PRÓLOGO

 

            Con lo ya indicado en portada y que vuelvo a reproducir aquí:

 

ESTREMECEDORES RELATOS... de quién tras diecisiete años inmerso en ‘esos infiernos’... decide salir de ellos, liberarse de las drogas y relatar su propia vida... ya al borde de la muerte y con el ‘S.I.D.A.’ dentro de su cuerpo. Con ello queremos enseñar a otros... para que nunca den ‘el primer paso’... y caso de haberlo dado ya... demostrar que de las drogas se puede salir... si se tiene voluntad para ello... pues nunca es tarde...‘si no se está ya muerto’.

 

Ello, debiera ser más que suficiente para sintetizar el contenido del libro que a continuación va a leer (si quiere copiarlo, puede hacerlo, pero y por favor, lea lo que se indica al final del libro); no obstante añado:

 

            Una vez entrado en el libro, el lector tiene que armarse de valor y aguante, para soportar la dureza de algunos de sus párrafos, que con toda crudeza son relatados y donde aparecerá la cárcel, el atraco, el más asqueroso de los vagabundeos, pidiendo limosna, “vendiendo el propio cuerpo a cualquier degenerado’... o extorsionando a seres buenos y sencillos (que siempre hay)... el enfrentamiento a muerte, por ‘una dosis de droga’... la rotura de una familia, la separación y aversión entre padres e hijos ó... hijos y padres... y todo cuanto ni podíamos imaginar (‘hay mucho más’)... los que afortunadamente nunca entramos en ‘esos infiernos’; que para nosotros pueden ser inexplicables por lo absurdos y peligrosos que llegan a ser (hay quien ha matado a sus propios padres) por mor de no sabemos que... ¡¡Horrible!!.

         ¿Pues qué se puede encontrar en las drogas... cualquier tipo de drogas?... ¿No se ha publicado ya suficiente cantidad de miserias que ellas acarrean?... entonces... ¿Por qué e idiotamente... siguen entrando en ese círculo infernal del que como mínimo siempre se saldrá mal?... ¡Nó!... no me vale lo que se dice... de la ignorancia... hoy y digan lo que digan, el individuo tiene su inteligencia despierta desde mucho antes que la teníamos en generaciones anteriores... hoy y sólo con la televisión y la radio (y aunque no haya leído nunca un libro lo cual ya es una desgracia) debiera ser más que suficiente, para saber lo que ocurre con ese ‘juego mortal’ que es el entrar en las drogas.

            ¿Las autoridades... qué autoridades... las tenemos, verdaderamente preocupadas por la formación a todos los niveles humanos... de las masas, que dicen gobernar?... dudémoslo, por la evidencia.

            Aparte de que la droga y a nivel mundial, hoy representa uno de los primeros negocios materiales de éste pobre planeta... y en el mismo, deben estar ‘pringados’ tantos y tantos individuos ‘respetables’... que hay que sonreír con pena y conmiseración, pues nunca lo sabremos... ya que y por ejemplo.

            Cuando esto escribo (21 Agosto 2001. ver prensa española de días anteriores) se ha cogido (inexplicablemente pues nunca ‘caen’) lo que parece ser ‘un pez gordo’ (‘capo los denominan’) y cuyo nombre no digo, pues no merece tal honor, por mi parte... a éste individuo que es español y reincidente, le han cogido dirigiendo un transporte marítimo de cocaína ‘de gran pureza’, el que se cifra en varias toneladas de peso neto (5 ó 6) y cuyo valor, en moneda ‘fuerte’, debe ser de un montante abrumador por la cantidad de millones en miles, decenas o centenas de miles y cuya moneda, aún cuando fuere en papel, requeriría para transportarla, quizá uno o dos camiones de gran tonelaje... y como se supone, que el pago de drogas, se hace no sólo al contado... si no, puede ser que de forma anticipada... ¿Quién o quienes tienen tales cantidades disponibles para ello?... ¿Qué tipo de banca o bancos intervienen, si es que lo hacen... para situar esas monstruosas cantidades en los denominados paraísos fiscales... que existen a cientos?.

            Repare el lector que sólo me refiero a un cargamento (UNO SÓLO)... piense que de vez en cuando se cogen toneladas de esa u otras drogas, amén de cientos de incautaciones de cantidades importantes aunque más pequeñas... entonces, es lógico preguntarse... ¿Cuánta droga está circulando cada día y cuanta complicidad hay a todos los niveles?... puesto que y como dijo ‘Onassis?... ‘En éste mundo todo se compra con dinero... y lo que no se compra con dinero... se compra con más dinero’.

            Tampoco se decantan los gobiernos por aceptar el hecho de las drogas y al menos, regularlo o regularizarlo, controlando (como el alcohol y el tabaco, o incluso el juego... que igualmente son drogas) el mercado de las mismas, e incluso su producción en suelo nacional... al menos con ello, se conseguiría recaudar inmensas cantidades vía impuestos, liberar una cantidad enorme de efectivos policiales y judiciales, así  cómo carcelarios... y producir incluso trabajo con la manipulación y cultivo...?

Esos establecimientos dispensadores de ‘las asquerosas drogas’... se podían instalar en lugares diseñados para un servicio social necesario (tipo farmacia, pero fuera de las mismas: esto no se puede mezclar con ‘nada’ y aunque fueran necesarios farmacéuticos y que tantos hay en paro) dotado de unos ‘equipos’ y las veinticuatro horas del día... y todos los días del año... un equipo formado (por ejemplo) de farmacéutico ó médico, psicólogo o consejero (especialistas en el tema de las drogas)... para de alguna manera, intentar la charla con el que llegase y tratar de recuperarlo para quitarlo de la droga y dirigirlo a establecimientos, ya dotados y preparados para ello... estoy seguro que los impuestos y cuanto digo, serían suficientes para costear ello... ó para al menos, realizar con esos ingresos... ‘una especie de autovacuna social’... donde al menos, el beneficio no fuese a parar a los indeseables que hoy se lo llevan... puesto que no olvidemos, que el Estado no percibe nada y sin embargo, El Estado (que somos todos nosotros los que pagamos impuestos) tenemos que soportar todo el peso y daño que nos dejan las drogas...?  Si todo esto no es analizado a fondo y en profundidad, e incluso sometido a la opinión pública, en un referéndum.... es que la idiotez de quienes nos gobiernan, es de tal profundidad... que, nos puede dar a pensar... ‘que hay otros intereses’, que impiden, lo que en principio se ve con cierta claridad, o al menos, con la claridad de un ahorro, en un gasto idiota e inútil... por cuanto la realidad lo demuestra.  

            Ni que decir tiene que es en la escuela y desde niños, donde deben existir ya... enseñanzas de que son y que representan las drogas (todas las drogas, pues el juego también lo es, así como otras, que están surgiendo, tales como los teléfonos portátiles, los ordenadores, Internet, etc.) e impartir las mismas, lo mismo que se imparte el ABC.

            Y he dejado para final a la familia... por cuanto es la principal encargada (obligada y responsable) de procurar, enseñar a sus miembros... desde que empiezan a saber hablar y saben distinguir ‘las cosas’... hasta... educarlos en que es y que no es bueno... ‘para la salud y la vida social sana’... no echemos la culpa a la escuela... LA ESCUELA ya nos podemos dar por satisfechos si en ella se FORMA... (que tristemente está a ‘años luz’ de ello) pero es la familia, la que ineludiblemente TIENE QUE EDUCAR... al Gobierno, tenemos que exigirle, simplemente, que emplee bien las enormes cantidades que nos recauda como impuestos... pues legalmente es sólo y simplemente UN ADMINISTRADOR DE BIENES AJENOS... ‘ni más... ni menos’.

 

 

Antonio García Fuentes

 

¿¿¿???

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL