Nº 154

 JAÉN: GRANJA DE HOMBRES

 

            La denominé así hace muchos años y lo he reiterado muchas veces; Jaén es algo así como “una granja humana”, donde sus muchos excedentes han de marcharse de aquí, generalmente por dos motivos, “hambres o inteligencia”; de ahí esa enorme decadencia, puesto que hubo un tiempo que nuestra provincia se equiparaba o casi, a la de Sevilla, en población; pero a medida que “el progreso industrial” fue llegando, aquí sólo sirvió para eliminar hombres y mujeres; que indudablemente, los más sanos y preparados (algunos aventureros también) tuvieron que hacer “el hato” y se marcharon, muchos de ellos a progresar de verdad, pero en otras tierras y en beneficio de ellas… “aquí el olivar y el aceite de aceituna poco han dado de provecho”; salvo a los grandes o menos grandes propietarios, que sí les dio para vivir bien y preparar a sus hijos, también para la emigración, esta “más selecta” (carreras seleccionadas pero que igualmente obligan a irse de aquí para hacer carrera) por cuanto se busca la ascensión en la escala social. De cualquier forma una rica y extensa provincia (en la mitad de ella caben las tres provincias vascongadas y una de ellas sólo en el parque de Cazorla, Segura y Las Villas) no ha tenido jamás, verdaderos políticos estadistas, para buscar caminos nuevos que seguro que los hay, pero estos también, aquí lo que buscaron y buscan es su medro o ascensión privada y familiar, el resto les importó e importan dos cojones; por ello, por todo ello, se lee de vez en cuando, esas dolorosas necrológicas, como las que publicaba “VivaJaén” el 4-3-2015, de las que sólo reproduzco los titulares.

            “Siete municipios elegirán menos concejales por la pérdida de población (Navas, Pozo Alcón, Cabra, Campillo de Arenas, Canena, Orcera y Segura de la Sierra). La provincia disminuye su población en 11.728 personas con relación a los comicios de 2011 – La capital ha perdido casi un millar de habitantes entre 2010 y 2014 y sigue la tendencia regresiva”.

            Ante este nuevo y continuado palmarés de éxitos políticos, sólo nos queda “felicitar efusivamente a los que nos han gobernado” y no volverlos a votar mientras vivamos; y esperar que los nuevos que entren, no consideren esta tierra, “como una finca a exprimir”, que no a explotar racionalmente; y que si de verdad no tienen nuevas ideas y planes de verdadero progreso, que se queden en su casa y se dediquen a la cría del “gamusino”, que puede ser un producto estupendo para la exportación.

 

 

Jaén: 05 de Marzo del 2015

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL