LA MISIÓN DEL ESCRITOR

               (Sueños y Realidades)

                             

      El individuo nunca puede ser objetivo con la certeza o exactitud que el mismo quisiera y en base a su más y mejor voluntad de perfección. El hombre, por tanto... es subjetivo puesto que es sujeto y como tal está sometido a sus propias dualidades, limitaciones, taras y todo cuanto se deriva de esa lucha interna mantenida siempre entre esas dualidades que conocemos (o creemos conocer) y que denominamos como espíritu-materia, cuerpo-alma... o como quiera que se quieran denominar esas dos partes que según la filosofía profunda no son dos si no cuatro principales ("cuaternario") seguidas de otras tres más y más puras (con las que se llega a formar el "septenario") y otras muchas más (según otros) y en las que se perdería el pensamiento más profundo, puesto que Blabatsky (Helena Petrovna) habla en uno de sus libros y de ésto nos dice... "que los elementos constitutivos del ser humano, son veinticinco"...?.

     Ante esa maravilla de microcosmos que somos cada ser humano, hay que manifestarse totalmente subjetivo y es bajo ese prisma, como yo me atrevo a escribir sobre el escritor. Lo hago bajo mis propias experiencias y por cuanto las múltiples vivencias y contactos humanos mantenidos a muchos niveles de toda la denominada "escala social", considero me permiten correr ese riesgo o albur en un mundo (o plano del mismo) en el que cada vez que se avanza, los horizontes son mucho más amplios y se termina siempre en la lapidaria frase que pronunciara el Sabio, en la que con toda humildad confiesa... "que sólo sabe que no sabe nada". Como sabemos, ésto es pronunciado nada menos que por el Maestro de Maestros y al que se conoce en "la corta Historia de nuestra Humanidad" con el nombre de... SOCRATES; el que sin embargo sí que sabía... ya que incluso en el hecho final, o sea el de su propia muerte, se refleja como una lección perenne de fe y esperanza.

     Pero en el turbulento vivir del escritor o pensante, ocurren muchas cosas; unas que capta el mismo sujeto y otras muchas que incluso transcienden a su entorno y que lo van rodeando de una aureola misteriosa o diferente a la generalidad de sus contemporáneos más cercanos a su vida y lugar donde reside. Esa singularidad está acentuada en el individualismo y particularidades de cada uno de los seres humanos (puesto que todos somos diferentes) y es la que (supongo) hace preguntarse a la gente (antes mentada) múltiples interrogantes, tratando de ver, analizar, saber o convencerse, de quién es y por qué existe "ese bicho raro" que se conoce genéricamente como "el escritor" y al que incluso le llegaron a fabricar una hipotética "torre de marfil", la que es inexistente, puesto que mientras más profundice "o se haga" pensador-escritor, el tal individuo romperá esa absurda torre marfileña y recorrerá a velocidad de vértigo el espacio interior y el exterior de su propio "Ser", perdiéndose o encontrándose constantemente en esas magnitudes que ni él mismo puede medir y menos calibrar, pero las que distan mucho -no se olvide ésto- de ser un reposo o resguardo de "miradas ajenas", ya que la soledad del yo pensante es -muchas veces- el caos más atormentado y la batalla más cruel e incierta que mantiene éste tipo de individuos en éste plano o planeta al que llamamos Tierra.

     Todo ello insta o mueve a las personas que conocen muy poco de la vida del individuo que piensa y luego se atreve a decir o escribir su pensamiento, a preguntarse... ¿por qué se es escritor?, ¿Nace o se hace el escritor?, ¿qué se pretende escribiendo?, ¿dice lo que piensa, o se engaña a sí mismo escribiendo?, ¿tiene miedo o siente inseguridades?, ¿es ingrato escribir?, ¿es gratificante el manifestar así el propio pensamiento o el captado?, ¿es trabajoso o agotador... el escribir?, ¿se valora -generalmente- en la ciudad o en el país de origen, o en el propio Mundo el trabajo del escritor?, ¿tiene enemigos?, ¿se considera él... enemigo de alguien?, ¿tiene convicciones políticas?, ¿es político o apolítico?, ¿se considera un líder de masas?, ¿tiene convicciones religiosas?, ¿es ateo?, ¿se puede dejar de escribir una vez dentro de esa especie de "odisea" particular?, ¿comprende su propia familia al escritor?, ¿y los que dicen ser o se autotitulan como sus amigos?, ¿qué concepto tiene el escritor de las fronteras políticas?, ¿y de las lingüísticas?... ¿qué opina del dinero?... ¿qué opina el poder, del linaje o la estirpe?, ¿qué le atormenta?, ¿qué necesita o le hace falta para ser conforme o feliz?, ¿de donde le viene la inspiración que tiene y a qué obedece ello?.

     Acabo de enumerar una serie bastante extensa de preguntas, pero seguro estoy de que las mismas se pueden ampliar aumentándolas hasta una cantidad mucho mayor y nunca se podría ultimar la interminable lista de interrogantes a plantear a quién, por sí mismo... ya se las hace y generalmente mucho mayores y bastante más profundas que las pueda hacer cualquiera de la generalidad de seres humanos y a los que conocemos como "masa".

     Bién... tratemos de contestar algunas de ellas si bién antes de ello me permitiré realizar un quizá extenso prólogo extraído por mi mismo desde ese "insondable" interior del "Yo pensante".

     Y...

     No nos engañemos más, nadie dice nada nuevo hace mucho, pero que mucho tiempo, simplemente repetimos lo que otros muchos ya han dicho, dijeron o han repetido... y sin embargo muchas veces nos parece que oímos "algo nuevo", lo que bién puede ser nuevo para quienes no lo sabíamos, pero seguro que es viejo en el tiempo y en el espacio... y alguien ya lo dijo de igual forma o bastante parecida en un más o menos lejano pasado.

     No obstante éste preámbulo voy a citar como hermosa cita "para todos los tiempos del hombre", las contundentes palabras de un famoso escritor francés-argelino, muerto relativamente joven en 1.960 a la edad de cuarenta y siete años. Pese a ello y en vida, tuvo el honor de recibir el mayor galardón que en éste planeta reciben los escritores, puesto que fue Premio Nóbel de Literatura en 1.957, por tanto cuando lo recibió contaba tan sólo cuarenta y cuatro años de edad.- Este escritor fue Albert Camus, autor de "La Peste" entre otras obras de relevante importancia literaria por su gran contenido.

     Cuando Albert Camus fue llamado a Suecia para recibir tan preciado galardón, pronunció dos conferencias en aquel país nórdico y en una de ellas, la que pronunciara en la Universidad de Upsala, entre otras cosas dijo...

     "La misión del escritor, del artista, es hablar por aquellos que no pueden o no saben hacerlo".

     Esta sola frase que es magnífica, sintetiza por si sola una gran labor a realizar siempre y que debiera ser como una obligación ineludible, de aquellos que tienen la facilidad de pensar, analizar su pensamiento y luego transmitirlo bién por la palabra o por la escritura, revestido todo ello (claro) de un máximo de honradez y honestidad verdaderamente humanas.

     Conviene, pues, que reflexionemos sobre las palabras que dijera en Upsala éste escritor universal, puesto que en "el mundo que hoy nos rodea y abruma"... es difícil orientar, es imposible -muchas veces- llegar a la verdad que cada caso requiere y es ello curioso y triste al mismo tiempo.

     Es curioso, por cuanto nunca dispuso el hombre de más medios para la comunicación e intercambio de pensamiento, para la enseñanza del mismo, para la educación verdaderamente cívica de las masas y en definitiva para inculcar una verdadera moralidad y progreso en todos los componentes de la actual Humanidad. Hoy tenemos, aparte de la palabra (principal vehículo comunicador de siempre) la máquina, la electricidad e incluso "la electrónica", para que a través de estos avances verdaderamente revolucionarios, fuese posible enriquecer aún más la palabra del pensador, proyectándola hacia el fin que por lógica debiera... pero no; hoy no nos sirven esos "maravillosos medios" para el fin a que los mismos debieran ir encaminados.

     Hoy (y he aquí lo triste del caso) todos esos medios masivos de comunicación (denominada erróneamente social) no sirven para que el individuo progrese, o al menos no sirven a la inmensa mayoría de ellos, puesto que no es progreso el sólo y exclusivo de índole material que "hemos disfrutado o estamos disfrutando" (quizá mejor debiéramos reconocer que hemos padecido y padecemos) puesto que para que ello fuese completo (o al menos mucho más de lo que ha sido y es actualmente) habría que haber adecuado esos tremendos medios de la llamada "comunicación social", a las necesidades espirituales de esa masa que debiera haberlas recibido, paralelamente a cuanto de ilusorio, alienante y vacío ha encontrado y sigue encontrando, pues esos medios al final... "han sido y siguen siendo concentrados y manipulados desde pocos centros de poder, desde donde son emitidos los falsos mensajes que interesan a quienes poseen éstos brutales medios de poder".

     Consecuencia de todo ello es el resultado de que hoy encontremos a una Humanidad vacía, o al menos con unos vacíos preocupantes por demás; y esos vacíos están produciendo a su vez, los ridículos planteamientos de la vida a través de la aún más ridícula sociedad de consumo y de "necesidades-vicios" que posiblemente entre todos hemos creado, mantenido y seguimos manteniendo en la actualidad.

     Tras un largo "rosario" de siglos de esfuerzo y constancia, ya que otra cosa no es la vida (la verdadera vida humana que pretenda un verdadero progreso durable y continuado) se nos ha inculcado idiotamente que la vida es fácil, que la vida es una especie de "Jauja", que el trabajar es de tontos, que el pensar "más de la cuenta" es de necios o ilusos, que -y es terrible analizarlo a fondo-... "la máquina lo puede hacer todo e incluso paralizar muchas veces al cerebro de muchos millones de individuos, que simplemente pasan a ser meras piezas de esa enorme máquina"... y nó, la vida no es fácil ni lo será nunca... "hace tiempo que empezamos a pagar éstos desfases" y me temo que los vamos a seguir pagando (y aumentando) en el futuro, puesto que aún podemos considerar todo ello como "unos preludios" de épocas mucho más duras que están por llegar y que según muchos indicios... "avanzan a grandes velocidades"; y donde -alguna vez- el hombre tendrá que volver a ejercer su constancia, su esfuerzo y su mejor hacer, para que estos móviles sean de nuevo el crisol que siempre ha forjado a los hombres y mujeres de todos los tiempos y que han sabido destacar y marcar "escuela" en todas las épocas en que el progreso de la Humanidad ha sido verdadero.

     Y nó... "no estoy propugnando nada retrógrado"... no estoy pidiendo que vuelvan -por ejemplo- "el arado romano, la azada árabe y su acequia, o la diligencia tirada por mulos o caballos"...¡Nó, absoluta y rotundamente nó!.

     Pero -pensemos-... ¿es medianamente positiva la situación de aceleración y velocidad en que nos han situado las circunstancias creadas por nosotros mismos y principalmente por los inútiles gobernantes que han dirigido las pautas a los habitantes de éste planeta denominado Tierra?.

     Analicemos en profundidad y veremos o notaremos que no y ello sólo a través de unos pocos ejemplos.

     El individuo está hoy más sólo que nunca lo estuvo... Y es precisamente la soledad y el aislamiento, "la peor enfermedad que puede padecer cualquier ser humano en cualquier lugar"... la soledad es beneficiosa para disfrutarla en períodos de meditación o reflexión más o menos profundas, pero no más.

     Hoy, el individuo se muere solo en una de las "modernas" viviendas que hay en esas gigantescas "colmenas" y nadie se da cuenta de ello, hasta que la corrupción de su cuerpo no expele los insoportables hedores propios de la descomposición de un cadáver y ello se detecta por que "los vecinos" entonces protestan y se dan cuenta del hecho, ya que incluso suele ocurrir que en algunos casos el cadáver "se momifica" y se tardan años en detectar la falta de aquel ser que murió en la más espantosa soledad y en el más ignominioso de los olvidos.

     Y en estos casos (que si bién son aún escasos pero parece ser que van en aumento progresivo) el individuo muere solo por que ha vivido y vive solo, porque ni llega a conocer a sus vecinos, ni ellos llegan a conocerle a él mismo, porque -tristemente- no se conocen muchos de los vecinos de la propia escalera "de vecindad"; porque cada cual "va a lo suyo", va deprisa y corriendo perdido y solo en el mundo, en el que -curiosamente- nunca ha habido tantos habitantes como hoy lo pueblan ni éstos han vivido "tan apiñados" como hoy lo hacen.

     Ello es debido a que nos han "mecanizado" tanto (antes lo he indicado) que muchos ya sólo somos eso, o sea... lamentablemente somos máquinas... unos simples engranajes más en la terrible cadena que forma la producción masiva de elementos de consumo y la que no tiene ningún escrúpulo en anular o destruir al hombre.

     Recordemos que hubo un tiempo (aún no muy lejano) en que el hombre luchó por no trabajar de "sol a sol", consiguió entonces un horario racional de trabajo que luego poco a poco lo ha ido reduciendo y al propio tiempo que reivindicaba -y conseguía- un mayor descanso y un mayor bienestar... ¿lo consiguió?... pienso que en muchos (muchísimos) casos no y veamos el por qué de ello.

     Hay quienes tras de conocer ese trabajo duro y de sol a sol, lograron las diez horas de trabajo al día, luego las ocho, luego las siete, la "jornada continua con reducción de tiempo de trabajo", uno o dos días de descanso semanal (aparte de fiestas y largas vacaciones) pero luego esos mismos seres... "se esclavizaron a si mismos" realizando su segundo empleo diario, por cuanto así creían que iban a vivir mejor -y es claro que no lo consiguieron.

     Y no sólo el hombre se esclavizó así, sino que la propia mujer lo siguió sencillamente por que si ambos trabajaban, podrían reunir mucho más dinero para comprar más y consumir más, pero seguro que para ser mucho más felices nó y ello es notorio. Si nó, veamos lo que ocurrió y está ocurriendo o ya ocurre con peligrosa abundancia y mientras más grandes las ciudades mucho más acentuado es éste problema.

     Al trabajar más de lo que debiera "ser normal", el propio hombre se está destruyendo en un estrés digno de mejor causa puesto que, vive amargado por la falta de sosiego y verdadero descanso y ello no lo consigue regular por mucho dinero que gane y si no sabe cortar a tiempo y al parecer no sabe... "dice que lucha y gana más cada vez pero cada vez gasta más y como en el gráfico ejemplo del burro, el arriero y la pértiga de la que cuelga la zanahoria... "este hombre hambriento de consumo, nunca llega a alcanzar la zanahoria que le satisfaga su ya enfermiza hambre consumista" y generalmente sucumbe o como mal menor, vive en una frustración y ansias permanentes que muy frecuentemente (reitero) acaban con él.

     Al trabajar la mujer casada y fuera del hogar, está infringiendo las leyes naturales del hogar humano, puesto que al quedar la casa vacía (la mujer es el principal soporte de la familia organizada como tal) ello se convierte en un atentado contra la propia familia, puesto que ni el esposo estará atendido ni los hijos debidamente cuidados y vigilados, ni habrá en esa casa el mínimo control que debiera existir siempre, para que la familia se desarrollase en ella con unos mínimos aceptables. No olvidemos -reitero- que la mujer es la piedra angular de cualquier familia digna de denominarse así y que la familia sigue siendo la piedra angular de cualquier sociedad verdaderamente humana.

     Consecuencia de todo ello ha sido y sigue siendo, la degradación familiar e individual que se observa a poco que uno se fije en ello; todos "van locos" y normalmente cada uno por un lado y bajo la única ilusión de ganar más... aunque en "ese ganar más" se dejen todos los valores por los que de verdad... merecería la pena luchar con ese ahínco.

     Así, vemos (y padecemos) que la delincuencia nunca ha sido tan abundante y variada como hoy lo es y ésta, se desarrolla en gran medida entre los seres más débiles de la sociedad, o sea los niños y jóvenes, los que faltos de control y con muchas cosas que les incitan y que están a su alcance... "simplemente roban (muchas veces ello se inicia en el seno de la propia familia) y aunque inicien ello de forma casual o por "simple aburrimiento", luego muchos suelen continuar y pasan a grados mayores..."nunca ha habido tantos presos en las cárceles ni tantos delincuentes fuera de las mismas, los que es de suponer están en la calle por cuanto "ya no caben en los establecimientos carcelarios"...?.

     Nunca se ha bebido tanto alcohol como hoy se bebe. Y el alcoholismo viene hoy no del vino (que bebido con moderación es hasta beneficioso para el organismo) sino de tanta bebida concentrada como se consume, las que suelen tomarse con la ayuda del hielo... en cantidades enormes, ya que es en el alcohol donde más fácilmente ahoga sus penas el individuo de esta absurda sociedad de consumo que hoy invade a casi todos... de aquí a las drogas no suele haber mucha distancia puesto que éstas, incluso llegan a ser consumidas mezclándolas con el alcohol, cosa que realizan muchos insensatos buscando un mayor aturdimiento (que no goce sano) o quien sabe si lo que muchos buscan es ya un rápido suicidio que les libre del estado amorfo en que ya se encuentran... "de hecho gran cantidad de jóvenes están muriendo trágicamente y como consecuencias de no se sabe bién que...?".

     Nunca ha habido tantas deudas pendientes o tantos incumplimientos de pagos, tantos compromisos incumplidos, tantos fraudes, tantos escándalos, tantas estafas, tanta corrupción y ésta ya se da con suma abundancia en las "altas esferas o altos estamentos, en que se actúa ya con plena impunidad"... y nunca -en definitiva- ha existido tanta irresponsabilidad individual y colectiva y tanta falta de la simple educación elemental y cívica que caracteriza a una sociedad medianamente civilizada; todo se ha convertido en impunidad, derechos... "están ausentes los deberes y obligaciones personales y colectivas... no hablemos de las del tipo gubernativo a muchos niveles y que denotan el que "algo" se está viniendo estrepitosamente abajo y amenaza inminente ruina total"... ojalá que no se produzca ello

     Todo ello nos dice a los que queramos observar fríamente no cerrando los ojos ni los oídos... que ya vivimos en una sociedad grandemente enferma... "muy enferma"; que hay que procurar entre todos el ir corrigiendo ésta enfermedad ya casi crónica, para que con la ayuda de todos, nuestros hijos y nietos puedan (en el futuro) agradecernos una sociedad mejor, ya que de seguir tal y como vamos... "pienso que nuestros hijos y nietos"... serán los primeros que el día de mañana (puede que algunos ya lo estén haciendo hoy) sentirán desprecio total por nosotros y ello es triste y terrible al mismo tiempo.

     Por otra parte, la misión del escritor, poeta, filósofo, pensador y artista, es ser como un fiel y veraz notario de la época en que vive y la que tratará de vivir con la plenitud responsable del intelectual que cree ser y por tanto; deberá dejar constancia de ello... "mediante esas actas notariales antes mentadas".

     Tiene por tanto que "cabalgar al tigre" y ello no en el sentido oriental de ésta frase ("si lo descabalga se mata en la caída y es devorado por éste") sino en el sentido de que ha de cabalgarlo como lo que es y representa... como "el tigre de la vida" y al que tiene la misión de cabalgar o montar, embridar, estimular, frenar, acariciar, castigar y dirigir; en otra metáfora... "deberá ir siempre en la cresta de la ola"... y precisamente a la velocidad que el ritmo de la plena actualidad le marque en cada momento de la misma.

     Hablo siempre del escritor consciente y preparado (sea éste hombre o mujer)... por tanto este "ser" ("superior o inferior puesto que...¿quién tiene medida para cosas tan sumamente delicadas?) tiene que situarse siempre, muy por encima de la política demagógica, aún cuando (y que duda cabe) es en sí mismo un político nato; igualmente ha de situarse muy por encima del dinero, la demagogia que todo lo ensucia, destruye y anula. Ha de estar por encima -incluso- de "la carne" y de todo lo mezquino que hay en su entorno... ya que el verdadero escritor, pensador, y filósofo, empieza a serlo precisamente cuando ya conocidos y saboreados... "todos los sabores que al mundo y su Humanidad vuelven locos", empieza a no comprender nada de nada... comienza por tanto a sopesar, analizar y por tanto a deducir y es claro que  entonces... precisamente entonces, es cuando empieza a "crear".

     No será enemigo de nadie, por tanto no tendrá que temerle el político o gobernante honesto; si por contra el demagogo, absurdo o temerario, puesto que "su látigo" orientará -en consonancia a su inteligencia -y potencia- al primero, pero "no dejará vivir" al segundo y al que por todos los medios a su alcance y con la sutileza de una inteligencia bién desarrollada... tratará de ridiculizar o desenmascarar en todo momento a su alcance.

     Respeten pues y oigan ambos al escritor, poeta, filósofo o "creador", procúrenle un merecido reposo y el suficiente reconocimiento... el intelectual (cuando es medianamente cultivado o puro) es sencillo y poco ambicioso; sabe positivamente y de manera firme, que de "éste mundo" poco se podrá llevar. No por ello deja de ser vanidoso (todo ser humano lo es) y necesita y pide que le sea reconocida su labor, puesto que precisamente ese será "su principal estímulo y alimento" para seguir creando; para seguir caminando sobre una senda que ni el mismo sabe quien se la marcó... pero en la que está convencido que tiene que estar o permanecer... ya que él -"rara avis"- es en sí -y sin que nadie lo acreciente- un ser desgraciado, atormentado, sumamente sensible, pacífico y no violento; salvo que se le provoque demasiado y hasta un cierto grado... pues entonces puede transformarse en algo diametralmente opuesto (y no hay violencia peor que la que en su momento puede desarrollar aquel que no parecía violento); ya que entonces -calculador y frío- éste, acabados los razonamientos que en su mente se plantee, cuando decida... "el camino de la violencia", sólo le detendrá la muerte; muerte a la que no teme en absoluto, puesto que -seguro- en ella ha pensado muchas veces y precisamente como "una liberación" a sus atormentadas deducciones, sobre un mundo en el que aún viviendo en él y amándolo, no llega nunca a comprender... sabiendo que morirá con "esa angustia y dudas".

     Este ser -o seres- al que me refiero, no será nunca dogmático, tiránico o intransigente, aparentará ser "dictador" y por cuanto cree... que "el que se atreve a dictar es por que sabe hacerlo" (considera que dictador es una cosa y tirano otra muy diferente) es poseedor de fortísimas convicciones, lo que no insta a que por otra parte sea en su interior bastante "inseguro" de su propia y fuerte seguridad. Este ser o seres son conscientes de que ellos son simples "hitos" de una inmensa senda, variadísima y maravillosamente rica y compleja. Saben que nada llega a ser plenamente insustituible, puesto que son sabedores de que todo cambia y se transmuta, de que nada es nuevo, de que en el futuro... otros seres lo han -necesariamente- de cambiar, puesto que saben que el Universo no se detiene y que lo que se cree progreso... "es sólo tránsito y nada más".

     Valórese pues en su justa medida a escritores, poetas, filósofos, así como a otros creadores o artistas.

     Estos -los verdaderos- viven entre los hombres, ven, sienten y sufren y también gozan con ellos... o mucho más puesto que suelen ser mucho más sensibles y son por tanto, las piedras "maestras" o angulares de la sociedad donde se desenvuelven y gravitan con nobleza, sensibilidad, honestidad y entrega que ha de caracterizar siempre al escritor, al poeta, al filósofo... al gran número de verdaderos artistas y creadores, ya que los "otros", son simples y pobres pseudotales, los que quieren y no pueden, tratan de ser y no son, vocean pero nada dicen, nunca crean... como máximo copian y citan; son seres inferiores que, "entre la élite y la masa"... de una huyen y a la otra no alcanzan; ni a una quieren ir ni a la otra pueden. Por ello, precisamente por ello, llegan a ser los peores enemigos de unos y otros, puesto que "azotados" por su orgullo y mezquindad, se revuelven y agitan, se les produce la consabida envidia (la que incluso llegan a camuflar de insincera admiración); son por tanto, los peores traidores del escritor, poeta, filósofo, pensador o artista verdaderos, que con su genio crean... ya que como parásitos o sanguijuelas, viven de éstos y de éstos succionan o chupan; es así... y así se acepta.

     He aquí, pues, la misión del escritor... el que así se estime o crea que "simplemente lo demuestre"; puesto que como muy bién dijo el poeta... "caminante, no hay camino... se hace camino al andar".

     Andemos pues, cada cual nuestro propio camino... aunque bién meditado... "el camino es sólo uno", lo que ocurre es... "que unos van delante y otros necesariamente han de ir detrás". Tendámonos pues la mano, unos a otros... "mirémonos como hermanos", nunca iguales porque ni lo somos ni lo seremos, pero ello no resta un ápice a esa Humanidad... la que es tan inmensa como inmenso es el Cosmos... como inmensa es... la Creación Total.

     Todo cuanto antecede lo escribo en el año 1.980 y por tanto han pasado "cuatro largos lustros"... veinte años casi y... ¿qué ha cambiado y si ha cambiado... ha sido a mejor... a peor?... sea la realidad que se muestra a la vista de... "todos los inteligentes"... la que conteste esos interrogantes.

     En lo antes reflejado también se contestan muchas de las preguntas que al principio inserté en éste escrito, si bién no con la concreción que cada una de ellas requeriría; puntualicemos pues, algunas y contestemos a ellas con la subjetividad que al principio mencioné y razoné, creo que suficientemente.

     ¿POR QUE SE ES ESCRITOR?: Se es escritor por pura necesidad de serlo, por cuanto el individuo que vive la vida, está dotado de cierta sensibilidad y por ello mismo... camina por ella como "una inmensa esponja"; absorbe mucho, analiza todo cuanto puede y llegado el momento, "tiene que gritar o escribir", puesto que caso contrario posiblemente "reventaría". Pero téngase siempre en cuenta que muchas de esas afirmaciones o respuestas del escritor, son en realidad... "veladas preguntas" al Universo que le dió la vida y la inteligencia, las que le fuerzan a "hacer lo que hace".

     ¿NACE O SE HACE EL ESCRITOR?: Pienso que las dos cosas. Como creyente que soy, creo que Dios dota a cada individuo con unas aptitudes o capacidades determinadas y ellas, vienen con él ya "en el claustro materno", si bién ha de desarrollarlas a lo largo de toda su existencia (es verdad aquello de que... "se nace y se muere aprendiendo") la que incluso creo que le viene igualmente marcada por esa Divinidad que otorga el Ser y la Vida. Y si es cierta (como parece serlo) la teoría de "la reencarnación" y transmigración de las almas siempre en sentido progresivo... estarían explicadas muchas de las cosas que no entendemos ni tienen explicación en ésta vida  y que tampoco encuentra el escritor por inteligente que se le considere. Digo ello por cuanto la teoría o filosofía que propugna la reencarnación, nos dice que en éste mundo se desarrollan las múltiples experiencias aprendidas en otras múltiples reencarnaciones anteriores... "por tanto ni todo empezó aquí... ni todo acabará en ésta vida, que es simplemente de tránsito".

     ¿QUE SE PRETENDE ESCRIBIENDO?: Mil respuestas podrían darse y ninguna reflejaría la realidad del escritor y el por qué escribe; quizá sea todo ello algo así como un "muy concentrado" grito, el que dice siempre... "yo siento y veo cosas y casos, que la inmensa mayoría de seres parece ser que ni lo notan". ¿qué es lo que ocurre o me ocurre?... resultado... siempre más angustia que paz.

     ¿DICE LO QUE PIENSA?: No, nunca, ningún escritor (pienso) se atreverá a plasmar todo cuanto pasa y ocurre en su mente o en su yo interior a lo largo de "su larguísima vida"; dirá muchas cosas, unas claras, otras veladas; pero siempre se llevará a la tumba mucho de lo que pudo decir; al fin y al cabo es un ser de carne y hueso y siente el mismo miedo que otro cualquier ser, amén de la inseguridad y las dudas de si mismo que sufre y padece con inusitada intensidad. De ahí lo de "larguísima vida", por cuanto "sus días" son intensos y muchas veces de interminable duración, en especial... muchas de sus noches.

     ¿ES INGRATO ESCRIBIR?:Indudablemente que si, puesto que las satisfacciones son muy escasas, en contrapartida de las insatisfacciones y los riesgos que se corren al exponer opiniones que, generalmente... molestan a los sectores más preponderantes de cualquier sociedad, puesto que el escritor y por imperativo de esa labor que vino a realizar (y que antes mencioné)... es algo así como decía el antiguo sabio griego... "es el moscardón o abejorro que siempre está molestando con su aguijón... o con el desagradable zumbido que producen sus alas cuando vuela".

     ¿CUESTA TRABAJO ESCRIBIR?: Indudablemente que sí; muchas veces es incluso agotador; y es (posiblemente) el mayor trabajo que existe por cuanto de gran esfuerzo mental, conlleva el plasmar las ideas que se saben captar y elaborarlas luego para que sean entendidas por una mayoría de gentes, puesto que el lenguaje a emplear siempre, debe ser el más normal de todos y siguiendo las enseñanzas de los grandes seres que pasaron por este mundo... los que, cuando hablaban para grandes masas, siempre empleaban ese lenguaje entendible para la mayoría de quienes les escuchaban.

     ¿SE VALORA SUFICIENTEMENTE AL ESCRITOR?: Pienso que tan poco, que no merece la pena reflejarlo (sólo suelen hacerlo "unas minorías limpias y culturalmente preparadas"). Es, generalmente cuando ya está muerto, cuando se realza su obra y se le da un mayor valor... o se lleva a la realidad de lo que el quiso decir  y dijo en su momento. España, tiene como triste ejemplo y a nivel mundial, nada menos que a Miguel de Cervantes Saavedra, el que... "a los cien años de su muerte y por el interés de un personaje extranjero... se recupera su obra y se lanza a la fama que luego consiguió"...?.

     ¿SE PUEDE DEJAR DE ESCRIBIR UNA VEZ DENTRO DE ESE MISTERIOSO MUNDO DEL PENSAMIENTO Y LA ESCRITURA?: No, creo que no; pienso que de alguna manera, el que escribe en éste mundo tiene alguna conexión con "algo del otro mundo denominado superior", que lo ata y obliga de por vida a seguir escribiendo. Lo triste del caso es, que muchas veces ni el autor se explica a si mismo el por qué de ello... "simplemente sigue el impulso cuando se produce el ambiente que le obliga a escribir"... pues (sépase) "no todos los momentos son propicios para realizar la verdadera escritura".

     ¿TIENE CONVICCIONES RELIGIOSAS?: Tras analizar todos los credos y religiones que ha podido, es indudablemente un individuo con convicciones firmes; pero al mimo tiempo, se siente incapaz de practicar lo que las grandes figuras religiosas (Grandes Maestros) han predicado. Vuelvo a recordar que es un ser... "de carne y hueso" y ello condiciona mucho; ahora , eso sí; no será hipócrita y no hará lo que no le convenza mínimamente. Simplemente mostrará con honradez su impotencia y convivirá respetando... "con cualquiera que esté convencido de los ritos que practica y a los que jamás ofenderá", ya que antetodo, él, quiere ser respetado; así que estará siempre dispuesto a respetar y comprender a todos los demás.. salvo en los fanatismos e intransigencias y los consiguientes anatemas, que son nefastos y muy peligrosos y que suelen producirse cuando existe cerrazón humana y la peor de todas es; la que podemos sintetizar de la siguiente forma cuando existe enfrentamiento religioso... "mi Dios es mejor y más poderoso que el tuyo y además es el único y verdadero...?".

     ¿SE CONSIDERA LIDER DE ALGO?: No, por cuanto para conseguir el poder en éste mundo se necesita una lucha absurda que él no comprende. Sabe que está capacitado para "realizar algo más que la generalidad de los hombres", pero ello lo ve lejano y por otra parte, el poder no le atrae; quizá por cuanto es quien mejor sabe valorarlo y por ello deduce que el mismo es una carga enorme muy difícil de llevar; puesto que el que aquí conocemos como "poderoso", generalmente se sirve siempre del poder y casi nunca ocurre todo lo contrario, que es... "el sueño utópico que bulle en la mente del pensador o escritor" y cómo generalmente... "el escritor suele estar casi siempre en soledad, se limita a esparcir semillas y las lanza al aire como lo hacen las coníferas, algunas de las cuales suelen dar la vuelta al mundo polinizando a sus contrarios... u opuestos...?".

     ¿LE COMPRENDEN SU FAMILIA Y AMIGOS?: No, ya dije que es "una rara avis" y la que generalmente no se comprende ni a sí misma; dichoso el que encuentra esa comprensión, la que yo dudo que alguno la haya logrado en la medida que necesita en muchos de los momentos de su vida y precisamente por sus estados de angustia.- Y aún poseyendo o sobrándole de todo lo (material) que los demás humanos desean o ambicionan. Dije antes y lo afirmo de nuevo... que es o se considera un ser desgraciado, por cuanto vive en un mundo al que cada vez comprende menos y en el que llega a encontrarse raro... "muy raro".- Por otra parte... "la familia cree que le ha sido impuesta por el destino y ha de sufrirla o aguantarla" y en cuanto a la amistad, recuerda lo que le dijera un "viejo muy viejo y hace muchos siglos"... "si encuentras a lo largo de tu vida a un verdadero amigo, siéntete feliz... si a dos, siéntete un Dios y a tres'... "no busques al tercero... no lo encontrarás"...?.- En definitiva que tanto a la amistad como al amor los considera algo mucho mas importante y sublime que lo que aquí en éste plano... "generalmente se ve y se demuestra"... "el cree que si ello existe debe estar en otros planos o en otras esferas y en otras vidas".

     ¿QUE CONCEPTO TIENE DE LAS FRONTERAS POLITICAS Y LINGüISTICAS?: Que la mayoría de "tinglados de este tipo" son enormes absurdos, hechos y realidades que interesan (sólo) a sectores o simples individuos perversos... para enfrentar a individuos o masas de diferentes pueblos o etnias; siempre en beneficio (material) de determinados grupos o intereses individuales, que en general, están muy lejanos del pueblo, la familia y el individuo. Pretextos para continuas guerras y disputas, para que siempre surja... "el río revuelto que esperan siempre y debidamente camuflados y fuera de riesgo alguno... los pescadores de turno".- Mientras los pueblos, o sucumben o vegetan impotentes... El Escritor (con mayúsculas) sueña con un mundo sin fronteras y una lengua común a todos los habitantes de la Tierra (sin eliminar ninguna vernácula) para que a través de ella, sea establecida la verdadera comunicación entre los hombres y mujeres de todo el planeta"... Pero ello está aún muy lejano y precisamente por lo antes dicho de intereses mezquinos.

     ¿DE DONDE LE VIENE LA INSPIRACION?: Ya lo he anotado cuando he reflejado lo concerniente a "si el escritor nace o se hace", pero puedo decir o añadir que... parece ser... que existe un Mundo Superior, el que es llamado o denominado como el de... "las ideas o arquetipos", y de esa universal e inagotable fuente, "beben algunos escritores" y a los que alimentan las denominadas "Musas", que son las que les traen constantemente nuevos caudales para que el que piensa y luego escribe; los interprete y traduzca, en base a esos esfuerzos y constancia a los que antes me he referido y si es que de verdad..."está preparado para esa labor o misión a realizar".

     ¿QUE OPINA DEL DINERO?: Que tristemente es, "el dios moderno y el moderno y bíblico becerro de oro". Que, en éste mundo, es el primer poder y por ello... así marcha la Humanidad. Que por tal motivo y necesidad perentoria de ese "oro o dinero", el inteligente, lo tiene que emplear necesariamente, pero siempre como un medio nunca como un fin; pues está plenamente convencido de que el dinero, como fin, es la mayor calamidad que puede sufrir una persona, ya que en éste segundo caso, pasa el hombre a ser esclavo del dinero y por tanto a estar siempre a su servicio -muchas veces- en cuerpo y alma... "sólo piensa en añadir ceros a la derecha en las cuentas de sus tesoros...?". Cuando el inteligente, es y hace todo lo contrario, o sea, poner el dinero al servicio de si mismo y como individuo que lo posee y controla; y a través de ese poder material, llegar a la mayor y mejor formación intelectual o espiritual que pueda conseguir a lo largo de toda su vida, consiguiendo así, grados de libertad superiores a los de otros hombres... y quede claro, que no tiene que ver nada la cantidad con la calidad; o sea, "que hay y habrá seres que son infinitamente más libres, poseyendo la centésima parte que otros que posee cien o mil veces más" (la medida la ha de marcar el propio e inteligente individuo, que sabe dominar a esa especie de "caballo desbocado" que es el dinero..."cuando no se sabe controlar".

     ¿QUE ENTIENDE POR LIBERTAD?: Llega a la conclusión de que la libertad... "la tan cacareada libertad humana"... es como estar en "una gran cárcel"... Sé, que ésto no puede ser comprendido por muchos, pero esa es la deducción propia puesto que la deducción es sencilla, al menos para mi; o sea... a mayor libertad más responsabilidad, aunque generalmente ocurra sobre la práctica todo lo contrario y es por ello por lo que se ha deformado la verdadera libertad y lo que se practica es un libertinaje... "mientras más libre es el individuo inteligente, mejor autodominio tiene que tener sobre si mismo, de lo contrario, está perdido"... ya que, es el propio individuo, el que se esclaviza a si mismo y es por tanto su propio y peor opresor". Quizá aquí y como final de "éste mi monólogo-discurso"... la grandiosa frase de la Filosofía y Cultura Oriental, la que previene para que... "nunca el hombre cabalgue al tigre".

 Antonio García Fuentes

(En novela: 'DIÁLOGOS CON MI AMIGO EN LOCO')

        ****************

    

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL