Nº 113

Un entrañable libro sobre Jaén

            En los libros de viejo; que cumplen con la gran misión de que infinidad de ellos no terminen en la basura o en el contenedor del papel de desecho… se encuentran y a buen precio, libros interesantes y algunas veces muy interesantes; como por ejemplo me ha ocurrido a mí, con el titulado “LOS HIJOS DE DON LOPE”; entrañable libro para los que verdaderamente amantes de lo de Jaén, quieren saber cuantas más cosas mejor de este lugar, donde unos vinimos a nacer y otros muchos lo eligieron para residir.

            ¿Pero qué contienen “Los hijos de don Lope” y quién lo escribió? Pues contiene cantidad de cosas y casos, ocurridos y vividos en el pasado siglo y que un inteligente, agudo y socarrón cronista fue recopilando y con esa socarronería jaenera, los plasmó en un pequeño gran libro de 114 páginas y que editara hace muchos años el entonces denominado; “Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba” y su autor fue, una persona muy conocida en el Jaén de su tiempo; puesto que fue Don Antonio Almendros Soto; nieto del poeta también jaenero D. Antonio Almedros Aguilar y que algunos de sus genes debieron ser transmitidos al descendiente y escritor; al que tuve el honor de conocer y conviví con él bastantes momentos, para poder hoy atestiguar su gran personalidad, su gran iniciativa emprendedora y su avanzada visión del futuro; puesto que siendo aquel Jaén de entonces, “un poblachón capitalino y más cateto que otra cosa”; él tuvo la valentía de fundar la primera agencia de publicidad de esta capital y creo que de toda la provincia; y la que giró con el nombre de “Atlas Publicidad”; sus oficinas estuvieron en la Plaza de Cervantes y junto a la antigua fábrica de cervezas “El Alcázar”. El autor tiene otro libro editado que también habría que rescatar; se titula “Jaén Duende”. Seguro que sus hijos o nietos, deben tener algún ejemplar.

            He querido recordar hoy a aquel amigo y maestro (lo fue titulado y de escuela) y el que me honró con su amistad, siendo yo más niño que hombre; el que me enseñó muchas cosas. Y también para llamar la atención a esas entidades que dicen dedicarse a “la cultura de Jaén”; que dediquen unos pocos euros (no se necesitará mucho) a una nueva edición de este libro o libros; para los que hoy viven en esta ciudad y en este siglo, sepan cosas amenas de aquellos tiempos y de vivencias de aquellos personajes y pueblo; puesto que el libro es muy ameno, no es de política y en algunos de sus pasajes… “es que te pegas una panzá de reír”… que buena falta que nos hace hoy a… todos: Amén de que por él conocerán lo que aquel pequeño Jaén fue: gracias.

Jaén: 18 de Septiembre del 2010

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL