegón; el que y junto a una veintena o más de otros cuadros (las paredes estaban totalmente cubiertas hasta casi llegar al suelo) se encontraba aquel bodegón y el que era de buen tamaño; el mismo se componía de un plato o fuente de loza color blanco y sobre ella media docena de caquis, bajo ella y sobre un mantel extendido sobre una mesa de madera; con labores artesanales y sobre el mismo otro caqui con unas cuantas hojas del árbol... y todo ello con una realización primorosa y en la que se aprecia perfectamente y sin saber siquiera de pintura... que Francisco Cerezo Moreno, fue un gran pintor clásico de su tiempo y que no tiene nada que envidiar a otros muy famosos, cuyos cuadros están en los grandes museos y cuyos precios, cuando salen al mercado... sólo son asequibles a los ricos-ricos del mundo. Y así fue reconocido por su amigo “el loco”, el que dedicó un buen espacio de tiempo sólo para apreciar los detalles de aquel cuadro... el resto los fue viendo de pasada y al final dijo.

Espero me invite usted otro día para ver con más tiempo “su museo”; puesto que me gustaría preguntarle algo sobre los motivos que le llevaron a comprar algunos de estos cuadros; pues he visto una burra, solitaria y en un campo cuyo conjunto es bastante triste, un hombre sentado tejiendo pleita o ramales de esparto, una cabeza y manos de mujer... que se diluyen en los campos... y muchos otros detalles, que me imagino... ya conociéndole algo... que esos cuadros han de tener su historia... ¿o me equivoco?

Julio sonrió y palmeándole en la espalda con gran satisfacción, simplemente le dijo.

-Si... muchos de mis cuadros tienen “su historia” y hay algunos más que me regalaron sus autores, a cambio de “nada”... sí, ya se lo contaré si viene con tiempo para ello; puesto que puede usted venir cuando quiera y seguiremos hablando “sobre mi pequeño museo”, puesto que sí... “es mi pequeño museo y el que me llena mucho”; no lo tengo para mostrarlo... lo fui reuniendo para mí mismo e incluso en mi dormitorio tengo cuadros y esculturas... pero casi  todo de estilo clásico... pero hoy ya es tarde para hablar de ello, dejémoslo estar para otras ocasiones... no me importará contarle las verdades que hay tras cada uno de esos cuadros (no todos) y que seguro que le agradará saber... pues, efectivamente; hay algunas “historias tras esos determinados cuadros”.

Aquí terminó aquel día compartido y tras ello los tres hombres salieron a la calle, allí se despidieron y tras entregar la botella de vino, prometida al chofer; “ambos locos” quedaron emplazados para de nuevo continuar los diálogos de la forma acostumbrada. Antes de marchar, tanto aquel “extraño loco” como Jules, agradecieron aquel “inolvidable” (así se lo dijeron) día compartido en un viaje viendo y aspirando los limpios aires de una provincia aún no contaminada por la polución; y tras despedirse con muestras efusivas de satisfacción mutua, el automóvil marchó hacia el sanatorio y Julio entró de nuevo en la casa, apaciguó al perro, que se mostraba inquieto o alterado por unas visitas extrañas y un tratamiento inusual en su amo... y tras hablarle de la forma que lo hacía siempre y calmarlo, lo sacó a pasear de la forma acostumbrada.

Estuvieron paseando por el barrio, media hora o algo más... Julio quiso compensar a su fiel y animal amigo, del abandono por tantas horas de ausencia... luego regresaron y todo volvió a la rutina habitual; una cena compuesta de una manzana, una naranja y un yogurt blanco y sin azúcar... las medicinas habituales; visión de la televisión para ver y oír, lo que “conviene que sepamos los telespectadores” y luego a dormir, tras leer un poco de una nuevo libro que le había prestado un amigo... sobre la historia de Andalucía y en el que se confirmaba cuanto ya sabía... pero que le decía nuevas cosas que no había aprendido aún y tras ello... felizmente durmieron ambos... el perro y como siempre a los pies de la cama y sobre el felpudo que había... pero siempre despierto tan pronto se movía el amo... los perros parece ser que nunca duermen; aunque Julio, lo había oído roncar e incluso gruñir de forma tenue... por lo visto los perros también sueñan y tienen “sus inquietudes perrunas”.

 

 

CAPÍTULO  IX

 

De nuevo aquel bastante lujoso y por tanto cómodo automóvil conducido por Jules, portaba en su parte trasera a aquel viejo escritor, el que con su cartera de viejos y nuevos escritos, seleccionados de antemano para cada una de estas visitas... portaba en sus rodillas; puesto que aunque se pretendía la improvisación para tocar cualquier tema, pero mejor ir prevenidos para tener temas preparados de antemano. El “otro loco” del sanatorio, había adoptado igual sistema y por tanto; salvo “que la muerte o una muy grave enfermedad se interpusiera”; aquellos diálogos entre dos amigos locos, tenían continuidad asegurada, puesto que en el mundo había mucho de qué hablar y mucho más de qué hacer o por hacer... “la criatura humana aún estaba en mantillas” y como las madres hacían antes, “esas mantillas había que renovarlas y reforzarlas para que la criatura en su etapa de bebé o recién nacido... el frío no acabara con su vida”.

Como el otoño avanzaba, la temperatura iba bajando a igual ritmo, puesto que al “acortarse los días” (como decían los campesinos) el sol lucía menos horas y la noche con sus fríos se iba apoderando del ambiente; es por lo que aquel automóvil llevaba la regulación automática de la temperatura a veinticuatro grados, lo que proporcionaba en el interior un ambiente acogedor. De cualquier forma, al entrar en el vehículo Julio accionó el botón que conectaba el calentador de espaldas, que cada asiento e individualmente llevaba instalado aquel coche.

En el recorrido y como ya existía cierta familiaridad respetuosa entre ambos hombres; fueron hablando de cosas intrascendentes o triviales; lo que ya hacían casi siempre, pero ese respeto obligaba al chofer a guardar silencio, hasta que el viajero iniciaba la conversación.

Ya los olivares, bastante cargados de aceitunas, mostraban el tintado de las mismas, que iban pasando del color “verde aceituna”, pasando por los diferentes morados de la transformación, hasta llegar al peculiar color negro brillante que adopta este fruto al llegar a su plenitud de producción; y “sus compartimientos” llegaban a estar llenos de aquella grasa natural; puesto que la aceituna está compuesta de “celdillas o cápsulas”, similares a las de la naranja, limón y otros cítricos... y al igual que estos, al ser exprimido el fruto, suelta el aceite (de ahí que el nombre más apropiado debiera ser el de aceite de aceituna)... si bien el mismo fruto contiene gran parte de agua, que en la extractora se separa dando lugar a las “fuertes y dañinas jamilas”, las que sin embargo y secadas en balsas apropiadas para ello... terminan dando un abono excelente y aprovechable como tal abono natural, que dosificado convenientemente, puede volver a la tierra como un alimento natural más para enriquecerla.

Y de nuevo y en la forma ya referida en otras ocasiones, Julio llegó a la puerta de la casa de aquel “hortelano o jardinero loco”, el que ya lo estaba esperando en el dintel de la puerta, puesto que la temperatura allí no era desagradable, ya que el sol daba sobre aquella pequeña lonja y como no corría viento, no se estaba mal a la intemperie; por lo que una vez efectuados los saludos habituales, decidieron sentarse en aquellas viejas sillas, teniendo cerca igualmente la vieja mesa; si bien esta vez, el botijo de agua no estaba sobre la misma, quizá el anfitrión no creyó oportuno ponerlo allí y por cuanto estimó no sería necesario aquella mañana, salvo  un momento excepcional... en el otoño e invierno se bebe mucha menos agua, pensó.

-¿De qué hablaremos hoy en primer lugar?

Fue el anfitrión el que con esta pregunta inició la conversación y a lo que Julio respondió con rapidez.

-Si le parece podemos hablar de la crisis actual, de la depresión económica; del movimiento de masas que al parecer ya se produce en múltiples lugares y en fin, de la actualidad, que se muestra “muy efervescente” y de nuevo, corre la sangre en algunos lugares, sobre todo... “donde sigue dominando la religión de Mahoma”.

-Bueno me parece bien... veamos lo que usted opina sobre ello, puesto que como ha sido el que propone, exponga la entrada o primera opinión.

Julio al escuchar aquello, simplemente guardó silencio y tras buscar en su cartera, sacó un guión sobre el tema y habló cuanto sigue.

-Antes de entrar en temas tan desagradables, boy a hacer una entrada o prólogo, de un país en el que se vive con cierta felicidad y sin los problemas que aquejan a todo el mundo “desarrollado”; se trata de Costa Rica, puesto que lo considero como país o nación ejemplar y por tanto ejemplarizante para toda la actual civilización occidental; podríamos hablar igualmente de la otra nación oriental, cual es Bután; pero esta prefiero dejarla para después, puesto que también es digna de ser resaltada, ya que ambas son, “islas de paz y concordia en este infernal mundo que se ha conformado en la denominada Era Atómica”; más aún la segunda, “donde la riqueza no se mide por el dinero u oro que posee el individuo”, sino por el grado de felicidad que logra...veamos.

Julio hizo una pausa, movió los labios y moviendo igualmente la lengua, ensalivó el paladar como para poder hablar con cierta fluidez y tras ello dijo.

            -Costa Rica: un pequeño gran país:   Este territorio, que ocupa algo más de cincuenta mil kilómetros cuadrados, es para mí, no sólo la mejor herencia que dejó “lo español”; en todo su “gran imperio”; sino que aventajó a “la madre patria”, hace ya muchas décadas; siendo igualmente un ejemplo de ámbito mundial, afortunadamente reconocido, pero del que se habla poco; quizá por que no interesa hablar de esa “verdadera patria”; por que les da vergüenza a los inútiles que dicen gobernar (mejor mandar) en el “mundo rico y desarrollado” (lo de desarrollado es un decir y lo de riqueza también, por las miserias que contiene) o por que como su importancia económica, “de riquezas a saquear”; y otros motivos, no son interesantes para los buitres del mundo; prefieren dejarla en su feliz retiro... que desde luego, si no es feliz al completo, pero sí que debe serlo bastante. Primera felicidad a destacar, es que sabiamente los gobernantes que de verdad gobernaban (“normalmente en vez de gobernar, hoy suelen practicarse en el resto del mundo el expolio y la venta de lo que sea y por lo que sea, en beneficio de los mercenarios que en general gobiernan los países del mundo”)... reitero, aquellos bastante sabios que allí gobernaban en 1948, decidieron eliminar el ejército y lo suprimieron “de un plumazo”; lo que luego se consolidó, elevando tal decisión a su Constitución, con lo que para instaurarlo de nuevo, el que lo quiera imponer, ha de realizar largos trámites y que el pueblo lo autorice.

            Hoy tan pequeño gran país (por otra parte no tan pequeño, puesto que Suiza cabría dentro de su perímetro y aún sobraría un veinte por ciento de su territorio) sus necesidades “militares”, las cubren con... Las dos únicas fuerzas de seguridad que mantienen y que son; la Guardia Civil, compuesta por 4.500 miembros, y la Guardia Rural, de 3.200. Sus gobiernos mantienen una neutralidad a toda costa y no participan en conflicto alguno fuera de sus fronteras. La Guardia Civil, creo recordar que la copiaron de la de igual nombre que mantiene España y que hoy por hoy, es la fuerza “civil” más prestigiosa que aún mantenemos los españoles; a la que se honró con la denominación de...”LA BENEMÉRITA”; y la que esperamos prosiga así por muchos años; sencillamente por cuanto lo merecen y los necesitamos.

            El nivel cultural que gozan en ese país, lo demuestra el que la mayor parte del mismo (“es en sí un jardín tropical”) está catalogado como parques naturales y similares. También que es la nación de habla española, con menor índice de analfabetismo, que prácticamente no hay emigración (señal que sus nativos viven bastante bien en el territorio nacional) y que el volumen de delincuencia, es infinitamente inferior al resto de “repúblicas” que empleamos el idioma español.

            Su población en la actualidad es de cuatro millones seiscientos mil habitantes; la mayoría de ellos en edades que cubren desde la niñez hasta la madurez, puesto que viejos hay muy pocos en relación a tal población; y su expectativa de vida es similar a la de los países más desarrollados, puesto que el promedio para el hombre son setenta y siete años y el de las mujeres algo más de los ochenta, siendo su repoblación (o renovación poblacional) bastante equilibrada en relación a otros países, donde “el desorden en la natalidad y mortandad de los nacidos es horrible”.

            Otros datos: En 2007, el Gobierno de Costa Rica (“que hace honor a su nombre”) anunció planes para convertirse en el primer país del mundo neutral, en carbono o C-neutral[] para el año 2021, que es el año en que cumplirá su bicentenario como nación. De acuerdo con la Fundación Nueva Economía, Costa Rica ocupa el primer lugar en el Índice del Planeta Feliz (HPI) y es el "más verde" de los países del mundo. De ahí que su turismo, sea cada vez más abundante, si bien no es masivo, ni ellos quieren que lo sea, por la destrucción consiguiente que esas masas ocasionarían como ya lo han ocasionado en bastantes lugares del mundo.

            Hay muchos datos más a resaltar, pero lo dejo a usted que los busque, puesto que simplemente, señalando en el buscador de Internet, las palabras Costa Rica,  aparecerán infinidad de datos que asombran el leerlos; como igualmente asombra que no sean copiados o imitados por tantos países; puesto que mantener todos estos “tinglados” (que son positivos) ocasiona una creación de trabajo y movimiento de dinero, que al ser todo ello positivo, beneficia a un gran sector de sus habitantes... pienso que huelgan más comentarios, para valorar globalmente lo que es ese país.

            Y no... “yo no siento envidia”; yo siento admiración cuando veo que cosas que son posibles se hacen; se hacen en silencio y el tiempo va diciendo lo demás.

            Me inspira este relato, una correspondencia con un amigo y comprovinciano, que “hastiado de España”, se ha ido allí para acabar su vida en tal lugar, que como marino, conoció no sé hace cuanto tiempo; y el que incluso me ha invitado a pasar allí unos días... pero he declinado tan generosa oferta, por cuanto mi edad y mis padecimientos coronarios... por el momento, me aconsejan esperar; pero no he dicho un no definitivo y quién sabe... si al publicar este relato... “a lo mejor algún departamento de ese país, me invita para que vaya y escriba allí sobre lo que vea y sienta en esa visita”... “nunca digas de esta agua no he de beber”... dice el sabio dicho español. De momento y hace ya años, sí que fueron algunos de mis libros y como donación a sus principales bibliotecas, incluso envié una al presidente de la república.

            De momento vaya mi grito de admiración y respeto... ¡Adelante costarricenses seguid cuidando ese “pequeño gran país” y seguid siendo ese espejo del mundo, que ya sois, demostrando que hay un mundo mejor y que vosotros estáis en el camino!

            Llegado aquí, Julio guardó silencio y esperó a que dijera algo su interlocutor, el que sonriendo, añadió cuanto sigue.

            -Le felicito por ese relato en el que usted logra una bastante real semblanza de ese territorio; el que he visitado en alguna de mis estancias en Colombia y puedo decirle que sí; que es un lugar donde se puede vivir bien y tranquilo... pero tristemente es “la excepción que marca la regla”... ya que nadie está dispuesto a imitarlos, salvo ese país al pie de los Himalayas, que usted a nombrado y del que tengo algunas referencias, pero de las que y como usted bien ha dicho hablaremos más adelante y tras las exposiciones mucho más espinosas que habremos de hacer, por cuanto la realidad actual se muestra ya “bastante negra”; prosiga usted (pues) con el tema... que por cuanto ha dicho... “será la otra cara de la moneda”.

            Julio agradeció el reconocimiento o felicitación y tras ello prosiguió diciendo.

            -Como contrapartida de la anterior nación, me refiero ahora a Libia, cuya extensión casi llega a los dos millones de kilómetros cuadrados (1.760.000); su población por el contrario apenas rebasa el millón de habitantes; sus riquezas en hidrocarburos (petróleo y gas) son enormes y (pienso que) por “lo uno y por lo otro”; ha sido un país atormentado, primero por la colonización europea, después por el establecimiento de una tiranía, tras derrocar a “la medieval monarquía” allí existente; y la que ha dominado como tal, durante cuarenta y dos años. Ahora los antes países colonizadores se coaligan para acabar con el tirano y poner, a quienes ni se sabe en estos momentos en que hablamos, puesto que en estos días es asesinado el tirano Gadafi y del que ya hemos hablado sobre el mismo, pero abundaré sobre ello, por cuanto el derrocamiento de este individuo, en el que se cumple la ancestral sentencia de que... “el que a hierro mata a hierro muere”... ese derrocamiento, ha costado una cantidad de muertos de la población civil, que ni se saben; por ello he publicado recientemente algunos artículos; puesto que le recuerdo (creo recordar que hablamos algo de ello) que a la cabeza de Gadafi, los norteamericanos le pusieron precio... concretamente “un millón de dólares vivo o muerto”... actuando desde el Gobierno, más o menos, a como actuaban aquellos norteamericanos del “salvaje Oeste” y donde a cuatreros, bandidos y otro tipo de delincuentes, se les ponía precio a su cabeza o se les linchaba en el lugar donde eran cogidos, practicando aquella triste y famosa ley “de Lynch”... más crueldad han practicado con este tirano libio, puesto que lo han matado peor aún que como se dice que mataban antes a los perros rabiosos: veamos ello. Pero hagamos un poco de memoria.

            Dicho aquello Julio hizo una pausa, rebuscó papeles en su cartera y con ellos en la mano, empezó a hablar, leyendo e improvisando sobre la marcha, para completar el tema en diálogo.

            -Libia o el reparto de un enorme botín: “Las potencias denominadas mundiales... Decidieron “ganarle la guerra al Gadafi”, como antes decidieron ganársela al sátrapa de Irak; y en los dos territorios por lo mismo (“lo de libertad al pueblo es siempre la mentira más empleada”); o sea, las riquezas petrolíferas... y digo territorios, puesto que de naciones no tienen nada, en uno y otro... tribus y poco más. Ahora y con el libio lo hacen mucho mejor; o sea, mucho más legal... no se han atrevido a hacerlo como lo hicieron en Irak, donde “el jefe” norteamericano (Bush) ordenó la invasión, sobre la base de “un armamento químico” y lo que luego resultó mentira, pero allí siguen las tropas norteamericanas y algunas otras; y allí han muerto más aún, que con el tirano anterior (la mayoría y como siempre, población civil; de “uniformados” escasa cantidad en relación con los otros)... y no, no estoy defendiendo a Sadam Husein, sino relatando lo que me parecen estos teatros sangrientos, donde mueren cientos de miles (¿millones?) de víctimas inocentes, sin otra culpa que el haber nacido en los entornos donde abunda el petróleo, el gas natural y otras materias primas imprescindibles para el brutal negocio consumista, que se ha creado en una parte de este pequeño planeta en el que habitamos, sin encontrar nunca esa paz y sosiego con la que sueña el ser humano pero que nunca alcanzó, alcanza y ni se sabe si la alcanzará en... alguno de los próximos milenios.

            Y se persiste en el brutal consumismo pese a la contaminación y otros muchos daños, que van asolando grandes áreas de este planeta, puesto que los políticos no saben ya hacer otra cosa y basan todo lo que ellos denominan bienestar, en el consumo... “consumid, consumid, malditos”; fue el titular de un artículo mío de hace un año o cosa así; y sobre el mismo no he cambiado de opinión.

         Ahora el petróleo y el gas de Libia, es lo que interesa; bandadas de buitres (“se están empleando mercenarios sin uniforme, supongo que para realizar los trabajos más sucios”), sin credo, sin ideas políticas, sin otro interés que ese gas y petróleo, se ciernen ya por ese territorio y seguro que ya está planificado el reparto hasta del último de los dólares que allí se dirimen y que está visto, que han de pasar de Gadafi y sus tribus [las tribus libias también participan en el negocio] a "otros gadafis" y las tribus libias en general, puesto que las tribus han de participar en el negocio, o son capaces de "degollar a quien sea"; y no por Alá, sino por el bolsillo... o sea, todo... una mierda... puesto que el pacifista presidente español y cuyo nombre ni merece ya ser nombrado, "lo hace de balde y pone la cama", ya que ha mandado las tropas y armamento que le han exigido, con lo que nos endeuda aún más a los españoles... ahora seguro que no salen a berrear los "saltimbanquis y similares" (a los que este indeseable mantuvo fieles a sus desaciertos, simplemente pagándoles lo que le pidieran),23 puesto que ahora no está gobernando su contrario Aznar... pero quién mueve todo, es el mismo, o sea USA y las multinacionales del petróleo... "lo mismo que en Irak, lo mismo que en Afganistan... y lo mismo, que donde existan esas u otras riquezas a controlar. Las guerras y no me canso de decirlo, se organizan para realizar los más grandes robos que el ser humano perpetra y además, los gastos de las mismas, se los hacen pagar al indefenso pueblo que es el que trabaja y contribuye con su esfuerzo.

Por descontado que en este gran negocio, no dirán ni pío... “las que se dicen oposiciones políticas”; todos a marcar el paso “del caudillo” que en la sombra manda la tropa y el que a su vez, es mandado por los intereses de las grandes multinacionales y en definitiva; del gran capital... ¿puesto que quién tiene dinero para mantener tan monstruosos negocios?  Nosotros los súbditos, ya cuasi siervos de la edad (o era) “atómica”, a trabajar y a pagar, el gasóleo a 1,30 euros (litro), como yo acabo de pagarlo esta misma mañana del día en que escribo... “hay que pagar todas estas guerras” y es claro que quienes las promueven, no pagarán ni un solo céntimo; ellos a repartirse el botín, puesto que ese es el fin, cueste lo que cueste y caiga quién caiga... Puede ser que incluso le dejen alguna parte del pastel, al criminal Gadafi... (ya se habla de que puede incluso quedarse donde estaba: cosa insólita; pero que él no aceptó) aunque tenga que comérselo, allá en algún palacio que se hará construir, no en el desierto... sino en algún lugar paradisíaco de la Venezuela... del otro sátrapa tropical, pero igualmente dueño de grandes yacimientos petroleros” (Chávez, que como presidente venezolano lo apoya)... “Dios los cría y ellos se juntan”... Amén.

            Después de escrito esto, he leído en la red, que Gadafi, no es tan malo para su pueblo, como se dice y que sabe invertir el dinero en beneficio de todos... ¿qué hay de verdad en todo ello? Yo me limito a señalar esto y por lo que pueda haber de cierto. Pero me temo que ello puede ser “la propaganda que hacen correr todos los tiranos y mucho más los que como éste disponía de cantidades enormes de dinero”.

            Pero dicho todo ello... ¿Quién habrá cobrado la muerte de Gadafi?

            Hago y me hago esta pregunta, por cuanto los Estados Unidos (USA) publicaron hace poco tiempo y aún estando el dictador libio atrincherado en sus feudos; pagar la bonita cantidad de un millón de dólares por el tal... “vivo o muerto” (le dediqué un artículo que fue publicado) y como el tirano ha sido “cazado y muerto”; deduzco que alguien habrá reclamado (o va a reclamar) ese millón de dólares americanos, que en Libia, representa una gran fortuna, o “fortunón”.

         ¿Pero cómo ha sido cazado y muerto este dictador? La profusión desarrollada y muy “sádica” de los informativos de todo tipo visual, nos lo ha servido hasta con “los gritos de terror del masacrado”; puesto que ese ser humano (“mal que les pese a muchos, fue un ser humano engendrado y parido por mujer, o sea igual que usted que esto lee; o que yo mismo”) y pese a todos sus crímenes, debiera haber sido detenido, respetada su integridad física y luego juzgado pública e internacionalmente, como se ha hecho con otros “de su calaña”; y después de ello, que se cumpliera la sentencia que mereciera.

            ¿Por qué no ha sido así? ¿Había intereses que nunca sabremos y de tal “altura” que estos tenían ordenado el que fuese muerto allí donde fuese visto... por cuanto los muertos ya no hablan? Y Gadafi... “se ha codeado con toda la crema de Occidente y los que le han dejado plantar su jaima allí donde a él le dio la gana”... sin embargo y llegado un momento (“que esos intereses sabrán: seguro”) el tan bien recibido por todos los antes referidos “jefes de Estado y primeros ministros”; fue declarado enemigo número uno y al que había que extinguir y ello hacerlo cuanto antes; y así ha sido... “pueden descansar tranquilos, los que quizá habiendo recibido regalos cuantiosísimos (el petróleo da mucho oro) temieran que el Gadafi una vez detenido... cantara mejor y más claro que... “Plácido Domingo”, que es el mejor tenor aún vivo.

            Ahora “los protegidos y bien armados”, por los intereses que no les interesaba ya que siguiera este jeque beduino; han ganado “la revolución” y se preparan a gobernar, ese territorio (que no Estado) compuesto por cantidad de tribus, que seguro seguirán en lucha; sobre todo la que fue “patria chica” del muerto y todos sus afines; puesto que sabido es que “en el desierto, rige la ley del desierto; y la venganza está incluida en esa ley” y esas gentes, bastante primitivas suelen mantener el honor que marcan sus ancestrales costumbres.

            Por ello y una vez más... “me miro al espejo y me río de lo que allí veo y de todo cuanto imagino, pensando en esa revolución y los cientos de ellas que ha sufrido el mundo conocido y en que todas han sido un fracaso”; puesto que... como dijo el Profeta Cristiano... “la violencia sólo engendra violencia”; lo que mucho antes ya lo afirmaron los sabios orientales, con lo que se denomina... “Ley del Karma”, o de Causa y Efecto; donde una acción tendrá siempre la reacción equivalente; por lo que a una acción violenta, la reacción siempre será mucha más violencia... y así ha sido siempre.

            De ahí lo que viene ocurriendo ya en muchos más sitios de los que se esperaban... “y es que la cuerda lleva ya bastante tiempo siendo tensada y empieza a saltar por diferentes partes”. Egipto, Túnez, Siria, Marruecos, Italia, Grecia y “otros”, son los ejemplos candentes y donde ya se contabilizan una mortandad enorme.

            Lo triste y lamentable, es que siempre que se rompe la cuerda (revolución) es "un pasar de dueño a otro nuevo dueño"; el pueblo sigue igual; las revoluciones no han solucionado nunca nada... pero y es más triste aún, LOS RAZONAMIENTOS TAMPOCO HAN SOLUCIONADO NUNCA NADA... lo que quiere decir que el hombre sigue siendo hoy igual que hace cinco mil años, que es como mucho, la historia que conocemos de ese hombre... puesto que ese “homo sapiens y salvo un barniz de civilización que ya vemos se rompe con gran facilidad, sigue siendo el mismo"; triste destino pues... "para el hombre que pensamos y deducimos"; la masa, la chusma, "los borregos"; con poco se conforman... “antes pan y circo... hoy pan y fútbol y algunas otras bestialidades modernas, amén de que se les llene la panza lo suficiente y tengan algún dinero para sus vicios o aficiones”. Y si llega la revolución, ya hemos visto lo que han hecho con Gadafi y vete a saber cuantos más de su cuerda (culpables o inocentes)... al mentado, hasta "lo han empalado por el culo y aún vivo o agonizante"... "esa es la temible masa soliviantada en cualquier revolución"; ha sido horrible ver las estampas, donde hasta niños en edad de jugar, conformaban la “V” de victoria; y a estas criaturas las han paseado sin escrúpulo alguno por esos horrorosos escenarios del salvajismo humano.

            ¿Pero qué victoria han conseguido? ¿Pasar de la dictadura de un tirano que implantó la doctrina de un libro dictado por él... a la dictadura de los seguidores del otro dictador, cual fue Mahoma con su libro; inamovible tras catorce siglos de haber sido escrito? ¿Qué van a ganar los libios y tantos otros "revolucionarios"? ¿Lo que han ganado los antes persas y ahora iraníes con la revolución de los ayatolás? O los iraquíes, que están emigrando en masa de ese infernal país, el que huye si es que quieren aún conservar la vida. En muchos aspectos están hoy mucho peor que con el tirano que derrocaron, juzgaron y fue luego ahorcado... “eso sí, esta vez legalmente”.

“Tras de todo ello, el petróleo y los grandes beneficiarios del mismo”; o sea lo de siempre. En fin... menos mal que ya soy viejo y no me deben quedar muchísimos "telediarios"... mejor irse de aquí "de muerte natural (claro está), pero cuanto antes". La vida llega a ser muy dura para el pensador que se atreve a llegar con el pensamiento, hasta las mayores profundidades donde puede y en las que encuentra tantas miserias, que sus sentires o padeceres, sólo los sabe el que los sufre.

            Lamentablemente no cunde el ejemplo de los islandeses (cuyos hechos están siendo silenciados por todos los que nos han servido “lo de Gadafi” con tantísima profusión de detalles) los que civilizadamente, se han unido, han sentado en el banquillo a su jefe de gobierno, banqueros y demás “bandidos” y los están juzgando; y de paso están redactando una nueva constitución para evitar nuevos abusos en el futuro24... pero es claro, Islandia es una isla y con una población no muy numerosa, pero muy inteligente y bien formada... y también es claro, que muy inteligentemente han deducido, que... “a tiros nunca se soluciona nada”. Y por ello han sabido ejercer el poder del pueblo, que es el que paga... y ya se sabe que “el que paga manda”... pero este es otro tema del que hablaré después, o en otra ocasión.

            Al llegar aquí, Julio guardó silencio y mirando a su interlocutor, dijo.

            -Necesito beber agua, haga el favor de traer el botijo... y luego respóndame lo que estime oportuno: muchas gracias.

            El Número Trece, al oír aquello y sin decir nada, se levantó, entró en la casa y trajo aquel recipiente de barro, lo alargó a su invitado y éste bebió abundantemente; tras ello y dejado el botijo sobre la mesa, ambos se sentaron y fue entonces cuando aquel loco del sanatorio abordó el tema diciendo.

            -Amigo Julio... una vez más, terminamos en “el muro”... ese muro infranqueable y que siempre se presenta en estos hechos, criminales por demás, pero que en realidad y como usted ha dicho figuradamente... “son una continuidad en la marcha de ese ser bípedo y mamífero... a cuya especie pertenecemos usted y yo”... ¿qué decir más?... Bueno; yo había preparado otros temas, pero en realidad son los mismos, por cuanto al final se llega a la avaricia... a la ambición desmedida, causas de todo lo demás; no obstante y si me lo permite, le relataré yo... “mis confesiones de hoy”; puesto que de alguna manera, yo y como usted... necesito desahogarme... “y hablarle sólo a este viejo olivo” (que algunas veces también lo hago, no me seduce y menos me satisface.

            Aquel hombre y en un estado ya tenso o de cierto agobio, simplemente miró a su interlocutor, luego alzó la vista y miró al olivo y sus abundantes aceitunas ya coloreadas y aguardó la respuesta de su invitado, el que simplemente dijo.

            -Sí... hable usted, desahóguese como usted dice... le oigo con atención.

            Tras ello, aquel otro loco echó mano a algunos papeles de los que tenía ya preparados y agarrados los que creyó oportuno, empezó a hablar, lo que sigue.

            -Derroches, expolios, bandidaje político: “Todo efecto tiene una causa”. Esta contundente afirmación contiene en sí misma, la explicación de la situación calamitosa actual y que los perniciosos (inútiles es decirles poco) políticos, han llevado a gran parte del mundo, que se decía “desarrollado” y que por lo que ha ocurrido, no le estaba tanto.

Como español y testigo de la odisea española, tras la devastadora guerra civil (de la que los perdedores culparon a Franco, que no fue el que la inició) y que dejando a un país arrasado (por los dos bandos que en ella intervinieron: quede esto muy claro) supo reorganizarse y llegar a una prosperidad ni soñada por la mayoría de españoles que lo vivimos. Después nos llegó la plaga política actual y que acabó “con todo aquel esfuerzo”, que sí que costó “sangre, sudor y lágrimas y en mucha abundancia”.

De la “odisea” que padecemos ahora (esto va para largo) comentaré sólo, “unos pespuntes, del descosido, roto y posiblemente ya harapiento”, tejido de la prosperidad española, que nos han destrozado una serie de equipos devastadores (sálvese el que pueda) y que aún se atreven (sin antes pedir perdón o se juzgados por los infinitos delitos cometidos) a discursearnos prometiéndonos... “el nuevo cielo y las nuevas huríes de una economía, que por lo machacada que está, yo dudo se pueda recuperar en varias generaciones”.

Y no sólo es la economía, han destrozado mucho más y lo demuestra, la educación y formación individual; la delincuencia y la irresponsabilidad general y que lo ha invadido todo... “o casi todo”. Han terminado por dejar a un pueblo sin ilusión, totalmente desorientado, e infinidad del mismo perdido y sin horizontes.

Esto lo confirman sólo dos datos que conocemos y que afirman cosas como estas que siguen... Se han multiplicado las cárceles o penitenciarías (los juzgados han aumentado mucho más y pese a ello están colapsados), las que están llenas a rebosar y “apenas ya pueden meter en ellas a los que consideran más peligrosos”; por lo que los permisos y concesiones, son algo ya tan abundante, que asombra... la educación, formación y enseñanza (amén de la destrucción de la familia) es tan calamitosa, que lo que se publica y las valoraciones que se dan, son de mucho más que bochorno... “aquí y para mayor ignominia, se combate hasta el idioma español”, cosa que no entenderían ni “los hotentotes”, si es que aún quedan. El rey que según la Constitución “encarna y representa al pueblo”; simplemente ha vivido su vida, ha hecho su gran fortuna, da los discursos que le escriben otros y no se moja en nada, cosa que como “un gran padre que se considera”, no guarda relación con los deberes del tal, por tanto... ¿para qué nos sirve en realidad? Para cubrir “algunos parches y remiendos”, sólo para eso... y eso y nada, todo es nada. Mejor tener “una primera cabeza”, como la tienen Estados Unidos o Francia... “pero figuras de adorno y lucimiento no son practicas para un mejor control de los desmanes que puedan ocurrir, que como en España... han sido infinitos”.

Ese ya ejército de políticos que nos ha mangoneado (se ha publicado que hay en activo, alrededor de cien mil... lo que me recuerda aquella otra invasión de “los cien mil hijos de... S. Luís) ha terminado por dedicarse sólo a la caza del contrario... “con el consabido... y tú más”; importándoles un rábano “la casa de todos, que ha terminado como antes he indicado metafóricamente”... pero que sigue empeorando. Eso sí, de paso la mayoría de ellos, o se han “forrado” o como mínimo se han asegurado un buen vivir para su futuro y por medios que no se pueden sintetizar en un espacio corto, como es una conversación o artículo para publicarlo... “si es que encuentras dónde se puede publicar, puesto que en general los medios al alcance del público, todos o casi todos están comprados y por tanto amordazados”.

Veamos esos “pespuntes” antes indicados:

“Algunos de los desmanes que han caracterizado los últimos años de la cosa pública. El caso del ‘mayordomo de Alberto Ruiz-Gallardón, simple alcalde de Madrid; el que ordenó realizar las faraónicas obras sin utilidad práctica y que terminan por que el ayuntamiento de Madrid es el más endeudado de toda Europa. El ex presidente del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach, de Izquierda Republicana, quiso convertir su coche oficial de gama alta en una especie de oficina móvil con extras y caprichos personales como (por ejemplo) una televisión con su correspondiente sistema de recepción, un reposapiés eléctrico y un escritorio de madera. El socialista Emilio Pérez Touriño será recordado en la historia de Galicia por cosas como el ‘cocheciño fantástico’ o la reforma de su despacho en el Palacio de San Caetano, la sede de la Xunta de Galicia - Touriño gastó 2,2 millones de euros en un proyecto que incluía, también, un mobiliario de alta gama de la prestigiosa firma catalana Jaume Treserra..  Touriño adquirió en diciembre del año 2007 un vehículo que bien podría rivalizar con el de la famosa serie de televisión de David Hasselholff. El precio del Audi A8 de alta cilindrada del presidente de la Xunta ascendió a 480.000 euros e incluía altas prestaciones como blindaje, inhibidores de frecuencia o neumáticos especiales que preservaban la seguridad en caso de pinchazo. Las reformas de los edificios y dependencias oficiales merecen  un capítulo aparte (Aquí todo el que ha mandado, incluidos “alcalduchos” de lugares que casi nadie conocía). Aunque si de obras polémicas hablamos, no se puede pasar por alto la que llevó a cabo en su piso oficial el ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Dos meses después de las elecciones generales del 2008, utilizado habitualmente por los ministros y por el que han pasado, entre otros, hasta el propio Mariano Rajoy (actual jefe de la oposición y que fue ministro en los gobiernos de José María Aznar). Bermejo lo heredó de la ex ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo y, nada más llegar el nuevo inquilino, llevó a cabo una reforma expres que luego justificó porcuanto las condiciones de habitabilidad eran “muy deficientes” y porque se encontraba “en situación de total abandono”. En total, 250.000 euros (más de cuarenta millones de pesetas) en “acondicionamiento de la vivienda”, “reforma de terraza”, “suministro de mobiliario de tapicerías varias”, “mobiliario de cuarto de baño” y “suministro de jardineras y su posterior colocación”. La propia Trujillo criticó los gastos suntuosos de su compañero y dijo que “la dignidad de unos ministros es mayor que la de otros”. Una mariscada pagada por todos: Como dice el refrán, “con pólvora del Rey, buenas salvas”… O buenas mariscadas. Mercasevilla pagó la cena de Nochebuena del año 2008 a dos concejales socialistas, Alfonso Mir y Francisco Fernández, a los que regaló sendas cajas de marisco de primera categoría. Gambas, langostinos, cigalas, nécoras, mejillones, bogavantes y langostas. En total, una factura de 875 euros abonada íntegramente por el Mercado central de la ciudad, que no es privado sino público. La punta de un iceberg que, junto con la trama de los EREs falsos, trae ahora de cabeza a todo el socialismo andaluz. La suite de Duran y Lleida en el Palace (hotel de lujo): El político catalán, que no tiene casa particular en Madrid, se instala cada semana en una suite del hotel, que está situado muy cerca del Congreso de los Diputados. No es el único que lo hace, pero sí el que más explicaciones ha tenido que dar al respecto después de que el diario El País, publicase una imagen suya desayunando en el interior de la suite. (Lo que demuestra que algunos políticos han de tener unos enormes ingresos aparte de “lo oficial”, puesto que si no, no se explican estas estancias en hoteles de gran lujo). El ex presidente de la Generalitat Valenciana (Camps) también se solía alojar en la suite del Palace cada vez que recalaba en Madrid. El próximo 12 de diciembre, Camps se sentará en el banquillo por el conocido caso de los Trajes y acusado de un delito de cohecho pasivo impropio. Según indica el magistrado en su resolución, el ex presidente de la Generalidad valenciana recibió, al menos, doce trajes, cuatro americanas, cinco pares de zapatos y cuatro corbatas, prendas valoradas en 14.021 euros. El Porsche Cayenne de Bono (actual presidente del Parlamento y “disfrutador” de otros muchos cargos anteriores): Tal y como publicó El Confidencial hace un año, el constructor Francisco Hernando, El Pocero, presumió en repetidas ocasiones de haber regalado al matrimonio Bono un Porsche Cayenne modelo S, de color negro y con una potencia de 385 caballos. El vehículo sustituyó, en el 2005, al antiguo Jeep Gran Cherokee que los Bono utilizaban hasta entonces y se convirtió en el vehículo preferido por la ex mujer de Bono, Ana Rodríguez, para sus desplazamientos particulares.”

            Como ha podido comprobar, en “mis pespuntes” he incluido políticos de “amplia gama” (afectan a los principales partidos con asientos parlamentarios), aunque a la vista de tantas cosas; que ya dan asco, está muy justificado el calificativo que les di hace ya mucho tiempo... “son de panza y bolsillos y simples mercenarios en busca de botín... si hay que cambiar de chaqueta se cambia, aunque y como se ve, les gustan los trajes y zapatos nuevos, pagados por otros, los automóviles regalados y ni se sabe qué más cosas, aunque son fáciles de imaginar” ¿Cuánto nos costó y cuesta tanta ignominia al indefenso súbdito español...? Ni se sabe, ni se sabrá jamás... “es como contar las gotas de agua que hay en cualquier lago o laguna”... ¿merecerá ir a votar el veinte de noviembre “y los siguientes”... y de ir?... ¿a quién o quienes votar... puesto que hay que seguir votando a lotes, impuestos por dictadores? Ni podemos elegir a personas.

            Aquel hombre al llegar aquí, hizo una pausa y luego continuó diciendo.

            -Créditos, créditos y créditos, subvenciones... todo el mundo busca crédito o que le subvencionen lo que sea...    No hay créditos, no hay dinero, no hay... vergüenza ni dignidad y es claro que por ello han arrasado todo, puesto que “en el aire”, sólo viven los buitres que controlan el dinero “de los otros”; y sin arriesgar nada, se forraron, se forran y se van a seguir forrando, si no hay verdaderos políticos estadistas que pongan coto a tanto desmán y tanto robo encubierto... “o mejor dicho, descarado”. En la actualidad, incluso un ministro en activo (José Blanco) se le está siguiendo proceso, por un soborno que ha recibido “un primo suyo”, por unas gestiones favorables a un empresario gallego. Este ministro (y otros “similares”) se hicieron edificar unas residencias a tenor con su categoría, en un lugar in edificable y reservado como espacio natural, en uno de los lugares más señeros de las costas de Galicia.

            Hace tiempo que supe, que uno de estos “buitres” o “buitres financieros”, con toda la arrogancia que da la impunidad dijo con contundencia... “el dinero en cantidad se logra con el dinero de los otros”. O sea que no era necesario arriesgar el propio, caso de tenerlo; lo que había es que estar bien apostado, en los puntos donde está ese dinero de todos (el dinero público o el de los ahorradores de verdad y que se quitan de gustos y lujos por ahorrar para el futuro). Dinero público que como dijera una ministra del actual gobierno (y fue publicado por la prensa) la que sin reparar en el disparate que decía, dijo que... “el dinero público no era de nadie”; por lo que esta incalificable “individua”, consideraba que ese dinero estaba a disposición del primero que llegara al mismo.

            Recuerde también, que gobernando (y lo de gobernar es un decir) Felipe González Márquez, uno de sus ministros (no recuerdo ahora si Solchaga o Almunia) dijo y está bastante aireado que... “en España era muy fácil hacerse rico” (quizá lo dijo en otras palabras pero el sentido es el mismo)... y ello se ha demostrado, por los grandes capitales, que muchos que no tenían “dónde caerse muertos”, o poco más; han logrado; por mor de estar en esos puestos antes mentados; entre ellos el propio Solchaga, Almunia, Bono, Boyer, etc.; puesto que “ministros o no ministros, miembros del partido o allegados”; la lista debe ser interminable... se forraron y bien forrados... y de acuerdo que ello afecta a los demás partidos y en mayor o menor medida; puesto que “el robo del dinero de todos es un coto libre para los desaprensivos”... “la pringue mancha mucho la vestimenta demócrata”. Que no es demócrata ni por asomo, esto ya es una dictadura compuesta por infinitos dictadores, que se tapan los unos a los otros, mientras nos saquearon saquean y posiblemente nos sigan saqueando.

            No sé si usted tiene noticias, pero sepa lo que le han dicho en su propia cara, al más destacado de los banqueros españoles y que lo es también en el resto del mundo capitalista... “o financiero”.

            En la reciente asamblea del accionistas del Banco Santander, le han dicho a Emilio Botín, su Presidente y a efectos “dueño” de tal empresa, por cuanto la maneja con amplitud inusitada... lo que sigue: “Parte del texto: "Mientras se iba abriendo la fosa de la destrucción de empleo, en la que millones de condenados perdían su esperanza y su dignidad, ustedes se forraban a espuertas sin el más mínimo recato ni pudor“, “Usted es alguien que hace política con mayúsculas y sin mojarse, además de ser un poderoso líder en la sombra, ajeno al escrutinio público” o “Ustedes son los que gobiernan a los que dicen representarnos”... El resto se puede ver en el siguiente video que solo dura seis minutos: http://www.youtube.com/watch?v=bEHFPox1ZgU

            Mientras tantos se han forrado y acumulado capitales “delictivos”; el ahorro español (que era inmenso) fue controlado de forma tan brutal, que fue y sigue siendo tan mal retribuido, que nunca ha llegado a cubrir la propia devaluación del dinero. Los fondos de pensiones y “demás” planes de pensiones o de ahorro; igualmente han sido manipulados de forma que sólo los administradores (Botín entre ellos) han obtenido grandes beneficios. El crédito público (incluido el de las cajas de ahorros) ha sido tan brutalmente saqueado, que no ha creado más riqueza que la que se han llevado los saqueadores, que posiblemente la han depositado en paraísos fiscales, para mayor crimen social e impunidad para los “ladrones”.

            No hablemos del Patrimonio Nacional, que era enorme cuando fue enterrado el dictador Franco; y el que a lo largo de los años, “lo han ido fundiendo” y ha ido pasando a manos privadas, por arte de “birlo birloque, o de malabarismos financieros”, imaginables por cuanto dijo aquel buitre que arriba cito... “el dinero en cantidad se gana con el dinero de los otros”... y al final, han saqueado tanto y a tantos, que han terminado hasta por dejar al Estado, sin dinero, sin ahorro; y además hipotecado hasta ni se sabe que año venidero y cuantas generaciones van a padecer tal saqueo o exterminio. Incluso ya se duda de que las “sagradas” pensiones, tengan el respaldo consistente que ellas precisan, puesto que hasta estos intocables fondos, los han tocado e invertido en vete a saber que “productos financieros y la solvencia de los mismos”.

            Se han montado infinidad de “negocios fantasma”; tinglados para recibir dinero derivado de los fondos públicos y de las cajas de ahorros; que para detallar sólo una mínima parte, igual se necesitarían varios libros de mil páginas cada uno y escritos por verdaderos (y honrados) economistas que resumiendo y condensando datos, estuviesen dispuestos a ofrecernos ello.

            Por el contrario, si con los enormes recursos con que se contaban en 1975 cuando muere Franco; se hubiesen administrado bien y en beneficio de España y los españoles; pienso que España hubiese mejorado incluso “la marca” que con aquellos gobiernos, consiguió, en que se situó entre las diez primeras potencias económicas de “todo el mundo mundial”... y es que el sistema que entonces empleaba la banca oficial (que nunca debió desaparecer, pues por sí misma controlaba a la privada); las cajas de ahorros y los bancos privados (férreamente controladas por los gobiernos de la dictadura)... ese sistema, era tan seguro... “como una apisonadora afirmando el firme de una carretera de nueva construcción”.

            Lo sé y lo afirmo, por cuanto yo... “sufrí” (y afortunadamente) esa apisonadora financiera de un banco oficial español (Banco Hipotecario de España); el que “me prestó” (no hubo ni un céntimo de subvención oficial) algo más de cuatro millones de pesetas (pesetas de 1971/72) para con dicho préstamo, terminar de construir una pequeña/mediana industria hotelera (Hotel Europa). Pero para ello y antes de “soltar” ni una sóla peseta; el banco me hipotecó, primero el solar, luego fue dando cantidades muy controladas, a medida del desarrollo de la obra y mediante inspección del banco (cuyos gastos de inspección habría de pagar yo) y cuando me dieron la última entrega, fue cuando ya la industria estaba en funcionamiento. Industria que tuvo que aguantar tres hipotecas, durante quince años; pero hipotecas tan ajustadas, que se empezó pagando una cantidad fija (y tras dos años de carencia de amortización – sólo se pagaron intereses) y terminó pagándose igual cantidad, que se pagaba al principio; lo que a medida que pasaba el tiempo y debido a la inflación constante, que siempre hubo hasta hoy mismo; aquellos pagos fueron siendo mucho más asumibles y es por ello y gracias a mi buena administración y mucho trabajo (“del matrimonio”) aquella industria y tras cuarenta años de funcionamiento... ¡¡Aún hoy pervive y ha iniciado una nueva marcha con renovadas instalaciones!! (con nueva deuda a pagar, pero ridícula en relación a la otra) Pero lo más importante para AQUEL DINERO PÚBLICO; si me prestaron cuatro millones, me hipotecaron en bienes sólidos, aquellos cuatro y ocho más que yo invertí de dinero contante y sonante; por tanto, si el fracaso llegaba... ¡¡El Estado nunca perdería ni un solo céntimo!! Puesto que estuve obligado hasta a mantener un seguro contra incendios, cuyo primer beneficiario en caso de siniestro, era el banco prestamista.

            Y finalmente algo importantísimo para el ahorrador español de aquellas épocas; aquellos créditos, estaban sostenidos por “Cédulas Hipotecarias”; las que eran muy bien remuneradas, para aquellos ahorradores, cuyos ahorros estaban férreamente asegurados, por que su dinero, se empleaba de la forma que antes en explicado. Cédulas que podía comprar cualquiera, puesto que creo recordar, eran de un valor de entra las cinco y diez mil pesetas; y se podían adquirir en cualquier banco o caja de ahorros.

            Por todo ello...

            ¿Quién va a responder –y ante tribunales especiales- de todo lo ocurrido? ¿El empobrecimiento de todo un Estado y la mayoría de sus indefensos súbditos puede quedar impune? ¿No hay defensa par los indefensos? A la vista está; NO LA HAY. Por ello causa risa cuando oyes hablar a los políticos: del futuro... y no digamos a los vocingleros sindicatos obreros o de empresarios, marcando “rutas”, sin tener ni puñetera idea de qué es lo que levanta o destruye una economía. Esa es la primero carcoma y luego gangrena, que ha ido devorando el esfuerzo y ahorro de muchos millones de españoles.

            Aquí se detuvo de nuevo aquel “otro loco”, el que su rostro se iba encendiendo poco a poco; por lo que soltando los papeles que tenía en las manos, agarró el botijo, bebió agua, sin ofrecer de esta a su interlocutor y tras ello siguió hablando cuanto sigue.

            -Las grandes grietas europeas: Este es ya otro drama puesto que una unión que no existe, y es por lo que se está desmoronando, puesto que... Viendo “las idas y venidas” de “las principales cabezas o cabecillas europeas” (principalmente las que gobiernan hoy en Alemania y Francia); las vacías declaraciones de unos y de otros; el ya muy largo “marear de la perdiz” (que decimos en España)... “Europa tiene de unión, lo que yo de monje tibetano”; aquí no hay nada más que negocios dinerarios y el pasar el muerto al que sea, menos tenerlo el que en realidad lo tiene... “aquí todos quieren pillar algo y a cambio no dar nada”: y así es claro que antes o después... “el tan cacareado y revaluado euro (moneda única adoptada por casi todos los componentes de esta unión de pacotilla) se irá a hacer puñetas”. Así es que hablen claro, obren como sea menester, o cállense de una puñetera vez y sabremos que son lo que ya aparentan demasiado claramente, o sea... ¡¡IMPOTENTES!!

            Siendo yo miembro electo en la Cámara de Comercio e Industria de mi provincia; se realizó un viaje a Bruselas, para “ver in situ”: qué era aquello del Mercado Común, Unión Europea, etc. (de esto hará veinte años y por tanto España seguía en sus interminables trámites para ser aceptada en “tan selecto club”) y entre las visitas que hicimos; era obligado el ir a la delegación que las cámaras españolas (de Comercio, Industria y Navegación) tenían allí; y el empleado que allí nos atendió; no se me olvidará nunca que en la charla insulsa que nos dio (“allí parecía que nadie sabía nada de nada”) dijo una frase que no olvidaré nunca, puesto que más o menos afirmó... “buscar algo aquí y tratar de solucionarlo, es algo así como buscar una aguja en un pajar”.

            Entonces no entendí nada de nada... hoy me doy cuenta, de que aquello debe ser un “infierno de presiones”, conchabamientos, apaños, sobornos y vete a saber qué más. Aparte de ello, se ha conformado una organización costosísima y cargada de representantes, que no representan nada... “nada bueno para los habitantes de los países que los mantienen y pagan”; puesto que si “aquello” funcionase, seguro que los desastres que hemos recibido no hubieran ocurrido con la ferocidad que lo han hecho. ¿Cómo puede funcionar un parlamento que ya se va aproximando al millar de “beneficiarios”? ¿Cómo se van a resolver las cosas entre tanto vocero, que a lo que allí va es a vivir de las grandes pagas que recibe y algunos a realizar sus propios negocios?

            Recordemos que Inglaterra y siendo uno de los veteranos del “tinglado”; no quiso renunciar a su libra esterlina y rechazó el euro, posiblemente por cuanto preveían una contaminación que no les favorecería... por algo sería; puesto que los ingleses han sido de los mejores comerciantes de todo el mundo y de ahí, el lograr el tan poderoso y por tanto tiempo... “Imperio Británico”; que sobre todo y por encima de todo, era un imperio comercial. Y el que (no se olvide esto) era llevado por relativamente pocos empleados oficiales, alojados en un departamento anexo al famoso “Almirantazgo”, que era la mejor fuerza organizativa de todo aquel imperio.

            Por cuanto se ha publicado, los principales bancos cargados en demasía por una deuda “incobrable”, procedente se “los socios colonizados por los fuertes”... son los bancos alemanes y franceses (también algunos otros pero menos); es por lo que la hoy “tan desafinada orquesta europea”; la dirigen los que dicen gobernar a Alemania y Francia; los que a medida que se han ido metiendo en el berenjenal... “sus votantes les han ido volviendo la espalda y a estas alturas es dudoso que los reelijan a ellos o a alguien de sus partidos”... por algo será; pues en esos países no suelen se tan tontos, como (por ejemplo) el votante hispano, que a un malísimo gobernante, llegado el momento de echarlo por inservible... lo reeligen idiotamente (caso del actual presidente).

            No hay que ser muy “espabilados”, para intuir que lo que ocurre es que Alemanes y Franceses, quieren “soltar los muertos económicos que aguantan” y soltarlos para que los aguanten otros, o al menos que compartan la carga al máximo. Francia y sólo de España controla una deuda brutal, puesto que le debemos 165.000 millones (sí; ciento sesenta y cinco mil millones de euros: reitero); imaginen lo que le deberemos a Alemania; e imaginen también lo que le deben el resto de... “colonizados” países europeos, puesto que esto no fue una unión fue una COLONIZACIÓN. Pero “lo bueno o lo malo de todo ello”, es que ahora “están cogidos por los testículos... económicos”; y si se produjera el “efecto dominó”... Unos irían arrastrados por los otros y todos juntos a la catástrofe; y eso es lo que tratan de apuntalar, contener y si es posible y poco a poco (lentamente) poder solucionarlos... “que ya veremos”. Puesto que la pequeña Grecia (cosa incomprensible) y sólo por la brutal deuda que como minúsculo país ya debe... puede ser el motivo de ese efecto dominó, y el que haría hundir todo el tinglado europeo e incluso puede que otros mucho más lejanos.

            Considero que y como dije en un reciente artículo... “ningún cuerpo puede funcionar bien con más de veinte cerebros, repartidos por ese deforme cuerpo y que cada uno dice lo que mejor le conviene o parece”. Y que un parlamento, tampoco puede funcionar, compuesto por “una legión de voceros”; puesto que entonces aquello se convierte en un gallinero incontrolable.

            Por ello y la “UE”, con una enormidad de empleados y muy bien pagados; a mantener en unas sedes, “donde la aguja en el pajar”, sigue siendo inencontrable; sólo viven los que de ello cobran, desde le portugués Durao (actual presidente de ese organismo) hasta el último de los “botones”, o limpiadoras de tan gran “burrocracia”, que no burocracia efectiva y acotado al mínimo gasto y mejor organización para su buen funcionamiento.

Por ello (estimo que) o se arregla y consolida bien Europa como una confederación de Estados (similar a la de USA); o mejor que cierren “el negocio” (“puesto que ese engendro ha terminado por ser un negocio para ni sabemos quienes y cuántos son”) y que cada cual vuelva a su moneda y a sus recursos... Europa nunca estuvo unida (ahora tampoco) ni con el tan comentado Imperio Romano, que no olvidemos sólo controlaba menos de la mitad de ella y además se extendía por Asia y África. Los que han pretendido “crear el imperio europeo” han fracasado siempre. “Así pues... o cogen el toro del rapto de Europa (ver mitología) y lo atan bien atado”... O Europa volverá a ser violada... y a ser lo que fuera... “un conglomerado de países y paisillos (hay a la vista nuevos desmembramientos: sólo en España dos: Vascongadas y Cataluña) y que cada cual... se mate (si puede) los muchos piojos y demás parásitos que tienen y que siempre tuvieron”. Tristemente sigue imperando el terrible hecho del... “divide y vencerás”; pero esa victoria siempre es de minorías muy minoritarias y en perjuicio de masas de indefensos habitantes y se suman siempre... “millones y millones”... o sea lo de siempre... “Esta mierda de mundo sigue igual”.

            Aquí terminó su largo discurso aquel denominado “Número Trece”, el que bastante cansado, simplemente y sin decir nada, alargó aquellos textos a su invitado, el que recogiéndolos mecánicamente, simplemente dijo “gracias”; por lo que se produjo una larga pausa, hasta que el loco del sanatorio dijo.

            -¿No me dice usted nada... no opina usted nada... amigo Julio?

            Julio al oír aquello sonrió y mostrando un rostro entre socarrón y escéptico dijo de forma desalentada.

            -Hay veces que no llega uno ya a creer en nada o casi nada... hay que tener un aguante enorme para soportar los hechos que con tanta abundancia se producen... y todos ellos bajo una misma intención; o sea, que un individuo esclavice a cuantos individuos pueda y los ponga a trabajar para sus propios fines; cosa que hoy con la tan alta y pomposa tecnología no debe ser nada difícil; precisamente traía uno me mis últimos artículos, aún sin publicar y que como continuación a su crudo discurso, creo que concuerda con el mismo... veamos.

            Dicho ello, Julio buscó en sus papeles y encontrado lo que buscaba, dijo.

            -Se lo leo y luego lo comentamos si es que procede ello; oiga por favor...

            Y sin más leyó cuanto sigue:

-Un griego se defiende de Alemania: Los muy ricos y colonialistas europeos del norte; “han sembrado malos vientos y ya está recibiendo las tempestades que no esperaban”; quizá ello sirva para reconducir el soterrado colonialismo nórdico, por el más “vivalavirgen” (que decimos en España) de los del sur, que como sabemos vivir infinitamente mucho mejor que “los del norte” (“aquí se trabaja para vivir y no se vive para trabajar”); quizá por ello mismo, no caemos en los lazos que estos nos tienden y siempre tendieron, con el señuelo de... “tu cómpranos sin miedo, que ya pagaréis... hasta los sobornos que hemos facilitado a quienes dicen gobernaros... que son idiotas integrales y que se venden como las verduras en un mercadillo ambulante”.

            Puesto que y como hace tiempo me venía “oliendo” y sobre ello he escrito varias veces; ni Alemania, ni Francia, ni Bélgica, Inglaterra y demás países industrializados; nos dieron nunca nada... “simplemente y como ya se hiciera con China en la tristemente famosa “Guerra del Opio”... estos países (que no pueden vivir si no exportan la mayor parte de lo que producen)... “nos facilitaron el opio del consumo masivo, revestido de una píldora venenosa a la que denominaron como “Unión Europea”... y que de unión (a la vista está) no tiene nada, absolutamente nada; cada cual barre para su casa y al resto, pues... “a endeudarlos (nueva forma de esclavitud) para los próximos cien años”... y que trabajen para nosotros pagándonos intereses de usura extrema... ¿pues quién son los tan traídos y llevados mercados, que con sus presiones hacen tambalearse las tesorerías nacionales? ¡¡Pues los modernos esclavistas!! Y a la vista está.

            Y no fue una unión, puesto que... “un cuerpo sin cabeza” no puede funcionar nunca... y como escribí hace tiempo... ¿Cómo va a funcionar un cuerpo con “27” cerebros y que cada uno actúa según le conviene al que gobierna... la parte dónde éste reside? (que generalmente y debido a las corrupciones tampoco lo hace acorde con las necesidades de esa parte: llámese Portugal, España... o Irlanda: y así hasta 27 en total).

            Pero como el poderoso (“en este caso el prestamista”) habla con el orgullo del que cree poseer el dinero seguro (que ya veremos que no lo tiene tan asegurado) el prestatario o que recibió el préstamo, se revuelve con las armas que le dejan... y al final va a ocurrir, lo que ocurriera al judío del “Mercader de Venecia”... que empecinado en cobrar la libra de carne... su avaricia no previó el que la carne tiene sangre y que la sangre no entraba en el trato... ¿habrá ahora aquel justo juez que el famoso dramaturgo inglés supo llevar a tan magna obra? Quién sabe, si ello va a ser necesario: veamos.

            Un muy orgulloso y muy dolido alemán escribe a los arruinados griegos (y de hecho lo hace a todos los demás arruinados o semi arruinados componentes de esa “desunión europea” y les dice cosas así.

            “Todo empezó cuando Walter Wuellenweber envió una misiva al diario Stern bajo el título de ‘Queridos griegos’. Basada en tópicos, criticaba el rescate de Grecia, “un país que ha hecho alquimias con el euro y que en vez de hacer economía, hacen huelgas”; se quejaba de que Alemania hubiera aportado más de 200 billones de euros a los fondos europeos, mientras que “ellos han recibido 100.000 millones”. “Son ustedes los amigos más caros que tenemos”, asevera. Pero el enfado de este alemán, con una opinión que seguro que comparten sus compatriotas, iba más allá. Acusaba a Grecia de “no ser merecedores de nuestro euros”, de “no cumplir con los criterios de estabilidad”, de “gastar mucho en bienes de consumo”… La carta de Wuellenweber tuvo respuesta en un diario ateniense una semana después. Georgios Psomas, un funcionario mileurista todavía más enfadado, que hizo partícipe a Alemania de la crisis económica que atraviesa Grecia. “Les hemos concedido a ustedes un montón de privilegios, como ser los principales proveedores del pueblo griego de tecnología, armas, infraestructuras, telecomunicaciones, consumo, automoción… Somos los mayores importadores”, dice. Por ello, parte de la culpa de la crisis de deuda griega es de “algunas grandes empresas alemanas, las que pagaron enormes cantidades de dinero a nuestros políticos por asegurarse contratos (sobornos), para vendernos todo”. Psomas asegura que, si “la cosa sigue así, no podré comprar más productos alemanes”. “Podemos vivir sin BMW, sin Mercedes, sin Opel o sin los productos Lidl”, añade. “¿Cómo se las van a arreglar con los desempleados que dejará esta situación que les obligue a bajar su calidad de vida, sus coches de lujo, sus vacaciones en el extranjero o las excursiones sexuales a Tailandia?”, se pregunta. Deudas históricas: Psomas también considera de justicia que Alemania pague la deuda histórica que mantiene con el pueblo griego. Así, recuerda al país presidido por Angela Merkel que debe 80 millones de marcos alemanes por indemnizaciones de la I Guerra Mundial, más otra cantidad milmillonaria por préstamos obligados que contrajo el III Reich a nombre de Grecia, más otra indemnización por los destrozos causados por los nazis durante la ocupación forzosa, así como los pagos relativos a los muertos en combate o los fallecidos en campos de concentración, entre otros. Es decir, una gran factura de la que Grecia no ha visto un euro”. 

            El citado alemán y que yo sepa no ha dicho ni pío; tampoco el gobierno alemán... y es que si se van buscando deudas atrasadas... a lo mejor llegamos, hasta  “el conflicto de Caín y Abel y aquellas famosas lentejas”; por lo que lo mejor es que de verdad se reestructure una verdadera Unión Europea y bajo “un solo cerebro... pero es claro que debe estar compuesto por las mejores neuronas de todos los países que compongan esa verdadera unión; la que con un sistema acorde y equitativo de distribución de recursos, obligue a trabajar al vago y retribuya con equidad al que de verdad trabaja, sabe administrarse y ahorra y... todos tan contentos”; ya veremos si en la próxima reunión de; “los ricos y pobres europeos” que se dice ha de celebrarse en la primera década del próximo diciembre, aparecen de verdad los que también de verdad... quieren una verdadera unión europea... “o ya, allí; se les ve a todos el plumero, rompen la baraja y cada cual que se apañe con lo que tiene y el que no pueda pagar, pues para eso existe la célebre SUSPENSIÓN DE PAGOS... QUE NO SUSPENDE LOS COBROS”... pero que el proveedor se queda sin cobrar... hasta... vete a saber, puesto que la realidad suele ser que al final, ninguno o casi ninguno cobra nada.

            Llegado a este punto, Julio se detuvo y mirando con dulzura a su interlocutor, le alargó el texto, el que éste recogió depositándolo junto a sus papeles. Efectuado ello y levantándose dijo.

            -Vayamos a dar un paseo hasta el manantial... aunque el día no es muy agradable, pero el ambiente aún no es frío y como no llueve, iremos dando un paseo hasta ese raudal de agua pura, beberemos de ella y de paso iremos hablando de lo que se nos ocurra, pero procurando olvidar por el momento... “las tragedias humanas”... ¿qué podemos arreglar nosotros... dos pobres locos confinados en un rincón del mundo?

            Y en silencio ambos amigos emprendieron el camino, tantas veces recorrido hasta aquel manantial de aquella parte de la montaña y en el que saciaron su sed física, mitigando la otra, comentando al pasar las diferentes cosas que les fue mostrando aquel día la tan cambiante naturaleza.

            Al regreso y ya en la explanada del sanatorio, ambos “locos” se despidieron como habitualmente hacían, Julio subió al automóvil que conducía el fiel y servicial Jules y emprendieron el regreso a la ciudad... “aquel día ya todo quedaba dicho”.

 

 

CAPÍTULO  X  

 

 

            Transcurrieron los dos día siguientes y con la normalidad rutinaria de siempre; y de nuevo tenemos a ambos locos, sentados bajo el sol otoñal y al abrigo que les presta aquel centenario olivo tantas veces nombrado en estos relatos... “los olivos y como seres vivos y centenario o incluso milenarios... saben de los hombres mucho más de lo que se piensa” y es por lo que Julio ya le dedicó un cuento, denominado; “Garrúr y Nívor”; el que fue publicado en su libro “Cuentos y Relatos”.

            Tras los saludos de rigor y ya sentados “bajo el brillante sol andaluz”, toma la palabra Julio el que le dice a su anfitrión y tras obtener el beneplácito del mismo.

          -Amigo Número Trece... quiero compartir con usted una correspondencia; de un correo reciente y que recibo de un español, cansado de España; y el que se ha ido a pasar sus últimos años en Costa Rica (de la que hablamos días atrás: no así de Bután que lo tenemos pendiente)... es de nuestra edad (más o menos) además fue marino de la Armada Española, en grado de capitán de navío; bastante adepto a Franco y a la Iglesia Católica, pero dentro de ello, sus escritos muestran un grado de “españolismo” digno de resaltarse; vea usted lo que me dice en su último escrito y le recuerdo que lo mencioné en mi comentario pronunciado sobre Costa Rica, indicando en el mismo que me ha invitado a pasar con él unos días, pero espero a que antes de ello venga a verme como promete y luego... “ya veremos si vivimos”; oiga lo que él dice y lo que yo le respondo. Al artículo a que se refiere éste huido de España, en su correo; es el que titule... “Juicio a Zapatero”.

            Dicho ello, Julio sacó de su cartera dos folios y empezó a leer el primero, cuyo contenido es el que sigue:

            “Ya le dije, como comentario a uno de sus estupendos artículos, que ahora la salvación sería  la que , "in extremis" se vio obligado a hacer el abuelo del rey (al que yo no lo considero como mi  rey  y que no creo que  tuviese los cojones   para hacerlo, al fin y al cabo, él ya es muy rico y no le importa nada ni España, ni siquiera que lo expulsen. Hasta me parece que su nuera  "la leti"1 lo ha hecho  socialista, como ella, por eso es tan. amigo de Felipe y de Santiago Carrillo "marqués de Paracuellos"; y sobre todo de hacer  dinero por todo los medios)... que fue llamar a Don Miguel Primo de Rivera, y  dejar en suspenso a aquella podredumbre de políticos profesionales,- igualitos  que los de ahora- ¡Hasta los socialistas  honrados, que también los hay (Cuando digo esto siempre me acuerdo del gran caballero y honrado socialista que fue Don Julián Besteiro) estuvieron de acuerdo! Y que no participaron en el gobierno, de don Miguel, porque muy en contra de su voluntad, recibieron y obedecieron la orden terminante de la Internacional Socialista. 

      Lo primero que hizo Primo de Rivera, fue  hacer auditorias a todas las autoridades, alcaldes incluidos; no importa que no hubiesen robado,  pero si no se habían ni enterado de los golfos que tenían por debajo, ellos eran los responsables y tuvieron que responder a los gastos desproporcionados, con fuertes multas.

     Ahora Rajoy, si saca la mayoría tan absoluta que espera, podría hacer lo mismo, sin necesidad de emplear ningún "espadón". De todas maneras haga lo que haga,   el irracional y millonario  "rojerío", apoyado por  "¡los bien pagaos! sindicatos" (como el de comisiones obreras, cuyo jefe,  veranea en cruceros de lujo o en hoteles de 5 estrellas en Madeira, justificándose  públicamente con lo que: "El con su dinero hace lo que quiere" (yo lo oí en Intereconmía-Internacional-) le van a hacer la vida totalmente imposible. Y Rajoy no tiene suficiente valor, porque aunque reconozco que tiene  un gran cerebro,  solo  sirve para estar a la sombra, ya que no tiene ninguna capacidad de mando, lo conozco muy bien; y  además hasta algunos de  sus mismos compañeros de partido se lo iban a impedir. Por otra parte lleva a... ¡Gallardón a la cabeza!, que (como alcalde) ha dejado Madrid tan endeudado que deberán pasar generaciones para pagar sus faraónicas e innecesarias obras. ¿Se figura cómo, y solo como ejemplo,  a  Bono, Pepiño, la Pagín (actuales ministros)... y los miles de autoridades, alcaldes incluidos como iban a justificar, no digo sus cuentas corrientes, que supongo estarán a salvo en paraísos fiscales, sino sus cuantiosas  y lujosas viviendas, fincas... empresas? Y que han sido quienes han sido responsables de los derroches tan tremendos, que ahora no se pueden pagar ni las cuentas de farmacia, a pagar por la Seguridad Social. Pongo como ejemplo, a gran escala, el inútil aeropuerto de Ciudad Real ¡Con la pista más larga de Europa! y que solo sirve para vuelos privados,  la nueva sede del Ayuntamiento de Madrid... y a pequeña escala, "el estudio de las gaviotas corsas" y cientos de  peregrinos informes como ese, que solo han servido como tapadera para justificar las grandes  sumas de dinero no justificado. Además el derroche de las autonomías... Mientras no se haga algo así... ¿Como va a salir España de la crisis? 

      Menos mal que usted y yo ya somos tan viejos que espero no nos de tiempo para que el tejado  nos caiga sobre la cabeza, que con estos corruptos impresentables, irresponsables y en gran medida incompetentes políticos profesionales,  antes o  después... ¡el techo se les  caerá encima! y lo malo es que nos arrastrará a todos (igualito que en Grecia ya ha ocurrido). 

      Le podría contar cosas  de muchos políticos del PP. Si alguna vez, que espero hacerlo, nos vemos  por Jaén, a donde suelo acudir cada año a visitar la catedral, donde está enterrado mi abuelo Paco, “con cientos más”, en la cripta de la misma y como víctimas de la guerra civil; sería muy divertido  vernos y comentar  las  muchas cosas de estos personajes,  que ambos sabemos y que a muchos de ellos los conozco personalmente y demasiado bien. Cuando me  pasé a la reserva, hace muchos años, yo solo tenía entonces  52, por la única razón que aquella "tan moderna y democrática marina”, con maricones en las dotaciones de nuestros buques, entre otras cosas,  ya no era mi marina; así que decidí abandonar después de treinta años de servicio. Me ficharon en el Partido Popular y llegué a estar en la ejecutiva regional; al año más o menos. Como consecuencia de la confección de las listas de candidatos en unas elecciones nacionales, y en el orden dentro de la lista, ante los egoísmos, " los navajazos, las patadas y sobre todo el nepotismo  que vi,   rompí carné y  solo les di como razón de mi abandono, el siguiente... SI VOSOTROS,  QUE YO SUPONÍA  ÉRAIS LOS BUENOS... ¿COMO SERÁN LOS MALOS? ¡¡¡QUE DIOS NOS COJA "CONFESAOS"!!! Por eso me he ido de España. Un abrazo”.

            Al llegar a este punto, Julio se detuvo, tomó saliva y dijo.

            -Le sigue mi respuesta, que fue (o ha sido) la siguiente.

 “Su escrito lleno de amargura y que comparto grandemente... concuerda con lo que yo escribí hace ya bastantes años y que fue lo siguiente... “España es un queso de muchas leches”... y a lo que no hace mucho añadí... “muchas de ellas malas leches”. Son en general y digo son por cuanto espero que muchos no lo seamos... Los españoles son (reitero) orgullosos de lo absurdo, tan es así que si con algunos se hablase de piojos, seguro que por mantener ese orgullo idiota, dirían que los suyos... “son los más gordos y lustrosos”... ¿qué esperar de un pueblo que solo funciona “a palo limpio”? Puesto que y sintetizando... El primer y ya lejano avance, lo realiza cuando unos verdaderos reyes estadistas (los denominados “Reyes Católicos”), conforman España y con ello es la primera nación europea en conformarse así (y no sólo de Europa sino de todo el mundo... puesto que... ¿qué naciones y como tales había en aquella época?)... aquellos grandes reyes (y usted lo sabe al igual que yo) Doblegan a los orgullosos nobles, ya que a muchos “les derriban sus castillos”... forman igualmente, “aquella primera Guardia Civil, para combatir el bandidaje” (La santa hermandad)1, les dieron un idioma (que hoy es el más pujante en el mundo –no digo el más hablado- por su enorme riqueza en sonidos y matices)... idioma que inexplicablemente aún hoy se sigue combatiendo aquí... “en su cuna”... aquellos reyes inician el enorme imperio que fue completado después por los primeros descendientes de los creadores (o iniciadores) ya muertos... y tras ello... “cientos de años viviendo de las rentas (los que vivieran: realeza, nobleza, clero y los allegados); manteniendo a la masa de nativos, en la más de las miserables ignorancias y lo que permitió que ocurriera todo lo demás; y que se sufriera tragedia tras tragedia”... tras ello, ese pueblo empieza a funcionar sobre la base de DOS DICTADURAS MILITARES (“a palo limpio”)... La primera la de Miguel Primo de Rivera y tras la segunda; la de Francisco Franco Bahamonde (que sigue las directrices de la primera, por lo que para mí es una continuidad)... y tras los durísimos primeros años y luego el resurgir económico y social... viene todo esto que usted y yo vemos con la crudeza que hay que verlo... lógico que usted se fuese a vivir entre “los colibríes costarricenses”... Yo... “más numantino, me he quedado aquí a esperar morir tranquilo y al menos conforme conmigo mismo... puesto que no quisiera tener necesidad de montar el rifle que siempre tengo a mano, ya que no me han dejado comprar pistola”... “puesto que yo no pongo la otra mejilla”... es más, es que no permito la primera bofetada, si la veo venir... “en eso me enfrento hasta al propio Cristo”.

            Gracias por las valoraciones que da a mis escritos... pero hasta en esto son miserables los que se dicen españoles, y entre ellos mis más cercanos paisanos, jiennenses y resto de andaluces... “apenas se han vendido unos cientos de ejemplares de mi último libro” (que no quiso editar ni “la Fundación Franco” y pese a que el mismo se refiere a su época y obra[6])... no interesa saber verdades crudas y duras... “mejor un plato de jamón, gambas, cigalas, etc., que comprar un libro”... sí, muchas veces siento vergüenza de haber nacido en, “esta mierda de territorio, que nunca llegó a país y menos a nación”... “se ha quedado en un inmenso potaje de rencores, odios, analfabetos, analfabestias y otros así”... Y TODOS DISPUESTOS A ECHAR LA CULPA AL OTRO... SIN RECONOCER NUNCA SUS PROPIAS Y MUCHAS CULPAS.  Saludos cordiales.

            Aquí cerró su discurso aquel viejo escritor llamado Julio, el que alargándole los folios que sostenía en la mano, dijo a su otro viejo y loco interlocutor.

            -Le agradeceré me comente algo sobre esta correspondencia: gracias.

            El Número trece, al oír aquello sonrió de forma enigmática, agarró aquellos papeles, los ojeó de pasada y dejándolos caer suavemente en un ángulo de aquella rústica mesa de basta madera sin pintar ni apenas pulir y en la que hoy sí... reposaba un plato hondo de rústica loza y sobre el mismo se encontraba aquel famoso botijo lleno de agua y que ambos dialogantes empleaban cuando... “sus ardores intelectuales necesitaban refrigerar el radiador del alma”... y tras ello respondió a Julio.

            -Amigo Julio... hoy empezamos con “gran aridez” nuestros diálogos... si le respondiera en el sentido en que usted ha desarrollado su discurso, la aridez aumentaría; por tanto prefiero no responder ni aportar nada; lo que no quiere decir que no asuma y comparta el sentir tanto de usted como el de ese conocido o amigo español, que asqueado de España se ha ido a vivir y terminar sus días en Centro América... por tanto, mejor que continuar en “esa árida senda y donde no encontraríamos nada más que precipicios”; le propongo que hablemos de Bután, que recordará lo dejamos pendiente de incluir en los diálogos que mantuvimos el anterior día... así pues, decida usted si habla usted de ello o me deja hacerlo a mí... ello nos puede reportar una buena cantidad de “oxígeno intelectual”, para con ello suavizar nuestros siguientes diálogos, que como viene ocurriendo serán de mayor o menor aridez... pero en definitiva áridos, puesto que la vida que nos rodea lo es y al parecer cada vez más... ¿qué le parece mi oferta?

            Julio sonrió abiertamente y sin pensarlo dos veces respondió.

            -Sí; lleva usted razón... hablemos de ese país tan poco conocido y tan grande ante sus logros; puesto que la felicidad que el hombre busca, al parecer se encuentra allí en esas intrincadas gargantas y valles... al pie de los Himalayas... y como la iniciativa parte de usted, hable todo cuanto sepa y pueda; le escucho son suma atención.

            Dicho ello, aquel hombre se tomó una pausa y tras ella empezó a hablar memorizando lo que iba diciendo; puesto que por cuanto dijo, era un tema que lo tenía bien estudiado y “trillado”, si bien preparó algunas “chuletas” para sobre la marcha consultar algo para puntualizar... por todo ello dijo cuanto sigue.

            BUTÁN: Si como comentamos días atrás, en Costa Rica eliminaron el Ejército, no participan en conflictos internacionales y sus mayores esfuerzos, son dedicados a conformar un país pacífico, culto, bien gobernado y cuidado con esmero, para mayor comodidad de sus pobladores... Bután es algo más, o mucho más, ya que aquí y donde la riqueza no se mide por las posesiones que tenga el individuo, sino por la felicidad que éste logre; y es que este pequeño e intrincado país de unos 47.000 km2,  y de alrededor de un millón de habitantes; tiene una larga historia, que trataré de resumir.

            Por los hallazgos arqueológicos, se deduce que este territorio estuvo habitado hace miles de años; que sus pobladores descienden o proceden de migraciones tibetanas que poblaron el país. En el S.VIII de nuestra era, un gurú indio y de filosofía (o religión) budista, introduce el budismo y bajo su influencia, son construidos diferentes templos  y convertidos al budismo los habitantes de esos valles. Sobre el S. XVII llega un lama tibetano, que igualmente es un caudillo militar y unifica el país, que hasta entonces era un conglomerado de feudos. Tras ello dicta leyes en las que se incluyen hasta danzas espirituales; o sea que mezcla lo religioso con lo militar, fortifica el territorio y le da la personalidad de país o estado que desde entonces es considerado como nación.

            Tras la muerte de este caudillo religioso, surgen los enfrentamientos y las guerras civiles, que van a continuar por más de doscientos años; hasta que en 1885 un... “llamémosle rey”, que mantiene relaciones con los ingleses (vecinos establecidos en la fronteriza India o Indostaní) logra la unificación, sobre la base de compartir el gobierno con la religión, estableciendo dos poderes que se han mantenido hasta los tiempos  más modernos; lo que no insta para que en ese período antes mentado, hubiese infinidad de guerras y enfrentamientos; con la intervención de los ingleses, pero que de alguna manera permiten la soberanía de los butaneses y que sus dirigentes políticos y religiosos antes mentados, gobiernen el territorio con sus usos y costumbres.

            Así se llega a 1907 y con la “protección de Inglaterra”, es nombrado un gobernador y luego rey, que reinará bajo el protectorado que ejercen los ingleses; y así continúan hasta la independencia del Indostán (India, Pakistán y Bangladesh)  y entonces pasa a ser tutelado por India, constituida en república; logrando su independencia total en 1949 y ser admitido en la organización de “Naciones Unidas” (ONU) en 1971, como estado independiente.

            Jigme Singye Wangchuck, fue el cuarto monarca del país, ascendió al trono en 1972 a los 17 años, a la muerte de su padre. Su coronación en junio de 1974 fue la ocasión para invitar a un selecto número de diplomáticos e invitados de todo el mundo al aislado reino, marcando el comienzo de la interacción regular con los visitantes foráneos. El cuarto rey mostró una gran habilidad en conducir a su país hacia la modernidad del siglo XXI, preservando la distintiva cultural butanesa con sus raíces en el siglo XVII. Ha sido conocido en Occidente por su meta de buscar la Felicidad Nacional Bruta más alta para su país, más que el convencional Producto Nacional Bruto. No obstante y antes de llegar a una paz envidiable, aquí no han faltado los enfrentamientos internos y con los países vecinos, puesto que hasta hubo un partido comunista butanés, pero.

            El 26 de marzo de 2005, "un auspicioso día cuando las estrellas y elementos convergen favorablemente para crear un ambiente de armonía y éxito"... el rey y el gobierno distribuyen un borrador de la primera Constitución del país, requiriendo que cada ciudadano la revise. El Concejo Nacional, es estatuido y el mismo consiste en veinte representantes electos, de cada uno de los dzonghags, junto con 5 distinguidas personas seleccionadas por el rey. El Concejo Nacional sería emparejado con la Asamblea Nacional ya existente. Por la Constitución, a la monarquía se la da un rol de liderazgo en establecer la dirección para el gobierno; mientras el rey demostrará su compromiso y habilidad para salvaguardar los intereses del reino y su pueblo. El 17 de diciembre de 2005 el rey Jigme Singye Wangchuck anunció su intención de abdicar en 2008, dejando el trono a su hijo y sucesor Jigme Khesar Namgyal Wangchuck, pero el 15 de diciembre de 2006 decidió adelantar su abdicación para facilitar que su hijo, pudiese adquirir experiencia como jefe de Estado, antes de la celebración de unas elecciones legislativas que están previstas para ese año.

            Y hasta aquí un boceto de este país, que en muy poco tiempo se ha liberado de todos sus conflictos y se ha dedicado a consolidar unadestacable felicidad en su población y dentro de lo posible, puesto que pese al cuido desarrollado por tan encomiables reyes y dirigentes religiosos... “el mundo moderno con la invasión de las televisiones, Internet y productos de consumo... refrescos de cola incluidos... ya están establecidos en Bután”; pero debido a la ancestral preparación de ese pueblo, parece ser que hasta ahora resisten la contaminación (“dijéramos perniciosa”) del mundo occidental y hasta aquí el resumen que puedo hacerle de Bután... ¿Qué le parece todo ello amigo Julio? Le ruego aporte usted lo que estime oportuno o sepa de Bután y los butaneses.

            Julio habiendo escuchado con atención aquel apretado boceto y rememorando lo que él sabía sobre dicho país, dijo.

            -Hace sólo unos meses, tuve la suerte de ver un largo documental sobre Bután y en el que junto al pueblo, aparecieron y hablaron desde el joven nuevo rey, hasta sus ministros civiles y religiosos... y la verdad; yo terminé encantado de ver y oír a aquellas personas manifestarse... ellos son y se consideran ricos a su manera; puesto que son autosuficientes con su propia autarquía y poco precisan del exterior. Además y debido a sus abundantísimas aguas y sus intrincados valles, ya poseen una red de presas o pantanos, de los que obtienen mucha más electricidad de la que consumen, por lo que incluso la pueden exportar... “o sea que son poseedores en abundancia de una de las energías más limpias que el hombre ha inventado”; y con ella tienen acceso a lo que precisen, puesto que fuerza motriz no les va a faltar; los Himalayas se la proporcionan de forma inagotable.

            Pero lo principal que yo ví en ese documental fueron  las caras o rostros limpios y risueños de todos sus habitantes, en cuya faz apenas si hay arrugas del tipo de rictus que en occidente, demuestran los padecimientos del alma, de aquellos que muestran esas señales en su rostro... y ello demuestra que son un pueblo feliz y que por cuanto se dijo y afirmó, allí no conocen la avaricia y por tanto, no atesoran nada más que lo que necesitan para vivir su vida... que reitero... hasta aquí lo han logrado, prácticamente con lo que ellos mismos producen y elaboran, siendo poseedores igualmente de una muy destacable artesanía, amén de un folklore y costumbres sencillas, pero al parecer suficientes para sus inquietudes como seres humanos.

            Si todo ello lo saben mantener y aceptan del exterior, sólo lo que verdaderamente les pueda ser útil... no dudo que llegarán a ser un país muy feliz, puesto que por no tener riquezas apetecibles por las grandes potencias... lo mismo que más o menos los toleraron y dejaron en paz con su vida y costumbres... pueden seguir así por vete a saber cuantos siglos más. Desde luego, viendo el documental, ese territorio es algo así como un paraíso natural y donde... “todo parece limpio”.

            Es cuanto yo puedo aportar al tema.

            Así terminó la disertación de Julio y a la que añadió su anfitrión.

            -Sí, concuerda con lo que yo sé de ese minúsculo país; donde aprendieron (quizá por su larga vida en experiencias hostiles) que llegado a ser cubiertas, sus necesidades materiales y espirituales... para qué desear más... “mientras más se tiene más se hastía uno de tenerlo”, al menos los que piensan que para que tanto... si con mucho menos se vive y vive bien... es claro que los enfermos de la avaricia no entenderían ello nunca. Pero haciendo una comparación con la forma de vivir de los butaneses, e igualmente con los costarricenses... con la considerada “rica y poderosa” Europa, junto al resto de países de la denominada civilización occidental... qué se ha conseguido con tanta riqueza material... la situación actual de esa “in civilización” occidental, nos lo dice con toda claridad... “cada vez tienen más... pero cada vez son menos... puesto que obcecados en el tener... se olvidaron del ser” y ese es el gran capital de los actuales butaneses. Entremos pues en los temas occidentales y comprobemos ello con lo que ahora mismo está ocurriendo y que no augura nada bueno para un largo futuro.

            Llegado aquí el Número Trece guardó silencio y esperó a que hablase Julio, el que seguidamente intervino diciendo.

            -Entremos pues en “esa otra cara de la moneda del ser humano” y comentemos algo de esa actualidad occidental y que tan preocupante se presenta; por mi parte empezaré refiriéndome a lo que sigue... si usted me permite que inicie yo este nuevo diálogo.

            -Sí... amigo Julio, siga usted y hable; no solucionaremos nada pero...

            Julio animado por aquellas palabras tomó algunos de los papeles que ya traía preparados y empezó hablando cuanto sigue.

            -Y como no hay que ir muy lejos, empezaré hablando de la situación actual de mi tierra... Andalucía... puesto que Andalucía es, la más rica en recursos; y sin embargo ha sido empobrecida y destrozada hasta situarla entre las últimas de las regiones españolas: Ese es el balance que vamos encontrando, tras más de treinta años de desgobiernos (que no gobiernos) socialistas y arropados por comunistas, puesto que aquí han gobernado los del “psoe” y ayudados siempre por los del partido comunista, hoy denominados “izquierda unida”; que asómbrese el lector extranjero que no conozca lo que ocurrió en España... ¡Son los dos partidos cuya existencia está basada en el bienestar del proletariado! Y el primero de ellos, ha gobernado de forma absolutista la mayor parte del tiempo y arropado (¡asómbrense de nuevo!) por nada menos que ¡Veintiún años de gobiernos socialistas en todo el ámbito nacional de España! Y los que han manejado los presupuestos generales del Estado, como les ha dado la gana. Por tanto no tienen excusa ni pretexto para echar la culpa de tal desastre en Andalucía... “a las siempre tan socorridas derechas”; aunque y dicho sea de paso, en España ya no hay ni izquierdas ni derechas, “ni nada de nada”; los político y en general van a su política privada... o sea y como ya los califiqué hace mucho tiempo.... ¡Van a su panza y su bolsillo! Ni hay ideas, ni ideologías; y mucho menos ideales; de ahí las miserias que han aportado unos políticos que calificarlos de miserables, es bastante poco.

            Andalucía, que es “naturalmente”, la región más extensa y rica de toda España; ha sido como otros han calificado, “el cortijo del psoe” (o de los “socialistos”); y el calificativo viene por cuanto antes fuera un conglomerado de grandes cortijos o grandes latifundios, resultantes de la conquista de los invasores, que vinieron del norte o de “allende Sierra Morena”, que se repartieron Andalucía como derecho de conquista; y es por lo que esta región, pasó de un esplendor reconocido en la historia; a ser una colonia de siervos, esclavos o semi esclavos (las élites y los más preparados y como siempre ocurre, o son asesinados o han de emprender la huida)... situación servil de la que no la han sacado ni... “estos nuevos libertadores de pacotilla, que de otra forma pero similarmente, la han arrasado y la han dejado postrada para otro largo período de tiempo”. Veamos el por qué de ello y datos actuales que lo confirman.

            El pasado 28 de octubre y “trasteando”, en el ciento de canales de esa insulsa televisión que ya padecemos en España, tropiezo con uno que se titula; “Metropolitán TV Andalucía” y donde hay una tertulia compuesta por cinco hombres, los que están hablando y dando datos de la situación andaluza en la actualidad; son entre las 21,30 y las 22 horas; si bien el debate lleva ya no sé el tiempo, puesto que desconozco esa programación y por tanto su horario exacto.

         Se generaliza el tema del paro obrero y se afirma que los parados en España, rebasan con creces los cinco millones; puesto que si las cifras oficiales ya rozan esa cantidad, pero el gobierno oculta infinidad de otros, que los tiene camuflados en esos cursos “de limosna”, que no sirven para otra cosa que para “tapar bocas”. Recuerdo que el economista y catedrático D. Roberto Centeno los fijaba ya hace meses, en seis millones de desempleados y anunciaba que seguirían aumentado. De cualquier forma o manera, oficialmente ya se acepta el veintidós (22) por ciento de parados; cuándo el promedio en la Unión Europea, no llega al diez; lo que demuestra el gran fracaso de los desgobiernos de “José Luís Rodríguez Zapatero y su desastroso equipo de pelotilleros”.

            Pero lo que asombra e irrita al máximo; más aún a los que nacimos y vivimos en Andalucía, es lo que esos contertulios, van desgranando y los que afirman que... los parados en Andalucía, son ya 1.230.000 (un millón doscientos treinta mil) lo que equivale a casi un 33 (treinta y tres por ciento) de la población activa; y que además entre ellos, se encuentra nada menos que  el 55 (cincuenta y cinco por ciento) de jóvenes parados y menores de treinta años; de los que España presume, es “la generación mejor preparada de todos los tiempos”; lo que (para mí) no concuerda, visto el calificativo tan atrozmente vergonzoso que a la formación y educación (o enseñanza) asignan los varemos internaciones; incluido en ellos a las universidades españolas, cuya calificación es vergonzosa... “por tanto menos lobos... que decimos aquí”.

            Aquí en Andalucía, se han manejado cantidades fabulosas de dinero, el que (a la vista está) no han sabido invertir en asuntos de futuro productivo y rentable; sin embargo han creado una administración autonómica, monstruosa; y dentro de ella, el dinero “ha corrido de forma descontrolada e incluso delictiva” (hay ya bastantes procesos en marcha y que implican incluso al actual presidente autonómico)... puesto que no son sólo las grandes cifras que ya están en los juzgados de Sevilla; es que hace unos días... “se destaparon pudrideros” de lo ocurrido en la Diputación provincial de Granada (que no dudemos es una más de las ocho regionales) y allí han salido pagos... que ni en una república negroide o subsajariana, supongo se atreverían a cargar en el dinero público”.

            Aún así (y sin aún saber lo que debe haber tapado en el gobierno andaluz)... “las principales cabezas que han protagonizado toda esta devastación, siguen en los primeros puestos y optan a las próxima elecciones nacionales”, como si nada hubiese ocurrido aquí; no hablemos de la cantidad de “cargos inferiores”, que han sido trasladados y situados en puestos con sueldos muy substanciosos, para que no tengan problemas económicos en el futuro... “mientras el resto de Andalucía y como siempre, indefensa y esperando a los nuevos conquistadores (Partido Popular), que están hablando mucho... luego ya veremos que es lo que hacen”; puesto que a estas alturas... “ya sólo confiamos en el dinero que podemos tocar en nuestros bolsillos o cajas privadas y escondidas, aquel que puede tenerlas”. Inexplicable por otra parte, el que aquí no existieran ya movimientos masivos en la calle reclamando atención... “el pueblo andaluz no quiere disturbios y aguanta lo que le echen”... Quizá y por esos genes ancestrales que poseemos, sepamos que al final... “parece que cambia algo pero que en realidad no cambia nada y todo sigue igual”.

          Recordemos finalmente el eslogan que han estado voceando publicitariamente hasta ayer mismo, el gobierno autonómico... ¡ANDALUCÍA... IMPARABLE! Sería (es de suponer) que avanzaba imparable al terrible desastre actual, en el que no se salva nada más que el turismo y por cuanto... ¡es el más barato (económico) de los que ofrece España y por ello vienen!; lo que tampoco augura ningún porvenir a este sector, por cuanto al no tener los suficiente beneficios, el sector irá languideciendo, envejeciendo sus edificios e instalaciones y deteriorándose de forma irrecuperable... aún a pesar de ello y como en los tiempos de la dictadura de Franco... el turismo es de lo poco útil con que cuenta España para ingresar dinero del exterior, puesto que es una forma de exportar mercancía y en forma de servicios; por cuanto el que viene, aquí al realizar su vida cotidiana ha de consumir todo lo que en su domicilio consume o incluso más; por lo que económicamente es una forma de exportar productos españoles, la mayoría de ellos precisamente de procedencia andaluza.

            A pesar de todas estas calamidades, el gobierno regional no convoca elecciones puesto que sus dirigentes quieren agotar los tiempos legales y por ello lo atrasarán hasta la próxima primavera... no han querido correr riesgos, puesto que saben que irán a la calle por cuanto de desastres acumulados ya no les dejan otro margen que el irse; o mejor dicho, ser echados... pero mientras sigan cobrando sus suculentas pagas y de paso realizar algunos otros negocios, pues... “esa es la triste política de España... la del saqueo continuo y con plena impunidad”. Y esta es la realidad que puedo presentarle hoy a usted.

            Con estas palabras, Julio ultimó su discurso, tras lo cual esperó alguna observación o respuesta de su interlocutor; el que guardó una pausa antes de intervenir y luego dijo.

            Es terrible la disección que usted hace de su tierra y lo que es más horrible, es que la gente no se mueva y acepte todo ello... es inexplicable, puesto que incluso con el tan criticado Franco, había ciertos movimientos y algunos grupos arriesgados se manifestaban... y entonces, el precio era la cárcel y en algunos casos la muerte... sí... por mucho que lo intento no me explico tal sumisión a lo que no es otra cosa que una nueva forma de tiranía o absolutismo “sin corona”. Indudablemente los han llevado a unos nuevos extremos decadentes que ni me imagino como acabarán, puesto que a la vista está que la política ya establecida (mejor dicho incrustada) no hace nada por regenerarse por sí misma y esto se irá eternizando; puesto que de similar forma ocurre en gran parte de lo que eufemísticamente han autodenominado como... “mundo desarrollado”; puesto que sigamos analizando otros hechos fuera y dentro de España.

            Aquel loco del sanatorio guardó una pausa y trascurrida ella y sin que Julio interviniese volvió a hablar, diciendo cuanto sigue.

-Los políticos al desnudo: El ejemplo de Islandia: En diferentes artículos y de forma muy extractada, me he venido refiriendo al ejemplar ejemplo o lección, que han dado los islandeses, no sólo a toda Europa, sino al resto del mundo; puesto que han logrado lo que yo quise sintetizar con la palabra “reevolución” (con dos “ee”) y que me inventé hace ya muchos años, para definir una verdadera evolución política; o sea realizar una verdadera revolución, pero sin pegar un solo tiro; cosa que también logró Gandhi, pero el que al final, fue utilizado como ariete contra el Imperio Británico y lograda la independencia, pronto es asesinado, por aquellos perversos políticos, los que recogiendo su gran obra, luego la destruyeron y dividieron el inmenso “Indostán”1 en varios países; y aún hoy y después de más de sesenta años, los dos más grandes (India y Pakistán) siguen en guerra, después de las masacres que iniciaron nada más ser asesinado Gandhi... y las que aún siguen... “eso sí, ambos países consiguieron tener la bomba atómica”... pero las miserias del pueblo y de alguna manera, siguen más o menos como en tiempos del Mahatma, puesto que aún... ni siquiera las clases que separan a las gentes de India, han desaparecido y siguen existiendo, hasta “los intocables”. La primera en obtener la bomba atómica fue la república de India... pero de inmediato su visceral enemigo (Pakistán) y contra todo pronóstico (son mucho más pobres en recursos) inició la carrera del armamento atómico; y lo hizo con tal ahínco que basten las palabras de un primer ministro que públicamente dijo... “tendremos la bomba atómica aunque tengamos que comer yerba”.

          Conviene (pues) saber estas cosas y que no se olviden; por tanto interesa detallar y destacar lo que han logrado los islandeses, teniendo en contra “todas las fuerzas políticas” internacionales, que con su fuerza, han silenciado tan gran victoria ciudadana y conseguida por verdaderos ciudadanos, que “pusieron a parir” a sus indeseables gobernantes, como igualmente pusieron a parir a los no menos indeseables banqueros y por ende al sistema establecido en occidente y ya comentado por nosotros.

             Pero es claro, “el nuevo orden establecido”, está basado en una especial nueva clase política, respaldada por los grandes capitales del mundo, que en conjunto son los que explotan todo lo explotable de este pobre planeta, que sigue sin encontrar el camino para una convivencia mucho más humana, de la que hasta aquí se ha conseguido. Y lo que se conseguiría si se lograse una bastante más ajustada equidad para repartir o compartir conocimientos y recursos... y sin necesidad de tantas guerras y tanto exterminios, que al final nunca solucionan nada o casi nada.

              ¿Pero que han hecho o logrado los islandeses? Ese pequeño “y frío” país insular del norte de Europa y que en la actualidad sólo cuenta con alrededor de 331.000 habitantes, si bien su extensión es de 103.000 km2.

                 Dependiente este territorio, durante muchos siglos, de Noruega o Dinamarca; lograda su independencia en 1944, su desarrollo fue tan espectacular, que es la propia ONU, la que la declara nada menos que... “el tercer país más desarrollado de todo el mundo”, por lo que sus logros sociales han sido los más avanzados del planeta, en todos los campos que queramos analizar... ¿qué ha pasado allí para que estos nórdicos se subleven en masa ante sus gobernantes... antes tan buenos administradores de lo público? Y que han degenerado en “una banda de bandidos”.

                Simplemente lo de siempre... la terrible enfermedad de la avaricia, que anidada en la política y la banca; esa prosperidad la han arruinado en especulaciones internacionales, las que “sin comerlo ni beberlo”; de buenas a primeras endeudan a los islandeses por ni se sabe cuantos lustros o décadas posteriores. Veamos extractadamente lo que allí ha ocurrido.

               En 2008. Se nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota. 2009. Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica del país. Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a Gran Bretaña y Holanda (principales acreedores) mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés. 2010. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010, el Presidente se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular. En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos. A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden de detención, y todos los banqueros implicados, que pueden... abandonan el país. En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una nueva Constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual. Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas. La asamblea constitucional comienza su trabajo en febrero de 2011, para presentar un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebran por todo el país. Y la que debe ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas. Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa. 

                    ¿Por qué estos hechos civilizados y aleccionadores no se están siguiendo y difundiendo como tantas miserias nos “echan” esos desprestigiados y tan pomposos medios de “comunicación” que se creen los amos del mundo?

                     Sencillamente, por cuanto y salvo excepciones, “forman parte del tinglado de ese capital especulativo y devastador que ha conformado la actual depresión que abarca a gran parte del mundo, hace poco bastante rico y hoy llevado a la ruina... ruina que como siempre, repercutirá en el aumento de las grandes fortunas de unas minorías que como siempre, siguen o escondidas, o camufladas con los caparazones que nadie se atreve a quitar... pero de cualquier forma; “los políticos y financieros de la actualidad, han quedado en cueros vivos y sus vergüenzas están a la vista”; otra cosa será el que todos esos delitos (que son delitos no nos quepa la menor duda) sean juzgados, como lo van a ser en Islandia, pequeño pero enormemente gran país, que nos da un ejemplo que antes o después... hay que seguir, si de verdad se quiere progresar.

            Por todo ello, estos hechos deben ser difundidos por todo el mundo y para lo que contamos con la valiosísima arma cual es Internet y por descontado, también de la prensa verdaderamente libre y sin ataduras materiales, que aunque poca, existe.

            Al llegar aquí, aquel hombre guardó silencio y mirando a su interlocutor, insinuó su intervención. Entendido ello por Julio, y tras pensárselo un poco, respondió diciendo.

            -Los políticos conforman gobiernos que no lo son; puesto que gobernar es saber hacerlo con equidad para evitar tensiones y en general ocurre lo contrario; o sea, que estas camarillas de convierten en una especie de “gran sanguijuela”, que empieza a chupar recursos del trabajo y la producción verdadera y terminan por agotarlo todo, como ahora mismo ocurre y dónde y como ejemplo, de perversidad política, leo en prensa que Alemania y Francia, obligan a la ya arruinada (están en quiebra) Grecia, a que les compre en armamento, unas cantidades absurdas por lo astronómicas, pero lo hacen y los griegos terminarán por tragar... por cuanto si no aceptan ello, no les facilitarán los créditos dinerarios que necesitan puesto que ya no tienen ni para pagar salarios oficiales, pensiones, medicina, sanidad, enseñanza, etc... o sea, es el metafórico puesta de la bota usurera en el cuello del desgraciado que ya no se puede mover y con lo cual a ese país terminarán por hundirlo hasta ni se sabe cuanto tiempo venidero... ¡¡Y esto se hace entre lo que se denomina socios de la denominada “Unión Europea”!! No hay calificativo para tanta maldad, puesto que estos hechos a mi entender, vienen efectuándose desde tiempo atrás y con una premeditación diabólica... “es una nueva forma de guerra para dominar al más débil”.

            La lógica a emplear y bajo mi entendimiento sería siempre la que desarrollo a continuación.

            Pensar en el futuro y no sólo en las elecciones: Los políticos los buenos políticos que necesitamos han de pensar en planificar para el futuro; los políticos miserables son sólo aquellos que sólo piensan en las próximas elecciones y como ganarlas al precio que sea; puesto que ello es lo que lleva a las situaciones que hoy tenemos encima y que (ojo) aún no han tocado fondo… es más; por cuanto de “idas y venidas se vienen celebrando internacionalmente”; los inútiles que dicen gobernarnos, no tienen ni la más mínima idea de cuándo acabará esta recesión que soportamos. Y es recesión (no crisis), por muchas mentiras “adobadas” que quieran echarnos encima, lo de crisis fue una gran mentira, entre tantas otras como nos preconizaron.

            La población mundial ha entrado ya en los siete mil millones de habitantes; por tanto la lógica obliga a pensar en lo primero que estos necesitan y que es claro, será la alimentación; cosa que si hoy es problemática por diferentes motivos y el peor de todos el de la especulación; de los bandidos que especulan con alimentos de primera necesidad… en lo sucesivo lo va a ser mucho más. Y como soy español, hablo primero de mi país; el resto… “que cada cual haga lo que tiene que hacer, puesto que aún sobra tierra para abastecer a todos… y además hay tecnología para mucho más”.

            Primero me boy a remontar a nada menos que hace mil quinientos años; donde un después, santo y no sólo de la Iglesia Católica sino igualmente de la Ortodoxa Griega, escribía lo que sigue… pues era español y así lo manifestaba ya entonces, en sus escritos… considerados como la primera enciclopedia escrita y él, el primer enciclopedista europeo… “por lo que da risa leer y oír que España no es España aún, al sentir y manifestarse de muchos catalanes, vascos y algunos otros”.

            Está claro que me estoy refiriendo a Isidoro de Sevilla, o San Isidoro para las dos iglesias citadas… “y algunas otras más de las ramas desgajadas del Cristianismo”.

            “Contra lo que algunos piensan, la primera enciclopedia del mundo occidental no apareció en Francia en el siglo XVIII, sino en España y en el siglo VI, es decir; mil doscientos años antes. La obra en cuestión, que se titulaba “Etimologías”, sigue siendo de lectura altamente recomendable ya que contiene pasajes muy valiosos, como por ejemplo, el siguiente.

            “¡O España! La más hermosa de todas las naciones que se extienden desde Occidente hasta la India. Tierra bendecida y feliz, madre de muchos pueblos… de ti reciben la luz el Oriente y el Occidente. Tú honra y prez de todo el orbe ; tú, el país más ilustre del globo (lo que demuestra que ya reconocía la redondez de la Tierra)… No hay en el mundo región mejor situada. Ni te abrasa el estío ni te hiela el rigor del invierno sino que, circundada, por un clima templado, te nutren céfiros blandos. Cuanto ha de fecundo en los ejidos, de precioso en las minas y de provechoso en los animales, tú produces…”.

            Aquel Gran Isidoro, que por cierto era nativo de lo que (“después a la llegada de los musulmanes”) se denominó, “Al Ándalus” (sugiero lean su gran historia); fue un inteligentísimo visionario de lo que vivió y vaticinó… y entonces no existían ni la OTAN, ni los norteamericanos (que por cierto sus principales bases europeas están en tierras y mares de la hoy Andalucía); pero él ya sabía de estrategia como gobernante de “rebaños”… y lo que estos necesitaban no solo para vivir sino igualmente para prosperar; pero dejemos aquí a San Isidoro y el que quiera saber más, que busque y lea.

            La España de hoy (“si es que se consolida como nación y se termina, por las buenas o las malas, con tanto separatista como aún anida aquí”) tiene tierras y climas (tenemos todos los climas de Europa y algunos semi tropicales y que no hay en la misma, nada más que aquí, en las costas andaluzas)… tiene tierras y climas (repito) suficientes como para auto abastecernos de alimentos de todo tipo y además exportar, es por lo que ese va a ser “nuestro petróleo futuro”; sencillamente por cuanto el ser humano, lo primero que necesita es comer. También nuestros climas meridionales, tienen un futuro enorme para el turismo y la residencia permanente, de viejos y pensionistas... o de gentes que ya vienen... “hastiadas de tanto progreso material”.

            De ahí que nuestros futuros políticos, en vez de pelearse… “como verduleras o inquilinos de un burdel” (con perdón para tales profesiones) debieran pensar, en hacer un balance exhaustivo, de las tierras que posee España, lo que se puede producir en ellas para el consumo humano, para los suplementos necesarios para la cabaña ganadera e ir arbitrando normas sensatas, para que sobren alimentos… ni que decir tiene, que igualmente hay que cuidar las aguas, “saladas y dulces”, para que en ellas prolifere el pescado, como en tiempos pasados proliferaba; ya que nuestras costas eran de las más productivas de toda Europa; pero que por políticas de desastre, han terminado por ser esquilmadas en muchos kilómetros de ellas… pero todo tiene remedio si se le sabe buscar. Igualmente el cuido esmerado de sus playas y por lo antes dicho.

         Por descontado, que en todo aquel terreno en que no pueda sembrarse nada para alimentar a la gente, debe ser repoblado con árboles de todo tipo (muchos de ellos, aparte de maderas también producen alimentos) y para que en lo posible, vuelva a ser esta tierra, lo que relató el historiador (Estrabón, creo recordar) el que dijo aquello de que… “una ardilla podía cruzar España (Iberia o Hispania – me da igual) desde los Pirineos hasta las costas del sur… “sin bajarse de los árboles”… cosa que fue desapareciendo del mapa, por los incendiarios y taladores de todos los tiempos y que aún abundan aquí… como recientemente se ha demostrado por los múltiples incendios en Galicia… que como región más húmeda y lluviosa, es inexplicable esa plaga, salvo que sea realizada por bandidos que debían ser condenados de por vida, a trabajar en la repoblación forestal, para que aprendieran ellos y como ejemplo para otros.

            ¿Cuántos millones de puestos de trabajo y totalmente productivos para crear riqueza se obtendrían? Yo no lo sé, desde luego… pero imagino, que los suficientes para que el paro en España dejara de existir. Es claro que todo ello no se puede realizar en una campaña de cuatro años de política… que además va encaminada simplemente a destruir al contrario, aunque de paso se destruya España… pero esa no es nuestra responsabilidad de individuos, “sojuzgados y totalmente indefensos”; la responsabilidad es de esos otros que… “se atreven a ir a la política para mandar”.

            Y si me refiero a España, por lógica es el sistema a aplicar en cualquier lugar del mundo, donde siempre habrá recursos más que suficientes para que trabaje la gente, produzca y viva bastante bien de su propio trabajo y sin explotaciones absurdas ya... bastante esclavitud pasaron nuestros antepasados... ¿es que se va a seguir siendo lo mismo y en beneficio siempre de minorías perniciosas?

            Con esta pregunta final, terminó su intervención Julio, el que guardó silencio y esperó la intervención de su amigo, el otro loco; el que sonriendo en principio y tras mecánicamente beber agua del botijo y luego pedir disculpas por ello, ofreció de la misma a su amigo... y luego intervino diciendo.

            -Si cualquier abuso es nocivo, el abuso excesivo es pernicioso por demás; puesto que siempre destruye más que construye y el resultado siempre será un empeoramiento de la situación que sea; pero como hablamos de políticos, economía, puestos de trabajo y todo lo que a su alrededor se mueve y afecta al mismo... muy recientemente envié un artículo sobre el tema; envío que fue dirigido a cientos de destinos, por lo que si bien en muchos de ellos no pasaría del redactor donde llegase, pero otros muchos lo publicaron, puesto que su contenido (entiendo) es bastante lógico; se lo leeré y luego usted opina.

            Como Julio guardara silencio y ya ambos se entendían bastante bien sin emplear las palabras; aquel interno echó mano a sus papeles, buscó entre ellos y encontrado lo que buscaba, leyó cuanto sigue.

            -Empresarios y gobiernos: Adrede he titulado así, puesto que los empresarios son mucho más importantes que los gobiernos; y ello es fácil de dilucidar... los empresarios somos los que creamos riqueza y los gobiernos los que la dilapidan; y a la vista está la situación ruinosa y catastrófica a que nos han llevado unos inútiles, cuando no perniciosos y devastadores políticos, y de la cual, se saldrá en tanto y en cuanto existan empresarios que sepan crear verdadera riqueza y que esta se distribuya con cierta justicia y equidad... cosa esta que ya el empresario no puede hacer y es “el gobierno de turno”, el que tiene la ineludible obligación de legislar de forma lo más ajustada posible para que sea logrado ello.

            Y esa forma es procurar que el creador de riqueza la siga creando (sea pequeño empresario, mediano o grande) para lo que tiene que no atosigarlo y menos ahogarlo con impuestos y trabas excesivas (por tanto tiene que vigilar los monopolios y oligopolios, que son peor que el cáncer, cólera o la peste, para el conjunto nacional) para que no se desanime y menos sea llevado a la ruina... y en relación al que vive de su salario, procurar que cobre lo suficiente para vivir dignamente... y el que quiera más... “pues que se meta a empresario y sepa lo que es bueno... como el que esto escribe lo supo, disfrutó y también sufrió las tormentas de ser empresario”.

            En definitiva y como muy bien ha dicho ese magnífico empresario cual es el Sr. Roig, fundador y mantenedor de esa gran empresa cual es hoy  “MERCADONA”; en la que no sólo ha triunfado por lo que vende y gana el empresario, sino por cuanto si hablas con los empleados, en general... todos están felices y contentos; lo que ya dice mucho del conjunto. Pues bien, ese valenciano ha dicho más o menos... “que hay que trabajar más, protestar menos, rendir al máximo y que hay que eliminar la subvención”. Y el mamoneo (digo yo y que decimos en Andalucía) y el que vale, vale y el que no, “a la carretera” (o cuneta); estamos ya demasiado hartos de granujas, bandidos, ladrones, etc. (esto lo añado yo) y después de analizar el sentir de muchos empresarios, ahogados por unas administraciones idiotas y que no sabrían dirigir, con el dinero privado... “ni un puesto de pipas y caramelos”. Pero como empresario que partió cuasi “de la nada” boy a decir más cosas.

         1) Una empresa es riesgo, e inteligencia para superarlo mediante la oportuna preparación, estudio, programación, etc. (vale para cualquier tipo de empresa).

            2) Una empresa tiene que empezar teniendo el mínimo necesario para emprender la misma... "se navega igual con una pequeña barca que con un barco de mayor tonelaje, si es que se sabe llevar la nave"... por tanto hay que empezar con cautela y avanzar con lo que se tiene y se puede, pensando en el avance continuo.

            3) Una empresa no es empresa, si no guarda reservas que obtiene en las épocas de bonanza, para cuando vienen las de "vacas flacas", recurrir a ellas para capear el temporal... reduciendo personal si no hay más remedio, puesto que esto es lo normal... si la cosa va bien se mete más gente y si va mal se echa a la calle, y punto. No deben existir indemnizaciones abusivas; es más no debieran existir a pagar por el empresario, sencillamente... cuando un empleado se va y deja tirado al empresario, no le paga nada de indemnización... ¿Por qué entonces lo contrario? Un empresario de verdad, jamás despedirá a ningún empleado que le sea, medianamente útil... sencillamente, si lo despide “ha de enseñar al que le sustituya y eso le cuesta gastos y molestias cuantiosas”.

            3)Los balances empresariales no deben ser anuales, sino QUINQUENALES; o sea cada cinco años, sacar el promedio y ver el resultado; eso nos dice si la empresa es viable, va bien, o va mal. Por descontado que hay que llevar, el control anual, e incluso mensual, pero la cuenta de resultados debe ser cada cinco años, que es un período suficiente para analizar todos los pros y contras que se puedan presentar.

            4)Al crédito hay que recurrir con mucha cautela y sabiendo que se puede hacer frente al mismo, pero lo mejor es guardar reservas y ampliar con el importe de estas y a tenor con lo que estas permitan... “no por mucho madrugar amanece más temprano”. El ideal es a llegar a ser la empresa con sus reservas, su propio banco; para así no tener que caer en las redes bancarias y usureras, que suelen ahogar a la empresa y destruirla.

            5) Con este sistema hay empresas centenarias y yo y como digo en mi reciente artículo (“Créditos, créditos y créditos”) fundé una empresa hace cuarenta años y la misma sigue funcionando pese a la crisis, manteniendo hoy un par de empleados más que en su fundación, había; se ha renovado la misma y actualizado al máximo; se han empleado las reservas y se han vuelto a invertir, completando el total con un mínimo crédito, que se va pagando con cierto desahogo; por lo que esa empresa, tiene cuerda para otros cuarenta años y la tiene pese a ser una empresa “de techo medido”, como yo denomino al hotel que sólo facilita hospedaje y desayunos; y tiene cuerda por cuanto de siempre fue así y así seguirá siendo... “salvo plagas de políticos como los actuales y que arrasan todo”, con su delictiva actuación de locos irresponsables; la que para mayor daño, logran situarla en la impunidad que padecemos, los que en realidad pagamos ello.

            6) Todo lo demás no es ser empresarios, es ser aventureros sin escrúpulos, sin dinero y buscando todo lo que sea, fuera o dentro de la ley, para como dijo el ex ministro socialista, Solchaga... (uno de tantos que se han hecho ricos o muy ricos, desde su puesto en la política) "DAR EL PELOTAZO". Forma criminal y con la que muchas de las fortunas actuales, se han logrado.

            7) Todo gobierno que no  procure seguir esta marcha, es un gobierno idiota y destructor de toda la riqueza, que es lo que han hecho los de Zapatero y otros “zapateros menores”; a lo largo de esta etapa pos franquista y a la vista está lo que nos han dejado y en la situación que se encuentra la nación. De acuerdo que otras también... “pero que cada palo aguante su vela”... aparte que España está peor que muchísimas otras.

            8) Al empresario... al verdadero empresario, “le importan dos cojones” las ideologías políticas y el nombre del partido que sea; lo que quiere es políticos honrados, trabajadores, que sepan escuchar al que de verdad tiene algo que decir; y que apliquen lo que este dice y razona; que legislen con justicia verdaderamente justa y distributiva; y “que no se vendan por ese tan manido plato de lentejas, como se han venido vendiendo hasta hoy mismo”... “y desde el cuento de Caín y Abel... ya ha llovido bastante”. ¡¡Ya está bien de abusos y mentiras!!

            Con este grito final, aquel hombre terminó su discurso; entregó los folios a Julio y aguardó a que este dijese algo; el que seguidamente que recibió aquellos documentos, habló con cierto cansancio, diciendo.

            -Sí... veo que usted conoce la empresa y ello me agrada, puesto que son facetas que también compartimos; por tanto mi comentario es simple... simple por cuanto entiendo y acepto sus manifestaciones y lo mismo las aceptaría todo aquel que de verdad, entró en la empresa libre y aguantó la verdadera lucha comercial o de la oferta y la demanda... o sea, el libre comercio y donde cada cual tiene que agudizar su inteligencia junto con su trabajo... y donde sólo fracasan los inútiles; los no preparados para esas verdaderas y nobles luchas comerciales, para lo que no todos están preparados; cosa por otra parte nada excepcional, puesto que tampoco todos estamos preparados para ser capitán de navío, piloto de aviación... o cirujano (por ejemplo); hay múltiples oficios y si cada cual se dedicara de verdad a lo que le atrae; en ello se realizaría y seguro que todos alcanzaríamos mayores grados de felicidad... pero por cuanto ocurre, la mayoría equivocan el camino y llenos de frustraciones y fracasos, terminan por transmitir ello a gran parte de los que con ellos se relacionan... puesto que el fracasado, jamás reconocerá sus errores y culpará de todo... “a su mala suerte o a factores que le impusieron circunstancias que no pudo eludir”... y todo ello son absurdos; se fracasa por cuanto... “el traje elegido les viene largo y ancho y dentro del mismo no pueden moverse airosamente”... y punto.

            Y ese es el tipo de actividad sobre la que se basa todo tipo de progreso; sencillamente por que para que el individuo piense y se convierta en creador de más bienestar, lo primero que necesita es tener sus principales necesidades cubiertas y esa cubrición, viene de la producción empresarial bien estructurada en sus infinitos campos; por ello me causa una bastante hilaridad el saber lo que los alemanes actuales han organizado y cuanto sigue:

                     Encuentro en una revista que leo habitualmente (XL SEMANAL del 6-11-2011) un reportaje muy extractado, de las que se consideran “las lumbreras” actuales, de la economía occidental... y digo lo de “occidental”, por cuanto en ese trabajo, sólo aparecen “blancos blanquísimos”; por lo visto “Nóbel de Economía”, no hay en el planeta con otro tipo de piel, cosa que me sorprende, puesto que si en el resto y sobre todo, en los países que se denominan “emergentes”, no hubiese “lumbreras económicas”; es inconcebible el que estos avancen tanto y acorralen tanto a los sesudos occidentales... poseedores... “de lo mejor de todo el mundo mundial”, según se presume en esa parte del planeta.

            Pues bien, los más sólidos capitalistas de Europa y por cuanto se va sabiendo; son los alemanes; puesto que los convierten “en la locomotora de no sé qué”... pero esa locomotora (junto con la francesa) lo que ha hecho, es apoderarse de los mejores vagones del convoy y al resto, tratan de llevarlos arrastras pero sin perder ellos nada de sus mejores puestos... como detalle bochornoso, me he enterado que a los cuasi destruidos griegos... “los angelitos alemanes y franceses” (misericordiosos que son) les han obligado a que les compren, armas, en cantidad... “como si Grecia fuese a invadir Turquía” (por ejemplo) y lo han hecho, presionándolos como las anchoas lo están en un bocadillo de pan tierno... puesto que si no tragaban, amenazaban con no facilitarles el dinero que imprescindiblemente necesitan para pagar... “lo de diario”; con lo que imagine el que tenga imaginación... “que a los griegos les colocan un cordel grueso y bien engrasado, bien apretado a su cuello económico y que los va a mantener así, a lo mejor hasta el siglo XXIII”. De los políticos griegos, mejor no hablar, por cuanto de latrocinios han hecho y permitido, hasta llevar a Grecia al estado de quiebra en que se encuentra.

            Bueno pues los “muy listos alemanes”; han sido los promotores de reunir a diez lumbreras económicas (Nóbel todos) al lado del Lago Constanza, para que destilen sus saberes, sobre alrededor de cuatrocientos “alevines”; que seguro, se les caería la baba, viendo y oyendo a estos “monstruos”; que a lo peor, de economía de andar por casa (que es la base de todas las demás economías) no tienen ni puñetera idea; puesto que estos sabios... “normalmente trabajan sobre el papel y teorizando, sobre lo que otros y sobre otros papeles y teorías han trabajado”... y los que entre todos, no han dado en el clavo nunca, puesto que el planeta ha marchado siempre... “de batacazo en batacazo”.

            No obstante, reflejo algunos de los destellos inteligentes de estos sabios economistas; que los van a oír como al que oye llover... puesto que una cosa es predicar y otra muy diferente, el repartir el trigo... “y el que tiene el trigo, lo que quiere es venderlo a peso de oro... y no digamos si tiene petróleo u otra cualquier cosa así de necesaria o imprescindible para la maquinaria occidental y dicen que del progreso”. Veamos lo que han manifestado esto sesudos sabios de la economía.

            “Si los políticos no la controlan pronto, la crisis de la deuda cambiará las reglas del juego de todo el sistema económico occidental; Estados Unidos y Europa se enfrentan a años de estancamiento y declive, y la fragmentación de la eurozona es un peligro grave” – “No entiendo por qué comerciantes y consumidores tienen que pagar IVA en las compras/ventas, y sin embargo los grandes fondos pueden hacer inversiones millonarias sin tributar; es hora de cobrarles una tasa” (Ya lo dijo Tobín hace mucho tiempo y se lo han pasado por...?: los paréntesis son míos) – “Pero el fallo esencial es moral. En la carrera por lograr beneficios hemos olvidado que un banquero tiene que proteger los intereses de sus clientes”. – “Eliminar las ayudas a los parados. ¿Qué sentido tiene pagar a la gente para que no trabaje? Lo que se consigue es que se acostumbren a no trabajar. Los daneses establecen condiciones muy desagradables a los desempleados. A los que hay que apoyar es a los emprendedores”. – “El Estado ha de llenar el vacío en el suministro de créditos, creando un tipo de bancos dedicados exclusivamente a proporcionar capital a los emprendedores”. – “Critica que no se castigue a los delincuentes de cuello blanco, las multas  no sirven, pues no suponen ni el cinco por ciento de las ganancias obtenidas. Demuestra que si se dan las condiciones, los ejecutivos de una compañía la llevarán a la quiebra para expoliar y extraer provecho personal... y esto tiene que tener cárcel”. – “Pero soy desconfiado con los políticos, que deberían administrar esta moneda (aboga por una moneda mundial)... la honradez es importante. Y si la moralidad de los banqueros tampoco es muy alta...” – “Para salir de la crisis hay que regular para que el sistema financiero sea aún más seguro”. – “Ni siquiera los que están dentro del sistema entienden de verdad como funciona”. Rechaza las ayudas a los parados”. – “Para salir de la crisis es necesario volver a dar créditos y no caer en la trampa de subir los impuestos. Habría que hacer una voladura controlada, del mercado financiero más complejo. Liquidar todos los contratos y empezar de nuevo con reglas más claras”.

            Y ahí quedan esas pinceladas, que corresponden a cada uno de los diez “lumbreras” reunidos por los alemanes, que a mi entender lo que deben estar pensando es en algo parecido al.... “IV Reich... puesto que Alemania siempre piensa en la expansión”; lo que ocurre es que ahora... “los panzer  hitlerianos no se llevan”.

            Pero leído y oído todo ello... a mí, me da la risa; puesto que era mi propia abuela materna (Mi abuela Rosario) la que de economía sabía infinitamente mucho más que todos esos economistas (lo he referido otras veces y lo seguiré refiriendo); puesto que en economía decía... “niño si ganas cinco, no te gastes nunca más de tres; guarda las otras dos para el porvenir... que te harán falta”. Eso en economía... “en moral y civismo, fue tan grande, que la verdad, me da vergüenza entrar en ello”.

            Ambas máximas, a mí me dieron un resultado enorme; a mí no me ha faltado dinero desde los quince años (y hoy cuento casi 74) y tan poco me he visto ante un juez para responder de cosas “anormales”... y la verdad, me ha ido pero que muy bien... a los treinta años era independiente, económicamente... y en otras muchas cosas, mucho antes. Y la verdad yo no me considero “un ser especial... soy normal... de carne y hueso como cada hijo de vecina”.

            Y con esto termino y le ruego querido amigo, que dejemos cortados los diálogos aquí... hoy creo que “nos hemos despachado bien”, ya va siendo la hora de volver a casa y cada cual a sus rutinarias tareas cotidianas... nosotros no vamos a arreglar nada... ¿qué le parece?

            -Sea como usted dice, cerramos por hoy aquí los temas y antes de irse, daremos un paseo por estos contornos, en los que y como siempre, oxigenándonos el cuerpo y el alma, siempre encontraremos un equilibrio que aquí en ciertos momentos peligra; salgamos pues y demos un paseo campestre. Durante el mismo hablemos de un próximo viaje a alguno de los lugares de esta provincia, que usted designe y con ello rompamos la monotonía de nuestras áridas diatribas... ¿Acepta usted ello?

            Sí... desde luego; pensaré en ese próximo viaje, le llamaré por teléfono y si usted lo acepta, dedicaremos otra jornada a expandirnos por estas tierras, en las que hay mucho por ver y aprender en ellas.

 

 

CAPÍTULO XI

 

            Sin más, ambos contertulios salieron a la explanada, Julio llevando la cartera con sus documentos; pero al llegar, el loco del sanatorio le requirió la misma, hizo un ademán a Jules, que estaba a la expectativa para llevar a Julio a su casa y llegado aquel chofer junto a ellos, le dijo.

            -Jules, tenga esta cartera y llévela al coche depositándola en el lugar donde viaja Don Julio; nosotros vamos a dar un paseo y en menos de treinta minutos volveremos: gracias.

            Sin pronunciar ni una palabra, aquel empleado agarró el porta folios y con sumo cuidado lo llevó y depositó donde se le había ordenado. Nuestros “locos” emprendieron el paseo, por otra senda diferente a la del ya comentado manantial.

            Recorrieron un trecho que pudo rebasar en algo el kilómetro de andadura, que entre la ida y la vuelta se convirtieron en dos, por lo que el paseo duró algo más de la media hora prevista; pero a ambos les sirvió para distenderse y como sintetizaban ellos en sus charlas, en “oxigenarse cuerpo y alma”, puesto que el contacto con aquellos silvestres parajes les transmitía esas fuerzas naturales y telúricas que la tierra madre emite y que queramos o no nos inyecta, si de verdad; sabemos conectar con esa madre natural de la que vitalmente dependemos.

            Así y un poco cansados por aquel largo paseo por abruptas sendas de montaña, ambos caminantes volvieron a la explanada del sanatorio y ya a pie del automóvil se despidieron como buenos amigos; y en el último momento aquel loco que allí quedaba insistió diciéndole a Julio.

            -No olvide lo del viaje, tengo ganas de realizarlo cuanto antes; guardo muy buen recuerdo del que hicimos la última vez y tenemos que seguir haciéndolos, con la frecuencia que podamos.

            Julio sonrió complacido y respondiéndole dijo.

            -Esta tarde lo pensaré y planificaré; mañana le llamo por teléfono y pasado mañana, en vez de estos nuestros diálogos, lo dedicamos a ese viaje... ¿de acuerdo?

            -De acuerdo.

            Fue la última palabra; tras ella Julio franqueó la puerta que cortésmente le había abierto el chofer y subiendo a la parte trasera y ya acomodado; el conductor ocupó su puesto y el vehículo emprendió la marcha hacia la ciudad y hasta la puerta del domicilio del escritor, todo lo cual se realizó con la normalidad acostumbrada.

            Ya en la casa, Julio y de inmediato sacó al perro en su habitual y necesaria salida y vueltos de ella, se preparó la comida y comió frugalmente, mientras fue pensando en el viaje prometido; y como ya estaban en épocas de la recolección de aceituna, se le ocurrió el aprovechar ello para mostrar a su amigo... “algo único en el mundo”. Sonriendo por la ocurrencia, fue madurando el trayecto de un día de viaje con regreso al anochecer y como ya lo habían previsto anteriormente, y calculando mentalmente aquel viaje y mientras quitaba el “vedriao”1, fue perfilando el mismo en la seguridad que sería grato para su amigo.

            Trascurrió normalmente el resto del día, en que Julio pudo despachar todos sus asuntos pendientes de diario; y siguiendo sus ya rutinarias costumbres, se acostó a su hora y apaciblemente pasó una noche más. Cuando amaneció y tras el paseo matutino con su perro, fue al bar donde solía desayunar aquellas ricas tostadas de pan de chapata, bien regado con aceite virgen de aceituna, untado luego con pasta natural de tomate y puesto encima un diente de ajo, debidamente cortado en delgadas láminas y todo ello acompañado de un vaso de leche con una bolsita de té y un vaso de agua fresca... componían todos estos “elementos”, un desayuno completo de cuanto el cuerpo necesita para mantenerse, puesto que en el mismo hay grasas, hidratos de carbono, minerales, vitaminas, la medicina natural que en sí es el ajo crudo y la imprescindible agua; lo que sumado al buen vaso de zumo de naranja que en ayunas tomaba cada mañana... dejaban el cuerpo en óptimas condiciones para iniciar el día y aguantar hasta media mañana en que solía tomar una pieza de fruta fresca para contener el apetito del medio día y por cuanto se lo había aconsejado el médico, cosa que repetía a media tarde.

            Regresado a casa y ya sentado en su despacho, antes de empezar con sus “escribanías”, agarró el teléfono, marcó el número del sanatorio y pidió hablar con su amigo; puesto el mismo en el otro extremo del hilo le habló cuanto sigue.

            -Bueno... he pensado que mañana vayamos a Villacarrillo; y al paso nos detendremos en Baeza para desayunar “tallos” (churros) puesto que como les gustaron los que comimos en Mengíbar, allí también los hacen buenos... tras ello iremos directamente a la citada población, vamos a ver la mayor factoría extractora de aceite de aceituna de las de todo el mundo, veremos un monumento muy notable que allí existe, comeremos en la ciudad (antes villa) y luego de regreso, entraremos en Torreperogil  a comprar vino de la tierra, luego trataré de que vea usted un monumental pueblo, poco conocido y cuyo nombre es Sabiote... que a las puertas de Úbeda... “ésta con su gran monumentalidad siempre ha tapado la que aún menor, pero muy interesante de ver, de este otro pueblo igualmente renacentista”. ¿Qué le parece?

            -Muy bien, sé de antemano que usted no me defraudará... dígame a que hora hemos de recogerlo en su casa, puesto que es usted el que “manda”.

            -Debemos estar en carretera sobre las ocho treinta, así es que un poco antes de esta hora, mañana les espero aquí; he consultado con el ordenador, el servicio meteorológico y nos hará buen día de sol... pero, en la comarca de “La loma”, hace un frío notable, así pues, traigan prendas de abrigo puesto que nos vamos a desenvolver entre los siete u ocho grados de mínima, hasta no más de doce de máxima.

            -De acuerdo, tomo nota e informaré de ello a Jules para que vaya preparado; así pues y si no surge algún contratiempo, en cuyo caso para ello contamos con el teléfono... mañana a las ocho y veinte minutos estaremos en la puerta de su casa.

            Terminada la conversación Julio siguió en su despacho, conectó el ordenador y pasó a ver “su discusiones habituales” en los foros donde intervenía; envió el artículo que casi a diario enviaba a publicar en múltiples medios, despachó el correo y leyó la prensa que leía en la red, así como hojeó la local en el periódico que a diario recibía; la tarde la dedicó a ir completando una novela en la que trabajaba hacía meses y pudo completar un capítulo más. Aquel día terminó muy cansado y por tanto durmió muy bien; pero antes de ir a dormir, se preocupó de que uno de sus nietos viniese al día siguiente al medio día u hora aproximada, a dar el paseo habitual a su perro Ciro... puesto que había que cuidar también al querido animal; resuelto ello y ya con esa tranquilidad, fue a dormir, no sin antes leer hasta donde pudo, de alguno de los libros que siempre tenía a mano encima de la mesilla de noche.

            Amaneció el siguiente día, que como había previsto era frío también en Jaén, puesto que la ciudad y en la parte donde él vivía, estaba situada por encima de los seiscientos metros de altitud y como la ciudad está situada sobre un cerro, los vientos fríos que circulaban, aunque no eran fuertes, pero la convertían en una nevera; por lo que al salir con el perro, se abrigó bien como para el viaje que iba a emprender, e incluso se puso una bufanda y un gorro de abrigo para resguardar el cráneo de ese frío que aún en estas tierras meridionales, se sufre en las provincias orientales de Andalucía y en sus partes montañosas, que son muchas.

            Puntualmente a la hora convenida se oyó el ruido del motor de un automóvil que se detuvo en la puerta y tras ello sonó el timbre en el interior de la vivienda; tras apaciguar los ladridos de aviso que Ciro daba siempre y decirle que... “no se preocupara, que eran amigos y que se quedaba sólo cuidando la casa, pero que Alberto (su nieto) lo sacaría a pasear y tras asegurarse que quedaba bien abastecido de agua y pienso... salió a la puerta dispuesto a emprender el viaje. Y efectivamente, Jules el chofer estaba esperándole en la misma, el Número trece, permanecía sentado en el interior del vehículo... era lógico puesto que hacía frío y la amistad contraída le permitía esa libertad. De inmediato acomodados ambos en el vehículo, el chofer lo puso en marcha preguntando de inmediato.

            -¿Hacia dónde nos dirigimos Don Julio?

            -Salga a la carretera y siga las indicaciones primero dirección Granada, a los cuatro o cinco kilómetros encontraremos dirección Albacete, siga por esta y hasta la ciudad de Baeza, donde nos detendremos a desayunar.

            A las nueve estaban entrando en la ciudad de Baeza  y siguiendo las indicaciones de Julio llegaron y se detuvieron en la  Plaza del Pópulo y por tanto muy cerca de la plaza “del que manda[7]”; hoy denominada de La Constitución. Dando fachada a dicha plaza, encontraron una cafetería y churrería, y Julio recordando los buenos churros que comía en esta ciudad en sus tiempos de viajante; indicó a Jules que aparcase lo más cerca que pudiese del sitio hacia donde se dirigían y el que así lo hizo; entrando los tres y de inmediato en el citado establecimiento, donde degustaron tres buenas raciones de esa “masa frita” en aceite de aceituna y que en forma de tubería alimenticia y en trozos de unos veinticinco centímetros, sirven muy caliente, para comer así o mojando en el café, leche o chocolate; igualmente tomaron la bebida que cada cual prefirió; lo que hicieron en pie y en el mostrador del establecimiento; y habiendo quedado todos satisfechos, volvieron al automóvil y a las 9,30 estaban ya rodando, hacia Villacarrillo, de cuya ciudad  los separaban algo más de cuarenta kilómetros.

El viaje se desarrollaba rápido y con normalidad; en el trayecto y como iban rodando “sobre La loma”[8]; Julio y como siempre que por allí pasaba se iba recreando en la contemplación de “éste mar de olivos”; muchos de los cuales había visto plantar a lo largo de muchos años, puesto que cuando el viajaba por aquí, lo que hoy es ese figurado mar verde oliva, antes eran inmensos campos de cereal de secano, sobre los cuales e  igual que hoy, se perdía la vista en las lejanías, tanto por el lado norte, como por el lado sur, puesto que La loma, discurre en sentido Este Oeste, más o menos como… “el camino diario del astro rey”; por lo que igualmente en esas lejanías, las puestas de sol, son de una belleza difícil de describir; hay que verlas; al  igual que los amaneceres y debido a los cielos limpísimos que aquí se disfrutan, puesto que no hay contaminación notable y si un inmenso bosque de olivos, al que hay que unir el otro también inmenso que aportan las serranías con sus diferentes tipos de árboles que forman muy espesos bosques que complementan infinidad  de arbustos y plantas silvestres; todo lo cual mantiene limpia la atmósfera, puesto que constantemente se renueva el vital oxígeno.

Todo esto lo va explicando Julio a sus compañeros de viaje, los que van oyéndolo de forma complacida y sus rostros muestran la satisfacción, de ir comprendiendo lo que ese paisaje que se muestra a sus ojos es y significa una vez explicado concienzudamente como Julio lo va relatando.

             En un momento del viaje y ocupando un silencio que se produce, el relator dice.

             -Conozcamos un boceto histórico de esta población que vamos a visitar; que hoy y con sus anexos o pedanías, cuenta con unos quince mil habitantes; siendo su industria principal y casi única, el olivar y el aceite de aceituna; del que venden  casi todo a granel, con lo que la riqueza principal, se la llevan otros con el valor añadido que obtienen… en esto y en toda la provincia, sigue el atraso ancestral de siempre; saben producir una maravillosa “materia prima”, pero no han sabido comercializarla… “ya van despertando, pero muy lentamente”. Dice ser (éste municipio) el mayor productor de aceite de aceituna de toda la provincia y por tanto, el mayor de todo el mundo, puesto que se han llegado a recoger en el mismo, ciento veinticinco millones de kilos de aceituna; “busquemos un promedio de treinta, cuarenta o cincuenta kilos de máximo de promedio por olivo y encontraremos un montón de millones de árboles”; a lo que hay que unir las zonas forestales y de huerta que posee, puesto que es ribereño al río Guadalquivir y junto al mismo tiene unas grandes residencias y atractivos para el turismo de verano; menos en invierno pero hay que pensar en su zona de serranía, que es abundante en varios tipos de caza mayor y menor; todo ello conforma una riqueza natural y enorme, en una extensión muy considerable de terrenos pertenecientes a este municipio, que a su vez conforman el denominado “Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas”, considerado el de mayor extensión de Europa. En el perímetro del mismo cabrían una de las provincias vascongadas, lo que nos da una idea de su extensión.

            Aquí Julio se detiene y hace una pausa, sacando del bolsillo un apretado boceto histórico el que leerá a sus compañeros de viaje y cuyo contenido es el siguiente.

             -HISTORIA: El Tesoro de Mogón, repleto de monedas romanas y joyas de plata; la pátera de plata con la cabeza de Medusa del siglo II a C; la estatua del dios Mercurio, en bronce dorado; la Esfinge alada, de origen fenicio; o el mosaico romano de Teatino; todos ellos hallados en los alrededores de Villacarrillo son muestra del alto grado que alcanzaron los asentamientos íberos y romanos en esta población. Villacarrillo tiene su origen en época musulmana como fortaleza que defendía a Iznatoraf (Fortaleza inexpugnable y sede del feudo que controlaba amplios territorios a su alrededor) cuya silueta se divisa desde muy lejanas lejanías.  Tras la conquista de ésta por las tropas de Fernando III el Santo en 1226, se inicia la evolución de esta aldea a villa. Conocida en un primer momento como Torre de Mingo Priego, el rey la donó al Adelantamiento de Cazorla, del que dependió jurídicamente, aunque en lo eclesiástico perteneció al Obispado de Jaén. En 1449 el Arzobispo de Toledo, Alonso Carrillo, señor de la villa como Adelantado de Cazorla, la segregó de Iznatoraf y le añadió su apellido. Un año más tarde Juan II de Castilla le otorgó la categoría de villa independiente, privilegio que fue vuelto a confirmar por los Reyes Católicos el 26 de enero de 1498. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII se produjo la consolidación y expansión de su población, que se traduce en su actual casco urbano en calles de trazado regular y grandes casas solariegas. Durante el siglo XIX y principios del XX gozó de un importante auge, como reflejan las edificaciones historicistas y modernistas que salpican sus calles. Por Real Decreto de 8 de mayo de 1877, el rey Alfonso XII le otorgó el título de ciudad. Pero como podemos ver, sigue manteniendo su nombre de Villacarrillo.

            Sobre las diez de la mañana ya estaban entrando en la ciudad; y preguntando varias veces, terminaron por llegar a la gran factoría aceitera donde se dirigían; deteniéndose en la amplia explanada que hay ante la misma; seguidamente Julio tomó la iniciativa y acompañado del “otro loco del sanatorio”, entraron en las oficinas y tras preguntar por la persona que pudiera enseñarles las instalaciones, apareció un empleado que al ser requerido para aquella visita les atendió, diciéndoles con toda amabilidad.

            -Comprendan ustedes que no podemos realizar visitas no programadas y ustedes se han presentado aquí de improviso, así es que entiendan ello.

            -¿Entonces...? (dijo Julio un poco cortado o violento por la situación creada) pero añadiendo seguidamente.

            -Por favor, comprenda usted que hemos realizado desde Jaén un viaje de casi cien kilómetros, con el principal fin de ver la que se nos ha dicho es... “la mayor factoría extractora de aceite de aceituna de todo el mundo”; yo soy de Jaén, pero mis acompañantes son extranjeros y comprenda usted nuestra situación... y más siendo la culpa mía, puesto que es lógico y como usted ha dicho; debí llamar por teléfono y ver la forma en que ustedes organizan las visitas... si es que las organizan.

            -Sí, que las organizamos y atendemos en días fijos y horarios concertados, más para grupos que para personas aisladas... y hoy precisamente tenemos un grupo de jubilados que vienen a visitarnos... quizá pudiera unirlos a ellos, pero es claro que tengo que, antes hablar con el que vendrá a cargo del grupo que lo componen unas cincuenta personas... así pues y como la cita es a las doce; si ello les viene bien, vuelvan a esa hora y espero arreglar ello y que ustedes entren en el grupo como unos más del mismo... desde luego individualmente no sería posible... no puedo hacer otra cosa; lo siento.

            Julio y su compañero se miraron y asintieron con la mirada, por lo que entonces el viejo escritor dijo.

            -De acuerdo, aceptamos y quedaremos muy agradecidos... notificándole, el que ambos somos escritores y de lo que veamos aquí, tomaremos notas y es posible que ello repercuta en que esta factoría sea conocida en lugares que ni ustedes puedan imaginar; por tanto, le ruego haga todo lo posible por atendernos... diez minutos antes de las doce estaremos en este mismo lugar... ¿le parece a usted bien?

            Aquel hombre al oír aquello quedó sorprendido y esmerando su amabilidad, les dijo.

-Sí que me parece bien... “y estén seguros que ustedes verán las instalaciones y oirán una amplia disertación sobre la historia y el proceso para que hayamos llegado a ser lo que en la actualidad somos”... les sugiero que se den una vuelta por “el pueblo” y vean el mismo en este tiempo que falta, puesto que hay atractivos para no aburrirse... vayan sobre todo a la iglesia principal; y les sugiero se queden a comer aquí, puesto que cerca de la misma hay sitios donde se come bien y de las comidas típicas de aquí.

-Muchas gracias por todo... así lo haremos.

Se estrecharon las manos y de inmediato salieron al exterior; subieron al automóvil y ya dentro del mismo, Julio indicó a Jules.

-Diríjase al centro de la ciudad y siga los indicadores (y si no pregunte) por el templo o iglesia principal, que como suele ser siempre, alrededor de la misma estará lo más notable de la población, ayuntamiento incluido.

Y así fue, aunque costó varias preguntas y el circular por aquellas calles estrechas y conformadas como lo que fuera durante muchos siglos, una población agrícola y muy cerrada para mejor defensa de enemigos; o sea una ciudad medieval. Lograron aparcar el vehículo no muy cercano al lugar de destino, en un paseo que partía de unos amplios jardines; pero no había otro remedio3; por lo que al bajar del mismo notaron un frío notable y del que había que resguardarse concienzudamente. Por lo que Julio dice al bajar del vehículo.

-“En La Loma, hace un frío que pela” y aunque hoy no es extremo, pero se nota… yo lo noto; pero aguanto y llego a asimilarlo, puesto que soy de tierra que sufre de temperaturas bastante extremas; así es que abriguémonos bien y en marcha hacia el templo, que es una obra notable y realizada por un famoso maestro de obras renacentistas y que fue igualmente el autor de la catedral de Jaén y otras muchas hermosas obras más, puesto que se quedó a vivir en este entonces reino de Jaén y aquí murió.

Llegados a la plaza, encontraron el templo abierto y entrando en el mismo buscaron la sacristía y entrando en la misma, pudieron hablar con el sacerdote que allí se encontraba... y a petición de nuestros viajeros, que volvieron a presionar con lo de... “extranjeros, escritores, etc.”, aquel buen cura, se prestó a servirles de cicerone; por lo que les dijo que se dirigieran a la nave central del templo y junto al altar mayor, que él estaría con ellos en diez minutos; y así fue, puesto que llegó de inmediato y haciéndolos sentar en la primera fila de bancos que allí hay, empezó su disertación.

Este buen hombre aparte de sacerdote, se mostró un muy entendido en el tema de la iglesia, su historia y constructor, por lo que les dio una amplia disertación, de la misma.. Visitada la iglesia,  que más parece una catedral “sin obispo”4, que una iglesia parroquial; visitaron igualmente el pequeño museo anexo; y  tras ello volvieron al exterior, acompañados del sacerdote el que allí terminó de explicarles lo más relevante del templo y la casa del maestro constructor que es lindera y da fachada a la misma.

Se despidieron amablemente del sacerdote, el que no admitió ningún pago por sus servicios y ya solos se recrearon viendo la hermosa estampa del templo visto desde la plaza y a plena luz del sol, que precisamente por el frío reinante, lucía mucho más luminoso, ya que el cielo de un azul limpísimo así lo permitía.     

            Tras esta vista exterior recorren los alrededores para ver el entorno y buscar un restaurante para realizar la comida del medio día; realizado todo ello, vuelven al automóvil y a la hora convenida de nuevo se encuentran en las oficinas de la gran factoría[9]; les atiende el mismo empleado que les atendiera horas antes y el que les dice que todo está resuelto, que está a punto de llegar un autocar con medio centenar de visitantes y que pueden unirse al grupo como unos más.

Efectivamente, a los pocos minutos llega el grupo y unidos al mismo visitan la gran almazara y anexo del lavado del fruto y que en nota al pie se cita. La misma se nutre de millón y medio de olivos de varios términos municipales; han llegado a “moler” en una temporada o cosecha, más de noventa millones de kilos de aceituna; ello  en la  cosecha máxima y alrededor de los ochenta millones como promedio,  obtienen igualmente de promedio; diecisiete millones de kilos de aceite, que luego venden, todo a granel, no envasando apenas;  aprovechan el hueso de orujo para la combustión de las calderas que tiene la factoría y que se nos dice es tres veces más económico que el gasóleo; venden el orujo resultante y que son muchos millones de kilos, del que luego se extrae, en “las orujeras”, un dos por ciento de aceite de más baja calidad (denominado aceite de orujo) y el resto que queda también es un magnífico combustible y con un gran poder calórico; por ello este producto va a la cercana Villanueva del Arzobispo para la obtención de electricidad; puesto que en dicha localidad se ha instalado una potente industria para explotar, las enormes cantidades de biomasa que aportará el olivar. “Del olivar todo es aprovechable y cada vez se encuentran nuevos aprovechamientos”; en ello la joven Universidad de Jaén, está trabajando y al parecer, bastante bien.

Terminada la visita a la factoría, donde se les ha explicado por el “maestro[10]” (quizá ya ingeniero); todo el hoy complicado funcionamiento de esta gran factoría, totalmente automatizada o mecanizada y donde la suciedad ancestral de los viejos molinos, así como su “picante” olor a aceituna machacada y jamilas, ha desaparecido… hoy la aceituna entra por unas grandes correas transportadoras, que las llevan a grandes máquinas… que por medio de todo el proceso de lavado y molturación, devuelven aceite por “manantiales”, separando orujo y hueso; y transportando todo a sus lugares de destino y de forma totalmente automatizada y sin que el hombre “los toque”… “una maravilla, que el maestro dice que, en breve lo será mucho más”.

Les regalan a la salida, un botellín de unos cien centímetro cúbicos, de limpio aceite puro de aceituna[11] y de nuevo, marchan para ver, la primera fase del gran proyecto en marcha, de esta cooperativa. En diez minutos, se encuentran en  la planta de recepción de aceituna, que es enorme; puesto que cuenta y ya en funcionamiento, con dieciocho puntos para descargas automáticas (que incluso separan el fruto de vuelos y suelos[12]). Su capacidad, reitero, es enorme puesto que servirá para que cientos de vehículos de carga, lo hagan en tiempo record; y todo ello mediante control por ordenador y tarjetas personalizadas para cada propiedad y por pequeña que esta sea. Los enormes techos (esto es enorme y parecen la cubierta de un aeropuerto) recogen agua de lluvia, para  suministro de la misma cooperativa, mediante tarjetas que ponen en marcha un sistema automático; y que emplean los agricultores. Esta agua es para los tratamientos agrícolas en la que son necesarias cantidades notables y que aquí serán facilitadas a precios reducidos, puesto que esa agua se recoge en grandes balsas… en fin, que cuando de allí salen, marchan abrumados por tanto dato como les facilita el “Maestro de fábrica” que los ha acompañado hasta allí y donde los despide, quedándole todos muy agradecidos… Julio que no ha parado de tomar notas en su bloc de trabajo y a lo largo de las dos visitas, se dirige al maestro y efusivamente le agradece toda su disertación, diciéndole que ha tomado notas “taquigráficas” y de las que piensa extraer un buen relato y a lo que aquel hombre agradecido le dice.

-Si necesita algún dato que no tomase o que necesite para ampliar, no dude en llamarme por teléfono y le facilitaré lo que precise.

-Muchas gracias.

Y sin más y como ya es la hora de comer, los tres viajeros vuelven al centro de la ciudad, donde ya han localizado el restaurante y entran en el mismo, que se encuentra cercano a la iglesia que visitaron horas antes; y allí, los acomodan cuasi “como sardinas en lata”; por lo apretados que los colocan en un ridículo e incómodo espacio; pero como no es cosa de protestar y perder un tiempo precioso buscando un nuevo local donde comer, aceptan ello con resignación. La aglomeración en tal establecimiento es debido a que allí van a comer el grupo con el que han visitado la factoría; por lo que se unen al mismo y comerán el menú típico que para ellos han preparado. Les dan de comer bastante bien puesto que de primer plato, degustaron un plato campesino (modernizado) y denominado “andrajos”[13]; después una carne de lomo de cerdo con ciertos aliños de la cocina local y de postre, sí que les ofrecen gran variedad y todo ello de fabricación “casera” de la dulcería de estas tierras; en conjunto muy buena comida, con vino de la tierra (Torreperogil) tan bueno como cualquier otro de La Mancha, por ello quedarán muy satisfechos. El establecimiento tiene bastante movimiento, quizá por ello, el aprovechamiento de nuestros asientos “enlatados”; por lo mismo la comida se alarga un poco y tras ello vuelven al automóvil  que ha quedado  en el lugar ya descrito; puesto que no pudo entrar y aparcar más cerca, ya que esta población, como todas las medievales, “su núcleo amurallado”, fue construido como defensa y las estrechas y muchas veces sinuosas calles (siempre en cuesta) sólo eran para caballerías y a lo sumo carros de no mucha carga o envergadura; además  y como esta ciudad, está enclavada en una cuesta considerable no hay solución y hay que caminar, cosa que por otra parte les irá bien a los viajeros para hacer la digestión, además ahora caminan cuesta abajo, sigue haciendo frío, pero “sus calderas digestivas van bien provistas de calorías”.

            Son las 15,40 h., cuando de nuevo en el automóvil Jules el chofer pregunta.

            -Hacia dónde me dirijo, Don Julio.

            -Regresamos hacia Jaén, pero vaya pendiente de los indicadores y entraremos en Torreperogil, quiero comprar vino y desde allí, iremos para ver una rápida visita al pueblo de Sabiote, puesto que creo que hay carretera que los une... ya lo veremos, puesto que si no la hay, seguiremos hasta la entrada de Úbeda y derivando a la derecha, llegaremos en no más de diez minutos, puesto que está muy cercano a esta ciudad.

            Ya en marcha el vehículo, Julio preguntó a su acompañante.

            -¿Qué le ha parecido esta visita de la mañana? O mejor dicho, visitas puesto que han sido varias.

            -Muy bien, querido amigo; tanto a Jules (con el que he hablado mientras usted estaba absorto con sus anotaciones) como a mí, nos ha encantado la visita y como esperaba no nos ha defraudado en absoluto, lo que me impulsa a rogarle que de vez en cuando hagamos otras muchas más y así hasta que me enseñe usted todo lo interesante de esta provincia, que como usted bien afirmó en su momento... “es la gran desconocida de Andalucía”... y además, está cargada de historia, de la que igualmente poco se sabe, salvo los escasos eruditos e investigadores que recopilaron tanto dato; a los que habrá que añadir los que se supone, aún hay por sacar a la luz; puesto que es verdad lo que usted dice... “aquí en cualquier lugar donde se excave aparecerá algo interesante”. En cuanto a la comida, muy buena y abundante... quizá en demasía, pero como es día de frío no nos ha venido mal el cargar la caldera con un exceso de calorías... “a la noche compensaremos ello” con la frugalidad necesaria para cuidar el organismo.

            Julio agradeció aquellas sinceras manifestaciones y ya sin más y en silencio, hicieron el recorrido hasta Torreperogil; ya el Sol declinaba en la lejanía y frente al vehículo, lo que seguro molestaría al conductor, el que por ello mismo bajó la visera protectora para tales casos; pero los dos viajeros de la trasera del vehículo, disfrutaron de aquel inicio del que pronto sería un ocaso maravilloso y como se dijo en la mañana, cuando viajaban en sentido contrario.

            Llegados al pueblo, preguntaron y siguiendo las indicaciones, llegaron a la cooperativa vinatera y en breve espacio de tiempo, Julio entró en el despacho (sus dos acompañantes quedaron fuera) y compró tres estuches de cartón que en total contenían nueve botellas de vino tinto, de lo que informó a sus compañeros de viaje diciéndoles.

            -He comprado nueve botellas de vino tinto... que serán tres para cada uno de nosotros; rogando sean aceptadas por ustedes; pero como vienen en estuches de a tres unidades y pesan un poquito... ruego a Jules, venga a recogerlas y las acomode en el maletero... ¿quiere venir Jules?

             -Encantado, de inmediato las recojo.

             -Entre usted que ya he indicado ello al empleado y se las entregará.

             Al quedar solos, el Número trece se dirigió a Julio diciéndole.

            -No debió usted comprar tanto vino para nosotros... es excesivo su regalo, con una botella para cada uno hubiese sido suficiente.

            -Bueno, pensé que mejor tres que una... y por otra parte aunque son buenos vinos, no son de muy alto precio... y aparte de ello, usted siempre me invita a comer, justo es que yo corresponda con algo... no lo tome de otra forma que de la lógica reciprocidad entre amigos... ¿de acuerdo?

            -De acuerdo... obre usted como mejor le parezca, lo entenderé siempre.

            Volvió el chofer y colocados los estuches en el maletero, dio las gracias por el que para él iba destinado y comprobado (habían preguntado en el despacho de vinos de la cooperativa) que no había buena carretera que uniera con Sabiote, volvieron de inmediato a la general y se encaminaron a la ya muy cercana Úbeda, distante sólo diez kilómetros de Torreperogil. Allí tomaron la derivación hacia Sabiote y en breves minutos se encontraban entrando en la población... ¿Pero que fue y es Sabiote?

            Sabiote es un municipio Situado en la comarca de La Loma, en la parte más alta de la meseta interfluvial, bordeada por el norte por el río Guadalimar y por el sur por el Guadalquivir. Se trata del tercer vértice del llamado triángulo renacentistas de La Loma, cátedra del mejor renacimiento junto con Baeza y Ubeda. Igualmente, forma parte de la más amplia Ruta del Renacimiento Andrés de Vandelvira, junto a Úbeda, Baeza, Canena y Villacarrillo, a lo largo de todo el abanico de monumentos, renacentistas y cuya obra más soberbia y asombrosa es la catedral de Jaén. La historia de esta villa comienza muy temprano, en la Edad de Bronce, de la cual se han encontrado restos en el paraje llamado "La Cobatilla". En Época romana perteneció a Julia Salaria, capital de la Colonia Salaria perteneciente a la provincia Tarraconense, adquiriendo gran importancia como demuestra el hecho de que sus habitantes podían acuñar moneda. Durante la dominación árabe, formó parte del Reino de Jaén, con la denominación de Ibsn-Sabiyuto (de donde por el parecido debe derivar el actual de Sabiote): De esta época quedan un lienzo de muralla llamado "El chiringote" y un albaicín. Esto llegó a su fin allá por 1226, cuando Fernando III "El Santo" logró rendirla y además, le dio el Fuero de Cuenca, cuyo códice del siglo XIII aún se conserva. Su hijo Alfonso X "El Sabio" le otorgó el título de "Muy Leal Villa" y la cedió a la Orden de Calatrava, volviendo a la Corona con Sancho IV. En el año 1537, Don Francisco de los Cobos la compró al emperador Carlos V consiguiendo en esa época su mayor esplendor. La historia conocida de esta fortificación comienza en el siglo XIII, aunque debido a la preeminencia defensiva que ocupa el cerro en toda la comarca de La Loma, debió ser un lugar encastillado por todas las civilizaciones, desde tiempo inmemorial. El antiguo alcázar musulmán de Sabiote se emplaza sobre un pequeño montículo y se abre a una ancha plaza de la villa, donde se levanta su puerta señorial, precedida de un foso. El prestigioso arquitecto Andrés de Vandelvira se supone el encargado de transformar esta fortaleza medieval en un palacio de corte renacentista, a petición de su propietario, el poderoso don Francisco de los Cobos, secretario personal de Carlos V y luego también de su hijo, el emperador Felipe II. Junto con el cercano Castillo de Canena, constituye una de las dos últimas manifestaciones del poder señorial sobre el territorio. Se configura como una gran fortaleza-palacio del siglo XVI construida sobre el entonces castillo calatravo, entre los años 1538 y 1549. Lamentablemente, el castillo fue expoliado y volado por las tropas napoleónicas en su invasión y durante su ocupación, por lo que interiormente sólo queda el esbozo de lo que fue una destacada obra de arte. Tiene un acusado carácter militar y un sistema constructivo abaluartado con torres pentagonales en ángulo, troneras y saeteras, todo ello de acuerdo con los entonces modernos modelos italianos de arquitectura militar. Iglesia parroquial de San Pedro: Iglesia Renacentista: Reedificada en el siglo XVI con trazado de Alonso Barba, discípulo de Vandelvira. Su portada norte es de estilo gótico isabelino, pero en la sur o Puerta del Sol predomina el protoplateresco. Un gran arco en esquina sujeta todo el peso del monumento en su parte sur. En ella trabajó otro discípulo del maestro, Diego de Alcázar. Existen gran cantidad de otros monumentos, casas solariegas y blasonadas y sobre todo destacar las enormes panorámicas que del valle se divisan desde estas alturas y que son de maravilla y donde la vista se pierde viendo inmensas extensiones de tierras fértiles por demás.

            Entraron en el pueblo y allí si les fue fácil aparcar, pero no el visitar monumentos; puesto que al ser de propiedad privada no era fácil ello; la iglesia también estaba cerrada y ni intentaron entrar; tampoco en un artístico convento (con iglesia) que también allí existe; por lo que se tuvieron que limitar a recorrer las partes más notables del pueblo y ver desde las afueras del mismo y en su parte norte, las panorámicas que del inmenso valle desde allí se divisaban y por cuyo centro circula el río Guadalimar, primer gran afluente del Guadalquivir y los que se unen al final de “La Loma”. Pudieron ver una maravillosa puesta de sol y ya cansados y con bastante frío, puesto que el paraje está en “una pelada loma”; buscaron un bar cafetería y se reconfortaron tomando un café con leche bien caliente y al que le fue añadido un chorreoncito de brandy jerezano, el que como reactivo maravilloso actuó de muy buena medicina para combatir el frío que los viajeros portaban y que notaban sobre todo en sus orejas, que quedaron heladas.

            Ultimado ello y como ya la tarde desaparecía y empezaban ya a notarse los tenues velos del anochecer; subieron al automóvil y emprendieron el viaje de regreso a Jaén; ya confortablemente instalados en aquel buen y bien acondicionado vehículo, surgió la charla y esta vez fue el Número Trece el que habló diciendo.

            -Amigo Julio; ha sido un día maravilloso el ver, visitando estas dos localidades, que “viéndolas en el mapa de España”, nadie puede imaginar todo lo que ellas contienen y lo que de la historia de España está ligada a ellas... yo también he tomado notas y dedicaré el tiempo que sea menester para profundizar en todo ello, mediante libros y sobre todo con los datos que deben existir ya en la red; aquí hay tema para un buen estudio y para un magnífico relato de viajes... y si esto es sólo en este pequeño trozo de esta tierra... lo que deben contener las monumentales y cercanas Úbeda y Baeza, debe ser de asombro... ¿no?

            Julio dándose por aludido o preguntado añadió tras la pausa que se produjo a tan lacónica pregunta, añadiendo.

            -Sí, Úbeda y Baeza, son algo de tanta importancia, que no por gusto la UNESCO las nombró “Patrimonio Cultural de la Humanidad” en el año 2003; estas ciudades para verlas y enterarse de lo más importante de su actual contenido y de su pasado, necesitan varios días cada una de ellas para una visita medianamente ilustrativa... más adelante, podemos intentar dedicarles un día a cada una de ellas... y luego usted y a la vista de lo que yo pueda o sepa mostrarle, le dedica el tiempo que crea conveniente... pero de momento, nos conformaremos con ver desde la carretera sus torres y cúpulas; espero lo entienda usted y lo acepte tal como se lo presento y propongo.

            -Sí... querido amigo, sí... lo acepto tal cual usted lo propone, pero tomo nota de que esos viajes y espero que muchos otros, los realicemos a lo largo del tiempo venidero, puesto que aunque ya somos viejos... pero no acabados; y por tanto, espero que nos queden aún muchos días de rodaje en este perro mundo... pero el que igualmente está lleno de maravillas naturales y realizadas por ese hombre... o ser humano, tan destructor (por otra parte) de todo y de todos.

            No hubo réplica... con aquella respuesta bastante enigmática, se cerraron los diálogos y habiendo caído ya la noche, el resto del tiempo del viaje que fue inferior a una hora, transcurrió en silencio y así llegaron a la casa de Julio, donde se despidieron con toda cordialidad, quedando para dos días después continuar aquellos “locos diálogos”, al pie del olivo o en la casita del loco del sanatorio junto a al fuego de la rústica chimenea.

            Julio entró en su domicilio; de inmediato se tiró a el su querido Ciro, el que dándole muestras de todo el cariño que un perro tiene para un amo que lo trata bien; egoístamente le pedía con ello la habitual salida a pasear; a la que Julio no pudo negarse, puesto que aún viniendo cansado comprendió que su obligación era pasear al perro y así lo hizo; después cenó algo de fruta, un vaso de zumo de naranja y un yogurt blanco y sin azúcar... y tras ello ver un poco la televisión; después y ya acostado a leer un poco y luego dormir plácidamente, puesto que el cuerpo le pedía aquel descanso... ya que aquel día, no pudo haber su habitual  “siesta de sillón”.

 

 

CAPÍTULO XII

 

            Amaneció un día de viento y lluvioso; ese viento peculiar en la ciudad de la montañosa Jaén y todos sus alrededores; ese viento que antes hacía volar las tejas de tipo árabe que cubrían los tejados de la ciudad y que igualmente hacía zumbar en los viejos tendidos aéreos y eléctricos, que con sus gruesos cables, parecían atar a calles y manzanas de calles, zumbido que se convertía en un sonido fuerte y tétrico que hacía sentir miedo a los niños y a los mayores, algunos de los cuales murieron electrocutados al caer arrancados algunos cables en el trágico momento en que algún transeúnte circulaba bajo los mismos y sólo alumbrado por aquellas mortecinas luces de “bombilla pelada” y que era lo que había en la ciudad allá por los años cuarenta, cincuenta y sesenta del pasado siglo; viento al que incluso el viejo escritor le había escrito un largo poema, de cuyas estrofas y versos, al mirar al exterior aquel grisáceo día se acordaba y sonriendo tras los cristales de la ventana... “se los recitaba de nuevo”...

            Noche de viento: A ti viento de Jaén. Surges como algo hermoso y violento / vienes del norte, de este, / del oeste, del sur... vienes / de toda la rosa de los vientos. / Y aquí, en Jaén, / eres el señor del invierno. / ¿De dónde vienes huyendo?... / pues sólo así puedo, /  explicarme tu lamento. / Con fiereza propia de ti, / azotas nuestras casas y monumentos / redondeando sus esquinas, / limando sus aristas, / como sólo sabe hacerlo, / la lima de tu tiempo. / La piedra se te entrega inerte / y en ella bates... / tu feroz aliento. / Tu ulular, me sobrecogía / cuando yo era niño. / Hoy me hace meditar y / pensar en que yo, como tú... / pasaré “en un momento”...

            Siguió rememorando el resto de versos de aquel poema, escrito en verdad, en la noche del 27 de febrero de 1978 y que fue una “buena noche de viento”; Julio sonrió profundamente, puesto que aquellos versos, le volvieron a la realidad del ser humano... “una nada dentro de una inmensidad”... y pensando en su amigo “el otro loco”, se fue directamente a su despacho, buscó el poema en el ordenador, lo leyó de nuevo y sacó una copia, que llevaría como obsequio a su amigo del sanatorio... para que tras leerla, le dijera qué es lo que le sugería aquel poema, escrito por él, un poco antes de cumplir los cuarenta años y en épocas bastante inciertas y no poco trágicas, tras la muerte de Franco y las convulsiones que en aquellos años sufrieron los españoles y la violenta España, mientras el pueblo esperaba a los nuevos amos... “que llegaron y la devastaron de nuevo, como confirmación de un destino que se repetía a lo largo de su historia y de forma irremisible”... “el español parece ser que goza destruyendo España”.

            Su fiel perro, siempre tras él,  puesto que paso que daba el amo, paso que daba el perro; si el amo se detenía y lo miraba, el perro levantaba la vista y esperaba... y así, hasta que le llegaba la hora de los habituales paseos; siempre surgían las mismas palabras del amo al perro.

            -No seas impaciente Aníbal... que aún no es la hora, no me importunes, que aún tengo que asearme, tomar las medicinas, el vaso de zumo de naranja, luego vestirme, así es que te queda aún una hora de espera. De inmediato, el perro daba la vuelta y se iba en busca de “un erizo de plástico y de color rosa”, que como un juguete, tenía desde que fue llevado a la casa como cachorro, éste juguete y otro en forma de pez, eran el encanto del can, el que en esos momentos y otros (que él sabría y el por qué de ello) iba a buscar el juguete y se lo traía al amo, poniéndose a sus pies y se retiraba expectante... el amo le daba un puntapié al juguete y el perro loco de contento iba por él y vuelta a empezar... el amo sonreía complacido y seguía el juego sin rechistar... perro y amo eran felices en esos momentos y otros; y esta era la forma de demostrar esa compenetración feliz entre animal y ser humano.

            Tras todos aquellos quehaceres cotidianos, amo y perro salían a dar su primer paseo y tras el regreso, aquel día  habría nuevo día de, “diálogos con su amigo el loco”; por lo que y como Julio había madrugado, le sobró tiempo por lo que se sentó en su despacho y empezó a cumplimentar algún correo o alguna respuesta de alguno de “los anónimos”, que intervenían en las ventanas donde él colgaba sus comentarios; así y como de costumbre y a la hora puntual.

            Rinnngggggg. Sonó el timbre de la puerta y tras los ladridos de aviso del perro, el escritor salió ya preparado para marchar, puesto que como esperaba, Jules el chofer del sanatorio, estaba ya aguardando su salida; por lo que tras los saludos de rigor, subió al automóvil y éste emprendió la marcha hacia el sanatorio. Llovía con cierta abundancia y el aire persistía, por lo que al paso, los olivos (que no reflejan la fuerza del viento debido a su conformación redonda, tras las feroces podas que les hacen para que den más fruto) estos no mostraban mucho balanceo de sus ramas, sostenidas por sus fuertes brazos o troncos, varias veces amputados para que las nuevos brotes de sus ramones diesen mayor cosecha de aquel valioso fruto contenedor de la mejor grasa natural que se produce en el planeta.

            Pero al llegar a la explanada, sí que se notaba el fuerte aire, ya que allí estaban a más altitud que la ciudad y en campo abierto el viento se enseñoreaba mucho más de sus dominios. Julio fue preparado para ello, puesto que llevaba ropa impermeable y unas buenas botas, ya que sabía que el paraguas, en esos peculiares días no sirve para nada; no obstante, Jules le acompañó muy apegados ambos, hasta llegar a la entrada del sanatorio, previniendo el que alguna ráfaga de aquel fuerte viento pudiera tirar al suelo a aquel hombre que aún fuerte, pero ya pasaba de los setenta y tres años.

            Entraron en el hall del sanatorio y el chofer y sin decir nada, siguió acompañando al escritor, hasta llegar a la casa del “otro loco” ya en la zona de huertos ya descrita otras veces y donde igualmente azotaba aquel feroz viento; allí en la ventana y tras sus dobles cristales, esperaba la llegada el enigmático “Número trece”, el que al verlos llegar, salió con diligencia y franqueó la puerta por lo que ambos entraron con la rapidez que las inclemencias del tiempo requerían.

            -¡Menudo día y menuda noche... ha sido un buen concierto nocturno, el viento a soplado y sigue soplando de forma no conocida por mí! Quizá debí llamarle amigo Julio y decirle que no viniese hoy; siento ello... pero ya no hay remedio.

            -No se preocupe usted, yo estoy acostumbrado a estos vientos, como ahora le demostraré y por otra parte... “cómo me han traído de puerta a puerta”; pues poco he padecido, además el bueno de Jules, ha venido pegado a mí, por si le necesitaba para cualquier contratiempo... gracias Jules por su amabilidad.

            Dijo finalmente y mirando al servidor con toda la gratitud que el caso requería.

            -De nada, Don Julio... es un placer serle de utilidad... y si no me mandan nada más, regreso a mis tareas y le aguardaré como siempre a que usted ordene el regreso.

            Dicho ello, aquel hombre que también vestía con ropas apropiadas al día que hacía fuera, marchó y quedaron solos los dos amigos; que a petición del anfitrión, se sentaron al amor de la buena lumbre, que con abundantes leños ardía en la rústica chimenea de aquella casa y donde Julio se recuperó del “aguaviento” que había soportado en aquel corto trecho recorrido a la intemperie.

            Tras aquel tiempo de descanso, el Número trece ofreció a Julio.

            -¿Le apetece, café, leche, té... le puedo ofrecer ello, entre otras cosas?

            -Bueno, me vendrá muy bien una taza de leche, con una bolsita de té y si tiene miel, mejor que azúcar: gracias.

            Aquel hombre se levantó de inmediato y al poco tiempo, volvió con dos tazas, puesto que acompañó a su invitado tomando un café con leche.

            -Aquí tiene, su té en leche y a la que he puesto un chorreón de miel... si no está suficientemente dulce, me lo dice y le traigo más miel.

            Probado el contenido de la taza, tras moverlo con la cucharilla; julio asintió.

            -No, es suficiente, tampoco a mí me gusta muy dulce, gracias.

            Mientras sorbían aquellos reconfortantes líquidos; Julio preguntó.

            -¿Aunque ya me dijo algo, pero como igualmente indicó que profundizaría en ello... qué me puede decir hoy sobre el viaje a La Loma?

            Aunque la pregunta surgió de improviso y para ocupar el tiempo de la toma que estaban efectuando, su interlocutor respondió rápidamente diciendo.

            -Ayer dediqué todo el día a investigar y adquirir nuevos datos y puedo decirle que he quedado asombrado, más que asombrado... abrumado, por cuanto he encontrado y es verdad lo que usted dijo sintetizando la larga historia de estas tierras, puesto que más o menos afirmó que... “aquí donde se escarba o se excava siempre aparecerán sorpresas, en forma de vestigios civilizatorios que ni los que buscan pueden esperar”.

            Julio al oír aquello, sonrió ampliamente, luego tomó un nuevo sorbo de aquel té en leche y dejando la taza sosegadamente dijo.

            -Estas privilegiadas tierras que son muy feraces y por tanto ricas... y que se extienden valle abajo hasta las orillas del océano Atlántico, cubriendo la mayor parte de lo que hoy es Andalucía... precisamente por ello mismo y por cuanto y durante muchos siglos, la riqueza natural y máxima, se medía o contaba, sobre la base de fanegas, o quintales de cereal, arrobas de aceite o vino, cabezas de ganado, maderas, corrientes de aguas abundantes y limpias , amén de los metales que hubiese en ellas (recuerde lo que le dije sobre Aníbal y su pacto con el reyezuelo de Cástulo, por cuanto este era rico en plata, hombres y pertrechos de guerra)... lógico que en tierras así, se generasen civilizaciones autóctonas, más lo que aportaran los que precisamente por estas riquezas, conociéndolas; venían organizados para conquistarlas a sangre y fuego; lo que igualmente obligaría a los que aquí estaban, a preparar su máquina de guerra, simplemente para defenderse... puesto que esa es otra peculiaridad... los nativos de esta tierra, jamás (no se tiene constancia de ello) se organizaron para salir fuera a conquistar otras tierras a la cabeza o encabezados por un caudillo... eran plenamente conscientes que aquí tenían todo cuanto necesitaban y mucho más; por lo que tenían que cuidarlo y defenderlo, por lo que no tuvieron más remedio que pertrecharse con buen aparato de defensa y a fe que lo lograron... “hasta que fueron destruidos, por fuerzas infinitamente mayores que las que aquí se podían generar”; pero aún estas les copiaron armamento y sistemas de defensa.

            -Sí... lleva usted razón... ha sabido resumir muy bien una respuesta que considero no necesita réplica; al menos por mi parte... hablemos pues, del viento, puesto que esta noche ha sido “infernal”; yo y desde que estoy aquí en el sanatorio, no había escuchado el tremendo silbar y ulular del viento y el estruendo que el mismo ha formado en la arboleda, en la que ha hecho algunos daños... incluso ha tirado un par de árboles; sin consecuencias graves... pero por otra parte, no encuentro explicación a este fortísimo viento aquí en el interior y en la vertientes de estas montañas, orientadas al norte.

            Julio volvió a sonreír y tomando la taza y un nuevo sorbo de líquido, dijo.

            -El viento de Jaén, para mí es un misterio; debe tener su explicación pero yo no la sé, por lo tanto la ignoro y por tanto sólo imagino... puedo imaginar, que como aquí confluyen unas alturas escalonadas, unas montañas, unos muy estrechos valles; la configuración de todo ello, sea el motivo que en ciertas épocas no necesariamente invernales, pero sí próximas al invierno... se desencadenen unas corrientes de aire que ya viene con fuerza, pero que al encajonarse en esos cañones (cerca de aquí hay un paraje que se denomina así: “Los cañones”) duplican o triplican su empuje y sobre todo, a la ciudad de Jaén, la azotan de forma inusitada... supongo que es el mismo aire que aquí ha soplado y sigue soplando, puesto que yo no he pasado nunca fuera de Jaén, días y noches de viento como la de hoy y que aquí son bastante normales o frecuentes en las épocas indicadas... por cierto que como esta noche ha sido notable, recordando que hace ya tiempo le hice un poema al viento de Jaén, le he traído una copia; en ella escribí “en caliente” lo que yo entendí sobre este peculiar y fortísimo viento... tenga y léala, mientras terminaré de tomar el té; agradeciéndole me comente lo que le ha parecido, pues el poema tiene ya más de treinta años.

            -Pero antes de ello (añadió Julio) le diré lo que un ya viejo arquitecto nativo de Jaén me dijo, con sorna pero basado en sus conocimientos de diseño, construcción y cuido de edificios, lo siguiente... “es que en Jaén llueve de forma diferente a como lo hace en el resto de España... aquí llueve horizontalmente y no vertical o de forma inclinada”... este hombre y con esta frase, significaba los daños que el viento al azotar el agua contra los paramentos de los edificios, más aún de los ya viejos; ocasionaba y era por lo que abogaba siempre, diciendo y aconsejando que; “la mejor terraza que se puede edificar en Jaén, es aquella que se cubre con un tejado; así seguro que no hay goteras”. Y era cierto, puesto que muchos de los edificios viejos de la ciudad, tenían ese tipo de terrazas o azoteas, que abiertas con grandes vanos, pero el tejado (tejados que ya se protegían con tendidos de ladrillos sujetos a las primeras tejas y en forma de “cintas” para sellarlas y que no las moviera el viento) y sus voladizos, las protegían de la lluvia y la que entraba pese a ello, por el azote de las ventoleras ya citadas, se eliminaba por los desagües previsto en la azotea y sin más problemas. Los paramentos se protegían desde tiempo inmemorial, con cal viva, apagada en las propias casas y que al diluirla con agua, se le añadía una proporción de aceite de aceituna, lo que mezclado muy bien... estos dos elementos, formaban una pintura impermeable y aislante al mismo tiempo, tanto del frío como del calor, puesto que la cal es refractaria a ellos... y además es una pintura muy económica aquí, puesto que sencillamente... “todas estas montañas son de rocas calizas y por tanto la cal es inagotable aquí”.

            Dicho ello, Julio le alargó un folio que ya llevaba preparado para comentar este fenómeno atmosférico, con su amigo “el otro loco”, el que agarrándolo con cierta premura, fruto de su curiosidad, se arrellanó en el sillón que ocupaba y leyó cuanto sigue.

         Noche de viento

 

            A ti viento de Jaén. Surges como algo hermoso y violento / vienes del norte, de este, / del oeste, del sur... vienes / de toda la rosa de los vientos. / Y aquí, en Jaén, / eres el señor del invierno. / ¿De dónde vienes huyendo?... / pues sólo así puedo, /  explicarme tu lamento. / Con fiereza propia de ti, / azotas nuestras casas y monumentos / redondeando sus esquinas, / limando sus aristas, / como sólo sabe hacerlo, / la lima de tu tiempo. / La piedra se te entrega inerte / y en ella bates... / tu feroz aliento. / Tu ulular, me sobrecogía / cuando yo era niño. / Hoy me hace meditar y / pensar en que yo, como tú... / pasaré “en un momento”. / Una noche, y por tu capricho, / se abrieron las puertas del / catedralicio templo. / Sus barras de duro hierro, / no fueron capaces de aguantar / tu empuje violento... / ¿qué buscabas en el templo? / ¿Acaso la cara de Dios? / ¿o querías ver la imagen, / de algún Cristo, antes de... / ser crucificado y muerto? / Tú, juegas con las tejas árabes, / que a capricho arrancas, rompes / y tiras por los suelos. / Árboles orgullosos, fuertes y altos, / doblas, rompes y caen / al suelo, ya casi muertos./ Aquí en las calles a tu paso, / inclinamos la cerviz, / escondemos la cara y... / así, te rendimos acatamiento. / Casi siempre nos traes la lluvia, pero nos la arrojas con fiereza, / con tu látigo nos la tiras, / como si no la mereciéramos. / De pronto te vas... / ya agotado o asqueado, / de los vivos y de los muertos. /  Y entonces tranquila suena la lluvia / como un bálsamo... como un benéfico / “nuevo aliento”. / Y el vacío que dejas se nota, / yo lo noto, aunque te temo; / pero eres hermoso, como / todo lo que, como tú, fue creado / con el poder y la fuerza, / que no comprendemos. / Pero que existe como realidad, / que algo nos impuso... a / los vivos y a los muertos. / Esta noche, como tantas otras, / me has despertado... ¡Oh viento! / y agradeciéndote tu llamada, / te he escrito esta poesía, / para demostrarte mi pleitesía, / para demostrarte mi poca fuerza, / para rendirme a tu poder / -o mejor dicho- al que a ti / te hace ser poderoso... / ¡Oh viento! / Viento que irrumpes en Jaén, / en este Jaén adornado de / montañas, olivos y huertos; / a este Jaén, que pequeño / tu azotas, quizá llamando / a sus puertas, para que quien / duerma, esté despierto, / Quizá, para que / el perezoso camine, quizá / para quitar el / mal olor a los muertos. / Pero se está tan a gusto en la cama, / tan abrigado en el propio lecho, que... / ¡quién quiere la aventura! / ¡quién se arriesga a abrir un camino!... / es mejor caminar por los ya hechos... /  Y si en vez de “ir” “nos llevan”, / ¡mucho mejor!.. así es que, / no insistas ¡oh viento! / No pierdas “tu tiempo”; / aquí, en mi Jaén se duerme bien, / y pocos son los que / por la noche o el día, / quedan en vela o están despiertos. / Pero sé que tú eres paciente, / aunque muchas veces seas, / impaciente y violento... / y seguirás azotando a Jaén, / a sus vivos y a sus muertos. / -como lo hicieras antes de / yo venir, como lo harás después / de que yo... me haya muerto/. (En la noche del 27 de Febrero de 1978).

            Aquel hombre se sorprendió por aquella lectura y la repitió por dos veces más; ello en silencio como las otras dos; tras ello se retrepó en el sillón tomó (mecánicamente) un nuevo sorbo de su café con leche, que ya debía estar frío y tras ello dijo.

            -Sorprendente amigo Julio... sorprendente y le felicito efusivamente... ha sabido usted reflejar ese viento tal cual es; puesto que como antes le dije, yo he oído “su concierto” a lo largo de casi toda la noche y créame, me resultaba grato el oírlo... además usted en su relato, introduce espacios filosóficos de ese “eterno ser y no ser”, que el ser humano padecemos... y también gozamos a lo largo de la vida... gracias por este obsequio, el que guardaré como tantos otros escritos que usted me ha confiado... gracias... querido amigo.

            Diciendo aquello, se incorporó de tan cómodo asiento y acercándose a Julio, le tendió la mano estrechándosela con firmeza; luego volvió a su sillón y tras ello, se produjo un espacio de silencio, sólo interrumpido por aquel fuerte viento que en el exterior proseguía con su gran concierto natural y el desmoronar o crujir de los leños en la lumbre. Pasado ese intervalo fue el mismo interno de aquel sanatorio el que habló.

            -Bueno, querido amigo... iniciamos nuestros diálogos... o seguimos escuchando al viento, viendo el fuego de la chimenea y contándonos nuestras cosas... si es que no tiene hoy ganas de que entremos en nuestros... “berenjenales sin solución”, podemos ocupar la mañana en cosas más agradables... ¿qué me dice?

            -Le digo que, empecemos el trabajo (puesto que es un trabajo y no agradable la mayoría de veces y es por ello por lo que principalmente nos reunimos aquí) al que nos comprometimos; de no haber querido venir hoy, simplemente hubiese llamado por teléfono y hubiese cancelado la jornada; pero no ha sido así, por tanto empecemos y... como usted le veo con gran brío, inicie usted hoy el tema que mejor le parezca; de momento yo permanezco como oyente.

            Tras aquella respuesta, sonrieron ambos y el Número trece, respondió.

            -Pues yo le ruego que sea usted el que inicie el tema y no me prive del regusto intelectual que me ha quedado al leer su largo poema; así es que inicie lo que primero le parezca y que sea de actualidad, para no profundizar mucho “en los caletres” de ambos.

            Julio volvió a sonreír y echando mano a su portafolios, sacó algunos y eligiendo varios de ellos y tomándolos como guión, empezó a hablar cuanto sigue.

            -Políticos necesarios e innecesarios: En la política se ha hecho verdad aquel viejo dicho de que… “mientras más gatos más ratones”; las organizaciones políticas las han convertido en un incalculable (ya monstruoso) enjambre de enjambres y todos viviendo del dinero público, que sólo lo genera el que trabaja y produce bienes tangibles… y todo ello es ya, algo similar a la selva amazónica, por indicar algo intrincado e inmanejable… “salvo que el fuego lo destruya”. La gran culpa de todo lo que tenemos encima, para mí no es otra cosa que el exceso de políticos, los que en vez de solucionar asuntos, se enredan unos a los otros y van dilatando las cosas por tiempo ya inexplicable; y lo hacen sin escrúpulo alguno, puesto que todos ellos cobran y cobran bien sus “no muy limpios trabajos”; y el resto pues ya lo estamos viendo; a esperar y mientras nosotros a pagar todos los estropicios de esta clase ya parasitaria por su abundancia; lo que confirma la sentencia que me diera un viejo gitano… “un perro con muchas pulgas termina por morirse de debilidad” y lo matizó con sorna diciendo... “un perro aguanta un número de pulgas y no pasa ná1... pero si se le van echando algunas más, el perro se pone malo... y si se le siguen echando más pulgas... el perro se muere”.

            Los políticos son necesarios, pero los mínimamente justos y precisos.

            Como todos ellos lo que están huyendo es de la verdad o realidad que a todos les acorrala; se ocultan de múltiples formas y obstaculizan las críticas, que entre ellos no se hacen, puesto que lo que hacen es de alguna manera, taparse los unos a los otros, por aquello de… “hoy por ti, mañana por mí”. Se nos engaña con una libertad preconizada pero que no existe; puesto que todo lo exterior y que “suena a perjuicio para el sistema establecido”, lo tienen controlado; y se publica y difunde lo que interesa al sistema; lo demás se ahoga o se silencia al máximo; prueba de ello, es el que no se esté hablando constantemente (hoy) de lo ocurrido en Islandia y donde ese pequeño (pero gran) país y pueblo, han puesto “a parir”, a sus políticos y banqueros; mientras en el resto, la connivencia entre los diferentes bandos, está tan clara que sólo no la ve el ciego o “el que mira para otro lado”; la pudrición actual necesita una regeneración y los escarmientos consiguientes, que nadie de los que tienen el poder quiere abordar… por lo visto… “la pringue les llega a todos o casi todos”; sálvese el que pueda, si es que esas excepciones existen, puesto que en la sucia política imperante, el que no traga y consiente con ella, simplemente o no le dan entrada o lo echan de inmediato a que manifiesta su disconformidad con lo que hay ya establecido, consentido, y repartido de la forma tan denigrante en que se hace.

            La única libertad que le queda “al que verdaderamente piensa y define”, es la red de Internet y sólo en aquellos países donde aún no la tienen secuestrada; que me temo que al final van a ser la mayoría; salvo que y como ahora ocurre, esa verdadera opinión y el sentir del pueblo… “se lo pasen (los que dicen gobernarnos) por los cojones u ovarios”, como hasta hoy hacen… puesto que las palabras, como carecen de fuerza física… los que emplean la razón de la fuerza (que son todos) saben que no les van a ocasionar quebranto alguno… y así van las cosas, cada vez peor y cada vez creando más tensiones, más parásitos... y ello produce el que no se suavicen las cosas hasta grados soportables y que la mayoría… “pueda respirar bien o con cierta holgura… puesto que las masas se conformarían sólo con sólo ello”.

            ¿Querrán ir provocando nuevas revoluciones para irlas aplastando de nuevo y que todo siga igual o peor que antes? No me extrañaría ello, la perversidad humana no tiene límite, máxime si cuenta con el poder, la fuerza y la impunidad que pretende. Y lo estamos viendo en algunos países ya; donde levantamientos impulsados desde fuera, están produciendo1 lo que siempre producen las revoluciones… mucho daños materiales, muchos muertos y heridos (inocentes) y que al final no solucionan nada… “el nuevo amo se está preparando y aparecerá en el momento oportuno”; así lo que queda es mayor destrucción y consecuentemente más empobrecimiento y miserias para el de siempre; “al que sólo le queda el trabajar (aquel que puede o lo dejan) producir, callar y aguantar lo que le echen... “o sea la masa, el siempre sobado pueblo”.

            Entre las ya abundantes preguntas que me hacen mis lectores, selecciono dos.

“El problema no es el Presidente Zapatero, el problema son todos, los españoles principalmente puesto que tal parece que se les borra la memoria apenas aparece un nuevo gobernante, se les olvidan los hechos, como bien lo describe. Tiene usted mucha impotencia que se siente a flor de piel, y por más que intenta taparla, en todos sus escritos aflora. La pregunta seria como saldrán de esto”... Y a lo que respondo:

            Su pregunta sería cómo preguntarle yo a usted, de qué, cómo y cuando morirá... salir de esta saldremos, puesto que "los pueblos no desaparecen, los políticos afortunadamente sí"... ¿pero qué van a hacer los que empezarán a gobernar dentro de un mes?... imposible saberlo; pero ya digo... "los políticos pasan... los pueblos permanecen"; y yo soy pueblo y aunque ya viejo... espero seguir escribiendo mis impotencias... o más bien... rabias contenidas, unos cuantos años más; no me rendí nunca y sé luchar “pacíficamente” desde niño, ahora y ya próximo a la muerte, no pienso rendirme hasta que ésta llegue, que intuyo va a ser un feliz descanso para mí.

            Otro lector que como el anterior escribe desde el extranjero, no entiende “el follón español” y las siempre continuas o eternas luchas intestinas entre las diferentes partes en que se compone España y al que le digo.

           Todo esto ocurre por cuanto no se pensó nunca en un gobierno verdaderamente nacional y equitativo para todos los españoles; de ahí todas esas "cosas raras y anormales que ocurrieron y siguen ocurriendo"; y lo que demuestra que en España, no existe un sentimiento nacional arraigado aún, cosa que al final perjudica a todos, puesto que España siendo una, será una nación importante en el concierto mundial, disgregada y con tanta lucha intestina, será una mierda, como lleva siglos siéndolo; lamentablemente ello no lo entienden los españoles todos; puesto que en esa unión todos saldríamos ganando. Nuestros vecinos extranjeros se aprovechan de ello (como ya lo vienen haciendo desde hace siglos) y en grados que ni sabemos… “pero simplemente con el olfato se definen las intenciones que luego confirman los hechos”.

            En cuanto al voto y las elecciones, es claro que hay que remodelar el sistema, puesto que si USA sólo tiene un representante por Estado (Y Texas (por ejemplo) es mucho más extenso  que España); ¿por qué aquí hay que tener más de 600 representantes… hay por tanto que suprimir el senado que no sirve para nada, limitar los representantes en el parlamento a uno por provincia (Ceuta y Melilla, unidas políticamente a Cádiz y Málaga) y con las demás representaciones municipales o si me apura provinciales (la diputación provincial) nos sobran representantes... Las autonomías suprimidas y vuelta al centralismo (como Francia que por cierto funciona mucho mejor que nosotros) y que los delegados provinciales, tengan cierta autonomía para actuar pero controladamente.

          En cuanto al voto, puesto que un individuo es un voto, el mayor número de votos, da el poder y punto; el que no gane poder, que pase a la oposición a vigilar y denunciar, pero sin cobrar nada más que lo que el Estado asigne por los votos obtenidos... y así  se verá de verdad, quién va a la política y por qué va a ella... pero este "mamoneo", donde al final los de las cúpulas, se eternizan en el poder y cobrando lo que nunca cobrarían si de verdad trabajaran en una empresa privada, que dicho sea de paso; es donde de verdad se produce para todos... eso hay que acabarlo, con ello se acabaría el pudridero al que se ha llegado y que no es sólo aquí en España, si bien aquí destaca más, por la abundancia y extrema de una clase parasitaria y que vive del dinero público.

         ¿Ante esto que nos queda a los españoles o a los habitantes de cualquier país, más o menos (dicen) que civilizado?... pues nos queda sólo, la gran desconfianza que nos invade; puesto que, analicemos hechos recientes.

            Fuera de la parafernalia que siempre montan “los perdedores y los ganadores”; al pueblo le importan dos cojones, desde el Sr. Rajoy (futuro presidente del Gobierno) hasta los representantes de la ETA y que van a entrar (“pistola oculta”) en el parlamento y como si tal cosa, por la connivencia ya manifiesta y clara del devastador gobierno anterior, compuesto por “esos que se dicen socialistas”; esta es mi opinión, tras observar a la gente de la calle y en lugares donde yo frecuento y trato de indagar haciendo mi propia encuesta. En la mayoría es lo que digo, lo que las gentes sienten es la indiferencia, la desconfianza, el no creer ya en nadie o casi nadie; y el mirar a la política y los políticos con esa indiferencia, cuando no con manifiesto asco, envuelto en la indefensión en que en realidad se encuentra el habitante español (¿súbdito, siervo… o menos aún?)… excepción de aquellos que por motivos interesados, esperan “algo” de las derramas materiales que se puedan desprender, tras las elecciones y de los nuevos administradores de nuestro dinero, que nos seguirán sacando implacablemente en forma de contribuciones mil y reducciones de ingresos que creíamos fijos o consolidados y que ni sabemos hasta dónde serán capaces de llegar; puesto que nos van a “ordeñar” todo lo que puedan y más, ya que pretenderán que paguen “los de siempre”, mientras ellos se pertrechan de “pingües recursos y caiga quién caiga”.

            Por si todo esto fuera poco, los sedientos políticos, aquí en Andalucía; no habiendo aún tomado posesión de los cargos en Madrid… ya nos están “aburriendo” (hastiando de nuevo) con esa interminable campaña electoral, puesto que ya han empezado con las monsergas de las nuevas elecciones, que en Andalucía, serán alrededor de cuasi medio año y ya en el segundo trimestre del 2012; por lo visto estos políticos no se enteran, que los que votaremos ya sabemos a quienes vamos a votar cuando llegue el momento y no nos va a cambiar… “ni una plaga de gripe o cosa peor”. Y el que ya hastiado no va a votar, no votará si lo llevan atado a pie de la urna.

            Por mi parte y por el momento: Lo que seguiré diciendo mientras viva, es corto y escueto: ¿Cómo la partida de inútiles, irresponsables, ladrones, bandidos... o como sea más justo calificarlos... y que han logrado arruinar un país próspero como lo era la España de 1975 a la muerte de Franco... se pueden ir de rositas y quedar impunes… (es lo que le digo a un interlocutor de tantos como ahora tengo y el que me responde).

            “En eso estoy de acuerdo nunca comprenderé como se puede arruinar una nación, comunidad autónoma o ayuntamiento con total impunidad y luego en contrapartida recaudatoria, te amenazan con castigos de todo tipo por defraudar a hacienda aunque sea en pequeña cantidad, eso debería cambiarse y los políticos tendrían que asumir las responsabilidades de las decisiones que tomen y estas deberían ser también penales”. Y al que le digo.

            Exacto y le felicito por tan breve y clarísima síntesis comparativa... pero esto de tan claro como está, no lo quieren ver los que nos manejan; sencillamente, como están podridos, quieren seguir desenvolviéndose en el fango que nos ahoga... ahora y si Rajoy, con mayoría absoluta en el parlamento nacional y gobernando igualmente en la mayoría de autonomías (por lo que no tiene excusa ni pretexto) no regenera la política, la judicatura y todo lo demás… y no nos conforma UNA VERDADERA DEMOCRACIA; es que será UNO MÁS; que ha ido a la política a hacer su fortuna para mientras viva y para sus herederos; puesto que no olvidemos que por el mero hecho de haber ganado las elecciones y sentarse en la poltrona del palacio de la Moncloa... ya tiene asegurada la misma paga que está cobrando actualmente; Adolfo Suárez, la viuda del que le sucedió (y que ahora no recuerdo el nombre (tampoco merece la pena el recordarlo) fue tan breve e inocua su estancia, que con “un gracias” debiera haber sido despachado), Felipe González (autor de instituir estos abusos descomunales, puesto que un presidente no es otra cosa que un funcionario más y además transitorio) y el indeseable, José Luís Rodríguez Zapatero, de terrible memoria para todos los españoles. Por otra parte, ya “acumulamos” nada menos que seis expresidentes a los que hay que mantener con tan enormes e ilógicos gastos y de por vida; y los que van a seguir aumentando hasta cifras que ni podemos imaginar, puesto que hoy se muere de muy viejo. Por tanto este es un asunto a abolir y no a mantener.

Así es que ahora vamos a ver, de lo que es capaz y qué es lo que va a hacer en beneficio DE TODOS LOS ESPAÑOLES; un gallego llamado Mariano Rajoy Brey... del que tal y como está la política en España, “yo me fiaré de él de la misma forma que Santo Tomás se fió de la promesa de Cristo”; puesto que en general, han sido tan malos todos o casi todos (sálvese el que pueda), que se han ganado con creces, esa gran desconfianza de que ahora tienen que desprenderse, si es que quieren... o pueden; cosa que les va a costar trabajo; mucho trabajo y realidades que veamos, toquemos y disfrutemos. Así es que déjense ya de tanto discurso absurdo e inútil, que lo que necesitamos son hechos y ejemplos que nos convenzan que “el que sea”, sabe gobernar; puesto que (y lo recordaré también mientras viva)… “La política es el arte de gobernar bien a los pueblos”… Y ese arte no tiene bandera, color político, partido y cosas “troceadas”, ese es un todo al que hay que llegar, para contar con esa gran mayoría que indudablemente entregará un pueblo bien gobernado… “todo lo demás son parafernalias ridículas y de las que nos reímos, y nos reiremos siempre”... en nuestra impotencia. Por otra parte al pueblo le da igual el grupo que gobierne, lo que quiere es ser gobernado con justicia y una equidad de la que siempre ha estado y sigue estando, muy lejano.

            Llegado a este punto, Julio guardó silencio y dejando aquellos folios sobre una mesita que había entre ambos y frente al hogar de la lumbre que abundante seguía ardiendo en la chimenea... espero para oír la reacción de su interlocutor. El que sintiéndose obligado sólo dijo.

            -¡Amén!... amén, reitero; querido amigo... añadir ahora y por mi parte algo más, sería estropear su discurso el que lo considero muy bien conseguido y detallado. Por tanto reciba mi felicitación.

 

 

CAPÍTULO XIII

 

            Julio agradeció aquel sincero reconocimiento y felicitación consiguiente y se sumió en un compás de espera, puesto que entendía que ahora le tocaba a su interlocutor iniciar su diálogo con otro tema. Entendido ello por aquel otro loco, éste sonrió en silencio y buscó entre los papeles que ya tenía preparados y con ellos ya en la mano dijo cuanto sigue.

            -El grave problema o uno de los graves que yo encuentro en el ser humano y a tenor con lo que usted ha desarrollado en el tema que ha expuesto... considero que es la soledad del individuo, el aislamiento, el no haber sabido aún formar o conformar una sociedad verdaderamente social y en la que la ayuda mutua sea la norma y no el expolio que es lo que se practica; puesto que... “todo el mundo engaña, roba, extorsiona, destruye y muchos de ellos cosas aún peores”... nadie está “limpio de pecado” y por ello sigue vigente aquella terrible sentencia del Galileo... “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Lo que aún queda de verdadera sociedad (o social) humana, no está en lo que se dice “mundo civilizado”, sino en los núcleos tribales que aún quedan viviendo su vida virginal (“dicen que salvaje”) en esos pocos rincones donde aún algunos seres privilegiados viven pegados a su madre natural... o sea, La Naturaleza; la que con todo lo que se quiera, es la única fuerza que trata por igual a todos sus hijos y dónde el que vale, vale... y el que no sucumbe y desaparece; forzando con ello a que las especies (todas: incluso los vegetales) se vayan robusteciendo, puesto que esa madre implacable, por sí misma no destruye ninguna especie... las va seleccionando, fortaleciendo o incluso las trasmuta y las va convirtiendo en otras... de ahí, la sabiduría de Darwin al ver y recopilar todo ello como la evolución que si en principio fue rechazada pero hoy todo el mundo la da por real o verídica1.

            Surgió una pausa y tras ella siguió diciendo.

            -Pero observemos que esa Madre Natural, no selecciona “por manadas o lotes”, lo va haciendo por individuos, por unidades sueltas, estableciendo (si se quiere) unas cadenas interminables y que nadie sabe cómo ni cuando empezaron y menos aún cuando y cómo terminarán si es que eso que trato de denominar... “tuvo principio y por tanto tendrá fin”; puesto que ya está admitido que en el Universo, nada muere o desaparece... simplemente se va transformado y a esa transformación no se le fija fin alguno... puesto que hasta las grandes estrellas o incluso galaxias, si explotan o desaparecen, los restos de las mismas sirven para crear otras nuevas. Bien; pues ese proceso natural y por tanto inmutable, no ha sabido realizarlo (o asimilarlo por adaptación) el propio hombre, pese a que se considera como el ser más sabio o inteligente que ha producido esa Creación, evolución o como quiera que se pueda denominar esa fuerza que crea todo y da la sensación igualmente que... “todo lo destruye”..

            Aquí se detuvo de nuevo “aquel loco”; el que mecánicamente rascose una parte de la cabeza y mientras, miraba hacia la lumbre de forma igualmente mecánica; tras aquella nueva pausa continuó diciendo.

            -Todo ello nos dice, al menos a mí me lo dice... que si bien el ser humano tiene que vivir en sociedad y por tanto agrupados unos con otros, pero primero ha de convertirse en individuo... en individuo consciente de cuales son sus obligaciones de comportamiento social y ello, antes de pensar en los derechos que le corresponden si es que de verdad sabe acoplarse (acoplando) en esa hipotética sociedad, que a la vista está que nunca existió (salvo en esas pequeñas tribus antes referidas y donde cada cual sabe el lugar que ocupa y lo que en él tiene que hacer para sí mismo y para los demás)... y a la vista está, el que mientras más grandes se conforman las sociedades humanas, más problemas tienen; y la expansión y aglomeración masiva, más que construir un mejor bienestar común, crea todo lo contrario... lo que irremisiblemente llevará a la destrucción... cosa que también ya fuera escrita con el mito de, “la Torre de Babel”1. A pesar de todo, el hombre sigue “endiosado” y cada vez construye torres más altas y permite el que las ciudades se hagan monstruosas... tema que ya hemos tocado usted y yo, y es por lo que hoy nada digo  reiterando lo ya hablado. Pero sí que ello me da pie para tocar el tema que ahora tocaré y del que  creo no hemos hablado aún... pero aunque así fuera, abundar en el mismo lo creo interesante.

            Dicho aquello, dejó de improvisar y agarrando algunos de aquellos folios, empezó a leer lo que sigue.

-¿Individuo o masa? Mi reciente artículo sobre ese artilugio al que yo denomino “telefonín” (teléfono móvil o celular) y el que ya y para muchos (innecesariamente) es algo así, como “la nueva argolla para los esclavos de hoy”... me ha reportado, bastantes respuestas y de todo tipo; la mayoría airadas y otras bastante sensatas; lo que me inspira este artículo y por cuanto el mundo actual está tan masificado; y tan desorientado por ello mismo... que conviene profundizar en el tema... “aunque y seguro que me van a seguir tirando piedras”; cosa que ya me hace reír más que otra cosa, puesto que mejor reír que llorar y puede ser que alguien aprovechará algo de los consejos de un viejo que precisamente por ello mismo... “ha vivido mucho, quizá ya demasiado”.

            Escribí hace mucho tiempo que... “el individuo es superior a la masa” y ello es así, por muchas vueltas que se le den y por cuanto... “es el individuo el que influye en la masa y no al contrario”. Siempre y desde que se conoce la historia de “éste mamífero autotitulado homo sapiens, sapiens”; han sido y son (y serán) individuos aislados los que con su saber y ejemplaridad, son los que hacen reaccionar a la masa, marcándole caminos que y por lo que sea, siguen... lo lamentable es que, también hay individuos nefastos y que igualmente influyen en esas masas, e igualmente los siguen... ¿ejemplos? Por mi parte no indicaré ninguno, que cada cual y con su caletre los busque, hay para hincharse.

            ¿Pero por qué esto es así? Pregunta que no creo tenga respuesta (hoy) y que por tanto queda en el aire; pero podemos conjeturar “cosas”.

            Si nos fijamos analizando individualidades, se llega a extremos tales como el que en realidad no hay dos seres humanos iguales, como tampoco los hay en cualquier otra “familia” de mamíferos, o de otros seres de pelo, pluma, escama o caparazones varios... tampoco existen dos hojas en el mismo árbol que sean idénticas y así podíamos seguir hasta afirmar que no hay dos piedras iguales ni dos granos de arena cuya igualdad se pueda demostrar.

            No hablemos de nuestras propias huellas dactilares, que son todas diferentes en nosotros mismos y en el conjunto de todos los demás; de ahí la eficacia policial al controlar esas huellas y aplicar el conocimiento a detectar y detener delincuentes.

         No son iguales ni los dos gemelos nacidos en el mismo vientre materno; y nosotros mismos, si se nos hace una fotografía del lado izquierdo y luego otra del derecho; apareceremos como dos seres diferentes; de ahí el que igualmente la policía realice varias fotos del detenido y cuando ya se considera delincuente; puesto que ello será necesario para su eficaz identificación caso de ser necesaria.

            Pero si todo es así y todo es “una individualidad”... ¿Por qué los humanos se convierten en masas? Yo creo que por miedo a afrontar su propia individualidad; y en eso se parecen a las hormigas y otros muchos insectos, o incluso animales mamíferos, que en la masa encuentran su sustento, su defensa y su verdadera fuerza... pero el ser humano al tener cerebro y pensar, masificado no encuentra ni va a encontrar nunca lo que sí que encuentran los animales mentados y otros... puesto que llegado el momento de ser defendido y arropado, el hombre... “la masa lo dejará solo y allá te las apañes como puedas”. Cosa que en los insectos antes citados no es así... ¿Y por qué no lo es? Pues por que en ese tipo de vida no hay individualidades, son una unidad en conjunto y obran como tal y de tal forma, que... “o desaparece todo el conjunto” o simplemente con que sobreviva una parte del mismo, por pequeña que sea, es suficiente como para regenerarse y conformar de nuevo la multitud de individuos que llegan a conformar, volviendo a ser en realidad un solo cuerpo, una sola fuerza y “un solo cerebro”.

            Y esa soledad del masificado (que la padece cualquier otro ser humano) la camufla, la mitiga, o cree que la salva... “imitando vestimentas, artilugios, consumos y múltiples cosas más”, que copia de “los ídolos que adora”; la mayoría de ellos... “más vacíos que el contenido de una bombilla incandescente” y los que igualmente, padeciendo “soledades que ni imaginamos”; se defienden de ellas haciendo extravagancias e imponiendo consumos absurdos o peligrosos, e igualmente vistiéndose de forma que “al individuo” (al verdadero) le causa más risa o conmiseración, que otra cosa. Reciente está ese suicidio de una joven cantante (creo recordar que inglesa) y que a sus veintisiete años, que es una edad en que “sobran ganas para vivir y luchar por la vida... ya estaba hastiada de todo”; lo que en sí mismo no es un caso extraño, puesto que hay muchos más y que se dan en... “esos ídolos de barro” que las masas adoran y con los que se identifican, sin entenderse muy bien el por qué de ello. Al menos yo no lo entiendo, ni incluso cuando era joven lo entendí.

            Y en este sentido respondía a un opinante sobre “el telefonín” y mi comentario sobre el mismo y otros artilugios, caros y peligrosos y de los que se usa y abusa; puesto que una cosa es la necesidad y otra muy distinta, el consumo por consumir. Al mismo le dije lo siguiente.

            “El individuo y en general, tiene miedo a SER INDIVIDUO; y por tanto tener personalidad propia; es por lo que todos esos artilugios los adquieren las masas y se colocan igualmente cualquier chuminada o atuendo general; es el miedo a esa individualidad; no quieren ser singulares... prefieren ser borregos... y así nos va”. Y para mí... “mientras más individuos existan, mucho mejor para todos, puesto que una población de individuos bien formados, ya les costaría infinito trabajo a los demagogos, el gobernarlos como gobiernan a las masas con sus mentiras y embaucamientos”. Al individuo formado hay que convencerlo con realidades tangibles y no con mentiras, que es lo que se emplea ya con una abundancia que abruma. 

            Llegado aquí, aquel hombre se detuvo y alargando la mano que contenía aquellos folios, se los entregó a Julio, y como ya venían haciendo ambos cuando traían algún trabajo ya preparado para estos diálogos, que al terminarlos se los obsequiaban mutuamente con toda generosidad y dándose libertad mutua para emplearlos como mejor creyeran conveniente en el presente o en el futuro.

            Julio agarrando aquellos papeles y vuelto a su postura de reposo en aquel cómodo sillón dejó los mismos al alcance de su mamo y volviendo la mirada y mirando a su interlocutor, le espetó lo que sigue.

            -¿Entonces... cómo cree usted que se debe organizar la sociedad humana?

            Aquel hombre recibió aquel impacto verbal y de momento no dijo nada; simplemente sonrió de aquella forma peculiar y bondadosa que solía hacerlo la mayoría de veces; luego se tomó un espacio de tiempo que indudablemente lo empleó en meditar lo que iba a decir y tras ello dijo.

            -No creo que lo que yo deduzco no lo dedujeran ya los grandes sabios de otras épocas, puesto que recuerde usted que se ha dicho y escrito que... “los griegos lo dijeron todo”... y antes de los griegos hay las civilizaciones, hindú, china, egipcia, mesopotámica y vete a saber las que hubo y de las que ni se sabe nada; pero aún así, la lógica que mi mente puede asimilar me dice, que la respuesta está precisamente en esa “Madre Naturaleza” y en el comportamiento de sus seres vivos, sobre todo los animales y mamíferos como nosotros... ¿qué hacen los mamíferos, incluso los reptiles, peces e igualmente los insectos?... ¡¡Todos son territoriales!! Todos instintivamente (puesto que le atribuimos un instinto no un saber... cosa que... “vete a saber”) marcan y cuidan un territorio, del que incluso expulsan a sus propios hijos, tan pronto los han enseñado a valerse por sí mismos y ello lo hacen de forma tan natural que sorprende... pero lo hacen simplemente por cuanto es de ineludible necesidad para la supervivencia y cuido de la armonía natural, donde cada cual ocupa “su nicho de vida” y ocupado el mismo lo defiende a vida o muerte... se supone que es una ley natural y punto. Por tanto esa ley también vale para “la familia humana”, si ésta logra los equilibrios suficientes para eludir lo que “la ley animal ordena”... ¿o no lo cree usted así amigo Julio?

            Julio recibió aquella inesperada pregunta y no pudo reaccionar de momento, por lo que tuvo que pensar la respuesta y para lo que necesitó una pausa y no corta... tras de ello y observando el silencio de su interlocutor dijo.

            -Sí... puede ser... puesto que intrínsecamente “animales somos”, pero el instinto lo perdimos, si es que alguna vez lo tuvimos; ahora funciona el cerebro y lo otro desapareció; pero aún admitiendo lo que usted dice... ¿cómo regular y conformar ello y que la gente aceptara el hecho... máxime con las dimensiones que ya ha tomado la población humana? Lo que usted dice no es posible hacerlo hoy... hace cientos de años, quizá hubiese sido posible planificar, pero hoy... “la plaga humana lo invade todo, lo poluciona todo, lo va destruyendo todo y ello al parecer ya no es reversible”; aún así estoy ansioso por saber qué soluciones propone usted y la forma de realizarlas.

            Aquel “loco de aquel manicomio”, al oírlo seguía sonriendo con aquella su peculiar sonrisa y sin inmutarse, respondió.

            -De momento, lo que habría que hacer es detener el crecimiento de todas las ciudades que superaran los cien mil habitantes; no autorizar la construcción de más viviendas, ni fábricas, ni industrias de ninguna clase... por el contrario, ir expropiando lo ruinoso o ya muy desfasado y convertirlo de nuevo en tierras laborables, jardines, parques y zonas arboladas; de forma organizada y forzando a que la gente tuviera que marcharse a otras zonas; sólo con ello ya se marcaría una ruta a seguir, puesto que la masificación ya hemos visto los terribles efectos destructivos que conlleva. Por igual razón y para facilitar el trasvase de la población, habría que llevar paralelamente un plan de repoblación de las ya despobladas zonas rurales y trasladar a ellas, con inteligencia y por tanto adecuándolas para que las gentes a vivir en ellas, tengan al alcance lo más necesario para que su vida sea lo más llevadera posible... sin lujos, pero sin tampoco necesidades consideradas como vitales para vivir y prosperar en una vida mucho más positiva y no tan atosigante como la que se ha llegado a sufrir en esos “termiteros humanos”; dónde ya no se vive, si acaso se vegeta... es por lo que las gentes huyen de ellas tan pronto pueden; y lo demuestran... “esas estampidas que se producen los fines de semana y días festivos donde la población que puede, huye en masa buscando otros horizontes... buscando lo natural, lo que su instinto de animal (que no lo tiene perdido pese a lo que usted dice) le pide y él lo sigue consciente o inconscientemente, pero sin poderlo contener; puesto que de lo contrario no saldría tan precipitadamente (“algunos es que no vuelven y mueren en la gran estampida”) y se quedaría en la gran ciudad a gozar de una tranquilidad, que entre semana y en días de trabajo no puede... pero a pesar de esa perspectiva huye... sí huye, buscando lo que su cuerpo (su alma también) necesitan y van a buscarlo, aún a costa de las penalidades que sufren en la ida, la estancia (siempre o casi siempre precipitada) y sobre todo a la vuelta; puesto que por aprovechar hasta el último minuto, van a velocidades no recomendables y abusan de las horas nocturnas... muchos, reitero... “se dejan el pellejo” en el viaje; otros es que terminan por perder... “los pocos nervios que ya les quedan, producidos por las tensiones que viven en los termiteros donde están obligados a vivir”... si es que eso ya se puede considerar como vida... o “vida humana”.

            Aquí se detuvo de nuevo aquel “loco”, que seguía mirando a su amigo Julio de aquella peculiar forma ya descrita y el que habiéndose quedado absorto, no sabía qué decir o qué responder... hasta que pasado un tiempo, que “el loco” ocupó en atizar los leños de la lumbre de aquella chimenea y añadiendo otros volvió a sentarse en su sillón; fue entonces cuando Julio reaccionó y dijo ante el silencio que seguía manteniendo su interlocutor.

            -Sí... la enfermedad la ha descrito usted muy bien y además cada ves se habla más de ella... eso queda claro y es notorio, pero el remedio es que ni se plantea; por tanto si alguien más piensa en algo parecido a lo que usted dice, no sé de nadie que iniciara al menos, un proyecto de diálogo.

            -Claro... está claro (respondió su interlocutor y siguió diciendo)... los intereses, los intereses creados, las masas enormes de dinero malgastado siempre, puesto que las obras en esas “megalópolis”, son siempre infinitamente más costosas que lo serían en zonas mucho menos pobladas... esos intereses, que son los que en realidad gobiernan; no permiten una marcha atrás y como los gobiernos que dicen gobernar, están sujetos a infinitas presiones y el pueblo... la masa, no pinta absolutamente nada... simplemente cierran los ojos y continúan en esa ya vorágine... que yo la mentalizo en la imagen que pudiera presentar, un larguísimo tren de pasajeros el que bajando una pendiente un poco pronunciada, sus locomotoras hubiesen perdido el sistema de frenos y el final del mismo sería estrellarse en la primera curva que al final de aquella pendiente encontrase... más o menos así veo yo la situación poblacional en muchísimos lugares de este planeta.

            -¿Y qué se podría hacer... para frenar ese convoy cuyo fin es la destrucción de la mayoría de sus pasajeros?

            -Amigo Julio, de momento hablar de ello... toda idea nace en un cerebro, uno solo... luego puede propagarse o no, ello ya depende de muchas circunstancias, pero quizá ya alguien mejor situado que nosotros piense en ello y esté dando los pasos necesarios para y por ejemplo... empezar a convocar conferencias o congresos, de diferentes ámbitos e ir creando conciencia de esa realidad... “el inmenso mar, está lleno sólo de minúsculas gotas de agua”... pongamos la nuestra y difundamos nuestras inquietudes... siempre fue así... aunque al final y como ocurre siempre... “lo que tenga que ser será”... pienso que hay algo sobre humano que nos rige y que como afirmara Lutero hace ya más de medio milenio... “los hombres somos como marionetas cuyos hilos mueve Dios”... puede ser verdad, que Dios o como se denomine esa inconmensurable Fuerza Universal a que antes hemos aludido... la que decida en su momento, si de nuevo tiene que... “enviar un diluvio o mil diluvios para destruir de nuevo y que los que queden no tengan otra solución que empezar de nuevo otra u otras civilizaciones”.

            Al llegar a este punto el diálogo terminó y aquellos hombres se quedaron en silencio, mirando hipnotizados el fuego de la chimenea, mientras sus cerebros soportaban aquellas tormentas tantas veces padecidas por la impotencia de los portadores de los mismos; pasaron en silencio un larguísimo cuarto de hora... donde mecánicamente ambos bebieron agua de aquel botijo que al alcance de la mano, siempre tenían... y tras tan larga pausa, fue Julio el que habló de nuevo.

            -Bien... no hay más sobre este tema, sencillamente por que no puede haberlo, hemos llegado como tantas otras veces a ese muro imaginario donde todas las preguntas se disuelven; por tanto iniciemos un nuevo tema... hay mucho tiempo aún hasta la hora de partir, el viento y el mal tiempo sigue ahí fuera y aquí se está muy confortable, por tanto prosigamos... y ahora me toca a mí plantear el siguiente diálogo, veamos de dónde saco yo “materia”.

            Dicho aquello, Julio buscó en su porta folios y encontrado lo que buscaba dijo.

            -Tras haber hablado de “pueblos y ciudades”, propongo que hablemos de gobernantes... ¿qué le parece el tema... amigo Número Trece?

            -Bien, es uno más y aún cuando creo que hemos hablado bastante sobre esos individuos que dicen gobernarnos, pero el tema es inagotable, continúe pues.

            Tras oír aquello, Julio empezó su relato dando entrada al tema esbozado diciendo.

            -De reinos y repúblicas… y sus gobernantes: En principio me es indiferente si en mi país el jefe del Estado es uno de sangre real o lo es de sangre plebeya; lo que no entiendo es el que éste sea una figura decorativa, puesto que no entenderé eso de… “reina pero no gobierna”; entiendo mucho mejor y lo desearía primero (“dentro de que nada sea perfecto”) el sistema norteamericano o francés; donde se elige a un individuo (luego éste elegirá a sus secretarios), que es el que va a gobernar y por encima de éste, no hay otro que “le haga sombra”… salvo y es claro, las camarillas que precisamente en la sombra, los arropan para que lleguen al sillón principal. Pero aún así, llegados a éste, manda y se hace responsable de lo que mande... o mejor dicho, debiera responder de ello y si no responde, se le debieran pedir cuentas con el rigor que el cargo requiere. Quiero decir que impunidad para nadie, las leyes deben ser iguales para el rey que para el último habitante que viva en el país, nación, o territorio que sea. En Francia se ha juzgado y condenado a un ex presidente (Chirac) pero muchos años después de los hechos y cuando ya cesara como presidente, puesto que la condena ha sido por hechos delictivos protagonizados por este, cuando era alcalde de París.

            Lo del “paternalismo”; sea por la personalidad de “una testa coronada, presidencia republicana o de una vara dictatorial”; no lo admite mi inteligencia, puesto que el que gobierna lo que tiene es que gobernar y hacerlo bien; primero enseñando a sus gobernados (“que no súbditos”) para que se sepan valer por sí mismos y en todos los campos legales que un Estado bien conformado, debe tener disponibles… y luego, que cada individuo se las busque como pueda y con arreglo a su inteligencia, esfuerzo y trabajo desarrollados; lo que le debe ser más que suficiente para vivir y progresar en esa sociedad bien gobernada… No soy partidario de subvenciones y ayudas, salvo casos muy extremos; préstamos sí, pero con las máximas posibilidades de que estos serán devueltos en el tiempo previsto, sin que yo diga que hay que tener siempre garantías materiales… “una idea y proyectos viables y bien comprobados merecen recibir esos préstamos”, pero ni un céntimo a fondo perdido… “el que quiera peces que se moje el culo”. Las subvenciones o exenciones, son fraudes al resto de ciudadanos que pagan impuestos, y una empresa del tipo que sea, o es viable por sí misma o que desaparezca cuanto antes; el Estado sólo debe subvencionar o mantener a aquellos que por su extrema debilidad y falta de recursos, necesiten que el Estado, actúe como “si fuera su padre o madre adoptivos... o resto de familia”.

            Por descontado que de puestos hereditarios, “nada de nada”; si el ciudadano “ha de mojarse el culo para obtener peces”; el mandatario (cualquiera de ellos y en persona, nunca en listas) debe ser elegido por quienes lo van a soportar luego; pudiendo ser reelegido una o dos veces (nunca más) y luego que vuelva a sus quehaceres, sin ninguna paga vitalicia, salvo que llegado a su edad de jubilación, la reciba… “pero por la profesión que tuviese antes de entrar en política”… puesto que como bien dijo Confucio hace dos milenios y medio… “quién no sepa gobernar su casa o hacienda, que no entre a gobernar hombres”. Más claro imposible.

            Me inspira cuanto antecede, un escrito de un miembro de la familia de los Borbones y que fuera pretendiente al trono de España, el que le escribe a su filial pariente, cuanto sigue:

            “Si la Nación es pobre, vivan pobremente el rey y sus ministros”: “Hay en la actualidad, mi querido Alfonso, en nuestra España una cuestión temerosísima: la cuestión de Hacienda. Espanta considerar el déficit de la española; no bastan a cubrirlo las fuerzas productoras del país; la bancarrota es inminente… Yo no sé, hermano mío, si puede salvarse España de esa catástrofe; pero, si es posible, sólo su rey legítimo la puede salvar. Una inquebrantable voluntad obra maravillas. Si el país está pobre, vivan pobremente hasta los ministros, hasta el mismo rey, que debe acordarse de don Enrique el Doliente. Si el rey es el primero en dar el gran ejemplo, todo será llano; suprimir ministerios, y reducir provincias, y disminuir empleos, y moralizar la administración, al propio tiempo que se fomente la agricultura, proteja la industria y aliente al comercio. Salvar la Hacienda y el crédito de España es empresa titánica, a que todos deben contribuir, gobiernos y pueblos. Menester es que, mientras se hagan milagros de economía, seamos todos muy españoles, estimando en mucho las cosas del país, apeteciendo sólo las útiles del extranjero… En una nación hoy poderosísima, languideció en tiempos pasados la industria, su principal fuente de riqueza, y estaba la Hacienda mal parada y el reino pobre. Del Alcázar Real salió y derramose por los pueblos una moda: la de vestir sólo las telas del país. Con esto la industria, reanimada, dio origen dichoso a la salvación de la Hacienda y a la prosperidad del reino”. (Carlos VII a su hermano S.A.R. Don Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este, en 1869).

            Reconozco los buenos consejos y las buenas intenciones del tal Borbón, pero ello habría que aplicarlo con contundencia, con el mando que da el poder y sin contemplaciones, buscando favorecer el todo y no la parte; que es lo que entonces y como ahora, llevó a España a la ruina; pero pensar en que estos inútiles actuales, obrarán de tal forma y manera… “es tener más fe que Jeremías”… Y como no es el caso de llorar como aquel individuo del que nos habla la Biblia… procuremos trabajar presionando, para que los que han de gobernar gobiernen… y lo hagan con justicia y para todos los españoles… ello llevará tiempo, puesto que aún seguimos cayendo “en el abismo de la decadencia”… esperemos que pronto se empiece a asentar “lo que quede” y de esas cenizas, resurja de nuevo “la Nueva España”… ahora destruida una vez más.

            Llegado a este punto Julio guardó silencio y aguardó a que su interlocutor dijera algo, cosa que hizo con la siguiente disertación.

            -Coincido con usted y ese sería el ideal, pero la realidad es otra muy diferente y lo está viviendo España (también otros países del entorno, pero menos); veamos unos recortes de muy interesantes artículos que he recopilado y le participo que tengo más, muchos más. Escuche usted con atención:

            -“España nos está arruinando”, entre otras muchas barbaridades, fue lo que afirmó (en el parlamento), el gran cara dura cual es José Antonio Durán y Lérida; famoso (político catalán) quizá por ese rostro de cemento, acero inoxidable, diamante en bruto (“o mezcla de los tres”) que siempre lo mantiene impertérrito; y por cuanto la gente no profundiza en lo que este irresponsable dice y se jacta diciendo y afirmando; sabiendo de antemano que nada le afectará y él seguirá disfrutando entre otros grandes beneficios, el de gozar de una habitación o suite en uno de los más caros hoteles de Madrid y frente o aledaño al parlamento; para que... “su señoría”, después de todos los disfrutes de tan gran hotel, pueda ir a “sus oficios parlanchines” en tan famosa casa y simplemente dando un paseíto comodísimo de hombre sin preocupaciones... al menos dinerarias; de ahí su gran firmeza cuando lanza esas grandes mentiras que suele emplear culpando “a todo dios” de lo que sólo ellos son culpables: veamos lo que publican sobre ello, en los medios donde... “no es tabú nada que no se ajuste a la verdad”.

            La realidad en Cataluña, la sintetiza este otro párrafo:

            “Entre los asistentes al Congreso regional y socialista; estaba Narcís Serra (“socialista-capitalista”), padre de la corrupción, catalana a gran escala, junto con un Jordi Pujol (“capitalista”) que también debería haberse sentado en el Congreso como invitado de honor y maestro del expolio victimista. Ellos dos son los principales tutores y conductores de una casta político financiera catalana que se ha enriquecido de manera estruendosa, por medio de la especulación inmobiliaria y financiera, logrando que Cataluña haya sido, durante décadas, el territorio de Europa con más billetes de 500 euros por metro cuadrado. Ellos han mostrado el camino a sus seguidores y discípulos, políticos, financieros y empresarios de la prosperidad catalana. Les han enseñado a recalificar, a repartir, a apalancarse, a triplicar sueldos y dietas, a colocar a costa del Estado a miles de familiares, amigos y clientes, a engañar y a vender lo barato a precio de lujo. Todavía se ofrecen áticos nuevos, a 3 millones de euros, en la zona de Diagonal Mar, uno de los focos del expolio. Han creado una Cataluña endeudada e insostenible, con cajas de ahorro arruinadas y con el presupuesto público agotado, con 260.000 funcionarios y 47.000 millones de euros de deuda pública comunitaria, pero poblada de millonarios corruptos y privilegiados, que han sabido ordeñar al Estado y a la sociedad con maestría inigualable, a los que llaman "emprendedores" y distinguen como próceres del catalanismo, rodeados de los mejores puticlubs de Europa, de paraísos del narcotráfico y el blanqueo de dinero, de venta masiva de cocaína sudamericana y de hachís marroquí, de cientos de miles de inmigrantes ilegales y de masas crecientes de ciudadanos catalanes desamparados, desconcertados y empobrecidos”. (Francisco Rubiales: Periodista Digital 21-12-2011).

              Lo publicado es mucho más extenso y bastante más descriptivo; pero con la muestra pienso es más que suficiente, el que quiera leerlo todo que lo busque en la red, es bochorno inenarrable por todo cuanto el autor afirma.

            Puesto que leído todo, pensando y rememorando sobre el pasado, el presente y el negro porvenir que ellos mismos nos anuncian... Dan ganas de vomitar, de irse de España... o gritar pidiendo de nuevo “la guillotina”... pero (ojo) las revoluciones no fueron otra cosa, que eliminar a unos bandidos para que se hicieran del poder otros; el pueblo estuvo siempre indefenso y lo sigue estando... y por lo que se ve y acepta, lo va a seguir por muchos siglos más... Y LOS BANDIDOS LO SABEN, de ahí sus actuaciones impunes y sin miedo alguno; saben que hagan lo que hagan no van a pagar nada, como nunca lo pagaron.

            ¿Pero y volviendo a España... es que lo que cuentan de Cataluña es un caso insólito? No, en absoluto; ya escribí que la corrupción en España, rebasa los Pirineos por el Norte y “la roca” de Gibraltar por el sur... amén de los archipiélagos españoles; donde precisamente se fragua hasta una gran corrupción que quieran o no, se realiza dentro de la familia real, puesto que un tal Urdangarín, es el yerno del rey y lleva bastantes años, metido en asuntos de tal corrupción y cuantía monetaria, que seguro estoy que otros por mucho menos, estarían en la cárcel tras haber soportado no se cuantos juicios... pero a este “real yerno”, aún ni lo  han procesado y ya veremos como termina este “negro asunto” y que por cuanto se sigue publicando... “cada vez es más negro y podrido”. Y se ha publicado que el rey lo sabía desde cinco años atrás, pero por lo que sea, o no quiso o no pudo poner coto a estos desmanes, que según se publican, alcanzan a su hija menor, la que como esposa del tal, la incluyó como miembro de alguna o algunas de las sociedades que fundara, para obtener dinero público con facilidad y debido a ejercer como “yerno del rey; lo que le abría las cajas públicas de diferentes organismos, puesto que se le achacan obtención de dinero en Baleares, Cataluña y Valencia... y siguen las investigaciones, puesto que ha sido hasta la inspección de la Hacienda Pública, la que al detectarle unos bienes suntuosos (se compró un palacete en Barcelona por valor de seis a ocho millones de euros) y gracias a un periódico valiente (El Mundo) y una serie ininterrumpida de denuncias con datos abrumadores; el propio rey no ha tenido más remedio que darse por aludido (o señalado) y fue entonces cuando obligó al yerno y a la hija, a salir de España y situarlos en Washigton... pero eso sí, antes les preparó unos ingresos principescos, influyendo en la multinacional “Telefónica”, en cuyo consejo de administración... “sentó al yerno” y a la hija, ya le habían preparado otro buen sueldo en una de las grades cajas de ahorros de Cataluña, pero igualmente con destino y sede en  EE.UU.. Así es que al Señor Rajoy... y como futuro nuevo presidente del gobierno... “ya le dije en uno de mis artículos, que... “le acompañaba en su sentimiento”, por el cadáver que ya es España... y... ¿Usted va a revivir este podrido solar patrio? De verdad que se lo deseo y de todo corazón.

            Al llegar aquí aquel “otro loco” y sonriendo de forma muy irónica, guardó una pausa y luego siguió diciendo.

            -Esto son sólo muestras (“pespuntes que digo yo”) amigo Julio, los que usted debe saber como yo o incluso mejor que yo, puesto que escribe mucho y bien y para ello hay que estar informado, pero vea algunos “pespuntes” más.

-Sobre mi artículo, “Ojo con los bancos: cada vez abusan más”; he recibido diferentes escritos, pero sobre todo me ha impactado lo que un argentino me escribe con la ironía propia de un componente de otro pueblo esquilmado por sus políticos; y el que me envía una gran foto, en la que se muestra la indignación de un grupo de argentinos; los que armados con “cacerolas” arman jaleo en una vía pública,  allí gritan desaforadamente y como consuelo enarbolan una pequeña bandera de su nación, por las calles de ese “Buenos Aires querido”;  y entendiendo todo lo que me dice y me quiere decir, con el mensaje mudo de la fotografía conteniendo esa cantidad de argentinos que pese al jaleo que arman, se saben indefensos... al mismo le respondo.

                   Tratemos de que aquí ni se aproximen a aquellos abusos, donde a los argentinos pobres (los ricos ya habían evadido sus capitales) y por cuanto ocurrió, parece ser que hasta... "les obligaron a comprar y ponerse la vaselina antes de darles por la “retafumba”... por todo ello aquí en España, que es para quienes principalmente va dirigido el artículo a que se refiere... que afinen y planten cara... puesto que si no ya saben... "a comprar la vaselina” y a prepararse para lo que ha de venir y que ya experimentaron los argentinos; pues una cosa es que el individuo se baje los pantalones o las bragas; o que “se los hagan bajar por cojoncios”.

             Ya veremos lo que nos traen... "los nuevos mandamases"; en los que yo tampoco confío... "soy perro viejo” y las he visto de todos los colores... “las pasé putas” (que decimos en España)... pero precisamente por ello, de siempre me supe preparar y por ello mismo no he sentido las crisis económicas... "sé vivir con lo que he tenido en cada momento y además siempre ahorrando y guardando", puesto que sé que esto de ahora es lo de siempre... Si estos (que tanto han prometido), limpiaran de parásitos, al menos en un setenta por ciento a España; seguro que viviríamos todos mucho mejor... "la inventiva española es admirable; y aquí yo he visto vivir honradamente a gentes, vendiendo manojillos de ceniza"; así es que como dijo el Canciller de Hierro hace ya más de un siglo o siglo y medio... ESPAÑA ES EL PAÍS MÁS FUERTE DE TODO EL MUNDO... LOS ESPAÑOLES LLEVAN SIGLOS TRANTANDO DE DESTRUIRLA Y AÚN NO LO HAN CONSEGUIDO. Y a la historia me remito... ¿Cómo se hizo el Imperio Español? Supongo sabe la historia... y empezando por El Gran Capitán o Cristóbal Colón y terminando por el que usted quiera, Cortés, Pizarro y tantos otros... de la nada ("manojillos de ceniza") supieron sacar recursos que ni ellos creo que imaginaban... pero a ver... "los españoles semos así" y de una u otra forma... "vamos acabando con todos los políticos"... "el pueblo español y sobre todo los más válidos del mismo, siempre sobreviven o sobrevivimos, puesto que yo soy uno de ellos, por cuanto aún no me he vendido y además, llevo trabajando sesenta y siete años"; es por lo que me califico así y sin pudor alguno, puesto que nadie me puede señalar como un parásito más; señalando de paso, que como yo, ha habido y sigue habiendo millones de españoles, puesto que si no fuese así... ¿Quién sostendría a estos ejércitos de inútiles que mantenemos? Los que si siempre abundaron en España, pero como ahora... “jamás de los jamases”; lógico pues, que a la mayoría de habitantes de esta pobre nación... “los hayan puesto ya a pedir limosna... o casi”; pero inexplicablemente aún así aguantan.

                  Tras esta correspondencia improvisada, han venido las nuevas parafernalias para elegir (al ya electo por el pueblo, mediante la imposición de los lotes seudo democráticos) al primer ministro, éste ser confirmado por el rey (no puede hacer otra cosa que aceptarlo) luego las juras o promesas solemnes (sin que ello sea obstáculo para luego cada cual hacer lo que les venga en gana, como ya estamos hastiados de ver en “las series” anteriores) para hacer cumplir la constitución (“la que han usado cuasi como papel higiénico o del tipo que siendo yo niño se usaba para las “perfumadas sardinas y boquerones” y que las despachaba el pescadero envueltas y recio papel de estraza)... después la toma del poder y entrega de carteras, con hipócritas sonrisas a granel y sin que nadie reproche a nadie, la devastación que unos (los denominados socialistas encabezados por Zapatero) han dejado y que los otros se encuentran; todo son “chupapolleos” (que decimos en mi tierra) y... “pelillos a la mar, que nosotros haremos que paguen los que siempre pagan, los que no pueden hacer otra cosa que aguantarse y si protestan... será igual... no hay a nadie más que echarles la carga”... “ustedes váyanse tranquilos, que nadie les va a molestar... y nosotros mucho menos”... “nosotros a ver que es lo que queda del pastel o tesoro público, cómo lo repartimos y caso de que se pueda aumentar (que no estamos seguros) pues ya veremos a quién y quienes les llegan las mejoras”... o sea, lo de siempre.

                       Como enorme y gravísima prueba de la indiferencia; resulta que el hasta ayer mismo, alcalde de Madrid, lo pasan a nada menos que a Ministro de Justicia (para que así quede un hueco magnífico para que el mismo lo ocupe la esposa del Sr. Aznar (ex presidente de gobierno), que –seguro- no será muy ajeno a este movimiento de cargos, para que su consorte sea la primera alcaldesa de la capital de España)... y éste ministro (Gallardón), el que siendo alcalde, le asesinan a doscientos habitantes de su municipio y algunos otros cercanos, dentro de “su feudo”... aún no ha dicho ni pío; sobre el incalificable hecho denominado ya históricamente como: LA MASACRE DE MADRID (11 de marzo del 2004) y de cuyos actos judiciales, se inhibiera en su momento, aceptando y dando todo aquel falso juicio, como bueno y bien realizado; pero ahora y pese a que su partido prometió en campaña electoral, que el asunto sería reabierto y aclarado hasta el final del mismo, de ello él aún no se ha hecho responsable y ahora va a regir la justicia española como primer magistrado de la misma y por si todo ello fuera poco, hay que añadir que es fiscal en excedencia, por tanto hay que pensar y decir... ¿harán lo mismo que aquel viejo zorro, también alcalde de Madrid, que con la mayor desvergüenza dijo públicamente, que... “las promesas en política se hacen para no ser cumplidas”... lo dijo Enrique Tierno Galván, que de tierno tenía...?

Y Con todas estas esperanzas y “alegrías”,  quieren meternos y nos meterán a los españoles en el ya próximo año 2012, que se nos anuncia... “de abrigo”... por tanto... ¡¡Infeliz año nuevo!! No hay otro y lo que venga habrá que soportarlo y el pueblo mucho más, pues ya digo... “fue, es y será siempre la bestia de carga”.

                        Llegado aquí. Aquel “loco” guardó silencio y en el transcurso del mismo y sólo con la mirada, inquirió a su interlocutor para que dijera algo; el que entendiendo aquella llamada así lo hizo, diciendo.

            -Poco puedo añadir sobre lo que usted tan contundentemente ha dicho, pero como ha hablado del nuevo año y la navidad está ya próxima, ello me da pie para decir algo sobre ese tema y de paso nos aislamos –de momento- de tanta podredumbre política, aunque “la navideña” también tiene mucho de “ese estiércol hipócrita”, como le demostraré con lo que a continuación diré.

            Julio guardó una pausa y luego, “armado con un guión” dijo cuanto sigue.

         -En breve será iniciada la gran fanfarria anual, de alumbrados, cantos, escaparates a rebosar de múltiples productos para degustar, para regalar a niños y adultos y en fin, toda esa especie de bacanal irresponsable que cada año se prepara con un único fin, consumir más de todo lo que se pueda y aún más; lo que al final dejará a la mayoría exhaustos de dinero, dañada su propia salud, con unos quilos de más y que luego clamarán al cielo y al infierno, por cuanto ya no se los pueden quitar de encima; y no hablemos del estado anímico en que muchos quedan tras todos esos jolgorios, que los dejan con un vacío difícil de cuantificar puesto que es diferente en cada persona... por ello, me pregunto y pregunto... ¿Feliz Navidad? ¿De verdad será así...y para cuántos? ¿Pero de verdad existe la felicidad en este pobre mundo?... “La Navidad es ya algo así, como la gran borrachera del mundo donde ésta se celebra; y en la que muchísimos se refugian para de alguna manera eludir u ocultar los pesares que todo ser humano lleva sobre sí mismo; excepto la mayoría de niños, que son el pretexto para que en esa celebración, muchísimos adultos vuelvan a aquella feliz o infeliz etapa en que fueron niños; al meno con la imaginación; y por ello sean los que más disfrutan del juguete para el niño”... y para sumergir en esos juegos sus muchas frustraciones de vete a saber desde cuándo las padecen.

                                La Navidad la han convertido los negociantes y los demagogos, en un gran negocio... mejor dicho, en el mayor (y monstruoso) negocio anual de todos los tiempos, dónde el derroche y el desenfreno para aquellos que pueden, e infinidad de los que no pueden, es la meta final de algo insólito; puesto que en ella (se dice) se celebra el nacimiento del hijo de un humilde carpintero, el que junto a su mujer, se ven obligados a refugiarse en una cuadra; y allí aquella pobre mujer, tuvo que parir a su hijo... “y seguro que sin haber podido cenar... puesto que de esto nada dicen las escrituras religiosas, sobre la fundación de una religión cuyas bases son la pobreza, la austeridad y el buen hacer; y no todas estas parafernalias, que incluso las iglesias arropan” y pese a lo ya nulo del significado religioso que alguna vez pudieran tener estas fiestas mundanas y basadas en el derroche y la ostentación.

                                No digamos las secuelas que estas bacanales modernas, van a dejar no sólo “a la cartera o billetera”, sino “al cuerpo físico”, e incluso el anímico, puesto que muchas de estas reuniones (familiares, empresariales, “de amistad”) terminan en situaciones, “familiares y no familiares”, donde la gresca, la disputa, la discusión y las rencillas y envidias, suelen salir; muchas veces antes de que lleguen... “los postres y el vino con burbujas”; lo que demuestra que gran parte de la parafernalia, es apariencia; sólo apariencia y ese barniz desaparece con enorme facilidad.

                                Hasta el gobierno explota a sus súbditos (que no ciudadanos) de forma inmisericorde, puesto que en estas fiestas hace coincidir los dos más monstruosos sorteos de la lotería nacional; el del veintidós de diciembre (“lotería de Navidad”) y en el que menos proporción de premios hay, pero el que se logra agotar la venta de billetes, precisamente por la brutal publicidad que le hacen, al que se dice es... “el mayor sorteo de lotería de todo el mundo”; y luego el del día cinco de enero, vísperas del día de “reyes”, que conocido como “Sorteo del niño”, es el segundo en importancia anual y donde los reintegros y “pedreas” del anterior, sucumben, puesto que el verdadero ganador de tan monstruosa rifa, siempre es el Estado, el que fomenta “el vicio del juego controlado”, para de alguna manera, “ordeñar mucho más a sus contribuyentes”, los que en mayoría y buscando un sueño cuasi imposible, gastan cantidades de dinero inimaginables y que en algunos ya ha creado adicción, puesto que el juego es una droga más... “pero eso sí legalizada y bendecida por unos irresponsables aparatos estatales, que educan al pueblo en sólo confiar en la diosa fortuna”... nunca en su esfuerzo y trabajos bien hechos como debiera ser lo lógico. Por mi parte y como ya llevo unos cuantos años, no jugaré ni un solo céntimo.

                                En cuanto a lo demás y por lo que a mi respecta, ya sólo “celebro” la cena de nochebuena; que si por mi fuera, la haríamos en la comida del medio día, puesto que suprimirla no tengo la fuerza para hacerlo... “manda la familia”... y la cena de fin de año (o nochevieja), es para mí una cena más, o con algo especial pero sin gran excepción; me da igual con uvas que sin uvas... y cuando dicen que llega “el nuevo año”, ya suelo estar durmiendo más de una hora; en esto sí que logré convencer a mi esposa, única y suficiente compañía para esa noche, que no es para mi otra cosa que... “otra noche más en este pobre y miserable mundo”.

                                Mis recuerdos de la primera nochebuena en familia y con algo especial... no se alejan más que a mi época de más hombre que niño y ya con pantalón largo y llevando bastantes años trabajando... era la entrañable cena en que mi querida abuela, hacía una inolvidable sopa, con los menudillos del gallo, huevos cocidos y troceados en la misma, en un caldo logrado con un simple “hueso de sustancia añeja en forma de hueso de cerdo”, a lo que se añadían abundantes “cuscurroncitos” de pan frito; luego aquel gallo guisado primorosamente en rica salsa de pepitoria; de postre los anónimos mantecados y polvorones, hechos por ella o mi madre, en el horno del barrio... y alguna copita, muy pequeña de risol1 o aguardiente dulce... luego a cantar algunos villancicos y todos tan contentos, unas veces a la cama y otras a la hoy casi desaparecida misa del gallo, que era el pretexto para darse un garbeo a horas prohibidas en la cotidianeidad, puesto que entonces esa misa, era a la media noche; era una misa de larga duración y en la que se cantaban cantos de navidad... “maitines” lo denominaba mi entrañable abuela, de cuya mano fui llevado a aquella ceremonia, en la que la iglesia del pueblo (bastante grande y monumental)2 se llenaba a rebosar y cuyos recuerdos me llenan de... “un sentimiento de calor que no sé explicar hoy, puesto que ese calor me lo proporcionaba el chal de lana con que aquella mujer se abrigaba y de paso me abrigaba a mí en aquellas frías noches de invierno”... entrañables recuerdos de un niño, en aquellos tristes años de la posguerra civil española.

                                Y así hasta que el día de reyes, aparecían los no muy rumbosos regalos, generalmente “uno por barba”, unos dulcecitos en una artesanal o casera cestita hecha con los cartones de una vieja caja de zapatos y hasta el otro año; pues para entonces pocos mantecados, polvorones y también pestiños, quedaban... “en la canasta de mimbre, protegida con blanca sábana donde se guardaban aquellos manjares, que no tocaban nada más que las manos de la madre o la abuela, pues tenían que durar al máximo, ya que no volverían hasta el año siguiente; y ello si había posibilidades para ello, puesto que las miserias de la época no permitían hacerse muchas ilusiones, salvo el vivir el día a día”.

         Lo “del nuevo año, la noche vieja, el vino con burbujas y todo lo demás”; eso vino mucho después, ya en la época próspera del franquismo; entonces ni pensábamos en ello... por tanto “un año más”... pues muy bien... “bienvenido sea”. Y... ¿éramos felices?... No lo sé, desde luego yo no recuerdo “una infelicidad insoportable”... éramos felices, si el conformismo se puede considerar así; pero desde luego vivíamos mucho más tranquilos que hoy, entonces no había... “las ansias y las insatisfacciones que luego han venido”... así pues, sí... éramos conformes y nos conformábamos con aquella felicidad. ¿Pero es que renunciábamos a prosperar? No... pero el porvenir visto en aquellas épocas, no era muy halagüeño para la mayoría de españoles, máxime para los que... “eran del campo y de él vivían, pero miserablemente, puesto que sólo obtenían del mismo, los jornales que podían dar y lo que de silvestre el campo daba, para aquellos que habían aprendido a buscarlo y obtenerlo”... así era la vida de los jornaleros sin tierra... bastante bien explicado en mi novela... “Aullidos en Andalucía” (Los lobos de Sierra Mágina)

                                Hoy la muestra de lo que hay y nos viene, me la demuestra el propio ayuntamiento de mi ciudad; que el año pasado... “el equipo saliente y derrotado en las elecciones de mayo”, se gastó medio millón de euros en “luces y cohetes navideños”, cantidad que según el alcalde, no pagaron ni han podido pagar hasta hoy los “nuevos y entrantes ediles”; ya que el ayuntamiento... “entre los unos y los otros”, lo tienen en la actualidad, en situación de quiebra... por lo que el nuevo regidor municipal, ha tenido que reducir los jolgorios, nada menos que en un noventa y cinco por ciento y se ha limitado a alumbrar, por donde pasen los reyes magos... que este año, al parecer “lo que tiraban a puñados el año pasado”, va a ser mucho menos y además pagado por la iniciativa privada del comercio e industria, que colabora con el ayuntamiento, según me han dicho... por tanto... “se vuelve a tiempos pretéritos ya que Jaén, como Andalucía, como España y gran parte del mundo... vivían en la Luna”... y de allí los ha bajado, cayendo “a plomo”, a la depresión (que no crisis) económica que se vive en la actualidad y que es mucho más aguda en España y más aún, “en la pobre España”.

         Este año hasta al rey Juan Carlos I... “le han dado las navidades”; puesto que está enfermo, bastante cojo, a dieta medicinal, le han quitado de fumarse sus grandes y largos puros habanos y lo demás... y el pobre, se ha tenido que tragar... “hasta el enorme puro” que le ha proporcionado su yerno Urdangarín... metido (presuntamente) en negocios tan sucios, que otro cualquiera, se supone ya estaría en la cárcel”... “pero este sinvergüenza y sin escrúpulos, es yerno del rey y seguro que en ello se parapetó para hacer sus sucios negocios... ya veremos si lo juzgan y condenan... “o como es el marido de la hija del rey... le hacen un gran bizcocho judicial y lo echan no a la cárcel, sino a su propia casa para que disfrute del botín obtenido”.

            Así es que... ¿Feliz Navidad?... bueno... “que cada cual se las busque como pueda... por mi parte y siguiendo las enseñanzas de los sabios... pongo las espaldas y acepto lo que hay... y lo que venga, también”; desde luego infeliz no soy, puesto que me conformo con lo que tengo, que es mucho más que suficiente y con mi serie de “risas” diferentes y que yo mismo, me las dedico precisamente a mí mismo... me divierto a mi manera y espero... como siempre, espero que todo esto tenga una explicación y aunque sea después de la muerte, espero me sea dada.

            Al llegar a este punto, Julio guardó silencio y esperó a que su anfitrión dijese algo; el que efectivamente, volviendo a lucir aquella irónica risa ya comentada, dijo.

            -No puedo rebatirle nada de lo que ha dicho, puesto que a grandes rasgos ha realizado usted “un cuadro” tan real, que retocarlo sería estropearlo, por tanto quede tal cual y con mi felicitación como modesto marco a tan interesante obra... pero dicho ello si que añadiré otras cosas relacionadas con ello.

            Se detuvo aquí aquel “otro loco” y luego continuó diciendo.

            -Todas o casi todas (dejemos un margen para la excepción, si es que la hay) las religiones, se convirtieron en negocios, donde al final viven del mismo y viven bien, unas minorías de dirigentes y el resto “del rebaño”, trabaja para ellos; luego se conforma la rutina de ritos y ceremonias y a vivir. Si ha visitado usted santuarios religiosos y de la religión que sea, observe usted a los que dicen cuidarlos, su aspecto y como viven... además en muchos de ellos, hay tiendas (algunas enormes por lo grandes) y donde se venden infinidad de objetos asociados a las divinidades y sus poderes milagrosos y que los fieles que van a visitar esos sitios o lugares, compran con una profusión que más que risa... da en qué pensar. Por otra parte las conmemoraciones de hoy, en gran medida son simplemente una continuidad de similares fiestas, que tenían lugar en las épocas anteriores a aquellas nuevas religiones que vinieron a sustituir a aquellas otras ya establecidas... y la navidad es una más de ellas, como lo son las romerías que en el campo se celebran para festejar a los nuevos dioses o diosas.

            Nueva pausa y nueva continuación de aquel discurso.

            -La navidad se hace coincidir con el simbólico hecho del que se desprende que... “muere un año viejo y da paso a otro nuevo”. El nacimiento del “niño Dios”, lo hacen coincidir en la fecha en que aquellos otros sacerdotes, hacían coincidir el solsticio de invierno (el de verano tiene otra explicación) y que coincide con la noche más larga y el día más corto; cuyo significado era... “la muerte del año que termina (y de las tinieblas misteriosas que llenan al ser humano) y el nacimiento del nuevo año, o de la nueva luz solar y divina que venía a alumbrar esas tinieblas indicando una nueva felicidad y los cielos divinos a que iría el alma o espíritu humano cuando llegase la hora de su muerte... y esas eran las fiestas y alegrías que preconizadas por aquellos sacerdotes, animaban al pueblo a participar en esas ilusiones... puesto que... “de ilusión se vivía y se vive”. En cuanto a las fiestas para el solsticio de verano; hoy se celebran generalmente como las “hogueras o lumbres de San Juan”; entonces era la celebración del día más largo y en el que terminaba la noche más corta, empezando de nuevo a avanzar y ganar intensidad “las nuevas tinieblas anuales”; las que se combatían igualmente comiendo y bebiendo a más no poder... “amén de otros goces y jolgorios”, con aquellas lumbres u hogueras, que se hacían lo más grandes que en cada lugar podían y que simbólicamente, lo que pretendían eran alumbrar aquellas tinieblas y retrasarlas lo más posible. También en los equinoccios los hacían coincidir con otras fiestas religiosas, de primavera y de otoño, fechas en que la naturaleza empieza a engendrar su mayor potencia de vida (cosechas) y en el otoño, en el que se recogen esas cosechas; y ambas cosas había que festejarlas dándole gracias a los dioses o al Dios supremo... o sea que hoy como ayer, y salvando las desigualdades que se quieran, todo es lo mismo... “quizá mucho más romántico lo anterior y debido a las ignorancias de aquellas masas de seres, dominados como siempre por los listos de turno”. En definitiva... “nada nuevo bajo el Sol”, lo que nos demuestra una vez más, que el hombre poco ha cambiado a lo largo de los siglos en que conocemos su historia.

            Llegado aquí, aquel interno del sanatorio guardó silencio... agarró el botijo, ofreció agua a Julio, el que mecánicamente bebió, luego bebió él y aguardó a que su invitado dijera algo... afuera seguía silbando el viento azotando todos aquellos entornos, y el fragor del mismo se apreciaba en aquel espacio de silencio que se produjo; mientras la lumbre de la chimenea seguía viva y ardiendo con ese chisporreteo que se desprende cuando los leños crujen en ella. Tras aquel espacio de silencio, sólo roto por aquellos ruidos naturales ya descritos, Julio habló.

            Sí... pero todo ello en realidad es una especie de juegos o espejismos, para hacer más llevadera la vida al ser humano, el que como piensa, pues tiene que de vez en cuando jugar para distraerse... puesto que hasta los animales juegan y sorprendentemente he visto a unos monos (macacos) que habitan en Japón y los que al vivir en zonas donde nieva abundantemente, hacen bolas de nieve y juegan con ellas... cosa esta que sólo los humanos realizan... lo que me da a pensar, que nosotros tenemos, o mejor dicho, los chimpancés tienen, casi al cien por cien de nuestros genes... y estos es que saben hacer hasta herramientas y memorizan ejercicios para lograr realizar hechos fuera de lo que es su vida animal... ambas cosas las he visto en documentales, por tanto y físicamente... ¿Qué somos nosotros sino “unos monos más”? Por cierto que en estos día se da la noticia, que “la mona de Trazan”, aquella famosa “Chita”, que al parecer era macho y no hembra, ha muerto en estas fechas y a la edad no imaginable hasta ese hecho... puesto que ha muerto... ¡¡A los ochenta años de edad!! O sea que ha llegado al máximo promedio que hoy se da de vida a los habitantes de los países más desarrollados del mundo... “todo un punto de observación y meditación”.

            Se produjo de nuevo el silencio y entonces simultáneamente y quizá contagiados el uno del otro, ambos dialogantes miraron sus relojes y fue Julio el que dijo.

            -Creo que debemos dejar los diálogos por hoy y continuarlos dentro de dos días; y como hoy no ha lugar para dar un paseo por estos andurriales, me marcho a mi casa y allí seguiré con lo que pueda de mi rutina diaria... puesto que hoy, incluso pasear al perro no es agradable... pero aún así, habrá que sacarlo para que recorra “su territorio urbano”.

            -Como usted quiera (y disculpe, por que me estoy dando cuenta que una veces le hablo de usted y otras de tu)... pero espere llamo a la recepción para que venga Jules y le acompañe hasta el automóvil y como hizo esta mañana la venir... ¿Vale?

            -Sí... vale y no se preocupe por “el usted o el tú”, ya nos entendemos bien y esos requisitos ya poco importan en nuestras cada vez mejor relaciones humanas... es para mi una enorme satisfacción haberlo encontrado en... “mi caminar”.

            -Igualmente te digo amigo Julio... igualmente te digo... esperemos que nuestras relaciones duren aún cierta cantidad de años... pues aún no somos muy viejos.

            -Que los dioses o ese Dios supremo (antes nombrados) así lo quieran.

            Mecánicamente ambos se levantaron de sus asientos, se acercaron el uno al otro y se dieron un afectuoso abrazo; después aquel interno llamó por teléfono y diez minutos después estaba allí el fiel Jules, el que acompañándolo hasta el automóvil, y ya acomodados en el mismo, aquel vehículo inició el ya rutinario itinerario de regreso, acompañado siempre por aquel vendaval que no amainaba.

            El otro loco quedó... “en su jaula”... mientras “el loco capitalino” regresaba a la suya.

 

 

CAPÍTULO XIV

 

            Aquel día fue de viento muy fuerte hasta casi la noche, después empezó a llover y lo hizo abundantemente y así siguió el siguiente día, en el que se mezclaron lluvia y viento, por lo que aquel viejo escritor y sin poder eludir la obligación de sacar a pasear a su fiel Ciro; no tenía más remedio que por tres veces al día, había de prepararse de forma que el agua que azotada por el viento penetraba por cualquier resquicio, le entrase a él y le calase las ropas hasta la piel; pero no se quejaba, era su obligación y el perro tenía que salir a recorrer “su territorio”; bien es verdad que en aquellos casos extremos, el viejo “engañaba” al perro y el recorrido era más corto de lo habitual, cosa que justificaba al animal diciéndole.

            -Ciro, hoy hace un mal día... muy mal día para ir de paseo; sin embargo no tengo más remedio que sacarte... pero comprende que hoy ese paseo ha de ser más corto... a ti la lluvia no parece que te haga mella o efecto, tú te sacudes el agua y punto... yo no puedo hacer como tú... así es que acelera, orina cuanto tengas que orinar y defeca si así te place... pero hazlo pronto y volvamos a casa, pues hace... “un día de perros”.

            Estas y otras cosas, le decía al perro mientras el amo se preparaba para salir, o antes de salir y ya en el zaguán de la casa; el perro lo miraba como siempre hacía cuando le hablaba, pero al propio tiempo tiraba de la cadena y como queriéndole decir que a él, el tiempo no le importaba nada, que lo que quería era salir y “retozar un poco”; y aunque siempre en la ciudad tenía que ir “encadenado”, pero aún así necesitaba... precisaba de aquellas salidas, que para el animal eran vitales.

            Al regreso de aquellos paseos, el perro siempre se sacudía el agua en el zaguán, pero luego repetía sacudidas en el interior; el amo le regañaba... “pero el perro lo miraba, le movía el rabo de forma especial y en silencio se supone le decía”... ¿Y qué quieres que haga, quedarme empapado en agua? Yo no llevo la gabardina o el chubasquero que tú te pones y las botas impermeables... yo sólo tengo la piel y tengo que limpiarla y secarla como naturalmente me es permitido.

            Al final el amo lo comprendía, le pasaba la mano por la cabeza y lo acariciaba y si se había acordado, ya a la entrada le tenía preparada una vieja toalla de baño desechada ya por el amo, pero que servía muy bien para secar bastante el cuerpo del animal, el que al sentir aquellos frotes y abrigo, se quedaba quieto totalmente puesto que le agradaba enormemente aquellos masajes que le estimulaban su organismo, para producir una calor necesaria para secar cuanto antes la humedad que traía.

            En aquellos paseos, también aprovechaba aquel hombre, para comprar lo más necesario y que perentoriamente necesitaba; pan, leche, alguna verdura o fruta; y lo que hacía en la cercana tienda de barrio, donde encontraba todo aquello y donde (que era lo principal) admitían la entrada de Ciro, sin que el dueño objetara nada, puesto que Ciro, “era un perro bastante civilizado”.

            De nuevo en casa, la rutina casera y a disfrutar del “dulce hogar”; en la soledad muy acompañada que se proporcionaban ambos seres... que al decir del viejo escritor... “como mi perro no habla y yo no ladro, nos llevamos estupendamente y con la mirada nos es suficiente, puesto que nos entendemos muy bien”... y así era, por cuanto paso que daba el amo, paso que daba el perro tras de él, hablándole al perro como si de una criatura humana se tratase; también solía hablar solo el viejo escritor, sobre todo cuando estaba ante un espejo y a cuya imagen le dirigía palabras espontáneas o producidas por los pensamientos que en ese momento bullían por su muy inquieta mente, luego sonreía o se reía abiertamente de su propia imagen, diciéndole muchas veces... ¿Quién eres... te conozco yo... nos conocemos de verdad? ¿qué haces aquí... por qué viniste, de dónde viniste... cuando y a donde irás después? Incluso si llevaba el sombrero puesto, al salir o entrar en la casa, como había un espejo grande a la entrada... se quitaba el sombrero y saludaba “al personaje del espejo”, como si de un viejo conocido se tratase y al que debiera un gran respeto y quizá también algo de un extraño cariño.

            Y así fueron transcurriendo aquellos dos días, y al tercero de ellos; de nuevo el coche en la puerta del domicilio y Jules abriéndole la puerta de los asientos de atrás, tras saludarle muy educadamente y de inmediato, haciendo el recorrido hacia el sanatorio; mientras en el trayecto hablaron de los varios días que habían transcurrido con aquel temporal de viento y agua o agua y viento, el que felizmente aquella madrugada última había remitido y como solía pasar en aquellas comarcas montañosas; el sol lucía de nuevo con la brillantez máxima y el cielo igualmente estaba cubierto con ese inmenso manto azul que allí solía ser... “hasta lujurioso”, por ese color especial del azul del cielo en Andalucía y en particular en esta cadena de montañas, que se van ramificando hasta el Levante valenciano, introduciéndose luego en el mar y aflorando en la islas Baleares, en especial en la de Mallorca y donde vuelven a tomar las alturas que hay en la provincia de Jaén y por tanto allí también las cubre de nieve el invierno balear... todas ellas son de piedra caliza... “son una arruga y hermanada sucesión de crestas rocosas y que vete a saber cuándo se hizo en la corteza terrestre”.

            Pero hacía frío y el mismo se notaba más por la humedad reinante, ya que había llovido bastante; por todo ello ambos “automovilistas” iban bien abrigados y Julio no se quitó el abrigo, puesto que en el corto trayecto desde su casa al sanatorio, no quiso arriesgarse a desprenderse del abrigo y luego a la salido coger un enfriamiento y el consiguiente resfriado; así pues llegados a la explanada y tras despedirse del chofer, se encaminó hacia la casa del  “otro loco del sanatorio”.

            -Buenos día amigo Número trece... ¿cómo te encuentras después del vendaval?

            -Yo muy bien, aquí llevo sin apenas salir de la casa, desde que te fuiste antes de ayer... ¿y a ti y tu perro (pues ya tengo que preguntar también por Ciro) como os ha ido?

            -Bien también, sin daños de ninguna clase; y el viento y el agua ya pasaron puesto que hoy y aún con el frío, ya hace un día espléndido de sol. 

            -Sí... pero no como para quedarnos aquí a la intemperie y bajo el olivo, así es que pasa al interior, ponte cómodo que ya preparé la lumbre con tiempo y la chimenea está esperándonos... “para que no nos enfriemos”.

            Dijo aquello sonriendo de forma humorística y confiando en que su interlocutor entendería el doble sentido de la frase, cosa que fue así, puesto que Julio le respondió con otra similar sonrisa y dándole unas palmadas en la espalda, mientras se introducía en la casa, al franquearle y cederle la entrada el residente en la misma.

            Ya ambos acomodados en los sillones que ante la chimenea estaban preparados, el anfitrión ofreció.

            -Julio, si te apetece café, té o alguna infusión, zumo de naranja... o incluso chocolate en la leche; dímelo y te lo preparo en un instante; puesto que yo he esperado a que llegases para tomar algo contigo... incluso te puedo ofrecer, algún mantecado navideño y elaborados en tu tierra, puesto que ya pronto... ¡Es Navidad!

            Al gritar esta última palabra, aquel loco sonrió y soltó una carcajada bastante fuerte, haciéndolo intencionadamente y por cuanto sobre la navidad habían hablado en la última reunión de hacía sólo dos días. Julio sonrió ampliamente recibiendo la comunicación intencionada y respondió de inmediato.

            -Pues sí... aunque ya tomé mi media tostada en casa, pero prepárame un té en leche y trae algunos de esos mantecados, puesto que aún no comí ninguno este año y me hace ilusión comerme un par de ellos; y más contigo... esperando me acompañes en tal degustación.

            -Pues claro que lo haré... espera, pronto vuelvo.

            Efectivamente, aquel hombre marcho y en breves minutos estaban en la mesita que había entre ambos, dispuestos los alimentos a tomar y los que degustaron con plena satisfacción en un breve espacio de tiempo; luego y retirado el servicio y ya acomodados ambos interlocutores, surgió el diálogo.

            -Bueno amigo Julio, qué traes o que saco yo... puesto que hay temas para no agotarlos, sólo la actualidad da para hablar años y años, así es que decide tú si empiezas “el melón de hoy”, o lo empiezo yo.

            -Como me has recibido tan bien y me has dado de comer e incluso quitado la mesa, creo que por lo descansado que estoy, me corresponde a mí hoy iniciar los diálogos, así es que empiezo.

            Su interlocutor sonrió complacido, mientras miraba a su amigo buscar algunos papeles en su portafolios; encontrados estos Julio habló.

            -De los temas de la rabiosa actualidad que nos abruma, empiezo eligiendo este...

Esclavos al servicio del gran capital: No es nada nuevo en la historia de “eso que se denomina hombre”, sobre este planeta; de siempre los grandes capitales se han amasado sobre el trabajo esclavo y muchos de ellos, lo fueron y lo son, sobre “la sangre, sudor y lágrimas” de multitudes anónimas, que mueren en las guerras o en situaciones trágicas, que otros han creado para llevarse todo lo que hay de valor en cualquier territorio terráqueo.

            Ahora nos llega una noticia más y que afecta a un “rico-riquísimo” de nacionalidad española y que como rico-riquísimo, figura en un muy buen puesto en esa lista que cada año nos presenta una revista especializada (Forbes) de los más ricos del mundo; aunque hay que recordar aquel terrible dicho dedicado a esos ricos... “era tan pobre, tan pobre; que... sólo tenía dinero”.

            Conviene que quién estas noticias lea, piense que “al comprar ciertos productos”; se está empobreciendo él mismo; puesto que si los compra, el máximo beneficio irá hasta “lejanos destinos” y su dinero saldrá de su país, sin pena ni gloria y además estará contribuyendo a que en el mismo, haya cada vez  más parados o sin trabajo, puesto que el trabajo de lo que él consume... lo hacen en otros lugares y como en este triste caso, lo hacen esclavos que simplemente por el hambre que pasan, admiten el tipo de trabajo que les marquen los nuevos negreros del mundo. Veamos.

            “Zara, la joya de la corona del imperio Inditex, contrató en Brasil talleres textiles que empleaban a inmigrantes ilegales latinoamericanos en condiciones que rozaban la esclavitud. Según reveló el martes la cadena de televisión brasileña Band, la segunda del país, un equipo de inspectores del Ministerio de Trabajo y agentes de policía liberaron a 15 trabajadores clandestinos, la mayoría bolivianos y peruanos, que eran explotados en dos talleres de Sao Paulo, donde fabricaban prendas de ropa para la firma española en jornadas de hasta 16 horas diarias por unos salarios miserables”. (José L. Lobo: diario El Confidencial 09-08-2011)

         Lo reflejado es sólo una mínima parte del trabajo periodístico, el que sugiero busquen y lean en su totalidad, puesto que no tiene desperdicio; y muestra una realidad, que aunque conocida en tantos otros casos, pero conviene recordarla y obrar en consecuencia.

            Ya llega un momento que la inteligencia mínima, dicta el que hay que mirar lo que se compra, dónde se compra y las repercusiones que el dinero tendrá en el futuro; por ello y empezando por consumir todo lo de la ciudad y comarca donde vivimos y que sea de similar costo a lo que de fuera nos llega, es algo positivo; puesto que “el dinero, al ir rebotando en establecimientos cercanos, ese rebote va creando riqueza en nuestro entorno y de ella algo percibiremos”; ello es tan elemental que los catalanes y desde siempre (y ahora más incluso con propaganda oficial de la Generalidad) han practicado la autarquía, cosa no criticable puesto que lo primero y por tanto indiscutible, “es la casa de uno y su entorno”.

            De igual forma en que se obre con los productos fabricados; igualmente hay que hacer con las grandes superficies, puesto que el dinero que allí llega, ese es que ni se detiene en España y se lo llevan directamente al extranjero; y por otra parte, no es que sean más económicas; puesto que con el señuelo de “las ofertas”; la mayoría (incautos) piensa que fueron a gastar “equis” y cuando de allí salen, han gastado el cincuenta por ciento más o el doble de lo que pensaban gastar; cosa que se controla mucho mejor en la tienda del barrio o en el mercado más cercano y atendido por comerciantes de nuestro propio entorno, que lo que ganan, forzosamente se lo gastan en ese mismo entorno y con los beneficios generales antes mentados.

            En cuanto a la masa de “productos” que de Oriente vienen... ¿De verdad que hay que ir a esos establecimientos chinos o no chinos a comprar cualquier cosa? Pienso que no, en absoluto; el precio bajo no es rentable y no lo es por la calidad de lo que uno puede comprar... “no hablemos de las chuminadas o baratijas infinitas que allí venden y las que son totalmente prescindibles”.

            Muchas veces “al ver ciertos escaparates”, pienso en aquellos exploradores que con abalorios de bajísimo coste, cambiaban estos “a los salvajes”, por materias mucho más valiosas y entre las que se encontraba el oro y la plata... “no seamos como aquellos y sepamos comprar lo que necesitemos y ello hacerlo donde más nos beneficie”.

            Lo que no me explico, es el silencio de esos sindicatos que se dicen obreros (y donde sus dirigentes viven mejor que los empresarios bien acomodados) y que no estén en constante campaña orientativa en estos temas, para simplemente con ello, proteger el puesto de trabajo de millones de obreros, que trabajan y producen en España. Con ello, sólo con ello... ¿Cuántos puestos de trabajo se podrían producir? Pienso que muchos. Y lo mismo que digo para esos sindicatos, lo digo para las Cámaras de Comercio e Industria españolas, así como para la infinidad de asociaciones empresariales que existen y las que al igual que los sindicatos... “sólo se preocupan de sus cúpulas y que estas lo pasen muy bien”; el resto y al parecer les importa poco... y salvo excepciones, puesto que, “no se mueven nada más que de cara a la galería” y para mantenerse en el puesto.

            Al llegar aquí; Julio se detuvo un instante, como para tomar aliento y luego prosiguió diciendo.

         -Impuestos a ricos y a pobres: No han sido los ricos los que han sostenido a los Estados con sus impuestos; de siempre han sabido “escurrir el bulto” y ello viene de viejo; recordemos las clases privilegiadas (nobleza, clero, realeza) y que muchos siglos estuvieron libres de esa carga; que y de siempre, recayó sobre las clases medias (los burgueses como la clase puente entre el poderoso y el siervo) o sobre el resto de la población, mediante impuestos y precios abusivos sobre los monopolios que les imponían.

Hoy esos monopolios siguen “expoliando” a las masas, puesto que la mayor parte de los impuestos se recaudan vía directa y a través del consumo diario, a saber; gasolina y gasóleo (y todo lo que gira sobre el automóvil, multas incluidas), loterías, tabaco, alcohol y así... “hasta por el consumo del pan y el agua”, ésta última ya nos cobran impuestos por recibirla, por desaguarla, por un canon por depurarla... y pronto nos va a poner “un contador de papel higiénico para que paguemos un tanto por cada centímetro de rollo que empleemos”.

           Alguna vez lo he referido en mis artículos, pero hoy lo vuelvo a recordar por cuanto es un testimonio esclarecedor y que viene nada menos que del Imperio Romano.

           El patricio romano Cayo Julio César, el viejo (100-44 a. C.) nos lo demuestra con gran desprecio, manifestando lo siguiente: “Si la clase media sirve para algo es para trabajar y pagar impuestos, con los que podemos sobornar a la plebe de Roma y tenerla contenta y mantenerla dócil. Es cierto que los plebeyos de Roma son animales, pero son muchos y necesitamos sus votos para alcanzar el poder. Que la clase media nos sirva hasta el final, porque los nuevos ciudadanos no piensan nada más que en el trabajo, la industria y el ahorro y otras preocupaciones por el estilo”.  Marco Livio Druso (122 a. C.) tribuno de la plebe, dice: “Es difícil decir quienes son peores, si los que sobornan a las masas o las masas que aceptan el soborno. Es cierto que el soborno corrompe, pero también es cierto que el que lo acepta es el mayor de los delincuentes”.

           Traslademos “el escenario” a la actualidad y analicemos esos “cuatrocientos euros” que dicen van “a dar”, a los que ya no tienen ningún otro subsidio; o bien a los que dicen “van a estudiar hasta los treinta años de edad”, no sabemos qué oficios beneficiosos y aprovechables para crear riqueza nacional; en realidad es lo mismo que daban aquellos riquísimos patricios a la plebe de Roma... “pan y circo”. Esos y tantísimos otros subsidios los vamos a pagar los que pagamos impuestos y el resto irá al incremento de la monstruosa deuda que nos han colocado a los que vivimos, a los recién nacidos y a los que irán naciendo ni se sabe hasta cuanto tiempo futuro... ¿qué ha cambiado pues en estos más de dos milenios de la organización política romana que aún nos sustenta en lo esencial? Y los que los cobran (reitero) cobran el moderno... “pan y circo de aquellos romanos”, puesto que un subsidio perpetuo simplemente es... “el destruir al subsidiado”, acostumbrarlo a la indolencia y moderna mendicidad; cuando la dignidad del ser humano, requiere un trabajo digno y suficiente para lograr una vida aceptable y con ello sentirse útil y por ende, bastante realizado como ser social.

           Pero aquel Imperio también dio grandes hombres y es por lo que duró tanto siglos; puesto que desde medio milenio antes de Cristo y por ejemplo; Cincinato, dio un ejemplo de honradez política y dirigió aquella república de Roma, como pocos lo hicieron, aún habiendo sido nombrado dictador; pero cumplida su misión, simplemente dejó el cargo en el Senado... “y se volvió a su finca para seguir arando y cultivando la misma”; puesto que en realidad despreciaba a la política y a los políticos, pero elegido a la fuerza, prevaleció su deber como ciudadano de Roma y demostró serlo hasta la saciedad; es por lo que conviene conocer esos hechos históricos y “refregárselos por los hocicos a tanto político de cochiquera y que no piensa en otra cosa que en su panza y su bolsillo”. Hoy un “Cincinato del tercer milenio es inimaginable” visto como actúa la actual clase política, que ya ni lucha entre sí, simplemente se ponen de acuerdo para repartirse el botín a repartir, tras cada elecciones... “democráticas”.

            También y ya siendo imperio, otro romano ilustre, dijo y está escrito en la historia; lo siguiente: “El presupuesto tendrá que estar equilibrado, el tesoro tendrá que volver a llenarse, la deuda pública se tendrá que reducir, la arrogancia de la burocracia tendrá que ser atemperada y controlada y la ayuda a las tierras extranjeras tendrá que eliminarse para que Roma no entre en la bancarrota. El pueblo debe otra vez aprender a trabajar en vez de vivir de la asistencia pública"... Lo dijo Cicerón,  año 55 AC”.

            Hoy lo primero que tendrían que hacer “esos políticos de pacotilla”; era eliminar los paraísos fiscales y que el dinero fuese controlado; no para esquilmarlo, no... simplemente para que fuese empleado en crear riqueza; para lo cual son necesarios impuestos soportables y llevaderos; de forma que no se le quite la gana de ganar dinero al que sabe hacerlo... (ojo que el especulador es el gran peligro) y que tampoco tenga miedo en mostrarlo... para lo que sería necesario (pienso) un impuesto único, dejando libre de impuestos una cantidad razonable para que una familia pueda vivir con dignidad y cierta comodidad... y el resto o sobrante, aplicarle un impuesto único; no se debe cargar más al que más sabe ganarlo, sino que siendo un impuesto único (que “a ojo de buen cubero” no debiera rebasar el veinte por ciento) pagaría más el que más gana, pero no a tipos más altos; lo que estimularía al emprendedor a emprender, al que ya tiene negocios prósperos a seguir ampliándolos y sin miedo ninguno... “bastante trabajo (o castigo) tiene el administrar, controlar y ampliar las riquezas, cuando ya llegan a un grado en que estas se convierten en una especie de argolla o veneno, que termina por ahogar al poseedor de tanto oro”.

El resto de lo que nos han impuesto, para proteger o privilegiar a unas minorías, más parásitas que productivas... a la vista está lo que ha ocasionado y lo que sigue ocasionando; y que no tendrá remedio hasta que se legisle de forma más “productiva”.

            Y por descontado, hay que premiar el ahorro y la austeridad; tomando como ejemplo a aquel Cincinato que obró o actuó hace nada menos que dos mil quinientos años... y pensando (igualmente) que un organismo público, tiene que ser igualmente austero y ahorrador, para prevenir con ese ahorro, circunstancias imprevistas y catástrofes que siempre surgirán y sobre todo para dar ejemplo a los gobernados.

            En definitiva, actuar como actúa la Madre Naturaleza en todas sus sociedades naturales o vírgenes, sean animales o incluso vegetales... curiosamente (y se está demostrando en lo científico)... “todo está escrito en la Naturaleza”, lo que hay es que saberlo interpretar y aplicarlo con la eficacia que ésta lo emplea.

            Llegado aquí, Julio entregó aquellos folios a su amigo “el otro loco” y dejándose caer sobre el respaldo del sillón aguardó a que su interlocutor dijera algo.

            Aquel hombre recibió aquellos folios y de momento quedó absorto, mirando sin ver el contenido de los mismos, luego miró fijamente a Julio, después se mesó la barbilla y tras una no corta pausa dijo cuanto sigue.

            -Querido amigo Julio... al final volvemos a ese punto... sin retorno... sin solución... sin palabras... ¿pues qué decirte sobre la cantidad de cosas que tú has dicho y que has sabido sintetizar en estos folios que me entregas? Nada... no puedo decirte nada; tú, empujas y te vas metiendo en una especie de callejones donde la salida no se ve y sin embargo demuestras en esas reflexiones que salida la hay... ¿pero quién y cómo se puede aplicar? Lamentablemente no hay solución; o no la hay ahora ni la puede haber en un futuro lejano, puesto que y como hemos concluido muchas veces ya... ¿qué ha cambiado en el hombre o en la mujer? Nada... “son los mismos que en la época de Cincinato o de esos otros destacados romanos que has nombrado”... sólo ha cambiado la forma de vestir, de viajar o moverse y poco más... siempre son unas minorías las que de la forma que sea, se apropian de todos los recursos y dejan sólo las migajas para el resto y si se produce un cambio... revolucionario o no; cuando los nuevos grupos llegan al poder, el poder los corrompe y vuelta a empezar... no puedo decirte otra cosa, no encuentro más palabras y al llegar aquí siento cierto ahogo que no puedo explicar ni el por qué lo siento... además imagino que algo parecido te ocurrirá a ti infinidad de veces... ¿no?

            Se detuvo aquel interno de aquel sanatorio y quedó mirando a Julio, el que de momento y sin responder nada, echó mano al botijo de agua, ofreció a beber a su interlocutor, el que lo hizo mecánicamente; luego bebió él y ya aquel rústico recipiente de arcilla en su lugar de reposo en la mesita que estaba a mano... soltando un suspiro dijo.

            -Sí... es así como tú dices, por ello diálogo terminado y este lo dejamos estar aquí... por tanto reinicia otro  puesto que ahora te toca a ti el desarrollar el siguiente tema.

            Al oír aquello, aquel hombre; con un movimiento de cabeza y sin decir palabra asintió. Tras ello agarró un legajo de papeles que tenía al alcance de la mano y tomando algunos de ellos, dijo cuanto sigue.

            -Como quiera que en tu largo discurso has hablado de los chinos y de lo industriosos que son; ello me da pie para hablarte sobre ello; te ruego me escuches con atención y luego debatiremos si procede; este va a ser un tema bastante “más suave” de los que tú has “soltado” hace unos instantes.

            Dicho ello aquel hombre empezó a leer los escritos que tenía en la mano y cuyo contenido es el que sigue.

         Quienes hemos leído “bastante”; sabemos el que los chinos se adhieren “al terreno como las lapas a las rocas que hay junto al mar”. Cuando hablemos de chinos y de China; sepamos que es en sí, la civilización (junto con la hindú) más vieja del mundo y que a través de ella, nos han llegado muchas cosas positivas... entre ellas “el amar al prójimo como a ti mismo, que no arranca en el Cristianismo, puesto que milenios antes ya lo predicaron sabios chinos”. Desde la tinta “china”, al papel moneda, la imprenta, aparatos de precisión náutica, la pólvora, etc. a los chinos les debemos muchas cosas... “lo que no aprendimos fue la paciencia china, base de todo lo demás; puesto que con paciencia y su súper población han conseguido todo”... no son vulnerables y lo dijo nada menos que Napoleón hace doscientos años... “China ni se puede rendir ni conquistar, ello es imposible”. Hoy uno de cada cinco habitantes del planeta, son chinos, cosa que conviene tener siempre en cuenta.

            Cuando el desarrollo de los norteamericanos (USA); allí fueron gran cantidad de chinos, que lo fueron como “burros de carga”; y trabajaron en aquellos ferrocarriles, que unieron al país longitudinalmente y con las ramificaciones oportunas; trabajaron en las minas y en general en lo que les ofrecieron... pero una vez allí, empezó a actuar “la inteligencia y paciencia china” y aquellos, empezaron a ahorrar dinero (son capaces de casi no comer por ahorrar) para incluso, una vez muertos, que sus cadáveres fuesen repatriados a su lugar de nacimiento; costumbre de los chinos, que iba a acabar con la superficie cultivable del inmenso país, por cuanto los enterraban sobre la tierra y formando montículos individuales, uno junto al otro... con lo que acabó el comunista Mao, que con ello supo hacer un bien enorme... puesto que “el campo lo necesitan mucho más los vivos que los muertos”. “A ver cuando aprendemos aquí”.

         Aquellos chinos norteamericanos, terminaron por extenderse por todo el inmenso país, en colonias o comunidades cerradas (y como sólo los chinos saben formar) las que poco a poco, fueron controlando riquezas y conformando capitales, que seguro hoy son potentísimos en USA... pues bien, así ha sido en cualquier otro lugar donde los han dejado establecerse... y chinos los hay, desde Australia, hasta “las Hawái”; “o la taiga ruso siberiana” (y  digo ello por significar que están en todo el mundo donde haya negocio que explotar) en ello son igual que los judíos... “pero chinos y comerciantes, hay muchísimos más”.

            Las relaciones de China y Europa, sabemos que parten desde hace milenios y que fueron constantes a través de la denominada “Ruta de la Seda”; y cuando llegó por esta misma ruta Marco Polo; ya China invadía los mercados europeos, enviándonos gran cantidad de productos elaborados por ellos o comercializados y que había que pagar en oro y plata; de ahí que aparte de su poder militar (cuando lo tuvo) su poder comercial era inmenso y para mí, fue la primera potencia mundial en el comercio; por lo que esa escuela tiene una solidez que ni imaginamos y que los chinos traen en sus genes. Curiosamente lo que aquí denominamos “mantón de Manila”... son chinos de fabricación, pero que entraban por Filipinas y concretamente por el puerto de Manila y de ahí el nombre genérico que adoptaron en España y sus colonias.

            Cuando esto escribo, leo un magnífico artículo del que copio unos párrafos y que sugiero busquen  y lean; afirma cuanto sigue. “El 14 de noviembre de 1686, la Corona española anunciaba la expulsión de los chinos “infieles” residentes en Filipinas. Por encima de los motivos religiosos, en la decisión pesaron la desconfianza y el temor a que los entonces llamados sangleyes se hiciesen con el control de las islas. Su comunidad, organizada alrededor de lo que está considerado el Chinatown más viejo del mundo, había surgido cien años antes para cubrir las necesidades de los pobladores españoles de Manila. Los chinos les vendían de todo: desde el pan que comían hasta los materiales para construir sus casas, pasando por productos que aprendieron a fabricar en poco tiempo, como los iconos religiosos. Además de comerciar, se ofrecían como mano de obra cualificada y como artesanos, despertando el asombro y la admiración de los recién llegados”. (Angel Villarino. COTIZALIA 29-08-2011)

            En la actualidad, es sobradamente conocido la invasión de chinos y sus productos, que tratan de vender (y venden) por todo el mundo; si bien lo que mayormente venden, son “las baratijas” de la actual sociedad de consumo y que ellos saben mejor que nadie explotar... “pues lo mismo venden santos cristianos que lamas budistas... banderas españolas, que rusas o norteamericanas... o taburetes de plástico”.

            Pero y en lo que a España se refiere; esa invasión es ya más que preocupante; puesto que... “el chino se lo hace todo, se cierra en sus círculos y el dinero se lo lleva todo y poco repercute el mismo en la España donde lo extrae”... además, parece ser que el comercio / industria china, tiene unos privilegios como tales y están exentos de ciertos tributos que el resto del comercio español, tiene que soportar, cosa inexplicable por demás y mucho más en la actualidad donde tan hambrienta está la Hacienda Pública por recaudar impuestos.

         ¿Qué hay de todo ello y que hace el gobierno o gobiernos de España? Puesto que si no se controla y equipara al comercio general, esto ya es un cáncer económico y social y que como tal irá creciendo cada vez más... Y hoy no son los tiempos de Felipe II; en los que una orden del rey, era situar a los chinos en un puerto y que se llevaran lo que pudieran acarrear, y por descontado, pagándose ellos el viaje... tal y como los bisabuelos del tal rey... hicieron con los judíos españoles.

            La invasión china: Puede que ya muchos no se acuerden puesto que ya han pasado cincuenta y dos años cuando se dijo la frase, pero nadie (salvo la selección de chinos que ideara el giro hacia el capitalismo) supo calibrar lo que se le venía encima al “rico” Occidente cuando el sucesor de Mao la dijo. Éste tuvo que esperar a que fuese enterrado “el gran timonel”, el que con “su puro comunismo ruso soviético”, jamás hubiese llegado a lo que hoy ha llegado China (como tampoco han logrado nada Corea del Norte o Cuba) pero muerto Mao... he aquí que; Deng Xiaoping, instauro lo que él llamó...  “La reivindicación del socialismo” claro esta, “al estilo chino”. Para Deng no era la cuestión política sino la economía y la modernización del país sus cartas para el desarrollo. La visión del líder chino quedará para siempre grabada en una célebre frase: “no importa que un gato sea negro o blanco, lo importante es que cace ratones”, pronunciada en 1960. Con Deng el sistema económico empieza a ser liberalizado y se encamina hacia las sendas capitalistas actuales aunque con fuerte intervención estatal y así sigue... “o sea militarizado”.

                                Como posteriormente los “listos” de Occidente y con esa enorme mentira mundial, denominada, “la globalización”, consiguieron dejar libres los mercados; igualmente libre  la circulación de la moneda (capitales monetarios); simplemente por la avaricia de lograr enormes capitales sin control y sin pagar impuestos, cosa que han conseguido totalmente (y de ahí la miseria, la crisis y luego la recesión que padecemos); pero estos “listísimos occidentales”; no supieron “ni oler”, lo que se estaba fraguando en China con esas libertades “globales”; y que de nuevo, “el Dragón oriental”, volvía a la pujanza que ya tuvo en siglos pasados y desde la época de Marco Polo... “que no olvidemos sorprendió a lo europeos (entre otras cosas y como antes dije) trayendo consigo una muestra del papel moneda que ya se empleaba en China... o el gran imperio mongol”. Hoy ese enorme potencial humano cual es China, no necesita los ejércitos que empleara Gengis Kan para conquistar “el mundo conocido”; aunque no olvidemos que el chino es el mayor ejército del mundo actual, que cuentan con potencial atómico y que incluso avanzan a pasos agigantados hacia “la conquista del espacio”; por lo que su técnica es “de primera línea”.

                                Pues bien... a mi entender, esa “globalización y libertad de mercados”, va a representar “la puntilla” para muchas economías occidentales, puesto que los idiotas que gobiernan los países occidentales, aún no se han dado cuenta de la invasión china y lo que está ocurriendo en esos mercados, minados desde dentro y “con todas las de la ley y además los privilegios que puedan otorgarles”; a lo que un catedrático español (Julián Pavón: catedrático-director de CEDADE-IEN) denomina ya, como, “el modelo parasitario chino”; por cuanto en pocas palabras resume de la siguiente contundente manera.

                                “Los chinos fundan empresas chinas, para vender productos chinos, fabricados en China, por obreros chinos que cobran salarios bajísimos y trabajan de forma impensable en Occidente. El dinero que recaudan esas empresas establecidas en el extranjero (en nuestro caso España) lo ingresan en bancos chinos, que a su vez los transfieren a sus centrales en China.

                                Todo ello ocasiona un flujo de divisas en una sólo dirección y que según el citado catedrático, permite a China atesorar en este momento (finales del 2011) más de tres BILLONES de dólares (aumentemos a este capital los capitales que ya tengan controlados los chinos en forma de compra de deuda pública de la mayoría de países) e imaginemos lo que todo ese potencial de dinero puede ocasionar en todo el mundo... “puesto que el dinero sigue siendo el motor de todo lo material que hay sobre este pobre planeta”.

                                Por lo pronto, China (siempre según dice este técnico) está comprando todo cuanto puede de productores (yacimientos) de materias primas, principalmente en África y América del Sur... o sea y resumiendo; que cada vez se apodera de más “medios” que antes sólo controlaba el capital occidental y por iguales procedimientos (“o quizá mucho más sibilinos”) que los otros empleaban... y digo lo de sibilinos, por cuanto no se sabe que, China; tenga destacadas fuerzas importantes en el extranjero, aunque se dice que “algunas hay” en determinados puntos que a ellos les interesan.

            Asombra enormemente que todo esto no lo estén difundiendo nuestros gobiernos, advirtiendo al consumidor, que “comprar artículos chinos”, es algo así como “despedir obreros españoles o cerrar fábricas aquí o en otros lugares”... y asombra igualmente, “la afición que existen en ir a los establecimientos chinos a comprar “lo que sea... puesto que resulta barato”... por si fuera poco, recientemente han autorizado a esos establecimientos a vender alcohol... “y como los chinos es que ni duermen y están casi como las farmacias de guardia, que atienden las veinticuatro horas”; pues... imaginen, las consecuencias que todo ello acarreará a la economía nacional.

            Llegado a este punto, aquel “otro loco del sanatorio”, se detuvo, alargó la mano que portaba aquellos folios entregándoselos a Julio, al propio tiempo que le preguntaba.

            -¿Qué te parece la situación?

            Julio sonrió de forma triste y respondió.

            -Me parece lo que me parecen todos los tinglados políticos y de desgobiernos que comentamos... absurdo, temerario, demencial... o como queramos denominarlo; puesto que si los propios gobiernos que mantienen “sus súbditos” (que no ciudadanos) con sus impuestos, no velan por que (al menos) esos súbditos puedan seguir trabajando en sus oficios o industrias para generar los impuestos que necesitan los gobiernos... “éstos no sólo merecerían ser echados, sino posiblemente a algunos... ser guillotinados”... Y disculpa, por esto último, puesto que sabes soy contrario a la pena de muerte; pero sí que merecerían ser condenados a cadena perpetua y con trabajos forzados, para que aprendieran lo que nunca aprendieron... “o sea, a saber ganarse su pan de cada día”.

            Julio hizo una pausa, como tomando aliento y luego concluyó diciendo.

            -No te puedo decir más, puesto que el tema se agota en sus propias conclusiones; pasemos pues a otro.

            -Bien, pero ahora te toca a ti amigo Julio.

            -Sea pues.

            Dicho aquello, Julio agarró de nuevo su porta folios y buscó en ellos; y encontrado lo que buscaba habló a su interlocutor.

            -Como contrapartida a todo cuanto hemos hablado de consumos, de riqueza y de todo lo que “amarga” a esta civilización que (para mí) decae ostensiblemente, te voy a leer mi último artículo y el que esta misma mañana ha salido para los múltiples destinos hacia donde envío los mismos a través del correo electrónico: “veamos y oigamos”.

                     La felicidad no es el consumo ni el desarrollismo: Aún cuando fue un intelectual español y Premio Nóbel de literatura (Jacinto Benavente) del que cuentan dijo lo siguiente... “El dinero no da la felicidad, pero la facilita mucho”; pero supongo que aquel intelectual, hombre sencillo; debió matizar después de aquella síntesis, sobre la verdadera importancia del dinero; puesto que como yo he escrito ya muchas veces... “el dinero no es un fin sino un medio... y que pasado ese punto medio para lograr una estabilidad aceptable; en vez de que nos sirva el dinero a nosotros, pasamos a ser sus servidores o esclavos del dinero, como son la mayoría de ricos y a los que yo catalogué igualmente de... pobres ricos”; puesto que sólo piensan en añadir ceros a la derecha de su cuenta dineraria y ello en sí mismo debe ser, “un sin vivir”, pues son las ansias del avariento crónico y ello debe ser horrible y pasará sus consecuencias antes o después.

            Veamos como contrapartida algo que puede parecer insólito. Veamos.

             Resulta que hay una organización que se preocupa en medir “la felicidad del ser humano”, bajo otros baremos y como indica cuanto sigue: “El Índice del Planeta Feliz (inglés: Happy Planet Index) es un índice alternativo de desarrollo publicado por New Economics Foundation (nef). El índice está basado en la expectativa de vida, percepción subjetiva de felicidad y huella ecológica. La segunda compilación global del Índice del Planeta Feliz (IPF) en 2009 está basado en datos corroborados de 143 países que representan el 99% de la población mundial. Diez de las primeras once naciones del índice están en Ibero América. En los once primeros lugares figuran: Costa Rica, República Dominicana, Jamaica, Guatemala, Vietnam, Colombia, Cuba, El Salvador, Brasil, Honduras y Nicaragua.[] La nación occidental con mayor puntaje son los Países Bajos. Los Estados Unidos tienen una calificación especialmente pobre, puesto que aparecen en el puesto 114 de entre 143”.

               Sorprendentemente, de las once primeras, siete lo son de habla española y una (Brasil) lo es de habla peninsular ibérica, pero donde igualmente va avanzando el idioma español, puesto que ya y por disposición del gobierno brasileño, lo han declarado como segundo idioma nacional; y de enseñanza obligatoria en todas las escuelas públicas; lo que nos dice claramente el cómo y por su propio peso, avanza el idioma español; el que inexplicablemente sigue siendo combatido nada menos que en algunas zonas de España, que es su tierra madre y además idioma oficial en todo el territorio nacional, fijado para mayor contundencia, en la actual Constitución, aceptada por referéndum y por una muy amplia mayoría absoluta. Lo que demuestra claramente “una más de las miserias nacionales”.

              Inexplicablemente para mí, en esa relación no figura en esos primeros puestos un país también destacable, cual es Bután; puesto que si como comentamos recientemente, en lo referente a Costa Rica (ver mi artículo “Costa Rica... un pequeño gran país”) en que incluso eliminaron el Ejército, no participan en conflictos internacionales y sus mayores esfuerzos, son dedicados a conformar un país pacífico, culto, bien gobernado y cuidado con esmero, para mayor comodidad de sus pobladores.

              Bután es algo más, o mucho más, ya que aquí y donde la riqueza no se mide por las posesiones que tenga el individuo, sino por la felicidad que éste logre; y es que este pequeño e intrincado país de unos 47.000 km2,  y de alrededor de un millón de habitantes; tiene una larga historia; pero ha superado sus épocas bélicas y los gobernantes modernos, sólo tratan de conformar una nación donde la gente goce de un bienestar destacable y para ello les han venido enseñando a vivir, de una forma que si bien en muchos aspectos es ancestral, pero precisamente por ello mismo, viven en armonía con la propia naturaleza que les rodea; esperemos que no los contaminen con el “consumo occidental”; cosa que posiblemente no, ya que su religión o filosofía es la budista y entre sus máximas, la guerra no existe; y son tan metódicos, que como curiosidad... “recomiendan masticar cincuenta veces los alimentos antes de tragarlos”, cosa que si no se hace por uno mismo, no se puede entender lo difícil que esto es... “y el que lo dude que lo intente con un alimento duro de moler”; ello no es otra cosa que enseñar al cuerpo y al espíritu, paciencia y meditación constantes. También esa filosofía ordena contundentemente el que... “si dudas de que lo que vas a realizar está bien o mal... detente, no actúes y medita hasta que estés seguro de la bondad del hecho”.

                Por otra parte es sorprendentemente, por cuanto su gran influencia en el mundo, nos impide aceptarlo a la primera... pero vean que los poderosos Estados Unidos de Norteamérica, ocupan el lugar 114 de esa tabla de ámbito mundial; lo que nos dice que... “el poder que nosotros entendemos como máximo en este mundo”, no da la felicidad; ni mucho menos.

                  Otra observación y esta propia, es... que cuando veo documentales de otros pueblos, de otras costumbres... veo y miro con atención los rostros de esos habitantes que se nos presentan como “pobres”... sus miradas son limpias, sus sonrisas abiertas, sus rasgos relajados, sus alegrías por vivir y pese a lo poco que tienen o con lo poco que cuentan, son dignas de ser analizadas a fondo; son hospitalarios y comparten lo que tienen, se suelen ayudar fraternalmente y la familia goza de gran solidez.

                    Como contrapartida, observemos los rostros de los habitantes del que se denomina mundo rico y desarrollado... caras tensas, rictus de arrugas y sufrimientos internos que ni se pueden imaginar, prisas, tensión, estrés, inconformismo, nadie parece estar satisfecho con lo que tiene y en mayoría quieren tener más; sobre la familia, mejor no hablar, por la destrucción de la misma que existe y ya alarmantemente. Por el contrario observemos o recordemos las “fiestas y ferias navideñas”... pese a la que se dice gran crisis o depresión, los consumos enormes y los derroches; quizá todo ello de a pensar a algunos y reduzcan tanto absurdo gasto ostentoso... yo y afortunadamente ya lo hice, hace ya unas cuantas décadas... y la verdad, me va muy bien... “pero que muy bien”.

            -¿Qué le parece y qué opina usted sobre ello?

            Fue el corte brusco de aquella lectura y las preguntas que Julio hizo a su interlocutor el que reaccionó bien y pronto diciendo.

            -Elemental querido amigo... lo que no entiendo es el cómo incluyen en esa relación a Cuba que está gobernada por una dictadura comunista... pero en fin, como desconozco las valoraciones y el por qué de ellas, no entro en más detalles; no he estado en Cuba y por tanto no puedo opinar, pero por cuanto se publica, allí no existen motivos para que esta isla entre en esa catalogación de felicidad humana... pero sí que te diré, que muchas veces pienso que si de verdad existe felicidad en este mundo... “deben poseerla las tribus que aún puedan existir vírgenes totalmente y que no hayan sido contaminadas con la civilización del consumo y que tantas vences hemos comentado en estos diálogos... esos seres viven como unos animales más y conviven con el resto en su entorno, sin más ambiciones que lo que quizá quisieran decir aquellas palabras de la Biblia... “creced y multiplicaos”... puesto que eso es lo que hacen o intentan hacer... y poco más”... dedican mucho más tiempo a juegos y entretenimientos reconfortantes o halagadores, que las ansias por atesorar nada.

            Aquí se detuvo aquel interno; y mirando a su interlocutor, esperó alguna respuesta, la que llegó de la siguiente forma.

            -Puede ser... pero “esos salvajes” tan pronto son invadidos, contaminados, influenciados o como queramos denominarlo, optan con gran facilidad por asociarse al consumo y costumbres de los “consumistas occidentales” y se pasan a su mundo; aunque muchos de ellos o la mayoría, ya sumergidos en esa “nueva vida”, terminan por sucumbir en ella, puesto que sencillamente; no estaban preparados para soportarla... como nosotros sucumbiríamos en la vida que ellos dejaron, por iguales motivos pero a la inversa... puesto que no estaríamos preparados para obtener lo necesario, como ellos sí que lo estaban o están para conseguirlo; pero dicho todo ello, creo que mejor dejarlo estar y pasar a otro tema y por ello boy a pasarme a otro tema de brutal actualidad, puesto que es irse al otro extremo de esa vida que paralelamente ocurre en este mundo y en igual época o momento en que esos “felices salvajes” viven aún en sus selvas o desiertos. Veamos.

            Dicho ello, Julio agarró un nuevo legajo de papeles y separando algunos de ellos, leyó improvisando sobre la marcha, cuanto sigue.

            -Irak, el petróleo, la guerra y sus secuelas: Recordemos que los ejércitos invasores de Irak, hace unos diez años; dicen que lo fueron para acabar con un tirano, que además almacenaba “terribles armas de destrucción masiva” (cosa que luego después quedó demostrado que era una gran mentira) y también para “liberar” a un pueblo y que allí “reinase la democracia”; cosa imposible en un territorio en que aún no han superado el tribalismo y allí impera la tribu. A pesar de todo ello, fueron los pretextos para declarar una guerra que interesaba... ¿a quién o quienes? El resultado es que desde que entraron, allí empezaron a masacrar gente (directa o indirectamente) y han seguido masacrando a esa gente; mayoritariamente población civil y de todas las edades, e incluso no nacidos (como luego veremos); han muerto militares también y de los ejércitos invasores, pero pocos en relación al saldo total de muertos... al final aquello se ha convertido en un infierno, difícil ya de dilucidar, pero donde la gente huye en masa y de allí se marcha todo aquel que puede... ¿Por qué todo ello? Por tres motivos... “petróleo, petróleo y petróleo”; ese país lo han convertido en “maldito” (hay otros más), simplemente por poseer grandes yacimientos, de esa materia prima, imprescindible para la marcha de un mundo dicen que progresista y cuya solidez se basa precisamente en un brutal consumo, que ya se reconoce no es posible mantener y antes o después habrá que frenar... pero ese es el motivo, “el frenazo a realizar”, que a la vista está como tiene y mantiene a Occidente y donde destacan por su machacamiento (por un consumo desordenado hasta grados inimaginables) los países del sur de Europa, entre ellos España. Y los que gobiernan en todos los países consumistas, les da infinito miedo el plantear otra forma o modo de vida que pudiera ser asequible y aceptable... TODO ESTÁ BASADO EN EL BRUTAL CONSUMO y al cierre de la producción o disminución de la misma a grados tolerables, no le encuentran salida alguna... así es que... “a consumir hasta que se consuman todos o todo”.

            Por fin los Estados Unidos de Norteamérica (USA) ordenan el abandono del teatro de guerra iraquí (y se han ido)... por cuanto dicen haber cumplido su misión (“supongo que ya controlan el petróleo, que es lo que los llevó allí); pero parece ser que tan poderoso país, ya anda demasiado endeudado y escaso de dinero y tiene que eliminar efectivos de guerra, “en cientos de miles de soldados y todo el aparato que tan enorme ejército conlleva” (300.000 es el número que se ha publicado).

Lo mismo que los soldados USA (y sus aliados) han abandonado Irak, piensan abandonar el otro infierno cual es Afganistán y donde como todos los que aquel territorio han invadido, o invadieron en el pasado... se irán derrotados; y aquí España (“la España del pacifista Zapatero, creador de una entelequia pacifista de concordia con todas las civilizaciones del mundo”) tiene un contingente respetable por su cuantía, de soldados y pertrechos; y desde donde ya nos han venido un centenar de cadáveres, debidamente preparados en sus lujosos féretros... para que los homenajeen aquí antes de enterrarlos... “eso sí con todos los honores”.

            Pero al propio tiempo que los USA retiran ejércitos de esos teatros, parece ser que se está preparando otro gran enfrentamiento y este con el peor (o mejor preparado y más importante en todos los sentidos) de los contendientes, puesto que el Irán de los ayatolás; tiene un considerable y moderno armamento y se presume que incluso está a punto de obtener la bomba atómica... y además ocupa un lugar estratégico y por donde pasa y cruza casi la mitad del petróleo que consume... “el mundo mundial”. El estrecho de Ormuz, que es la llave del Golfo Pérsico. Y eso no lo puede consentir USA y el resto del mundo consumista; por tanto si la tensión persiste... y allí ya andan haciendo demostraciones en forma de “maniobras”, tanto el ejercito iraní como la armada de los Estados Unidos de Norteamérica y algunos aliados más.