Nº 52

 

 

 

LA GRAN FALTA DE CIVISMO EN JAÉN

         La palabra civismo (Celo y generosidad al servicio de los demás ciudadanos) unida a otra de gran importancia, que es... educación (Crianza, enseñanza y doctrina que se da a los niños y a los jóvenes – cortesía, urbanidad); son dos palabras bien conocidas y enseñadas en las escuelas, pero las que al parecer, ahora o mejor dicho, hace bastante tiempo, no se enseñan y una gran cantidad de padres y por cuanto se ve, tampoco las saben y menos las enseñan.

            No hay nada más que recorrer las calles, viendo y observado el comportamiento de muchos (no todos, afortunadamente) individuos, grandes y pequeños, para comprobar la gran carencia que de esos comportamientos existe en la actualidad.

            Desde el mal trato de palabra e incluso de hechos, hasta la enormidad de restos de basuras mil, que se tiran en las calles sin respeto ni cuido alguno, por la limpieza y el urbanismo; pasando por ese energúmeno de motorista que te sale por donde menos lo esperas, incluso por acerados o calles peatonales... desde los miles de ruidos innecesarios o gratuitos que te pueden amargar hasta el descanso en tu propia casa y que pueden ir, desde los que provocan los tan cacareados y multitudinarios  botellones (reuniones de jóvenes para beber y armar escándalo nocturno) hasta el que provoca el vecino de al lado, con el tocadiscos ó la radio al máximo volumen y un etcétera muy largo y que me abstengo de enumerar, puesto que faltaría papel y espacio periodístico.

            Ya los extremos están llegando hasta la náusea, lo que cabrea a la verdadera ciudadanía, que ve impotente cómo las autoridades municipales y gubernativas, no hacen nada por cuanto y simplemente no les da la gana... pues leyes y reglamentos los hay y sólo hay que ejercerlos con el máximo celo y para que sirvan de escarmiento... ¿Para qué servirán la policía... y en este caso la municipal?... bochornoso el estado de policía (ver diccionario) que muestra la ciudad.

            Se está llegando a casos de verdadera barbarie y total falta de civismo, sin que nadie vigile, corrija, castigue y enseñe lo que verdaderamente se debe hacer... vean, los tiestos y pequeños jardines de por ejemplo, la calle Navas de Tolosa, que incluso es peatonal... están llenos de papeles, envueltas de plástico, envases incluso de cristal, restos de comidas o dulces, envases de helado, cuando no el propio helado derretido al lado de la planta, etc. Así no prosperan esas plantas y arbolado, salvo la durísima palmera... puesto que todos esos desechos, llevan azúcares, sales y otros venenos, que agostan y terminarán por secar las plantas, las que igualmente, algunas de ellas se muestran pisoteadas por pies humanos... añadamos a ello, el abandono de los responsables de la jardinería municipal, por cuanto las plantas está ya muy debilitadas, por hongos, pulgones y plagas propias de las plantas y las que nadie cura.

            Y el colmo de la desidia y mala educación, es para mí, lo que están haciendo una importante cantidad de desocupados y que fuman tranquilamente en las barandas metálicas de la Plaza de La Constitución... ¿Saben donde tiran las puntas de cigarro y lo que están empleando como ceniceros?... ¡Los centros de unas pequeñas y preciosas palmeras enanas que hay en esos jardines!... las que estos indeseables o irresponsables mayores de edad, terminarán secando, pues esos centros del arbolito es precisamente por donde brotan las nuevas hojas... la fuente del monumento al alfarero, siempre tiene plásticos, cajitas de tabaco, envueltas, etc.

            ¿Hasta dónde va a llegar... Señor alcalde... sabe que el primer responsable es usted?.

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL