Nº 81

JAÉN Y LOS FARAONES

            Me estoy acordando de aquel remoto hecho en que el nuevo faraón y para apropiarse de anteriores realizaciones faraónicas, ordenaba a sus picapedreros con toda rotundidad… ¡¡Que sean borrados sus nombres!! Y aquellos siervos, diligentemente borraban de la piedra, el nombre del faraón constructor de lo que fuere y en su lugar era inscrito el nombre del actual faraón. Así la soberbia del que se creía omnipotente, pretendía borrar de la historia, hechos notables que afortunadamente, algunos escribas ya habían inscrito en otros lugares y luego los arqueólogos, descubrieron mucho tiempo después la realidad de aquel “poderoso por circunstancias”, que sólo merece el desprecio y la risión de cualquiera medianamente inteligente.

            El ocultar realidades y reescribir la historia, es cosa repetida a lo largo del tiempo y lo tenemos ahora mismo en España, con esas historias que mandan escribir los nuevos “faraoncillos” allí  donde logran imponer su mando. Pero no ocurre ello sólo en el ámbito nacional, sino que en el regional o incluso en el local, la mezquindad del ser humano, realiza lo mismo que hicieran aquellos absolutistas reyes y “si pasa, pasa” y “al enemigo ni agua”, puesto que la batalla por el poder, sigue siendo eso… una lucha sin cuartel y sin miramientos de ninguna clase.

            ¿Por qué este preámbulo en un artículo local? No se necesita mucha explicación puesto que lo estamos viendo hace mucho tiempo. Se nos han ofrecido tantas cosas, que al final todo o casi todo ha sido mentira, o dejaciones incalificables, puesto que “el faraoncillo de turno no hace nada si no lo hace él sólo y sus mesnadas”… ¿el pueblo? Pues ya lo estamos viendo, cada cuatro años a votar y a esperar “promesas”.

            Aquí en Jaén todo tarda mucho, mucho… o no llega y cuando algo se hace con cierto acierto, hay que borrarlo de inmediato, al ser elegido el “nuevo faraón”. A estas alturas del artículo, supongo que el lector ya intuye que me refiero en concreto, a ese “Festival de Otoño”, que se supone “ha sido borrado”, puesto que era un logro, social y económico, bastante bien logrado o conseguido y para seguirlo y que siempre se diga, que lo iniciaron los anteriores, pues de eso… “ni hablar”; ahora se inventarán algo y como remedo “nos lo endiñarán”, puesto que “artistas de la plantilla habitual” (recordemos las huestes en lucha por el chapapote y otras cosas) hay para dar y tomar y total… como quién paga siempre, somos nosotros los contribuyentes, pues a tragar con lo que sea y encima pretenderán que quedemos contentos y agradecidos.

Tampoco los nuevos faraoncillos o visires, se han preocupado mucho de los desaciertos que hicieron los anteriores, salvo para despellejarlos; pues poco se ha visto en los ya bastantes meses transcurridos (“es claro que había que irse de vacaciones para descansar de la batalla ganada”) y por ejemplo; todo lo inacabado de la Avenida de Madrid, también del paseo de la Estación y tantas otras obras chapuceras, las van a arreglar los nuevos faraoncillos; puesto que dirán… “que queden ahí como recuerdo de lo mal hecho”… menos aún se va a hablar de esa devastación realizada, con la hermosa fuente que existía en Plaza de Coca de la Piñera, puesto que esta y siendo obra de los gobiernos de Franco (“lagarto lagarto”) si los del PP, temerariamente la tiraron sin estar seguros que iban a hacer lo que pretendieron, los del PSOE e IU, dirán amén… puesto que una obra más que desaparece de las realizadas por el “despreciado dictador”… que menos mal que dejó, entre otras… “unos cientos de pantanos y por ello tenemos la poca agua que nos va quedando”… pues estos, de pantanos, trasvases, plan integral y nacional de las aguas, ni hablar… puesto que, cualquiera se enfrenta a los otros “faraoncillos” regionalistas, separatistas, independistas y otras yerbas terroristas… ¿el pueblo…? Ya lo digo, a votar cuando los faraones lo manden y a esperar “a otros picapedreros”… y vengan días y vengan ollas… y eso sí… “promesas a millares”.

Torre del Mar (Málaga) 04 de Septiembre del 2007

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL