Nº 46

 

 

 

NUEVAS COLONIZACIONES

            Fue en el reinado de Carlos III, cuando se hicieron unas muy importantes y necesarias colonizaciones ó repoblaciones dentro de la propia España, siendo ésta en aquella época, dueña aún del mayor imperio conocido en la historia del hombre. España se había derramado por el mundo y había dejado abandonadas, grandes áreas del suelo patrio. Más de dos siglos después, el abandono de las zonas rurales de España, ha dado como resultado el que muchas poblaciones hallan desaparecido, estén desapareciendo o van a desaparecer, mientras las grandes ciudades se llegan a conformar como monstruos inhabitables y cargados de todo lo pernicioso que genera la sociedad aglomerada a grados temerarios y que los gobernantes no quieren ver aún.

            No entro en detalles, pues reciente está mi artículo, titulado Las grandes ciudades y sus infiernos... y que algunos de ustedes habrán leído, ó pueden leer en mi web www.jaen.ciudad.org . (ARTÍCULOS VARIOS)

            Aún no ha empezado, la dispersión que llegado el momento, se hará por si misma, si es que los miopes gobernantes siguen sin darse cuenta, de que lo humano es precisamente eso... hacer humanas las poblaciones donde vive el hombre, el que masificado degenera enormemente. De cualquier forma y manera, observemos como ya y por decisión propia o por propio institno humano, todo aquel que puede, se va de la ciudad y sus barrios "hormiguero" y se instala a varios kilómetors (tierra y campo de por medio) en esas pequeñas ciudades o satélites ajardinados y donde, indudablemente, vive mucho mejor... lo terrible es que tiene que volver cada día a la ciudad y a su trabajo... pues ello es inevitable.

            Surge una lucecita de inteligencia en un pequeño núcleo, el que fundado precisamente en esa época al principio mentada, vegeta hoy con la mitad (aproximadamente) de los habitantes que llegó a tener, por cuanto se encuentra a caballo en la ruta Madrid Andalucía; puesto que es una de aquellas nuevas poblaciones, que aquel monarca, asesorado por buenos ministros, fundara a lo largo de las vertientes, al sur de Sierra Morena; con lo que aparte de poblar y producir nueva riqueza, limpiaba aquellas zonas de bandidos y gente de mal vivir. Como no había en España población suficiente, aquella repoblación se hizo con europeos de diferentes países al norte de Francia.

            El municipio a que me refiero es Carboneros, el que situado entre La Carolina y Bailén, es hoy uno de los más pequeños de toda la provincia de Jaén. Pues bien, su alcalde, Domingo Bonillo, ha tenido la feliz idea, de llamar a nuevos colonos y ya han decidido en el pleno municipal, el acoger a nueve familias ecuatorianas, con las que van a repoblar dos aldeas pertenecientes al municipio y cuyos nombres son, La Mesa y El Acebuchal. Ayudarán a dichas familias facilitándoles lo necesario para que puedan reparar las viviendas que allí existen y tras ello y con su trabajo, logren un asentamiento digno, como emigrantes.

            Felicitación sincera a este político inteligente, el que quizá sin saberlo, marca una pauta al propio Gobierno de España y a todos los autonómicos; doble felicitación por cuanto, los nuevos colonos son de habla y costumbres hispanas y ello es esencial para una verdadera integración y noten que hablo de idioma y costumbres, el color de su piel no importa, por tanto que nadie indique nada de racismo, el que no existe; y los pueblos se aglutinan por sus usos y costumbres, más que por cualquier otra cosa y ejemplo de ello, es la América Hispana, en la otra del norte, se practicó hasta el exterminio lo de que... el mejor indio, era el indio muerto.

 

 

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL