Nº 137

Adiós Sr. Alcalde… adiós

        El político se debe a su partido… no a sus votantes y a la vista está, este nuevo caso, que ya no sorprende puesto que es uno más; la política se ha convertido en “un ejército disciplinado”, que ríanse de la famosa “Legión Española”… “El que se mueva no sale en la foto”; lo dijo (y es verdad)… “el profeta Alfonso Guerra González”; el que igualmente vaticinó, “que nos iban a dejar que nos iba a conocer ni la madre que nos parió”; y como era de esperar acertó plenamente, pero a pesar del enorme fracaso… sigue viviendo de la política.

            En tiempos de Franco, aquí hubo un magnífico alcalde (D. Antonio García Rodríguez-Acosta) que fue quién hizo que Jaén, pasara de “pueblo destartalado a parecerse a una capital de provincia”; fue tan rígido consigo mismo como con el resto de vecinos… “tan es así que llegó a multar a su tía carnal”… “arreglado o charipeado Jaén”; Franco le dijo… “Antonio a Málaga y arréglame aquello” y fue y lo arregló; y de allí “dio otros saltos”, hasta que “el Jefe de partido único lo dejó”. No recuerdo que cuando se fuera de aquí, arregló algo del Jaén que dejó atrás… igual le pasará a éste que se va… pero éste  se va “electo” y deja todas sus promesas atrás… “es la política”.

            Jaén dio y da muchos políticos “ilustres”; el actual ministro de Hacienda, “dicen que es de aquí”; lo que tampoco se nota mucho; y como éstos que cito, habría como para llenar un voluminoso libro con “sus hechos y andanzas”; pero ya digo y tengo escrito y publicado… la política es de panza y bolsillo; cuando debiera ser… “el arte de gobernar y servir bien a los pueblos; cumpliendo las promesas que les hacen”.

            En fin y terminando… que como escribí hace muchos años… “Jaén es una granja de hombres” (no digo de mujeres, puesto que el culto ya sabe que la denominación genérica “hombres”, cubre ambos sexos, e incluso “los otros”)… y como en toda granja de mamíferos; gran número de los mejores ejemplares siempre, “van para la exportación”; y aquí va quedando el resto. Unos se van por necesidad, otros porque son aventureros, otros por la ambición… “eso sí, luego todos y desde lejos lloran a su Jaén”.     Y esa es la historia de este Jaén… el que si alguna vez pintó algo, fue cuando fue “Reino de Jaén”… pero aún entonces, hasta un rey la abandonó… “y se fue a Granada a encabezar la última dinastía musulmana… y de paso… construir La Alhambra”.

            ¡Y menos mal que “las patas de los olivos no pueden andar solas”… sino es posible que se fueran de estas tierras, sintiendo el desprecio lógico; por la mala utilidad que de siempre, les obtuvieron en esta tierra… tan corta hasta de nombre!

 Jaén: 24 de Enero del 2014

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL