Nº 170

JAÉN UNA CIUDAD FANTASMA

                                                                                                                            

            Sí… en su muy larga historia ha sufrido “más de media docena” de veces el cambio de nombre, incluso al pie de la misma y ya en la planicie; hay vestigios de otra ciudad “sin nombre” y que debió ser uno de los primeros asentamientos de aquellos antepasados que vinieron a establecerse aquí. Y acordándome de todo ello, he titulado así, puesto que da la sensación que de nuevo “se está disolviendo”; pues esto ya no es una ciudad ni cosa que se le parece; esto es algo así como  “un campamento de nómadas y cuyos jefes están tramando hacia donde llevar a sus tribus o desertar de las mismas”; como ya hizo ladinamente el anterior alcalde, el que le dejó “el muerto” al actual y se fue a lugares más apetecibles, puesto que la política es eso… “Panza y bolsillo y a trepar”.

            Sí… esos tristes pensamientos me llegan a través de las ya “tétricas noticias” que nos ofrece el “VivaJaén” del 27 de septiembre, fecha que curiosamente es considerada nada menos que… “día mundial del TURISMO” y aquí se celebra una feria, que no es fruto de las ideas de un político, sino de empresarios del gremio que la aportamos.

            Una ciudad en la que vengo paseando y la que veo un árbol seco lleva meses y está situado en el centro de la misma (“Plaza de las palmeras”); antes he pasado por la de los “Jardinillos” y allí no he podido sentarme, por cuanto el “regador” (que no jardinero) lleva años, dejando correr los chorros sin control alguno (lleva años reitero) y lo mismo que riega los jardines, riega todos los bancos de los mismos y allí no te puedes sentar y… “más cosas”. Que al pasar por la Plaza de Belén, veo el desierto jardinero que allí lleva desde hace años y donde la mitad de los árboles plantados (por segunda vez) están secos y donde faltan bancos “y más cosas”; lo que me dice que el jefe de jardinería debe ser “un picapedrero y que va a criar setas en su sede de la que no sale”; o sea similar conducta del resto que o no salen o no se les ve resultado resaltable.

            Me detengo a leer el periódico en la citada plaza de  “las palmeras”, donde la fuente no funciona y que sigue bastante abandonada, ya que hasta “en los cántaros del alfarero” hay basuras; y allí leo, que, “el monopolista de los autobuses urbanos, aparte de llevarse de regalo un millón de euros al año, mantiene un servicio deficiente por demás y además días atrás deja plantados a docenas o cientos de personas, que debían emplear uno de los autobuses en subir y bajar al castillo, lugar que sigue sin servicio regular, siendo uno de los principales puntos a cuidar por aquello del turismo”. Que el desesperado ayuntamiento, trata que para pagar nóminas (ya no recauda ni para ello pese a que nos tienen asados a impuestos) convencer a una entidad prestamista, de que le adelante fondos hipotecando la recaudación inmobiliario o IBI del segundo semestre ¡del año que viene!... ¿y cuántas cosas más? Sí ya es una ciudad fantasma y la que abandonan cada vez más habitantes. Y los irresponsables que la dirigen, ni dimiten y se van, ni se deciden a empezar “la limpieza ya más que necesaria imprescindible”; y que no se escuden en que el gobierno actual está “en funciones; cuya denominación es que FUNCIONA y por tanto lo que tiene es que intervenir ya al ayuntamiento; dotándolo de medios y echando a todo el que sobre, sea el que sea; y sin subir impuestos, sino ahorrando gastos, para con ellos cubrir la enorme deuda pendiente; pero de esto hablaré otro día; hoy ya no tengo gana.

Jaén 27 de Septiembre del 2016

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL