Nº 92

PLAZA DE LAS PALMERAS Y “LOS PLATOS ROTOS”

            Desaparecida “la gran tienda” que montó allí una caja de ahorros catalana; poco después aparecieron otras más modestas y desaparecidas estas; han vuelto a instalar una gran tienda de “beduinos” (jaima) del desierto, que es una maravilla que sienta a la plaza, como a un santo “dos pistolas”. De nuevo el ayuntamiento abusa de los propietarios de la plaza; o sea el sufrido contribuyente que ve impotente como le ocupan de nuevo, espacios que son suyos y para su esparcimiento, no para otros negocios.

            Pero invito al que quiera a ir a ver (“los del ayuntamiento no ven”) lo que allí dejan estas “tribus nómadas”; vean con atención el suelo, van a ver, aunque sean cortos de vista; grandes agujeros, taladrados en el pavimento, con rotura de baldosas y que allí hay a docenas (no sé si a cientos: no los he contado); incluso “los beduinos de la jaima”, han clavado enormes ganchos de acero corrugado, para sostener las maromas, del tinglado, que es claro; necesitan ser sostenidas para que “el simún” del desierto de Jaén, no se lleve, la tetera, los dátiles  y demás utensilios de estos nómadas. Todo un éxito por el que indudablemente pido un aplauso para la nueva corporación.

            Vean también los jardines y arbolado de la plaza (el maestro jardinero municipal no lo ha detectado) y de lo que hablo lleva años”… higueras a punto de dar higos, palmera al pie de un magnolio (fastidiándolo) otras palmeras, moreras y “otras yerbas”; allí como en el resto de jardines, se va muy deprisa… vamos como dice el dicho de… “tente mientras cobro”… nosotros los vecinos que nos fijamos; pues contentísimos.

             Y está claro nuestro contento… como siempre seremos los que pagaremos tantos platos rotos… por otros.

 Jaén: 04 de Enero del 2007

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL