Nº 73

JAÉN LA MÁS SUCIA DE TODA ESPAÑA

            Como nacido en Jaén, como amante de la limpieza y el orden; como enseñado en que “se puede ser pobre pero no guarro”; y en recuerdo de aquellas personas mayores que abnegadamente y con enorme trabajo y pocos medios, mantenían no sólo la casa limpia, sino que igualmente barrían cada mañana “la puerta”  y recogían la mugre y la entraban en casa, para luego y junto con los desperdicios, los llevara el “mugrero”… siento enorme vergüenza, que mi ciudad natal, haya sido calificada como LA MÁS SUCIA Y POR TANTO GUARRA DE LAS DE TODA ESPAÑA. Y ello ha sido difundido por todos los medios de prensa de España y también en el inmenso mundo de Internet, por donde… “circulan los desperdicios que los cerdos jaeneros dejan por las calles para que los recoja otro, o que el viento y el agua, los extienda por donde sea”.  La investigación la ha efectuado la organización nacional (OCU).

            Sí, puesto que son “piaras de cerdos y cerdas” (así hay que tratarlos) a todos esos que van por la calle, dejando… desde la colilla o funda del paquete de tabaco, al resto de bocadillo, envuelta de caramelo o chuchería, botella, o lata de lo que han bebido y hasta bolsas de basura dejadas en cualquier lugar, o incluso al lado de contenedores, puesto que esos cerdos o cerdas, les da “asco” el levantar la tapa y depositarlas dentro”; por lo visto desconocen “el necesario lavado de manos cuando se termina de trabajar con basuras”. Por descontado que los contenedores debieran estar mucho más limpios.

            No hablemos de los múltiples instaladores, electricistas, de teléfono, de instalaciones de gas, agua, albañilería, etc. etc.; la cantidad de restos de sus trabajos que dejan, en la calle y que no recogen y llevan, como es su obligación. Tampoco de los devastadores constructores de obras o albañiles, que ocupan calles con arenas y escombros y que no recogen como deben e incluso que dejan obstruidas tragonas o alcantarillas, que luego nadie va a limpiar; zanjas mal tapadas y un tan largo etcétera, que da “asco” tener que verlo y soportarlo con tan gran profusión.

            Tampoco hablemos de la invasión de folletos y propagandas que hay por el suelo de las calles de Jaén; los que repartidos a troche y moche (he visto dejar montones abandonados en escalones, por cuanto el repartidor dirá, “esto hay que acabarlo pronto y a cobrar”. Los que se dejan en el parabrisas del automóvil o en cualquier lugar, que como es lógico, la inmensa mayoría terminan en el suelo y luego invaden todo.

            De las cagadas de perro en jardines, calles y aceras, mejor no hablar. En Jaén hay que ir mirando al suelo, si no quiere uno llevarse  una mierda “a casa”.

            Si bien hay que reconocer primero, que gran parte de la culpa es la de esos “cerdos y cerdas” (hay que denominarlos así, para ver si sienten “algo” y rectifican)… pero qué duda cabe, que la mayor culpa es del Ayuntamiento y su alcalde, como primer responsable del mismo; sin que el resto de concejales no tengan su parte correspondiente de responsabilidad; pues todos cobran y cobran bien, de lo que les pagamos por imposición con los altísimos impuestos que ya soportamos.

            Disponen ellos (nosotros no) de una gran cantidad de policías municipales, que eso sí, los vemos pasearse con buenos coches y como si estuvieran en Nueva York (que por cierto es una de las ciudades limpias y bien cuidadas, en lo que a sanidad e higiene se refiere) pero que en nada se preocupan de su verdadero cometido, puesto que hay que recordarles a esos “municipales” y a su jefe (el alcalde) que… “POLICÍA SIGNIFICA LIMPIEZA Y ORDEN”… por lo visto no han leído el diccionario y no sabemos qué obligaciones contienen sus reglamentos, aparte de lo poco que hacen, pese a lo bien pertrechados que los tenemos los que les pagamos, pues parecen más que policías urbanos… “aquellos fantoches de los hombre de Harrelson” ¿recuerdan?

            Y por último una llamada a los profesores de enseñanza (que no maestros: que desaparecieron) ¿Es que no enseñan limpieza, orden y civismo en sus aulas (que no escuelas)… es que no es su responsabilidad, educar en todo lo necesario a las nuevas generaciones… para qué les pagamos el sueldo?... “y el mensaje va para los parvularios y así, hasta las facultades universitarias… en todas partes ha cerdos”.

 Jaén: 31 de Marzo del 2007

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL