Nº 24

 

 

NUEVO TEATRO CERVANTES

 

            Se ha hablado tanto, se “ha llorado tanto”, que quizá ya no merezca la pena volver sobre el tema, pero (me pregunto)... ¿De verdad y alguien influyente se ha preocupado por restituir aquella imperdonable pérdida, a la ciudad de Jaén?... sinceramente creo que nó; es más, lo que se hizo en el “Darymelia” y lo que se está “haciendo”, en el “Asuán”, demuestra que nuestros ediles, no están por la labor y yo dudo ya, si alguna vez se terminará ese “nuevo teatro”, a construir en el viejo barrio de La Magdalena, que digan lo que digan, no es el lugar apropiado.

            Hay alguien que ha opinado sobre un tema que pudiera ser una solución; pues se trata de que desaparezca, el edificio de la Delegación de Hacienda; el que junto a toda la manzana de edificación que hay hasta la Plaza del Pósito, nunca debieron ser construidos, puesto que fueron terrenos “robados” (supongo que “legalmente”) a la ciudadanía jaenera, allá por las épocas de otro tipo de “caciques”... y lo que debió ser una gran plaza capitalina (igual o parecida a la que otras muchas capitales de provincia, tienen) sobre la que luciría, la imponente mole de la catedral, ha quedado en “eso” que nos han edificado en lo que quedara de la misma; resto que dicho sea de paso, ha sufrido tanta remodelación que para que hablar de ello.

            Pero si se pudiera lograr el edificio de Hacienda, puesto que se habla de que sean cedidos al Gobierno del Estado, el enorme solar que hay tras la que fuera, “prisión provincial”; quizá en ese edificio, remodelado o construido de nueva planta,  surgiera un nuevo  “Teatro Cervantes”, de iguales características al desaparecido y al lado del infelizmente derruido y vendido por “cuatro perras”, precisamente por cuanto en su momento, no hubo un alcalde con “un par de bemoles”; el que mediante dinero municipal, suscripción publica o incluso venta de participaciones; hubiese conseguido preservar el teatro y luego remozarlo en todo cuanto hubiese hecho falta... pero nó; no hubo coraje en “las fuerzas vivas” y luego ya fue tarde, cuando incluso se autorizó la mole de cemento y feo mármol, que hoy existe en su lugar, la que más parecida a una monumental tumba o mausoleo, desluce completamente nuestra más entrañable plaza pública, la que cargada de la verdadera historia popular de Jaén, languidece cada día más. Menos mal que se aprovechó el subsuelo para un aparcamiento público, que incluso vendría bien para la afluencia de espectadores para ese nuevo teatro, que seguro... no va a ser construido y pese a los enormes presupuestos municipales y el poder adquisitivo de la ciudadanía, que supongo (muchos) estaríamos dispuestos a colaborar en una suscripción pública y a fondo perdido, incluso.

            Supongo, que para conseguir un edificio similar o igual al que tuvimos; deben existir los planos del viejo teatro, archivados en cualquier “rincón” municipal y supongo que se puede volver a ellos, puesto que en su día, fue una obra legalmente autorizada y debe haber documentación guardada en algún lugar.

            Pero si ello no fuese así; tenemos cientos de fotografías conocidas y habrá “miles”, en colecciones públicas o privadas, las que estudiadas a fondo y en manos de inteligentes arquitectos, pudieran transformarse en “los guías gráficos”, para seguir aquella línea  o lo más parecida posible.

            No faltará quien sonría con ironía, o incluso sienta “algo peor”, cuando lea estas líneas, pero yo digo y afirmo... ¿No ardió y fue totalmente destruido el Liceo de Barcelona?...¿No fueron los catalanes capaces y aún no apagadas las brasas del incendio, de moverse y “mover todos los resortes”, para que el teatro surgiese de nuevo y pese al enorme capital que han tenido que invertir en el mismo?... ¿No ha sido reinaugurado un nuevo Liceo mucho mejor que el anterior y sin perder nada de su sabor clásico?... Claro que los catalanes y barceloneses, en particular, sienten como tales todo cuanto representan sus ancestros... Nosotros aquí, incluso en lo del museo para la cultura Ibera ó Íbera, se han estado dando “palos de ciego”, hasta que por fin y al parecer, se ha llegado a un acuerdo... “lo que no quiere decir que el museo lo veamos terminado, en los próximos diez años”... si nó... al tiempo.

Jaén: 08 Febrero 2001

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL