Nº 71

 

 

PLATANERAS Y PLÁTANOS EN JAÉN

(Evidencia de que “algo” está pasando en el clima mundial)

 

 

            Este verano, me he convencido por  mi mismo de cuanto vienen diciendo los científicos hace bastantes años… o sea, “que el clima está cambiando… pero en mi ciudad es que (opino), ya  ha cambiado”: veamos el por qué de ello.

            Me precio de gran observador y de “cosas” que la mayoría de gente no les causa (al parecer) ninguna sorpresa; y para mí si que ha sido, ver primero plataneras en Jaén y este año; una de ellas, con un  “racimo” de plátanos, más numeroso que los muchas veces observados por mi, en la denominada “Costa Tropical de Andalucía” (las de Granada y Málaga) y donde no sólo los plátanos, sino ya gran variedad de frutas tropicales, se cultivan con éxito y ello aumenta cada año.

            Pues bien; he venido observando en un jardín de un chalé y al aire libre; en un lugar donde tanto el frío como el sol abrasador, “pegan fuerte cada año”… que en ese lugar; y reitero, “al aire libre y sin ninguna protección”; un, quizá caprichoso propietario, se trajo o mandó traer una platanera, y allí ha crecido  lozana desde que pasan los fríos de invierno hasta que  llegan los del nuevo, que la han venido “acogotando” (no secando) y cada  año (lleva varios) ha vuelto a brotar, con igual fuerza y lozanía a las ya mentadas de las costas andaluzas. Pero éste año y. ¡Oh sorpresa!; la platanera se ha dividido en dos soberbios ejemplares y con la mayor sorpresa, de que uno de ellos, ha conseguido un gran racimo de plátanos que visto desde la calle y desde el automóvil, considero tenía  más de cincuenta frutos. El chalé para los curiosos, está situado, en la denominada “Loma del Arroyo” (por deformación: “del rollo”) y en la calle Perpetuo Socorro, esquina a la que baja a calle de La Luna.

            Ello es un espectáculo insólito y sorprendente, puesto que reitero; tanto mi ciudad (Jaén) como en la mayor parte de su extensa provincia, debido a su altura sobre el nivel del mar, y “el cruce de vientos” que la azotan (lo que dicho sea de paso, nos permite tener uno de los cielos más limpios de los de toda España); las temperaturas que soportamos, van desde los  “algunos grados menos cero, a los algunos más de cuarenta sobre cero” y con el agravante, que aquí  las temperaturas y debido  a esos cambios de vientos (norte/sur/levante: que predominan) las temperaturas y en sólo 24/48 horas, pueden subir o bajar diez o quince grados; “lo que es una delicia, puesto que  los cuerpos y más los un poco pochos, sufren lo que sólo saben los que lo padecen”.

            Así es que, como noticia puede no ser gran cosa, pero quién sabe… si éstas tierras que son las mayores productoras de aceite de aceituna (mal denominado de oliva) de todo el mundo… a lo mejor y a no tardar mucho, también producen “frutos tropicales”; lo que tampoco perjudicaría mucho al olivar, puesto que yo mismo, he visto grandes y buenos olivares… “en el desierto marroquí” donde viven perfectamente junto a las palmeras del desierto. También oigo a los hortelanos hablar “sobre cambios” notables en sus árboles y cultivos…?

 

Jaén: 17 de Septiembre del 2006

 

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL