Nº 126

18 de octubre “día grande en Jaén” y ruina municipal

            Ayer “en la feria”, una banda de asesinos, acorralan a un joven que va sólo, le pegan tan brutal paliza, que muere al poco de ser hospitalizado… lo cuento como me lo han contado; pero cuesta creer que “tal escándalo”, no trascendiera a los que de servicio municipal o nacional, y con pistola y esposas al cinto, estarían de vigilancia en la feria y “no se enteraran”; y pudieran acudir antes del tal asesinato… “en este insignificante nueva york rural y campesino y donde hechos así no son ni entendibles ni aceptables”.

            Hoy 18 salgo a dar mi habitual paseo y que cubre desde la plaza de Belén, al pilar del Arrabalejo… enumerar la acumulación de basuras, de todo tipo y condición y “soltadas”, fuera de papeleras y contenedores; no hay lugar aquí para enumerarlas… ya mucha “gente” (sí gente, por no añadirle algo más) deja las bolsas en el escalón de su puerta, los comerciantes dejan grandes bultos de embalajes en las puertas de sus establecimientos, los viandantes dejan “sus desperdicios” en las jardineras y jardines que encuentran al paso, etc., etc., etc.; LOS CONTENEDORES de basura (muchos de ellos) siguen oliendo que apestan más que un muladar de hace cien años; necesitan renovarlos, puesto que muchos es que están cochambrosos… ¿no se le exige nada al monopolio que nos explota y que nos cobra recibos ya muy abusivos?

            Tengo entendido que contamos (“es un decir”) con casi (o más) de dos cientos de guardias municipales… la palabra “policía” (ver diccionario) significa, LIMPIEZA Y ORDEN… ¿para qué nos sirve tanta “tropa” en una pequeña ciudad como Jaén… donde además, logran que se les paguen horas extraordinarias y “a buen precio”?

A nuestro arruinado ayuntamiento

            He dicho y escrito muchas veces que, “el Estado no debe ser empresario”; o no debe serlo salvo servicios excepcionales; sencillamente; la empresa privada aquilata y administra muchísimo mejor y por tanto, puede vender o suministrar mucho mejor al usuario de lo que sea; claro está, si ello se hace sin monopolios y se establece el verdadero sentido “liberal”; o sea todos iguales ante las leyes y libertad de comercio e industria; y que sea la libre competencia la que regule los precios. No olvidemos que… “Estado es también un ayuntamiento”; el que si sus empresas van mal, es por pésima administración y sobre carga de parásitos que todo se lo comen.

            Por ello, a mi me parece muy bien que “nuestro” (es un decir) ayuntamiento saque a la venta, los aparcamientos y todo lo que puede vender y convertirlo en dinero contante y sonante, del que tanto “nos hace deber”; pero eso sí, tasando inteligentemente y sacándolo todo a pública subasta y que se lo lleve el mejor postor.

            Por ello mismo que saque a subasta (o las cierre) las emisoras de radio y televisión; que saque a subasta también el hotel y demás locales que hay en la estación de autobuses, los dos teatros, el cine de verano y todo (lo que reitero) sea vendible o liquidable por ruinoso. Estamos hartos, muy hartos, de pagar (impuestos) o “gastos para que otros disfruten de ello”; como muy bien me sintetizada “un súbdito jiennense” (el español nunca hemos llegado a ciudadano) el que con un cabreo de “echar humo por el coco”, soltó lo que sigue… “A mí lo que me jode es que, las gambas y langostinos, que yo ya no puedo comer por cuanto el exceso de impuestos me lo impide… se las coman otros, precisamente con ese dinero que a mí me arrebatan ante mi total impotencia”. ¿Tomarán nota de todo ello, los que dicen gobernarnos, municipal, provincial, regional y nacionalmente?

Jaén: 18 de Octubre del 2013

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL