Nº 155

CAJA DE AHORROS DE JAÉN: HAY QUE RESCATARLA Y EL PREMIO DE ARTESANÍA ARTÍSTICA

             La muy próspera y rentable (la primera de España llegó a ser por su rentabilidad) era una “perita en dulce”, para los ambiciosos y sin escrúpulos; por ello le pusieron cerco y “nos la robaron”, ante la indiferencia o connivencia de los “herederos de sus fundadores”; pues esa es “la gracia”… los del “PSOE” la fundaron y los del PSOE la vendieron; posiblemente por cuanto, algunos “se beneficiaron de la venta”; y lo primero es siempre “la panza y el bolsillo propios que los intereses globales de una provincia”; no es nada nuevo, es “la cruz” de esta provincia siempre gobernada por inútiles integrales, que con obediencia ciega al que manda… o mejor dicho, del que depende el buen “enchufe” del subordinado “y sus allegados”, siempre ceden al mandamás… y eso ocurría con los reyes, después con los dictadores y ahora con ese engendro que dice gobernarnos y que no les da vergüenza decir que es… “una democracia”.

            Nos mintieron como tantas veces… “había que fusionarla con la de Málaga”; por cuanto “las fusiones nos harían más poderosos y competitivos”. ¡Mentira! Una caja de ahorros donde tiene que competir es en el terreno de donde obtiene su fuerza monetaria y en eso (reitero) era de las primeras de España, con arreglo a su tamaño, pero lo era… e iba creciendo de forma notable y de ahí la extensión que logró en pocos años; pero precisamente por ello estorbaba a sus competidores y el principal era “el que se la merendó”, la caja de Málaga.

            Curiosamente nadie de los fundadores y que yo sepa… ha dicho “ni pío”; ni siquiera su “padre reconocido”: Leocadio Marín Rodríguez; hoy alcalde de Baeza y al que se le deben, las dos fundaciones más destacadas en la política del último “medio siglo”: La Caja de Provincial de Ahorros de Jaén y el Patronato de Turismo Provincial; dos ideas que le dimos desde fuera de la política y que él muy inteligentemente captó (como es la obligación de un buen político) y puso en marcha de inmediato; hoy el turismo en la provincia, resulta que es… “el segundo olivar provincial y del que viven bastantes cientos de trabajadores, que de no ser por ello, estarían también en la emigración”. Igualmente han surgido gran cantidad de nuevas empresas que viven de ese turismo.

            Por todo ello, hay que rescatar esa nuestra caja de ahorros y que vuelva a su quehacer o misión. Como palanca a lo que pido, veamos que tras “el desastre de la mayoría de cajas de ahorros efectuado en España”; ahora el gobierno central, legisla que “las cajas de ahorros han de volver a ejercer sus operaciones en el ámbito donde operan”; o sea lo que fue siempre su principal o única misión; redistribuir el dinero de la zona donde lo obtiene, en la misma y crear riqueza con ello; “los ladrones financieros solo crean ruina”.

 

EL PREMIO “JAÉN DE ARTESANÍA ARTÍSTICA”

(Miserias del dinero y la política)

             El “Premio Jaén de Artesanía”, creado y en parte costeado en su primera convocatoria, allá por 1987; por el “Centro de Iniciativas Turísticas” (CIT) y del que fui presidente; entidad, igualmente pionera en el lanzamiento y proyección en todos los ámbitos (nacional e internacional) del turismo de la provincia de Jaén y el que cumplida la misión que sus fundadores se impusieron, simplemente lo disolvieron y desapareció; pero la obra que dejaron en marcha y afortunadamente, sigue progresando. También se creó (entre otros), el que en principio se denominó: “I PREMIO JAÉN DE ARTESANÍA ARTÍSTICA” y que en su primer jurado, tuvo a nuestro famoso pintor Francisco Cerezo Moreno; el que presidió el mismo, con toda generosidad.

            Pero como la entidad creadora se vio “negra” para costear aquel primer premio, que en conjunto costó alrededor de las doscientas mil pesetas (200.000); que si bien era una buena dotación en aquel entones y que la costeó el “Hotel Europa”, como único mecenas. Los creadores y viendo que al siguiente año (se ambicionaba que el premio fuese anual) no había mecenas, ni particulares ni oficiales; se pensó en ceder “la antorcha” a una entidad de confianza y que siguiera la convocatoria anual.

            Así las cosas, fue cedido a la entonces “Caja Provincial de Ahorros de Jaén”; a la que se le cedieron gratuitamente todos los derechos y en la creencia de que aquel premio tendría la continuidad lógica; que la tuvo, pero mezquinamente; puesto que se “mató” el primer premio inicial borrando su inicial nombre; y así “nació” el primer premio Caja de Jaén ( QUE era el 2º) que ya le pusieron lo de “Caja”, cuando la cesión era para la continuidad simple y clara, ya que lo que imperaba por la parte cedente, era simple y llanamente, la continuidad de un premio Jaén, que velara por la artesanía en general y en especial a la de la madera del olivo, amén del resto de la provincial, con un premio netamente para ellas.

            Así ha continuado hasta que… “nos robaron la Caja de Ahorros de Jaén”; y con ella el premio; pero lo que ya es de bochorno, es leer en la prensa los siguientes titulares: “El Premio de Artesanía llega con una dotación de 25.000 euros: El galardón fue creado en el año 1987 por la entonces Caja de Jaén para incentivar la promoción artística de la provincia jiennense”… Y no, “la caja no creó nada”.

            Los “malagueños” que se llevaron nuestra Caja de Ahorros; no han hecho nada positivo ni en esto siquiera (recordemos que es un certamen único en España) sino todo lo contrario; el premio antes era anual, ahora es bianual y no sólo no han aumentado la dotación, sino que la han reducido sensiblemente… o sea y por terminar con contundencia… “una vez más los de Jaén… cornudos y apaleados”. Peor aún ese premio está “congelado o muerto pues no aparece lleva mucho tiempo” ¿es que lo van a eliminar?

            Como broche (“oxidado”) final; ni tuvieron la delicadeza de continuar con los bellísimos trofeos (hoy entregan unos que “hay que verlos” para…?), que crearon exclusivamente a tal fin (1987) los famosos artistas jaeneros, Hermanos Senise Colmenero y cuyos tres originales, los tiene hoy como joyas que son:

            Paco Tito, de Úbeda (primer premio: cerámica); Francisco Vílchez, de Jaén (segundo premio: talla en madera de olivo); Alfonso González, de Úbeda (tercer premio: cuadro en cerámica/porcelana)… para que luzcan a la altura de otro cualquiera de los que se concedían entonces. Hoy “lo funcional y barato”, lo desluce todo.

Jaén: “Viernes Santo del 2015)

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL