Nº 132

AYER Y HOY: EJEMPLOS DE COMO NOS HAN EXPRIMIDO

 Recordemos; ocurría aquí en Jaén y aunque ya seamos viejos ("viejo no quiere decir acabados, sino todo lo contrario, mucho más conscientes y despiertos para apreciar las cosas y sin pasión de ninguna clase") veamos algunas estampas de aquel pasado. En que felizmente, más que infelizmente; había mucha menos tecnología esclavista que la que nos han colocado como "invisibles argollas; y se vivía bastante bien". Desde cuando ibas al banco y el empleado te atendía muy amablemente, anotaba a mano el dinero que ingresabas... también aquel empleado iba (andando) al Banco de España, con una vieja cartera de burda piel y a lo mejor en ella llevaba dos millones de pesetas de la época en que un piso valía veinte mil duros y nadie lo molestaba... al retirar el dinero o ir a pagar una letra o recibo, siempre te atendían con rapidez; si se acumulaba alguna clientela más, siempre se ponía al lado otro empleado de la banca, para que salieras pronto y contento, jamás había colas... el cobrador (que había a cientos incluso los bancos te cobraban sus letras y recibos a domicilio) te cobraba en tu casa el recibo de la luz, del agua, del seguro, de cualquier cosa que tuvieses que pagar mensualmente y del importe que fuere (los recibos eran mensuales y había infinidad de personas que con ello se sacaban un sobresueldo cobrando a domicilio)... te enviaban las facturas por correo y todas llegaban fielmente a su destino (hoy se pierden muchas, "por lo que sea"; las eléctricas sobre todo y aquí donde vivo dicen que la culpa es del correo) el correo si era destino la ciudad y si lo depositabas a las 9/10 de la mañana, antes de las 3 estaba en su destino... de Madrid y muchas otras capitales tardaba 24 horas, de Barcelona o La Coruña 48 horas máximo: El teléfono daba gusto cuando llamabas para una información, todo era amabilidad; las llamadas urbanas estaban incluidas en la cuota a pagar que creo recordar era bi-mensual y las llamadas interurbanas te llegaban con el recibo debidamente detalladas, había miles; miles de empleados en la "Telefónica" que han desaparecido, hoy llamas y te suena una voz (posiblemente desde Perú o más allá) y te despacha casi como un autómata, que es con lo primero que te encuentras... con eso de, "pulse el uno, dos, tres... y "la madre que los parió", a todos estos deshumanizados que quieren convertirnos en robots o peor aún... en siervos que como aquellos de antiguo... tenían que arrodillarse puesto que no les estaba permitido mirar a su amo directamente a los ojos... ¿esto es progreso? ¡¡Y una mierdaaaaaaaa!!.

Jaén: 01 Diciembre del 2013

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL