Nº 105

ÁRBOLES Y JARDINES DE  JAÉN

            Todo ello y desde que yo recuerde (y cumplo 70 años en breve) es algo así como el famoso “velo de Penélope”: o sea  un tejer y destejer,  o lo que es más contundente, un hacer y destruir, que es lo que ahora se está haciendo en ese “monstruo indebido” cual fue y sigue siendo, el denominado “gran eje” (con minúsculas)… por  la cantidad ininterrumpida de follones y cuantiosos gastos que ocasionó, ocasiona y ocasionará, tan brutal e inhumana masificación de viviendas para seres humanos.

            El 16 de Julio y en el diario “Viva Jaén” y tras muchas otras noticias de ecologistas y vecinos, aparece un amplio artículo del Sr. Sánchez Estrella y  al que doy la razón, puesto que la lleva en gran medida. No en lo de reducir arbolado,  puesto que el árbol es el pulmón de las ciudades, junto a los jardines amplios y bien diseñados. Pero aquí; se construye y se diseña, siempre a capricho del que manda y todos los demás a aguantarse…  puesto que y generalmente, lo que se construye no se cuida y termina destruido o casi; y ahí están todos o casi todos  los árboles o jardines de Jaén, que  no son  cuidados por jardineros conocedores de su oficio  y el resultado, es simplemente el que estamos viendo (ejemplo: en la plaza principal, hay ya una higuera silvestre y una  morera, que darán fruto ya mismo; abundan en otros)… de la vieja Alameda, mejor no hablar, da lástima que un parque cuasi bicentenario haya llegado al estado en que está.

            ARBOLADO DÓNDE Y CÓMO: Los árboles tienen que ser plantados para que se desarrollen naturalmente y adquieran toda la corpulencia que la madre naturaleza les otorga, por tanto hay que plantar los apropiados a cada lugar y terreno, para que no terminen como “esos  monstruos” que hay en esa avenida y  otras de Jaén, a los que los malos podadores, han convertido en cosas horribles y que da “chichurria” mirar; sus troncos son horribles mutilaciones que dan pena.

            Por tanto y si se pretenden árboles corpulentos (que debe haberlos en todo lugar donde ello sea factible) hay que saber su desarrollo y que crezcan hermosos y lozanos mediante  el cuido necesario; y si son en las calles o avenidas, esos árboles (que deben ser siempre de hoja caduca) deben ser plantados en  el centro de la vía y que junto con el ajardinado central,  sirvan de divisoria para los vehículos en sus dos direcciones. Así ese arbolado se extendería por toda la calle, no molestaría a los vecinos, y en los días cálidos serían como “enormes”  paraguas que cubrirían de sombra y verdor toda la calle, plaza,  o lugar apropiado y de los que hay múltiples en Jaén. Y no se trata de buscar especies raras y de alto costo, sino de los que verdaderamente se adapten a nuestra tierra y clima. Y llegado  el momento de las necesarias podas, que se hagan vigiladas  por  un verdadero maestro y no por esos… “destrozadores de arbolado que los hieren y matan”, impunemente.

            Árboles pequeños y medianos que no molestan y que incluso perfuman con sus aromáticas flores, son los naranjos y que afortunadamente proliferan ya en Jaén; sigan así, puesto que son de hoja perenne y embellecen todo el año;  y son… “durísimos”.

            Pagamos ya demasiados, demasiados impuestos para ver los desastres que vemos y que continúan… “mande quién mande” y ello ya es de bochorno.

Jaén: 16 de Julio del 2008

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL