Nº 185

“Aceite de aceituna y un tranvía llamado deseo”

            El “Viva Jaén” del 29-01-2018 trae una noticia interesante: “Jaén impulsa una cruzada idiomática por el aceite”; cruzada que encabeza o propone el catedrático Sr. Parras Rosa; cosa que me parece bien; pero aquí nadie repara en que “la oliva no da aceites, sí por el contrario aceitunas”, de las que una vez exprimidas, dan el aceite de aceituna o único aceite natural (que yo sepa) de todo el planeta; por lo que habría que ir a denominarlo como debe serlo “ACEITE DE ACEITUNA”; y así situarlo con la categoría que merece ese único aceite, “que no grasa industrial  manipulada como son todos los demás aceites que nos dan como gato por liebre, puesto que en realidad son “brillantinas” como muy bien las denominó un inteligente farmacéutico de la Sierra de Segura y cuyo nombre no recuerdo ahora”; por ello habría que luchar de verdad, como lo hicieron los franceses con su champán y su coñac, para que nadie en el planeta pudiera usurpar sus nombres originarios, pero es claro que “Francia está al norte de los Pirineos y nosotros al sur”.

            ¿Por qué lo de aceite de aceituna? Claro y sencillo; cuando cualquiera pide un zumo de naranja, “ni se le pasa por la imaginación pedirlo de naranjo”; es por lo que digo que la oliva u olivo, no dan aceite, dan aceituna y lo demás, “el más lerdo lo entiende”. El olivo también da leña muy preciosa y algunos “leños”, que son magnífico combustible, como para “las lumbres de San Antón”, por ejemplo.

            En cuanto al tranvía de Jaén, lo que habría es que pedir daños y perjuicios a los inventores del engendro, que creo fueron el PSOE e IU, los que entre otros “regalos” nos dejaron “ese nuevo dogal”, para que ni nuestros biznietos, puedan pagar las deudas que nos han acumulado (incluyamos las otras debidas al PP puesto que entre los tres nos han llevado a la quiebra y a que Jaén sea “un corral de vacas sucias”). Por tanto hay que olvidar el tranvía, ya que sencillamente, los exprimidos súbditos jiennenses, no podemos pagarlo, por lo que si se hubiese hecho una consulta, seguro que ese “dogal” no lo tendríamos hoy, como tantos “otros dogalillos”, que nos colocoran quienes no sabiendo gobernar, “nos han sacado hasta las asauras”; y ahora no saben nada más que eludir responsabilidades y echárselas “los hunos a los hotros”; pero eso sí, cobrando lo que no merecen y puntualmente cada fin de mes. “Cosas veredes Sancho”.

Antonio García Fuentes

Jaén: 30 de Enero del 2018   Publicado en diario VivaJaén el 01-02-2018

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL
ATRAS / PAGINA PRINCIPAL
ATRAS / PAGINA PRINCIPAL