Nº 27

 

 

¿CÓMO IR AL CASTILLO y AL NEVERAL?

            Surge muy frecuentemente (sobre todo al visitante forastero-turista) la pregunta con que titulo hoy mi artículo. Y ello es muy sencillo, si pensamos no como jaeneros, sino por el contrario, como tantos otros que no lo son y que afortunadamente están viniendo a visitarnos y que preguntan.

            La respuesta que tienes que darles, es engorrosa, poco práctica y me temo, el que muchos desisten; puesto que ir en automóvil y pese a la señalización; piense el que esto lea, cómo dirigimos a un forastero desde cualquier lugar céntrico de la ciudad, que es donde generalmente se desenvuelve todo foráneo; se extrañan muchos el que no exista línea de autobuses urbanos hacia tal conjunto histórico-monumental-turístico-paisajístico, el que por otra parte, todo el que viaje a Jaén, “lo está viendo desde cien sitios o lugares diferentes”... pues nó, no hay servicio de autobuses que regularmente hagan un servicio y no sólo al visitante o forastero, puesto que hay más obligaciones a cumplir. Y que no se me hable de rentabilidad, que la rentabilidad y a la vista está... se encuentra en todo cuanto aporta el conjunto ciudadano a la empresa que monopoliza el servicio urbano de autocares, la que económicamente “no se desenvuelve mal”.

            Y además hay que tener en cuenta el que no todo el mundo puede (o simplemente quiere) emplear el taxi, por lo costoso del mismo y más, si te lleva y ha de esperar a que tu recorras aquel amplio conjunto, el que se debe ver, con tranquilidad.

            Por tanto, yo, pienso que ni es difícil ni elevaría los costos generales gran cosa, si se adecua un servicio combinado de autocares, dos veces al día (mañana y tarde) y que con un intervalo de dos horas, llevara y recogiera a quien tiene deseos (o necesidades, pues hay que contar con ese factor) de ir a visitar el Castillo o sus alrededores; dos horas son tiempo suficiente para el recorrido e incluso descansar.

            ¿Qué cómo se puede realizar ello?. Pienso que si los autobuses ya llegan  tan cerca  por “la circunvalación”; simplemente adecuando una derivación que suba  hacia el Castillo y el Neveral , deteniéndose en el cruce de ambos destinos y brevemente, pues allí hay personas que viven y trabajan, y luego repitiendo el servicio dos horas después y en la tarde igualmente (llegando a las 10,30 y 12,30 y  16 y 18 , aproximado) estaba resuelto ello y se completaría un necesario servicio hoy inexistente y el que reitero, no altera los costos generales, creo que se autofinancia por si mismo e incluso, con el tiempo debe ser una más de las líneas rentables, puesto que al dar facilidades, las visitas de propios y extraños aumentarían, puesto que todos aquellos parajes tienen múltiples atractivos para la persona sensible o que simplemente, desea... “respirar aires puros”.

            Por descontado que hay que recabar una vez más, el que todos esos parajes necesitan cuido y vigilancia, para evitar en todo lo posible el gamberrismo y el esparcimiento de todo tipo de basuras, incluidos los peligrosos cristales de las botellas y “botellonas”, que algunos incivilizados y por tanto, indeseables individuos, dejan tras su paso, como fehaciente tarjeta de identidad del tipo de “personas “ que son.

            Igualmente es necesaria (lo he dicho y escrito aquí más de una vez) nuevas y más completas señalizaciones, de todo tipo, puesto que todo el conjunto las necesita y en tres idiomas (cuesta apenas lo mismo cuando se encargan de nuevo) español, inglés y francés y si me apuran un poco... alemán también, por cuanto son muchos alemanes y austríacos los que nos visitan y principalmente aquellos lugares por el atractivo que para “los pudientes”, tiene el parador y cuanto se puede disfrutar en el mismo.

            Significativo es tener en cuenta una señal en esos cuatro idiomas y que partiendo del parador, dirija al castillo y de éste... al mirador de la cruz (del que debe partir una escalera para poder leer el poema que hay a su pie y admirar desde allí, la cruz y  las lejanías “celestes y terrestres”) atractivos que hoy, la mayoría de visitantes foráneos no visitan, pues sinceramente creen que no hay acceso a los mismos y ello es imperdonable, puesto que lo que digo, se soluciona con “cuatro euros y pico”.

            ¿Queremos fomentar el turismo?... cuidemos “lo de dentro” con inteligencia y de forma práctica... no carguemos “todo” en fiestas y saraos como “Fitur u otros”.

Jaén: 06- Marzo 2001

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL