Nº 57

 

 

 

 

AGUA: Ó COMO PELOTAS DEL JUEGO

 

            Desde que recuerde (soy testigo de aquellas “africanas” colas de cántaros y cubos en los “cañillos” públicos) el agua ha sido un grave problema en Jaén y gran parte de su provincia; inexplicable ello, por la gran riqueza de aguas que tenemos en ella; demostrando ello la cantidad de embalses, que simplemente existen para que se riegue gran parte de Andalucía. Por lo visto es antes la sed de los campos de grandes propietarios, que la sed y aseo de las personas que aquí vivimos... ¿motivos de todo ello?... la incompetencia y el servilismo político, de todos y cuantos aquí han mandado y del signo que fuere. Recordemos que el pantano del Tranco (es un ejemplo) data de los años treinta y su construcción se inicia en tiempos de la república.

            He escrito y hablado infinidad de veces sobre todo ello y mi último artículo, aparece en estas mismas páginas, el 11-06-02 (DIARIO IDEAL), con el titular muy significativo que afirma, que el agua es el eterno problema de Jaén y donde ya “bautizo”, el nuevo proyecto como “el cuento del Víboras”; pues así me lo va pareciendo ya que se va convirtiendo en lo del tan manido ferrocarril para Jaén. Dos días después se confirma cuanto en el mentado artículo digo; veamos. En Ideal del 13-06-02, se da la información de que en el Parlamento de Madrid (“que lejos y que distante de nosotros, siempre”) ha habido, otro enfrentamiento de “partidos de pelota” (de ahí mi significativo titular de hoy) y donde los contendientes de los dos partidos mayoritarios, se lanzan las pelotas ó mejor dicho, nos lanzan a nosotros como víctimas de sus abandonos y malos gobiernos (puesto que el asunto afecta a todos y todos ellos están “pringados” en este ya cuasi podrido asunto) y así junto al denominado “cuento del Víboras”, somos lanzados de una parte a otra de tan brillante hemiciclo y echándose la culpa los unos a los otros, nada sabemos en concreto. El pantano y como inmenso vaso de agua potable y necesaria, sigue embalsando tan vital líquido elemento, el que llegado el momento de las lluvias del próximo otoño – invierno, posiblemente rebase los niveles máximos y el agua habrá que aligerarla, para que en uno de sus ya tristemente históricos, “desmadres”; inunde campos, arrastre tierras al Guadalquivir y de paso, mate algunas que otras personas animales, etc.

            Y nosotros, los súbditos (que no ciudadanos) impotentes, seguimos contemplando tan inútil y pernicioso juego, de pelotas; mientras “los tales” siguen en su triste peloteo y esperando y consiguiendo sus renovaciones políticas que conllevan los suculentos sueldos que cobran cada mes... pues; ¿qué nos importa a nosotros si el gato es blanco o es negro, si al final ni caza ratones ni nos proporciona algo tan imprescindible como es el agua?; agua que reitero; sobra en toda la provincia de Jaén, la que ya hace décadas que debiera tener una interconexión con los más estratégicos embalses, para que no nos faltara nunca agua y en toda la provincia, puesto que al fin y al cabo... “es en nuestra provincia donde nos cae, llovida del cielo”.

            Y no, no crean los políticos que aunque impotentes, somos tontos; piensen que se están ganando a pulso, dos tipos de votos... el no votar... o el votar en blanco, puesto que cada vez más, nos planteamos la gran pregunta... ¿Votar, para qué?.

Jaén: 13 Junio 2002

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL