Nº 14

 

 

PUERTA DE ANDALUCÍA (ABANDONO)

            El 7-8-2000 el “diario IDEAL” titulaba así y  dedicaba nada menos que dos páginas al tema (en el periódico son conscientes del interés del asunto): “El centro de visitantes ‘Puerta de Andalucía’ recibió el mes de julio tres turistas por hora” – “La nula señalización causa que el centro presente un aspecto desierto la mayor parte del tiempo”.  Recordemos que se encuentra en Despeñaperros y que tiene entradas desde la autovía; supongo que “desde las dos direcciones”...?.

            A mi ya no me extraña nada de nada, pues de la provincia de Jaén, “se usa y abusa hasta la saciedad”,  por una clase política, más preocupada siempre por sus propios bolsillos y escalafones, que por los intereses para los que fueron llamados a ejercer como tales; es una enfermedad provincial que viene desde siglos atrás y no se ve forma de reconducirla.

Añado lo antes dicho, puesto que hay que pensar desde en el ferrocarril provincial, hasta la red de carreteras no estatales y desde el tristemente ya famoso pantano del Víboras (ojo, que es para dar de beber a 22 poblaciones incluidas la capital) hasta los otros “cincuenta” que han pedido los empresarios agrícolas muy recientemente, pues se quejan que no tienen agua suficiente ni para regar “a goteo”[i] y si hablamos de inversiones de los gobiernos central y autonómico, siempre estamos en la cola de las mismas y nos tenemos que aguantar, puesto que estamos “en manos” de inútiles integrales y “sálvese el que pueda”; que duda cabe que habrá algunas excepciones, pero poco se notan las mismas.

            Pero volvamos a “La Puerta de Andalucía” y hagamos historia de la idea.

            La idea partió “hace veinte años” (alrededor de) de un hombre ya muerto y que en vida se llamó. D. José-Luis Tejedor Camacho, el que trabajó muchos años en un complejo hotelero de Andújar (del Val) fue el primer presidente de los empresarios de Hostelería, del Skal Club (también nacional) etc. etc. y aunque madrileño de nacimiento, fue uno de tantos “forasteros” que trabajó por Jaén, como si de su propia tierra se tratara, por lo que no debemos olvidarlo, al menos, los que le conocimos.

            Era a la sazón presidente de “La Hostelería” provincial y yo el secretario de la misma; y ambos, fuimos de los pocos (muy pocos) que creímos y apostamos por el turismo provincial y trabajamos duro y sin descanso, cuando nadie creía en lo que luego se ha demostrado ya es... “la tercera riqueza provincial y va en aumento acelerado”.

            Pues bien, conjuntamente hablamos del tema y del lugar que el Sr. Tejedor había pensado inicialmente para el mismo (aún no existía la autovía, ni “visos” de la misma) y fuimos a verlo, involucrando en el tema al entonces jefe provincial de carreteras del Ministerio de O.P. (no recuerdo el nombre) y los tres recorrimos el lugar, que en principio era en el paraje de “Las Correderas” y allí sobre el terreno, se vieron las soluciones (que las aportó in situ aquel ingeniero-jefe) y ya con planos en la mano y todo pensado y repensado, fuimos a visitar a la persona idónea (creímos) y que no era otra que el Presidente de la Diputación Provincial (D. Leocadio Marín Rodríguez)[ii] y al que se le pusieron “los ojos como platos”, puesto que la idea le sorprendió y vio rápidamente la magnitud de ella y el tanto político a capitalizar a todos los niveles.

La idea inicial, fue luego ampliada entre ambos (Tejedor y yo) y consideramos que aquella “puerta”, tenía que ser digna de la más extensa y rica de las regiones de España y por ello, allí se pensó aparte de un centro similar del que informa hoy la prensa, debían ser instalados ocho restaurantes (ó uno grande con ocho comedores) uno por cada una de las provincias andaluzas, para mostrar la riquísima cocina y “tapeo” andaluces. Zona ajardinada y con fuentes y agua abundante (la había allí mismo) amplios aparcamientos, zona botánica con una muestra de toda la vegetación y árboles de Sierra Morena, parque con ejemplares de su fauna, etc. etc. y como es lógico, una verdadera oficina de información turística de toda la región; incluso gasolinera y tiendas de artesanía y de productos andaluces, etc. Hospedaje no, por cuanto aquello era como “un recibidor” y no una zona de estancia.

            ¿Qué ocurrió?: Recuerden aquella “empresa y la primera puerta”; aún deben quedar vestigios del “poco cemento” allí consumido y el recuerdo de “un negocio más o menos sucio” y del que aún deben haber “papeles” en los juzgados. Se perdieron muchos años y lo que fue pensado con amplitud y generosidad, pues nada pedimos para nosotros, al final ha quedado “en un quiosco” y el que ni está señalizado, ni va a tener el futuro y el empaque que merece esa nuestra Andalucía, que para aquel que no lo sepa, caben en su perímetro; nueve estados soberanos de Europa,[iii] las tres provincias vascas y aún quedaría terreno para “varios municipios”... “Si todo esto no saben esgrimirlo nuestrtos políticos regionales y provinciales, es que son ineptos en grado incalificable”

¡Ni Jaén ni Andalucía tienen que estar siempre pidiendo limosna!. ¡Basta ya!.

8 Agosto de 2000



[i]  Organizaciones agrarias empresariales lo afirman en prensa provincial hace sólo unos días. Tenemos en nuestros pantanos las principales reservas de agua para riegos de la mayor parte del resto de Andalucía y de ellas poco se aprovecha la provincia de Jaén.

[ii]  A este político “hábil” se le ofreció anteriormente (ver mis artículos en prensa anteriores al hecho) la fundación de la Caja de Ahorros Provincial y  posteriormente el entonces denominado, Patronato de Turismo Provincial (después  Promoción Provincial, de Turismo y Fomento y “no se que más”) el que no pude yo fundar con los empresarios de hostelería, por miopía y mezquindad de una mayoría que nos dejaron sólos a quienes lo intentamos (3 ó 4, entre ellos igualmente el Sr. Tejedor). Reconozcamos estos hechos al político, puesto que fueron fundaciones que en cierta medida han dado buen resultado hasta la fecha.

[iii]  Son lo siguientes: Bélgica, Holanda, Chipre, Luxemburgo, Andorra, Malta, Liechtenstein,República de San Marino, Mónaco. Aumentado Alava,  Vizcaya y Guipúzcoa, aún nos sobraría 370 kilómetros cuadrados, lo que nos da una superficie mayor que las islas de Malta.

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL