Artº 16

 

ESTACIÓN DE AUTOBUSES

¿Futuro negocio especulativo?

 

         Va para un año[i] escribí y publiqué un artículo sobre el tema y lo que, ello, representa como “enorme breva”; y en la que –seguro- hay, “cien ojos de lince” fijos en la misma y en espera de agarrar “la mejor tajada”. Por ello no hay que olvidar el tema, puesto que ese bien municipal (que es de todos los jaeneros y la multitud de usuarios de la misma) debe ser estudiado como lo que es y representa; y así parece ser que lo está siendo. Pero hay que vigilar con sumo cuidado a “los brevistas agazapados”.

            Posterior a dicho artículo aparecieron múltiples opiniones que de alguna manera y en inmensa mayoría,  se adherían al bloque de ideas en él manifestadas, las que por la obviedad de las mismas, no merecen otro significado que el de la lógica.

            De ahí el que la Cámara de Comercio e Industria de la provincia de Jaén ( meses después – Ideal 16-4-2000) se manifiesta incluso pagando media página en los diarios provinciales, y en la misma; y como portavoz de multitud de interesados, se decanta por que esa estación, no debe moverse del lugar que ocupa y debe reedificarse en el mismo, con cuantas mejoras sean necesarias, No me extiendo ya que el interesado puede leer tan extenso manifiesto.

            Es también la Cámara de Comercio citada, la que presenta un estudio para mantener dicha estación en su lugar y así lo confirma Ideal del 10-06.2000. A dicha reunión asisten altos representantes de las empresas de transportes de viajeros por carretera y es obvio que todos coinciden en que “Autobuses”, no se puede mover de donde ya se encuentra por cuanto el lugar es inmejorable.

            Tres días después (Ideal 13-6-2000) es el sindicato CC.OO, en el 9º Congreso de la Unión Provincial del mismo; el que se manifiesta en igual sentido que los antes mentados (“las ventajas de la actual ubicación son más que los posibles inconvenientes”.- Se une (pues) con el informe elaborado por el Consejo Económico y Social (CES) y el que como una inmensa mayoría, se inclinan por un gran aparcamiento subterráneo y sobre la superficie, “todo lo demás”. Hay que buscar una máxima rentabilidad para el municipio y “sus siempre hambrientas arcas”.             El mismo día (Ideal 13-6-2000) igualmente se manifiesta el PSOE el que recogiendo, “el sentir ciudadano” (dicen, concretando) van a canalizar esa opinión, la que ya queda ampliamente clarificada con lo antes indicado por mi y lo que ratifica después (Ideal 2/3 sep.).

            En junio (Ideal 16-6) “Varias asociaciones de comerciantes se rebelan contra los planes municipales y protestan contra los nuevos centros y... el traslado de la estación de autobuses”: son titulares recogidos del periódico que informa muy ampliamente del “castigo”, a que está siendo sometido el pequeño y mediano comercio de la ciudad de Jaén. De esto último ya escribiré en otra ocasión pues “clama al cielo”.

            Y por último (Ideal 4-8-2000) es el concejal de urbanismo (Sr. Segovia): dice lo siguiente y el periódico citado sintetiza en titulares, así: “Segovia dice que el destino de la estación de autobuses, todavía no está decidido – lo que hemos hecho ahora ha sido un lavado de cara”.  Ello y no decir nada, todo es lo mismo, puesto que nuestros inútiles ediles, se caracterizan por eso mismo, o sea, por no hacer nada con visión de futuro, o hacer tan poco, que así estamos en ésta pobre ciudad, que es gobernada (al parecer) por intereses de parte y muchas veces esos intereses, “son de fuera de la misma” y de ahí las continuas protestas de nosotros, los que religiosamente pagamos los muchos impuestos y cargas con que, “nos obsequian nuestros dilectos representantes”.

A estas alturas y tras cincuenta años de concesión (1949-1999) de la explotación “monopolista”, de la entonces muy buena estación de autobuses; esperan a que cumplan esos plazos, cuando ya hace más de “un lustro”, que previniendo ese hecho y la gran importancia del mismo (liberalización de unos recursos enormes para el municipio) se debieron planificar las cosas, sacar concursos públicos de ideas, someter todo ello a nosotros los que pagamos (que reitero “nos consideran súbditos”) e ir conformando una solución acorde con todos los intereses de la ciudad. Pero no saben, o peor, “no quieren”.

            Y como final, que no nos pongan más obstáculos, que precisamente por estar ese valiosísimo solar, en pendiente, y dando fachada a una de las principales y más anchas arterias ciudadanas (carretera de Madrid –hoy Avdª) y realizando un chaflán, donde hoy está “la inútil torre” y aprovechando el desnivel; pienso que hay más que suficiente espacio, para entrada y salida de autobuses y de los “autos” al aparcamiento subterráneo y no afectaría en nada, a esa “peatonización” del entorno, con la que desde luego que en inmensa mayoría estaríamos de acuerdo. Así es que... ¡¡Vamos a ello!!.

Septiembre 2000


[i]  Mi artículo de diciembre 99 publicado en Ideal y titulado:  AUTOBUSES: ¿Qué va a ocurrir?.

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL