A L    S O L

Hace poco lo leí

y me sorprendí...

mejor dicho me...

sobrecogí.

Volví a leer el texto,

en aquella noticia de prensa,

que científicos avalaban y

en la que aquellos hombres...

demostraban o afirmaron...

Y decían, que tú...

¡O Sol!... ¡¡ Vivías !!,

puesto "que tu corazón"...

¡latía!... y latía.

Así... cada minuto,

medido en "ésta Tierra"...

tu corazón se movía...

y a este ritmo... ¡Latía!;

y se agitaba en tus entrañas e...

inconmensurables masas...

ígneas... movía y.

Las que lanzadas hacia,

fuera de tu enorme masa...

incalculables fuerzas y energías...

por el inmenso espacio esparcía.

Me sobrecogí -digo- al valorar,

con mi pobre "ser"... o mente,

ese... "tu rítmico latir".

Recordé algo leído u oído...

transmitido por los sabios...

que decían haber... sabido.

Que todo el Universo... ¡Vivía!.

que "todos sus componentes eran vida"...

o que... "vida contenían".

Y tú... "Padre Sol", si lates,

estás vivo... como ser vivo...

¡Das la luz y la vida!... pero,

¿quien dará el ser?...¡¡ El Supremos Ser!!.

Pero...¡Oh maravilla!...

si yo soy pequeño o diminuto

en el cosmos...

tú tampoco eres "el grande"...

en el Universo...

¿de quién recibes tu latido?.

Por ello vuelvo a pensar sobrecogido.

¿De quién recibes la fuerza y poder...

de tu latir... lo sabes acaso?...

o tú, tampoco aún... lo has sabido.

Yo almenos se que... vivo y

de tí dependo...¡O Sol!...

pues sin tu luz y energía,

yo, (aquí en la Tierra) no,

"nunca sería"... o hubiese sido.

 

Pero vuelvo al principio,

o sea a... "ese corazón tuyo",

que cada minuto mueve...

tus inmensidades de fuego.

 

Y pienso en el "otro corazón",

el humano... el que para poder,

mover un cuerpo, tiene que multiplicar...

"casi por cien"... "su insignificante...

y muy precario latir... o latido".

 

En Jaén: en la mañana del 26 de Agosto de 1.995

(Incluido en mi libro: Cuentos y Relatos, 1997.

 

AL LUCERO DEL ALBA

 

Ya se va la noche,

ya sus negros velos...

se diluyen.

Ya le tenue luz,

del nuevo día...

se aprecia en el aún,

negro horizonte

 

Van (ya) viniendo

las claras...

del nuevo día.

 

Siempre o casi siempre,

allí en la lejanía,

se divisan pequeñas nubes;

y en un momento...

¡Se ve ya al astro!.

 

Ya está allí...

en el centro de

la claridad...

¡Venus!... que brilla.

 

Reflejando ya sí,

la brillante luz de...

su padre (y nuestro),

el Sol... "el Astro Rey".

 

Siento en mi alma paz,

sosiego, serenidad...

viene sereno un nuevo día,

viene de nuevo la luz y

la vida... el afán de vivir

y el deseo de seguir...

caminando "en el camino".

 

El Sol "viene de nuevo"

y brillará impasible,

a las pocas felicidades y

a las muchas tragedias,

del... "humano mono,

o del mono humano".

 

Pero ello que importa ahora,

yo de nuevo veo...

al "lucero del alba" y

y siento paz y sosiego...

y siento serenidad y esperanza;

sí... sobre todo esperanza.

 

¿Por qué siento ahora

y aquí... así...

de ésta manera?.

 

No lo se... tampoco,

me importa...

¡Soy inocente!.

Por ello siento y confío...?.

 

9 de Mayo de 1.995

(a las seis treinta de la mañana   

y subido en un autocar en marcha)

(incluido en mi novela LA VIDA DE UN VIAJANTE 1999.

 

LA SONRISA DEL HAMBRE

¿La felicidad de éste mundo?

 

Me intriga,

me estremece...

me llena de meditación,

esa enigmática sonrisa.

 

Esas sonrisas de quienes,

dicen que pasan hambres.

De esos seres de...

otros países.

 

De esos "otros mundos",

que dentro de éste (la Tierra)

"dicen que pertenecen a...

los terceros"...?.

 

Pero esos tercermundistas,

poseedores de las máximas hambres,

cuando aparecen en la T.V... muchos de ellos

generalmente mujeres y niños,

"lucen" unas bellas, bellísimas sonrisas.

 

Tienen o poseen unos,

dulces -dulcísimos- ojos,

unos rostros limpios -limpísimos-

rostros que enternecen, que estremecen;

que asombran a quienes...

"les vemos o miramos".

 

Son las más limpias sonrisas,

son los más bellos rostros,

son los más desgraciados seres (dicen).

¿Estarán... estaremos equivocados...

al no comprender esas sonrisas?.

 

¿Cual será la peor hambre?...

la verdadera "hambre del ser"...

¿el comer y el beber?.

¿El pensar en el ser o no ser?.

 

Fueron dichas... aquellas bienaventuranzas,

que dijera "Aquel"...

a quien crucificaran después...

Quizá El... "se olvidó de alguna...

o algunas"...?.

 

¡Bienaventurados los que sentís,

el hambre en vuestra "barriga"...

pues mientras pensáis en llenarla...

no pensaréis en "el después".

Ese después de "lo físico",

ese querer después llenar,

las inmensas hambres del...

Ser... sentir y pensar...?.

 

Bienaventurados (pues) los que,

sintiendo "las otras hambres"...

aún sabéis mirar y sonreír...

tan limpiamente... y ello, nos

obliga a pensar... a meditar,

a considerar que quizá sea,

otra... "la verdadera realidad",

de ésa pequeñísima partícula que,

late en El Cosmos...

o sea... "el individual Ser"...

en su humano... "gravitar"...?

 

 

En Jaén: 22 de Septiembre de 1.996

(En el "Club 63")

"retocado mínimamente al siguiente día".

(incluido en mi novela: LA VIDA DE UN VIAJANTE, 1999.

 

EL PRIMER ENCUENTRO

 

Como "la" Aurora...

suavemente viniste,

como el atardecer y el Sol...

suavemente te fuiste.

La paz trajiste...

la paz te llevaste...

sólo hubo paz.

 

 

Jaén, 31 Enero 1.995

 

EN UN LUGAR DE ESTA TIERRA

 

Pobre iluso,

aquel ser...

había creído poseer...

a una estrella.

 

Creyó poder volar

por su espacio y

ni siquiera llegó...

a ver su cielo.

 

Pero la estrella existió...

y le llamó...

incluso... le habló.

 

Le habló de amores,

de ilusiones y pasiones...

de quimeras y temores...

¡De miedos y tentaciones!.

 

Incluso se atrevió a hablarle de...

Religión... a él, que había ya,

con "los dioses" comulgado...

 

Pero la estrella insistió y

le habló de la Religión de...

aquel Cristo.

 

Aquel Cristo... el que,

"sólo dijo y predicó"... algo,

hermoso y sobrehumano.

 

Pues predicó el AMOR,

el perdón... la comprensión y

se compadeció como "un dios"...

de todos... "de todos"...

los pobres humanos.

 

Y así dicen que murió...

llorando... y

simplemente diciendo.

 

Amaros los unos a los otros,

como yo siempre...

¡Os he amado!...¿-?.

 

En la ciudad de Jaén y en "sólo diez minutos" del día 10 de Febrero de 1.995 (sobre las 19 horas de aquel día).

 

PUEBLO: ¿Qué es un pueblo?

 

Pueblo, para mí, es:

aquel "que siembra su grano",

aquel que lo recolecta,

aquel que lo muele y obtiene...

"su harina", amasa la misma y

así obtiene "su pan".

 

Por igual o parecido sistema,

ese pueblo, obtiene cuanto necesita:

por cuanto lo produce,

por cuanto lo intercambia u obtiene,

con el dinero que consigue,

a través de la venta, de cuanto

produce y... "le sobra".

 

Pueblo que "es capaz"...

hasta de, "poner y quitar a su rey...

o gobierno" y todo ello,

sólo con el trabajo de la inteligencia...

"y en la más absoluta justicia y paz"

 

Y así, pasando por todas "las escalas",

llega hasta curar a sus enfermos,

enterrar o cremar a sus muertos,

introduciendo éstos en la Madre Tierra,

ó en el Padre Mar... "o quemando éstos,

en piras funerarias", para que sus pavesas:

"viajen por el espacio estelar".

 

Pueblo es... "el que ha buscado, o encontrado;

a su Dios ó "dioses" y con ellos ha logrado,

vivir y obtener la paz ("cosa difícil")...

en éste insignificante mundo mortal,

donde lo que impera es... "la impiedad".

 

¿Cuantos de esos pueblos...

aún quedan en el mundo?...

"mundo de esclavos y parásitos".

"mundo donde muchos hemos olvidado,

obtener con nuestro propio trabajo...

hasta... nuestro propio pan".

Mundo donde "hasta las hormigas tienen esclavos"...

y "hasta las ratas tienen parásitos" y...

donde "lo normal es parasitar" y tristemente...

hasta está "mal visto", el trabajar,

para simplemente... "obtener nuestro propio pan".

 

Jaén: 20 Agosto 1.999 ("de doce a doce treinta de su mañana")

 

 

ATRAS / PAGINA PRINCIPAL