Nº 83

BANDAS DE MÚSICA POR LAS CALLES

             Desconozco si en algún pueblo (aún feliz y tranquilo) de la provincia, sigue existiendo aquella hermosa costumbre, que en domingos y días festivos; la banda municipal, salía para alegrar con sus músicas a todo el vecindario; incluso en día de toros, desde el ayuntamiento y tocando sin parar, esa entrañable banda, alegraba todo el recorrido interpretando pasodobles toreros… ¿qué queda de todo ello? Nada a apenas nada… pero seguimos pagando una banda municipal, al menos en Jaén.

            Por qué y sábados, domingos y días de fiesta, no se realizan recorridos por los diferentes barrios, alegrando a la ciudadanía con esas músicas, cuyos acordes no pasan de moda y alegran el alma… en un mundo tan estresado, ello sería una buena medicina.

            Puesto que si bien es cierto que… no siempre aceptamos igual tipo de música, en momentos, ninguna... el ruido o murmullo del agua, el sonido del viento a través de las agujas de un pino, el canto de uno o varios pájaros; nos relaja por cuanto el alma ha conectado con esos sonidos naturales. Y también es cierto; lo de las aglomeraciones de miles y miles de "fieles al ruido", es cosa reciente... antes se oía o no, música, pero siempre era respetada... incluso los niños y cuando los domingos (lástima que ello se ha perdido) a las nueve de la mañana, la banda municipal de música, recorría las principales calles del pueblo o la ciudad, tocando diferentes composiciones; las gentes salían a oírlos con respeto y agradecimiento; incluso los niños íbamos acompañando "a los músicos", hasta que llegaban a la plaza o el lugar asignado, en que terminaba el pasacalles y se interpretaba el concierto a las doce de la mañana... por tanto, aquellos músicos en su paseo, iban invitando a la  población al "plato fuerte", que sería el concierto dominical... y eran escuchados en silencio e incluso con veneración y si algún niño se "alborotaba", o se lo llevaba rápidamente su padre o su madre... o del repizco que le daba, se callaba de inmediato... ¿qué ha ocurrido después?... ustedes mismos, díganlo. ¿Por qué no rescatar ello… no hay voluntad… qué ocurre?

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL