Nº 171

LA FINANCIACIÓN MUNICIPAL de JAÉN

             El endeudamiento, la financiación, son temas muy delicados y de los que sólo pueden hablar “los que le han echado bemoles y han salido adelante en aventuras tan peligrosas”. Ni los sesudos economistas, saben de ello, puesto que parten “de los libros y no de la vida real”; la prueba la tenemos en el ayuntamiento de Jaén; regido por “un economista huido”; y el que no supo encauzar la enorme deuda adquirida, ni dejar resuelto ello antes de irse, puesto que “el sucesor que nombró”, fue para dejarle el muerto y… “ahí te apañes”.

            Pero aún en la situación de asfixia actual la deuda municipal podría solucionarse, si es que se quiere y sin hacer más daño al muy explotado habitante de Jaén; pero para ello se necesita una cooperación que creo es posible aparte de necesaria.

            Primero hay que contar con el aval del Estado y como gobiernan y por los indicios van a seguir gobernando los mismos que representa el alcalde actual; la solución es la emisión de una deuda pública a largo plazo (20-30 o… años) a un interés razonable y visto que hoy mismo, el ahorro está tan castigado que seguro que muchos particulares adquirirían esa deuda, ya que al estar avalada su pago y negociación es segura, por lo que con ello se puede recuperar el dinero cuando este sea necesario; no creo por ello que sea necesaria ni la intervención de ningún banco.

            La ciudad de Jaén y su municipio, tienen unos ingresos más que suficientes como para acometer esta solución, si es que se saben emplear y preparar bien la aventura.

            Por descontado que lo primero que hay que hacer es examinar a fondo los gastos y malgastos actuales y limpiando todo ello, la administración municipal estaría preparada para acometer la aventura y sin necesidad de subida de impuestos o la creación de nuevas cargas, a los ya exprimidos habitantes jaeneros.

            Por descontado que el reajuste habrá de ser excepcional y desde el alcalde al último perceptor de dinero municipal, ha de estar dispuesto a reajustes “de caballo”; ya que otra solución no hay; por ello han de estar de acuerdo todos los munícipes sin excepción y dar ellos el primer ejemplo, planteando hasta donde se comprometen a bajar sus propias percepciones y con ellos el resto de personal NECESARIO.

            Como he leído en este mismo periódico, que se quieren pedir “quitas”, hágase ello también y si se consiguen, miel sobre hojuelas.

            Como viejo industrial y comerciante, sé de hipotecas y créditos, lo suficiente como para aventurar cuanto digo, puesto que lo oficial o estatal, tienen infinitas más ventajas que nosotros los particulares, que sabemos de muchas noches de insomnio y debido a los plazos a pagar, que muchas veces nos han angustiado como sólo saben aquellos que se atrevieron a contraerlos y por muchos años a pagar.

            Así es que ánimo señores del ayuntamiento, trabajen, luchen y estudien, puesto que a mí como a cualquier “jaenero bien nacido”, nos avergüenza la situación actual, la que sólo y a mi leal saber y entender, su solución es esa… “y si hay alguna otra, me la aclaran con detalles exhaustivo, puesto que entre otros soy de los muy destacados contribuyentes a ese bien común y el que por ello, defiendo como sé”; pero siempre con buena fe, no olviden nunca este detalle.

            Nota adicional: El tranvía de Jaén, que lo pague y mantenga “quién lo promoviera”; A Jaén no le interesa ni regalado; mejor que organicen bien el servicio de autobuses urbanos y que lleguen hasta “el pie de las torres del castillo”; puesto que es imperdonable el que este servicio no se cubriera desde hace ya muchos años.

 

Antonio García Fuentes – Jaén: 14 de Octubre del 2016

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL