Nº 148

EL AYUNTAMIENTO DEBE 413 MILLONES

 

            El ayuntamiento de Jaén adeuda 413 millones de euros, según el Ministerio de Hacienda, casi tanto como Sevilla (que tiene siete u ocho veces la población de Jaén); equivale esa monstruosa deuda al 5,6% de toda la deuda que tienen pendientes todos los ayuntamientos de España; lo que traducido a los que hoy vivimos aquí equivale a que, “tocamos a 3.560 euros por barba”; más claro aún, que mis siete nietos ya deben (“sin comerlo ni beberlo”) la friolera de 24.920 euros y además la única solución que tienen hoy, es pensar en emigrar de esta desastrosa ciudad tan mal gobernada y tan mal tratada, que da asco el pasear por ella.

         ¿Cómo justifican ello todos los políticos que han mangoneado como les ha dado la gana los caudales públicos?; y me refiero a todos… todos los políticos que por aquí han pasado en los últimos siete lustros; los que han ido acumulando deuda sin importarles nada de nada, salvo cobrar sus emolumentos y cargarnos de “enchufados y cargas que no debiéramos soportar hoy y con la total indefensión en que nos encontramos”… ¿No sienten nada en sus conciencias?

         No en absoluto, puesto que no hacen la limpieza que es necesaria; y que va desde vender los cuadros de todos los despachos municipales, pasando por la liquidación de emisoras, teatros, y demás cargas insostenibles; eliminando todos los cargos de “enchufe” innecesarios y terminando por bajarse los sueldos y dietas, por lo menos un cincuenta por ciento”… y si es necesario, hasta suprimir los alumbrados de ferias y demás eventos, puesto que si hay que vivir un período de austeridad, la principal de toda ella, está en el malgasto de los muchos absurdos que nos han cargado y en los que destaca ese tranvía, que de todas-todas hay que desmantelar y vender por lo que quieran dar por él; y por lógica, pedir daños y perjuicios a quienes se pueda.

         Hay que revisar y bien a la baja, todas las concesiones que existan; en especial las de agua, basura; transportes, cuido de jardines; “y otras que pueda haber, y que nos cuestan lo que no merecen; por cuánto puede haber… “mucho gato encerrado”.

         Y por descontado, olvídense de subidas de “inservicios que soportamos; ya nos tienen bien asados”; y no se crea prosperidad subiendo impuestos y a la vista está, como se encuentra España. Lo que hay es que saber administrar bien el dinero público.

 

NOTA: La noticia a que me refiero, la publica con todo detalle Ideal del 14 de Mayo del 2014, que es el día en que escribo este artículo.

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL