Nº 163
VICENTE OYA RODRÍGUEZ

 

      Conocí a Vicente Oya, pasa ya de cuarenta años y cuando yo empecé a escribir en el diario Jaén, siendo él el que repasaba aquellos escritos que con el seudónimo de "Un hombre de Jaén", fueron algo nuevo en este Jaén, que como yo acuñara después... "Es corto hasta de nombre y tiene de todo, de todo, de todo... menos jiennenses". Vicente es una excepción y pertenece a esa selección de seres humanos inteligentes y bondadosos, que son incapaces "de pisar un insecto si pueden evitarlo"; su labor intelectual y de continuo e ímprobo trabajo, sólo él lo sabe, yo lo he visto trabajar en alguna de sus fichas (que deben ser abundantisimas) por lo que yo lo denominé, como que es, "un archivo viviente y de toda la provincia", por lo que ese archivo debe ser un legado muy valioso que él y según manifiesta, ya tiende un destino prefijado (ver amplísima entrevista que le ha dedicado VivaJaén el  08-04-2016) cosa que yo aprecio y valoro ampliamente, puesto que nadie que no se "enfrenta" a un papel en blanco, lo sabe rellenar con cosas más o menos valiosas y luego se atreve a publicarlo, podrá valorar lo que ya fue calificado como "el más pesado de todos los trabajos"; puesto que captar pensamientos, traducirlos a escritura y con ello transmitir imágenes para que quienes lo lean lo entiendan, es algo bastante difícil; por todo ello mi admiración por este "Hombre de Jaén" que hecho a sí mismo y con enorme esfuerzo y trabajos, seguro que llegará a escribir hasta el último día... "y seguro que para el gran viaje llevará un bloc y bolígrafo para tomar notas mientras llega a ser recibido por San Pedro"; que es lo que yo deseo para mí mismo y aunque menor que yo en un año (yo nací en 1938) deseo que esa partida sea lo más tarde posible, ni Vicente (pienso) ni yo, tenemos mucha prisa en salir de lo que yo ya denomino como último andén donde esperamos el convoy final para realizar ese viaje. Aún nos quedan "muchas cosas por contar y muchas sorpresas a recibir".

            Sorpresas como una de las que contiene esa entrevista donde mi amigo Vicente y saliéndose de su habitual ritmo comunicativo, suelta lo siguiente... "y que su gente (la de Jaén) le ocurre lo que al olivo, "que lo aguanta todo"; todo tan conciso, tan "escueto y suave", que se lee y mucha gente de "esas" ni huele, la carga explosiva y estimulante que encierra esa sentencia salomónica y que queda grabada para la historia provincial... y que afecta a la mayor parte de esta provincia, "que tiene de todo". Mi felicitación a tan notable amigo al que le deseo larga vida y que en ella termine todos sus proyectos, en bien de nuestra tierra madre, puesto que el como yo... somos de Jaén y aquí queremos estar hasta morir.


 
Antonio García Fuentes

Publicado en diario VivaJaén el 11 de abril del 2016

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL
ATRAS / PAGINA PRINCIPAL