Nº 172

REAL JAÉN Y OTROS CAPRICHOS
 

 

            Leo en prensa (Ideal 22-10-16) que el Real Jaén, está “en las últimas”; puesto que las últimas son cuando intereses de fuera quieren comprarlo por “cero euros”. No es nada nuevo por cuanto por lo publicado durante muchos años, el equipo ha estado siempre más falto que sobrado de dinero; lo que me da a pensar que la ciudad no puede permitirse el lujo de un equipo de “cierta categoría”; y en ese “humano querer pero no poder”, está el drama futbolero jiennense; quizá por ello lo más conveniente fuera el dejar que desapareciera y volver aquel inicio con “La olímpica Jiennense, de hace un siglo o casi” y tratar de nutrirse de la cantera local y llegar a donde se pueda.

            Lo que no entiendo ni acepto es que el capricho de unos lo tengamos que pagar otros; así pues el que quiera fútbol que sepa que tiene que pagárselo él, como el que quiera toros, teatro, o cualquier otro tipo de espectáculos, sean los que sean; ni siquiera esas ridículas ferias de barrio, tiene que pagarlas el municipio, que las paguen los vecinos si es que las quieren; la alcaldía cumpliendo dentro de sus posibilidades con la ancestral feria de Jaén, queda justificada, todo lo demás debe ignorarlo; “el que quiera peces que se moje el culo”; frase que lo encierra todo y en el más amplio  de los ejemplos que podamos imaginar del espectáculo o de cualquier consumo fuera de lugar.

            No entiendo otros razonamientos, salvo que me demuestren “con pelos y detalles la rentabilidad de los mismos para el conjunto municipal y que somos todos los que pagamos impuestos al municipio”.

            Así es que menos llantos y lamentos y a la realidad, puesto que como se decía en tiempos pasados aquí en Jaén… “No todo el mundo se puede permitir el lujo de vivir en la Carrera”. Todo lo que se mantiene en este mundo, es sobre la base del dinero y que este sea administrado de la forma más austera posible… “todo lo demás es ruina”.

 

Antonio García Fuentes  Jaén: 23-10-2016

 

 

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL