Nº 44

 

 

JAÉN: SIGUE LA DECADENCIA

 

            Hay que repetirse forzosamente; hay que reiterarlo y hay que trabajar por todo lo contrario de lo que viene ocurriendo, en esta provincia, que a duras penas tiene hoy los mismos habitantes que hace la friolera de ochenta años o más (1915/1920). Hay que insistir en que esto no puede seguir así ni es comprensible de ninguna de las maneras que nos lo planteen, los inútiles gobernantes provinciales del último siglo transcurrido; y da igual referirse a los de la monarquía anterior, los de la dictadura de Primo de Rivera, República, dictadura de Franco y todos cuantos han venido a situarse (apenas han traído nada digno de mención) con eso que dicen es democracia y que a todas luces (en el siglo de ellas la definió Montesquieu) no lo es. Jaén, la provincia de Jaén, sigue siendo una especie de granja de hombres, donde los más válidos y los más fuertes y sanos, se tienen que ir de aquí para producir en otras zonas.

            Todo gobernante que no piense que la mayor riqueza de su zona de influencia, son los cerebros de quienes administra o gobierna, es un gobernante malo o perverso y el que no merece gobernar ni en “la escalera de vecinos”. No se les “cae la cara de vergüenza” y callan como bellacos, cuando los periódicos y una vez más, nos tiran a la cara la global decadencia de una provincia tan rica como la nuestra.

            Se anunció hace ya tiempo y tristemente se ha cumplido. Lo mismo que aquel anuncio, la realidad ha venido en las páginas de Ideal. En aquel tiempo se dijo que una de las provincias llamadas a descender en su población era la nuestra y así ha sido; Ideal, de nuevo (22-11-2001) titula así y en titulares que son como grandes altavoces: “La provincia pierde 4.000 habitantes en la última actualización del padrón . el INE fija en 645.711 el numero de jienenses al 1 de enero de 2000” (en el último padrón los habitantes eran 649.662.

            La información nos consuela (es un decir) diciendo que en Granada se han perdido de forma parecida, pero la que más ha perdido en toda Andalucía, sigue siendo Jaén; luego si Andalucía es la cola de España... Jaén es la cola de Andalucía y (reitero una vez más) cuando hablemos de la provincia de Jaén, sepamos que estamos hablando de un territorio extenso y rico y que en kilómetros cuadrados equivale, aproximadamente a la mitad de, Holanda, ó Bélgica; al doble que Luxemburgo y el tan complicado, costoso y polémico país Vasco o provincias Vascongadas españolas. Quiero decir con ello, que en nuestra provincia cabe una población bastante más del doble de la actual y no estaríamos excesivamente poblados.

            El exceso de población concentrado en ciudades no es bueno y por ello, al igual que lamento el descenso en las zonas rurales, empiezo a preocuparme por el aumento de Jaén capital, la que a medida que crece, crece en problemas que no saben solucionar y de ahí el caos en que se está convirtiendo por la inutilidad de sus gobernantes municipales y que abarca un largo período de tiempo; puesto que es incomprensible la ciudad que nos encontramos hoy y donde cada cual hace lo que le da la gana en sus inadecuadas vías públicas y todo son parches y remiendos... hoy no hablo de delincuencia, pero sabido es que actúa donde le da la gana; por todo ello hay que no crecer tanto, si no se sabe controlar las consecuencias de ese crecimiento.

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL